Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 131: Tienen que tratarla con respeto.

Capítulo 131: Tienen que tratarla con respeto.

Aurora bostezo y miro a su grupo que estaba animado.

“Esta es mi primera vez viajando a Japón, estoy emocionado.” Comento Andrés con una sonrisa.

“Oh, si yo también…” Murmuro Nicole igual de animada.

“¿Es así? Pensé que, con estos grandes portales, ustedes viajarían por todo el mundo.” Dijo Cithrel con curiosidad.

Usando los portales cosmos podrían viajar a las grandes ciudades de gran parte del mundo y por un boleto cuyo precio bastante bajo.

“Bueno, he ido a otra parte de vacaciones con mi familia, pero las vacaciones son costosas…” Explico Andrés con una media sonrisa avergonzada.

Era cierto que el precio para ir a otro lado del mundo era ‘barato’, pero no es como si ellos que antes solo eran menores y estudiantes pudieran hacerlo siempre que desearan.

Andrés y Nicole venían de una familia promedio y si bien se podían permitir vacaciones no es como si pudiera permitirse viajar a todas partes.

“Por cierto, ¿en Terra nova tienen portales de este nivel?” Pregunto Érica cambiando el tema.

Ahora mismo estaban esperando en la fila para usar los portales cosmos y viajar a Asia, específicamente al ‘país del sol naciente’, Japón.

“Si, el imperio Falion tiene grandes portales de este tipo tanto militares como para viajar comúnmente. También tenemos navíos voladores que son utilizados como sus aviones, pero con una menor velocidad.” Respondió Cithrel pensando detenidamente en los medios de transporte.

Un navío volador sonaba como algo de fantasía y se ganó la atención de todos los estudiantes.

“Su Alteza, también existen carruajes voladores y trenes mágicos.” Agrego Venali que rara vez hablaba.

“Cierto, los carruajes voladores son algo más comunes en estos tiempos y en cuanto a los trenes, tratamos de replicar algunas de las hazañas de los terrícolas y aplicarlo para las personas comunes de todo el imperio.” Afirmo Cithrel asintiendo con una sonrisa.

Cuando vieron ‘Terra nova’ usando la máquina virtual pudieron verla como era antes en el tiempo de los jugadores y no como era actualmente.

Que ellos pudieran viajar a este mundo no solo hizo posible que ayudaran a los terrícolas para enfrentarse a los demonios, sino que significo una oportunidad para aprender de los terrícolas… Tal como los terrícolas aprendieron en Terra nova.

Como ya estaban por adentrarse a los portales cosmos, el grupo se quedó en silencio y espero su fila.

Pasaron por los controles y luego se adentraron al otro lado.

Solo unos pasos y se encontraron al otro lado del mundo en Tokio en tan solo un instante.

Lo primero que notaron no fueron todas las personas que estaban alrededor del portal cosmos, sino que las decenas de negocios de todo tipo que se encontraban alrededor.

Comida, bebidas, aperitivos, recuerdos y todo tipo de negocios con carteles llamativos y brillantes, algunas veces con personajes de ‘anime’ en ellos.

Las palabras extrañas tomaron forma ante los ojos de Aurora y en tan solo un instante pudo entenderlo por completo, gracias al ‘bautismo’ de la iglesia del conocimiento.

Como no deseaban quedarse interrumpiendo el paso ellos se alejaron de la salida del portal, pero sus miradas estaban por todas partes.

Tanto Cithrel y Venali como los estudiantes miraban con entusiasmo mientras que a veces las personas de los alrededores devolvían la mirada a ambos extranjeros de este mundo.

Venali tenía cabello corto lo que lograba que sus largas orejas quedaran al descubierto, y a pesar de que Cithrel tenía el cabello suelto y sus orejas no eran visible, su cabello azul era llamativo.

Su cabello suave y brillante hizo que todos sintieran que era natural.

“Creo que pensaran que hacen cosplay…” Murmuro Leslie con un tono entretenido.

Aurora también pensó lo mismo, pero dirigió la mirada a la mujer que se estaba acercando a ellas.

