Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 190: Dependerá de cada uno de ellos. –Notas de punto.

Capítulo 190: Dependerá de cada uno de ellos. –Notas de punto.

Aurora bostezó otra vez mientras caminaba.

“¿Cansada?” Pregunto Urfin al mirarla y tras pensar un poco, agrego. “Ir y venir entre continentes debe ser agobiante.”

Ahora estaban en la sede del Departamento de Seguridad Nacional de Grecia, específicamente en la sede que se encuentra en Atenas.

Era agradable viajar rápidamente con los portales, pero si fuera sincero era ligeramente agobiante por el cambio brusco de ambiente y de horario.

“En realidad no estoy cansada, solo es un bostezo típico de levantarse temprano.” Respondió Aurora con una sonrisa.

Urfin la miro de forma ligeramente extraña y señalo. “Sabes, esta no es una entrevista de trabajo, así que puedes relajarte.”

Soltando una risa entretenida, murmuro. “Tú ya has entrado por contacto.”

Su tono era divertido, pero cierto.

Aurora no podía negar que estaba un poco nerviosa.

La aparición de los portales abismales, la incertidumbre y su búsqueda de información para calmarse han estado carcomiendo sus nervios sutilmente.

Tenía fuertes nervios de eso no había duda y podía luchar con enemigos durante horas, aunque se encontrara en situaciones difíciles, pero siempre en un estado de adrenalina.

Esta situación era agobiante de otra forma que sus nervios les costaba resistir.

Agregarle que ahora se estaba dirigiendo a una pequeña reunión importante dentro de las autoridades del Imperio Falion y Grecia, era de por sí estresante de otra manera.

“No soy buena interactuando con los altos mandos.” Murmuro Aurora con sinceridad.

No era buena interactuando con ellos y también no era buena socializando con esas personas de alto estatus, una razón extra por la cual no le gustaban los grandes eventos.

Sabía y podía hacerlo, pero tenía que forzarse un poco.

“Bueno, yo soy un ‘alto mando’.” Declaro Urfin y cuando ambos se miraron él se rio y agrego. “No te preocupes el Duque Kristoph no está presente y todos los demás son miembros del equipo imperio.”

Para no decir que era ‘buena’ interactuando con altos mandos, técnicamente se llevaba muy bien con Urfin, pero en ese sentido él era alguien que se convirtió en su chef varias veces.

—Técnicamente ahora tú eres un ‘alto mando’.

Su sistema dio su comentario y como si Urfin deseara demostrar que era cierto, murmuro. “Si soy sincero, si alguien dice algo malo de ti. Es posible que cuando se entere de tu relación con Su Alteza, pida clemencia de rodillas.”

Las relaciones personales eran muy importantes y más para un sistema tan tradicionalista como el Imperio Falion en donde la monarquía era extremadamente absoluta.

Si bien Aurora era amiga de Cithrel, a un mayor nivel era amiga de la Princesa Heredera del Imperio Falion, la futura Emperatriz… Para que alguien como Cithrel designara a un amigo daba un significado muy pesado.

Las personas de ese nivel solo eran amigos cuando demostraban el mismo estatus y si bien Aurora no tenía ningún tipo de estatus, solo por el simple hecho de amistad ya era comparable a la misma Cithrel.

Debido a la imagen, prestigio y autoridad de Cithrel junto al absolutismo del Imperio Falion, solo el título de ‘amigo’ representaba más de lo que Aurora pensaba.

Caminando por los pasillos, no le tomo mucho tiempo llegar a una gran sala de reuniones.

Aurora dio una mirada a los presentes y no pudo evitar sorprenderse por los individuos, presentes.

Se encontraban un elfo de cabello rubio alto y ligeramente musculoso, a su lado estaba un ‘humano de las tierras del fuego’, su piel rojiza junto a sus pequeños cuernos eran sus características más notables.

Al final se encontraba una enana con un cuerpo corpulento y musculoso, pero con una gran figura digna de una belleza.

