Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 16: Entrenamiento.

Aurora miro el gran edificio que estaba al frente suyo.

Era un edificio bastante alto y con un diseño arquitectónico novedoso.

“¿Es aquí?” Pregunto Alice comiendo sus papitas.

Aurora miro las palabras grabadas en el centro del edificio.

Empresa Taranis.

Unos de los edificios más altos de la ciudad Atlántida era la sede de la empresa multinacional Taranis, encargada de producir y diseñar todo tipo de armas de guerra.

Centrada en el avance tecnológico, junto a ayuda de los mecánicos y otras empresas importantes de desarrollo tecnológico, la Empresa Taranis se convirtió en unas de las empresas más importantes en la actualidad.

“¿El apellido de Leslie es Haillet?” Pregunto Alice curiosa.

“Si, creo que sí.” Respondió Aurora tras recordar un poco.

“El dueño de la empresa Taranis, tiene el apellido Haillet.” Declaro Alice y entonces ambas volvieron a mirar a la empresa.

Como estaban en grupo, se habían decidido reunirse fuera del horario escolar para practicar juntas y Leslie había mencionado que tenía un lugar ‘decente’ para entrenar, entonces habían decidido reunirse aquí… Y termino siendo la sede de una gran compañía.

Estaban sorprendidas, pero no estaban actuando tímidamente por entrar, sino su razón principal era…

“¿Donde vamos a entrenar?” Pregunto Alice comiendo unas papitas lentamente.

En el edificio entraban y salían trabajadores constantemente, parecía que todo el edificio estaba centrado en trabajo de oficina.

Era difícil imaginar que en un lugar como este tuviera un lugar de entrenamiento.

“Supongo que en el sótano…” Comento Aurora al azar.

Ese era el primero lugar que se le venía a la mente para poner un lugar de entrenamiento.

Ambas siguieron mirando y no le tomo mucho tiempo en notar que Clémentine llegaba caminando junto a Nicole.

“Perdón por la tardanza.” Dijo Clémentine tras saludar al dúo.

“Fue culpa mía… Soy nueva en la ciudad y no sé guiarme.” Comento Nicole con una sonrisita tímida y ligeramente avergonzada.

“No importa nosotras recién llegamos.” Dijo Aurora sin estar molesta, ya que las habían estado esperando a ellas.

Clémentine y Nicole asintieron agradecidas, luego los cuatro entraron.

“Leslie estaba arreglando la sala, dijo que enviaría a alguien.” Informo Clémentine y tal como había señalado cuando entraron una secretaria se adelantó.

Tras un saludo cordial, la secretaria la guio hasta el ascensor y cuando entraron no hubo necesidad de presionar un botón ya que empezó a descender.

Aurora podía notar que Nicole estaba nerviosa, quizás porque se dio cuenta la clase de compañera que tenía.

Entrar a un edificio impresionante, ser recibido por una secretaria y luego entrar al ascensor y descender varios pisos más bajo que un ‘típico’ sótano, estaba más allá de lo que una persona común esperaría.

Claro, Alice seguía comiendo sus papitas como si no le importara que el ascensor seguía descendiendo, lo que hizo que Nicole se sintiera mejor.

Después de descender lo que parecía ser varios pisos, la puerta se abrió y Leslie estuvo al frente esperando.

“¡Lo siento por no ir a recibirlas!” Exclamo Leslie con un tono de disculpa elevado.

“No importa.” Dijo Clémentine y al mirar la sala de entrenamiento comento. “Al parecer estabas ocupada.”

Tal como había dicho Clémentine, Leslie había estado ocupada.

Este era una sala de entrenamiento bastante alta y grande, muy parecido a la sala de entrenamiento de la academia, pero aquí estaba más lleno.

Maniquís de todo tipo estaban preparados en un costado, algunos parecían capaces de lanzar hechizos y otros de realizar ataques psiónicos.

Algunos usaban diferentes armas y entre ellos había algunos maniquís corpulentos que parecían resistir los golpes.

“¿Está bien entrenar aquí?” Pregunto Nicole tímidamente.

Cualquiera que lo viera se daría cuenta de que esta sala de entrenamiento era demasiado costosa.

Solo mirar a los maniquís que parecían capaces de lanzar hechizos fuertes, dejaba en claro lo costoso que era esta sala de entrenamiento.

“Claro, claro por eso la estuve preparando.” Dijo Leslie con un tono emocionado que era muy diferente su actuación normal, toco algunos botones en sus relojes holográficos y los alrededores empezaron a cambiar.

El suelo se hizo verde y el techo se transformó en un cielo ilimitado, algunos árboles empezaron a aparecer mientras que los maniquís empezaron a tomar formas humanas como si fueran maleantes y otros tomaron formas de bestias.

Una pequeña llanura verde y frondosa, fue revelado ante todos.

“Esta es la última tecnología que la empresa ha diseñado. ¡Una sala de entrenamiento inmersivo!” Declaro Leslie con emoción, y usando su reloj holográfico, explico. “Usa magia espacial para extender el área, y tecnología de hologramas para cambiar la apariencia de las cosas, lo demás está creado a partir de un material que puede cambiar de forma a voluntad y otros aparatos tecnológicos y mágicos.”

