Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 137: Cuando se enfrentará a ella…

Capítulo 137: Cuando se enfrentará a ella…

Oliver miro la proyección del combate asintiendo ante la batalla de Nicole.

Movimientos rápidos y golpes pesados.

Su forma de cambiar de estilo para luchar fue inesperado y certero.

Sus puños tenían una gran fuerza, pero era su actitud la que impresionada.

La joven que en el inicio de la academia se ponía nerviosa al enfrentarse un oponente causando fallas debido a su nerviosismo, ahora estaba recibiendo golpes y causando daño a su contrincante.

Una luchadora decidida y sin miedo a su oponente o al dolor.

Se estaba enfrentando a un espadachín, pero Nicole solo reforzó su cuerpo con energía mágica y uso sus puños para hacer frente a la espada.

Recibía heridas cortantes ligeras, pero como una luchadora tenía un cuerpo fuerte y pudo soportarlo gracias a que reforzaba su cuerpo con energía mágica.

“Impresionante, ¿no lo crees?” Pregunto Oliver a su compañero.

“Es demasiado aterradora… Como un estudiante de tercer año me da miedo.” Respondió Jordán con un tono amargo y serio.

Él era un estudiante de tercer año, pero no había logrado ascender al Rango A durante un tiempo… A pesar de su experiencia y capacidad, sabía que Nicole era peligrosa con esa actitud con la cual se tomaba el combate.

“Todos cambiaron demasiado en sus prácticas. Eso es aterrador…” Agrego Niels que estaba en la esquina con una presencia bastante baja.

Cuando lo miraron sorprendido, él se encogió y comento. “Conozco a Leslie… Bueno, se puede decir que somos conocidos de antes de la academia, así que entiendo por el cambio que ha pasado.”

Oliver asintió y miro como el combate finalizaba con Nicole como ganadora.

Esa actitud seria al enfrentarse a su enemigo, se fue a un instante y ella con una sonrisa se acercó para ayudar al espadachín a levantarse.

Amigable y con un toque de timidez cuando recibió la felicitación del espadachín, ella abandono la arena.

“Ellas no están participando para ganar el torneo.” Murmuro Oliver asintiendo en comprensión.

Había visto a los participantes que rodeaban al ‘monstruo’ Alice, y se había dado cuenta de la seriedad con la que se tomaban su combate.

Trataban de obtener toda la retroalimentación posible de cada combate, buscando mejorar todo lo posible.

Muy diferente a muchos estudiantes que se tomaban el torneo como eso… Un torneo para demostrar quién es el más fuerte.

Niels fue un ejemplo claro de la situación.

Se rindió cuando se encontró rodeado por los brazos negros de Alice en vez de dar todo de sí para luchar hasta el final.

“Bueno, solo los estudiantes, ya que ella parece solo jugar…” Murmuro Jordán señalando a la siguiente combatiente.

Una mirada indiferente y vistiendo ropa cómoda, Alice entro a la arena con la música que puso Frank y cuando llego al centro de la arena, solo abrió una bolsa de papitas.

Decir que era calmada era solo una broma, ella parecía estar realizando una tarea insignificante.

“Escuche que han sido veteranos por varios años en áfrica, es normal que tenga esa actitud.” Comento Niels y cuando lo miraron, se encogió de hombros y declaro. “Nosotros luchamos contra criaturas o monstruos en las ciudades, pero ella está en áfrica.”

Señores de la guerra, milicianos, cazadores furtivos, bestias mágicas y un elevado número de peligros rodeaba áfrica cuando uno pensaba en ese continente.

¿Los miraba para abajo o el nivel de experiencia que vivieron era diferente?

No importa si decían que ellos estaban en prácticas, la experiencia que podía obtener como estudiantes era a un diferente nivel.

Por lo que Oliver recordaba nunca había tomado una misión que pusiera en peligro su vida y en donde se encontraba inscripto siempre todo estaba preparado por sus superiores.

Como héroe sus deberes y obligaciones eran muy diferentes a un mercenario.

“Ja, ¿qué más se podría esperar de la persona que me venció?” Pregunto Niels con un toque de orgullo.

Sus compañeros solo desviaron su mirada ignorándolo y miraron al siguiente oponente.

“¡Damas y caballeros! Aquí estamos oficialmente en el combate que marcara la mitad de los enfrentamientos.” Exclamo Frank como anfitrión y mirando al estudiante que entraba, agrego. “Los favoritos de esta ronda y el combate que todos esperaban… ¡Gregorio Bellucci y Alice Campbell!”