Se notaba que era alguien fuerte, pero a pesar de que baja estatura, su belleza era notable y su aura de guerrera era visible.

Los tres estaban mirando uno de los combates del torneo internacional, para sorpresa de Aurora era el combate grupal del rango A de la Academia de Héroes, en el cual estaba Alice.

Esa fue la razón por la cual Alice no la acompaño hoy.

“Bastante buena…”

“Creo que todos son buenos.”

“A mí me gusta la maga de fuego, es poderosa.”

Empezando desde el elfo, siguiendo con la enana y terminando con el hombre de piel rojiza, todos dieron su comentario.

“¿Disfrutando el espectáculo?” Pregunto Urfin al entrar y mirando a los presentes, presento. “El elfo alto, es Alros. La enana Meden y por último el humano de la tierra del fuego, es Siba… Solo ignora sus cuernos y su similitud con los demonios, es buena persona.”

Urfin recibió la mirada intensa de Siba, pero sin importarle señalo Aurora y declaro. “Aurora Campbell, ella será una las dos compañeras que tendremos. Su estatus es de capitán.”

Había arreglado el ‘rol’ y ‘estatus’ que Aurora tomaría en todo esto y se determinó que sería ‘capitana’, un estatus que se les daba a los Rangos S.

Tendría acceso a la información de Urfin y tendría la oportunidad de participar en misiones si era necesario.

Era un estatus temporal debido a que oficialmente la estaban contratando como mercenaria para esta misión.

“Nuestra otra compañera, es la jovencita de brazos negros de allí.” Señalo Urfin a Alice que estaba luchando en la batalla.

Como siempre Alice tenía una bolsa de papitas en sus manos mientras luchaba contra la Academia de Cazadores de Demonios.

Solo estaba apoyando y presionando cuando era necesario, dejando que los demás tuvieran más participación.

“Aunque se vea como un estudiante no la subestimen, la he visto comerse animales enteros.” Anuncio Urfin con una mirada solemne mirando a Alice.

La expresión de Aurora tembló ante la seriedad de esas palabras.

¿Era una broma o un cumplido que ocultaba admiración?

Aurora se inclinó por la segunda opción y no pudo evitar sonreír sutilmente debido a que el cumplido no iba dirigido a su fuerza, sino que a su apetito.

Capaz de comerse un animal entero… Si, cuando se hablaba de su glotona amiga era posible.

“Entonces, su título es cierto.” Murmuro Siba con la misma solemnidad.

Con un título de glotona afirmado por un chef tan profesional como Urfin… Daba de que pensar.

“Bien, dejemos las bromas. Vamos a hablar un poco de la información que tenemos.” Ordeno Urfin tomando un tono serio y cuando todos se sentaron en sus respectivos asientos, activo la sala de conferencia y comenzó. “No sabemos nada de los portales abismales.”

Aurora parpadeó sin saber si estar sorprendida por esas palabras, sentirse traicionada por sus expectativas o simplemente demasiado atónita al ser golpeada por la realidad.

“Tal vez el no saber es un tipo de conocimiento…” Dijo Urfin y con un suspiro, agrego. “No importa lo que se intente, la conexión con otro lado es imposible. Incluso cuando usamos objetos que nos permiten interactuar con Terra nova por medio de la diosa fueron inútiles.”

Era conocido que el Imperio Falion era quien estaba a cargo de la organización de la conexión entre ambos mundos, pero a pesar de que el Dios del Tiempo y el Espacio era quien lo hizo posible, la Diosa del Conocimiento era quien lo supervisaba siendo su iglesia quienes realizaban los controles de seguridad.

Estaba claro que las autoridades en este mundo tenían una forma para interactuar con el Imperio Falion y la Iglesia del Conocimiento en Terra nova.

Tal capacidad y hechizos sin duda estaba a un nivel en el que Aurora no podía comprender.

