Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 165: La única diferencia.

Capítulo 165: La única diferencia.

Aurora se miró en el espejo y suspiro ligeramente incomoda.

En el reflejo se encontraba una joven de cabello negro llevando un vestido de gala celeste.

Su figura delgada y su rostro delicado, junto a ese deslumbrante vestido celeste era sin duda agradable a la vista.

Pero no para Aurora que se sentía ligeramente incomoda.

Cithrel le dio este vestido diciendo que como su ‘acompañante’ tenía que estar a la ‘altura’ de la heredera del Imperio Falion.

Una excusa barata para obligarla a usar un vestido extremadamente lujoso con cualidades mágicas y creada por un artesano de Terra nova.

Decir que este vestido no era útil en batalla era una mentira descarada.

Si, alguien se podía mover con tacos y un vestido largo entonces muy seguramente podría usar este vestido para protegerse debido a su fuerte barrera.

La incomodad venia de que no era su estilo.

Sin embargo, al final suspiro y abandonando su habitación se dirigió a la sala.

“¡Wow!” Exclamo Cithrel con una gran sonrisa al verla, pero no se acercó debido a que otros estaban presentes.

Clémentine también llevaba un vestido de gala, pero ella tenía la atmósfera para llevarlo y verse bien.

A su lado Érica era igual y la única que podía decir que estaba incómoda era Leslie, pero ella llevaba un vestido corto más agradable y de su estilo.

Incluso Nicole se notaba cómoda con su vestido.

Por su parte Alice usaba un vestido negro largo y estaba comiendo sus papitas mientras asentía al mirarla.

“Creo que me estoy arrepintiendo…” Murmuro Aurora sin poder negarlo.

¡Por esta razón no participaba en la fiesta de aniversario de la Ciudad Zerzura!

Si la obligaban a usar vestidos de este estilo tan glamuroso y lujoso, solo reducía su intención de ir.

“Vamos, no es para tanto.” Dijo Cithrel con una sonrisa mientras los demás miraban entretenidamente.

“¿Puedo sacar unas fotos? Estoy segura de que Akira las disfrutara.” Pregunto Clémentine con una sonrisa.

“Oh, ¡si esa es una buena idea!” Exclamo Cithrel y empezó a sacar unas fotos usando su reloj holográfico.

La expresión de Aurora tembló, pero solo dejo que le sacaran fotos.

Ya estaba cerca de la fiesta, no podía arrepentirse ahora.

En cuanto al vestido, solo debía seguir a Cithrel, ya que ella era la que resaltaba más.

Era un vestido blanco bastante simple, pero cuando lo llevaba Cithrel hizo que resaltara demasiado.

Su cabello azul suelto y sus largas orejas, eran una maravilla para los espectadores.

Al final, solo tenía que hacer su trabajo y eso era todo.

A diferencia de la fiesta de aniversario donde debía ir a interactuar con los invitados, aquí no tendría tanto protagonismo.

Eso era lo que Aurora deseaba y esperaba.

Cuando terminaron las fotos y compartieron con Akira, Cithrel realizo un hechizo de magia espacial y llegaron a la sala del hotel.

“Nadie quiere caminar con estos vestidos.” Señalo Cithrel y todos asintieron con un suspiro.

El lugar de la fiesta era una mansión bastante lejos, pero se permitió el uso de magia espacial así que Cithrel podía llevarlos.

En la sala se encontraban sus otros compañeros a la espera.

Algunos estudiantes varones como Edward, Niels, Alexey, Marc o Gregorio estaban vestidos con trajes que los hizo ver como individuos importantes.

Pero quien de su grupo se llevaba el premio del más guapo no era ninguno de ellos, era Venali que estaba usando un traje muy similar a los otros.

Su expresión fría y su seriedad, lo hizo ver como un joven guapo y elegante.

Que sea un elfo, hizo que todos pensaran que era alguien muy importante.

Venali resultaba ser más guapo que el grupo de varones y eso hizo que esos jóvenes pusieran expresiones extrañas.

La única que iba de parte de las mujeres, era Rachael que llevaba un vestido rojo que resaltaba como si fueran llamas.

Todos los demás estudiantes no asistirían a esta fiesta, lo que hizo que fuera un grupo reducido.

“¡No pensé que las diosas descenderían hoy!” Exclamo Niels con un tono impresionado.

Era un cumplido en general, pero su mirada estaba puesta en Leslie con una sonrisa.

