Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 186: Conferencia presidencial.

Capítulo 186: Conferencia presidencial.

En una habitación en la casa blanca, se encontraba un hombre latino mirando los documentos al frente de él.

“Señor Presidente ya será la hora de la conferencia.” Informo la secretaria.

“Oh, me olvida. El trabajo me tiene demasiado ocupado.” Comento el hombre con una sonrisa casual.

Ángel Batista, Presidente de Los Estados Unidos de América del Norte.

¿Cómo un mexicano tomo el primer gobierno de ese gran gigante que ocupaba la mitad de América?

Esa era una pregunta que seguramente los historiadores estudiarían, pero que no podrían responder con total seguridad.

Inteligencia, astucia y capacidad… El Presidente Batista solo era un hombre común sin poderes o habilidades, pero con una capacidad tan aterradora que fue fundamental para la unificación del gigante y luego fue elegido como el ‘Presidente’ que los representaba.

Entre sus hazañas estaba la capacidad de unir a diferentes nacionalidades, sortear a la oposición y a los nacionalistas, traer aliados y conseguir apoyo para su política de unificación.

Llevando a cabo regulaciones con las mazmorras y nacionalizándolas, logro obtener el apoyo de muchos gremios medianos y grandes, junto a una enorme fuente de recursos debido a los impuestos.

Recursos que uso para unificar al gigante y si bien en la actualidad seguía el proceso de unificación, sus habilidades no podían ser subestimadas.

“Tiene que tomar un descanso Señor Presidente. Todavía le queda mucho trabajo por venir.” Dijo la secretaria con un tono serio y preocupado.

El Presidente Batista soltó una risa casual y no pudo negarlo.

Los planes para la unificación se tomaron hace tiempo, pero a diferencia del Emperador Víctor en Sudamérica, al ser un país con un sistema democrático había demasiadas reglas que lo restringían.

Hace cinco años Víctor llego a Sudamérica y solo hace cuatro años unifico medio continente… El tiempo restante lo convirtió en una potencia y él se convirtió en un hombre amado por su gente, logrando una reputación inquebrantable dentro de su país.

A diferencia de ese hombre, el Presidente Batista tuvo una situación más complicada, pero en tan solo cuatro años desde que comenzó el proyecto de unificación, pudo decir que ‘Los Estados Unidos de América del Norte’ estaban unidos en uno.

“Tenemos juicios políticos a dos presidentes y a cuatro senadores, decenas de gobernadores y alcaldes. Juicios a generales, gremios, empresas y cientos de otras personas.” Murmuro el Presidente Batista, pero con una sonrisa, declaro. “Esto es lo que significa limpiar la basura.”

El plan de limpieza del Emperador Víctor comenzó cuando venció a la mafia en Sudamérica.

Dejo muchos lugares a salvo y dejo a muchos individuos libres para que se unieran a las mafias de Norteamérica, algunos fueron detenidos otros murieron en la misión, pero uno logro llegar hasta los escalones superiores.

Fue indispensable para la Reina del Norte y se convirtió en el mayor traidor.

En esta noche se capturaron y arrancaron las raíces de las mafias más grandes de todo el continente americano, pero también se detuvieron a aquellos que realizaron tratos con esas mafias.

Políticos, militares y empresas estaban en la horca esperando a que se le diera su final.

El trabajo futuro era enorme, pero la recompensa también lo era.

Con este plan no solo su popularidad aumentaría, sino que era la marca que dejaba en claro que ‘Los Estados Unidos de América del Norte’ estaban verdaderamente unidos.

Tal vez faltaban enemigos internos, pero ahora había menos preocupaciones y había creado una base estable para este gigante pudiera asentarse.

Caminando hacia la sala de conferencia, el Presidente Batista dejo que los asistentes le dieran un retoque a su apariencia.

Se había quedado toda la noche despierto y no había dormido nada debido a que estaba pendiente de la situación, tratando de evitar cualquier error.

Este gran plan sonaba fácil cuando alguien lo ponía en un documento, pero la coordinación a gran escala y los preparativos llevaron mucho tiempo.

Para su suerte, nadie sabía nada y tomaron por sorpresa a cada oponente logrando derribarlos todo a la misma vez sin errores graves.

Había daños a edificios, montañas y hasta muertos en ambas partes, pero todo el control de daños se mantuvo al mínimo.

Era inevitable que hubiera muerte en su parte a pesar de que actuaron teniendo la ventaja, esa era la incertidumbre del campo de batalla.

Cuando un mago del servicio secreto realizo un hechizo para mejorar su estado físico, el Presidente Batista entro a la sala de conferencias.

Las cámaras empezaron a grabar todo muy ordenado siguiendo las aclaraciones de etiqueta que se habían dado y el Presidente Batista subió al podio.

Ahora estaba siendo trasmitido no solo a nivel nacional, sino que a nivel internacional.

