Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 141: ¿Creen que pueden detenerla?

Capítulo 141: ¿Creen que pueden detenerla?

Nicole se enfrentó a Jordán con tenacidad y ferocidad.

Ahora era el último día del torneo académico y se estaban enfrentado en la final.

Sin embargo, Nicole no la tuvo fácil.

Jordán era un espadachín centrado en la velocidad pura, pero también era alguien con una gran cantidad de experiencia y que usaba su experiencia y técnica para enfrentarse a sus oponentes.

Al no haber podido ascender de rango durante bastante tiempo mejoro su técnica y su arte de espada, convirtiéndolo en un oponente que era muy problemático.

Su espada trataba de cortar el reforzamiento de Nicole, pero ella se defendía dando fuertes puñetazos tratando de acercarse a Jordán.

Como un Rango B, Jordán no tenía aura de espada, pero uso la distancia a su favor.

Su espada podía golpear a Nicole antes de que sus puños lo alcanzaran y sin dejar que se acercara mantenía la distancia retirándose.

Pragmático y con calma, ambos se enfrentaron, pero lentamente se demostró la desventaja de Nicole.

No fue imprudencia o nervios, tampoco fue resistencia, sino que se trató de técnica.

En un combate en donde sus fuerzas estaban igualadas las técnicas se podían convertir en la razón de que definieran la batalla.

Y aquí se demostró esa ventaja.

Nicole tenía experiencia y una gran habilidad para luchar con estilos muy variados ágiles y rápidos, pero Jordán que había alcanzado su límite se había convertido en un maestro de su técnica.

Su espada era rápida y ágil, con movimientos claros, sus pies nunca dejaban de moverse, pero a la vez realizaban pasos finos que lo hizo esquivar los golpes de Nicole.

Cada ataque que realizaba era de tal forma que debilitaba el reforzamiento de Nicole y lentamente la estaba acorralando a pesar de que era él quien parecía estar perdiendo ante la ferocidad de la luchadora.

Nicole trato de cambiar el ritmo de la batalla, pero no pudo lograrlo.

No importa si usaba el medio a su alrededor, en este combate individual donde no podía usar su traje de combate y todo era equipo promedio dado por la academia, la hizo difícil cambiar su situación.

Sin embargo, ella no se rindió y siguió hasta el final.

Hasta que Jordán pudo atravesar el reforzamiento de Nicole y empezó a crear heridas en su cuerpo.

La espada era afilada y en manos de Jordán era un arma letal, pero de otra forma el cuerpo de un luchador era un arma y a la vez un escudo.

Con una resistencia muy alta y reforzado con su energía mágica, ellos eran ‘tanques’ con una poderosa armadura.

Jordán empezó a crear grietas en esa armadura que lentamente se fueron acumulando hasta que al final la barrera se activó cuando realizo un golpe más letal.

Cuando eso sucedió Nicole cayó al suelo agotada y respirando pesadamente.

“Por fin tenemos un vencedor. ¡Jordán Wood campeón del torneo de Rango B!” Exclamo Frank que estaba actuando como anfitrión.

La mayoría de la atención durante los combates se centró en los del primer año.

Nicole se había llevado toda la atención, pero también lo hizo Alexey que ocupo el cuarto puesto.

El mismo Frank había quedado tercero, pero también Cristian con su quinto puesto fue llamativo.

Tres estudiantes de primer año se llevaron toda la atención demostrando su actuación excelente, pero a la vez la capacidad de esos talentosos estudiantes.

A la vez que demostraba lo eficaz que fue el cambio de programa de este año.

Adelantando las practicas llevo a que los estudiantes aprendieran aún más rápido, hasta el punto de que ahora demostraron la capacidad de superar a los estudiantes de años superiores.

Claro, no había que negar que Nicole, Alexey y Cristian tenían talento.

También Marc era igual si no hubiera terminado tan herido la última vez, seguramente estaría entre los primeros diez.