“¡Bienvenidas!” Exclamo Akira abrazando a Aurora y luego saludando a los demás mientras que a su lado Shao Ya también daba un saludo.

Luego la mirada de Akira se dirigió a Cithrel y Venali.

“Son muy guapos.” Murmuro Akira con un tono lleno de fascinación.

“Su Alteza Cithrel Falion y su acompañante Venali Virsalor.” Presento Aurora y mirando a Akira que estaba bastante animada por la belleza de Cithrel, señalo. “Yoshihisa Akira, nuestra empleadora durante este fin de semana y mi amiga.”

“Muchas gracias por dejarnos venir.” Dijo Cithrel bajando la cabeza suavemente y dando una sonrisa sincera.

A su lado Venali también hizo lo mismo.

Ese tono agradecido y ese respeto que venía de una princesa, lograría que algunas personas se pusieran nervioso.

Era normal, el grupo de estudiante que era cercano a ambas, todavía tenían dificultades para tratarla comúnmente.

“No hay necesidad de agradecer, es más yo estoy agradecida.” Respondió Akira y con una media sonrisa miro a Aurora y comento. “Pensé que por su trabajo no vendría, pero me alegro de que todo se solucionara.”

Aurora solo sonrió al verla contenta.

Esto podría ser una misión, pero también era una forma de volver a reunirse y disfrutar de un pequeño descanso… Aunque, últimamente también sentía que estaba de vacaciones todos los días.

“Bien, vamos. Hoy tengo muchas cosas que quiero hacer.” Declaro Akira y notando la mirada curiosa de los presentes dio una gran sonrisa y comento. “Tenemos que visitar muchos lugares… Y comer comida deliciosa.”

Las últimas palabras fueron agregadas para Alice que parecía aburrida, logrando que ella lo mirara con ojos brillantes tras escuchar esas palabras mágicas.

Aurora se sintió ligeramente presionada.

En primer lugar, si Akira ‘compraba’ a Alice, entonces significaba que seguramente quería atarla a ella para realizar diferentes cosas hoy.

Tal vez estaba siendo paranoica…

Dirigiéndose al estacionamiento ambos grupos al ser muy grande se dividieron en dos autos, siendo uno conducido por Akira y otro por Shao Ya.

Entonces, ambos salieron del estacionamiento de los portales cosmos encontrándose con enormes edificios a la primera.

Estaban en el centro de la gran metrópolis y los edificios llenaban la ciudad a primera vista.

Algunos eran de diferentes compañías y empresas nacionales de diferentes tipos, otros eran de empresas internacionales que tenían sus propias sedes en este lugar.

Cithrel que venía en el auto de Aurora miro por los alrededores deslumbrada por los grandes edificios.

Lo maravilloso no eran los edificios en sí, sino que…

“Son muchos edificios.” Murmuro Cithrel mirando los alrededores.

Clémentine que también se encontraba en el mismo auto, asintió de acuerdo con ese murmuro.

Los edificios eran más numerosos que la ciudad Zerzura o la Ciudad Atlántida.

Tal vez no eran tan alto, pero eran bastante.

“Debido al ‘Gran Cataclismo’ y el aumento de la fuerza de la naturaleza, la región de Shikoku y Kyūshū fue tragada por el mar. Si bien no fue algo que paso de repente, fue un proceso rápido que hizo que el gobierno japonés ordenara que las personas se movieran a otra parte del país que estaba indemne. Ahora es común ver una gran cantidad de edificios residenciales en las grandes ciudades.” Explico Akira con un tono historiador mientras conducía.

Algo parecido sucedió en áfrica con el bosque mágico que se extendió por gran parte del centro del continente africano, pero aquí dos regiones e islas de gran tamaño fueron tragados por el mar.

“Es una tragedia…” Murmuro Cithrel y con un suspiro, declaro. “Y la evidencia de la fuerza de los elementos.”

Que el elemento agua se hiciera tan denso y empezara a actuar a causa de la energía mágica, sin duda demostraba de lo que era posible la magia y la ‘naturaleza’.

