Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 158: Dar lo mejor.

Capítulo 158: Dar lo mejor.

El Emperador Víctor miró el campo de batalla de hoy.

“Estoy bastante emocionado.” Comento Víctor y con una risa entretenida, señalo. “Academia de Héroes contra la Academia Aetherium… Dos pesos pesados enfrentándose entre ellos.”

“De verdad luces demasiado emocionado.” Murmuro Cécile que estaba presente acompañando a unas de las personas más poderosas e importantes del mundo.

Víctor se rio entretenido y respondió. “Claro, por eso adelante los combates del cuarto y quinto grupo.”

La expresión de Cécile tembló, pero cuando vio al Anciano Harris y el Director Vincent mirando con tranquilidad controlo sus emociones.

En realidad, no era mentira.

Había adelantado los grupos todo porque en ellos se encontraba la Academia de Héroes y la Academia Aetherium.

Claro, la Academia Zerzura y la Academia de Paladines también eran interesantes para observar en el quinto grupo, pero no tanto como esos dos gigantes del cuarto grupo.

“Lo debes tener muy difícil…” Murmuro Cécile mirando a la elfa que estaba actuando como secretaria.

Ersin dio una sonrisa y mirando al emperador, respondió. “Días más pesados que otros.”

Un tono simple y casual, pero manteniendo una actuación de secretaria modesta.

El Emperador Víctor la miro fijamente por un segundo y luego miro hacia adelante ocultando su sonrisa.

“Primero tendremos que ver la Academia Zerzura contra la Academia de Paladines, todo para esperar a los pesos pesados.” Comento Víctor cambiando de tema.

“Al menos esto le dará una oportunidad a la Academia de Rusia y a la Academia de Mecánicos a elevar sus puntos. Sus oponentes no son tan fuertes que digamos.” Señalo el Anciano Harris con un tono simple.

Víctor asintió y mirando al Director Vincent que estaba en silencio, pregunto. “¿Qué tal si al final hacemos un combate? Ya sabes, dos grandes Archimagos en contra mía… O dos grandes Archimagos enfrentándose, eso sería interesante.”

Estaba invitando a dos grandes Archimagos de Rango SS que se enfrentaran a él o que se enfrentaran entre ellos por puro entretenimiento.

“No, prefiero mantenerme al margen de esto.” Respondió el Anciano Harris con un tono simple.

“Solo lucharé sí creo que es necesario.” Respondió el Director Vincent con una media sonrisa.

“Oh, es una lástima. Si luchamos eso ayudara a que los terrícolas tengan más confianza sobre los héroes. Sabiendo que ellos pueden ser capaces de enfrentarse a los portales abismales.” Comento el Emperador Víctor con un tono trágico.

Cécile que estaba mirando controlo su expresión ante la situación y la mirada extraña que le daban ambos grandes Archimagos.

“Su Majestad por favor no presione a sus invitados.” Intervino Ersin con una mirada seria.

El Emperador Víctor dio una sonrisa y murmuro. “Entonces, me contendré hasta que llegue la limpieza.”

Alguien de su fuerza no tenía demasiados rivales lo que hizo que fuera aburrido.

Al final solo podía conformarse con ver algunos buenos combates.

******

“¡Buena suerte!”

“¡Da lo mejor de ti!”

“¡Tú puedes!”

Escuchando a sus compañeros a su espalda Nicole que estaba entrando a la arena se sintió revigorizada.

Ahora a ella le toco luchar un combate individual… El primer enfrentamiento contra la Academia Aetherium.

¿Estaba nerviosa?

No, estaba emocionado.

No se trataba de confianza excesiva, solo emoción pura.

Caminando lentamente a la arena a sus ojos no se encontraba las gradas en donde se encontraban los espectadores ni tampoco los drones que grababan de los lados.

A sus ojos estaba la arena y su oponente que llegaba al otro lado.

Un psiónico de Rango B cuya especialidad era usar la energía psiónica para sus ataques, así que iba a ser común ver ataques creados a partir de la energía psiónica.

Andrés se había esforzado para encontrar información y ahora la estaba usando.