“Un excelente combate. Me sentí muy presionado.” Dijo Jordán guardando su espada.

Nicole dio una tenue sonrisa mientras esperaba a los curadores.

“Solo hice lo que pude…” Murmuro con una voz débil y exhausta.

Si Jordán se sintió presionado, ella se sintió exasperada ante la defensa y las habilidades de Jordán.

Presionarlo para conseguir un hueco en su defensa o un defecto fue muy difícil y cuando lo logro, Jordán se recuperó de inmediato.

Logro mantener la calma y racionalidad por que a ella no le gustaba volverse loca, pero estaba seguro de que otros luchadores hubieran atacado con una mayor ferocidad ante tanta frustración.

Aun así, no estaba molesta.

Si antes sorprendía a sus enemigos por su tenacidad y actitud, ahora se enfrentó a un oponente cuya mayor defensa era su técnica y sus movimientos.

Incluso como una luchadora la capacidad para seguir adelante enfrentándose a cada enemigo no era lo único, necesitaba seguir entrenando y mejorando sus habilidades.

¿En cuánto a ser la subcampeona?

A ella no le importaba demasiado, cuando había aprendido bastante.

******

“Edward hay que tratar los diferentes asuntos relacionados con el rango de Alice.” Dijo Niels con una expresión seria.

Edward dudo al escuchar esas palabras.

“Su fuerza es aterradora. En primer lugar, si antes estaba la duda de que ella era un Rango S, ahora hay una prueba.” Señalo Gregorio apuntando a Oliver que estaba sentado con una expresión difícil.

Para el público ese último golpe de Oliver pareció aterrador y muy fuerte, tal vez algunos tendrían dudas, pero podían ser respondidas sin revelar nada.

Sin embargo, ellos como aquellos que se enfrentaron a Alice sabían lo aterradora que era y con ese último golpe se dieron cuenta de que Alice era más fuerte de lo que decía.

No estaban enojados de que Alice ocultara su fuerza, ya que ella les gano con una fuerza de Rango A… Y solo cuando Oliver dio ese último golpe que descubrieron la razón.

Edward suspiro.

Ya lo sabía.

En primer lugar, había trabajado para ellas durante un tiempo y conocía la fuerza de ambas o al menos había visto una parte.

Ellas no debían estar aquí como simples estudiantes… Esto era una farsa, ambas eran mercenarias veteranas que a una edad muy joven ya estaban realizando tareas peligrosas.

Sin embargo, Edward guardo silencio y miro a los presentes.

Gregorio, Oliver, Rachael y Niels.

Estos eran los favoritos para el torneo internacional y que lucharían por un puesto contra uno de los de primer año.

Ahora como Oliver ascendió de rango, Clémentine y Alice no se enfrentarían a los estudiantes más fuertes… Aunque en cierto sentido ya era inútil, ya que ambas eran las semifinalistas.

“¿Qué piensan?” Pregunto Edward a Rachael y Oliver.

No es como si él fuera la persona que dirigía todo el torneo tenía ayuda de otros estudiantes y ellos eran sus principales ayudantes.

“Participar en el torneo internacional es una gran oportunidad. Ya sea para volverse conocido como un héroe o para ser contratado por un país o entrar a una sociedad o grupo.” Dijo Rachael y cuando todos asintieron, agrego. “Pero si llevamos a un supuesto estudiante de rango A que resultó ser un Rango S… Podría traernos problemas o descalificarnos.”

Edward asintió.

Cualquier trabajo necesitaba reconocimiento y era esa razón por la cual él mismo participaba.

Deseaba entrar en el gremio de héroes el año siguiente y a pesar de que tenía una buena relación y había trabajado con ellos, tener reconocimiento público ayudaría a su imagen.

Ahora como dirigente de este grupo, si hacia la vista gorda y llevaba a un estudiante de Rango S entre los Rangos A… Si lo descubrían serían mal vistos o hasta incluso descalificados.

