Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 151: Un torneo interesante.

Capítulo 151: Un torneo interesante.

“Los estudiantes de la Academia de Cazadores están sufriendo bastante…” Murmuro el Emperador Víctor agitando su cabeza.

De los cinco combates individuales de Rango A, perdieron los cinco combates, no fue una victoria total y aplastante pero los domadores de bestias se mantuvieron con la ventaja.

En cuanto a los cinco combates individuales de Rango B, perdieron uno… Dándole 4 puntos extra a la Academia Cernunnos, llevándola a obtener 9 puntos mientras que la Academia de Cazadores se llevaron solo 2 puntos ya que se contaba a la bestia mágica y su domador derrotados.

Ahora faltaba la batalla grupal de Rango B, la batalla grupal de Rango A y por último la batalla contra el Rango S.

Eso significaba que faltaban 15 puntos para ser tomado ya que cada estudiante valía un punto… Claro, si ganaba la Academia Cernunnos todos los combates, pero si ganaba la academia de cazadores, entonces podrían recuperarse y tomar cerca de 30 puntos ganando todos los combates.

Era a nivel teórico de que ganaran todos los combates algo que ya han demostrado parecía difícil, al menos para la Academia de Cazadores.

Que un equipo perdiera un miembro no quitaba los puntos finales que recibiría al derrotar a los miembros del otro equipo, solo el otro equipo recibiría puntos al haber derrotado enemigos.

El Emperador se rio para sí mismo ya que duplicar sus puntos hizo que ellos tuvieran una ‘diana’ en su espalda, pero se compensaba cuando uno pensaba que ellos tenían la ventaja de números.

“No pensé que los estudiantes fueran tan impresionantes.” Murmuro el Anciano Harris.

“No se puede evitar, tienen la ventaja de número.” Señalo Cécile que estaba presente y el Director Vincent asintió.

Ellos estaban mirando los combates desde una pequeña habitación privada, observando este combate directamente mientras paralelamente la academia de aventureros también se enfrentaba a otra academia.

Este lugar era pequeño así que el Emperador Víctor solo invito a algunos individuos.

“Pierden la iniciativa ese es el problema.” Remarco Víctor agitando su cabeza y bostezando con aburrimiento miro a su ‘secretaria’ y pregunto. “¿Qué crees Ersin?”

“Están especializados en cazar bestias mágicas lo que haría pensar que ellos tendrían ventaja, pero su forma al enfrentarse a los humanos es deficiente.” Respondió Ersin y mirando como los siguientes participantes entraban, murmuro. “Solo hay que darle tiempo para que puedan adaptarse y puedan aplicar sus tácticas para cazar bestias y sus amos.”

Cécile asintió y agrego. “Es lo mismo cuando se enfrentan a los invocadores, el primer pensamiento es ‘derrotar a la invocadora y todo terminara’, que chiste como si fuera algo fácil.”

Como una invocadora se había enfrentado a oponentes que pensaban que si ella era derrotada todo terminaría.

El punto era que ese primer pensamiento era la base en donde entrenaban los invocadores… Era lo mismo con los domadores de bestias.

Ellos se protegían a sí mismo.

“Dependen de equipo, magia o armas… Ellos saben cómo defenderse como cualquier mago sabe protegerse.” Comento el Anciano Harris.

Un mago también tenía que aprender a defenderse del combate cuerpo a cuerpo y era lo mismo con un arquero o tirador… Todos trataban de cubrir sus defectos.

“Veamos si cambia en el combate grupal.” Murmuro el Emperador Víctor con una sonrisa señalando a los participantes de ambos grupos.

Los domadores de bestias con sus compañeros a su lado eran un equipo aterrador por la diversidad de las bestias que tenían bajo su mando.

El límite de bestia mágica en cada torneo era una por domador, así que a pesar de que muchos tenían otros compañeros a su lado ahora solo había ‘diez participantes’.

Al otro lado estaba el grupo de la Academia de Cazadores que llevaban expresiones más serias y solemnes.

La arena era bastante grande y alta lo que permitió que ellos pudieran demostrar toda su capacidad tanto en la tierra como en el cielo.

Cuando se dio comienzo a la batalla, la jovencita con el águila silenciosa la envió al cielo mientras que los otros se acercaron tratando de rodear el grupo.

Su primer defecto ya que hizo que los estudiantes de la academia cazadores empezarán a lanzar sus trampas.

