Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 153: A veces me preocupa.

Capítulo 153: A veces me preocupa.

En la proyección a gran escala en el centro de la sala, todos pudieron ver como Edward entraba al combate enfrentándose a la luchadora de Rango S.

Por el físico esculpido de la luchadora todos entendieron que tras sus puños habría una gran fuerza.

Sin embargo, cuando se dio inicio a la batalla los relámpagos rodearon a Edward cambiando ligeramente el clima como si iniciara una tormenta.

Con ojos que relampagueaban y rodeado de decenas de relámpagos Edward se enfrentó a su oponente, llevándolo a una gran victoria.

“Impresionante, ¡no me canso de verlo!” Exclamo Niels y volvió a repetir la proyección.

“Si, es fuerte como siempre.” Comento Gregorio solemnemente.

“Demasiado increíble…” Murmuro Rachael con una voz ligeramente fascinada.

Los demás estudiantes presentes asintieron y dieron sus comentarios animados, riéndose entre ellos.

“Es suficiente. Solo fue nuestra primera batalla.” Interrumpió Edward con una mirada agotada ante tantas adulaciones.

Todos los estudiantes de la Academia de Héroes y el grupo de apoyo estaban presentes en la sala.

Aurora dio una sonrisa, ya que noto que Edward estaba avergonzado por esas adulaciones.

“Vamos líder, ¡este ha sido una victoria aplastante debemos estar felices!” Señalo Frank con una gran sonrisa.

Se notaba que deseaba seguir burlándose de Edward al igual que Niels que repetía el video.

“Si, si podemos estar felices, pero no por mucho. Todavía tenemos mucho por delante.” Dijo Edward y con una mirada seria, señalo. “Solo hemos igualado a la Academia de Domadores de Bestia, nos falta mucho para sacar una ventaja.”

En el cuarto grupo donde estaban ellos, tenían el primer lugar, pero lo seguía la Academia Aetherium con 23 puntos.

En el quinto grupo la Academia de Paladines tomo el primer lugar dejando a la Academia Zerzura en segundo.

A nivel general la Academia Cernunnos con sus 24 puntos estaba ahora igualada con la Academia de Héroes y ambos luchaban por la delantera.

Seguido de ellos se encontraba la Academia Aetherium con sus 23 puntos.

Pero los demás no estaban muy lejos.

La Academia de Aventureros, la Academia Merlín junto a la Academia de Paladines tenían 22 puntos cada uno.

Como si fuera poco la Academia de Druidas tenía 21 puntos y con 20 puntos se encontraban la Academia de Zerzura y la Academia Sacerdotal.

Estaban a la delantera, pero al ser la primera ronda, en realidad siempre podían sobrepasarlo y ganarles.

“Hemos perdido solo un combate.” Dijo Edward y mirando al joven espadachín que perdió, declaro. “Cristian no te sientas mal por eso. A cualquiera de nosotros pudo habernos sucedido.”

Ser el único que perdió entre todos sus compañeros sin duda fue un golpe duro, pero muchos de los presentes asintieron.

Cualquiera de ellos podría haber sido derrotado en su combate individual, ya quee no todos aplastaron a sus oponentes como en el grupo de Rango A.

“Lo siento. Les aseguro que trataré de mejorar.” Respondió Cristian bajando ligeramente la cabeza.

“No le des importancia, creo que todos tenemos que entrenar durante esta pausa.” Señalo Jordán con un tono tranquilo y con una risa entretenida, comento. “No todos somos tan aterradores como nuestros compañeros.”

Se podía decir que Jordán eran unos de los individuos que más interesado estaba por ganar el premio debido a su situación de no lograr ascender de rango.

Aun así, dejo ver que sus emociones no afectaban su juicio y no cambiaba su personalidad.

Muchos de los estudiantes presentes tuvieron combates bastante agitados, pero otros ganaron de forma abrumadora.

Alexey, Marc o simplemente Leslie… Ellos demostraron una fuerza superior incluso entre los mismos individuos de su rango.

“Ahora que hablamos de la pausa, tenemos que organizar todo.” Indico Edward y mirando a los presentes, comento. “Lo siguiente en seguir son los torneos secundarios de no combatientes y ellos tienen su propia batalla personal, así que tenemos que estar atento.”

Tras la primera ronda se daba comienzo a la sección del torneo de aquellos que no eran combatientes.

Curación, alquimia, artesanía, informática y criminalística… Esos cinco eran los torneos definidos y cada uno de ellos tenía diferentes modalidades.

Y lo más increíble que en cada uno de ellos se ganaban cinco puntos y no era como si terminara todo directamente una vez que ocurriera.

Había diferentes ‘modalidades’ a la cual los cinco estudiantes deberán adaptarse para ganar, las cuales se desarrollarían a lo largo del torneo internacional.