“¿A quién le importa? Nadie sabía de Alice hasta que le pedí que luchara con toda su fuerza.” Remarco Oliver y con una sonrisa, declaro. “Hay que llevarla. Sera una carta oculta… Bueno, hasta a mí me gustaría ir si no fuera porque ya me han descubierto.”

“No sabemos si las autoridades del torneo internacional harán pruebas para ver nuestra fuerza o nos dejarán pasar de cualquier forma. Sin embargo, no hay duda de que ella es una carta oculta.” Comento Niels con una sonrisa igual de animada que Oliver.

Ambos votaban por una decisión audaz para ocultar la fuerza de Alice y usarla a su favor en el torneo internacional.

“Creo que nos estamos olvidando un punto importante. ¿Por qué ella no revela su fuerza por completo? Si se registrara en el gremio de mercenarios seguramente muchos buscarían contratarla. Con esa fuerza hasta es capaz de crear su propio gremio de aventureros.” Dijo Gregorio apuntando al pensamiento de Alice.

La expresión de Edward tembló.

No es que estuviera ocultándose… Si no que no requería tanta fuerza para vencer a los estudiantes.

En cuanto a registrarse en el gremio… ¿Qué ganaría si se registraba?

El reconocimiento y los beneficios del gremio de mercenarios eran agradables, pero no para Alice o Aurora que podían conseguir los mismos beneficios por otro lugar.

En cuanto a crear un gremio, ellas ya tenían a su propio grupo de mercenarios.

Edward sabía que muy pocas cosas le interesaban a Alice, así que podía entender sus razones para no registrarse y seguramente sería… Molestia.

Era muy posible que si le ofrecieran unas bolsas de papitas se registrara voluntariamente.

“Es mejor dejar que el Director Vincent se encargue. Es posible que con ese último golpe los profesores se den cuenta de su fuerza.” Dijo Rachael tomando el camino más simple y fácil.

Eso lo sería si…

“El Director Vincent dejo que las autoridades del torneo internacional se hicieran cargo de ese asunto.” Respondió Edward con una expresión extraña.

Hubo un silencio por un momento.

Por lo general se incentivaba a que aquellos individuos fuertes actualizaran sus rangos, y si bien ya no era como antes en donde algunos héroes usaban máscaras, no había duda de que algunas personas ocultaban su fuerza por varias razones.

Tal vez por no querer revelarlo a sus enemigos, porque no tenían deseos de ser reconocidos o simplemente porque registrarse en organismos oficiales no les gustaba.

El Director Vincent no le dio tanta importancia por la simple razón de que Alice y Aurora no representaban un peligro.

“Bueno, entonces eso resuelve todo. Contratémosla… Es decir, pidámosle que se una. No creo que en el torneo internacional se realicen pruebas para identificar su rango o ascenderla.” Comento Oliver y con una sonrisa astuta, agrego. “Además, no hay ninguna regla sobre la fuerza. Han pedido cinco Rangos A oficiales. No es nuestro problema si uno tiene una fuerza superior a lo que dice oficialmente.”

Edward lo miro de forma extraña debido a que esa respuesta era bastante problemática y a la vez astuta.

Solo estaban usando una laguna en las reglas para obtener más probabilidades de victoria.

“Somos héroes tenemos que respetar las reglas.” Dijo Gregorio agitando su cabeza.

“Es cierto, pero ser héroe no significa nada ante la victoria. No sé tú, pero si debo ganar haciendo trampas para salvar a otras personas, no me importaría.” Refuto Niels con un tono lleno de desprecio.

Estaba comparando el torneo internacional con un asunto de suma importancia en la que los valores de ‘héroe’ no ayudarían en nada.

Hubo algunos fruncir de ceños, pero…

“Creo que Alice debe decidir. Fue ella quien se adentró en el combate de Rango A y ella debe tener sus razones para hacerlo.” Dijo Oliver y con una sonrisa, pregunto. “Y si desea participar en el torneo internacional como Rango A, ¿creen que pueden detenerla?”