Mirando a su oponente, Nicole centro sus sentidos.

Las voces de la multitud y la del anfitrión desaparecieron de sus oídos.

Ahora era ella y su oponente… Eso era todo.

Su respiración se hizo lenta cuando se encontró inmersa en un estado único de batalla puro.

Sus guantes relampaguearon mientras su cuerpo se tensaba a la vez que en su mente preparaba la mejor forma de luchar.

Lentamente el anfitrión dio la introducción de los estudiantes y entonces miro a los combatientes.

“¡Que comience la batalla!”

Eso fueron las palabras que ella deseaba y al momento de escucharla pateo el suelo elevando una nube de polvo debido a la fuerza.

Su objetivo era acortar la distancia y su oponente lo sabía bien, es por eso que de su parte abrió sus brazos y creo decenas de dagas psiónicas.

Esas dagas que parecían luces que resplandecían con elegancia, fueron disparadas a Nicole directamente.

Sin necesidad de esquivarla, Nicole reforzó su cuerpo con energía mágica mientras preparaba pequeñas descargas en sus guantes.

Golpeando las dagas con sus manos continuo su carrera mientras los relámpagos debilitaban las dagas psiónicas y su cuerpo soportaba esas heridas ligeras.

Conocía sus límites y su cuerpo, así que sabía cuánto podía soportar era por eso que continuo sin perder tiempo.

“Mierda…”

Pudo escuchar la voz de su oponente cuando empezó a retirarse y cuando estaba a diez metros noto que él, lanzo un poderoso cañón con energía psiónica.

Fue en ese momento que Nicole golpeo el suelo de tal forma que realizo un salto en el aire con una excelente pirueta esquivando ese poderoso ataque.

Sin embargo, en vez de caer en el suelo creo plataformas en el aire y volvió a saltar a otro lado zigzagueando en el aire mientras contorsionaba su cuerpo para evitar que el psiónico la fijara como objetivo.

Su traje de combate fue mejorado gracias al director que apoyo a todos los participantes, pero Nicole solo tomo un traje de combate casi igual.

“Tch…”

Acercándose lo suficiente para golpear a su oponente, escucho que el psiónico chasquear su lengua y luego desapareció.

Usando una capacidad de movimiento rápido se retiró a unos treinta metros de Nicole, pero ella en vez de enfadarse dio una sonrisa.

Preparando su descarga también uso su habilidad de parpadeo.

Su traje de combate era ‘casi’ igual que antes, solo con el añadido de la habilidad de moviendo para acortar distancia.

“Maldita sé…”

*BOOM*

Antes de que ese joven pudiera maldecir, Nicole que se movió a su espalda golpeo la barrera que formo el joven y luego…

*BOOM*

La siguió golpeando una y otra vez mientras los relámpagos se extendían desde sus puños.

La fuerza hizo retroceder al joven dentro de su barrera psiónica y Nicole siguió presionando con ferocidad sin permitirle atacar.

Defendiéndose con su barrera, su oponente no tenía espacio para respirar y realizar ataques, es por eso que Nicole la presiono.

Tomando la delantera dejo ver la ferocidad de un luchador en su máximo esplendor mientras su poder se elevaba con salvajismo y ferocidad.

“¡AH!”

Soltando un grito de ira, el joven psiónico hizo que su barrera se destruyera liberando una poderosa energía psiónica en forma de dagas.

Nicole activo la barrera de su propia armadura, pero ese ataque fue potente logrando quebrar su barra y cortar su cuerpo.

“…”

Sin embargo, la diferencia de un luchador y un psiónico se reveló, cuando Nicole volvió a cagar a su oponente ahora desprotegido.

El cuerpo de un luchador era su arma y su escudo… Eran máquinas para soportar ataques y para causar daño.

A diferencia de un psiónico cuyo cuerpo por lo general era igual de débil que los magos y dependían de sus barreras, un luchador podía cargar hacia el enemigo con solo su cuerpo.

Necesitaban atrevimiento, pero también necesitaban confianza en sus propios cuerpos.

*BOOM*

Golpeando al psiónico su puñetazo rompió la barrera del traje de combate del joven y luego llego a su cara.

