Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 148: Un gran premio.

Capítulo 148: Un gran premio.

Andrés miro el GPS de su reloj holográfico tratando de encontrar su posición.

“¿Dijo en la plaza central?” Murmuro Andrés con una expresión extraña.

Era el primer día y tenía que contactar con su superior para el trabajo, es por eso que Andrés estaba aquí.

Caminando por los alrededores dirigiéndose a la plaza central noto que la cultura era muy variada.

Como un sudamericano, Andrés era alguien conocedor de su tierra… Al menos, el país del dónde provino.

Claro, ahora se encontraba viviendo en la ciudad Atlántida, pero eso no cambiaba de que vino de estas tierras.

Los restaurantes, la gente y los edificios… Diferentes culturas de Sudamérica demostraban atisbos de regiones muy diferentes entre sí.

Desde la región argentina al sur del imperio hasta la región venezolana al norte.

Cada país creo su cultura y ahora se trataba de unificarla en algo más grande, en algo más profundo… Se trataba de demostrar que esta era la cultura sudamericana.

A Andrés le gustaba esta forma denominarse, es por eso que al final le gustaba decir que venía de Sudamérica y no de un antiguo país determinado dentro de ella.

A pesar de que estuvo bastante tiempo lejos de sus tierras y no era alguien nacionalista, no podía negar que disfrutaba ver algunas típicas comidas a la venta.

Antes de llegar a la plaza central, un auto se detuvo al frente de él.

Fue repentino, pero Andrés ya tenía sus drones preparados para salir de su anillo y soltar una descargara eléctrica potente.

“¿Andrés Silva?” Pregunto el conductor y al ver su mirada cautelosa, señalo. “Sube tu superior te está esperando aquí atrás.”

Cuando dijo eso, la ventana trasera bajo y una joven se reveló.

“Sube.” Ordeno la joven.

Cabello rubio, lentes grandes, si alguien dijera que parecía a la típica apariencia de una bibliotecaria entonces no podría negarlo.

Era como sacarla de una película cliché…

Subiéndose al auto para no molestar, Andrés se comportó como un trabajador a la espera de su superior.

La joven solo proyecto su reloj holográfico solo para que sea visible para ella y el auto siguió conduciendo.

Si Andrés no hubiera visto fotos de su superior, seguramente pensaría que lo estaban secuestrando.

Mientras dudaba de si preguntarle algo a su superiora Giselle, Andrés sintió una ligera sensación extraña cuando por su conexión su IA se volvió lenta.

Inmediatamente sin mirar su reloj holográfico se concentró conectándose a la IA de su reloj holográfico y se dio cuenta de que le estaban robando toda su información.

Fue tan rápido que cuando intento abrir su reloj holográfico se dio cuenta de que era muy difícil detener la infiltración que había atravesado todo su sistema de seguridad.

Su mejor acción fue desconectar y apagar todo de inmediato.

“Eso fue inesperado. Pensé que todo sería silencioso, no espere que estuvieras tan atento.” Comento Giselle cuando Andrés estaba a punto de realizar otras medidas de seguridad.

“¿Tú lo hiciste?” Pregunto Andrés con media certeza.

En realidad, lo venía venir, pero como alguien que trabajaba en una red de información, era mejor asegurarse de su seguridad antes de averiguar si era una prueba.

“Si.” Respondió Giselle y sin cambiar de expresión, se presentó. “Giselle Gilbert. Soy tu superior para esta misión.”

Andrés se presentó con tranquilidad y luego encendiendo su reloj holográfico verifico las medidas de seguridad y las fortaleció.

Su IA era potente, ya que fue dada por Liam y podía conectarse a la red para aumentar su capacidad de procesamiento.

Tal vez no era única, pero para su capacidad actual era aceptable.

Su reloj holográfico tenía la última tecnología y se elevó su seguridad con diferentes medidas, todo para convertir su reloj holográfico en un medio muy difícil de vulnerar.