Todos recordaron como le robaron su bolsa de papitas cuando entro a la academia y debían admitir que en ese momento no les importo ninguno de los estudiantes e hizo lo que deseo.

Ahora era igual.

Al director no le importaba como se organizarán y ellos no podían negarle la participación, debido a que los puestos estaban para ser ganados.

Eso significaba que si querían evitar que ella dejara el torneo tenía que ganarle.

Incluso como Rango S, el mismo Edward dudaba de su victoria si se enfrentaba a esa jovencita.

También pensaba como Oliver y Niels, ya que había una razón para ello.

“Dejemos que Alice decida qué hacer. En cuanto a lo que estoy seguro es que no somos los únicos que pensaremos de esta forma. Hay otras academias que tienen estudiantes poderosos y que seguramente los intentaran ocultar como Rango A.” Declaro Edward con un tono serio.

La academia de héroes era famosa, pero en el mundo también se encontraban otras academias famosas con estudiantes fuertes.

Que ellos pensaran esto significaba que otros también pensarían igual.

Ellos tenían una resistencia a la idea porque eran ‘héroes’, seguir las reglas que trataban de proteger y mantener esos ideales ‘puros’, pero el mismo Edward sabía que la realidad era cruel.

Tal vez este asunto no sea muy importante, pero esos valores no eran muy útiles ante la crueldad de unos lunáticos.

Todos sus compañeros asintieron al dejar que Alice decidiera.

No era mentira cuando Oliver dijo que no podían detenerla, incluso delatarla ella solo se podría burlar en sus caras y permanecer oculta.

Edward lo sabía porque su maestro de Rango SS tenía dificultades para ver su fuerza, ni hablar de algún examen o prueba.

“Bien, vamos a ver la final.”

Solo faltaba un último combate y todos estaban deseosos de verlo.

******

“¡Que comience la batalla!”

Apenas Clémentine escucho la señal de comenzar sin dudar hizo uso de su telequinesis para romper la pared sacando dos grandes esferas de concreto, luego sin dudarlo la lanzo hacia Alice que apenas estaba abriendo su bolsa de papitas.

*BOOM*

La explosión resonó dejando que una nube de polvo se extendiera, pero Clémentine no se inmutó.

Sin dudarlo hizo uso de su energía psiónica para formar un poderoso cañón psiónico que fue disparado al centro de esa nube de polvo.

*BOOM*

A pesar de que usar la energía psiónica directamente era la forma más simple que un psiónico tenía para atacar, eso no significaba que no fuera poderoso.

Lo era y mucho, ya que la explosión fue perturbadora.

No había visto a Alice demostrar toda su fuerza, ya que a pesar de que estuvo en la misión ‘Arca’ y ‘Asalto’, esa jovencita siempre usaba la fuerza necesaria para derrotar a su oponente.

El combate con el Smilodon Fatalis fue dentro de una poderosa barrera de Liam y fue igual cuando se enfrentaron al ‘Terror Somalí’.

Sin embargo, sabía que Alice era muy fuerte y más cuando era seria.

Que sus brazos negros atravesaran el blindaje de un tanque cuando Aurora recibió el disparo en Kenia, era solo una pequeña prueba de esa idea.

Es por eso que a pesar de que no hubo movimientos Clémentine se siguió moviendo.

Creando decenas de dagas con su energía psiónica, esas dagas que parecían no tener forma corpórea y eran ligeramente traslúcidas, fueron disparadas hacia Alice.

El golpeteo de las dagas fue escuchado por Clémentine, pero esta vez vio como una decena de tentáculos se agitaban deteniendo todos esos ataques.

La nube de polvo desapareció lentamente y revelo a Alice que estaba frunciendo el ceño mientras cerraba su bolsa de papitas para que no le entrara mugre.

