Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 188: Detalles.

Capítulo 188: Detalles.

En una pequeña sala de espera, para entrar el coliseo se encontraba varios estudiantes de la Academia de Héroes.

“Tch… Estoy estresado.” Murmuro Jordán y cuando lo miraron, declaro. “¡Los portales abismales acaban de aparecer! Es imposible que no me estrese.”

“¿Vieron el video? Es un portal todo negro y solo con verlo da una sensación ominosa.” Señalo Frank seriamente.

“No, eso no es lo peor. Escuche que las autoridades rumanas no han aceptado los refuerzos.” Dijo Marc y cuando todos lo miraron, explico. “Al parecer varios gremios nacionales rumanos se han unido queriendo ser ellos quienes entren al portal. Ese era su protocolo que han estado armando y el gobierno rumano no puede hacer nada.”

“Eso no puede ser verdad, ¿cierto?” Dudo Nicole.

La respuesta fue silencio.

Desde antes de los portales abismales los preparativos eran con este estilo.

Algunos países que tenían confianza no aceptaría el apoyo de otros países u organizaciones y eso se debía a la idea de beneficio que rondaba los portales abismales.

Las simples mazmorras temporales eran un enorme beneficio, estos portales abismales que causaron revuelo a los ojos de algunos individuos eran un peligro acompañado de beneficios.

“Lamentablemente puede ser verdad. Rumania es un país peculiar, no se ha unido a la Unión Europea y es por eso que no siguen sus reglas y eso llevo a que varios gremios de aventureros se asentaran en ese lugar con mayor ‘libertad’. Son gremios medianos con algunos rangos S al mando, pero juntos controlan la política e influyen en las decisiones de Rumania.” Explico Clémentine con un tono de historiadora y al final con un suspiro, agrego. “Tal vez no sea tan corrupto como la República de África Occidental, pero los tratos sucios son más comunes de lo que uno puede pensar.”

Nicole se quedó en silencio.

Los gremios eran las fuerzas principales de los países debido a que eran el bastión de defensa final y la fuerza principal para enfrentarse a los monstruos o mazmorras.

Si bien la mayoría de los países trataban de alimentar su ejército propio, era imposible compararse con los gremios de aventureros cuyos miembros ganaban una enorme cantidad de dinero.

Al menos que no fuera un nacionalista o quisiera servir a su país, entrar al ejército de cualquier país del mundo, era por lo general un mal camino en perspectivas económicas.

Rumania no era el único lugar con ese tipo de sistema.

En Sudáfrica se encuentran señores de la guerra que se unieron para proteger al país y a pesar de tener un sistema democrático, en realidad los señores de la guerra tienen influencia en el gobierno.

Yendo un punto más lejos la República de África Occidental, tiene un sistema democrático, pero quienes tenían el verdadero poder y tomaban las decisiones eran los gremios de aventureros, mercenarios poderosos y señores de la guerra que se unieron para formarlo.

En ese lugar la corrupción era lo suficiente extrema hasta el punto de realizarse tratos sucios a la luz del día y ni hablar de las leyes, estas siempre servían a quienes tenían el poder.

Claro, nadie negaba que los demás países tenían cierta influencia causada por los gremios, pero en estos casos era muy extremo.

“Ser un estudiante es una mierda.” Murmuro Marc sin poder evitarlo e ignorando a los presentes, comento. “No sabemos nada de los portales abismales. Las autoridades rumanas no han dado ninguna información pública. Sabemos dónde están, pero no sabemos a dónde dirige o su peligro.”

“¿Y si esto es lo suficiente grande para afectar a toda la humanidad?” Pregunto Marc logrando que otra vez se extendiera el silencio.

Era cierto que recién apareció hace unas horas en la noche en Rumania y era posible que todavía no se llevara a cabo la investigación correcta, pero incluso si había información, hasta que no fuera publicada no sabrían nada.