“Solo estaba curiosa si estabas preparado, no pensé que te mantuvieras conectado a tu IA… Por lo general soy más sigilosa que esto.” Dijo Giselle ajustando sus anteojos.

Tal vez por su fallo se sentía ligeramente cuestionada.

“Fue casualidad. He aprendido a mantener un hilo conectado a mi IA en todo momento para casos de emergencia.” Respondió Andrés con una sonrisa simple, haciendo que pareciera que todo fue por pura suerte.

No mentía, ya que de verdad logro mantener una conexión con su IA, gracias a su habilidad y era excelente para mantenerse atento a todos los asuntos que ocurrían repentinamente.

Tal vez no sea como Liam que literalmente podía estar en una fiesta y a la vez su IA trabajando con su apoyo, pero Andrés trataba de mejorar.

Su respuesta disminuyo el sentido de derrota de Giselle, lo que hizo que Andrés suspirara aliviado en secreto.

Este era su primer trabajo y la verdad no deseaba ponerse en contra de ningún superior.

“Entiendo que tienes la fiesta de apertura esta noche, así que seré breve.” Dijo Giselle y proyectando su objetivo de misión, comento. “Nuestro objetivo es ayudar a la red de información local a encontrar miembros de la mafia… O el cartel como lo denominan en este lugar.”

Diferentes áreas lo denominaban de diferentes formas.

Los yukaza en Japón o las tríadas en china, pero todo era lo mismo.

El crimen organizado, mejor conocidos como la mafia del bajo mundo.

“Los rumores de venganza no son mentiras y no hay que menospreciar a los carteles. Antes se llamaban ‘reyes’, pero los tiempos cambian. Lamentablemente su fuerza disminuyo, pero no lo suficiente.” Explico Giselle y al ver que Andrés lo miraba curioso, señalo. “Trabajamos junto al Imperio Sudamericano y la red de inteligencia del emperador trasmite su información. Ellos saben que hay algunos individuos que ya han entrado a esta ciudad.”

La ciudad tenía muy pocas formas de adentrarse.

Los portales cosmos tenían una alta seguridad tanto mágica como tecnológica, así que era posible que fuera dejado afuera.

Los túneles que conectaban a otras ciudades que seguramente estarían resguardados, pero eso no significaba que no hubiera otras maneras.

Portales personales escondidos o magos espaciales era una de esas opciones.

“El torneo internacional es el momento perfecto para infiltrarse y crear caos. Es un evento que está en el foco del mundo y con un enorme número de turistas en el cual pueden esconderse.” Señalo Giselle y cuando vio que Andrés asentía, declaro. “Además, es el momento perfecto para realizar una ‘venganza’… No importa de qué tipo sea.”

Venganza… Las formas que se podían vengar del emperador eran menores de lo que uno podía pensar.

Era muy fuerte así que tratar de vencerlo era algo que solo un lunático que deseaba ver destrucción lo llevaría a cabo, estaba claro de que esa opción estaba fuera del límite de un cartel.

Sin embargo, realizar un acto que haga caer la reputación era posible debido a las circunstancias.

“¿Irán por los estudiantes?” Dudo Andrés con una mirada profunda.

Los mejores estudiantes de las grandes academias terminaron sufriendo heridas por la ineptitud del imperio sudamericano y bajo los ojos del emperador… Si, ese era un enunciado muy llamativo.

“Estudiantes, bombas o un sacrificio. Me gustaría pensar que los carteles no son terroristas o sectarios, pero el Emperador los ha presionado durante años y estoy seguro de que ahora quieren demostrar que no han desaparecido.” Señalo Giselle y agitando su cabeza, finalizo. “De cualquier forma, te enviaré registros para que los verifiques y cuando sea necesario te invitaré a la red para que prestes apoyo directamente.”

“Entiendo. Cualquier cosa que necesites puedo ayudarte.” Respondió Andrés con una expresión seria.