Cada uno de ellos llevaban trajes de combate o armaduras de combate con sus propios accesorios para enfrentarse a sus oponentes.

Y ellos como cazadores no solo tenían una buena defensa, sino que varios objetos útiles para la caza o para contener a las bestias, ahora lo usaron.

Los dos arqueros del grupo dispararon flechas a sus alrededores que eran claramente trampas preparadas a estallar cuando sus enemigos se acercaran.

El mago empezó a extender hechizos dedicados a las trampas tanto por el aire como por la tierra mientras que los dos individuos restantes se prepararon.

La batalla se alargaría, pero se notaba que la Academia de Cazadores estaban experimentando en una forma de ganar.

Eso era algo bastante agradable de ver cuando uno pensaba que hace unas horas esos cinco individuos fueron derrotados por su contraparte.

“Esto será interesante…” Murmuro Víctor.

Incluso si ellos perdían, podrían obtener unos puntos con su hazaña.

******

Edward suspiro al ver como el estudiante de Rango S de la Academia de Druidas extendía raíces gruesas del suelo derribando a su oponente con ferocidad.

Su oponente era un luchador de Rango S de la Academias de Cazadores de Demonios en el tercer grupo, pero como las habilidades del luchador estaban centradas en la ‘purificación’, el daño a las raíces fue mínimo.

Su fuerza ayudo un poco, pero al final fue derrotado por su oponente un aterrador mago de naturaleza.

Edward cambio la pantalla a la batalla de los Domadores de Bestias contra la Academia de Cazadores.

El domador de bestia era un espadachín de Rango A mientras que su bestia contratada, un tigre del Himalaya era una bestia mágica de Rango S.

Claro, no era tan simple ya que ese espadachín usaba la agilidad de su bestia mágica para elevar su velocidad superando a un simple rango A.

Su oponente de la Academia de Cazadores, fue una joven que era un Archimago de fuego de Rango S.

Su mayor capacidad era sus hechizos ‘trampas’ en la que desplegaba bolas de fuego que explotaban cuando su enemigo se acercaba.

Edward pudo ver la repetición de este combate y vio como esa Archimago explotaba toda la arena con su magia de fuego, derribando al domador de bestia de Rango A y perdiendo en contra de la bestia.

Como literalmente la academia de bestia tenían dos miembros, era normal que ambos fueran derrotados antes de que se declarara el ganador.

Eso significo que el domador gano gracias su compañero, pero a la vez como la Archimago derribo al domador y gano cinco puntos… Lo que valdría un domador de Rango S.

Cuando se clasificaba la fuerza de un domador de bestia se contaba su bestia y el mismo estudiante, siendo mayormente la fuerza general de la bestia contratada para clasificarlo en fuerza.

Dejando su fuerza individual de lado.

Aun así, Edward siguió mirando.

La Academia Militar se enfrentó a la Academia de Elementalistas, y esta última fue clasificada como la ganadora oficial con 18 puntos, dejando a su oponente solo con 12 puntos.

Muy diferente a la batalla que tuvo la Academia Merlín en la cual se llevó 22 puntos dejando a su oponente con 5 puntos.

Entre los tres grupos, ya se empezaban a revelar quienes tenían la delantera junto a otras academias que empezaban a demostrar su fuerza.

Hasta ahora el primer lugar lo tenía la Academia de Domadores de Bestias con un total de 24 puntos, eso significaba que ellos habían ganado casi todos sus combates, incluso los grupales solo perdiendo un combate.

En segundo lugar, se encontraba la Academia Merlín y la Academia de Aventureros con un total de 22 puntos demostrando sus fuertes capacidades.

Al final, en tercer lugar, se encontraba la Academia de Druidas de la India con 21 puntos y seguido detrás se encontraba la Academia Sacerdotal del tercer grupo con 20 puntos.

Esta última academia fue mirada como un ‘extra’ pero ya sea que sus oponentes fueron débiles o que ellos eran fuertes, ganaron una gran suma.

Solo faltaba un día… No, tal vez horas para que ellos empezaran a combatir y Edward no podía negar su entusiasmo, pero también su cansancio.

Sus oponentes serian la Academia de Rusia cuyos miembros eran mayormente luchadores.

Dirigir su equipo era agotador, pero sabía que los demás miembros estaban dando lo mejor de sí.

Ya sea individuos como Andrés que recolectaba información o personas como Alexey que conocía algunos estudiantes de la academia de Rusia y trataba de conseguir información.

