Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 179: Empezando.

Capítulo 179: Empezando.

Los aplausos sonaron cuando el grupo de Rango A entro a la sala del hotel de la Academia de Héroes.

Aparte de los miembros de Rango A que entraban, todos los demás estaban presentes aplaudiendo y alabando.

Algunos como Jordán o Frank soltaban aullidos como fanáticos desesperados, pero a nadie le molesto.

Es más, hasta los trabajadores del hotel estaban dando sonrisas y aplaudiendo.

“¿Así es como se siente la fama? Tengo que admitir que me gusta.” Comento Niels saludando como si todos los espectadores fueran sus fans.

“Bah, nadie te alaba a ti.” Critico Jordán con una risa entretenida.

“Siempre arruina el momento.” Señalo Leslie e ignoro la mirada de divertida de Niels.

Cithrel se adelantó y realizo un hechizo que ayudo a recuperar la fatiga de todo el grupo, pero ellos solo pudieron caminar a pasos agotados.

“Solo quiero dormir toda la noche.” Declaro Gregorio con un suspiro.

“Yo quiero darme un baño e ir a dormir.” Murmuro Rachael con un toque de palidez.

Por su parte Alice se acercó a Aurora y murmuro. “Tengo hambre.”

Los que lo escucharon soltaron algunas risas y los labios de Aurora temblaron.

“Creo todos se merecen una gran recompensa.” Señalo Vanessa y a su lado Dalia y Taqiyya asintieron.

Sus palabras fueron validadas por todos los estudiantes de la academia de héroes y tenía sentido.

No solo se enfrentaron a una oleada de criaturas de mayor número que todos los otros desafíos del mismo tipo, sino que en cierto sentido se enfrentaron a un Rango S.

¡Se enfrentaron a Cécile Leroux! ¡Se enfrentaron al ejército de una sola mujer!

Lo más impresionante fue que esa famosa Archimago de Rango S de la rama de invocación, parecía no contenerse.

Cientos de criaturas de Rango B y decenas de criaturas de Rango A, todo contra cinco estudiantes.

Era cierto que tenían un rango S, pero Cécile era poderosa y reconocida por tener la capacidad de derribar a sus oponentes con números.

Agregando que estaban en su control, esas criaturas eran aterradoras y podían organizarse entre ellas.

Sin embargo, cuando se enfrentaron al [Dominio de la Oscuridad] de Alice, toda la organización se vino abajo debido a la capacidad ofensiva que tenía.

Alice era perfecta para derribar a cientos de criaturas y esa perfección lo demostró perfectamente, contrarrestando a Cécile.

Agregando a sus compañeros que también se esforzaron para apoyarla, entonces se convirtieron en una gran montaña que los monstruos no podían derribar.

¡Fue un desafío tan espléndido que millones de personas lo vieron!

“La única recompensa que necesito ahora son unos masajes.” Murmuro Clémentine mientras se acariciaba su cien.

Al igual que Rachael que gasto su energía mágica, ella gasto toda su energía psiónica y fue llevada al límite extremo.

Alice demostró una gran fuerza, pero eso no significo que hizo todo el trabajo.

Los demás lo pudieron sentir, ya que a veces algunos monstruos se acercaban a ellas e incluso mientras volaban.

Claro, nadie se molestó debido a que ellos mismos querían hacer algo y no ser solo un equipaje que Alice tuviera que cargar.

Es por eso que todos llegaron a su límite y se presionaron por continuar.

“Si quieres pueden ir al spa del hotel, pero primero permítanme un momento.” Intervino Edward y al ver que todos asentían, declaro. “Todos estamos muy contentos por la victoria de hoy, no solo del grupo de Rango A, sino que también de Taqiyya que me hizo admirar su confianza en su arte.”

Sus palabras fueron sinceras y eso hizo que Taqiyya que estaba cerca de Cithrel se pusiera roja al ver que los demás asentían.

“Sin embargo, no nos tenemos que dejar llevar. Todavía nos queda el ‘Desafío Grupal’ y el torneo de alquimia y de informática. ¡Eso significa que mañana tendremos nuestro último desafío!” Anuncio Edward con una expresión solemne.

Su expresión y su tono hizo que todos miraran de forma tensa.

Tan solo un día faltaba para su ultimo y mayor desafío.

¡El desafío grupal estaba cerca!

Al tener la oportunidad de ver otros desafíos se habían dado cuenta de la dificultad que este representaba.

“No hay que estar nervioso, no importa a lo que nos enfrentamos, ¡venceremos!” Declaro Edward mientras sus ojos brillaban con pequeños relámpagos.