Tal como había mencionado Giselle no sabían lo que iban a hacer, pero en este mundo de locos era mejor evitar cualquier situación.

Cuando Giselle asintió, Andrés fue dejado en el mismo lugar que se lo llevaron.

Mirando el auto alejarse, no pudo evitar pensar que estaba en una misión de espías.

Suspirando al final, se dispuso a volver para asistir a la fiesta de apertura del torneo.

******

“Hay muchas personas…” Murmuro Nicole entrando en la sala del acto de apertura.

La sala era enorme y muy elegante, pero lo más impresionante es que había muchas personas.

Diferentes estudiantes llevando sus propios uniformes mientras se encontraban en grupos charlando entre ellos.

Esta era una fiesta en el sentido literal y en ella se encontraba mayormente estudiantes.

Los mozos pasaban llevando aperitivos y bebidas de toda clase mientras paseaban por toda el área.

El buffet todavía no iniciaba, pero esos aperitivos hicieron que los ojos de Alice brillaran.

“Solo hay muy pocos profesores.” Señalo Clémentine en silencio.

Aurora miro a la dirección y noto que era tal como había dicho.

Era fácil diferenciar a un estudiante de un profesor debido a la forma que vestían.

Mientras los estudiantes estaban vestidos con sus uniformes de la academia, los profesores estaban vestidos con ropa de gala.

“Oh, ¿esa no es la profesora de la Academia Merlín?” Dudo Érica al mirar a una mujer elegante con un vestido de gala.

La profesora devolvió su mirada y sus ojos brillaron cuando miro a Alice, pero esta última solo la ignoro fríamente.

Al igual que todas las otras academias, la academia de héroes tenía su propio grupo en el que se encontraban reunidos y Aurora junto a los demás se encontraban reunidos con un grupo independiente apartado.

Al igual que ellos estaban mirando a los presentes con curiosidad, otros los miraban con interés.

Aurora pudo notar al anciano Kernen que cuando las vio se acercó con una sonrisa junto a un miembro de su grupo.

“No espere verte aquí.” Dijo el Anciano Kernen y tras saludar, miro a su grupo que eran los mismos estudiantes que estaban con ella, y comento. “Al parecer la academia envió a sus mejores estudiantes.”

Era un cumplido simple y sincero, pero también serio lo que hizo que el estudiante que estaba a su lado mirara muy seriamente a quienes serían sus rivales.

Su mirada seria y fría fue a parar a los estudiantes.

“Solo ignoren su mirada, Daniel es así con todos.” Dijo el Anciano Kernen con una risa divertida y al ver que el joven lo miraba en silencio, tal vez ligeramente avergonzada por las palabras de un anciano se rio entretenido y agrego. “Rupert siempre dice que tiene un aspecto frío, pero un corazón cálido.”

Aurora dio una sonrisa lo que hizo que el joven suspirara, pero como no deseaba molestarlo, pregunto. “¿Su compañero también vino?”

“Claro, claro. Solo que es una lástima que esta fiesta no estuviera preparado para recibirlo, pero se ha estado divirtiendo en su residencia.” Respondió el Anciano Kernen animado seguramente pensando en su compañero y con curiosidad al recibir tantas miradas de los estudiantes de la academia de héroes, pregunto. “¿Participarás en el torneo o simplemente acompañas a tus estudiantes?”

Se notaba que el anciano estaba muy curioso por la respuesta.

“Personalmente no participaré.” Respondió Aurora y al ver un ligero toque de alivio en el anciano, señalo a su compañera que estaba comiendo aperitivos y agrego. “Pero ella si lo hará…”

La expresión del anciano se volvió extraña, al mirar a Alice, pero al final solo agito su cabeza.

“No puedo decir demasiado cuando nosotros los superamos en número.” Comento el Anciano Kernen con un toque entretenido.

Los estudiantes de la academia de domadores de bestias no solo estaban ellos, sino que también sus bestias contratadas.