“¿Ocupado?”

Una voz sonó del otro lado y Edward hizo que pasara.

Aurora entro mirando los alrededores de la oficina que le habían dado en el hotel.

“Perdón por molestarte tan tarde.” Dijo Edward mirando por la ventana que estaba oscuro.

“No te preocupes. Esto es lo mínimo que puedo hacer cuando soy un prácticamente un extra.” Respondió Aurora con una sonrisa y sentándose en la silla de la oficina, pregunto. “Entonces, ¿cómo vas a ordenarlos?”

Como el líder del grupo de la academia, Edward era el encargado de organizar mayormente los grupos.

Especialmente entre los Rango B que eran muy variados.

“Tenemos buenos estudiantes, pero cada uno de ellos tienen sus defectos y carencias. Según lo que me han informado la mayoría de los estudiantes de la Academia de Rusia son luchadores, pero habrá uno que otro de diferente estilo.” Dijo Edward y paso el informe que había recibido de la Academia de Rusia mientras continuaba. “Mi objetivo, es tratar de organizarlo de tal modo para que obtengamos los mayores puntos posibles.”

Tenía que elegir quienes de los diez estudiantes iban a ir al combate grupal y quienes tomaran el combate individual.

Era cierto que dependía de las fuerzas de cada estudiante para ganar, pero Edward sabía que una organización preliminar ayudaría a que aumentar las posibilidades de victoria.

“Bastante luchadores… Eso es impresionante.” Murmuro Aurora al leer el historial de la Academia de Rusia y señalo. “Es mejor poner a los estudiantes más débiles en el grupo.”

Al ver que Edward lo miraba curioso, ella dio una sonrisa y se explicó. “Tienen algunos estudiantes de diferente clase que no son luchadores, esos muy seguramente lo enviaran al combate grupal para tratar de mejorar su equilibro, dejando a los luchadores para los combates individuales.”

El número de luchadores era alto en la Academia de Rusia y solo se encontraban tres estudiantes que tenían otras profesiones en todos los participantes de todos los rangos.

Eso significaba que del Rango A y S eran todos luchadores, solo dejando a tres estudiantes de Rango B que no eran luchadores.

No sabían cómo se organizó esa academia, pero se notaba que sus estudiantes mayormente eran todos de una sola profesión.

Tal vez solo dejaron que los estudiantes lucharan para conseguir los puntos, al final no importaba.

“Ya se deben haber dado cuenta de su error y ahora con los premios, no creo que se rindan tan fácilmente.” Agrego Aurora con un tono simple.

Si antes se organizaron siguiendo un estándar de pura fuerza, ahora con los premios seguramente alguien tomaría el control para intentar ganar.

Todos deseaban alguno de esos premios, especialmente el primero y el segundo, estaba claro que se esforzarían para obtenerlo, aunque tuvieran dificultades.

“Es cierto, seguramente cuando termine la primera ronda empezaran a dar desafíos…” Murmuro Edward con un tono pensante.

Eso era lo que él haría si estuviera en un equipo con puros luchadores…

“Puede ser. Lo importante es que ahora se esforzaran y en ese esfuerzo si dejas a los estudiantes que son débiles en el combate individual, serán aplastados.” Declaro Aurora con un tono serio.

Edward no tuvo que pedir explicación para darse cuenta de que tenía sentido, es más era lo que había estado temiendo.

Tenía que arreglar que cinco estudiantes vayan a combates individuales y cinco estudiantes vayan al combate grupal.

Había estudiantes que eran más débiles en batallas individuales y más cuando se enfrentaban a un luchador.

No solo se trataba de falta de experiencia, sino que también de compatibilidad.

Un mago tendría problemas al enfrentarse a un luchador y solo un mago experimentado tendría oportunidades de ganar.

“¿Cuáles son tus eslabones débiles?” Pregunto Edward curioso.

“Frank, Dalia y Lucas.” Respondió Aurora sin cambiar de expresión.

Frank era un psiónico bastante fuerte que termino entre los cinco primeros en el torneo académico, pero su potencial estaba centrado en otra área.

Tenía una excelente defensa y su capacidad para crear una red de seguridad mental para detectar a los enemigos era esplendida, todos la habían visto al inicio de la academia.

El problema era que contra un luchador si era presionado tendría graves problemas.

Era lo mismo con Dalia que a pesar de haber estado entrenando no era tan experimentada para enfrentarse a un luchador directamente… Al menos sus posibilidades eran más bajas que Alexey o Érica que también eran magos.