“Es cierto, una tragedia que durante años fue difícil sobrellevar, pero Japón no fue el único país que sufrió.” Comento Akira con un tono simple y con una sonrisa, agrego. “Perdimos muchas cosas, pero ahora nos estamos recuperando con una mayor fuerza.”

El gran cataclismo golpeo a los países de diferentes maneras, algunos de una forma más dura y otros más trágicas.

La naturaleza fue imparable, pero al menos la humanidad tuvo tiempo para reducir los daños.

“Ahora Tokio es una de las áreas más pobladas del mundo con unos de los sistemas de transporte más vanguardista de la tierra.” Declaro Akira con un toque de orgullo y dando una sonrisa, explico. “No solo tenemos una gran red ferroviaria y de subtes, sino que tenemos un sistema de portales a corto alcance que permite que los ciudadanos se puedan mover a las principales áreas para realizar su trabajo.”

Era cierto que la población aumento de forma exponencial cuando esas dos regiones se hundieron, pero lograron sobrellevarlo.

Las personas se recuperaron obteniendo trabajo en diferentes áreas y los problemas de transporte causado por la sobrepoblación se fueron solucionando de diferentes formas, hasta que lograron aplicar un sistema de portales a corto alcance.

Permitiendo que las personas viajaran de un lugar a otro de forma rápida.

La construcción de grandes edificios permitió que la ciudad no se extendiera demasiado, siendo posible dejar las áreas verdes indemnes o reducir su daño al mínimo.

En su momento más complicado diferentes empresas e iglesias ayudaron a llevar los problemas de encargarse de esa ‘migración masiva’, buscando un proyecto sustentable a largo plazo.

Con la tecnología y desarrollo mágico actual la mayoría de los problemas de contaminación y sobrepoblación en el mundo estaban siendo solucionados.

Hace decenas de años era un temor los problemas medioambientales como el deshielo de los polos, ahora a causa de la energía mágica esos lugares eran extremadamente fríos y se habían extendido cientos de kilómetros.

La investigación genética y mágica de los cultivos para aumentar su producción y reducir los efectos colaterales negativos de los cultivos masivos eran algo común en el desarrollo actual, tal como lo vieron en la empresa cosmos.

La energía mágica trajo consigo muchos problemas, pero también hizo posible que se encontraran nuevas soluciones a problemas que acosaron a la humanidad durante un tiempo.

Akira mientras conducía por la calle señalo algunos lugares interesantes y explico algunos asuntos menores tanto a Clémentine, como al dúo extranjero.

Aurora estaba seguro de que Shao, Ya que estaba en el otro auto con los demás, era igual.

No, tal vez Shao Ya era más explicativa a pesar de que no era una japonesa, después de todo esa mujer parecía más conocedora que la misma Akira.

Se notaba que Akira estaba dando un corto viaje para mostrarle un poco de los alrededores, ya que paso por algunas calles que estaban abarrotadas de carteles y luces de todo tipo.

Carteles, imágenes holográficas y todo tipo de efectos visuales eran comunes en algunos edificios.

A veces se encontraban con algunos dibujos e imágenes holográficos de algunos personajes de ‘anime’ y otras veces se encontraban con videos de famosos japoneses patrocinando diferentes tipos de servicios u objetos.

Los héroes también estaban presentes con sonrisas elegantes hablando de seguridad o patrocinando alguna marca en particular.

“¿Esa es una elfa?” Pregunto Cithrel dudosa al ver a una elfa rubia modelando para una marca famosa en una proyección holográfico.

“Oh, si es bastante conocida en el ámbito de la moda.” Respondió Akira asintiendo como una gran conocedora y mirando a Cithrel por el retrovisor, pregunto. “¿No quieres ser una modelo? También creo que tienes una buena imagen para convertirte en un ‘Idol’.”

La expresión de Clémentine tembló tratando de aguantar su risa.

“¿Idol?” Pregunto Cithrel curiosa.

Alice en respuesta señalo en los televisores en donde se trasmitía un concierto en donde unas jovencitas bastante agradables a la vista estaban cantando y bailando, mientras el público gritaba con entusiasmo.