“Es posible que, si realiza un ritual, fuera posible entablar una conexión con un dios… Tal como, este mundo entablo una conexión con la Diosa del Conocimiento.” Supuso Urfin y con un suspiro, agrego. “Pero para hacer que eso fuera posible se necesita que alguien pase por el portal.”

Era conocido que algunos dioses eran más débiles que otros y la mayor razón de eso no era su fuerza, sino que a veces se encontraban en un espacio diferente.

Un ejemplo era Terra nova y la tierra, ambos mundos se encontraban en dos universos completamente diferentes.

Quienes aseguraron esa verdad no solo fueron los Archimagos de Terra nova, sino que los dragones mitológicos y las diferentes existencias que habitaban ese mundo.

A diferencia de la tierra, Terra nova tenía historias de dioses que descendieron al mundo mortal y esas historias eran más frecuentes de lo que uno podía pensar.

Tal vez si se realizaba un ritual que conectara con la Diosa del Conocimiento, se podría conectarse con ese lugar, pero si no se realizaba ese procedimiento no habría mucho que hacer.

Los dioses eran poderosos, pero entre ellos tenían diferente ‘niveles’ de autoridad y fuerza.

“La Diosa del Orden se ha quedado en silencio y si bien responde a las oraciones y plegarias, no ayuda a la humanidad. Por su parte el Dios del Tiempo y el Espacio tampoco ha intervenido. Esta es una prueba para los terrícolas.”

Ambos eran Dioses Primordiales, existencias todo poderosas que según la mitología nacieron en el principio de los tiempos.

Tales seres estaban podían estar observando, pero eso no significaba que los ayudarían.

Tal como algunos señalaban, era posible que ellos fueran niños que ahora se los estaba dejando caminar por su cuenta.

“En esta clase de situación en donde no sabemos nada y desconocemos todo, los gremios de Rumania se moverán esta noche para adentrarse al portal abismal.” Anuncio Urfin logrando que Aurora enderezara su espalda junto a los demás y al mirarlo explico. “No sabemos qué sucederá, tampoco sabemos si este es el único portal o cuando estallara. Los demás países han empezado a generar presión y los gremios inevitablemente deben moverse.”

Si los gremios de Rumania querían arriesgarse necesitaban hacerlo rápido antes de que la presión se volviera lo suficiente aplastante como para que otros países intervinieran.

Tal vez, hasta los grandes países generaban esa presión para tratar de hacer que las primeras personas se muevan, queriendo obtener un poco de información a costo de algunas vidas.

“Sin embargo, no piensen que están siendo imprudentes. No sabemos el número de personas que pueden entrar, pero los cinco grandes de tamaño mediano enviaran a cinco Rango S, junto a sus respectivos grupos de Rango A.” Dijo Urfin y poniendo los rostros de esos individuos, informo. “Todos son expertos, con historiales bastante notables. Algunos han sido jugadores ligeramente reconocidos. Son experimentados y están bien equipados.”

Mirando el historial de cada uno de ellos, Aurora asintió ante la información de Urfin.

Cada Rango S, era el líder de su gremio y era extremadamente hábil en batalla hasta el punto de que algunos lucharon en la guerra demoniaco-europea derrotando a varios demonios peligrosos.

“Si salen victorias obtendrán gloria y prestigio…” Murmuro Alros con un tono peculiar.

“Solo si salen.” Señalo Siba agitando su cabeza.

Si no fueran seducidos por los beneficios que literalmente eran desconocidos, entonces muy seguramente se podría formar un equipo para hacerse cargo de la situación.

Ahora, sin embargo, solo ese grupo entrará a un portal cuyo peligro era desconocido.

El peligro era tan desconocido que hasta era posible que el otro lugar sea un lugar en donde podrían morir inmediatamente.

Claro, eso sería dudable debido a que los dioses avisarían si ese lugar tenía tal destino… Eso es lo que todos pensaban.

Aurora soltó un suspiro al pensar sobre eso.

Independientemente de los métodos realizados por los Dioses Primordiales, la verdad era que se habían ganado la confianza de la humanidad y Aurora no podía evitar incluirse entre ellos.

