Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 132: Turismo en Japón.

Capítulo 132: Turismo en Japón.

Empezando desde la mañana desde el distrito Asakusa, Akira empezó con un lugar considerado como el más tradicional de Tokio.

En ese distrito visitaron una de las calles comerciales en donde encontraron diferentes tipos de objetos a la venta como recuerdos para llevar y otros objetos tradicionales de la cultura japonesa.

Como también se encontraban algunas tiendas de dulces típicos, todos disfrutaron probar algo de gastronomía local, especialmente Alice que probo todo lo comestible que encontraba.

También visitaron el ‘templo Sensoji’ considerado el templo más antiguo de Japón en el proceso.

Disfrutar de una cultura diferente era maravilloso, pero como el día era bastante corto era difícil poder disfrutarlo con la atención que merecía.

Como se había empezado con algo tradicional, Akira luego los dirigió al grupo al ‘santuario de Meiji’ unos de los santuarios sintoístas más populares.

Actuando como una experta se había preparado para este viaje, ella explicaba la historia detrás de los lugares que visitaban, siendo una guía bastante excepcional.

Como un fin de semana el lugar estaba repleto con miles de personas de diferentes culturas que habían venido a través de los portales cosmos.

Cithrel y Venali disfrutaron de la arquitectura del santuario que incluso para los demás estudiantes era admirable.

También lanzaron algunas monedas a la caja de ofrendas y realizaron la reverencia común, cuando esa actividad era realizada.

Al final del recorrido visitaron el ‘parque Yoyogi’ para relajarse y tomar un descanso a la vez que disfrutaron del ambiente natural del área.

Lamentablemente estaban en otoño y no pudieron ver las flores de cerezo que tan llamativo eran en primavera, pero pudieron observar el enrojecimiento de las hojas de los árboles también conocido como el ‘momiji’.

Caminar por el parque disfrutando los colores rojizos de las hojas fue ciertamente agradable.

A pesar de que Cithrel venia de un mundo mágico en donde seguramente había visto lugares que solo podrían ser descrito como de ‘fantasía’ para los terrícolas, estas áreas para ella eran maravillosas.

Incluso la silenciosa Venali disfrutaba del ambiente a su modo y como elfos, o al menos medio elfo en el caso de Cithrel, ellas disfrutaban estos ambientes.

Cuando llego el mediodía y la hora del almuerzo, se entró en un momento tenso –para Alice- de elegir un restaurante al gusto de todos.

La gastronomía japonesa era muy variada y sus negocios muy diferentes con cada lugar especializado en diferentes temas.

Sin embargo, Akira como conocía muy bien a Alice decidió tomar un camino seguro y los llevo a un importante restaurante de la zona, en la cual se contrataban diferentes chefs especializados en diferentes tipos de comida típicas japonesas.

Desde platos de carne de ‘Kobe’ con un precio muy alto con estilos de cocina japonesas, platos de pescado que incluían el sushi y otros tipos de platos de fideos como era el ‘ramen’.

Si bien se especializaba en diferentes tipos de comida japonesas, también se encontraban platos que usaban ingredientes mágicos para darle un mejor sabor y mayor calidad a esos típicos platos.

El restaurante era muy permisivo y para nada elitista lo que era bastante agradable, ya que tenían disponibles todo tipo de platos desde los más comunes a platos gourmet únicos.

Con ‘sake’ a su lado como bebida para probarlo, todo el grupo disfruto el almuerzo de alto nivel.

Luego de volver al hotel descansar unas horas, volvieron a salir otra vez a un nuevo destino y con nuevos acompañantes.

Esta vez Santiago y Oscar se unieron junto a Shao Ya y Aeko que estaban libres durante la tarde.

Su destino fue unos de los barrios más populares del área, ‘Akihabara’.

Conocido por ser un importante centro de electrónica del país, pero también por ser unos de los lugares más importantes con influencia en ‘videojuegos’, ‘anime’ o ‘manga’.

Era un lugar muy variado en donde no solo podrían encontrar importantes tiendas de electrónica de todo tipo, sino que debido al desarrollo tecnológico se podían encontrar áreas de entretenimiento impresionantes.

Apenas llegaron notaron edificios con carteles de videojuegos, anime o manga, pero también proyecciones holográficas realistas en los alrededores de los ‘personajes’ más populares.

Tiendas de ‘cosplay’ y disfraces eran comunes, siendo algunas personas que llevaban sus ‘cosplay’ mientras caminaban por las calles.

Cithrel y Venali se llevaron toda la atención debido a sus figuras y su raza, logrando que algunas personas le pidieran fotos como si fuera famosas… Claro, cuando tomaban valentía.

