Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 135: Ultimo día.

Capítulo 135: Ultimo día.

“Nuestro objetivo son las ‘Islas Ogasawara’, para ser específico una de las pequeñas islas que están dentro de ese archipiélago.” Informo Akira mientras todos prestaban atención.

Seleccionando el mapa holográfico en la mesa de operaciones, apunto a una pequeña isla y comento. “En esta área apareció una mazmorra temporal de Rango A que se desbordó. La isla no es muy grande, pero es nuestro deber limpiarla.”

Los presentes asintieron de acuerdo.

“Según los satélites y los escáneres, algunas criaturas de rango A se encuentran en la isla, pero la mayoría son Rango B… Son criaturas anfibias tipo ‘Anuro’ también conocido coloquialmente como sapos, así que tengan cuidado con la magia de agua y en caso extremo su veneno.” Recordó Akira con una expresión seria, proyectando diferentes imágenes para que el grupo lo viera.

Ya se había realizado las exploraciones previas y se había logrado identificar la información necesaria para realizar la misión, al igual que los enemigos comunes presentes.

Diferente tipo de criaturas tipo ‘anuro’ aparecían en las proyecciones, algunas parecían tener capacidad de lanzar magia, otros de escupir veneno e incluso había algunas cuyas lenguas eran afiladas.

De tamaño mediano o de gran tamaño, eran muy variados siendo los de Rango A los de mayor tamaño.

“Con la incorporación de Cithrel y Venali tenemos tres rangos S ‘oficialmente’, y es una gran fuerza de ataque.” Agrego Akira y mirando a un capitán de su gremio, comento. “En caso de necesitar refuerzos, Julius y su grupo vendrá a apoyarnos.”

Julius solo asintió con calma.

Los estudiantes lo conocían bastante bien, ya que habían entrenado esta mañana con él.

Ahora se encontraban en un destructor japonés que patrullaba esta parte de las islas.

Habían llegado gracias a que este navío tenía un portal en sus instalaciones y permitía los refuerzos desde tierra.

El ejército japonés debido a que tenía una relación estrecha con el gremio de Akira, proporciono esta ayuda extra que para ellos era algo secundario.

De por si este barco pasaba por la isla, así que no había demasiado problema.

“Nos dividiremos en equipos. Clémentine y su grupo se dirigirán a la zona de enemigos de rango B, mi grupo a mi mando iremos a la zona media, dejando a Aurora, Alice, Cithrel y Venali a cargo de las criaturas de alto rango.” Explico Akira el plan de batalla.

El grupo de los estudiantes tenía un Rango A, lo que redujo la presión si se encargaban de las criaturas de Rango B.

Akira fue considerada con su grupo y le dejo la zona con menos enemigos problemáticos de Rango A, eso no significaba que no tuvieran que luchar.

Los enemigos de Rango B, eran numerosos.

En cuanto a su grupo, todos eran Rango A siendo la misma Akira y Oscar cuando cambiaba su forma los que tenían una capacidad de Rango S.

Todos asintieron, ahora solo estaban confirmando las ordenes, antes ya habían arreglado como se manejarían.

La isla seguramente debía tener un gran número de enemigos debido al desbordamiento, pero tenían a tres Rango S bajo su grupo y si se contaba a Oscar junto a Alice que había luchado contra individuos de ese nivel, entonces su número aumentaba.

En la academia Alice podía jugar a ser una debilucha, pero Akira la había visto enfrentarse a enemigos poderosos mientras algunas veces comía papitas con total tranquilidad.

“Cuiden sus vidas y las de sus compañeros, no se arriesguen y actúen con prudencia. Limpiar la isla es importante, pero de nuestra misión solo dependen nuestras vidas.” Advirtió Akira con un tono serio.

De esa misión no dependían vidas inocentes y solo era realizada para que en el futuro esas criaturas no se volvieran un problema.

En primer lugar, en el mar ya se encontraban algunas criaturas acuáticas que eran de temer y ellas representaban un mayor peligro que unos sapos en una isla.

Es por eso que arriesgarse y actuar imprudente, solo sería una insensatez sin sentido.

“Bien, vamos.” Ordeno Akira cuando todos los presentes asintieron.

El barco navegaría por los alrededores esperándolos, así que tenían toda la tarde para terminar la misión.

Cuando llegaron a la superficie del barco algunos soldados saludaron, y Cithrel se acercó a Aurora.

“¿Hacemos como acordamos?” Pregunto Cithrel con curiosidad y un ligero toque de emoción por la siguiente batalla.

