Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 167: Un excelente trabajo.

Capítulo 167: Un excelente trabajo.

La fiesta continuo y Aurora siguió a Cithrel, mientras ella se relacionaba con los demás invitados.

Ahora mismo era la ‘Princesa de imperio Falion’ y actuaba como tal.

Con una sonrisa carismática y una expresión cordial, ella interactuó con los presidentes de Sudamérica y los ministros de otros países.

El Imperio Falion estaba en otro mundo, era cierto.

Sin embargo, tenía una gran influencia en este mundo y eso no era por el portal.

Al igual que el General Yukimura en la tierra se encontraban muchas personas cuyos intereses estaban relacionados con el imperio.

Grecia era un ejemplo claro.

Ellos con las fuerzas del Imperio Falion eran considerados una potencia que limitaba a los demonios de oriente medio.

Eso significaba que tenían una enorme fuerza militar.

Si los terrícolas tenían armas modernas poderosas, entonces el Imperio Falion tenía armas mágicas poderosas… En ese sentido ambos estaban clasificados muy encima en sus respectivos campos de tecnología y magia.

Agregando de que en Terra nova había recursos que no se podía conseguir en la tierra, entonces tanto los políticos como los comerciantes deseaban relacionarse con Cithrel.

Y en esta fiesta esos políticos y comerciantes estaban en la cima de la jerarquía.

Aurora lo siguió y solo agradeció que Cithrel empezaba a dejar de prestarle atención.

Ese galante caballero no podía demostrar sus garras, si otras personas se encontraban a su alrededor, así que era agradable parecer como un acompañante normal.

Al único que Aurora podía decir que conocía fue al Primer Ministro de Zerzura Jibrin Turay que vino a saludar.

No solo a Cithrel, sino que a la misma Aurora.

Era inevitable cuando ambos se conocían desde que Zerzura se formó y el ministro no era alguien que negara sus conexiones.

El Primer Ministro Turay era un hombre de piel oscura con una apariencia de alguien que paso por muchas situaciones difíciles.

Era directo es por eso que saludo a Aurora hablando un poco de Zerzura y si bien también interactuó con Cithrel, se notaba que el foco principal era ella.

El Ministro no estaba a cargo de las negociaciones comerciales de la Ciudad Zerzura, su deber era ser representante de Zerzura y si bien tenía poder y autoridad, el comercio se lo dejo a la Empresa Apicius cuya experiencia era mayor.

Ese era un punto fuerte del Ministro Turay debido a que, a diferencia de otros políticos empezó literalmente desde abajo.

Sin experiencia en la política, sin la sabiduría de los grandes políticos, pero con un alto carisma que logro unir a las personas que lo rodeaban.

Entonces, llego el baile y las invitaciones empezaron a llegar.

En esta fiesta no solo estaban individuos importantes, sino que muchos de ellos traían a sus familias.

Era común ver hijos de algunos líderes de gremios o CEO, es por eso que cuando el baile comenzó empezaron a acercarse a Cithrel invitándola.

Ella mantuvo una imagen cordial y rechazo a esos individuos sin importarle si algunos eran jóvenes y exitosos individuos de altos rango, héroes reconocidos o individuos admirados en su país.

Conocer a la princesa era importante, pero si las cosas avanzaban un poco más, tal vez terminarían como emperadores.

Aurora tal vez no era una experta en las interacciones humanas, pero podía ver a través de algunos intereses simples.

Es por eso que rechazo cuando vinieron a invitarlas a bailar a ella, lo hizo de la mejor forma que pudo.

Cithrel la presento como su ‘amiga’, así que conectarse a ella era una buena forma para conectarse a la princesa.

Tal vez no todos eran así, pero Aurora no deseaba bailar al menos con ellos.

Al final, cuando se dio cuenta de que Cithrel parecía querer venir a buscarla, Aurora empezó a sentirse tensa.

¡Ese galante caballero no podía ser restringido por mucho tiempo y ahora parecía querer revelar sus armas!

Al ver esos ojos juguetones de la princesa, Aurora miro discretamente para buscar su escape.

Cithrel se encontraba cerca de la salida, así que si se dirigía a la sala de los estudiantes seria interceptada.

Preguntando a un mesero donde estaba el tocador, Aurora escapo por unos pasillos del palacio.

Caminando lentamente al tocador tratando de hacer tiempo, se detuvo inevitablemente cuando se encontró con un balcón y se revelaron las ventanas.

“…”

Sin poder evitarlo salió al balcón y miro al hermoso jardín que estaba en ese gigantesco patio.

Una luna estaba en lo alto del cielo iluminando el hermoso jardín de una forma maravillosa.

A lo lejos parecía no tener límites como si este palacio estuviera en un mundo de fantasía único y esplendoroso.

El palacio era enorme y el jardín también, Aurora se dio cuenta la razón por la cual lo llamaban ‘Tesoro’.

Un palacio blanco en una pequeña dimensión con hechizos que lograban hacer que este espacio pareciera ilimitado y real.

La habilidad y destreza de magia espacial junto a los recursos para construir este lugar, sin duda eran algo que ella no podía imaginar.