“He aprendido a tocar algunos instrumentos, pero el canto no es mi fuerte.” Respondió Cithrel con un rechazo sutil y dando una sonrisa animada, agrego. “En cuanto a modelaje, lamentablemente ya tengo trabajo.”

Su tono era divertido e hizo reír a los demás.

Ser la princesa heredera de un gran imperio… Sin duda era un gran trabajo, uno bastante agotador.

Viajando por varios minutos al final llegaron a un área particular de edificios que era bastante grande.

Entonces, Akira estaciono su vehículo en el garaje de unos de los gremios que estaba en el lugar, específicamente…

Gremio Tormenta Helada.

El cartel de gremio estaba a la vista de todos cuando salieron a la vereda.

“Todo ese edificio pertenece a nuestro gremio. Si soy sincera, somos un gremio de tamaño mediano, pero no esforzamos por crecer.” Comento Akira con una media sonrisa.

No había orgullo, sino que su comentario sonaba sincero.

“Eso es demasiado humilde…” Murmuro Érica mirando el edificio del gremio.

Era un edificio bastante alto y grande, pero se notaba que todo ese lugar pertenecía al gremio de Akira.

Comparado con el grupo de mercenarios de Aurora, Akira tenía un gran gremio bajo ella.

“Si, lo es. Su gremio es lo suficiente grande como para tener influencia en el gobierno japonés y con la suficiente fuerza como para tener varios grupos de Rango A bajo de ella, sin hablar de que apoya a decenas de jóvenes tratando de ‘cultivarlos’.” Comento Aurora y mirando a Akira, bromeo. “Ahora estamos ante una poderosa jefa, tienen que tratarla con respeto.”

Shao Ya se rio ante esa broma que hizo que Akira se avergonzara.

En áfrica parecía un Rango S muy normal, pero en verdad era que ella era una poderosa líder de un gremio de tamaño mediano.

Que sea de ‘tamaño mediano’ significaba que no había un Rango SS o SSS en él, pero eso no significaba que fuera débil.

Era lo contrario, los gremios de tamaño mediano eran la fuerza principal de cualquier país y necesitaban ser tratados con respeto.

Bajo Akira trabajaban cientos de personas y había varios grupos de Rango A entre ellos.

Eso significaba que mantenía a varios grupos obteniendo para ellos objetos, pociones o cualquier utilidad que fuera necesaria, apoyándolos por completo.

“La aventurera ‘Tempestad’ es muy conocida en Japón… Una joven con 21 años que creo su gremio y en un par de años lo hizo crecer de forma exponencial, sin duda es muy conocida.” Agrego Alice con una mirada malvada tratando de avergonzar a Akira aún más.

Aurora asintió como un pollito ante ese comentario aumentando el efecto.

La vergüenza venia de que las personas que la alaban eran Aurora y Alice, esa era la debilidad.

“Déjense de bromas y síganme.” Declaro Akira poniendo un fuerte valiente.

“¡Entiendo jefa!” Exclamo Aurora lo que hizo que Akira temblara un momento.

Sin embargo, Akira solo se contuvo, ya que hasta Shao Ya estaba dando una sonrisa entretenida.

A donde se dirigieron fue al hotel que estaba al frente del gremio.

El hotel ocupaba todo un gran edificio y era bastante grande, pero también agradable.

“En este hotel se quedarán, ya les diré cuáles son sus habitaciones. Puede que no sea extremadamente de lujo, pero seguramente será reconfortante.” Comento Akira con una sonrisa.

El diseño de la sala no era elegante ni de lujo como los otros hoteles, sino que estaba dando un ambiente hogareño.

“El edificio tiene todas las comodidades, áreas de entretenimiento y relajación junto a un gran comedor muy variado.” Explico Akira y con una sonrisa amigable, declaro. “Pueden pedir lo que necesiten y el hotel tratara de proveerlo.”

“Este hotel también es de Akira…” Intervino Aurora logrando que todas las miradas dieran a parar a Akira.

