Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 19: Suave.

Capítulo 19: Suave.

“Esa joven me parece conocida.” Dijo Cécile mientras miraba a Alice comiendo sus papitas.

“Es la estudiante de Rango A que te comenté.” Informó el Profesor Miller.

Ambos habían hablado sobre el tema cuando Cécile decidió venir.

“¿Es así?” Preguntó Cécile y observó detenidamente a Alice.

Era una jovencita muy bonita, y aunque estaba en la arena cerca de comenzar un combate, ella seguía comiendo sus papitas como si el mundo exterior no pudiera afectarla.

A Cécile le pareció conocida pero no porque el Profesor Miller le había informado de ella, sino que debido a que estaba segura de que la había visto en otra parte.

“Seguro la hayas visto antes. Es una mercenaria de Rango A con sede en la ciudad Zerzura en áfrica.” Comentó el Director Vincent al ver que Cécile seguía mirando.

“¡Oh!” Exclamó Cécile y asintió sin darle tanta importancia.

Aunque trabajaba como profesora era un Archimago de invocación de Rango S, así que podía haberla visto antes cuando tomaba otros trabajos.

Si bien su área de trabajo no estaba en África donde se encontraba la Ciudad Zerzura, era posible haberla visto.

“¿Entonces Isaac querías ponerla verdaderamente a prueba?” Preguntó Cécile a su antiguo amigo que trabajaba como profesor igual que ella, cuando él asintió, preguntó. “¿Conoces sus debilidades?”

“Bueno… En realidad, durante clases no ha demostrado sus habilidades y solo tengo el video que te pase antes.” Respondió el Profesor Miller mirando a otra parte.

Cécile miró a su amigo que había dejado su expresión seria y solemne que siempre les daba a sus estudiantes y entrecerró sus ojos.

En el video de la batalla Alice, esa jovencita solo sacaba brazos de la sombra pegada a su espalda… Era difícil saber cuál era su límite y rasgos particulares.

Hasta era complicado precisar si sus habilidades provenían de la magia, era un talento o una cualidad psiónica.

Cuando su pensamiento llegó hasta ese punto, Cécile miró al Director Vincent que estaba mirando la arena donde Alice estaba comiendo su segunda bolsa de papitas.

“Su poder fue clasificado por el gremio de mercenarios como el ‘Dominio de la Oscuridad’, se desconoce su Rango y su forma de uso, pero parece ser una habilidad innata relacionado con la magia.” Informó el Director Vincent antes de que Cécile pudiera hablar.

¿Cómo alguien como ella entró a la Academia?

Cécile se tragó su pregunta y miró a la jovencita con sorpresa.

Como toda organización oficial, el gremio de mercenarios al otorgar rangos a sus mercenarios tenía que examinar y clasificar a los que deseaban unirse, así que tenía sentido que ellos conocieran sobre la habilidad.

Su sorpresa venía de que esa jovencita parecía tener una habilidad innata bastante fuerte.

En el video de la prueba, la jovencita sacó brazos negros de la sombra pegada en su espalda, permitiéndole atacar o defender con ellos.

La curiosidad de un Archimago despertó en Cécile y dio una sonrisa encantadora.

“Me encargaré de ella.” Dijo Cécile informando a sus estudiantes que estaban invocando y sin esperar respuesta hizo uso de su energía mágica sin necesidad de seguir el proceso de un hechizo.

En el centro de la arena se abrió un portal y una criatura apareció.

“¡GRrr!” Un enorme lobo de pelaje negro gruñó a Alice.

Este lobo negro liberaba un aura espectral oscura que ensombrecía sus alrededores, generando un terror innato a todos lo que lo observaran, pero…

*Crack*

El sonido crujiente de papitas sonó y Alice miró al lobo espectral.

Una criatura de Rango A, que era bastante fuerte dentro de los de su rango debido a que podía moverse entre las sombras, tenía un aura de terror y podía parcialmente convertirse en un espectro en el cual no recibiría daño físico normales.

Solo el aura de espada, aura de combate, flechas mágicas o hechizos mágicos podían dañar a lobo espectral en su forma de espectro.

Esa era la mayor razón por la que era un enemigo difícil.

Las cejas de Cécile temblaron al ver que Alice no parecía preocupada, pero su concentración se quedó en la espalda de la joven.

En su espalda una sombra empezó a extenderse.

Al principio solo cubriendo su espalda pegado a ella, pero luego la sombra se hizo más grande y Cécile sintió por un momento que fue mirada desde esa sombra.

“Grrr…” Con un gruñido el combate empezó.