Nadie podía confundir el aura y la belleza de un elfo cuando se lo veía y a pesar de que los elfos existían, eran muy raros en este mundo.

Ambas llamaron la atención de inmediato, pero muy pocos se atrevían a acercarse a esas bellezas.

En primer lugar, venir desde Terra nova significaba que esas personas tenían confianza en sus habilidades y ciertamente eran fuertes.

Además, al no conocer el carácter nadie deseaba causar problemas.

Sin embargo, a veces Cithrel le daba sonrisas amigables a las jovencitas logrando que se acercaran para tomarse fotos como si fueran amigas.

Dejar al descubierto sus orejas largas solo la hizo que fuera el foco de atención en todas partes a donde fuera y a pesar de que era un medio elfo con orejas de menor tamaño que Venali, su belleza era digna de los elfos.

Venali se robó el aliento de todas las jovencitas en todos los lugares a donde fueron.

Su disposición fría hizo que nadie se acercara a ella o a Cithrel, pero eso no significaba que no robara el aliento con unas de sus miradas distantes.

Visitaros algunos centros informáticos y luego desayunaron en los ‘maid café’ en donde jovencitas vestidas de sirvientas lo atendían.

Cithrel daba sonrisas cuando veía a algunos disfrazados de elfos o se volvía curiosa ante las jovencitas que usaban orejas y colas de animales como disfraces.

La principal razón de su curiosidad era que en Terra nova la ‘tribu bestia’ se había extinguido hace mucho tiempo… Eso fue lo que informo Cithrel decepcionado a algunos de los presentes.

En algunas partes del mundo y algunas personas cuestionaban a las personas de Terra nova y a pesar de que nadie sabía la verdadera identidad de Cithrel, la mayoría pensaba que los que venían de Terra nova eran del Imperio Falion.

Como un gran imperio durante el tiempo de los jugadores, el imperio Falion tenía sus detractores como cualquier nación y también tenía su lado cuestionable.

Sus acciones durante ‘Terra nova’, sus relaciones personales de la Realeza o sus conexiones con razas consideradas peligrosas como los vampiros, era unas de las tantas razones por sus críticas o su odio.

No todo era luz…

Sin embargo, este lugar demostró como los japoneses aceptaban las diferentes razas de Terra nova y la admiraban a su forma.

Los japoneses fueron unos de los jugadores más dedicados durante ‘Terra nova’, pero también fue uno de los lugares en donde su gente más sufrió ante la verdad de que ese mundo era real.

Muchos jugadores trataron a ese mundo como un lugar único y algunas veces teniendo una ‘segunda vida’, llegando a tal extremo de tener familia.

El choque causado ante la revelación de que ese mundo era real y ante el hecho de que la maquina dejara de funcionar afecto a millones de personas.

Aun así, los japoneses continuaron su vida y desde que el Dios del Tiempo y el Espacio trajo consigo las fuerzas de Terra nova para ayudar Europa, se convirtieron en unos de los países que abogaba por una conexión bilateral de ambos mundos.

A pesar de que el poder y decisión estaba a manos de un ‘Dios’, ellos recuperaron su esperanza de volver a ver sus seres queridos dejados en ese mundo a pesar de los años que pasaron.

“Bien, antes de que se haga tarde vamos a otra parte.” Declaro Akira y cuando todo el grupo la miraron curiosa, exclamo. “¡Es hora de ir a probar ropas!”

Aurora quiso retroceder, pero a su espalda se encontraba Alice y Cithrel deteniendo su camino.

“El almuerzo fue delicioso…” Murmuro Alice desviando la mirada, pero no dejando que huyera.

Esa era la razón por la cual Akira se esforzó en tan lujoso almuerzo… Había comprado de antemano a Alice.

Cuando la mirada de Aurora se dirigió a Cithrel, ella dio una sonrisa y declaro. “Akira tiene ideas geniales, la apoyo completamente.”

Al final lo único que Aurora pudo hacer fue suspirar… Después de todo, Akira seguramente la trataría como una muñeca.

******

Aurora escapo rápidamente de esos ‘depredadores’ y suspiro aliviada, pero su alivio duro poco al mirar en donde se encontraba.

Ahora se encontraba a las afuera de Tokio en unos de los mejores y más naturales ‘onsen’ del área.

La energía mágica era muy alta hasta el punto de que respirar el aire era agradable.

Este edificio tan tradicional fue alquilado por Akira para todo su grupo… Eran las aguas termales que tan popular eran en Japón.

Antes Akira la había atrapado e hizo de ella una ‘muñeca’ para vestir.

Probando todo tipo de ropas, no fue tan malo, ya que los demás también usaron diferentes estilos, pero tenía que admitir que llevar algunos estilos de ropas específicos no era de su agrado.