Sin dejar que Akira pudiera decir algo, Aurora con una sonrisa orgullosa, declaro. “¡Este es el nivel de un Rango S!”

Un individuo raro que no solo tenían fuerza, sino que tenía riqueza e influencia si así lo deseaba.

“¡Oye!” Exclamo Akira con vergüenza ante la actuación de Aurora, y tratando de evitar la mirada alegre que le deba, declaro. “Vayan a sus habitaciones y prepárense para hacer turismo… ¡Empezaremos desde ahora!”

Aurora sabía que Akira estaba pensando en ‘vengarse’, pero solo obedeció riéndose entretenida… Tenía que admitir que había valido la pena.

******

Akira se dirigió a su oficina mientras caminaba entre los trabajadores de oficina que se encargaban de asuntos administrativos.

A espalda de cada gremio se encontraban decenas de personas trabajando para apoyar a esos individuos que arriesgaban sus vidas en las mazmorras.

No era mentira que los gremios de aventureros eran como pequeñas compañías, pero estas estaban centradas en aquellos individuos con poderes.

Los trabajadores comunes se encargaban de apoyarlos.

“¿Ya llegaron?” Pregunto Aeko vestida formalmente como siempre cuando venía al trabajo.

“Si, y Aurora se burló de ella.” Comento Shao Ya que seguía Akira y con una sonrisa, explico. “Ya sabes, por su juventud y sus logros.”

“Oh…” Murmuro Aeko dando una sonrisa alegre.

Akira ignoro su mirada lo mejor que pudo, pero al final no pudo resistirse hablar.

“Bueno, se burla de mí, pero no es como si ellas fueran solo pequeñas mercenarias… Y son un año más joven.” Declaro Akira sin poder resistirse.

Ella lideraba un gremio de tamaño mediano que ciertamente tenía cierto grado de fuerza, pero tanto Alice como Aurora derrotaban señores de la guerra en secreto… ¡Estaban a niveles diferentes!

Lo peor es que ellas realizaban ese trabajo antes de que la misma Akira empezara su gremio.

Akira entro a su oficina y miro a los documentos que estaban en su escritorio priorizando cuales eran importantes para terminarlo.

“Puedes dejarlo, me encargare de ellos. Si quieres puedes ir a hacerle compañía.” Declaro Aeko con un tono profesional.

Aeko en su equipo era la vice capitana, pero en el gremio general era la segunda persona de mayor poder.

Es más, la mayoría de su grupo estaban divididos en diferentes secciones del gremio realizando diferentes trabajos.

No solo eran el grupo más fuerte del gremio, sino que también eran jefes en diferentes áreas.

“Es cierto, has estado trabajando muy duro para este día, puedes dejarlo a nosotras.” Declaro Shao Ya con esa suave sonrisa que siempre daba.

Akira tenía que admitir que tenía sentido de que Shao Ya sea admirado por todos los novatos, ya que con esa sonrisa tan cálida la convirtió en la ‘hermana mayor’ que todos deseaban.

Aeko a su lado asintió estando de acuerdo.

La misma Akira había trabajado constantemente los días pasados para tener un tiempo de descanso para este momento, pero si ella fuera sincera las vacaciones de mitad de año fueron demasiado.

De esa forma se tomó su trabajo en áfrica con Aurora, ya que se alejaba de todos los documentos y asuntos de interés.

“Bien.” Dijo Akira tras suspirar y ocultando su sonrisa, agrego. “¿Puedes pedirle a Santiago y Oscar que acompañen a Andrés cuando sea necesario? ¡Quiero llevar a las demás a una gran fiesta de compras!”

No podía negar que estaba emocionada, pero también esta era una venganza.

Tal vez Andrés se sienta incomodo al ser el único hombre en todo el grupo de mujeres que estarían comprando, así que era mejor que cuando llegaran ese momento Oscar y Santiago se lo llevaran a algún lugar de su interés.

Además, sin ningún hombre le permitiría avergonzar a Aurora… ¡Ella no dejaría pasar su venganza!

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.