Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 192: Parecía buena idea…

Capítulo 192: Parecía buena idea…

Una gran barrera que se vuelve pequeña, armas repartidas por todo el campo de batalla, un inicio aleatorio…

Cécile mirando el combate dudo un momento y mirando al hombre que había creado todo esto, volvió a dudar.

“¿Este no es un escenario de ‘Battle róyale’?” Pregunto Cécile sin poder resistirse.

El campo de ‘juego’ se estaba volviendo más pequeña cuando pasaba el tiempo y si bien los estudiantes estaban armados, tenían que sobrevivir al ambiente peligroso y a la vez derrotar a sus enemigos.

Todo apuntaba a esa clase de ‘escenario’ y la verdad era que…

“Si, lo es.” Respondió Víctor con una sonrisa entretenida.

“Me había parecido conocido.” Murmuro el Anciano Harris con un tono extraño.

El ‘combate total’ era un escenario de ‘Battle róyale’ humano… Víctor se estaba divirtiendo mucho al ver el combate de ambas academias.

Las armas que había dejado estaban ‘dañadas’ así que se requerían que protegieran a su estudiante de artesanía.

Debido a áreas tóxicas y bestias o animales venenosos, tenían que proteger a su estudiante de curación y alquimia.

El estudiante de criminalística también podía ser usado como exploración y en caso de que al final un estudiante se escondiera profundamente.

Había muchas formas de ‘jugar’ y en este caso la Academia de Héroes estaba jugando con un estilo bastante peculiar.

Pusieron a su estudiante de informática como centro y la verdad…

“No puedo evitar admirar el control de información.” Murmuro Víctor sinceramente.

Decenas de proyecciones estaban cubriendo su visión dejando a la vista todo lo que sucedía dentro de esa área.

Los estudiantes de la Academia de Paladines lo estaban pasándola bastante mal y ellos no lo sabían.

Su capitán Elliott creía que estaba deteniendo a Edward, mientras que el grupo principal estaba luchando contra el grupo principal dirigida por la tiradora.

Estaban presionando decididamente un combate cuerpo a cuerpo mientras que el estudiante de informática creía que sus equipos de escaramuzas estaban derribando a los otros estudiantes de la Academia de Héroes.

Sin saber que toda la información que había recibido era falsa.

“Grabo las respuestas de los estudiantes para reducir la duda de quién dirige el centro de mando de los paladines, logrando que creyera que el éxito está de su lado… Sin saber que todo su grupo está siendo cazado.” Analizo el Anciano Harris.

Tal como había dicho, en las pantallas se mostraban diferentes combates de escaramuza que se desarrollaban.

Gracias a que se habían infiltrado en la red de la Academia de Paladines, los héroes tuvieron la oportunidad de ver en donde estaba sus rivales y enviaron sus grupos para derribarlos, impidiendo que se retiraran.

Para colmo cuando pedían ayuda o querían advertir al centro de mando, la respuesta no le llegaba a la Academia de Paladines, sino que pasaban por el joven que estaba sentado en la copa de un gran árbol.

Entonces, ese joven pasaba información a la Academia de Paladines mencionando que ellos eran quienes estaban ganando.

No fue tan solo puro éxito, a veces enviaba audios de pedido de ayuda para tratar de engañarlo.

El plan de la Academia de Paladines era derribar la red de comunicación y a los demás estudiantes con grupo de escaramuzas y luego rodear el grupo principal para derribarlo.

En cuanto a Alice que era un Rango S, aquellos que la encontraron tenían que huir de inmediato tratando de hacer que pierda el mayor tiempo posible, todo para cuando derribaran a sus compañeros derribarla con número.

Lamentablemente…

“Ella es una verdadera depredadora en la cima.” Señalo Cécile con un suspiro inevitable.

El primer estudiante que se la encontró trato de huir para seguir con el plan y cuando se dio cuenta una sombra lo esperaba adelante, tragándolo completamente.

Luego empezó a cazar moviéndose entre los árboles como una araña todo terreno, logrando derribar a cualquiera que se encontrara, incluyendo a monstruos y criaturas que estaban en esos lugares.

Ahora estaba emboscando a los pequeños grupos que estaban dispersos, logrando que la balanza se inclinara a su favor.