Cuando termino sus palabras, el ambiente verde desapareció, pero dejo a la vista los árboles y la pequeña llanura, solo que esta vez no era verde sino de un color griseo.

“¿Qué tal, les gusta?” Pregunto Leslie con un tono expectante.

“Si, bastante bonito… Y es bastante realista.” Comento Alice comiendo unas papitas.

Una sonrisa apareció en el rostro de Leslie y luego tosió para señal a la mesa al lado del ascensor.

“También traje lo que pediste…” Señalo Leslie y Clémentine asintió dándole un pulgar en alto.

Esta vez Alice fue la que sonrió como una depredadora hambrienta que había estado a dieta durante años.

Aurora sintió que estaban agasajando demasiado a su amiga… Pero no pudo decir nada, ya que también le gustaba comer.

******

“¡A la derecha!” Grito Clémentine y Nicole se movió.

Reforzando su cuerpo con energía mágica, golpeo a un lobo que saltaba desde los matorrales del lado derecho.

A pesar de que el lobo se veía feroz, Nicole pudo mantener su nerviosismo y poder acertar su golpe sin perder fuerza.

“GRhhh…”

El lobo gruño débilmente cuando fue derrotado por el golpe de Nicole y ella soltó un suspiro aliviado, pero feliz al ver que su movimiento no había fallado.

“No te distraigas en combate.”

La voz de Alice sonó en su espalda y antes de que pudiera reaccionar, otro lobo ataco a Nicole de repente.

Ese lobo salto desde el punto ciego de Nicole intentando atacarla con sus garras, pero antes de que pudiera moverse un brazo negro lo atrapo de su cola y luego lo lanzo contra un árbol.

El golpe rompió los efectos holográficos y destrozo el material con el que el lobo había sido creado.

*Bang*

*Bang*

*Bang*

Desde adelante del grupo se escuchaban disparos y gruñidos de animales.

Leslie estaba disparando una pistola que brillaba con una tenue luz dorada.

Sus disparos eran precisos y rápidos, pero los lobos eran más pequeños que lo que se enfrentó Nicole y eran mayores en número.

Cada vez que terminaba su carga, Leslie recargaba ágilmente y volvía a disparar.

“Grrr…”

Cuando un lobo se acercó sacrificando a su compañero en el proceso, Leslie no entro en pánico y recargo su arma.

Antes de que el lobo pudiera tocarla, la armadura de combate que Leslie llevaba emitió un brillo y una descarga eléctrica fue disparada al lobo paralizándolo por completo.

*Bang*

Luego Leslie le disparo en la cabeza e inmediatamente miro a los demás lobos que la estaban empezando a rodear.

“!Voy!” Grito Aurora y cayó sobre otro lobo derribándolo por completo.

Todo su cuerpo estaba reforzado con energía mágica lo que la volvía extremadamente pesada y fuerte.

Aun así, mantuvo su velocidad y empezó a atacar a los lobos que se acercaban.

Su estilo de pelea no solo se centraba en los puños como algunos luchadores que eran boxeadores, sino era un estilo rápido que utilizaba sus piernas y pies para derribar a sus enemigos.

A veces usaba el terreno para su favor para esquivar o derrotar a sus enemigos, otras veces usaba a los mismos lobos, era un estilo variado y no definido.

Sus oponentes eran muchos, pero todos serian clasificados como criaturas de Rango C, lo que los convertía en criaturas bastante débiles para un Rango B como ella.

Lamentablemente eran una gran cantidad de lobos débiles la que estaban cargando a su grupo y Aurora solo era una luchadora.

“!Voy a empezar!” Grito Clémentine y Aurora inmediatamente se retiró.

Clémentine que estaba en el centro del grupo abrió sus brazos y sintió sus alrededores.

Las ‘ramas’ empezaron a crujir y la tierra empezó a moverse a su voluntad transformándose en flechas afiladas.

Su capacidad para controlar los objetos era excepcional y lo demostró.

Cuando todas las flechas fueron disparadas acertó en la mayoría de los lobos que estaban rodeando al grupo.

Algunos pudieron huir, pero las flechas de Clémentine los perseguían al haber detectado su presencia.

Esa era unas de sus habilidades que había desarrollado por ella misma.

Cuando todo termino Clémentine empezó a respirar pesadamente.

“!Esto es impresionante!” Exclamo Clémentine con un tono lleno de emoción, y cuando se calmó comento. “Sentí que podía controlar los árboles, la tierra, y los alrededores a voluntad como si todo fuera real.”

Los alrededores empezaron a perder el toque verde y cuando los arboles grises quedaron a la vista, estos cayeron al suelo y volviendo a una sala de entrenamiento plana.

Eso mismo paso con los ‘lobos’.

Leslie solo se rio alegremente ante la exclamación de Clémentine.