Una parte de su mente estaba asustada no solo por cuando Alice se enojó por sus papitas, sino que por ese día que entreno con ellas.

No podía negar que ese día, la hizo sentir como insectos siendo aplastados por una terrible criatura…

Aun así, ese día ya había pasado.

“¡DETENTE!” Ordeno Clémentine extendiendo una onda mental para afectar a Alice.

Esa fue la carta con la que le gano a Rachael y era un poderoso ataque mental que paralizaba a su enemigo.

Con ese ataque sobrevivió en la misión de ‘Asalto’ y ahora lo estaba usando contra una persona que respetaba.

Alice frunció el ceño, pero antes de que llegara a ella, fue cubierta por sus brazos y se ocultó dentro de un capullo negro.

Era un ataque mental así que teóricamente atravesaría ese capullo, pero Clémentine no tenía confianza.

Ya sea si pasaba o no, Alice estaría protegida en ese capullo por esos segundos tan vitales.

Y Clémentine no los desperdicio.

Usando su fuerza mental para destrozar la pared y la tierra levantando grandes masas del suelo, su nariz empezó a sangrar.

Se estaba sobre exigiendo, pero esto era necesario.

Levantando sus manos las grandes masas de piedra se empezaron a levantar en el cielo, formando esferas.

“Ugh…”

La sangre en su nariz se hizo más intensa, ya que ese ataque era muy exigente, pero Clémentine continuo.

No era por arrogancia u orgullo, solo deseaba demostrarle a Alice y Aurora que la estaba viendo, lo fuerte que era.

Lo fuerte que se convirtió gracias a ellas.

Tal vez para algunos era exagerado, pero Clémentine sabía que ir a áfrica fue la mejor decisión que había tomado a causa de que sentó la base para lo que ella deseaba y lo que buscaba.

Le demostró que había más de lo que los medios decían, de lo que sucedía en las grandes ciudades, le revelo que para ser un ‘héroe’ no necesitaba popularidad o tener miles de fans en una ciudad.

El prestigio no era necesario, un héroe se encontraría en muchos lugares diferentes ayudando a su manera, en silencio.

La llamaban ‘genio’ y la ‘estudiante perfecta’, pero no lo era.

Para Clémentine fueron Aurora y Alice quienes la llevaron a convertirse en lo que era ahora.

Es por eso que quería demostrarle de lo que era capaz… Y de lo que sería capaz en el futuro.

Levantando decenas de rocas por el escenario destruyendo gran parte de la arena, Clémentine bajo sus brazos directamente hacia Alice.

Una enorme fuerza de gravedad empujo todas esas rocas mientras que con su telequinesis la enviaba directamente a la posición de ese capullo negro.

Estaba presionando con todas sus fuerzas para aumentar aún más la potencia de ese ataque, pero en mitad del aire la sonrisa de Clémentine se hizo más grande.

Decenas de brazos como tentáculos empezaron a extenderse por todas partes atrapando a las grandes rocas unas por uno, como guanteletes atrapaban a una pelota y luego…

“Mierda…” Murmuro Clémentine cuando vio las rocas salir disparando hacia ella.

A la primera la dividió usando su telequinesis para separarla, a la segunda la desvió hacia otro lugar y a la tercera la corto para alejarla.

Luego hizo lo mismo con la siguiente y la siguiente, así sucesivamente hasta que no tuvo tiempo para desviarla y recibió el golpe con su barrera.

“GUhh…”

Atrás de cada gran roca había una fuerza aterradora que la hizo gemir de dolor mientras era empujada para atrás, pero Clémentine solo extendió aún más su barrera para recibir los subsiguientes golpes.

*BOOM*

Ella gimoteo y retrocedió.

*BOOM*

Cayo al suelo de rodilla y tosió sangre.

*BOOM*

No importa cuántas cayeras, Clémentine mantuvo su barrera psiónica protegiéndose con toda su fuerza.

