Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 15: Fases.

Capítulo 15: Fases.

Aurora había conocido héroes en ‘practica’ que entraban bajo un reconocido héroe oficial, u organización y trabajan para ellos ganando un sueldo y aprendiendo durante el proceso, pero todos ellos eran de segundo y tercer año.

Es por esa razón que ella no podía negar que estaba sorprendida por las actividades escolares de los de primer año, sin embargo, también estaba interesada.

Después de todo, las pruebas de los profesores le permitirían evaluar mejor a los estudiantes.

“Será un evento interesante.” Comentó Clémentine con una expresión ligeramente emocionada.

Al notar que Aurora y Alice la miraban, Clémentine sonrió y murmuró. “En realidad me aburre bastante la academia… Es cierto que aprendemos muchos temas, pero al final me gustaría salir y ayudar.”

“¿Ya has trabajado antes?” Preguntó Aurora al notar el peculiar tono en la voz de Clémentine.

Uno que parecía estar emocionado, pero a la vez mezclado con algo de experiencia personal.

Clémentine asintió y explicó. “He participado en algunas limpiezas de mazmorra junto con algunos gremios de aventureros que tienen una amistad con mi padre.”

“Oh, eso es sorprende.” Comentó Alice honestamente impresionada.

No era normal que los jóvenes menores de dieciocho años salieran a luchar, la razón principal es que los adultos preferían que ellos aprendieran y mejoraran lentamente, pero la otra razón era que no había necesidad de hacerlo.

Había adultos fuertes que podían encargarse de esas tareas peligrosas sin necesidad de involucrar a los jóvenes.

Que Clémentine hubiera participado antes en combates reales sin duda era impresionante, después de todo solo tenía dieciocho años y un año antes era considerado ‘menor’ en muchos países.

“No es nada, la verdad es que los aventureros me ayudaron y protegieron siempre.” Dijo Clémentine con una sonrisa humilde y tras notar que quedaba bastante para llegar a la clase de combate sus ojos brillaron.

“Alice, escuche que eras mercenaria. ¿Hace cuánto tiempo trabajas en ello?” Preguntó Clémentine con una mirada llena de entusiasmo y emoción.

Para Aurora estaba claro que Clémentine era unas de esas ‘fans’ de Alice que tanto estaban apareciendo en la academia.

“No lo sé.” Dijo Alice comiendo sus papitas y sin importarle la mirada emocionada de Clémentine, explicó. “Pero con el grupo hemos estado trabajando durante algunos años. Especialmente en la Ciudad Zerzura en África donde tenemos nuestra sede.”

Los ojos de Clémentine brillaron al escuchar eso.

Si bien ella solo había participado como un miembro importante en el gremio y se había enfrentado a algunos enemigos, eso estaba lejos de una situación real… Clémentine sabía que había estado siendo protegida por los demás aventureros.

Antes de que pudiera seguir preguntando, el grupo llegó a la sala de entrenamiento donde siempre se reunían para practicar.

A pesar de que habían llegado temprano, el Profesor Miller se encontraba presente, así que todos se acercaron prestándole atención.

Luego de que todos los estudiantes llegaran y se hiciera la hora para que la clase, el Profesor Miller miró a los estudiantes.

“Con el acuerdo del Director Vincent, he logrado cambiar el programa de este año por uno más apto para ustedes.” Dijo el profesor Miller con una sonrisa ligeramente astuta y al ver que algunos asentían y otros miraban distraídos, explicó. “En estas semanas hemos estado entrenando bastante duro. Algunos han mejorado y otros han encontrado sus propios estilos, pero todos hemos realizado un ligero progreso.”

“Sin embargo en este año tenemos estudiantes de Rango B y muchos estudiantes capaces de Rango C que con el estímulo suficiente podrían mejorar, es por esa razón que en vez de dedicarnos solamente al entrenamiento iremos más lejos.”

Con esas palabras el profesor Miller miró a los estudiantes orgullosos y declaró. “En primer lugar se enfrentarán con criaturas invocadas. El Director Vincent ya ha decidido traer algunos magos invocadores para encargarse de la tarea de invocar. Déjenme advertirle las criaturas invocadas serán aquellas que sean fuertes contra sus debilidades, así que su primera tarea es mejorar centrándose en cubrir sus deficiencias.”

Los estudiantes asintieron sin sentirse tan preocupados.

Luchar contra una criatura invocada podría ser aterrador, pero era normal que los héroes se enfrentaran a monstruos más aterradores y principalmente para muchos era la oportunidad para demostrar cuanto habían mejorado.

El Profesor Miller se había dedicado un buen tiempo para ayudarlos a cubrir sus debilidades y aquellos que estaban empezando los ayudó a crear su propio estilo de combate equilibrado.

“Lo siguiente será la práctica. Esta fase consiste en adentrarse a una mazmorra y limpiarla junto a su grupo. Los profesores estarán mirando para ayudarlos en caso de emergencia, pero esa será una situación real y en la que tendrán que actuar con precaución, ya que nadie puede saber que sucederá adentro de la mazmorra.” Explicó el Profesor Miller.