“De todas formas, solo sigue jugando.” Respondió Víctor y esta vez todos asintieron.

Eso era lo agradable de alguien tan dominante como ella, le gustaba ‘jugar’.

Básicamente no se la vería demostrar toda su fuerza al menos que fuera completamente necesario y eso significaba que sus compañeros tendrían una gran presión por su parte.

Era como si metieran al Anciano Harris o al Director Vincent en ese juego, ellos podrían dominar a los estudiantes incluso si son un Rango A y eso se debía a su abrumadora experiencia.

Alice luchaba, pero no los dominaba por completo.

Había dejado que Edward luchara con Elliott incluso cuando pudo emboscarlo y también había dejado que otros estudiantes sufrieran duramente.

“Si lo vemos de mala manera, parece como si quisiera que su equipo pierda… Si lo vemos de buena manera, entonces los está llevando al límite usando el torneo para alcanzar su objetivo.” Dijo Cécile analizando su actuación y al verla derribar un pequeño equipo de Rango B, con sus papitas en las manos, agrego. “Al final si lo vemos de forma neutral, entonces no le importa el torneo y solo se está divirtiendo.”

Dependiendo de la perspectiva la situación cambiaria ante los ojos de diferentes personas.

En este caso los estudiantes de la Academia de Héroes lo veían de buena forma y ellos no deseaban dejarle todo a Alice.

Era difícil precisar si era por su relación, deseo de mejorar o simplemente por la actitud tan indiferente de esa joven.

Al final, la batalla se volvió tensa para la Academia de Héroes y varios de sus estudiantes cayeron.

Siendo algunos de Rango A como Niels quien había estado emboscando estudiantes, pero fue acorralado cayendo en una trampa al inicio del torneo.

Otro que fue rodeado fue Érica y Alexey.

El segundo hizo todo lo que pudo lanzando toda su magia, pero fue derribado y la primera pudo escapar utilizando un nivel de energía mágica mayor a la de un Rango B.

Alice y Nicole no eran las únicas cartas ocultas de la academia y como prueba la destreza de Taqiyya para reparar armas y las habilidades de Andrés, fueron suficientes.

Mirando una visión de águila con puntos rojos y azules que marcaban a ambos equipos en el mapa, el Emperador Víctor suspiro arrepentido.

“Me gustaría participar con ellos…” Murmuro sin poder evitarlo.

Ahora solo quedaba el estudiante de Rango S y el grupo principal de la Academia de Paladines, pero los otros equipos que actuaron como escaramuzas fueron derribados sin que ellos se dieran cuenta.

Los estudiantes de la Academia de Héroes ahora se estaban acercando para rodear al equipo mientras que Edward al otro lado fue informado y estallo con toda su fuerza.

Los relámpagos cayeron del cielo como si alguna existencia superior estuviera enojada.

“¿Qué tal si le agregamos un pequeño campamento de mercenarios? Ya sabes para que ‘contraten’ a mercenarios… Eso ayudará a detener a Edward y Alice que son demasiado dominantes.” Señalo el Emperador Víctor con una sonrisa mirando a su secretaria.

Ersin lo miro fríamente y respondió. “Su Majestad usted se ha divertido lo suficiente. Además, esta idea es tan mala como la de hacer un ajedrez humano como desafío.”

Cécile abrió y cerró su boca mirando al Anciano Harris y al Director Vincent, pero ambos solo agitaron su cabeza soltando un suspiro.

“En mi mente parecía una buena idea…” Murmuro Víctor con un tono que parecía sincero.

Mirando la batalla en el campamento principal, todos dieron cuenta de que estaba por llegar al final.

Los paladines eran buenos para mantener barreras y algunos de ellos podían usar poderes de los dioses para enfrentarse a sus enemigos.

Un ejemplo era Elliott cuya espada estaba teñida de luz blanca y un halo ardiente, debido a los poderes del Dios Zabathza.

Había un paladín cuya espada distorsionaba el espacio y otros estudiantes de diferentes estilos, entre ellos incluyendo un sacerdote que recupero la energía de su grupo.

Los más extremistas dirían que se estaban desperdiciando los poderes de los dioses, pero para mejorar y entrenar no solo necesitaban templar su espíritu y mente, sino que necesitaban experiencia.