“…”

Lo que le fue devuelto fue una mirada penetrante que Leslie muy pocas veces daba.

Esa mirada hizo que Aurora sintiera que si Leslie tuviera su arma seguramente le dispararía.

Sin embargo, ese cumplido cruelmente rechazado hizo que los demás se acercaran con sonrisas.

“Estoy seguro de que los estudiantes varones de otras academias tendrán envidia de nuestro grupo.” Comento Edward con una sonrisa casual.

Su mirada se fijó en Aurora y ella pudo notar como sus labios temblaban elevándose hacia arriba.

Esta era la primera vez que la veía con un vestido de este tipo, así que seguramente se estaba divirtiendo a su costa.

A pesar de que lo miraba con una expresión sonriente, Aurora no se avergonzó.

“Es mejor que nos empezamos a mover.” Dijo Cithrel y cuando todos asintieron, ella realizó un hechizo de magia espacial.

El espacio se distorsionó a su alrededor y antes de que pudieran darse cuenta ya se encontraban en un jardín al frente de una gran mansión.

Algunos estudiantes estaban cerca y todos se dirigían a la gran entrada principal.

La mansión era grande, pero cuando uno pensaba en el número de estudiantes que se acercaba hizo que dudaran.

“¿Este es el lugar?” Pregunto Nicole con curiosidad.

La confirmación estaba en que otros estudiantes llegaban, pero la duda era correcta.

La mansión era grande, pero no lo suficiente como para aceptar a tantos invitados.

“Si, pero no se siente como el lugar indicado.” Respondió Clémentine y miro a un invitado que llevaba un león alado como su compañero.

En la fiesta se invitó a todos los participantes y a muchas personas diferentes, así que aquellas bestias mágicas con inteligencia también fueron invitadas.

Eso agregaba más confusión a la situación, pero encontraron la respuesta rápidamente.

La entrada principal de la mansión se abrió cuando el domador se acercó y la entrada creció para permitir un paso correcto.

Una capa celeste cubría la entrada y no permitía una visión correcta del otro lado, dejando en claro que era un portal.

“¿Vamos?” Pregunto Nicole con emoción.

Todos los demás también estaban emocionados y curiosos por la fiesta, así que siguiendo a Cithrel y Edward el grupo se acercó a la entrada.

Debido al tamaño de su grupo, la entrada creció y las puertas se abrieron dejando a la vista el portal.

Los estudiantes se miraron entre ellos, pero al final dieron un paso adelante entrando en el portal.

Solo se necesitó dos pasos, para que su visión se ajustara a un nuevo lugar.

“…”

Nadie pudo decir nada ante lo que se reveló ante sus ojos.

No estaban dentro de una mansión, sino que dentro de un enorme palacio.

Pilares blancos se extendían a lo alto y en el techo se revelaba una gran pintura de un enorme dragón blanco.

Esta era la primera sala y era enorme, lleno de estudiantes y meseros que se extendían por la zona.

La arquitectura era llamativa, pero las paredes blancas y los pilares del mismo color eran lo que más llamaban la atención de todos.

No había candelabros, sino que pequeñas esferas blancas iluminaban sus alrededores de forma simple y agradable.

Una iluminación natural que resalto el blanco de este enorme lugar.

“El ‘Palacio Blanco’.” Murmuro Cithrel impresionada.

No era como si le pusiera un nombre, sino que parecía conocer ese nombre.

Caminando para alejarse de la entrada y no interrumpir el paso, los estudiantes se movieron mirando los alrededores.

Esta era la primera sala, pero si uno se iba al final y subía las escaleras se podía encontrar la sala principal.

En las paredes se encontraban magnificas pinturas como decoración y las armaduras de caballeros blancos que se encontraban a los lados, hizo que todos sintieran que viajaron a un mundo mágico.

Ellos no eran los únicos aturdidos, ya que los estudiantes e invitados que ya habían entrado también se encontraban anonadados y todos los recién llegados estaban aturdidos.

“¿Esto estaba dentro de la mansión?”

Esa fue la primera pregunta que todos tuvieron y fue expresada por Nicole cuya expresión era demasiado impresionada.

“¿Cithrel conoces este lugar?” Pregunto Clémentine a la princesa que parecía saber de este lugar.

Cithrel miro sus alrededores y al final asintió.