Habían arreglado dividirse en dos grupos para realizar un ataque de pinza a ambos lados y reducir el tiempo que completaban la misión.

Claro, Aurora sabía que lo que deseaba Cithrel era un tiempo a solas para poder soltarse un poco, así que ella asintió.

“Avisa si algo sucede. Urfin se enojará conmigo si te pasa algo.” Declaro Aurora con un tono serio que hizo sonreír a Cithrel.

“No te preocupes, si se enoja lo regañare por ti.” Respondió Cithrel con un tono coqueto.

Urfin contrato a Aurora, pero como Cithrel era técnicamente el jefe del jefe de Urfin… Ella estaba en la cima de la cadena de mando y algunos dirían que a la par del emperador.

Que pudiera actuar tan libremente dejaba en claro su control sobre sus vasallos a pesar de que algunos de ellos eran muy leales y priorizaban la vida de la única heredera del imperio.

Aurora solo pudo dar una sonrisa mientras se preparaba para terminar la misión.

******

El grupo de estudiantes voló hacia una parte de la isla.

Estaban usando un artefacto así que no era agotador, pero cada uno estaba cauteloso mirando los alrededores.

Leslie estaba usando su nueva armadura de combate con exoesqueleto para probarla y llevaba equipado su nuevo rifle de francotirador.

Ella no podía negar que estaba emocionada por probar sus nuevos ‘juguetes’.

“Por cierto, ¿Andrés por qué decidiste venir hoy?” Pregunto Érica con curiosidad a su compañero de equipo.

Andrés estaba volando a su lado mientras dos drones lo seguían a su espalda.

Se le había dado la oportunidad para quedarse en el barco y actuar con el equipo de apoyo e informar sobre la situación, pero había decidido participar inesperadamente.

“Bueno…” Murmuro Andrés y con un toque de vergüenza, comento. “No quería dejarlas en desventaja.”

No es que pensara que él era más fuerte o algo por el estilo.

Andrés sabía que cualquiera de ellas podría darle una paliza, pero era cierto que eran su grupo y no deseaba dejarla en desventaja en esta misión.

A pesar de que esta misión no era peligrosa, enfrentarse a enemigos siempre lo era.

Ellas se estaban tomando el trabajo como si no fuera demasiado, pero se habían olvidado de que esta era una misión oficial y no había nadie asegurando su seguridad.

Es por eso que Andrés decidió venir en vez de quedarse en el barco, pensando en que un miembro extra seria de ayuda.

“Oh, que caballeroso.” Bromeo Érica con un tono entretenido, logrando que Nicole dejara salir una risita divertida.

Clémentine dio una sonrisa, pero interrumpió. “Ya estamos cerca, estén preparados.”

Ante esas palabras el grupo miro a la isla mientras la velocidad con la que volaban disminuía.

Era una isla de varios kilómetros cuadrados, era ‘pequeña’ en el mapa e incluso si se la comparaba con otras islas, pero cuando uno lo veía de cerca resultaba ser bastante grande.

“Pueden comenzar.”

La voz de Aurora resonó por el sistema de comunicación y a lo lejos se escuchó como si alguien hubiera aterrizado como un meteorito.

Clémentine le hizo una señal para que su grupo se preparara y se acercaron con mayor velocidad.

Los enemigos que estaban en la playa de la isla, eran los más comunes.

Los ‘Anuros Gigantes’ también conocidos como sapos gigantes, esas criaturas median cerca de dos metros de alto, su ventaja eran su fuerza y peso.

Debido a sus cualidades físicas eran clasificados como Rango B, al igual que sus compañeros que estaban a su lado.

Con un metro de alto, el ‘sapo espada’ como era conocido podía endurecer y afilar su lengua como una espada, permitiéndole enfrentarse a sus enemigos a distancia.

Sus ataques sorpresas y veloces, siempre eran un problema por eso eran considerados Rango B.

A pesar de que no veían ningún enemigo de Rango A, solo el número de diez de esas criaturas ya era llamativo.

“La batalla llamara la atención de otros enemigos. No desperdicien energía, esta tal vez sea una batalla de resistencia.” Advirtió Clémentine a su grupo.

En el bosque tras la playa se encontraban otros enemigos, Clémentine pudo sentirlo.

Cuando todo su grupo asintió, Clémentine fue la primera que se movió.

Apartándose de su grupo ella descendió usando su telequinesis y presiono a todos los sapos contra la arena, logrando enterrarlos e impedirle que saltaran.