Con un disparo un sacerdote que mantenía la barrera fue derribado y con el puñetazo de Nicole, la barrera se vino abajo y fueron aplastados de forma desafortunada.

La razón de ser desafortunado fue que hasta el final pensaron que su supuesto equipo de escaramuzadores vendría a salvarlo.

Una victoria que demostró porque la Academia de Héroes obtuvo el primer lugar en todos los torneos de informática.

Aquellos que lo enfrentaran se tendrían que cuestionar si usar un sistema de comunicación a través de la tecnología.

Mirando las proyecciones de los estudiantes de la Academia de Héroes volviendo a la sala de espera victoriosos, el Emperador Víctor reviso los horarios de los otros combates y no pudo evitar sonreír.

“Espero que los otros den un gran combate.” Murmuro el Emperador Víctor con una sonrisa.

Se realizaban otros combates con las otras academias para que sirvieran para entretener al público en todo horario, pero las verdaderas joyas eran estos combates de cuarto de final.

Esto era una forma para disminuir la tensión de los portales abismales y para individuos como él, era una forma de esperar que se le informara con tranquilidad.

******

Aurora esquivo los puñetazos de Nicole y cuando tuvo la oportunidad lanzo sus golpes, pero esa luchadora lo detuvo.

Se volvió a intercambiar golpes que resonaban debido a la potencia y la fuerza que estaba atrás de ellos, pero Aurora ataco cada hueco que veía.

Nicole había tenido un aumento de fuerza, pero no se comparaba a ella que tenía cerca de medio año en el Rango A.

Por otro lado, su experiencia era abismal y a pesar de que los reflejos de Nicole eran agudos y su instinto para la batalla era alto, tenía varios errores que Aurora exploto sin piedad.

“Ugh…” Un descuido que no pudo cubrir con su aumento reciente de fuerza y agilidad, hizo posible que Aurora golpeara la mejilla de Nicole.

Su puñetazo disminuyo de fuerza para no herirla fuertemente, pero un aura traslúcida envolvió su puño cuando llego cerca de la mejilla y Aurora sintió como si estuviera golpeando un colchón blando antes de golpear a Nicole.

Debido a ese colchón su fuerza disminuyo el doble y Nicole solo soltó un ligero gemido de dolor y sin retroceder, realizo su puñetazo.

El aura de combate de Nicole se precipitó a su puño y Aurora sintió que había una enorme fuerza tras ese golpe.

*BOOM*

Cubriéndose con sus brazos, Aurora los sintió ligeramente enmudecidos por el golpe y no pudo evitar dar varios pasos hacia atrás para estabilizar su posición.

Nicole aprovechó esa oportunidad de distancia y dando un giro veloz, lanzo una patada a la cintura de Aurora.

*BOOM*

A pesar de que su cubrió Aurora fue enviada a volar debido a la enorme fuerza explosiva y en medio de su vuelo solo recupero su estabilidad y cayo de pie.

Ante la aturdida Nicole por su pirueta, Aurora piso el suelo con fuerza y creando un cráter salió disparada hacia la joven.

*BOOM*

Empezando con un golpe derecho, que hizo que Nicole retrocediera, Aurora continúo golpeando solo que esta vez fue dejando los golpes de entrenamiento y fue a algo más peligroso.

Sus golpes ya no iban a su rostro y dejaron de ser solo con reglas de boxeos, logrando que Nicole empezara a ser presionada al tener que defender sus puntos vitales.

La intensidad aumentó siendo mayor de lo que esa armadura de aura de combate podía soportar y antes de que se diera cuenta, Nicole realizo un puñetazo.

*BOOM*

Aurora lo esquivo pero ese puñetazo llevaba la suficiente fuerza como para crear una presión que rompió parte de la tierra.

Al ver ese puñetazo Aurora se detuvo.

“Este es el límite antes de que pierda el control de mi fuerza.” Dijo Nicole al analizar.

Se estaba sobando su mejilla que le dolía, pero su mirada estaba en la tierra que estaba ligeramente rota.

Aurora la presiono para ver hasta dónde estaban sus límites en su control.

La suficiente fuerza para crear una onda explosiva que podía romper la tierra… Si golpeaba el piso era muy posible que pudiera crear un gran cráter, solo con sus pequeños puños.