Una verdadera hazaña arquitectónica y mágica.

El espacio blanco e ilimitado donde estaba su maestro era sin duda intrigante, pero este lugar era más especial debido a los detalles.

Una hermosa luna y una ilusión de que este era un mundo real, eran las características más notables.

“¿Señorita puedo invitarla a bailar?”

En ese momento una voz sonó a su espalda y Aurora suspiro para sus adentros, pero cuando se dio media vuelta para rechazarlo cortésmente, su expresión tembló.

Bajo la luz de la luna y con una sonrisa encantadora, se encontraba un joven con rasgos delicados y finos.

Pero lo que era más atractivo eran sus ojos como zafiros deslumbrantes que la miraban con gran atención.

“Un excelente trabajo…” Murmuro Aurora y mirando que Kairos se sonrojaba sutilmente, agrego. “Me siento muy halagada por ser acosada por alguien tan guapo.”

Ese ligero sonrojo debido a sus primeras palabras se extendió más rápido a pesar de que el joven parecía querer revelar otro lado.

El trabajo era ser una ‘acosador’ y que estuviera presente ahora, dejaba ver que realizo un buen trabajo.

Aurora sabía que este encuentro no era una casualidad, pero no le importo y disfruto verlo sonrojarse.

Era cierto que fue proactiva, pero si fuera sincera… ¡Se estaba cansando con las constantes invitaciones!

¡Verlo actuar de esa forma era demasiado adictivo y mejoro su humor por completo!

“Tuve que esforzarme bastante.” Declaro Kairos tratando de dar una atmósfera galante, pero era imposible con el tema que estaba tratando.

¿Trabajar de acosador era difícil?

Sin darle su número de teléfono y teniendo solo su nombre, llego a la fiesta del Emperador Víctor y ahora la siguió hasta aquí.

Parecía ciertamente una tarea monumental e hizo que Aurora se sintiera ligeramente incomoda.

Después de todo fue ella quien le dio ese ‘trabajo’, aun así…

“¿Por qué siento que esa no es la verdad?” Pregunto Aurora con curiosidad mientras sus labios se inclinaban hacia arriba.

Su forma de vestir dejaba en claro que era un invitado y no un trabajador, pero Aurora no lo había visto en la fiesta.

El solo hecho de estar en esta fiesta dejaba en claro de que era alguien que tenía medios para lograr entrar a la fiesta.

“Bueno… En realidad, no soy bueno en los eventos públicos.” Respondió Kairos y al ver a Aurora sonreír, declaro. “También no me atrevía a aparecer antes.”

Al ver que recibía la mirada curiosa de Aurora, dio una sonrisa y comento. “Cuando mi ‘objetivo’ es alguien que hizo que me llamaran ‘pervertido’, sin duda es bastante difícil.”

La expresión de Aurora tembló.

Se notaba que no estaba molesto y que estaba usando ese hecho en su contra, pero, aunque lo sabía era difícil no tomarlo en serio.

Ese día se dejó llevar demasiado… Y ahora lo asusto lo suficiente como para que no intentara algo directo.

Ante esos pensamientos su expresión tembló pensando si disculparse, pero…

“Aunque ahora que lo pienso, creo que valdría la pena.” Anuncio Kairos y con una sonrisa entretenida, comento. “De esta forma podría estar más cerca de ti.”

Aurora pudo sentir como sus mejillas ardían ligeramente, pero solo pudo mirarlo aturdido ante ese descarado y sincero ataque.

Sin embargo, noto que el joven estaba avergonzado.

Ser tan directo no era su punto fuerte, pero trataba de dar la mejor apariencia para que ella tuviera una mejor imagen de él.

Aurora disfrutó ver esa parte de él, no su actuar directo, sino que esa parte que trataba de esforzarse.

Pero lo que ganaba el premio no era ese lado, sino…

“Oh, ¡no pensé que alguien tan guapo fuera tan atrevido!” Exclamo Aurora y al ver que la expresión de Kairos temblaba, dio el golpe final y murmuro. “Eso sin duda es atractivo.”

No se refería a la parte que era directo, sino que a la parte que se esforzaba para tratar de agradarle.

Demostraba que sinceramente deseaba cortejarla y que realizara una actuación de alguien directo y galante con gran confianza, revelaba que no tenía experiencia en estos temas.

Ya que…

“…” Kairos se avergonzó ante ese murmuro debido a que dio cuenta de que se refería a su esfuerzo.

Los labios de Aurora se inclinaron ligeramente y ella disfrutó de esa vergüenza.

Para algunas personas alguien directo y con gran confianza era encantador, pero Aurora tenía sus propios gustos.

¡Y esto era verdaderamente adictivo!

Sin duda entendía la razón por la cual Cithrel actuaba tan coqueta a veces tratando de avergonzarla, era por qué estar al lado del ‘depredador’ era más interesante.

Pensando en sus próximos ataques, su reloj holográfico vibro y Aurora suspiro a leer el mensaje.

“Creo que te deberé el baile. Al parecer mi amiga va a tener problemas.” Murmuro Aurora al leer el mensaje de Nicole.