Nicole tenía ambos.

******

“¡Vamos!”

“¡Tú puedes!”

“¡Golpéalo!”

En el área de descanso Clémentine miro como sus compañeros alentaban a Cristian que se encontraba en una batalla feroz.

Para el combate grupal de Rango B se dejó a Alexey, Dalia, Jordán, Frank y Leslie, mientras que Nicole, Cristian, Marc, Érica y Lucas estaban en los combates individuales del Rango B.

Ahora estaban observando el último combate y era Cristian que en la primera ronda había perdido.

Todos estaban alentando debido a que los combates individuales estaban muy cerrados.

Nicole y Érica ganaron, pero Marc y Lucas perdieron.

Ahora Cristian determinaría el tercer lugar y estaba teniendo un combate difícil contra su oponente.

En la pantalla ambos estaban luchando con ferocidad dando todo de sí para llevar la victoria a su equipo.

Era un solo un punto, pero en otros términos era una forma de revelar que academia era la ganadora.

En un empate de 2 y 2, el tercero definiría todo.

Es por eso que Nicole, Marc, Lucas y Alexey estaban animando a sus compañeros.

“Está cerca…” Murmuro Gregorio mirando cómo se desarrollaba el combate de Cristian.

Clémentine miro a la pantalla.

Cristian estaba agotado, pero mantenía sus manos en su espada tratando de acabar con su oponente.

Su oponente estaba en un estado similar y su nariz estaba sangrando debido al gasto excesivo de energía psiónica, pero ambos estaban dando su último hurra.

“¡Bravo!”

Los aplausos resonaron cuando Cristian pudo cortar a su oponente que no tenía fuerza ni para crear una barrera psiónica o para activar la barrera de su traje de combate.

Al final ante ese golpe que sería letal la barrera del torneo se activó evitando ese ataque, logrando que el psiónico cayera al suelo inconsciente.

Cuando Cristian entro con una mirada agotada y su cuerpo tambaleante los demás los atraparon abrazándolo.

“¡Felicidades!”

Marc y Lucas perdieron sus combates, pero la victoria de Cristian los hizo sentir como si su academia hubiera ganado esta pequeña ‘ronda’.

Todavía faltaba los combates grupales de ambos rangos y ahora estaba por empezar los combates individuales de Rango A, pero empezar con una moral en alto era bueno.

Cristian dio una sonrisa agotada y solo se dejó caer en el sofá sin hablar.

La Academia Aetherium era un duro oponente con algunos estudiantes muy capaces entre ellos, es por eso que tres victorias y dos derrotas eran un número excelente.

“Parece que será mi turno…” Murmuro Clémentine mirando a su oponente.

Xu Long un Rango S.

Ese sería su oponente y esa era el primer combate entre los Rangos A… O al menos los individuos de ese supuesto rango.

“Da lo mejor de ti, pero no te sientas presionada.” Dijo Edward con una mirada seria.

Podía luchar como deseara, pero no tenía que presionarse al extremo por una victoria.

Estaba por enfrentarse a un Rango S, era normal que un Rango A como ella terminara perdiendo.

Clémentine lo sabía, y solo asintió.

“¡Da lo mejor de ti!”

Ante la mirada de su grupo y el ánimo de Nicole que ignoraba que se enfrentaba a un Rango S, Clémentine abandono el área de descanso.

Era cierto, se enfrentaba a un Rango S, pero eso no significaba que no daría lo mejor de sí misma.

Perder o ganar no importaba demasiado en este combate, lo que importaba era que ella pudiera superar sus límites.

Clémentine sabia cuáles eran sus prioridades, es por eso que no le molesto cuando algunos la vieron con lástima por enfrentarse a un oponente más poderoso que ella.

Cuando entro a la arena siguió caminando al otro lado mirando a su oponente que entraba con una sonrisa arrogante.

“Tú estabas en el grupo de esa mujer… Bueno, saca brazos negros, ¿tal vez debería llamarlo monstruo o criatura?” Pregunto Xu Long y con una mirada llena de desprecio, comento. “No importa, todos son basura a mis ojos.”