Ese movimiento fue perfecto para Érica que envió volando dos lanzas de hielo a una rápida velocidad, logrando atravesar a dos criaturas.

La siguiente en moverse fue Nicole que se dejó caer arriba de un sapo gigante logrando que fuera enterrado aún más.

Esos sapos gigantes se veían asqueroso, pero como una luchadora Nicole ya se había acostumbrado enfrentarse enemigos de este tipo y solo hizo que relámpagos cubrieran sus puños, para preparar sus fuertes golpes.

Al final, Leslie cayó al suelo y usando su rifle apunto a una alta velocidad y disparo.

*Bang*

El disparo del rifle hizo que los pájaros en el pequeño bosque volaran, pero su bala fue tan potente que destruyo una parte de un sapo espada.

Al final, Andrés parpadeo al ver como la batalla empezaba con una abrumadora ventaja para ellos.

“Creo que yo no era necesario…” Murmuro Andrés al ver como todos estaban deseosas por demostrar sus mejores habilidades.

******

Cithrel flotando mientras los sapos lo miraban, lanzo un corte espacial agitando su mano.

Ese corte espacial fue aún más fuerte que un corte de espada y dividió a los sapos por la mitad.

Los sapos empezaron a croar y se acercaron a sus enemigos.

Su número era elevado y entre ellos se encontraban algunos Rangos A, pero Cithrel solo miro como se acercaban o escupían veneno golpeando su barrera mágica.

“Es interesante, si asesino estas criaturas puedo conseguir ‘experiencia’ y ‘subir de nivel’. Tal como los informes dicen.” Murmuro Cithrel con una mirada curiosa.

El Imperio Falion era considerado un imperio mágico que daba énfasis al desarrollo de la magia, Cithrel como la heredera de tal imperio no solo tenía el talento de su familia, sino que tenía ese profundo deseo a aprender.

Las personas que habían venido antes a Terra nova, habían informado que ellos al asesinar criaturas podían obtener ‘experiencia’ al igual que en su mundo.

A pesar de que los humanos de este mundo no podían hacer este tipo de cosas.

“Tal vez sea como dicen los demás Archimagos. Debido a nuestra historia y ‘genética’ tenemos esa capacidad.” Respondió Venali frunciendo el ceño.

Ella no era una investigadora o alguien dedicada a la magia, así que solo pudo dar su opinión siguiendo lo que había escuchado.

Otros Archimagos habían tenido las mismas dudas y tras una investigación habían resuelto que era por la diferencia de ambos mundos.

No solo sus ‘leyes’ físicas y mágicas eran diferentes, sino que se trataba algo a nivel ‘esencia’.

En primer lugar, las razas de Terra nova fueron ‘creados’ por algunos dioses primordiales mientras que los terrícolas de la tierra fue un proceso evolutivo, que dio un resultado similar.

Cithrel como un Archimago y alguien que tenía acceso a bastante información, sabía que la ‘creación’ no era un mito o un engaño, era la verdad.

Ocurrió hace cientos de miles de años, pero existencias de ese tiempo estaban presentes hoy en día.

El Dios del Tiempo y el Espacio y la Diosa del Orden eran un ejemplo de dioses primordiales que existieron al principio de todo y que vieron el nacimiento de las diversas razas.

Claro, esa era la principal teoría, pero era difícil conocer las respuestas con total exactitud y los mortales solo podían dar sus suposiciones.

“Es intrigante…” Murmuro Cithrel y balanceando su mano el viento se arremolinó a su alrededor y empezó a cortar los enemigos que estaban al frente.

Era intrigante, pero como un mundo que estaba conectado con diferentes mundos y planos, los individuos de Terra nova, ya lo habían visto antes.

Ella solo estaba dejando salir la curiosidad de un investigador, pero eso era todo.

Los sapos fueron cortados cruelmente y sus interiores fueron desparramados por los alrededores.

“Su Alteza, los cadáveres de estas criaturas serán usadas como materiales.” Intervino Venali con un tono respetuoso.

“Oh, mi culpa.” Dijo Cithrel al darse cuenta de que se estaba dejando llevar.

Ella estaba participando gratis, ya que no necesitaba dinero.

El Imperio Falion también comerciaba con este mundo y ella tenía una gran riqueza personal en moneda de este mundo.

Es por eso que rechazo el dinero de pago que Akira quería darle y solo acepto para ganarse a esa ‘compañera’ que le gustaba molestar a Aurora.