Aurora podía hacer lo mismo, pero la fuerza de ese golpe era lo suficiente fuerte como para causarle heridas y eso que desde que se había convertido en un Rango A había estado entrenando para aumentar su fuerza y la resistencia de su cuerpo.

“Un estallido de fuerza aterradora. En los intercambios de golpes normales, tienes menos fuerza que yo, pero me ganas cuando se trata de ese golpe.” Analizo Aurora con sinceridad y al notar la mirada brillante de Nicole en ella, dio una media sonrisa y comento. “La verdad no sé la razón. Ambos estamos en el mismo rango como luchadora.”

Cada vez que va a entrenar con su maestra, ella solo le da una paliza hasta que cae al suelo… Varias veces durante varias horas.

Sin decirle otra manera de entrenar solo asimilar su aura de combate en su cuerpo para aumentar su fuerza y la resistencia de su cuerpo.

E incluso cuando se habla de técnicas, su anciana maestra tenía un estilo libre y salvaje de soltarse y seguir los instintos.

Muy diferente a su anciano maestro que le gustaba la técnica, el arte y la destreza.

Mirando a Nicole, Aurora dudo un momento, pero luego señalo. “Puedo ayudarte a entrenar, pero no me atrevo a darte consejos.”

Si en el Rango B, Nicole era igual a ella cuando se trataba de un entrenamiento físico, ahora que ascendió de rango se notaban características únicas.

Ese ‘colchón’ creado con su aura de combate que Nicole llamaba una ‘armadura’, era algo que Aurora no podía hacer no importa cuanto lo intentara.

Al menos, no hacerlo de forma tan eficaz que Nicole.

Era lo mismo con ese estallido de fuerza que era aterrador.

Aurora podía crear tales golpes, pero estaba seguro de que Nicole si entrenaba más podría lograr convertir ese estallido en un golpe aterrador que sería una carta oculta.

Si un mago diseñaba su diseñaba su propio hechizo, un luchador o espadachín podía diseñar sus propias ‘habilidades’ con golpes únicos.

“Lo único que puedo decir es que tienes más talento que yo.” Dijo Aurora y dando una sonrisa, señalo. “Por lo que sé, en el Rango A se obtiene el aura de combate, pero es en el Rango S que puede suceder un cambio cualitativo. Puedes despertar una característica o tu aura de combate puede convertirse en un ‘concepto’ extraño.”

Había espadachines de Rango S que podían crear enormes cortes como si cortaran como una sierra y otros que cortaban de forma limpia, hasta había visto algunos que creaban torbellinos con su espada y todo eso era causado por el aura de espada que adquiera una cualidad única.

En cuanto a los luchadores había visto algunos que obtenían una enorme fuerza, otros que lograban convertir su cuerpo en ‘escudos’ que podían resistir el corte de una espada que atacaba por sorpresa… Básicamente su piel era extremadamente dura y resistente.

Algunos no eran dañados por los elementos, otros podían convertir su aura de combate en un tipo de elemento, logrando que sus puños ardan, se congelen o adquieran características elementales.

El mundo era muy grande y la energía mágica era demasiado sorprendente logrando que fuera muy diferente a un mundo como Terra nova.

En ese sentido, Aurora cuando ascendió como luchadora no obtuvo ninguna característica y solo fue bastante normal con su aura de combate, solo gracias al entrenamiento de su maestra encontró la forma de aumentar su fuerza y la resistencia de su cuerpo.

Muy diferente a Nicole que ya había adquirido características notables solo al ascender a rango A.

Para Aurora eso era sin duda ‘talento’.

“Dicho todo eso, veré si puedo ayudarte a pedir consejos o algún entrenamiento para ti.” Declaro Aurora tomando una botella de agua para descansar.

“¿Lo harías?” Pregunto Nicole con ojos brillosos, llenos de emoción.

Aurora se rio entretenida al verla y tras dudar, comento. “Tengo una maestra que me enseña, veré si puedo buscar algo de guía para ti enseñando la grabación del combate de hoy.”

Había dudado de si hablar de su maestra, ya que estaba seguro de que si alguien buscaba sobre ella nadie podría encontrarla.

Pero eso se podía solucionar debido a sus padres que eran de muy alto rango y más cuando su padre era un luchador.

“Muchas gracias.” Dijo Nicole con un tono extremadamente serio y solemne.