Eran estudiantes que lo único que podían hacer era seguir las reglas y seguir con la academia o el torneo que no se canceló a pesar de lo sucedido.

“Incluso si sabes de que se tratara, ¿podrías participar?” Pregunto Alice entrando a la sala de espera.

Esa pregunta hizo que Marc se quedara en silencio.

Solo era un Rango B, las personas más fuertes que él eran aún más numerosa de lo que se podía imaginar.

Rangos A experimentados y que serían considerados la elite con años de experiencia, Rango S que eran antiguos jugadores y de la misma forma se podía continuar con diferentes individuos.

Eran estudiantes, eran débiles y no tenían poder o autoridad.

Es por eso que no podrían participar ahora y tampoco tenían la posibilidad de conocer la información.

“¿Tú sabes algo?” Pregunto Érica sin poder resistir su curiosidad.

Ahora estaban esperando su turno para el duelo grupal de Rango B y el duelo individual de Clémentine de Rango A, pero el torneo parecía insignificante comparado con los portales abismales.

A diferencia de los demás, sabía que Alice y Aurora eran más de lo que parecían y no podían ser considerados normales.

Agregando que Aurora se había ido muy temprano, estaba claro que algo tenía que ver con la situación actual.

La única razón por la cual Alice estaba aquí y no la acompaño, era porque no sabían cuál iba a ser la modalidad del duelo de Rango A y si hubiera sido grupal, ella habría tenido que participar.

Alice abrió una bolsa de papitas con calma e indiferencia.

“No, no soy la persona encargada de obtener información.” Respondió Alice y ante la mirada de todos, señalo. “Si desean saber más información, es mejor que esperen a la noche. Edward es el aprendiz del Director Vincent y él seguramente tendrá información.”

Érica entendió que la persona encargada de obtener la información era Aurora y es por eso que ahora no estaba.

En cuanto a Edward, a pesar de que tenía un duelo en unas horas también se había retirado seguramente acercándose a su maestro para encontrar información.

“Sin embargo, incluso si se conoce la información ustedes no podrán intervenir. No pondrán a unos estudiantes como fuerza principal en un asunto como este, no al menos que tengan contactos de alto nivel.” Declaro Alice reconociendo la realidad que estaba al frente de ellos y comiendo unas papitas, recomendó. “Es mejor que se centren en el torneo, solo con un cierto nivel de fuerza serán de confianza para intervenir en estos temas.”

Su recomendación parecía dirigida a todos, pero su mirada estaba en los miembros del grupo de siempre.

Ganar el torneo y el premio para poder tener una oportunidad para ascender de rango o volverse más fuerte, era un atajo.

Saber aprovechar la oportunidad dependía de ellos.

En cuanto, a la actualidad otros debían encargarse de la tarea.

******

Las imágenes detalladas del portal abismal fueron pasadas una por una.

Un gran portal negro que temblaba y daba una sensación de que llevaba a lo profundo del abismo.

“Tenemos una grabación.” Señalo el General McLean y con eso dejo que se reprodujera.

No era la grabación de la aparición del portal abismal que se estaba extendiendo en internet, sino que se trataba de un grupo de mecánicos, usando drones.

Esos drones se adentraron en los portales, para luego desaparecer sin rastro.

No importa cuánto intentaron volver no funciono e incluso si se usaban métodos más primitivos como atarlo con sogas.

No solo se enviaron drones, sino que también se enviaron golem y robot, pero también desaparecieron incluso cuando llevaban pergaminos usados para que se movieran de regreso.

“Al final, no importa los medios que se usaran para explorar los portales nada funciona. No es a escala de un pequeño espacio como las mazmorras temporales e incluso no es una pequeña dimensión como algunos objetos pueden contener. A donde sea que dirijan, no está lo suficiente cerca como para que se pueda recibir información o se pueda teletransportar.” Informo el General McLean con un tono serio.

Los métodos que se usaron fueron inofensivos y los más seguros, pero ninguno pudo traer información.