Estaba claro que lo superaban en número, pero en ese sentido la academia de magos en la sección de invocadores también podía superarlos en número.

Así que, si se encontraba una mercenaria veterana entre los estudiantes de la academia de héroes, no había mucho que decir.

Aurora se rascó la mejilla sin saber cómo reaccionar.

“Te dejaré. La competitividad es demasiada presión para mi edad…” Dijo el Anciano Kernen antes de retirarse con una sonrisa.

La mirada que le daban a su grupo era bastante seria.

Había muchos estudiantes de diferentes academias, pero muy pocos se iban a otros grupos para conversar.

Esta era una fiesta de apertura, pero no se estaba llevando a cabo para que los estudiantes interactuaran entre ellos.

Si no que parecía una fiesta que hizo que cada estudiante de diferente academia mirara a sus rivales.

No era algo que fue hecho por las autoridades del torneo, sino que vino de los propios estudiantes.

Dejaron a estudiantes que luego competirían en una gran sala y los mismos estudiantes convirtieron esa fiesta en una batalla de miradas.

“¿Eso no es ilegal?” Pregunto Marc que estaba en otro pequeño grupo cerca de ellos.

Su voz era fuerte lo que hizo que lo escucharan.

Cuando miraron a la dirección que Marc señalaba, notaron a un grupo de estudiantes en la que la mayoría eran asiáticos.

“¿Por qué está molesto?” Pregunto Érica con curiosidad.

Estaban ligeramente separado entre ellos debido a la reciente conversación con el anciano Kernen, así que no habían notado su lejanía del grupo.

Los demás no entendieron la mirada de molesta de Marc.

“Esos son los estudiantes de la Academia de Psiónicos en Asia, Aetherium.” Señalo Andrés y con un fruncir de ceño, explico. “Su capitana es una coreana muy reconocida en su país, Ryu Sujin. Pero supongo que estará molesto por el joven a su lado.”

Aurora miro a la jovencita que estaba en silencio y luego a su compañero que daba sonrisas entretenidas a aquellos que lo miraban.

Un poco arrogante, pero no veía nada de malo.

“Ambos son rangos S. El joven Xu Long no se ha registrado oficialmente así que es un Rango A, pero su fuerza es reconocida por ser la de un Rango S.” Explico Andrés al grupo y con una mirada extraña, murmuro. “Nadie piensa de una forma única…”

Ellos no fueron los primeros en traer a alguien de una fuerza mayor entre los Rangos A… Claro, al menos ellos lo escondieron un poco.

Otros estudiantes también dieron miradas al grupo dándose cuenta de las acciones tan ‘injustas’ de la otra parte.

“Marc, cálmate.” Ordeno Edward que dirigía al grupo y con una mirada seria, comento. “Ellos están presentes porque las autoridades lo permitieron y técnicamente no van en contra de las reglas.”

Las reglas solo pedían los rangos de forma oficial, pero eso no significaba que su fuerza fuera igual a sus rangos.

Aurora trato de contener su sonrisa, ya que Edward conocía la fuerza de Alice.

Los otros estudiantes de Rango A que entendían más o menos la fuerza general de su compañera, mantuvieron expresiones serias como si no conocieran nada.

Su pequeño grupo era el mismo.

Ninguno de ellos podía juzgar la otra parte cuando literalmente su grupo estaba haciendo lo mismo, solo que en secreto.

Como todavía la situación no empezaba, Andrés señalo los diferentes estudiantes y academias que reconocía.

Al ser la persona que busco información sobre esos estudiantes era conocedor.

La Academia Militar de Sudamérica, la Academia de Psiónicos Aetherium de Asia, la Academia de Domadores de Bestia Cernunnos de Suiza, la Academia de Magos Merlín del Reino Unido, la Academia de Aventureros de Estados Unidos, la Academia de Druidas en la India, la Academia de Zerzura en África.

Esas academias eran más reconocidas, pero había otras.

Algunas estaban centradas en un tipo de profesión, otras academias eran más generales y diversas.

