Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 197: Análisis.

Capítulo 197: Análisis.

En una sala oscura, las proyecciones revelaron a un mago de magia espacial entrando al escenario.

La batalla contra la Academia de Elementalistas, había empezado, pero el mago al principio se movió al lado del mago de maldición.

Entonces, llevándolo a su lado fue a buscar a todos los miembros del Rango A para formar su equipo y empezar a moverse.

“A pesar de que todos son magos, es un equipo bastante equilibrado y su trabajo en equipo es perfecto dejando en claro, que ellos trabajaron juntos.” Dijo Edward y cambiando la escena se dejó ver su historial.

Ese grupo en realidad, era un grupo de aventureros de Rango A con bastantes misiones realizadas por ellos mismos.

Se notaban que no eran inexpertos o simples estudiantes debido a su alto historial y el análisis que se le dio.

“Han trabajo antes durante bastante tiempo y son ‘veteranos’… Más que algunos héroes que han realizado misiones durante su tiempo en la academia.” Agrego Edward y volviendo a la proyección de la batalla, preciso. “Se juntan rápido y se mueven rápido tomando completamente la ventaja al inicio del combate.”

Tal como había mostrado tanto en este combate contra la Academia Elementalista o como en los cuartos de finales contra la Academia Aetherium, la Academia Merlín tomo la delantera al inicio.

Con una ventaja abrumadora.

“Su grupo es lo suficiente entrenado como para enfrentarse a un Rango S, peor aún… Lo suficiente capacitado e inteligente como para saber cuándo retirarse o cuando atacar.” Señalo Edward dejando ver otra escena.

Esta vez se habían encontrado con el Rango S de la Academia de Elementalista, pero se retiraron sabiamente.

Al igual que lo hicieron cuando se encontraron otros grupos a los que creían que no podrían derrotar.

Tenían una enorme capacidad, pero no se arriesgaban y eran cautelosos.

“Tal como dije es un equipo bien equilibrado para ser magos. Un mago espacial que representa la movilidad, un mago de luz que se centra en la defensa y apoyo, un mago de oscuridad que se centra en el ataque, un espadachín mágico con magia de fuego en casos de combate cuerpo a cuerpo y, por último, su núcleo… El mago de maldición que se centra en debilitar a sus oponentes.” Explico Edward con calma y dando una mirada seria, declaro. “El plan de batalla es simple, entran y ocúltense. Cuando vean al grupo huyan y agrúpense con sus compañeros.”

“Andrés y Leslie activarán los drones para activar la red de comunicación al inicio de todo. Esta vez va a ser diferente a antes en donde Andrés se infiltrará en la red de comunicación, ahora atacará de inmediato tratando de hacer que su red falle.” Revelo Edward el plan de batalla y mirando a los estudiantes, declaro. “Sin embargo, ellos son magos y la magia tiene muchos métodos de comunicación.”

Usar magia de aire para enviar las voces, usar magia de tierra para generar temblores que pueden convertirse en un tipo de señal y ni hablar de otros métodos más sofisticados como usar artefactos mágicos o hechizos de magia mental.

La Academia de Héroes necesitaba su red de comunicación activa lo más rápido posible y a la vez necesitaban golpear la red de comunicación de la Academia Merlín para evitar que ellos se organicen.

“Sus estudiantes de apoyo, ya sea de artesanía, curación y los demás han terminado segundo o tercero en el torneo. Eso significa que tienen una gran habilidad y no deben ser subestimados.” Agrego Edward y como si recordara algo, declaro. “Los murciélagos vampiros que aparecieron en nuestro enfrentamiento anterior eran criaturas que podrían representar amenazas incluso para Rango A. Recuerden antes de atacar a una bestia para tomar un arma, deben prestar atención a su fuerza y a la fuerza de la bestia. La idea es tener beneficios sin perdidas.”

El número de murciélagos vampiros represento una amenaza incluso para algunos Rangos S débiles, debido a que si no tenían la capacidad de realizar ataques con área de efecto podían ser derribados o sufrir muchas heridas.

Solo por algunas lanzas los murciélagos vampiros fueron incitados y llevo a que todo terminara de forma caótica y muy desfavorable para la Academia Cernunnos.

Ellos no tenían que cometer el mismo error y debían prestar atención antes de atacar.

“Seguramente hay muchas cosas que decir… Tener cuidado a ser emboscados, tener cuidado al realizar emboscadas o simplemente mantenerse alejados de zonas o criaturas venenosas…” Añadió Edward y con un suspiro mirando la clase, anuncio. “Estamos enfrentando a un enemigo muy fuerte. Ahora es momento dejar ver todo lo que tienen.”

“Sin retenerse, sin contenerse, ataquen con todo y con el único objetivo de ganar.”

La Academia Merlín era un oponente muy difícil y a pesar de que mayormente todos eran magos, seguían siendo un equipo complicado de enfrentarse.

Las palabras de Edward estaban dirigidas a algunos estudiantes que mantenían sus cartas ocultas y a la vez a aquellos que se retenían por temor.

Un ejemplo de este último era Rachael quien a causa de que la mayoría de los escenarios tenían un bosque, le era difícil demostrar el poderío de la magia de fuego.

Incendiar un bosque podía ser aterrador no por la naturaleza en sí, sino que a causa de que con un gran incendio sus compañeros podían salir heridos.