Tenía que admitir que se divirtió la vez que fueron a comprar ropa.

Aterrizando suavemente mientras usaba magia de tierra para manipular el suelo y reunir los cadáveres en una esquina, Cithrel miro a los sapos que se acercaban de los alrededores enfurecidos.

Estaban en una llanura y el número de enemigos era una gran cantidad para un grupo normal.

Claro, ella no era normal en primer lugar.

Como alguien de Terra nova era más fuerte que magos de su mismo rango en su mundo y aun mayor en este.

“Prueba mi regalo Venali.” Pidió Cithrel con una sonrisa a su compañera.

Venali asintió y con la mano en la katana dio un paso delante de Cithrel.

Desenfúndala a una alta velocidad una línea de color rojo creada por su aura de espada fue enviada a su alrededor.

“…”

Los sapos no pudieron croar por última vez antes de que sus cuerpos se dividieran en dos, dejando una escena grotesca.

Cithrel miro a su compañera con una mirada extraña, pero al final suspiro y usando un anillo espacial guardo los cadáveres.

Como una misión realizada en medio del océano, no podían traer un grupo de limpieza para que se encargara de todo debido a los altos costos, es por eso que Akira dio bastantes anillos espaciales para guardar los cadáveres.

“Supongo que están en mejor estado que los que asesine yo…” Murmuro Cithrel mirando de reojo a Venali que tembló ligeramente.

Riéndose entretenida alejo el olor de las criaturas muertas para que se extendiera por los alrededores y atrajera a otros enemigos.

Luego se acercó a Venali y mirando la espada, pregunto. “¿Cómo es?”

“Una artesanía excelente. Deja que mi aura de espada se impregne en su hoja permitiendo lanzar cortes poderosos a distancia.” Respondió Venali y cuando Cithrel mantuvo su mirada en ella con una sonrisa, murmuro. “Pero me da una sensación extraña…”

Cithrel se rio entretenida mientras observaba como otros sapos se acercaban a su enemigo.

No fue hace mucho tiempo que estas criaturas salieron de la mazmorra temporal es por eso que seguían siendo agresivas para atacar a cualquiera que se encontrara.

Entre esas criaturas se encontraban algunos sapos venenosos que podían expulsar gas venenoso por sus protuberancias cuando se inflaban y otros sapos que podían usar magia de agua.

Cada uno era de Rango A.

“Su Alteza…” Dudo Venali y mirando a Cithrel, pregunto. “¿Cuándo empezara con su objetivo?”

“Usted tuvo que convencer a demasiadas personas para venir a este mundo y su padre…” Agrego Venali sin terminar sus palabras.

Cithrel creo una barrera de agua logrando que los sapos no pudieran atacar y mirando a Venali, pregunto. “¿Padre es un mal emperador?”

Venali bajo la cabeza en disculpa, pero Cithrel dejo salir una sonrisa y se acercó levanto su mentón con un toque de dulzura.

“Es cierto que padre es un mal emperador por su constante deseo de dejar el trono, pero aguantara por un tiempo.” Respondió Cithrel con un tono divertido.

Era un ‘mal’ emperador, debido a que no prestaba atención a los asuntos administrativos y desde joven nunca deseo el trono imperial, pero desde que la antigua emperatriz desapareció sin dejar heredero, él era el único que podía asumir el trono.

Ahora que estaba ella, quería abdicar a su favor.

No era un títere o un tirano, solo era un irresponsable.

A Cithrel siempre le gusto encargarse de esos asuntos de gran importancia y no tenía problemas para asumir la responsabilidad, pero eso no significaba que lo haría ahora.

“En cuanto al otro asunto…” Dijo Cithrel y con una tenue sonrisa, agrego. “Hay que ir con cuidado. No encontraremos nada si nos apresuramos, adaptarnos es lo primero antes de encargarnos de nuestra tarea.”

Acariciando la mejilla de Venali con dulzura, Cithrel dio una sonrisa encantadora y pregunto. “Además, ¿no te parece entretenido estar aquí?”

Las mejillas de Venali se volvieron rojas al mirar los ojos brillantes de Cithrel, pero al final asintió.

Cithrel dio una sonrisa entretenida y mirando a los sapos, comento. “Vamos, necesitamos terminar esto rápido.”

Con esas palabras, Cithrel empezó a reunir su energía mágica para preparar un hechizo.