Aquellos espectadores que estaban mirando desde la arena aplaudieron una y otra vez, siendo los estudiantes de primer año que alaban y exclamaban a la persona que los representaba.

Los combates se habían estado desarrollando rápidamente, pero en esta ronda el combate que llamaba la atención era este, que fue dejado al final.

Aquel estudiante que lidero la prueba al inicio de la academia y aterrorizo a varios estudiantes de primer año, contra aquella que aterrorizo a varios estudiantes de segundo y tercer año.

“Gregorio tiene altas posibilidades de ganar, su aura de espada y su arte son espléndidos.” Comento Jordán asintiendo con suavidad.

“Bah, yo también tengo aura de espada y perdí…” Murmuro Niels e ignorando la mirada extraña del dúo, agrego. “Aunque tengo que admitir que él, es quien está más cerca de convertirse en Rango S para igualar a Edward.”

Como un estudiante de tercer año, muchos pusieron sus ojos en Gregorio que tenía una alta posibilidad de ascender de rango.

El otro individuo era Oliver.

“No espere que hubiera tantos individuos fuertes en el primer año, eso me sorprende…” Murmuro Gregorio desenvainado su espada larga.

Debido a la capacidad del torneo, en su pequeña sala podían oír claramente sus voces.

Parecía estar tranquilo con su mirada sonriente, pero su posición y sus movimientos dejaron en claro que estaba siendo serio.

Aun así, Oliver lo supo.

“No es suficiente…” Murmuro mirando el combate mientras proyectaba más pantallas para ver cada lado de la batalla.

Era serio, pero necesitaba ser aún más serio si deseaba enfrentarse a esa mujer.

Alice no respondió solo hizo que desde su espalda se extendieran varios brazos negros.

“¡Que comience la batalla!” Anuncio Frank.

Apenas termino el anuncio Gregorio cargo directamente hacia la joven sin retenerse.

Los brazos negros fueron enviados a detenerlo y a pesar de que Frank estaba corriendo solo balanceo su espada moviéndose entre esos brazos cortándolos a todos.

Su espada estaba rodeado por su aura de espada y al igual que Niels, pudo cortar los brazos.

Otros brazos negros se acercaban mientras dejaba brazos cortados en el camino llenando la arena de esos bizarros brazos negros.

“¿No le duele?” Pregunto Jordán, pero Oliver no le prestó atención.

Su mirada estaba en Alice que comía su papita sin inmutarse por su oponente que se acercaba y sin molestarse por sus brazos cortados.

La agilidad de Gregorio y su espada le libero camino, entonces cuando llego a Alice, él realizo un poderoso corte hacia ella.

Alice fue rodeada por decenas de brazos creando un capullo para protegerse, y la espada de Gregorio en vez de atravesar ese capullo solo atravesó varios centímetros.

“¡!”

Una expresión alarmada apareció en el rostro de Gregorio cuando la espada empezó a ser rodeado por esa masa negra y se atascó en ella.

Al instante siguiente una protuberancia broto a alta velocidad para apuñalar a Gregorio que solo pudo esquivar ligeramente.

Una herida cortante fue creada en su estómago, pero usando su fuerza pudo sacar su espada y retirarse.

“Verdaderamente un monstruo…” Murmuro Jordán con una expresión atónita.

En la red de la academia se había analizado que la debilidad de Alice, era su verdadero cuerpo y una vez que lo dañara todo acabaría.

Ahora que veían el combate contra otro oponente, se dieron cuenta de que eso no sería fácil.

Sin embargo, Oliver estaba atento a otra cosa.

“¿Lo perdono?” Murmuro dudoso al ver que solo una púa broto para atacar a Gregorio.

Si fueran varias entonces Gregorio seria derrotado cuando la barrera se activará para proteger su vida del peligro.

El capullo se empezó a abrir y revelo a Alice mirando a Gregorio que tenía una expresión extraña.

“Eso duele… Supongo que es mi culpa por dejarme llevar.” Murmuro Gregorio.

Oliver pudo entenderlo, cuando vio que su espada cortaba esos brazos negros, seguramente pensó que lo demás también podría ser cortado con total facilidad.

Pero era normal, incluso él como luchador tenía que reforzar su cuerpo con toda su energía mágica para que no fuera cortado, así que pensar que era fácil atravesar esa masa negra era normal.

“Esta vez será mi turno…” Murmuro Alice y Gregorio en vez de esperar y ver, cargo hacia adelante.

Esa fue la mejor decisión para evitar que Alice tomara el control de la situación, sin embargo, lo que salió de la espalda no fue un brazo, sino que lanzas negras.