Un ejemplo era la Academia de Zerzura que, a pesar de ser bastante nueva, educaba a muchos estudiantes de diferente clase y habilidad.

Aurora no conocía a estudiantes o individuos de la academia de Zerzura, pero los estaría apoyando.

Comparado con las otras academias, la academia de Zerzura era pequeña y no tenía tanta fuerza a su espalda, pero que estuviera presente era de por si impresionante.

Andrés había buscado bastante información, pero había bastantes estudiantes y academias que no conocían.

Algunos estudiantes de Rango S que estaban en la academia eran conocidos, otros no tanto.

Agregando que como estaba en el equipo de apoyo aquí presente, eran bastantes estudiantes.

Aun así, se notaba que algunos estudiantes escondían más de lo que parecía.

En esta situación tensa donde los diferentes estudiantes se preparaban entre ellos, la situación cambio cuando las luces se apagaron dejando solo iluminando la plataforma del frente.

Entrando con el Emperador Víctor se encontraba el Director Vincent y un anciano que muchos reconocieron.

“¿Ese no es el líder del gremio de héroes?” Dudo Leslie al ver al anciano.

Los demás asintieron al mirar a ese anciano.

Logan Harris un reconocido Rango SS quien lideraba el gremio de héroes, esa reconocida organización que se encargaba de apoyar, registrar y gestionar a los héroes de todo el mundo.

Era conocido que ese hombre junto al director Vincent y otros antiguos individuos ya retirados tuvieron una gran participación a la hora de crear el gremio de héroes.

Ellos llevaron que los antiguos individuos que usaban mascaras empezaran a registrarse oficialmente y a gestionarlos para que fueran más eficaz.

Logrando que se convirtieran en una organización poderoso que administraba a los héroes y los apoyaba.

Ahora dos de esos altos mandos junto a unos de los hombres más poderoso del mundo estaban en el escenario.

“¡Bienvenidos todos!” Exclamo el Emperador Víctor y con una sonrisa, agrego. “Espero que estén disfrutando esta pequeña fiesta.”

Su tono era amigable, pero su mirada era divertida.

Se notaba que se había dado cuenta de esta atmósfera llena de competitividad… Y le agradaba.

“No diré un discurso emocionante o dejaré que mis compañeros lo hagan. Este es un torneo realizado para ustedes. Para que demuestren sus habilidades, pero no a unos viejos como nosotros.” Dijo el Emperador Víctor y chasqueando sus dedos decenas de drones cámaras empezaron a aparecer por los alrededores.

Grabando de todas las posiciones el escenario, se notaba que ellos estaban ocultos en esta área.

¿Ya había empezado la grabación?

Algunos fruncieron el ceño ante esa pregunta, pero nadie se atrevió a quejarse del Emperador Víctor.

“¡Ustedes le demostrarán sus habilidades al mundo!” Anuncio el Emperador Víctor con una voz que hizo que el espíritu de todos los presentes se elevara, y mirando a los estudiantes, declaro. “Desde los combates individuales, los combates grupales de diferentes rangos, los desafíos y todo el torneo internacional será trasmitido al mundo.”

“Los turistas llenaran los coliseos y los escenarios, millones de personas los observaran y dependiendo de su rendimiento aquí, serán recordado durante años.” Declaro el Emperador Víctor con una gran sonrisa.

Aurora pudo sentir que algunos compañeros de su grupo sintieron presión ante esas palabras y la sonrisa del Emperador creció al darse cuenta de que sus palabras habían funcionado.

Ya les habían informado de que el torneo internacional se trasmitiría al mundo, se patrocinó mucha publicidad al torneo y por eso ocupo el foco principal del mundo en la actualidad.

“Después se les enviará la modalidad del torneo, pero los que le diré personalmente serán los premios.” Preciso el Emperador y mirando a los presentes, anuncio. “La academia del primer puesto recibirá un elixir de mejora que hará que un Rango B ascienda con certeza al Rango A. Le dará chances para ascender a un individuo de Rango A y ayudará ligeramente a un Rango S.”