“Nunca lo vi por mí misma, pero he aprendido del ‘Palacio Blanco’ con mi maestro de magia espacial.” Respondió Cithrel y con una sonrisa extraña, explico. “Perteneciente a un Dragón Mitológico conocido como la ‘Blanca’, su palacio es una obra arquitectónica y una hazaña de magia espacial que todos los magos desean imitar.”

“Literalmente es un palacio blanco en una pequeña dimensión…” Agrego Cithrel y mirando a los alrededores, murmuro. “No pensé verlo… No, no pensé que alguien pudiera tenerlo.”

Los estudiantes se quedaron en silencio.

Los dragones eran algo de fantasía, pero en la realidad eran criaturas extremadamente poderosas y más aquellos que eran ‘mitológicos’.

Básicamente significaba que vivieron por miles de años y eran existencias que en fuerza seria categorizada como Rango SSS… Solo que al pináculo de ese grado.

Por lo que Aurora sabia los tamaños de esas existencias eran impresionantes midiendo decenas de metros.

“Entonces… ¿Se lo robo a un dragón?” Pregunto Rachael con una expresión seria.

“Esa es una pregunta que solo el Emperador Víctor puede responder.” Señalo Alice y entendiendo la mirada de los estudiantes, añadió. “Es un ‘tesoro’ muy reconocido por ser obra arquitectónica, pero en realidad dejando su valor monetario de lado no es tan importante.”

“Eso es cierto.” Respondió Cithrel y recuperando su compostura, comento. “Esto es llamado un ‘tesoro’, pero es ante los ojos de los humanos. Para un dragón mitológico, puede parecer insignificante.”

La diferencia de perspectiva entre las diferentes razas era algo muy evidente.

Para algunos este palacio era impresionante, pero para otros era solo algo insignificante.

Cuando se hablaba de ‘dragones’ esa diferencia resaltaba aún más.

Algunos dragones podían construían sus propios palacios y otros asaltaban los palacios de otros.

Para vivir miles de años esas criaturas no solo tenían fuerza, sino que algunos tenían conocimiento y mucha riqueza.

Estas construcciones eran algo fácil de realizar para tales seres.

“Lo que es más importante, el Emperador Víctor no es un jugador altamente reconocido… Al menos, eso era lo que tenía entendido.” Murmuro Cithrel poniendo su mirada en otro lugar.

Mucho se hablaba de los jugadores y algunos eran altamente reconocidos como el sabio ‘Su Chin’ que en su momento era un jugador sumamente fuerte.

Otro individuo de tal poder era el Rey de Los Estados Unidos de Arabia que en su momento en ‘Terra nova’ había formado un gremio o el Rey de Madagascar Ronald Einhorn que era conocido públicamente como un antiguo jugador.

El ‘Enemigo de la Humanidad’ era el más conocido de todos, pero eso no significaba que no hubiera otros individuos de gran poder.

La información que las personas tenían de Terra nova en su tiempo de ‘juego’ era muy superficial y eso era más notable entre los jóvenes.

Agregando de que muchos de esos ‘notables’ jugadores no ‘despertaron’ habilidades o el uso de la magia, perdieron importancia con el paso del tiempo.

Que los ‘jugadores’ pudieran tener un ‘personaje’ similar a ellos en apariencia no significaba nada cuando podían cambiar sus rostros usando otro tipo de magia y objetos.

En ese sentido el Emperador Víctor como jugador no era conocido o al menos sus hazañas no fueron conocidas en público.

Lo único que se conocía era que fue poderoso, pero en ese sentido otros jugadores eran fuertes y se quedaron al margen de la ‘historia’.

“Ser un jugador es para algunos una forma estigma social y en la actualidad el término ‘jugador’ se usa con connotación negativa. Es por esa razón que muchos ocultan que son jugadores.” Explico Edward con un tono simple.

El Director Vincent fue un antiguo jugador, pero no tenía un historial de grandes hazañas.

En la actualidad ser un jugador era igual a que podía ser un lunático.

Una forma muy simplista y sesgada de ver ese término, debido a que la mayoría de la humanidad se adentró a Terra nova y ‘jugo’ ese ‘juego’.

Aurora no podía negar esas palabras.

“Bueno, aunque nosotros no conozcamos las hazañas de alguien como el Emperador Víctor, otros similar a él, seguramente lo conocerán mejor.” Agrego Alice de forma simple.

Que ellos no tuvieran información sobre ese tiempo no significaba que otros no lo tuvieran.