“Tal vez es cierto. Quizas solo somos niños que estamos aprendiendo a caminar.” Murmuro Aurora con un tono difícil de describir.

—Tal vez sea así, pero como todo niño que aprende a caminar debe caerse.

El comentario de su sistema fue simple, pero Aurora no pudo decir nada para negarlo.

Los niños al caminar cometían errores y se caían en sus traseros… Era común.

Lamentablemente en esta analogía los ‘niños’ era los terrícolas y sus caídas podían causar gran daño para uno mismo o para otro.

Como alguien que había cometido errores y se había ‘caído’, Aurora entendía que los errores a veces eran inevitables para el aprendizaje.

Solo esta vez esperaba que este error no causara demasiado daño y que se aprendiera de ello.

Un pequeño deseo personal, que muy posiblemente no se cumpliría.

******

Edward entro a la sala y miro a todos los estudiantes de la Academia de Héroes que estaban repartidos por alrededores.

“¡Felicidades por su victoria líder!” Exclamo Niels cuando lo vio entrar.

Recién había acabado su combate de Rango S contra la Academia de mecánicos, cerrado finalmente los duelos.

“No es para tanto.” Dijo Edward y mirando a Vanessa, Taqiyya y los otros estudiantes que participaron en los torneos o duelos, declaro. “Felicidades para aquellos que ganaron. Esa sección se puede decir que fue fácil, pero mañana empezaremos verdaderamente.”

Ya se estaba llegando a la final y las ocho academias prácticamente estaban elegidas, pero faltaba que dieran el orden de los cuartos de finales.

Se encontraban academias poderosas como la Academia Merlín, la Academia Cernunnos y la Academia Aetherium, pero también individuos inesperados como la Academia Zerzura.

Inesperado debido a que nadie se esperó que llegaran tan lejos y lo hicieron bastante bien para mantenerse en esa posición.

“Luego hablaremos de los preparativos para los combates total que se vienen. Creo que todos desean eso.” Dijo Edward y al ver algunos asintiendo, se retiró a una esquina tras llevar una cerveza.

El ambiente era tranquilo y algunos se diría que ligeramente sombrío.

La sala era grande y se encontraban divididos en pequeños grupos dispersos por la sala, bebiendo o charlando en voz baja.

De alguna que otra forma se sentía deprimente, pero había una razón para ello y Edward miro la pantalla.

“En unos minutos, el primer grupo de humanos entrarán a los Portales Abismales. Ellos serán los primeros que se enfrente a esta calamidad y dependerá de ellos discernir cual es el peligro.” Dijo un periodista que estaba grabando los portales abismales.

Se repasaron los nombres, historial y experiencia de los individuos que iban a participar.

Desde el líder a cada miembro se detallaba todo, incluso en qué orden entrarían.

Era por esa razón que todos estaban reunidos aquí, haciendo que el torneo perdiera fuerza.

Edward bebiendo un trago de su cerveza suspiro.

Seguramente este momento sería histórico, muy parecido cuando la voz del Dios del Tiempo y el Espacio fue escuchada o cuando la calamidad no-muerta sucedió en Egipto.

Mirando ese portal negro que temblaba con sutilidad dando una apariencia siniestra, Edward volvió a suspiro.

Al igual que todos los demás solo era un estudiante cuya participación en esto era nula.

Si no fuera por su maestro, prácticamente no sabría nada de lo que sucedía y estaría atado a los medios.

Ahora estaba sentado en una esquina bebiendo una cerveza con impotencia.

No era su estilo mirar desde un lado y por primera desde que dejo áfrica volvió a sentir esa sensación de impotencia, de inutilidad al no poder hacer nada.

En ese momento noto desde la entrada a Aurora, Alice y Cithrel.

Esta vez Alice no llevaba una bolsa de papitas, sino que una fuente de comida como si estuviera por cenar.