“Le pediré a mi padre que me compre una de estas salas.” Comento Clémentine con emoción y luego murmuro. “Tengo el modelo de la academia, pero esta es una gran evolución con respecto al anterior.”

“Si, mi padre quería ofrecerla a la academia para cuando comenzara el torneo a final de año… Dice que eso la popularizara.” Dijo Leslie asintiendo con emoción.

Al escuchar esa conversación Alice miro a Aurora con una mirada expectante, pero… Aurora la ignoro completamente.

Alice ya gastaba demasiado dinero con sus comidas, agregar una sala de entrenamiento que nunca usaría no estaba en la lista de prioridades.

Alice bajo la cabeza y se fue a la mesita de papitas y otros aperitivos.

“Creo que ha sido un muy buen entrenamiento.” Comento Clémentine limpiando su sudor.

Aurora y los demás asintieron.

Habían empezado teniendo algunos problemas de trabajo en equipo, pero estos fueron tapados por otros compañeros.

Por lo general Alice era la que se encargaba de proteger a todo el grupo y actuaba como apoyo, eso se debía a que era demasiado fuerte y el grupo no quería depender totalmente de ella.

Nicole con el entrenamiento del profesor Miller pudo superar la dificultad de ponerse demasiado nerviosa al luchar, pero todavía tenía algunos problemas cuando el nerviosismo se acumulaba en batallas duraderas. Lo que hacía que bajara la guardia cuando derrotaba un oponente.

Por su parte Leslie era una mecánica experta y atacaba con armas de disparo rápido realzadas por su habilidad y en caso de peligro su armadura podía atacar o defenderla.

También había tenido experiencia igual que Clémentine así que no cometía tantos errores y coordinaban bien.

En cuanto Aurora, hizo lo mejor que pudo para ayudar con sus habilidades, apoyando y cubriendo los demás.

Este era el séptimo entrenamiento de hoy en día, y el grupo se había sincronizado entre ellos gracias a su experiencia personal.

—Como se esperaría de la academia de héroes, cada uno de ellos son estudiantes excepcionales.

Aurora no pudo evitar estar de acuerdo con las palabras de su sistema.

Los estudiantes de la academia de héroes no solo aprendían rápido, sino que mejoraban rápido.

El complicado proceso de inscripción que solo dejaba entrar a los estudiantes capaces y hábiles, hizo posible que todos ellos fueran individuos con una gran capacidad de mejora.

Solo había una academia de héroes en todo el mundo, pero en el periodo de adolescencia donde los estudiantes se encontrarían en la secundaria antes del ‘Gran Cataclismo’, en la actualidad se encontraban dentro de diferentes academias que podían entrenar sus habilidades.

En este mundo se encontraban todo tipo de academias, ya sea de magos, psiónicos, espadachines y luchadores, que ayudaban a sus estudiantes a mejorar y de paso le enseñaban lo necesario para su educación normal.

Entre ellas incluso había academias especializadas en un tipo de magia o un tipo de estilo de espada.

La academia de héroes apoyaba con becas a los individuos capaces que salían de esas academias y le permitía ingresar a la academia de héroes tras haber pasado las regulaciones de las mismas.

Incluso los estudiantes de escuelas públicas podían entrar a la academia de héroes si se esforzaran lo suficiente.

Esa era la razón por la que era normal encontrarse con individuos que progresaban rápidamente.

La dedicación y el arduo entrenamiento era algo de lo que Aurora había estado impresionada al verlo en los estudiantes.

“Iré a descansar un momento.” Murmuro Nicole y Leslie la siguió igual de agotada.

Ambos entraron en una puerta que llevaba a una sala de descanso, cuyos sillones placenteros curaban el ‘alma’.

Aurora solo bebió una bebida fresca mientras miraba a Alice comer sus papitas y bañarlas con todo tipo de salsas que estaban disponibles.

No había duda que Leslie se había esforzado trayendo todo tipo de comida y salsas, seguramente conociendo la glotonería de Alice que ya todos en la academia conocían.

Alice fue la única que casi no se movía debido a que era innecesario hacerlo… Ya sea por su fuerza o por que no hubo tantos errores.

“Una actuación impresionante.” Comento Clémentine a Aurora y cuando está la miro, se explicó. “Nadie pensaría que la estudiante conocida por haber huido y esconderse de miedo en un armario, fuera tan hábil y tan audaz.”

Aurora sonrió ligeramente y pregunto para cambiar de tema. “¿Por qué me invitaste? Pensé que tras haber abandonado al grupo me tendrías un poco de rencor.”

Había cambiado de tema porque fue su error el haber dejado esa ilusión para esconderse, arruinando su propia imagen… Pero igual tenia curiosidad por Clémentine que la había invitado a que se uniera en su grupo.

“Fue simple… Porque incluso si te ‘bloqueabas’ otra vez y no pudieras reaccionar, no afectarías al grupo.” Dijo Clémentine sinceramente y mirando a Alice que seguía comiendo y sin dudarlo, murmuro. “Incluso yo me pregunto si soy necesaria para el grupo…”

Aurora no supo cómo responder.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.