Los sapos se habían reunido a su alrededor y cada vez se acercaban otros más logrando que se convirtiera en una multitud de decenas, pero su expresión no cambio de principio a fin.

Había algunos que podrían presentar un ligero peligro para rangos S normales, pero ella como un Archimago de varias magias no tenía problema.

Realizando un hechizo de magia de tierra a gran escala Cithrel agito su mano con fuerza y decenas de púas se levantaron de la tierra empalando a las criaturas que lo estaban rodeando.

Los sapos venenosos y aquellos que liberan gases tóxicos dejaron salir su veneno mientras estaban muriendo, pero Cithrel solo uso magia de aire para contenerlo.

Esta situación no solo demostraba la diferencia de un Rango S, sino que también la diferencia de alguien de Terra nova con un terrícola normal.

******

Levitando Akira observo a lo lejos donde las púas se levantaban y serpientes de agua flotaban por los alrededores.

Estaba usando un binocular para mirar como Cithrel usaba magia para masacrar a sus enemigos.

Era literalmente una masacre, ya que su fuerza era tremenda.

Sin duda, Cithrel era muy fuerte incluso entre aquellos de su mismo rango.

Las púas se levantaban de la tierra y tenían una enorme fuerza de penetración, mientras que las serpientes de agua se transformaban en lanzas y lograban derribar a algunos enemigos.

Solo la destrucción podía ser vista a ese lado.

*Boom*

Al otro lado se podía ver tentáculos negros que agitaban sapos por el cielo mientras los sonidos explosivos resonaban de vez en cuando.

En ese lado estaban Aurora y Alice, derribando a todos sus oponentes a una alta velocidad.

El gremio había suministrado antídotos para los venenos y gases tóxicos, así que incluso si se enfrentaban a los sapos tóxicos no iba a ser demasiado peligroso.

Solo había que tener cuidado con algunos ataques, pero nada fuera de lo normal.

La preparación era una prioridad para cualquier misión y ella como la ‘jefa’ se había encargado de que todo fuera correctamente.

“Si, esto sigue de esta forma Julius no tendrá necesidad de participar…” Murmuro Akira con un suspiro.

La misión fue seleccionada tras tener en cuenta la dificultad contando a Aurora, Alice y el grupo de estudiantes.

Julius técnicamente tendría que haber participado y no se quedaría como un grupo de apoyo, pero con la participación voluntaria de Cithrel y Venali, ya no fueron necesario.

Si antes era una misión de dificultad ‘normal’ ahora se convirtió en una misión de dificultad muy baja.

“¡Capitana! ¡El campo de batalla necesita su atención!”

Un grito vino desde el suelo y Akira descendió mientras miraba a Aeko que fue quien grito.

Ella estaba moviéndose a una gran velocidad creando plataformas a sus pies para esquivar los escupitajos de veneno a la vez que disparaba sus flechas con gran precisión.

Santiago estaba protegiendo a Shao Ya, que estaba lanzando hechizos de apoyo para aumentar la capacidad de su defensor.

Las patas de los sapos gigantes eran de temer y Santiago recibía los golpes, sin retroceder a la vez que usaba su espada para cortar a sus enemigos.

Tampoco necesitaba esquivar las lenguas afiliadas de los sapos espada, solo con su escudo cubriendo su cuerpo, protegió a Shao Ya.

Como un caballero protegía a su amada…

“Grrr…”

Al otro lado luchando contra un sapo gigante de cuatro metros de alto, se encontraba Oscar en su forma de oso, desgarrando a ese gigante sapo.

Era una criatura de rango A, pero su tamaño y su fuerza era superior al de sus compañeros.

Seguramente ese era el jefe de la mazmorra temporal que se había desbordado.

La forma de luchar de Oscar en su forma de oso, fue lo de una verdadera bestia.

Usaba sus garras y sus fauces para luchar sin retenerse con ese gigante sapo.

Estaba ganando, pero su oponente no se lo estaba dejando fácil con sus saltos.

Akira que miro la situación en un instante cambio su mirada a esas criaturas asquerosas que liberaban un gas tóxico.

“Esto terminara más rápido de lo que esperaba…” Murmuro Akira mientras que se encargaba de congelar a esos oponentes junto a su alrededor impidiendo que el gas se extendiera.

******

“Estoy agotado…” Murmuro Clémentine dejándose caer en el suelo.

Aurora miro a los demás estudiantes que estaban igual de agotados por su batalla.

Era cierto que no fue difícil, pero eran un gran número de enemigos.