En tan solo un instante y a una mayor velocidad las lanzas fueron disparadas a Gregorio que uso su espada para volver a cortarlos.

Sin embargo, esta vez fue diferente.

“¡Qué demonios!” Exclamo Jordán al ver como la espada chocaba con esa lanza negra.

Con bordes afilados esa masa negra que salía de la oscuridad de la espalda de la joven detuvo una espada rodeada por el aura de espada de un espadachín.

Sin darle tiempo para pensar a su oponente, Alice utilizo cuatro brazos para moverse y envió seis lanzas negras a su oponente.

Cortes simples combinados con empujes fueron las formas que se usaron las lanzas negras, pero eso no significaba nada.

No importa cuánto Gregorio intentará cortarlo o esforzarse para hacerlo, a veces cortaba un poco de esa lanza, pero al momento siguiente se regeneraba.

Presionado y acorralado Gregorio solo pudo centrarse en la defensa retrocediendo lentamente ante el ataque enemigo.

Estaba esperando una oportunidad para cambiar la batalla a su favor, pero Alice no lo dejo.

Los brazos cortados de antes que todavía estaban en el suelo por todas partes se transformaron en un líquido negro y este empezó a moverse de vuelta a Alice.

“Es un monstruo…” Murmuro Niels al ver esa escena.

¿A qué nivel de aterrador era ver brazos negros transformarse en un líquido y luego pegarse a otros brazos?

Muy aterrador y lo peor era para Gregorio que vio esto y no pudo hacer nada.

Las lanzas se volvieron más gruesas y rápidas, presionando aún más a Gregorio.

“Es un Rango A, ¿cierto?” Pregunto Jordán sorprendido.

Su pregunta era una broma, pero demostraba su sorpresa ante la situación.

Una resistencia capaz de protegerse de cortes de su oponente, una versatilidad al usar sus brazos negros impresionante y para colmo, tenía una fuerza impactante.

“Si, lo es…” Murmuro Oliver con una expresión seria.

Cada nivel de fuerza que demostraba estaba dentro del ‘Rango A’.

Tenía muchas ventajas, pero eso no significaba que fuera de un rango mayor.

Su habilidad innata era demasiado dominante y poderosa, pero el mayor problema era la facilidad con la que Alice lo controlaba.

Fue en el momento que Oliver estaba pensando eso que la situación en la arena cambio.

Cuando Alice envió sus lanzas negras para atravesar a Gregorio, este en vez de repelerlo, desvió el ataque hacia los lados, logrando que las lanzas atravesaran la tierra.

Sin embargo, no tuvo tiempo para que cargara hacia su oponente, ya que Alice, agito su mano.

Su primer movimiento hizo que desde las lanzas negras se extendieran púas hacia todas partes.

Debido a que Gregorio estaba en el medio de ellas, intento esquivar algunas, pero al momento siguiente fue rodeado.

Alice no lo atravesó, sino que lo encerró en una prisión de púas.

“¿Me estás diciendo que fue un pésimo movimiento desviarla sin moverme?” Pregunto Gregorio con una expresión extraña mientras estaba inmóvil rodeado de las púas.

¿Se pueden dividir otra vez?

Esa era una pregunta que Gregorio no quería responder con su cuerpo.

Prácticamente esas púas estaban a centímetros y cuando no pudo esquivar a todas, estas se movieron a otros lados para encerrarlo en vez de herirlo, se notaba que lo ‘perdonaron’.

Alice solo lo miro ligeramente entretenida.

La experiencia de combate estaba varios niveles de diferencia, Oliver no podía negarlo cuando observaba a Alice.

Una habilidad fuerte y versátil, pero a la vez una alta capacidad de combate y una experiencia profunda que le permitía estar en calma en todas las situaciones.

Llevando todas las ventajas, Alice ante la mirada de los estudiantes parecía no tener desventaja.

“Bien, me rindo…” Dijo Gregorio con un suspiro.

Las púas se retractaron y volvieron a los brazos negros, luego estos brazos negros retrocedieron y se ocultaron en la espalda de Alice.

Todo el combate duro lo que ella demoró terminar una bolsa de papitas de tamaño pequeño.

Mirando a las figuras que se retiraban, los ojos de Oliver brillaron con una gran fuerza.

Cuando se enfrentará a ella… Él daría todo para presionarla.

Esa era la única forma para demostrar su seriedad a ese oponente que parecía invencible.

******

Andrés suspiro agotado y se dejó caer en su asiento.

“¿No encontraste nada?” Pregunto su compañero de clase de tecnología.