Por su mirada tímida y dudosa, Aurora pudo notar que estaba tratando de buscar otra manera de agradecerle.

Al verla Aurora solo pudo suspirar para sus adentros y le dio una gran sonrisa.

“No te pongas demasiado emocionada. Tengo que ver lo que responde mi maestra.” Intervino Aurora tratando de disminuir ese sentido de gratitud y dando una media sonrisa, declaro. “En cuanto a si funciona, solo tómalo como una inversión.”

Era cierto de que la posibilidad de que su maestra lo rechazara, estaba presente, pero sabía que su maestra apreciaría el talento y la actitud de Nicole como luchadora.

En ese sentido la tomo a ella como aprendiz a pesar de que no tenía demasiado talento…

Nicole la miro sin entender sus últimas palabras y Aurora con una risa, menciono. “Ya sabes, si en un futuro mi grupo necesita de una tenaz luchadora, espero que aceptes el trabajo.”

“Claro, que lo aceptaré incluso si esto no es posible.” Respondió Nicole con un tono serio y dando una media sonrisa, murmuro. “Después de todo la paga es buena.”

Aurora se rio al escuchar esa pequeña broma.

Clémentine, Érica y Leslie eran individuos con grandes trasfondos y si ellas se quedaban estancadas sus padres podían buscar maestros para que le enseñaran.

Andrés y Nicole por otra parte eran estudiantes normales que venían de familias promedios.

Si bien estaban en una posición privilegiada debido a que eran estudiantes de la Academia de Héroes y en el futuro podían lograr obtener la enseñanza de alguien importante cuando fueran a las prácticas e incluso convertirse en aprendiz de un héroe, igualmente estaban en situaciones difíciles.

Los antiguos jugadores eran expertos y tenían una gran experiencia, pero la nueva generación que buscaba convertirse en aventureros o mercenarios la pasaban de forma más difícil intentando mejorar por si solos.

A pesar de que Nicole estaba en buena posición en la Academia, en la actualidad tenía menos oportunidades que Andrés, quien prácticamente estaba siendo enseñado por Liam y por la red de información en la cual trabajaba.

En ese sentido, Aurora quien tenía un ‘sistema’ desde que tenía memoria y quien prácticamente fue enviada a un lugar blanco ilimitado cuando quiso entrenar, en donde fue enseñada por su anciano maestro, estaba privilegiada en todo sentido.

Eso privilegio se extendía hasta ahora en donde su maestro invito a su anciana maestra y quien resulto darle una paliza a un nivel demasiado extremista.

“Ya está por empezar el combate de la Academia Cernunnos, vamos a verlo.” Invito Aurora tras usar los artefactos de limpieza.

Si su maestra, no deseaba por alguna razón aconsejar a Nicole, entonces pediría consejos a su padre… Ese era el plan de Aurora.

Su padre era fuerte y si bien no sabía dónde estaba, él era un hombre amable y no dudaría en enseñarle a alguien como Nicole.

Era lamentable que su padre estuviera de vacaciones, ya que, si no fuera de esa forma y estuviera presente, trataría de acercarlo para que Nicole fuera tomada como su aprendiz.

Para Aurora, Nicole tenía un enorme talento y eso significaba que tenía confianza en que llegaría muy lejos.

Tenía la misma sensación con los otros estudiantes, pero era más preciso con Nicole debido a que ambas eran luchadoras.

Con esos pensamientos en su mente, ambas abandonaron el coliseo y se dirigieron al hotel mientras estiraban sus cuerpos agotados.

Al llegar al hotel fueron a la sala y notaron que varios estudiantes habían llegado.

La mayoría de ellos también parecían cansados y eso se debía a que seguramente estaban entrenando o llegando de entrenar.

Hace unas horas salieron ganadores del enfrentamiento con la Academia de Paladines, pero algunos de ellos se sintieron demasiado presionados y fueron a entrenar tratando de pulir sus puntos fuertes.

Claro, había otros como Edward o Alice que prácticamente se quedaban al margen sin entrenar.

Aurora y Nicole se acercaron al pequeño grupo de siempre en donde estaba Alice.

“¿Y cómo fue?” Pregunto Aurora con curiosidad.