Su confianza y actitud, logro que todos sintieran una enorme cantidad de energía y todos lograron sentirse motivados.

Liderar era una cualidad que no todos podían lograr y no todos podían entender.

¿Era solo encabezar y dirigir a un grupo?

No, representaba algo mayor a eso.

Era el pilar fundamental de todo un grupo, guiándolos hacia adelante y dándole fuerza para avanzar, pero también confianza.

Esto estaba representando ahora Edward.

“Aurora nos ha informado como se preparaban los ‘enemigos’, así que tenemos más métodos a nuestro favor. Sin embargo, recuerden descansar y estar preparados para mañana. El primer lugar solo se mantiene si todos estamos unidos.” Declaro Edward y al ver que los estudiantes asentían de forma solemne, se rio y agrego. “Eso es todo lo que tenía que decir, pueden ir a descansar.”

Los estudiantes que lo escucharon asintieron con sonrisas.

Había muchos estudiantes fuertes, pero los pilares del grupo de combate eran Edward y Alice.

Edward era su líder y su fuerza era tan impresionante que todos tomaban seriamente sus palabras y se apoyaban en su capacidad.

Muy diferente a Alice, que debido a su personalidad indiferente hizo que ninguno se sintiera bien a que hiciera la mayor parte del trabajo.

Daba confianza, pero a la vez generaba presión para que se esforzaran.

******

Aurora caminó por el pasillo al lado de Cithrel y Taqiyya.

“¿Está bien que estemos aquí?” Pregunto Taqiyya con curiosidad.

Ahora se encontraban en uno de los edificios para los domadores de bestias mágicas y estaban dirigiéndose a una habitación en particular.

“Claro, es divertido ver los combates entre más personas.” Respondió Aurora sin darle demasiada importancia.

El desafío grupal fue ligeramente más temprano que sus otros desafíos normales y si bien los estudiantes tuvieron tiempo para descansar, no fue como para relajarse completamente.

Es por eso que ahora estaban aquí en este nuevo día… Un día que traería mucha emoción.

Después de todo, en unos minutos la Academia de Héroes y la Academia Cernunnos comenzarían su desafío grupal ante los ojos de millones de espectadores.

Así que reunirse ahora era agradable para verlo.

“Es una lástima que los demás no vinieran.” Señalo Aurora agitando su cabeza.

Vanessa tenía que prepararse para su torneo de alquimia y Andrés tenía otras tareas que realizar al igual que Jaxon.

Dejando que solo ellas tres estuvieran disponibles para ver el torneo.

Cithrel dio una sonrisa y las tres continuaron hasta que se detuvieron en una puerta particular.

Aurora tocó la puerta y esta luego de un momento se abrió, revelando al Anciano Kernen.

“Gracias por invitarnos.” Dijo Aurora seguida de Cithrel dejando a Taqiyya con un toque de timidez.

“No, no gracias a ustedes por venir.” Comento el Anciano Kernen y mirando a Cithrel, agrego. “Es un honor tener a Su Alteza hoy.”

“¿Ya llego Aurora? ¡Dile que pase!”

Las palabras educadas del Anciano Kernen fueron suprimidas por una voz gruñona desde adentro que sonaba animada.

El Anciano Kernen dio una sonrisa de disculpa, pero Cithrel intervino.

“Hoy soy una invitada, por favor tráteme como tal.” Señalo Cithrel con una suave y amable sonrisa.

El Anciano Kernen asintió y cedió el paso para que pasaran.

Dentro de la habitación el pasillo era pequeño, pero luego se extendió a una enorme sala en donde había algunos muebles grandes.

Un ejemplo de eso no solo era la inmensa pantalla, sino que el sofá solitario en donde Rupert estaba sentado.

“¿Y crees que tus pequeños lograran ganar?” Pregunto Rupert con un gruñido entretenido.

“Claro, ¿y los tuyos?” Devolvió Aurora mirándolo seriamente.

“¡Obvio!” Gruño Rupert como respuesta y ambos se rieron entretenidos.

Después de todo, esos ‘pequeños’ eran los estudiantes y ambos estaban en el mismo grupo.

Tras sentarse en el sofá cerca de Rupert, Aurora no pudo evitar darle una sonrisa de disculpa al Anciano Kernen que traía los aperitivos.

“No se preocupen, ustedes son invitadas.” Dijo el Anciano Kernen y golpeando a su compañero, declaro. “Rupert es quien debe ser más cortes.”