Cuando su mirada se encontró con la de Aurora, ella dio un comentario a su grupo y se acercó a su dirección.

¿Había visto su expresión?

Edward oculto sus emociones, su miedo y ansiedad para que la joven que se acercaba no pudiera notarlo.

“Felicidades por tu victoria.” Dijo Aurora con una media sonrisa.

Su tono sonaba tranquilo y su media sonrisa estaba afectada por este ambiente, llevando un poco de seriedad.

“Gracias… No fue demasiado problemático.” Respondió Edward tratando de animar un poco el ambiente.

En vez de parecer un comentario humilde, termino siendo más arrogante de lo que uno pensaría.

Se había enfrentado a un individuo de Rango S, pero no fue ‘problemático’…

Aurora solo dio una sonrisa y ambos se quedaron en silencio mirando la sala.

Cithrel llego a la mesa de Vanessa y Taqiyya donde ambas conversaban con Venali, mientras que Alice llego a la mesa de Clémentine, Érica y los demás miembros de siempre.

Cada pequeño grupo conversaba en silencio de diferentes temas.

Algunos trataban de animar la atmósfera como Niels, Frank y Jordán.

Otros hablaban con ligera enemistad en contra de esos gremios de Rumania, tales como Marc.

Y algunos charlaban en silencio sobre los individuos que entrarían.

En esta atmósfera sería y ligeramente deprimente, Edward miro a Aurora de reojo.

Una joven delicada de cabello negro, su piel parecía suave como si pudiera ser lastimada de forma casual y en apariencia parecía como si fuera alguien débil físicamente.

Pero no era así, Edward lo sabía.

Sus ojos negros brillaban relucientes en esta atmósfera deprimente y no perdieron su fuerza a pesar de que llevaba una expresión seria y solemne… Esa típica expresión que llevaba cuando trabajaba.

Era muy guapa y bella, pero atrás de esa belleza se encontraba alguien que era capaz de cargar con un gran peso y una gran responsabilidad por su cuenta.

Decidida y tenaz, en este ambiente de ansiedad, ella llevaba su mirada seria como si no pudiera ser detenida.

“¿Qué sucede?” Pregunto la joven con una sonrisa cuando noto que lo estaba mirando.

Era una sonrisa amigable y amable que lograba que las personas se calmaran y se soltaran, como si pudieran depender de ella, pero también era una sonrisa hermosa.

Si no la conociera Edward hubiera caído por esa sonrisa.

No era falsa ni forzada, pero era la sonrisa que Aurora siempre daba cuando protegía a inocentes o llegaba para protegerlos.

Alexey la había visto cuando fue salvado y Edward también la había visto en su tiempo.

A pesar de que entreno y mejoro para convertirse en un Rango S, todavía no podía igualarla ni acercarse a ella.

Había entrenado hasta convertirse en un Rango S y había creados hechizos que se ajustaran a su fuerza, pero de igual forma se sintió inferior.

“¿Cómo lo haces?” Pregunto Edward y al ver una ligera duda en la joven, reformulo sus palabras y pregunto. “¿Cómo haces para seguir adelante? ¿Encontrar un obstáculo y mantener la calma tratando de cruzarlo?”

Aurora se rio como si sus preguntas le parecieran divertidas… O tal vez como si creyera que la estaba poniendo en un pedestal.

Pero Edward no se molestó, solo la miro atentamente esperando su respuesta.

La persona que estaba al frente suyo, esa joven delicada y hermosa era alguien que, para él, era fuerte y unas de las pocas personas que verdaderamente admiraba.

Era fuerte hace años cuando se conocieron y ahora era más fuerte.

Se había levantado de lo que sea que le había sucedido y ahora estaba de pie, volviendo a caminar.

Los portales abismales estaban presentes y ella buscaba una forma de acercarse, eligiendo un camino lleno de incertidumbre.

“Creo que como todo el mundo.” Respondió Aurora y dando una media sonrisa, murmuro. “Pierdes tu brújula y tu camino, entonces te caes, y tiempo después tratas de levantarte de nuevo. Encontrando y redescubriendo tus razones para seguir adelante.”