“…”

Silencio.

Todos se quedaron en silencio completamente aturdidos.

Ya era impresionante que ascendiera a un Rango B, pero darle chances a un Rango A era aún más increíble.

Un elixir de ese tipo que los ayudaría valdría millones… No tal vez en una subasta se convierta en un objeto que muchos desearían.

Después de todo, para algunas personas era difícil ascender y ese método ayudaba para facilitar todo.

Para personas que estaban estancadas en su rango durante años, tales como Jordán hizo que sus ojos brillaran con ferocidad.

Entre los estudiantes todos eran iguales, pero el Emperador continuo.

“En segundo premio los estudiantes participantes tendrán la posibilidad de pasar a mi armería personal para buscar un arma, armadura u objeto de su gusto. No les voy a mentir, tengo algunos tesoros curiosos dentro.” Agrego el Emperador Víctor con una sonrisa entusiasta.

Parecía un premio bastante bajo si se comparaba con el primero, pero ¿quién era ese hombre?

Era el Emperador de un gran imperio y un individuo que era extremadamente fuerte, al mismo tiempo que era reconocido como un antiguo jugador poderoso.

Era de seguro que encontrarían objetos de sumo interés para los participantes.

“El tercer premio serán cien millones que se dividirán entre todos los estudiantes presentes.” Agrego como si fuera insignificante.

Era bastante dinero, pero cuando uno pensaba que se encontraban veinte estudiantes en la academia de héroes, entonces significaba que recibirían cinco millones cada uno.

Y si bien en la Academia de Héroes tenía un estudiante menos debido a que Vanessa venia para participar en dos profesiones, las otras academias también seguían obteniendo un premio bastante ‘jugoso’.

“También habrá premios de consuelo, pero eso es lo de menos.” Agrego sin darle demasiada importancia y con una sonrisa, comento. “Les dejaremos que disfruten la fiesta. Hoy es día de ustedes, los jóvenes.”

******

“Grandes premios…” Murmuro el Director Vincent impresionado.

“Bueno, supongo que un antiguo jugador que sabía que Terra nova era real, seguramente tendría preparado una gran riqueza.” Comento un hombre mayor.

Un anciano ligeramente canoso con una barba blanca bien ordenada, ese era el hombre que era el líder del gremio de héroes, Logan Harris.

El Emperador Víctor se rio entretenido ante ese comentario.

“Bueno, la preparación no sirvió de mucho, ya que pase cerca de quince años en una odisea aterradora.” Señalo Víctor y miro a su secretaria que lo estaba acompañando.

Fue uno de los pocos individuos que descubrió que ese mundo era real… No, sería más preciso decir que era uno de los pocos jugadores que se dio cuenta de que Terra nova era real y no un simple juego.

También fue uno de los pocos que sabía lo que seguiría cuando el ‘juego’ terminara.

Claro, su preparación y saber lo que sucedería no ayudo de mucho, ya que fue caótico.

En Terra nova era un poderoso jugador, pero en el mundo real solo era un humano promedio cuyas habilidades no eran altas.

Y a pesar de eso, toda su riqueza que pudo almacenar se encontraba en Terra nova, cuya conexión se retrasó más de lo que había esperado.

“Su Majestad ya he preparado su invitación.” Menciono Ersin que lo miraba tan serio como siempre.

El Emperador Víctor dio una sonrisa e invito a los dos compañeros a su lado para que lo siguieran.

“Solo los dos primeros son importantes, el tercer premio carece de entusiasmo.” Murmuro el Emperador y con un suspiro, comento. “Estaba pensando en dar quinientos millones, pero fui detenido.”

Un individuo de su poder representaba en esencia que el dinero no tenía un significado.