“Nos ha llegado el informe de las autoridades de la academia de las diferentes modalidades de cada profesión y de esta primera ronda.” Informo Edward y luego los proyecto para que todos lo vieran.

En la modalidad de curación, Vanessa tendría que diagnosticar un paciente usando su conocimiento y magia de curación.

Eso sonaba fácil, pero no lo era.

Se necesitaba conocer los hechizos de magia de curación sobre diagnóstico, luego usar el conocimiento individual sobre la magia y el cuerpo humano, para determinar qué era lo que le sucedía al paciente por medio de una comprobación en todas de las situaciones posibles.

En alquimia había que crear un gran número de pociones con un número limitado de ingredientes.

Al igual que en la curación, aquí se probaba la capacidad de cada alquimista para la creación de pociones a escala masiva y en unas circunstancias muy definidas.

Se juzgaría la eficacia de cada poción, el número y por supuesto la velocidad a la hora de terminar su trabajo.

En artesanía se debía reparar armas, armaduras y artefactos que le daban a montones, todo para ver su velocidad y capacidad a la hora del trabajo.

En informática tenían que encargarse por su cuenta de un sistema de comunicación y mantener informado a un equipo sobre todo lo que suceda a su alrededor.

Al final era la sección de criminalística.

La criminalística era una clase general de todas las academias y todos conocían una que otra cosa sobre esta disciplina.

La razón de porque se enseñaba, era bastante simple.

El mundo estaba lleno de jugadores lunáticos, situaciones impredecibles y demonios que podían ocultarse como humanos.

Ante esta situación es normal que uno supiera algo sobre criminalística por si alguna vez se encontraba en una situación en la cual usar sus habilidades les ayudaría a solucionar un caso.

Un ejemplo era cuando se entraba en las mazmorras con desconocidos y se encuentren en una situación de emergencia en donde cada uno esté siendo asesinado.

En vez de correr como pollos sin cabeza, sentarse y analizar la situación para comprobar sus alrededores, era lo mejor.

Lamentablemente situaciones de muerte en mazmorras naturales o temporales, e incluso en misiones de expediciones a áreas peligrosas, eran más común de lo que uno podría esperar.

Es por eso que esta sección tomo importancia en este momento.

Claro, la criminalística tradicional evoluciono con el uso de la magia y las habilidades, extendiéndose lo que se enseñaba.

El estudiante que participaba en esa área era un desconocido para Aurora debido a que solo se centró en criminalística y en esa clase ella nunca entro.

Aun así, estos días se dio cuenta de que el joven llamado Jaxon era alguien solo centrado en esa disciplina.

“Aurora y Cithrel se ofrecieron a ser quienes acompañen a los estudiantes, permitiéndonos a todos nosotros seguir entrenando y prepararnos para la siguiente ronda.” Informo Edward y mientras ambas jóvenes asentían, agrego. “Nuestro siguiente oponente es la Academia Aetherium y tendremos una situación difícil.”

Sus 23 puntos dejaban en claro que la Academia de Psiónicos de Asia ‘Aetherium’ iba a ser un oponente problemático.

Ellos perdieron solo dos combates individuales entre los Rangos B.

“Necesitamos todo el tiempo posible para prepararnos.” Murmuro Rachael asintiendo ante el comentario de Edward.

Ese duro oponente les dejaba en claro que no ganarían todos los combates y que tendrían dificultades para enfrentarlos.

En ese sentido, cualquier momento de entrenamiento para estudiar a sus oponentes y tratar de superar sus defectos o afinar sus ventajas, sería bienvenido.

“No necesitan preocuparte por nosotros. Daremos lo mejor de nosotros para ganar.” Declaro Vanessa con una sonrisa que hizo que Taqiyya, Andrés y Jaxon sonrieran.

Ellos ya dieron lo mejor de sí y ahora era su turno.

“Gracias, si es posible en mi tiempo de descanso iré a verlos.” Comento Clémentine.

“Oh, claro es imposible entrenar todo el día. Yo también trataré de organizarme.” Dijo Nicole con una sonrisa.

Algunos de los presentes también asintieron ante esos comentarios.

Era cierto que había estudiantes silenciosos como Lucas y Dalia o no muy amistosos como Marc, pero todos sabían que el apoyo era vital, ya que a veces ayudaba saber que sus compañeros lo apoyaban.

“No necesitan preocuparse, nosotros estaremos apoyándolos para que ustedes puedan centrarse en su entrenamiento.” Anuncio Cithrel con una sonrisa y señalando a su compañera, agrego. “Venali se quedará ayudarlos a entrenar así que den lo mejor de si estos dos días.”

Tenían dos días en donde se desarrollaría los torneos secundarios de forma tranquila, dándole tiempo para que los estudiantes de combate tengan tiempo para prepararse.