“Aurora vamos. Akira me prometió una gran cena esta noche.” Dijo Alice entrando cómodamente a la pequeña habitación.

Llevando solo una toalla grande, su cuerpo estaba cubierto pero su belleza era digna de admirar.

El cabello largo bajaba hasta sus hombros y una figura que solo podía ser llamada como ‘perfecta’ era revelada a través de esa toalla ajustada, sin duda era una belleza muy atractiva.

Aurora se miró a ella misma y…

“…”

Era delgada y sus ‘proporciones’ estaban lejos de la de su amiga.

Lamentablemente ni el entrenamiento de luchador ayudaba a que su cuerpo obtuviera algunos puntos de encanto.

“Eres atractiva de este modo…” Declaro Alice acercándose de repente.

Sus ojos negros y sus labios inclinados con una encantadora sonrisa, hizo que Aurora se avergonzara.

Si diera esas miradas a algunos hombres muy seguramente ellos caerían a sus pies… Ese era el nivel seducción de su glotona amiga.

Claro, cuando ella se esforzaba.

“¿Sistema no puedes llevarme lejos?” Pregunto Aurora sinceramente.

“…” La única respuesta fue la mirada extraña de su amiga.

Su sistema ya se había retirado como siempre en estos momentos de privacidad… Y Aurora se resignó a su destino.

No es como si le molestara bañarse con las demás, no era alguien que se avergonzara de esas cosas.

Pero cuando pensaba en Cithrel… Si, extrañamente se sentía tímida cuando la miraba y coqueteaba.

Con la única que lo había visto ser tan coqueta era con Taqiyya, Aurora no podía negar que el ‘caballero galante’ que se escondía dentro de Cithrel, era bastante ‘mortal’.

“¿Estás preocupado por Cithrel?” Pregunto Alice y agitando su cabeza suavemente, regaño. “Te dije que debes romperle el corazón.”

Su tono como si hubiera hecho algo mal hizo que Aurora se encogiera, pero, aun así, murmuro. “Yo ya lo intenté…”

“¿Y qué dijo?” Pregunto Alice mirando atentamente.

Aurora se avergonzó y recordando ese día en la empresa cosmos, respondió. “Que me quiere de otra forma…”

Las cejas de Alice temblaron y su mirada se volvió ligeramente fría.

“Bien, me encargare de protegerte si quiere molestarte.” Declaro Alice sacando pecho con orgullo y tras cambiarse y prepararse para el baño, ella la tomó de la mano y la llevo hacia afuera.

Aurora estaba riéndose por dentro, pero también estaba disfrutando esa actitud de su amiga, es por eso que siguió su actuación de una jovencita ‘intimidada’.

Este asunto era menor y sin importancia, pero Aurora estaba seguro de que Alice se lo tomaba muy seriamente.

Su mirada seria y fría que muy pocas veces daba, estaba presente ahora.

Su amiga se tomaba estos pequeños asuntos con seriedad, lo que hizo que ella se divirtiera por dentro.

Cuando salieron al pasillo caminaron un poco y se encontraron con Akira y Cithrel cubiertas por una toalla.

Akira era bastante guapa y su figura era promedio, siendo su rostro redondo y delicado lo que resaltaba.

Por su parte Cithrel era muy atractiva y su encanto no solo provenía de sus curvas, sino que, de sus ojos azules y su cabello del mismo color, junto a esas orejas largas y puntiagudas.

“Oh, justo estábamos hablando de ti.” Comento Cithrel y mirándola con una encantadora sonrisa, comento. “Tienes una linda figura… Creo que sería perfecto que usaras un vestido de princesa.”

Cuando estaba alagando su figura, Aurora pudo notar que sus ojos brillaban coquetamente, pero fue tan solo por un instante para que Akira no se diera cuenta y luego volvió a su sonrisa cordial.

¡Ella sabía que dentro de esa princesa había un ‘caballero galante’ con un alto nivel de ataque!

Sin embargo, esta vez en vez de responder a sus coqueteos, se acercó a Alice y le dio una mirada de ayuda.

La mirada de Alice se volvió fría y mirando a ambas mujeres, declaro. “Ya es suficiente. No pueden molestarla por hoy.”

Su voz sonaba dominante y gélida, pero su mirada autoritaria era lo que se llevaba el premio.

Cithrel se quedó sorprendida, pero Akira fue la más rápida en reaccionar y solo levanto sus manos retrocediendo en rendición.

Alice le dio una mirada y luego tomándola de la mano la guio… Todo mientras Aurora aguantaba su risa ante la mirada sorprendida de Cithrel.

Tenía que admitir que Alice tenía una fuerte presencia cuando lo quería y su actuación siempre era genial.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.