Mirando a su grupo y a su glotona amiga, agrego. “Te apoyas en tus amigos, descubres nuevos compañeros y nuevas amistades. Entonces, cuando te vuelves a levantar notas que puedes hacer más de lo que parece. Puedes caminar aún más lejos, hacia tu objetivo.”

“Mi objetivo es ayudar, sin hacer daño a inocentes. Tal vez parezca infantil e imposible ante la crueldad de la realidad, pero es lo que quiero hacer. Si debo romper mis límites y tengo que ensuciar mis manos de sangre o entrar en lo profundo de un abismo arriesgando mi vida, lo haré… Haré lo que tenga que hacer.” Declaro Aurora mientras sus ojos negros se llenaban de una gran fuerte voluntad y brillo, mirando a Edward, pregunto. “¿Edward cuál es tu objetivo?”

“…”

Edward trato de abrir su boca, pero nada salió.

Solo se quedó en silencio mirando hacia adelante sin saber cómo responder.

¿Salvar a las personas? ¿Ayudar? ¿Volverse famoso? ¿Ser poderoso?

Los objetivos aparecieron en su mente, pero ninguno pudo motivarlo por completo.

El tiempo paso y Aurora se fue hacia su grupo sin que se diera cuenta.

Robándole comida a su glotona amiga, Alice solo puso una mirada como si fuera intimidada cuando Aurora empezó a comer de sus platos, pero al final termino compartiendo.

Ante las sonrisas y risas de su pequeño grupo por su actuación, Aurora felicito a sus compañeros logrando animar este lugar.

Mirando su sonrisa desde lejos, Edward se sintió movido.

Estaba estresada, nerviosa y ansiosa como todos los presentes, pero a diferencia de los demás, ella había hecho todo lo que pudo para acercarse a su objetivo y ahora no había nada más que pudiera hacer, solo esperar.

El tiempo paso y todos miraron a la pantalla cuando los cinco grupos dirigidos por sus respectivos Rango S salieron siendo trasmitidos a nivel mundial.

Algunos dieron saludos a la cámara y otros tenían expresiones solemnes, pero todos se dirigieron al frente.

Llevando equipado sus mejores equipos y diferentes tipos de anillos espaciales, los líderes fueron los primeros en entrar.

Pasaron por ese ‘film’ negro que era el portal y desaparecieron, logrando que otros avanzaran.

Entonces cuando los cinco grupos entraron, el portal tembló sutilmente y para sorpresa de todos se auto selló impidiendo que nada saliera o que nada entrara.

La preocupación se extendió, pero cuando el Duque Kristoph se acercó y realizado varios hechizos, señalo que simplemente se auto sello debido a que se volvió inestable y se estaba recuperando.

Su explicación fue tranquila y en calma, dada en voz alta para que el público pudiera escuchar.

Unos minutos después, un sacerdote de la Diosa del Orden informo que habían llegado al otro lado de forma segura.

El procedimiento básico, era que los del otro lado realizaran un ritual para usar a la Diosa del Orden como medio para trasmitir la información al grupo de este lado.

Como se trataba de un Dios Primordial y era un ritual directo, funciono.

Hubo aplausos y alivio desde los que estaban alrededor de los portales y en esta pequeña sala también todos se sintieron aliviados.

Eliminaron la idea de que el otro lado era completamente peligroso y que tuvieran una forma de contactarse era el primer paso.

Este primer paso era el más importante y el más fundamental, del cual podrían partir.

El periodista dio sus comentarios y en el canal dieron sus teorías, pero todos se notaban alegres y esa alegría se extendió a este lugar.

Edward pudo notar que Aurora también se veía aliviada al igual que los demás, como si este pequeño paso hubiera reducido sus preocupaciones.

La mirada de Edward se quedó en ella un momento y luego terminando completamente su cerveza de un solo trago, se levantó.