Por dentro se lamentaba de haber enviado tantas, pero mayor que eso estaba sorprendida de que Alice pudiera atraparlas a todas sin que se destruyeran por la fuerza.

Sin embargo, en medio de esos pensamientos recordó que cuando toco esos brazos negros se sentían blandos y esponjoso, estaba claro que Alice cambiaba la forma que usaba a voluntad.

Esos pensamientos venían a su mente, ya que ella estaba arrodillada en el suelo con su cabeza adolorida y en un estado completamente perdido.

Desde que se convirtió en un Rango A, nunca había gastado tanta energía y había llegado a su límite de esta forma.

A pesar de que este estado era doloroso, ella sabía que había empujado su límite un poco más.

Limpiándose la sangre de su nariz Clémentine levanto su cabeza adolorida por ese simple movimiento y se encontró con Alice caminando hacia ella por el escenario destruido.

“Fue impresionante, tengo que admitirlo.” Dijo Alice y con una sonrisa, declaro. “Casi pierdo mi bolsa de papitas.”

Para otras personas esas palabras sonarían como desprecio, pero Clémentine entendía la importancia de que Alice le daba a sus papitas y no pudo evitar reírse.

“Algún día lo lograré…” Murmuro Clémentine sin poder evitar reírse en el medio.

Alice dio una gran sonrisa entretenida y dando su mano para ayudarla a levantarse, comento. “Puedes intentarlo.”

Los labios de Clémentine temblaron, pero solo dejo salir una sonrisa mientras se levantaba con la ayuda de Alice.

Cithrel y otros curadores se acercaron a gran rapidez para ayudarla, pero ella no recibió tanto daño o al menos no fue causado por un ataque externo.

Así que solo estaba cansada.

“¡Con esta gran final hemos terminado el combate! ¡Y ya hemos publicado los puestos de todos los estudiantes! Recuerden anotarse en este fin de semana si desean retar a un estudiante.” Señalo Frank apareciendo en la proyección.

Todos los relojes holográficos vibraron y revelaron a los estudiantes que ocuparon los puestos de combate.

Gran parte de ellos fueron ocupados por los estudiantes que ganaron el torneo, pero con la aplicación podían inscribirse para retar a uno de ellos.

El torneo internacional estaba cada día más cerca.

***Nota del autor:

Espero que les haya gustado. Con esto hemos terminado la sección del ‘torneo académico’… Para ser un torneo, seguramente no lo sintieron completamente como uno, al menos seguramente lo sintieron demasiado desorganizado. La primer razón fue por que lo hicieron estudiantes, la segunda es porque este es solo un aperitivo… No dire nada más que eso, pero les aseguro que próximos capítulos hasta el final del volumen 1 les encantara. Al menos espero que tanto como a mí que me encanto escribirlo.

No se olviden dejar un comentario o una reaccion en los comentarios, o si estan interesados en dejar una reseña o critica pueden hacerlo en la pagina principal, ya saben ‘advertir’ o ‘atraer’ a otras personas.

Como dato extra, he estado pensando dar la oportunidad a uno o dos lectores beta, no por la correccion y editar los capitulos, sino que principalmente para ver los huecos o los errores, ya saben esas cosas absurdas que aparecen de vez en cuando, que a veces son ingruentes y que pueden ser un error por parte mia. Basicamente el trabajo es leer como cualquier lector solo que capitulos adelantados y prestarle atencion a la historia, la unica recompensa son leer capitulos adelantados. (Pista: Bastante capitulos adelantados.)

Si alguien esta interesado puede dejar un comentario aqui o unirse al nuevo grupo de Discord y hablarme por ese lugar: https://discord.gg/WG8FX75

En caso de que otros se quieran unir, pueden hacerlo, si quieres. Por si alguno quiere discutar, dejar sus teorias locas, suposiciones con spoilers o algo por el estilo. (La verdad me divierte leer esas clases de teorias.)

Dicho todo esto, gracias por pasar y leer!

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.