“Durante la madrugada se llevó a cabo un plan de limpieza que el Estado ha venido preparando durante más de un año. Con el apoyo de todos los órganos del gobierno, la misión se mantuvo en extremo secreto debido a la dificultad de la tarea.” Informo el Presidente Batista y mirando a la cámara, anuncio. “Ahora podemos asegurar el éxito de la misión y decir que hemos eliminado a la mafia que se extendía por todo el continente americano y hemos capturado a la mayoría de los líderes, incluyendo a la Reina del Norte reconocida rango SS.”

El anuncio causó conmoción entre los periodistas que no pudieron evitar extender susurros por todas partes.

Se había dado un informe de emergencia anoche cuando los expertos mencionaron que no había peligro, pero no se dio toda la información debido a que el Presidente Batista no deseaba arriesgarse.

No deseaba que las misiones se arruinaran y es por eso que esta noche fue agitada para los ciudadanos del gigante del norte.

Esta revelación hizo que todos quedaran conmocionados.

“Al mismo tiempo con aquellos altos mandos capturados nos hemos encargado de atrapar a todos sus aliados dentro de los órganos del gobierno, en el ámbito militar o civil. Es una desgracia para el pueblo que haya presidentes que estén relacionados con criminales, pero a pesar de esta desgracia, nosotros no evitaremos juzgarlos como se merecen.” Dijo el Presidente Batista y con una mirada solemne, declaro. “Los juicios políticos y los demás juicios serán transparente para que todos puedan verlo. Tenemos las suficientes pruebas como para detener a cada uno de ellos y para asegurar nuestra fidelidad, el Sumo Pontífice Juliano junto a la Iglesia del Orden serán intermediarios en los juicios. Y si es necesario, también buscaremos el apoyo de nuestros guardianes. ¡Los Dioses de la Tierra!”

¿Qué tan alta era la confianza por haber detenido a presidentes y senadores de esta forma?

Era hasta el punto de llevar los juicios políticos, destituirlos y luego llevar los correspondientes juicios penales.

Era cierto que había inmunidad para aquellos que ocupaban cargos políticos como presidentes o senadores y había que llevar a cabo juicios políticos para destituirlos.

Sin embargo, la situación ya no era como antes.

En la nueva constitución de ‘Los Estados Unidos de América del Norte’ había muchos derechos y garantías, manteniendo una enorme libertad por la cual sus países miembros fueron conocidos, pero también había responsabilidades.

Y esas responsabilidades eran aún más pesadas para aquellos que ocupaban cargos importantes.

Ignorarlas, evadirlas o tratar de sortearlas de forma ilegal podría llevar a pesadas consecuencias.

El ‘Gran Cataclismo’ conmociono al mundo, pero quienes verdaderamente lo cambiaron fueron las mismas personas.

La guerra civil estadounidense o precisamente ese enfrentamiento entre usuarios de habilidades que deseaban tomar el poder y gobernar contra el gobierno durante los primeros años de ‘Gran Cataclismo’, demostró que lo más aterrador era un humano con poderes.

Cuando un mago podía causar un tsunami, crear un tornado o un luchador podía derribar un edificio con un puñetazo se hizo evidente de que el peligro ya no eran las armas, los terroristas o los enemigos externos, eran sus ciudadanos que empezaron a ver las leyes como algo que los restringían.

En este mundo en donde existe magia mental, los dioses pueden influenciar a los humanos o los más santos podían caer esclavos de aterradores individuos, las responsabilidades y la seguridad de los gobernantes se volvió prioridad.

Era inútil elegir al gobernante de una nación por un medio democrático, cuando ese gobernante estaba bajo el control de otro individuo o incluso un dios.

Es por eso que las restricciones y responsabilidades se volvieron extremadamente pesadas, cuando se dejaba a la vista una ilegalidad.

Claro, no había duda de que en algunos países los gobernantes eran influenciados por entidades o individuos poderosos, pero al final no era control absoluto.

Ahora poner a la Diosa del Orden y el Sumo Pontífice que dirige la iglesia, como un intermediario para asegurar las pruebas fue un movimiento que hizo que los juicios fueran extremadamente justos.

Eso significaba que no habría forma de evadir la verdad.

Agregar a los Dioses de la Tierra significo el último ataque y el más letal.

Puede que esos dioses no tengan tanto poder, pero fueron ellos quienes apoyaron a la humanidad desde que nacieron y si bien sus iglesias desvirtuaron sus ideas, esos dioses mantenían a la humanidad en su conjunto como máxima prioridad.

Que ahora siguieran bendiciendo y eligiendo sus paladines a pesar de que estaban debilitados, solo dejo en evidencia que solo realizaban su trabajo.

Las personas podían no creer en esos dioses, pero se los respetaba.

Fueron ellos quienes protegieron la tierra durante mucho tiempo y ahora decir que ellos podían ser aquellos seres que asegurarían la veracidad de las pruebas y la confianza, era un movimiento astuto.