“Bien, ahora que hemos terminado esta etapa que se sintió como la primera vez que el hombre piso la luna, debemos prestar atención a otra cosa.” Declaro Edward en voz alta y al ver que algunos se rían, declaro. “Mañana tenemos los enfrentamientos de los cuartos de finales. No sabemos con quien no enfrentamos y solo sabemos que será un combate total.”

“Eso significa que estamos más cerca de volverlos campeones y tendremos que enfrentarnos a las mejores academias. ¡Debemos prestar toda la atención y prepararnos!” Anuncio Edward logrando que las miradas se volvieran serias y ansiosas.

Una seriedad y ansiedad muy diferente antes, ahora esas emociones podían ser combatidas y resueltas.

Ahora si estaban nerviosos entonces debían dar un paso adelante para enfrentar sus nervios y luchar con todas sus fuerzas.

Ahora…

“¡Dependerá de cada uno de ustedes nuestra victoria!” Exclamo Edward llevando una fuerte emoción y barriendo la atmósfera anterior.

Para convertirse en campeones dependerá de cada uno de ellos.

******

Puntos:

Academia de Héroes: Antes de los duelos: 161 puntos. Total, después de los duelos y el tercer torneo extra: 240 puntos. (+60 puntos de los duelos. +19 torneo extra)

Academia Merlín: Antes de los duelos: 137 puntos. Total, después de los duelos y el tercer torneo extra: 210 puntos. (+60 puntos de los duelos. +13 torneo extra)

Academia Cernunnos: Antes de los duelos: 124 puntos. Total, después de los duelos y el tercer torneo extra: 184 puntos. (+60 puntos de los duelos. +0 torneo extra)

Academia de Paladines: Antes de los duelos: 120 puntos. Total, después de los duelos y el tercer torneo extra: 180 puntos. (+60 puntos de los duelos. +0 torneo extra)

Academia Aetherium: Antes de los duelos: 109 puntos. Total, después de los duelos y el tercer torneo extra: 177 puntos. (+60 puntos de los duelos. +8 torneo extra)

Academia de Druidas: Antes de los duelos: 114 puntos. Total, después de los duelos y el tercer torneo extra: 174 puntos. (+60 puntos de los duelos. +0 torneo extra)

Academia Elementalistas: Antes de los duelos: 98 puntos. Total, después de los duelos y el tercer torneo extra: 158 puntos. (+60 puntos de los duelos. +0 torneo extra)

Academia de Zerzura: Antes de los duelos: 101 puntos. Total, después de los duelos y el tercer torneo extra: 144 puntos. (+40 puntos de los duelos –perdió un duelo que le dio -10 puntos-. +3 torneo extra)

Academia Sacerdotal: Antes de los duelos: 96 puntos. Total, después de los duelos y el tercer torneo extra: 96 puntos. (+0 puntos de los duelos. Perdió tres y gano tres duelos, dejándolo con 0 puntos. +0 torneo extra)

Academia de Aventureros: Antes de los duelos: 87 puntos. Total, después de los duelos y el tercer torneo extra: 87 puntos. (+0 puntos de los duelos. Perdió tres y gano tres duelos, dejándolo con 0 puntos. +0 torneo extra)

Academia de Mecánicos: Antes de los duelos: 75 puntos. Total, después de los duelos y el tercer torneo extra: 12 puntos. (+0 puntos de los duelos. Perdió tres y gano tres duelos, dejándolo con 0 puntos. +1 torneo extra. –tercer lugar torneo informática-.)

Academias de Cazadores de Demonios: Antes de los duelos: 72 puntos. Total, después de los duelos y el tercer torneo extra: 12 puntos. (-60 puntos de los duelos. Perdió los seis duelos. +0 torneo extra)

Academia de Rusia: Antes de los duelos: 51 puntos. Total, después de los duelos y el tercer torneo extra: -9 puntos. (-60 puntos de los duelos. Perdió los seis duelos. +0 torneo extra)

 

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.