Estaba tratando a Alice como si fuera algún tipo de rareza tal vez por su habilidad, sin embargo, Clémentine no se molestó.

Era apegada a Alice y la admiraba, pero cuando miraba a alguien como ese joven insultarla… Era ridículo.

Tal como había dicho Alice, era solo un idiota.

“¿Silencio? Debes ser tan mediocre que lo único bueno que sabes hacer es controlar tus emociones.” Señalo Xu Long y como si estuviera aburrido, declaro. “No te preocupes, para darle un poco de diversión a tu insignificante vida jugaré contigo.”

Un tono de alguien superior y arrogante, que la miraba para abajo.

¿La estaba intentando provocar o solo esa era su personalidad?

Clémentine supuso que era un poco de ambos, pero no le importo demasiado e hizo sus preparativos para la batalla.

“¡Que comience la batalla!”

La voz del anfitrión resonó y Xu Long que la miro de forma arrogante, señalo. “Ven, vamos. Demuéstrame de lo que eres capaz.”

Clémentine creo dagas con su energía psiónica y la envió a su oponente, pero Xu Long solo agito su mano y una onda eléctrica las suprimió a todas.

Electroquinesis, la capacidad para manipular la energía eléctrica a través de su mente.

Esa era la capacidad de Xu Long como psiónico y era bastante fuerte, ya que había logrado convertirse en un Rango S.

“¿Esto es todo lo que tienes? Wow, ¡no pensé que fueran tan mediocre!” Exclamo con un tono falso y sin interés.

Clémentine se preparó en secreto mientras lanzaba otra ronda de dagas psiónicas.

A su oponente le gustaba provocar a su contrincante y no realizaba ningún ataque disfrutando ver como sus oponentes luchaban con todo lo que tenían sin poder vencerlo… De la misma forma que lo hizo en la primera ronda.

En eso baso su plan y empezó de inmediato.

Sacando enormes partes del suelo la envió volando a su oponente con telequinesis.

“Basura…” Murmuro Xu Long cuando extendió su mano y la energía eléctrica despedazado esa enorme roca.

A Clémentine no le importo y lo hizo con una mayor fuerza, despedazando parte del escenario en enormes partes con su telequinesis.

Xu Long levanto sus cejas al ver su capacidad, pero luego dio una sonrisa burlona.

“¿Esto es todo lo que tienes?” Pregunto abriendo sus brazos y extendiendo desde sus manos enormes rayos de energía eléctrica que despezo su ataque.

Una nube de polvo se extendió por todas partes y Clémentine pudo ver como ahora Xu Long le apuntaba.

“Si esto es todo, entonces si eras basura.” Declaro Xu Long extendiendo un poderoso ataque eléctrico hacia ella.

En vez de esquivarlo, Clémentine creo una barrera psiónica para protegerse.

“Ugh…”

Sin poder evitarlo dejo salir un gemido de dolor cuando ese poderoso ataque golpeo su barrera.

Una masiva cantidad de electricidad se extendió tratando de rodearla lo que hizo que ella tuviera que crear un pequeño domo con su barrera.

En secreto contuvo esa electricidad en su barrera poniendo su mente al límite y su cuerpo en una extrema presión.

Xu Long empezó a aumentar la cantidad de energía eléctrica como si deseara presionarla.

“¿Esto es lo más lejos que vas a llegar?” Pregunto con un tono aburrido dejando de enviar electricidad.

Aun así, la corriente eléctrica se mantuvo alrededor de la barrera tratando de derribarla.

Ese fue el momento que Clémentine esperaba y abriendo sus brazos hizo que su barrera presionara la energía eléctrica creando una esfera para contenerla.

“Oh.”

Xu Long no hizo demasiado solo la miro como si viera una hormiga dar su última hurra.

De eso se aprovechó Clémentine cuando envió esa esfera que contenía la energía eléctrica de un ataque de Rango S.

Su nariz sangró de vuelta, pero sin detenerse extendió su control de telequinesis y preparo su próximo ataque.

“¿Intentas usar mi energía en contra mía? ¡Que broma!” Murmuro Xu Long extendiendo su mano.