Eso significaba que tenían tiempo ya sea para coordinarse mejor en las batallas grupales, para organizar sus grupos o hasta para entrenar siguiendo las habilidades de su oponente.

En los combates individuales los oponentes eran al azar y en cuanto a los combates grupales entre los rangos B cada academia lo arreglaba a su manera y lo revelaba solo un día antes.

“Eso es todo, pueden retirarse a descansar o ir a hacer lo que deseen. Especialmente si quieren ir a beber algo, ¡se merecen su recompensa!” Anuncio Edward con una sonrisa.

“Oh, ¿nuestro poderoso líder de Rango S paga?” Pregunto Jordán con un tono entretenido.

“Claro, claro solo salgan de aquí.” Respondió Edward sonriendo entretenido.

Los estudiantes festejaron y fueron vaciando la sala.

Cuando quedaron Cithrel, Aurora y Edward, este último se acercó.

“Gracias por ayudarme.” Dijo Edward y con una media sonrisa, añadió. “No voy a negar que me siento más aliviado si me encargo de los estudiantes de combate.”

Había tomado el mando, pero era difícil estar prestando atención a todos los estudiantes y tratando de arreglar que todo fuera bien.

Era encargarse de no solo mantener a los estudiantes en orden, sino que tratando de garantizar la unidad de la academia y a la vez el alivio a todos los presentes.

En ese sentido tenía que mantener un ojo en Cristian para ver que no se deprima o que su perdida no cause ningún problema para él mismo a la vez que tenía que mantener un ojo en los demás estudiantes para que no causaran problema.

Los defectos podrían llevar a algunos estudiantes a perder la calma y una vez que eso suceda sería muy problemático volver a unir a la academia como un equipo.

“Esto es lo único que podemos hacer.” Respondió Aurora encogiéndose de hombros.

Como un ‘extra’ su deber era ayudar en estas cosas y si debía apoyar a Edward, lo haría.

“Bueno, no voy a negar que esto es divertido a su manera, así que no me importa ayudar.” Dijo Cithrel y con una sonrisa ligeramente encantadora, añadió. “Además, Taqiyya participa así que necesito apoyarla.”

Con su personalidad tímida y retraída, que participara en un evento tan competitivo como este en el cual gran parte de la victoria de toda la academia dependía de ella, iba a ser muy estresante.

Tenía que llevarse los 5 puntos de su torneo lo que era igual a ganarle a un estudiante de rango S.

Edward dio una sonrisa y tras hablar un poco sobre la situación que sucedería al día siguiente, Aurora y Cithrel abandonaron la sala juntas.

“Oh, me olvidé de decir la razón más importante.” Murmuro Cithrel cuando estaban caminando y antes de que Aurora se alejara sintiendo el despertar del ‘caballero galante’, la princesa comento. “Me gusta trabajar contigo…”

Su tono y su mirada tan sincera y a la vez atenta hizo que Aurora se avergonzara.

Era difícil resistirse, ya que Cithrel tenía un encanto único que superaba las barreras de preferencias y gustos… Ella al igual que Venali que le gustaba vestirse como un joven encantador, hacia dudar a todos.

“Esto es divertido. Los combates son entretenidos y todo, pero esto es verdaderamente genial…” Declaro Cithrel mirando a fijamente a Aurora acercándose con lentitud.

Aurora se sorprendió bastante, pero solo retrocedió lentamente como un conejito asustado y ligeramente avergonzado.

Los ojos azules de Cithrel brillaban en un sentido literal y ella la miro detenidamente como un depredador.

*Crack*

El sonido de unas papitas rompiéndose resonó y Cithrel se distanció con una media sonrisa mirando a donde estaba Alice con su bolsa de papitas.

Ese sonido lo hizo apropósito para avisar sobre su presencia y Aurora rápidamente se acercó al lado de su amiga.

La sonrisa de Cithrel creció al verla reaccionar de esa forma, pero comento. “Lo siento, me dejé llevar…”

Alice le dio una mirada penetrante.

“Cuando tengo hambre… Me dejo llevar.” Explico Cithrel con una sonrisa entretenida e ignorando la mirada penetrante de Alice, se despidió con una sonrisa.

Cuando Aurora quedo sola con su amiga suspiro aliviada.

“Tiene demasiados puntos de encanto…” Murmuro Aurora cuando su glotona amiga le dirigió la mirada.

La ataco de sorpresa y fue un golpe crítico desde el inicio, era normal que estuviera tan indefensa.

“A veces me preocupa dejarte sola.” Revelo Alice y cuando Aurora la miro, declaro. “Cualquier pervertido te puede llevar.”

“…”

—…

Su declaración la dejo a ella y a su sistema sin palabras.

***Nota del Autor:

Me tome un tiempo para subir el capitulo de hoy, asi no se me acumulan demasiado. Espero que lo hayan disfrutado!

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.