Que un dron o golem hubiera vuelto dañado era mejor que no volviera en absoluto… Después de todo, la primera opción dejaría ver que era peligroso, pero esto solo causaba una mayor incertidumbre.

“El gobierno rumano y los gremios están unidos por ahora y según tenemos entendido se han rechazado los equipos de apoyos y todos aquellos individuos que desean participar. Incluso, si dicen que no desean ningún pago.” Menciono la Cardenal Brousseau y con un tono serio, declaro. “Eso se extiende a todas las iglesias, a Grecia y la Unión Europea. Rusia por otra parte solo ha asegurado la frontera rumano-rusa.”

Con esas palabras los presentes recibieron información detallada de la situación a nivel político.

Debido a los gremios se unieron, el gobierno rumano ha estado rechazando las fuerzas de ayuda para participar directamente en los portales abismales, pero se han aceptado algunos equipos de apoyo que estén en la zona.

También se ha aceptado los equipos de investigaciones que vienen con esos equipos de apoyo, así que la información estaba llegando.

“Como lo rechazaron, los demás países solo están mirando sin deseos de usar la fuerza o intervenir con métodos más extremo. En público se habla de que respetan la soberanía de Rumania, pero es muy posible que se queden mirando para esperar resultados.” Explico la Cardenal Brousseau.

Esta era una situación que podía afectar a todo el mundo, pero ningún país se movería primero sin pensar en las consecuencias futuras.

Ahora los demás estaban usando a los gremios de Rumania como escudo para que puedan ‘explorar’ primero.

Pueden obtener riqueza, pero también pueden fallar y con ello obtener información.

Ningún país era completamente benevolente y amable, eso se debía que los gobernantes y dirigentes tenían que ver el panorama general.

Era lo mismo incluso con Zerzura que intervino en Kenia y si bien a nivel personal había razón para ayudar a la gente, los beneficios en un panorama general también eran grandes.

Al menos que fuera fundamental ningún dirigente deseaba arriesgarse ante las posibilidades y más cuando esos dirigentes tenían a millones personas bajo su cuidado.

“Los gremios rumanos son unos imbéciles.” Murmuro Alima que estaba presente en esta reunión de altos mandos.

En la forma de gobierno de la ciudad Zerzura se encontraba una vacante para un gremio de aventureros que representaría a todos los aventureros.

Los Orisha Oko ocupaban esa vacante y Alima era la representante de hoy.

En cada país los gremios tenían influencia y aquí no era diferente, solo que el gremio Orisha Oko se presentaba cuando se hablaba con asuntos referidos a los aventureros.

Hoy al ser un tema que afectaría a todos, también estaba presente.

“Los beneficios son demasiado tentadores, es inevitable que se dejen llevar.” Comento un anciano con cabello canoso.

“James tiene razón. Lamentablemente quienes sufrirán las peores consecuencias son las personas comunes y todos sus ciudadanos.” Intervino el Ministro Turay y con un suspiro, agrego. “En ese sentido, me alegra que hayan evacuado la zona.”

Aurora también suspiro silencio y estuvo de acuerdo con el ministro.

Los gremios se ‘arriesgaban’ pero quienes verdaderamente perderían serían los ciudadanos quienes podrían sufrir esas consecuencias.

Si bien es cierto que se evacuó los alrededores de donde apareció los portales abismales, la Ciudad Constanza era enorme con cientos de miles de habitantes y no se había evacuado completamente para no extender el pánico.

“Escuche que la Empresa Cosmos concedió un permiso para un equipo de sus nuevas armas. Eso ayudará un poco a los soldados si algo sucede.” Dijo James con calma y al ver que nadie se animaba, declaro. “De todas formas, Zerzura no puede hacer nada ante esta situación. Somos fuertes y tenemos aliados, pero nuestra influencia solo se extienda a áfrica y nuestra prioridad es esta.”