Algunas miradas de sus otros compañeros la misma clase se dirigieron a su grupo, pero Andrés comento. “No es eso, solo estoy agotado.”

Desde que había vuelto de esa semana, tuvo que realizar trabajos extras lo que fue agotador.

Luego cuando llego a la academia se tuvo que encargar de buscar información de los estudiantes que participarían en el torneo internacional.

A pesar de que era un trabajo simple, ciertamente era agotador cuando se combinaba.

“Es difícil encontrar información y, además, no somos los únicos que estamos haciendo algo parecido. Las noticias de nuestros estudiantes han llamado la atención de otras academias.” Dijo otro joven soltando un suspiro.

Andrés asintió.

Ellos no eran los únicos que se preparaban y buscaban información de los estudiantes de otras academias.

Eso significaba que ‘extranjeros’ se acercaban a sus compañeros para hacerle preguntas o lo seguían por las redes para ver si publicaban algo.

A muchos héroes le gustaba mantener redes sociales para dar a conocerse o interactuar con sus ‘fans’.

Y como jóvenes adultos era común que ellos tuvieran sus propias redes sociales para interactuar con el mundo y con sus compañeros.

Si bien la red de la academia era privada, la información podía ser retransmitida desde adentro.

“Bueno, nuestros compañeros se están tomando el torneo internacional muy seriamente. Su competitividad es alta.” Dijo Andrés agitando su cabeza con un suspiro.

Estaban a solo a miércoles de esta semana y los combates se estaban desarrollando a una alta velocidad, que hizo difícil que uno pudiera verlos a todos.

En este momento incluso había estudiantes de Rango B, luchando para reducir su número aún más.

Esa sección era el foco principal debido a su alto número de enfrentamientos, pero también llamaban la atención los enfrentamientos de Rango A y la final del enfrentamiento grupal.

Marc con su equipo que tenía dos Rango A se enfrentaría con el equipo de Clémentine en el que se encontraba Alice.

Para el combate individual de rango A quedaban cinco estudiantes siendo Clémentine, Alice y Oliver los favoritos.

Claro, el combate grupal también continuaba, pero solo para elegir el tercer puesto, aunque nadie le daba tanta importancia y solo eran vistos para entretenerse.

Esta semana estaba pasando más rápido de lo que Andrés esperaba, ya que era más agitado de lo usual con tantos combates.

Él mismo tenía problemas para mirarlo a todos con todas sus clases.

En ese momento la Profesora Morgan de la clase de tecnología entro a la sala de computación.

Dando un saludo casual, la profesora miro a Andrés y pregunto. “¿Entonces quieres participar en el torneo internacional como representante de la clase?”

Esta clase tenía bastantes estudiantes, algunos con talentos centrados en la tecnología especializados a la seguridad otros centrados en la búsqueda o en otras áreas, pero Andrés tenía el talento más versátil de todos.

Su [Control Informático] le daba una gran ventaja ya sea para controlar aparatos electrónicos o simplemente para infiltrarse en redes de seguridad.

También podía ser usado para controlar sus drones y sobrecargarlos.

Era un ‘todoterreno’ en el área informática.

Es por eso que cuando fueron avisados de que los estudiantes de informática podían participar en el torneo internacional con algún torneo especial para ellos, fue Andrés al que todos miraron para que participara.

La clase de informática era pequeña y unido, es por eso que no hubo quejas y fue casi unánime la decisión… Solo que Andrés mismo no lo había aceptado.

“El torneo será en noviembre, solo falta esta semana y la otra. La academia se encargará de pagar el hotel y el viaje a Sudamérica. Se prevé que el torneo dure una o dos semanas, tal vez un poco más dependiendo de los eventos principales.” Explico la Profesora Morgan sin adentrarse demasiado en el tema y con una sonrisa, agrego. “Dicen que quieren trasmitir los diferentes eventos al mundo, así que seguramente muchos verán tu actuación.”

Las miradas de todos sus compañeros se giraron a él y Andrés solo pudo suspirar.

“Está bien, participaré.” Respondió Andrés con un suspiro.

Tenía que pedir un tiempo en el trabajo para ver si podía recibir la misiones cuando estuviera de viaje, pero no sería un gran problema, ya que sabía que su jefa era accesible.

Y si la ayudaba a ganar, su ‘accesibilidad’ solo aumentaría.

*Notas del autor.

Espero que les haya gustado este capitulo. No se olviden mirar el mapa, pronto ‘visitaremos lugares’ que no han sido explorados antes, al menos no completamente.
https://maphub.net/facuelfacha15/the-guardian-sin-spoilers

 

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.