El enfrentamiento de la Academia Cernunnos contra la Academia de Druidas cerraban los combates de cuarto de final.

Eso significa que las otras academias ya habían luchado, pero como Aurora y Nicole estuvieron entrenando no lo vieron.

“La Academia Aetherium fue aplastada por la Academia Merlín… Sin Xu Long, Ryu Sujin no pudo hacer demasiado y al final fue derribado de forma aplastante. El estudiante Laurence ni siquiera tuvo que invocar a su segunda criatura.” Informo Érica proyectando la batalla.

Ryu Sujin era una psiónica centrada a la defensa y si bien contra magos como la Academia Merlín era un excelente rival, cuando luchaba contra un golem de roca con una enorme fuerza, la situación cambiaba.

Lo peor no era Laurence, sino que el grupo de Rango A…

“Tienen un mago espacial entre los Rangos A y él reunió su grupo para atacar de inmediato. Tiene sentido que ganaran.” Dijo Clémentine señalando el momento que el mago espacial se teletransportaba a la posición de sus compañeros.

Por lo que Aurora podía discernir, sus compañeros tenían un hechizo en ellos lo que permitía que el mago espacial llegara a su posición sin ni siquiera conocer el área en donde se encontraba.

La fortaleza de los magos espacial se demostró y como alguien que había luchado contra ese grupo de cinco Rango A, Aurora sabía que su trabajo en equipo era aterrador.

“Es muy posible que juntos pudieran detener un rango S.” Dijo Leslie y ante sus propias palabras, miro a Aurora.

Se había enfrentado a ese grupo durante el combate grupal de la Academia Merlín y Aurora no solo le había dado un momento difícil, sino que se mantuvo incluso cuando estaba otro individuo apoyándolo.

“Su arma más fuerte y su debilidad es el mago de maldición. Él puede debilitarte, lograr que los sentidos no funcionen o lograr que una pequeña herida fuera aterradora.” Comento Aurora dando una sonrisa simple ante la mirada de Leslie.

Ese grupo de cinco demostraban un trabajo en equipo demasiado único y tal como había dicho Leslie, muy seguramente podían detener a un Rango S normal… Hasta podían derrotar a una criatura de Rango S.

Ese era el poder de los números, pero como todo grupo no era todo poderoso y el mago de maldición no solo era el núcleo del grupo, sino que su debilidad.

Claro, decir que era su debilidad no significaba que fuera fácil derribarlo, los demás lo protegerían muy bien.

“Por su parte, la Academia Elementalista y la Academia Zerzura tuvieron un duro enfrentamiento muy caótico. Si bien la Academia Zerzura perdió, la verdad causó mucho daño.” Señalo Clémentine cambiando de tema.

La pantalla dejó ver un combate caótico donde todas clases de habilidades se intercambian contra los elementales de la Academia Elementalista.

Aurora no esperaba que la Academia Zerzura se hiciera un lugar, pero debía admitir que los estudiantes que participaron demostraron una tenacidad única al luchar.

Como si desearan grabar su nombre en el torneo… Y la verdad para llegar a cuarto de finales lo lograron bastante bien.

“Solo queda mirar el combate de la Academia Cernunnos… Confió en que ganara, pero el tema es que tenemos que mirar cada una de sus cartas ocultas.” Declaro Clémentine con una mirada seria al ver el televisor de la sala, revelar el escenario.

El escenario que le toco a ambas academias fue una zona de playa con algunas pequeñas islas, llenas de árboles dentro de la gran barrera que delimitaba el campo de batalla.

Era algo bueno y malo para ambas academias.

En primer lugar, la Academia Cernunnos tenía algunas bestias mágicas tipo agua, pero los demás se trataban de tipo tierra y por su parte la Academia de Druidas podía hacer uso extremo de la naturaleza e incluso la tierra, pero en una zona con agua el tema cambiaba.

Pros y contras para ambos, esto era lo mejor para la Academia de Héroes quien ya había demostrado su superioridad en el lado de la informática y redes de comunicación.

Descubrir sus debilidades, sus fortalezas o su estrategia ahora le permitiría que, al día siguiente en la semifinal, tuvieran una mayor oportunidad.

“Mañana será divertido…” Murmuro Nicole sin poder evitar reírse con ojos brillantes.

Demostrando una ferocidad digna de una luchadora.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.