Era conocido que los Dioses de la Tierra priorizaban a la humanidad en su conjunto y a diferencia de otros dioses, no tenían otros objetivos y no podían ser influenciados de otra manera.

“Este plan se ha venido preparando durante un largo tiempo, pero es en este momento que tuvimos que comenzarlo. La amenaza que representa los portales abismales pudo haber llegado a convertirse en una tragedia cuando uno piensa que el país ha estado enfermo y esa enfermedad se ha extendido a parte de sus órganos vitales.” Declaro el Presidente Batista.

Si uno miraba a un ‘país’ como un organismo vivo con sus respectivos órganos, entonces la mafia era una enfermedad que había llegado a afectar a varios de esos órganos.

Los senadores y presidentes que fueron detenidos tenían muchos casos de corrupción y hasta uno era su partidario, pero eso no significaba que se lo dejaría estar.

Arrancando los órganos dañados era la única forma de solucionar este problema.

“En esta inmensa tarea el trabajo de todos los gremios, mercenarios, militares y todos aquellos que participaron fue vital. Aquellos que han caído serán recordados como héroes.” Menciono el Presidente Batista y con un tono serio, agrego. “Pero sobre todo el apoyo del Arcángel Miguel y el Sumo Pontífice Juliano han sido fundamental.”

Cuando dijo sus últimas palabras los murmuro se extendieron.

Conocido como ‘Arcángel Miguel’ o ‘Arcángel de la guerra’, ese era el título del hombre que protegía a su nación.

Rango SSS era una de las personas más fuertes del mundo y ese individuo era uno de los apoyos fundamentales para lograr la unificación.

Si bien se realizó por medios diplomáticos, la fuerza era un punto esencial para que otros pudieran sentirse seguro.

“Pero hay alguien que nos ayudó empezar todo esto. Sin él, no podríamos haber logrado capturar a la Reina del Norte y no podríamos haber llegado a este punto con tanto éxito. Tenemos diferencias con su nación y tuvimos choques, pero la humanidad debe unirse cuando se enfrenta a un enemigo en común y ahora esperamos seguir unidos al enfrentarnos a los Portales Abismales.” Dijo el Presidente Batista y con una sonrisa sin importarle los murmuro, declaro. “Por favor, denle la bienvenida al Emperador de Sudamérica, Víctor Pellegrini.”

Ante esa palabra desde el otro lado apareció el Emperador Víctor vestido formalmente mientras su secretaria estaba a su lado.

Nadie lo había visto llegar y era muy posible que ni siquiera el servicio secreto lo hubiera notado.

Caminando hacia el podio, tenía una sonrisa al ver al público.

El continente americano estaba dividido en dos y públicamente tenía conflictos.

Sin embargo, eso era muy diferente a la realidad.

Para llevar a cabo la unificación de varios países y convertirlo en uno, no solo se necesitaba cierta habilidad para sortear a todos aquellos que deseaban detenerlo.

Era cierto que la pérdida del nacionalismo por parte de aquellos que tenían poderes durante los años anteriores, ayudo bastante.

Aun así, lo que fue vital era el ‘enemigo en común’.

Los humanos demostraron un sentido de unidad cuando se enfrentaban a un enemigo en común y eso se usó en el proyecto de unificación.

Los monstruos eran de temer, pero eran posible derrotarlos, los demonios daban miedo, pero estaban en otro continente y si bien los lunáticos eran una preocupación, el enemigo tenía que ser su igual.

El Imperio Sudamericano dirigido por Víctor, fue quien se convirtió en ese rival que los ayudo a crecer y los ayudo a unirlos.

Esa nación era fuerte y tenía un sistema totalmente diferente al democrático siendo para muchos una tiranía, similar a una monarquía absoluta con tintes de libertad.

Los países latinoamericanos compartían más similitudes con Sudamérica que con Estados Unidos quien empezó todo, pero eso era diferente cuando su Emperador se demostró como un peligro.

Y durante los años que llevaba su conquista así fue como se vio para los gobiernos de Centroamérica.

Sin embargo, solo muy pocos sabían que en este gran proyecto de unificación del gigante del norte también participo Víctor.

“Las diferencias deben quedaré en el pasado. El mundo es demasiado caótico para que los vecinos se golpeen entre ellos.” Dijo el Emperador Víctor mientras saludaba de la mano al Presidente Batista.

Era el tipo apretón de manos dados para que los medios puedan sacar fotos que seguramente serian enmarcadas para el futuro.

“Estoy de acuerdo con sus palabras. El futuro lo creamos nosotros.” Comento el Presidente Batista por su parte mirando la sonrisa entretenida del Emperador Víctor.

Tal vez para el público ambos parecían como rivales que no deseaban dejar que el otro tuviera la última palabra, dejando ver que los conflictos de ambas naciones no se podían dejar de lado con simplicidad.

Sin embargo, lo que nadie sabía e incluso los más cercanos al Presidente Batista, era que él era un miembro del grupo de amigos del Emperador Víctor.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.