El lobo espectral gruñó y atacó a Alice, pero ella solo siguió comiendo sus papitas.

Solo que a su espalda aparecieron seis brazos negros que hizo que el lobo se retirara a una alta velocidad.

Cuatro brazos la sostenían en el suelo levantándola en el aire y los otros dos se encargaba de luchar contra el lobo espectral.

Era difícil clasificar la batalla, ya que Alice solo miraba mientras sus dos brazos negros alejaban al lobo y los otros cuatro brazos guiaban a su cuerpo para que esquivara y se moviera.

Se podía notar que Alice no estaba en peligro ni se sentía presionada.

“Tch.” Cécile chasqueó su lengua y el lobo espectral lanzó un aullido infundido en una poderosa aura de terror.

Los estudiantes normales incluso un Rango A con experiencia temblaría, pero Alice solo fue envuelta por decenas de brazos negros como un pequeño capullo.

Cuando el aullido desapareció, los brazos volvieron a su espalda solo quedando los necesarios para luchar y ella continuó comiendo sus papitas.

Cécile estaba bastante molesta, ya que ella misma había invocado al lobo espectral y parecía que esa criatura era un enemigo débil contra las habilidades de Alice.

“Cécile no te excedas.” Advirtió el Director Vincent, pero Cécile ya estaba emocionada.

Alice era un Rango A, pero parecía ser uno entre los más fuertes de ese rango, después de todo estaba en igualdad de condiciones con una criatura de Rango A que normalmente debía ser enfrentada por un pequeño grupo debido a sus fuertes habilidades espectrales.

Mirando como el lobo espectral saltaba entre las sombras intentando atacar a Alice de sorpresa, pero siendo detenido y golpeado por los brazos de la joven, Cécile no pudo evitar sonreír.

Con su sonrisa el lobo espectral tembló y al momento siguiente su velocidad aumentó esquivando los brazos de Alice.

La joven solo siguió comiendo sus papitas y los brazos empezaron aumentar en cantidad, para alejar al lobo espectral.

Cuando una decena de brazos negros atacaron al lobo espectral cubriendo todo su camino, el lobo espectral se empezó a ser intangible y atravesó a los brazos negras intentado cortar a Alice con sus garras.

Una mirada de sorpresa paso por el rostro de Alice, pero ella solo retrocedió un poco y logró esquivar el zarpazo del lobo, lamentablemente hubo pérdidas.

“…” La bolsa de papitas fue desgarrada y decenas de papitas empezaron a caer en el suelo.

Una gran sonrisa apareció en el rostro de Cécile al ver la expresión perdida de Alice.

En realidad, había ayudado a su invocación potenciando su fuerza con la esperanza de amenazar un poco a la joven… Pero el lobo espectral había conseguido desgarrar la bolsa de papitas de Alice y había superado sus expectativas.

Mientras las papitas caían al suelo, una expresión fría apareció en el rostro de Alice y al momento siguiente las cámaras se pusieron en negro.

“¿Qué sucedió?” Preguntó Cécile molesta por las cámaras de video que habían vuelto completamente en negro.

Podía escuchar sonido, pareciendo que la ‘interferencia’ se trataba de solo el video.

“Aunque es una estudiante, Alice sigue siendo una mercenaria de Rango A.” Comentó el Director Vincent y chasqueó sus dedos.

Cécile pudo ver como una ráfaga de aire ‘alejaba’ la oscuridad de la cámara y dejo a la vista el escenario.

En medio de la arena estaba Alice mirando fríamente al lobo espectral que se acurrucaba en el centro, rodeado de decenas de lanzas negras.

Los antiguos brazos negros se convirtieron en lanzas negras que rodearon al pobre lobo espectral mientras este aullaba tiernamente.

Esta vez las lanzas no solo salían de la espalda de Alice, sino que la sombra había bajado a sus pies y se había extendido a su alrededor.

Desde ese lugar oscuro como el abismo los brazos empezaron a salir para convertirse en lanzas afiladas al momento siguiente y todas apuntaron al lobo espectral.

“Por esta razón estaba yendo suave contigo.” Murmuró Alice con un tono enfadado mientras suspira al ver las papitas caídas en ‘acción’.

“Estudiante Alice, has pasado la prueba. Un trabajo excelente.” Informó el Profesor Miller antes de que la joven decidiera convertir al lobo espectral en un puercoespín.

Cuando Alice dejo la arena refunfuñado por sus papitas, Cécile no pudo contener su emoción.