Se estaba refiriendo a la influencia de Zerzura como un todo, pero también de cierta forma dejando en claro la postura que la Empresa Apicius estaba tomando en este asunto.

La Empresa Apicius era conocida como una empresa dedicada a la industria de alimentos, pero no había que subestimar su influencia.

Sus raíces se extendían por todas partes hasta tenía relaciones con gremios de otros continentes.

“Quien ha tomado el liderazgo de vigilar el portal ha sido la Iglesia del Orden, enviando al Cardenal Auguste reconocido Rango SS. En cuanto a la Iglesia del Tiempo y el Espacio solo mantendrá un ojo por el momento.” Informo la Cardenal Brousseau.

Estaba expresando la postura que la Iglesia del Tiempo y el Espacio había tomado.

“Ningún país nos ayudó antes y no deseo ayudar ahora. Dicho eso, si es necesario moverme y seguir ordenes lo haré, pero en este momento el ejército se encuentra en un entrenamiento intenso.” Comento el General McLean.

Tal vez podía llamarse rencoroso, pero sus palabras no eran mentira.

África cayo y debido a las situaciones de otros países, nadie envió alguna forma de ayuda.

Como persona rechazaba brindar ayuda, como General seguiría las órdenes que debía seguir.

“No se los demás gremios, pero los Orisha Oko no tienen interés en temas fuera de Zerzura o África en general. Ninguno de nosotros quiere arriesgarse por ganancias nulas.” Señalo Alima con calma.

Era extraño hablar de las ganancias ‘nulas’ cuando el gremio protegía frecuentemente la región de forma gratis como el pequeño grupo de mercenarios de Aurora.

Hasta antes se arriesgaron al proteger Zerzura en momentos de dificultad extrema, pero solo esto demostraba que priorizaban la ciudad en vez de otras regiones.

Esto era el panorama general.

Cada uno eran individuos importantes que tenían influencia y autoridad para tomar muchas decisiones libremente, pero a la vez estaban atados por el panorama general.

Aurora no dijo demasiado, los entendía perfectamente, ya que ella muchas veces se encontraba atada.

Lo que deseaba hacer entraba en conflicto con lo que debía hacer… Tal como sucedió en Nakuru, en ese lugar se encontró con una situación en donde era limitada por el panorama general, pero al mismo tiempo encontraba algo que quería hacer.

Pero ahora a diferencia de ellos, Aurora ahora sabía lo que tenía que hacer y tenía la posibilidad de hacerlo sin esconderse.

“¿Y tú Aurora que harás?” Pregunto el Ministro Turay y con una sonrisa, agrego. “He visto a Alice en sus batallas, es tan llamativa como siempre. Creo que es bueno que sigas con el torneo y la academia, por ahora Zerzura no necesita su ‘protectora’.”

Sus últimas palabras llevaban un tono bromista, que hizo que algunos sonreír sutilmente.

Aurora también dio una sonrisa no por su título, sino que las palabras del Ministro Turay.

Estaba insinuando que se quedara en la academia, disfrutando de una vida normal de ‘estudiante’, algo que tal vez no tuvo de forma correcta.

Pero a pesar de que entendía sus buenos sentimientos, Aurora agito su cabeza de inmediato.

“Conozco al Jefe de Seguridad Nacional de Grecia y he estado esperando su mensaje para participar en una reunión con las fuerzas del Imperio Falion. Ellos también fueron rechazados, pero debido a la cercanía de Rumania tienen que prepararse.” Respondió Aurora con un tono serio y mirando a los presentes, agrego. “Si obtengo información extra, se los enviaré por si es útil.”

Antes de venir estuvo hablando con Urfin, quien le menciono que cuando organizara todo la invitaría a hablar sobre la situación personalmente.

No solo hablar sobre los portales abismales, sino que arreglar su posición en todo el asunto.

Gracias a Cithrel pudo tener una oportunidad de acercarse a la situación.

La Cardenal Brousseau dio una media sonrisa sin decir demasiado.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.