Había dos tipos de mazmorras que eran más comunes.

Las mazmorras naturales que aparecían debido a la alta densidad de energía mágica que se reunía en un punto y se mantenía atrayendo esa misma energía del entorno permitiendo que los monstruos nacieran en su interior y no en los alrededores.

Claro, si estas mazmorras no eran limpiadas completamente podían seguir creciendo y en algún momento ‘desbordarse’ llevando a la ruina los alrededores debido a los monstruos que salían de ese lugar.

Este tipo de mazmorra no podían ser eliminadas completamente y por lo general los gremios, mercenarios o el mismo estado debía encargarse de la limpieza periódica.

Luego estaba las mazmorras ‘temporales’, que se creaban cuando la energía mágica se filtraba por la barrera dimensional en grandes cantidades.

Normalmente esta gran cantidad de energía no haría que surja una mazmorra, sino que una gran cantidad de criaturas, pero en este caso la Diosa del Orden ayudó a la humanidad creando mazmorras temporales para encerrar a esos monstruos hasta que la humanidad se deshaga de ellos.

Por lo general este tipo de mazmorras tenían máxima prioridad debido a que si se las dejaba libre por mucho tiempo se desbordarían y las criaturas saldrían.

Sin embargo, ambas mazmorras eran peligrosas.

“En cuanto a la mazmorra que ustedes se encargaran, tendrá que verse a su debido tiempo.” Dijo el Profesor Miller y mirando a sus estudiantes, declaró. “Esta fase tiene dos etapas.”

“La primera se centra en limpiar la mazmorra en grupos formados por ustedes mismos y en la segunda etapa sus grupos serán formados al azar. No necesitan preocuparse si sus grupos estarán desequilibrados me encargaré de que en ese sentido no haya problemas.”

Aurora asintió ante esas palabras.

En la primera etapa se evaluaría la coordinación y confianza grupal centrándose en la cooperación y la división de trabajo que cada uno debía hacer para formar un grupo equilibrado y eficaz.

En la segunda etapa se podrá en prueba lo que aprendieron en la primera centrándose principalmente en el liderazgo, cooperación y coordinación entre personas ‘desconocidas’.

Era común adentrarse a una mazmorra temporal o en un desbordamiento y que los héroes, mercenarios o aventureros tengan que luchar juntos para poder lograr la victoria.

Entre ellos muchos no se conocían, pero tenían la experiencia para coordinar con otros grupos.

Aprender a coordinar con desconocidos era algo que todos los usuarios de habilidades debían aprender a su debido tiempo.

“En cuanto a la práctica real…” El profesor Miller sonrió ligeramente e informó. “Ustedes tendrán que ingresar a un gremio de aventureros, estar a bajo un héroe oficial o unirse a un grupo de mercenarios.”

La emoción estalló entre los estudiantes.

Todos ellos querían estar bajo héroes famosos o unirse a poderosos gremios de aventureros e incluso luchar con mercenarios experimentados.

Cada profesión era diferente.

Los aventureros se encargaban de limpiar las mazmorras de forma sistemática centrada en las ganancias que podrían reunir.

Muchas personas se convertían en aventureros debido a que los poderosos gremios de aventureros tenían individuos fuertes como líderes, pero principalmente debido a que los gremios proporcionaban toda la ayuda posible a sus miembros con el único objetivo de mejorar su fuerza general.

Los héroes por su parte trabajaban para los gobiernos, organismos u organizaciones benéficas e internacionales, tomando misiones en diferentes países o en lugares donde los gremios no tenían jurisdicción.

No es que tomaran las misiones que nadie querían o que sus pagos eran inferiores.

Sus pagos también eran altos y su estatus también era elevado, solo que estos individuos eran conocidos por ayudar en todas partes.

Por último, los mercenarios eran un grupo de individuos conocidos por su capacidad y experiencia, a diferencia de los gremios de aventureros y los héroes, los mercenarios eran independientes.

Estaban regulados por el gremio de mercenarios una organización internacional, pero los mercenarios no tenían obligación con ningún país u organización.

Los mercenarios eran conocidos por aceptar misiones por dinero para encargarse de monstruos de todo tipo… Ya sea una bestia aterradora o el criminal más despreciable y psicópata.

Claro, todo mientras estuviera bajo las leyes y regulaciones internacionales.

Esa era la razón de la emoción.

Todos habían entrado a la academia para convertirse en héroes, pero no estaba mal aprender cómo se regulaban y como actuaban los mercenarios y aventureros.

“Tengan en cuenta que los gremios de aventureros, héroes y grupos mercenarios disponibles serán previamente elegidos por el Director Vincent. No se tiene que preocupar, ya que habrá variedad entre ellos, pero principalmente todos serán confiables.” Declaró el Profesor Miller con un tono serio.