“Vincent. ¿Qué tal si transfieres a esa estudiante a la Academia Merlín? Te aseguro que en dos años… No, ¡solo un año la convertiré en un Rango S!” Declaró Cécile con una expresión llena de confianza.

Alice era fuerte como un Rango A y su control y manejó de su habilidad era simplemente brillante.

Ni hablar del potencial, Cécile le encontró sentido que el gremio de mercenario llamara la habilidad de Alice, el ‘Dominio de la Oscuridad’, ya que era un verdadero dominio a voluntad.

Defender, atacar y con la suficiente versatilidad como para protegerse de las emboscadas.

Alguien con ese potencial podría convertirse en un Rango S, si tuviera la enseñanza y el maestro correcto.

El Rango A y el Rango S eran extremadamente diferente y era separado por un gran abismo.

Aquellos que lograban superar ese abismo resultaban ser bastante pocos cuando se comparaba con todos aquellos que llegaban al Rango A.

El Director Vincent miró a Cécile con una expresión ligeramente extraña, pero al final dando un suspiro, dijo. “Si quieres inténtalo.”

Cécile se emocionó al escuchar esas palabras.

Que el Director Vincent no se opusiera al ‘robo’ de un estudiante, era el paso más importante para tomar a Alice como una de sus estudiantes.

No importa que sus habilidades sean diferentes, Cécile como un Rango S podía ayudarla para mejorar e incluso ayudarla a aprovechar cada parte de su capacidad.

Después de todo, como un Archimago de Invocación, y como una amante de la magia y gran conocedora, podía ayudarla.

“Supongo que ahora que has roto su bolsa de papitas, no creo que te acepte.” Murmuró el Director Vincent con una expresión que parecía graciosa.

Cécile recordó la prueba y como el ‘terror’ de los estudiantes había comenzado… También recordó como ese dúo que despertó a la ‘calamidad’ fueron arrastrados por toda la academia, tan solo por una bolsa de papitas.

La expresión de Cécile cambio sin saber cómo reaccionar.

******

El Profesor Miller no pudo ocultar su sonrisa, al ver a la famosa Cécile Leroux, una poderosa Archimago de Rango S, refunfuñar en una esquina de la habitación.

Se notaba deprimida y la razón de eso fue que tras la aprobación del Director Vincent, ella se dirigió a la estudiante Alice y… Fue rechazada rotundamente antes de que ni siquiera pudiera preguntar.

El Profesor Miller vio a través de las cámaras como Alice al momento de ver a Cécile empezó a mirarla de forma cautelosa y fría.

Alice parecía ser simple, pero había reconocido de inmediato que ese lobo espectral fue invocado por Cécile.

Cécile no pudo hacer otra cosa que retirarse y volver aquí.

“Como se esperaba de la hija de los Haillet, ella demuestra toda la capacidad de un ‘mecánico’.” Comentó el Director Vincent mirando el combate actual.

El Profesor Miller volvió a prestar atención al combate.

Leslie Haillet era un mecánico con un talento sobre la maestría de armas de fuego y ahora estaba demostrando la capacidad de los mecánicos y su talento.

*Bang*

*Bang*

Leslie estaba disparando con sus dos pistolas a un jabalí de piedra, solo que esta era un poco más grande y su piel de piedra era más dura y resistente que los otros.

Pero Leslie disparaba con una gran certera a los ojos del jabalí.

Las balas pudieron dañar a los ojos del jabalí y Leslie rápidamente junto sus pistolas lado a lado mientras un brillo la cubría.

En un instante las dos pistolas se fusionaron creando una pequeña escopeta y tras introducir una munición especial, Leslie la disparó apuntando la cabeza del jabalí.

*Bang*

Una pequeña explosión hizo que la piedra que actuaba como defensa en la cabeza del jabalí fuera enviada a volar.

*Bang*

El segundo disparo derrumbo toda la defensa y…

*Bang*

El tercer disparo hizo que la cabeza del jabalí explotara debido a la munición especial.

Tanto las pistolas como las municiones fueron creadas por la Empresa Taranis, aunque Leslie aumentó la potencia del arma, esas pistolas de por sí eran armas mortales.

Las armas de fuego habían perdido importancia debido a la magia, pero los mecánicos estaban demostrando que las armas de fuego seguían siendo tan letales como cualquier mago o psiónico.

“Luego del ‘Gran Cataclismo’ las armas de fuego apenas podían herir a unas criaturas de Rango C, y ahora las armas pueden destrozar la defensa de criaturas de Rango B y más.” Comentó Cécile con un suspiro como si el tiempo hubiera pasado demasiado rápido.