Cuando Xu Long intento volver a controlar la esfera de energía que iba directamente hacia él, Clémentine libero la barrera.

“¡!”

Un enorme torbellino se liberó cuando esa esfera empezó a atraer la energía eléctrica de los alrededores y con ello la barrera que cubría el cuerpo de Xu Long.

Sin detenerse, Clémentine agito su mano con una fuerza aterradora.

Desde la espalda enormes rocas salieron del suelo volando para golpear a Xu Long cuya energía eléctrica se encontraba atraída.

*BOOM*

Xu Long no se movió cuando dejo que la barrera de su traje de combate soportara los golpes.

“Usaste electroquinesis para crear un campo magnético que atrajera mi barrera, eso es algo notable.” Comento Xu Long caminando directamente hacia ese campo magnético y tomando el control de la energía, mirando a Clémentine que había caído arrodillada, señalo. “Pero no importa lo notable que sea, la basura es bas…”

Antes de que pudiera terminar sus palabras, Clémentine agito su mano y con su telequinesis levanto una púa desde el suelo.

Impregnada con una fuerza impresionante, fue tan veloz y fuerte que penetro en la barrera del traje de combate y corto la mejilla de Xu Long.

Había preparado este ataque para el momento que bajara la guardia y la viera cansada.

Tal como había esperado, su actuar arrogante y al verla débil se dejó llevar con facilidad creyéndose que tenía el combate ganado y su presa era indefensa.

Lo había esquivado por puro reflejo, pero Clémentine pudo ver la pizca de temor en sus ojos.

“…”

Ante la mirada sorprendida de su oponente, Clémentine dio una sonrisa.

No necesitaba decirlo en palabras, ella no era una presa indefensa y tenía la capacidad de morder con ferocidad.

“Tú… Perra…”

Ante la burla de ser herido y manipulado por un Rango A, Xu Long se desató.

Lo primero que hizo fue agitar sus manos y disparar una terrible descarga eléctrica.

Clémentine intento protegerse, pero ese poderoso ataque rompió su barrera psiónica y luego la barrera de su traje de combate.

Y cuando sintió el poderoso golpe directo mientras la barrera del torneo se activaba dejando ver que ya estaba fuera de combate, vio como Xu Long se movía otra vez lanzando otra esfera de energía.

Su cuerpo se sentía adolorido pero muy adormecido y lo único que pudo hacer fue depender de la barrera del torneo para defenderse de esa potente esfera de energía.

“Ugh…”

Ella voló como un trompo cuando la esfera de energía la golpeo y el impacto fue tan grande que al momento siguiente había golpeado la pared de la arena.

Cayendo inconsciente por el dolor que atravesaba la barrera del torneo.

******

Rachael y los demás miraron como Clémentine abría sus ojos.

“¿Estás bien?” Pregunto Edward con una expresión solemne.

“Si… Solo fue más fuerte de lo que esperaba…” Murmuro Clémentine y mirando a todos los estudiantes que la miraban, pregunto. “¿Estuve mucho tiempo inconsciente?”

“No, solo unos minutos.” Respondió Cithrel que estaba cerca y lanzando varios hechizos diferentes, señalo. “La barrera soporto todo el daño fatal, pero el dolor se extendió en todo tu cuerpo. Es mejor que tomes un descanso.”

El ataque que había recibido fue muy poderoso y si bien la barrera del torneo evito que el daño se volviera letal, los remanentes la golpearon.

“Tch… Maldito bastardo.” Gruño Marc dejando ver las emociones de todos.

Un ataque cuando la barrera se había activado, sin duda fue realizado con malicia.

Todos se detenían cuando la barrera final se activaba, ya que eso demostraba que la batalla había terminado.

Sin embargo, hoy Xu Long continúo atacando.

“Puedes presentar una queja. Es un torneo, pero hay que competir con honestidad.” Dijo Edward y mirando a Clémentine, agrego. “Claro, todo depende de ti. Aunque supongo que él alegara que se dejó llevar o que no pudo retirarlo, igual tendrá consecuencias.”