Había gremios de aventureros importantes con rumores de corrupción sobre ellos, también había héroes que en persona eran completamente diferente a lo que revelaban en público y ni hablar de los grupos mercenarios.

Había grupos mercenarios que en secreto aceptaban misiones de todo tipo y en casos extremos misiones violaban leyes.

Esa era la razón por la que se habían seleccionado solo aquellos más aptos para la educación de los futuros héroes.

******

Aurora golpeó de forma rápida y precisa.

Sus movimientos eran ágiles hasta el punto de que el maniquí que se enfrentaba a ella no podía reaccionar y solo recibir todos los golpes.

Sus puños estaban reforzados con energía mágica y le daba una fuerza que podría derribar al maniquí si lo deseaba, pero Aurora controló su fuerza con precisión.

Golpeando y esquivando, sin que el maniquí pudiera tocarla.

Al final el maniquí cayó al suelo debido al daño acumulativo producido por Aurora.

No importa cuánto controlara su fuerza y cuan fuerte fuera el maniquí al final recibía daño.

“Es buena…”

“Si bastante buena. ¿Pero no entiendo porque abandono su grupo en la prueba?”

“Debe ser por temor. Ya sabes algunos no tienen la capacidad para enfrentarse a situaciones difícil.”

Aurora ignoró las murmuraciones de los estudiantes que la miraban de lejos y se giró para mirar al Profesor Miller.

“¿Cómo fue?” Preguntó Aurora ligeramente interesada.

No intento manifestar su aura de combate porque siempre le iba horrible, pero demostró habilidades de un Rango B, experimentado y hábil.

“Muy bien hecho.” Dijo el Profesor Miller asintiendo ligeramente sin demasiado entusiasmo.

Aurora no le importó la mirada del profesor, la aprobación era lo único que necesitaba.

Como era necesario a enfrentarse a criaturas invocadas, el Profesor Miller puso un estándar a lo que todos debían alcanzar y aquellos que no entraban en ese estándar deberían entrenar más duramente y quedarse a clases de apoyo.

Esa era la razón por la que Aurora se esforzó en demostrar sus habilidades… No estaba interesada en las clases de apoyo.

“¿Has pensado sobre cambiar de estilo?” Preguntó el Profesor Miller de repente.

“No.” Declaró Aurora de inmediato.

Le había recomendado cambiar de estilo, aunque era una hábil Rango B, Aurora se había estado preguntando la razón de su insistencia.

No eran celos, competitividad, eliminar un estudiante capaz o que era un muy mal profesor, Aurora estaba seguro de ello, pero no podía comprender su intención.

“¿Al menos te has anotado en la clase de luchadores?” Preguntó el Profesor Miller con un ligero fruncir de ceño.

“Bueno…” Murmuró Aurora dudando.

La verdad es que no tenía tiempo para tomar otra clase… Y no está muy interesada en ellas.

No es que menospreciara al profesor de lucha, ese profesor era muy hábil y capaz, pero Aurora estaba de vacaciones… Eso y que era una perezosa.

En su defensa, ella estaba entrenando duramente para que su maestro invitara a su conocido.

“No.” Respondió Aurora tan suave como pudo.

El Profesor Miller solo asintió indiferente y se fue a ayudar a otros estudiantes, pero Aurora pudo ver la mirada negativa que le daba antes de irse.

Le recomendó que cambiara de estilo, pero Aurora lo rechazó y luego cuando le recomendó ingresara a clase de especialización para los luchadores también lo rechazó.

Aurora parecía una estudiante testaruda que no deseaba mejorar.

Es por eso que ella no podía culpar al Profesor Miller por la imagen que tenía de ella.

“Buen trabajo.” Dijo Alice mientras se acercaba.

“¿Estuve bien?” Preguntó Aurora con una sonrisa.

Alice asintió y comentó. “Esta vez no lo arruinaste.”

Los labios de Aurora temblaron, estaba claro que Alice seguía pensando que la última vez que falló delante de todos, lo hizo a propósito.

“¿Entonces quieren unirse a mi grupo?”

En ese momento Clémentine se acercó e hizo esa pregunta delante de todos.

Algunas personas lo lamentaron al no haberse acercado rápido y otros miraron con enemistad a Clémentine que se había ‘robado’ un Rango A… Incluso cuando todavía no había respondido.

Los labios de Aurora temblaron, ya que, en la aplicación de la academia el video de Alice en la prueba tenía decenas de miles de visitas y comentarios.

Los estudiantes se seguían sorprendiendo de sus habilidades y estaban deseosa de verla actuar.

Alice sin importarle miró a Aurora y cuando esta última asintió, ella respondió. “Claro.”

Clémentine sonrió bastante feliz por su ‘captura’, pero…

“Espero que me des varias bolsas de papitas.” Declaró Alice con una expresión solemne.

Estaba claro que ese era su precio… Sin duda ella era una mercenaria, aunque fuera de lo común.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.