“Mientras ayude a la humanidad por mí pueden desarrollar armas más poderosas.” Señaló el Profesor Miller con indiferencia.

Todo el aporte para protección de la humanidad era valioso, eso era lo que pensaba el Profesor Miller.

“El problema es que esas armas, no solo serán usadas para la protección.” Murmuró Cécile en desacuerdo con las palabras del Profesor Miller.

Era demasiado idealista pensar que la tecnología solo se usaría al favor de la humanidad, después de todo cuando los magos, luchadores y psiónicos aparecieron no tomo mucho tiempo para que estos se volvieran en contra de ellos mismos.

Era cierto que la Empresa Taranis llevaba la delantera en la producción de armas y que su único objetivo era apoyar a la humanidad, pero había otras empresas que creaban armas con el único objetivo de obtener riqueza… Y no le importaba que esas armas terminaran en manos de criminales.

“En vez de pensar en el mal que pueden crear, es mejor pensar en el bien que pueden hacer.” Interrumpió el Director Vincent y apuntó al siguiente combate.

Andrés estaba siendo rodeado por tres drones con un diseño esférico que flotaban a su alrededor como guardianes, mientras el mismo llevaba una pistola de alta tecnología.

El suelo brilló y desde el centro de la arena apareció un conejo con cuerno de tamaño de un perro.

Andrés no tenía un estilo de combate definido y sus defectos eran muchos, pero tras haber seleccionado su estilo su mayor defecto era el tiempo que tardaba en reaccionar.

Le era difícil movilizar a los drones con su talento y controlarlo como si fuera una extensión de su propio cuerpo, era por eso que su enemigo fue un conejo que tenía una alta movilidad y que podría presentar un gran problema.

El conejo fue el primero en moverse, este conejo asustadizo empezó a correr alrededor de Andrés y cuando estuvo en su espalda lejos del campo de visión del humano, saltó usando su cuerno como su mayor arma.

Ese cuerno podría atravesar el cuerpo de un humano e incluso herir gravemente a un Rango C, como Andrés.

Uno de los drones se movió y creo una barrera alrededor del cuerpo de Andrés.

El conejo chocó con la barrera y antes de que pudiera retroceder, otro dron se movió liberando una onda eléctrica que paralizó al conejo por un segundo.

El tercer dron usó ese segundo y disparó varias balas al conejo causando en algunos casos heridas graves.

Se podía notar que las armas eran bastante potentes para herir a un conejo.

El último en moverse fue Andrés que disparó su arma, solo que esta vez el conejo pudo esquivarlo, aunque estaba herido.

El combate continuo velozmente, y Andrés uso sus tres drones para acorralar al conejo hasta que pudo acabar con su oponente.

“Creo que esta prueba fue bastante mal.” Dijo Cécile que se había recuperado del rechazo, miró al conejo muerto y comentó. “La mayoría de las criaturas invocadas son bestias de Rango C, pero los estudiantes parecen ser mediocres Rangos B.”

Aunque los llamaba ‘mediocre’ en realidad no estaba insultando, solo comentando un hecho.

A la mayoría de los estudiantes les faltaba experiencia para convertirse en Rangos B experimentados y eran deficientes en algunos aspectos, pero en fuerza general podrían entrar en Rango B… Aunque en la escala más baja y solo por un ‘rasguño’.

“Es cierto, pero si pedía que tus estudiantes invocaran criaturas de Rango B para todos, ellos podrían estar en un grave peligro y por lo general perderían sin aprender nada.” Declaró el Profesor Miller detenidamente.

Las criaturas invocadas por los estudiantes de Cécile eran criaturas salvajes, que no eran controlados por los invocadores.

Aunque la arena tenía cierta protección para casos de emergencia, el Profesor Miller quería estar seguro.

Claro, la mayor razón era que la diferencia de rangos entre las criaturas no se trataba de experiencia, y capacidad como los humanos, sino que eran naturalmente más fuertes debido a su físico y cualidades.

Después de todo, era conocido que las criaturas eran más fuertes que los humanos, siendo los humanos más fuertes de su rango lo que podían ganarle a una criatura de igual rango en un combate individual.

Si todos los combates se realizaran con un elemental de Rango B como el que habían invocado para Clémentine, muchos de los estudiantes hubieran perdido antes de que ellos pudieran demostrar su progreso y habilidad.

Además, había una razón fundamental por la que el Profesor Miller no los llevo al límite.

“¿No dijiste que te quedarías durante una semana?” Preguntó el Profesor Miller con una sonrisa y luego murmuró. “Ese tiempo es suficiente para hacer que los estudiantes ganen experiencia.”

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.