Rupert gruño al escuchar esas palabras, pero cortésmente paso su fuente de frutas que estaba comiendo.

Taqiyya sonrió tímidamente al ver el gorila atronador compartir su comida y acepto sacando una fruta.

“Quiero que empiece.” Murmuro Rupert mirando la gran pantalla.

Todavía faltaban algunos minutos para que todo empezara oficialmente y ahora se estaba dejando ver a los estudiantes de ambas academias quienes estaban preparando su equipo.

No solo los humanos podían usar un equipo de combate, sino que a veces las bestias mágicas también lo usaban.

Los leones alados eran un ejemplo y ahora era algunas bestias mágicas de los estudiantes llevaban un equipo.

Claro, siempre había algunos que no le gustaban usar equipo y le gustaban luchar más ‘natural’.

Luego de dejar diferentes aperitivos y bebidas cerca, el Anciano Kernen se sentó suavemente en el sofá.

“¿Cómo están las cosas por Zerzura?” Pregunto el Anciano Kernen al ver que todavía faltaba tiempo.

“Todos se mantienen ocupados. El ejército entrena a sus soldados aún más duro y el General McLean los utiliza para apoyar en Kenia al ‘Señor de Mombasa’… Bueno, supongo que pronto se lo dejara de llamar de esa forma.” Explico Aurora y al ver que el anciano asentía, continuo. “Se han asegurado los tratos con los gremios de aventureros locales para enfrentar cualquier situación con los portales abismales y se ha aumentado la seguridad, en todo el territorio en el que Zerzura tiene influencia.”

Con los portales abismales y el torneo internacional, el asunto de la guerra en Kenia fue dejado de lado y en este momento el ‘Señor de Mombasa’ estaba construyendo la base para su futura nación.

Una vez que decidan la organización y el tipo de gobierno, el título del ‘Señor de la Guerra’ se dejara de lado y muy posiblemente con ello su título de ‘Señor de Mombasa’ también sea apartado.

Claro, era una cuestión internacional la aceptación de un gobierno en Kenia, pero no es como si fuera muy difícil y no había necesidad de que un ‘poder’ global los reconozcan.

O al menos tales poderes no tenía ninguna fuerza en áfrica.

Las naciones estaban más interesadas en protegerse de los portales abismales o buscar la forma de sobrevivir, que tratar de molestar a un pequeño señor de la guerra en áfrica.

En cuanto a los gremios de aventureros, como en cualquier lugar ellos tenían una gran influencia y hasta incluso llegaba ser decisiva en asuntos políticos de un estado.

Sin embargo, en Zerzura era bastante diferente.

Los Orisha Oko tenían ese puesto entre los ‘gobernantes’, pero en realidad, solo participaban en asuntos políticos que afectaran a los gremios de aventureros y su autoridad comparado con los otros altos mandos, era minúscula.

Aun así, seguían siendo fuertes y unos de los pilares de la Ciudad Zerzura como en la mayoría de los países.

Ellos eran la defensa para apariciones de monstruos en la ciudad, limpieza de mazmorras u otros asuntos de defensa nacional.

El ejército estaba presente, pero era común dejarles los monstruos a los aventureros.

“En cuanto al bosque mágico, la Empresa Apicius se ha estado encargado de arreglar los asuntos con ellos. Somos aliados y todos desean seguir manteniendo nuestra alianza e incluso profundizarla.” Agrego Aurora tras recordar ese último detalle.

Había algunas que otras cosas que se les informaban debido a su relación con los altos mandos, pero estos eran los temas más notables y los que se podía hablar con calma.

“Eso es agradable de escuchar. La Academia Cernunnos también se ha preparado para defender a sus aliados.” Declaro el Anciano Kernen y al ver que Cithrel lo miraba curioso, explico. “Tenemos bastantes relaciones con tribus de bestias mágicas por toda parte del mundo. Somos una academia, pero estamos más unidos que otras academias.”

A diferencia de una academia donde los profesores solo trabajaban, la Academia Cernunnos estaba profundamente conectada a sus profesores a causa de las relaciones con sus bestias mágicas.

Era cierto que algunas bestias mágicas eran solitarias, pero otras como los gorilas atronadores eran muy unidos y esa unidad se extendía a sus compañeros humanos.

Después de todo, proteger la familia de un amigo era algo común.

“Esta por empezar.” Señalo Rupert emocionado.

Todos desviaron la mirada hacia la pantalla en donde en enorme grupo de estudiantes se adentraban al portal.

Comenzando el desafío grupal.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.