Su humor se vino abajo, pero no por Alice la cual nunca molestaría si le daban una mesa llena de comida, sino que era por la persona que la iba a molestar.

“Está bien, no te preocupes.” Respondió Kairos con una sonrisa despreocupada y mirando a Aurora, comento. “Tú tienes tus cosas para hacer, trataré de acercarme en el momento indicado.”

El ‘momento indicado’ no era cuando creyera que tenía la oportunidad, sino que cuando ella estuviera desocupada.

Aurora se dio cuenta de otra razón por la cual no había aparecido antes y eso era porque estaba ocupada con Cithrel.

Ella no pudo negar que su expresión tembló por un momento sintiéndose ligeramente incomoda.

¿Estaba bien hacer que hiciera todo eso?

La respuesta no la dio ella, sino que la dio el joven que toco su anillo con una sonrisa y desapareció.

Se notaba que ese equipo tenía una habilidad de ‘parpadeo’ igual que su traje de combate.

Al ver que estaba sola, Aurora suspiro.

Le gustaría pensar que estaba bien ser egoísta, pero esto era demasiado excesivo… Básicamente dejándole todo el trabajo.

Estando a punto de suspirar, se dio cuenta de algo.

“Me olvidé de darle mi número…” Murmuro en voz baja mientras su humor caí en picada.

Incluso en ese punto era difícil apoyarlo.

******

En la sala de los estudiantes, todo estaba en silencio cuando dos pesos pesados se enfrentaron.

Xu Long miro a Alice de forma seria.

Ahora mismo estaba solo muy diferente a Alice, cuyos compañeros se acercaron para apoyarla.

“¿No revelarás que eres un Rango S?” Pregunto Xu Long y mirando a la joven, señalo. “Eres igual a mí, ocultas tu fuerza entre los Rangos A y por esa razón ganaste.”

Su comentario era elevado para que los demás lo escucharan.

Estaba tratando de revelar las cartas de la Academia de Héroes, y a la vez buscando limpiar su imagen.

Sin embargo, también vino por algo más.

“Ya deja de esconderte y enfréntame. Te desafío a un duelo personal.” Anuncio Xu Long con una expresión seria.

Los murmuro sobre el desafío resonaron entre algunos estudiantes y otras personas que estaban en la sala.

¡La estaba desafiando en público!

Los labios de Alice se inclinaron ligeramente de forma burlona.

“No quiero.” Respondió Alice y un gruñido divertido vino cerca de ella.

Un gorila atronador se estaba riendo de forma entretenida ante esa respuesta.

“¿Qué la Academia de Héroes tiene solo cobardes entre sus estudiantes?” Pregunto Xu Long con una risa burlona.

Algunos héroes que estaban presentes fruncieron el ceño, pero no se acercaron debido a que era un asunto entre estudiantes.

Nicole, Rachael y los demás también fruncieron el ceño.

Sin embargo, la joven solo dejo de mirarlo y se centró en comer su comida.

Xu Long frunció el ceño al ser ignorado tan directamente.

“Es suficiente si quieres luchar desafía a la Academia.” Declaro Rachael con un tono serio.

Los demás asintieron y la expresión de Xu Long se hizo seria, pero conociendo el lugar que se encontraba, murmuro. “Entonces, no me dejas otra opción, pero lo lamentaras.”

Sin importarle su mirada, Xu Long se dirigió a la sala principal y noto que la amiga de esa joven bajaba con un fruncir de ceño.

Xu Long dio una sonrisa enigmática, pero se acercó al hombre que estaba mirando desde arriba.

“Sígueme.” Ordeno el hombre con un tono serio.

“Si, padre.” Respondió Xu Long mientras lo seguía a una zona apartada.

Xu Tao, cabeza de la familia Xu en China y quien controlaba el Gremio Xu, un reconocido gremio mediano de Rango S.

“Eres la futura estrella de nuestro gremio, pero debido a tu perdida ahora las críticas son frecuentes. Somos el hazmerreír de china y todo es por causa de tu imprudencia.” Declaro Xu Tao y mirando a su hijo con un fruncir de ceño, señalo. “Una niña te acaba de ganar y se burla de ti.”

“Padre me vengaré y recuperaré nuestra imagen.” Respondió Xu Long.

El torneo internacional no solo fue usado por el Emperador Víctor para mejorar su imagen, sino que otras personas tenían sus propios objetivos e intereses.

Las academias mejoraban su reputación, pero entre los estudiantes también había algunos con sus propios objetivos.

En este caso se usó la imagen de Xu Long para mejorar el prestigio del Gremio Xu, tratándolo de poner como el rostro de su país para ganar beneficios.

Otros estudiantes del mismo u otro país también realizaron los mismos movimientos, pero en este caso ellos fallaron debido a la perdida de Xu Long ante un ‘Rango A’.

“Sin embargo, para hacerlo debo… Excederme.” Dijo Xu Long con un tono serio.

Las provocaciones eran inútiles contra esa mujer y si deseaba que pudiera aceptar su desafío, entonces necesitaba excederse para lograrlo.

“Haz lo que desees, pero no pierdas.” Ordeno Xu Tao dejándolo solo.

La expresión de Xu Long se volvió fría.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.