Estaba bien luchar lo más posible y enfrentarse a sus oponentes con todo lo que tuvieran, pero había límites.

La barrera final del torneo era para evitar accidentes fatales y era muy eficaz, pero una vez que alguien continuaba, entonces era otro asunto.

Presentar una queja, llevaría a las autoridades a analizar las situaciones y tras comprobar que fue realizado con malicia, entonces aplicaran castigos respectivos.

“El combate se detuvo, el Emperador Víctor espera tu decisión.” Agrego Rachael con una expresión seria.

Esto era un torneo de suma importancia que el mundo estaba mirando.

Sin embargo, si un accidente fatal ocurría a quien culparían serian al Emperador Víctor debido a que era la persona que lo dirigía.

Los estudiantes podían golpearse entre ellos, pero la barrera estaba para detener ataques fatales para que nadie muriera.

¿Quién en su sano juicio permitiría que las personas mueran en un torneo académico?

Básicamente nadie lo deseaba y por eso fue creada tan poderosa barrera.

Ahora que se atacó con malicia cuando finalizo el combate, se debía seguir las reglas respectivas.

Clémentine dudo un momento y mirando a los presentes, se detuvo cuando vio a Alice mirarla detenidamente.

“No, no importa. Pueden seguir con el combate.” Respondió Clémentine notando que los labios de Alice se elevaron.

Antes de que los demás se quejaran, Edward levanto la mano y los detuvo.

“Ella ya ha hablado.” Dijo Edward y al ver que había miembros disconformes, revelo. “Pero si quieren demostrar su enojo, háganlo en la arena.”

Las quejas se detuvieron, pero Rachael que era la siguiente soltó un bufido y declaro. “Eso haré.”

Edward asintió y envió su aviso de que podían empezar el siguiente combate, recibiendo la confirmación al instante.

Cuando tuvo que salir Rachael saco su varita mágica y camino en dirección a la arena.

Era cierto que no conocía a Clémentine bien, pero eso no significaba que pudieran dejar que un compañero fuera maltratado de esta forma.

Estaba bien que Clémentine lo dejara pasar, pero ella no lo haría.

Mirando al oponente que llegaba del otro lado, Rachael sintió como su energía mágica empezaba a burbujear cuando se convertía en el elemento fuego.

Si alguien atacaba a su compañero, entonces ella devolvería el golpe a la otra academia.

Era cierto, que su actual oponente no era Xu Long, pero para ella que estaba ardiendo en furia este era un buen objetivo.

Le demostraría lo que era el infierno.

******

“Tch… Los miembros de mi equipo son una basura.” Murmuro Xu Long mirando el último combate.

La joven que saco brazos negros y lo llamo idiota, estaba derrotando a un compañero de forma fácil.

En los combates individuales de Rango A, él fue el único que gano.

“Es tu culpa. Los provocaste demasiado.” Declaro Ryu Sujin con una expresión seria y sin importarle la mirada de su compañero, agrego. “Lograste que ellos se lo tomaran más personal sorprendiendo a nuestros compañeros.”

Ryu Sujin era la miembro de Rango S de la Academia Aetherium, pero a pesar de que era el miembro principal de ese rango, no dirigía la academia.

Tal como decía el dicho ‘dos tigres no pueden estar en una misma montaña’… La Academia Aetherium estaba dividida.

“No importa, mientras gane el combate grupal de Rango A y los demás ganen el combate grupal de Rango B, será fácil.” Respondió Xu Long y mirando a Ryu Sujin, señalo. “Solo preocúpate por tu propio combate.”

Ryu Sujin frunció el ceño ante ese tono y mirándolo con desprecio, declaro. “Ahora las autoridades dejaron pasar tus acciones, pero espero que te controles o serás tú quien asumas las consecuencias si la cagas.”

A pesar que no le gustaba dirigir el equipo, con los premios del torneo había demasiado para perder.

“Es inútil si quieres provocarlos para que nos desafíen después, cuando ahora prácticamente se están desahogando.” Preciso Ryu Sujin y agitando su cabeza se retiró.

Esos trucos solo funcionaban con muy pocos oponentes y este no era uno de ellos.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.