Solo que era más común que las personas no hablaran de su tiempo de jugador, ya sea para ocultar traumas, acciones vergonzosas o cosas más oscuras.

Sin embargo, entre individuos de la misma ‘especie’ se conocerían mejor.

******

“Lindo, ¿no?” Pregunto el Emperador Víctor a sus dos acompañantes.

El Director Vincent y el Anciano Harris lo miraron fijamente mientras caminaban por un pasillo del palacio.

“¿Cómo conseguiste esto?” Pregunto el Anciano Harris con una curiosidad desbordante.

El Emperador Víctor se rio y respondió. “Se lo robé a un dragón…”

Las expresiones del dúo cambio por un momento lo que hizo que Víctor se riera.

“La verdad es que simplemente lo recibí de regalo.” Respondió Víctor encogiéndose de hombros.

La verdad era que se metió con cosas bastante turbias en su tiempo como jugador y a pesar de que se ocultó bien, interactuó con todo tipo de existencias.

Esta era parte de la riqueza que preparo cuando descubrió que Terra nova era real y lo que estaba por suceder a la tierra.

“Lo mío no es para tanto algunos otros tienen cosas más llamativas.” Comento Víctor y mirando a sus compañeros, señalo. “Yukimura Kageyasu, ¡es el Vizconde Alturia!”

Vizconde de un poderoso imperio, no importa si dijera que solo era un título… En Terra nova ese título de nobleza tenía un enorme poder.

Era cierto que en el Imperio Falion la realeza controlaba todo y mantenía a los nobles en control, pero eso dejaba en evidencia la capacidad de la Vizcondesa Alva.

Sobrevivir a tiempos turbulentos era una muestra de habilidad y seguramente con esa habilidad gano una gran cantidad de riqueza.

Aquellos jugadores que lograron grandes hazañas durante ‘Terra nova’ y sobrevivieron los tiempos turbulentos del ‘Gran Cataclismo’, pudieron recibir su recompensa cuando el portal que conectaba a Terra nova abrió.

Era cierto que se restringía fuertemente el paso de las personas, pero eso no significaba que aquellos individuos cercanos a los jugadores no vinieran.

Jugadores se reunieron con sus hijos, sus familias y en algunos casos sus subordinados.

“Si tuviera conocimiento de lo que sucedería a este mundo cuando todo empezó, entonces hubiera intentado crear un reino… O una compañía comercial.” Murmuro Víctor y extrañamente sus acompañantes asintieron.

Era cierto que paso tiempo desde que no pudieron interactuar con ese mundo hasta que el Dios del Tiempo y el Espacio conecto ambos mundos, pero si se realizaba los preparativos correctos entonces su riqueza podría haber sido mayor.

Quizás sus planes se desbaratarán en el tiempo que ellos estuvieran ausentes, pero era para eso que se necesitaban preparativos.

Al final el Emperador Víctor descubrió la verdad ligeramente tarde.

“Bueno, aunque en realidad no me arrepiento de lo que hice y lo que logre.” Comento el Emperador Víctor al llegar al final del pasillo.

Ersin estaba llevando un uniforme de secretaria y Víctor no pudo evitar sonreír al verla.

No fue un ‘buen jugador’, sino que, por el contrario.

Realizo demasiados actos malvados… A un nivel que dejaría a un Señor de la Guerra malvado como un niño travieso, uno bastante bueno.

Pero en ese sentido… ¿Qué jugador no hizo atrocidades?

La única diferencia de él, con aquellos jugadores que eran categorizados como peligrosos era que se ocultó bastante bien y…

“Su Majestad los invitados ya han llegado.” Informo Ersin con una expresión profesional.

Gano.

Al final, termino ganando gracias a su paciencia y cuando llego su momento en vez de intentar ‘conquistar el mundo’ como un idiota reconocido que termino muerto, conquisto medio continente.

Ahora era conocido como Emperador de un gran imperio.

“Bien, vamos a saludar a los invitados. Hoy tendremos presencias muy importantes de todo el mundo.” Comento Víctor con una risa entretenida.

Incluso si las personas sabían la verdad sobre él, al final no importaba.

Era lo suficientemente poderoso como para acallarlos a todos con solo fuerza.

Es por eso que demostró un gran tesoro para esta fiesta… Era una prueba de que su poder era mayor de lo que normalmente se pensaba.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.