En cuanto a Lucas, no lo conocía y lo poco que había visto hizo que Aurora lo clasificara como un arquero de disparo rápido, careciendo de la potencia que Leslie tenía.

En ese sentido era mejor tenerlo en una batalla grupal.

Edward asintió estando de acuerdo.

Conocía a los estudiantes y había estado analizando cuales eran sus ventajas y desventajas, así que tenía una idea de las razones de Aurora sin necesidad de una explicación.

“Para darle más fuerza diría que sería excelente poner a Jordán como líder y agregar a Nicole… Ella es demasiado feroz y más cuando se trata de una batalla contra luchadores.” Comento Edward y Aurora asintió de inmediato.

Nicole había demostrado su ferocidad y resistencia al enfrentarse a dos luchadores durante el torneo académico.

Si bien los coliseos tenían potentes barreras para evitar cualquier ataque ‘mortal’, en realidad se los dejaba para que los estudiantes demostraran todo su poder sin contenerse.

Eso se debía a la barrera especial que estaba instalada en todos los coliseos.

Esta barrera evitaría los daños fatales, pero trasmitiría el dolor que normalmente hubieran sentido y llevaría a los estudiantes a retirarse o caer inconscientes.

Por ejemplo, si un espadachín intentara apuñalar a un estudiante y este no pudiera defenderse, la barrera intervendría y convertiría ese ataque en una onda expansiva que trasmitiría el dolor que habría sentido.

Era una barrera que combinaba magia mental con potentes hechizos defensivos y lo que se trataba era de evitar muertes completamente, pero a la vez trasmitir la sensación de un combate real.

El punto era que un luchador podría seguir luchando hasta que no pudiera aguantar más o cayera agotado.

Como la barrera se activaba con heridas graves o fatales, las heridas menores como costillas y huesos rotos que pueden ser curados de forma inmediata, son dejados de lado dándole mayor realismo.

En ese sentido alguien como Nicole que se encendía con estos combates demostraría todo su potencial y seria extremadamente útil en un combate grupal.

Agregando a alguien como como Jordán que era experimentado y fuerte, entonces ese grupo estaría bastante equilibrado.

Un luchador, un mago, un arquero, un espadachín y un psiónico centrado en la defensa.

“Entonces, quedara de esta forma…” Respondió Edward asintiendo con suavidad.

Equilibrado y con la capacidad de defenderse entre ellos, su falta de coordinación a nivel grupal se solucionará por medios de la experiencia de cada uno.

Enviando las órdenes y recibiendo sus aceptaciones, Edward envió ese equipo a las autoridades a cargo del torneo.

“Es mejor que otro día hablemos de las demás academias.” Dijo Aurora y cuando Edward lo miro, comento. “Tienes que descansar, no podemos permitirnos perder 5 puntos.”

Su ‘podemos’ hizo sonreír ligeramente a Edward ya que, a pesar de ser un miembro de apoyo, ella se estaba tomando seriamente su rol de equipo.

“Entiendo, descansare.” Respondió Edward asintiendo con suavidad.

Mirando a Aurora abandonar la habitación, Edward no pudo evitar agitar su cabeza con una sonrisa.

Era sorprendente que alguien de su capacidad estuviera en la academia, pero era agradable ya que podía ser alguien de mucha ayuda en estos asuntos.

Terminando las pequeñas tareas, Edward bostezo y se dirigió a su habitación.

Faltaban algunas horas para que empezara el combate y todos ellos tenían que estar en su mejor estado si deseaban obtener la mayor cantidad de puntos posibles.

******Nota del autor.

Ayer no he podido subir un capitulo debido a que se me rompió la pantalla de la pc y me quede sin computadora. Hoy me he tomado un tiempo para tratar de subir un capitulo, pero fue ligeramente difícil. También tengo algunos asuntos personales este fin de semana, así que si no logro subir un capitulo al día, no se preocupen que luego se irán acumulando y publicare todo lo que deba. Por cierto, aunque no puedo acceder a mi computadora esta sincronizada con googledrive, así que no he perdido nada y cuando tenga tiempo subiré todo lo que debo… En cuanto a seguir escribiendo seguramente lo siga haciendo de alguna u otra manera, de todas formas, hay ‘reserva’ para bastante tiempo. Igual este percanse se solucionara la semana que viene que terminara de ser reparada la pantalla.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.