A pesar de que no eran tan fuertes, la cantidad hizo que la batalla cansara a cualquier persona que tuviera que moverse mucho para luchar.

“Pero fue divertido…” Comento Leslie con una sonrisa mientras limpiaba su rifle.

Algunas sonrisas fueron dadas ante esas palabras.

Solo Clémentine era un Rango A en el grupo de estudiantes y los demás tenían que esforzarse bastante para luchar y ganar contra criaturas de Rango B.

Sin embargo, que la batalla no tuviera otras responsabilidades más pesadas como proteger inocentes o que no dependieran vidas, lo hizo ‘divertido’.

Ya que podían liberarse de una carga y dar lo mejor de sí para enfrentarse a sus enemigos.

Era cierto que un error podría causar heridas en ellas o en los miembros de su equipo, pero con un equipo coordinado como el suyo, esta batalla no representaba un gran peligro.

Aurora lo dejo estar.

Un asunto era estar seria cuando había que proteger a inocentes y otra situación era como ahora que podían tomárselo con más calma.

La cautela estaba bien, pero no tenía que ser al extremo y a veces era bueno relajarse, como ahora.

“Gracias…” Dijo Aurora cuando su amiga le trajo una botella de agua.

Tenía que admitir que tras una limpieza quedarse descansando durante un tiempo en una isla era sin duda algo agradable.

Que Cithrel pudiera dispersar el olor y traer aire fresco, solo hizo que fuera aún mejor.

Verdaderamente paradisiaco.

“¡Hicieron un gran trabajo!” Comento Akira mirando a los presentes.

Cada uno de ellos dieron lo mejor de sí para enfrentarse a sus oponentes y limpiaron toda la isla de enemigos.

“Cuando termine de vender los materiales le enviare el bono extra.” Informo Akira y antes de que pudieran intervenir, aclaro. “Esta es la forma con la que se maneja el gremio.”

A veces su gremio realizaba tareas y misiones recibiendo un pago del gobierno japonés.

Esos trabajos eran encargarse de lugares en donde no tenían alto beneficio, pero esta misión era diferente.

Era cierto que el gobierno japonés quería la isla limpia, pero también era cierto que el lugar no era tan importante como para priorizar su limpieza.

Es por eso que el gobierno contrato a su gremio dando un pago mínimo, para que se encargara del área.

Limpiar todas las islas antes de que los portales abismales aparecieran era una prioridad para el gobierno japonés que no deseaba tener dobles problemas cuando una situación ocurriera.

Los beneficios obtenidos de la limpieza iban directamente para el gremio a cargo de ese trabajo.

Así que dividir las ganancias en partes iguales según su participación era una regla de su gremio para mantener la unión entre los grupos.

Claro, su gremio obtenía una ganancia extra por ser el intermediario de la venta de los materiales.

“Gracias.” Dijo Nicole, pero antes de que los demás empezaran agradecer, Akira solo agito la mano deteniendo al grupo.

“No agradezcan por su duro trabajo.” Señalo Akira con un tono simple.

Si hicieron un trabajo merecían una paga… Y como este lugar estaba lleno de enemigos, la paga sería bastante jugosa.

Obtener unos cientos de miles de dólares no iba a ser un problema.

“Ser un mercenario o aventurero, es bastante beneficioso.” Comento Cithrel con un tono interesado.

“No, no lo es.” Intervino Aurora y cuando Cithrel la miro curiosa, explico. “Ahora se obtiene grandes beneficios, porque Akira pudo conseguir una misión fácil con grandes ganancias. Los aventureros o mercenarios normales, tienen sus propias dificultades.”

Esta misión era fácil, pero un grupo de aventureros normales no la podría haber conseguido.

Incluso un gremio pequeño tendría dificultades para tomar este trabajo, no era por su capacidad, sino que por sus contactos e influencia.

Los aventureros normales y aquellos que no tenían grupos, eran lo que más mal la pasaban en términos económicos y a la hora de obtener prioridad para las mazmorras.

“Entonces, sucede igual que en mi mundo…” Murmuro Cithrel asintiendo en entendimiento.

Los grupos individuales siempre la pasaban mal y más cuando no tenían la suficiente influencia.

“Bien, volvamos. Necesitamos descansar y festejar antes de que puedan irse.” Interrumpió Akira con una voz animada.

Hoy a la noche debían volver, ya que al día siguiente tenían que volver a la academia para participar en el torneo que estaba entrando en su última etapa.

Tenían que disfrutar su último día.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.