Solo dirigirse a las amazonas para cazar bestias mágicas podía hacer que consiguiera varios millones en unos días…

Tanto el Director Vincent como el Anciano Harris solo suspiraron ante esa actitud e ignoraron como Ersin daba una mirada punzante.

Ersin como una secretaria profesional trajo tazas de té a los presentes y luego se quedó al lado del Emperador Víctor.

“Además, todo esto vale la pena.” Señalo Víctor encendiendo una proyección para que miraran la ‘fiesta’.

Eso ya dejo de ser fiesta y parecía una jaula con animales salvajes dentro.

La tensión se podía sentir incluso mirando la proyección y era a un nivel aterrador.

El primer premio era demasiado atractivo… Para estudiantes como ellos, ese premio era oro puro.

“Supongo que cuando tienen un elixir que es capaz de ayudarlos ascender de rango, todos se emocionarían.” Señalo el Director Vincent con un fruncir de ceño.

Un elixir costaba millones y más cuando era tan potente y eficaz como el que estaba dando el Emperador Víctor.

Se trataba de un elixir que ayudaría a cualquier Rango B a ascender de rango…

Algunos individuos han estado años entrenando y al final no pudieron atravesar esa fina línea de ascenso, pero ahora se le garantiza certeza.

Para todas las especialidades, para todos los individuos no importa si tenían talento o una habilidad innata… Eso era lo que estaba poniendo de premio en este torneo y no solo era uno, sino que para todos los participantes.

Incluyendo en ellos lo de otras secciones no solo combate.

Era un ‘elixir’ verdaderamente mágico, ya que a veces los muros de los estudiantes no era algo físico, sino que estaba relacionado más a la iluminación.

Agregando que los Rangos A tendrían más posibilidades de ascender… Volvería loco a cualquiera debido a que se trataba de atravesar el Rango S, que todos decían que era un abismo.

El Director Vincent solo suspiro, sabía que el torneo que el hombre al frente suyo preparo era algo que se centraba en la competitividad, pero estaba bien.

“Con esto los estudiantes darán lo mejor para demostrar su fuerza.” Dijo el Anciano Harris y con una sonrisa, declaro. “Le demostrarán al mundo que los jóvenes están preparados para protegerlos.”

Esto no era un juego y una forma de entretenimiento para evitar que los portales abismales sean el foco principal.

Al trasmitirlo al mundo se buscaba que los mejores estudiantes de la academia demostraran a la humanidad, que los jóvenes podían defender este mundo de cualquier suceso.

“Habrá algunas quejas sobre esos estudiantes que ocultan su verdadera fuerza.” Señalo el Director Vincent.

“¿Y? Nadie les hará caso. Si juegan esos trucos para ganar es excelente, mientras no hagan nada ilegal no me importa cerrar los ojos.” Respondió el Emperador Víctor.

Esas pequeñas astucias volverían a su torneo internacional más divertido.

“¿Y los rumores?” Pregunto el Anciano Harris cambiando de tema.

“Venganza… Seguramente ya han entrado a la ciudad, el departamento de inteligencia del imperio se está encargando de rastrearlo, pero no es algo fácil. Muchos de ellos son astutos e inteligentes, saben cómo esconderse.” Respondió el Emperador Víctor.

Que sea poderoso no significaba que pudiera lograr todo lo que buscaba, en ese sentido era problemático encontrar a aquellos miembros de los carteles que estaban por venganza.

Algunos individuos se escondían muy bien y sabían ocultarse perfectamente a los ojos del público y de las autoridades.

Los avances mágicos y tecnológicos ayudaban a encontrar esos individuos, pero también les daba la posibilidad a ellos para ocultarse mejor.

“De todas formas, las autoridades imperiales están atentos.” Aseguro el Emperador Víctor y sonriendo ferozmente, declaro. “Al final ellos no importarán una vez que se realice el plan de limpieza.”

Al igual que en el torneo internacional, las supuestas tensiones diplomáticas entre los dos gigantes de América, también ocultaban un secreto.

De esta forma era que los poderosos se movían.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.