En cuanto a las cartas ocultas, era cierto.

Andrés se había quedado vigilando usando su red de comunicación y actuando como el centro de mando, sin revelar sus habilidades de combate… Que todos sabían que tenían.

Él no era el único, otros estudiantes también ocultaban cierta capacidad que no habían podido demostrar debido a que nunca fueron presionados lo suficiente o esperaban armas ocultas.

No es como si lo ocultaran de todos, desde que llegaron al torneo internacional se lo revelaron a Edward en privado para que él pudiera organizar mejor la situación.

Desde las debilidades hasta las fortalezcas todo fue revelado con la intención de que se pudiera preparar mejor el combate.

Ahora era momento de que demostraran todo su potencial… Esa era la idea de Edward y ese sentimiento de presión causaba la Academia Merlín en ellos.

******

“Es bueno tomar el sol, ¿cierto?” Pregunto el Emperador Víctor con una sonrisa.

La persona a quien dirigió la pregunta, era la mujer que hace unas semanas lideraba una poderosa fuerza.

Ahora mismo estaban en el patio de una mansión mientras el sol estaba en lo alto.

“…”

La mujer no respondió y solo miro al brillante sol.

“¿Miras tu libertad irse?” Pregunto Víctor con una media sonrisa bromista.

La Reina del Norte… No, Eva Santos bajo su mirada a Víctor con un fruncir de ceño enfadado.

“Ahora que acepte, ¿qué quieres que haga?” Pregunto Eva con un tono serio.

Perdió todo… Literalmente perdió todo.

Eso era lo único que alguien podía sentir cuando perdía su libertad.

“Vamos, no seas tan trágica. No podemos comenzar nuestra sociedad de esta forma.” Dijo Víctor y agitando su cabeza con decepción, comento. “Y yo pensaba que querías tomar sol y ver algunos combates para divertirte.”

Su actuación decepcionada solo se ganó un fruncir de ceño muy evidente.

Al final Eva solo pudo suspirar y no decir nada.

No podía hacer nada, este era el único destino que le quedaba cuando decidió vivir… Al menos esta decisión la tomó por su cuenta y no fue forzado a ello.

“¿Greco paso por lo mismo que yo?” Pregunto Eva sin cambiar de expresión.

Greco… Su mano derecha, un hombre cuya familia fue asesinada por el mismo Emperador Víctor.

Su odio fue real y que su familia muriera era real.

Es por eso que la única respuesta para que tal persona estuviera trabajando para alguien como el hombre que estaba al frente de ella, era que había caído en sus garras.

“Sí, fue más resistente que tú… Pero es entendible, cuando uno piensa en lo que sucedió.” Dijo Víctor y bostezando con aburrimiento, comento. “Ahora debe estar escapando a la República de África Occidental… Ya sabes para arrancar las malas hierbas desde las raíces.”

La expresión de Eva tembló, pero eso es todo lo que pudo hacer.

“Él estuvo cuando yo y los demás fuimos atrapados, ¿crees que le creerán?” Pregunto Eva con seriedad y noto que una sonrisa se extendía en los labios de Víctor.

“¿Importa? Ya sea si logra hacer que le crean o no, se esforzara por ello tratando de conseguirlo con sus mejores habilidades… Si muere, entonces es una lástima, si vive seguirá siendo útil.” Respondió Víctor con un tono simple.

Eva no pudo evitar temblar de forma involuntaria.

Si los medios públicos decían que el Emperador Víctor era un tirano, eso estaba mermando lo que de verdad era.

Un lunático que parecía no tener compasión y ser indiferente ante la vida de los demás, capaz de utilizar cualquier medio a su disposición y muy seguramente sin cambiar de expresión.

Lo peor era que tenía la inteligencia, paciencia y la capacidad de llevar sus más locos planes.

Ante tal persona, una comparación llego a la mente de Eva.

“Eres igual que el ‘Enemigo de la Humanidad’…” Murmuro Eva con un tono extraño.

Un lunático que no le importaba nadie, un psicópata que podía asesinar con una sonrisa, un genocida que no temblaba al asesinar ancianos, mujeres o niños para exterminar toda una raza.

Una gran sonrisa apareció en Víctor y fue creciendo hasta que se rio entretenido.

“Su Majestad el combate por el tercer lugar ha finalizado.”

Sin que Eva se pudiera dar cuenta, una elfa de cabello blanco apareció al lado del Emperador Víctor.

La antigua Reina del Norte miro a la mujer seriamente, pero al final se tragó todas sus dudas y preguntas sobre ella.

“Te debes estar preguntando por qué una elfa me sirve, ¿cierto?” Pregunto Víctor al darse cuenta de la mirada y con una sonrisa descarada, declaro. “Es porque soy demasiado guapo.”

“Su Majestad tenga cuidado con los límites laborales.” Advirtió Ersin con una mirada seria y profesional.

Eva miró a Víctor reírse entretenido y luego miro a la elfa de cabello blanco cuya actuación de secretaria profesional era perfecta, sin saber que decir.

A Víctor no le importo su mirada y comento. “Ven, vamos a dentro. Pronto empezará la final y será divertido de ver.”

La antigua Reina del Norte miro el cielo y los altos edificios que se podían ver de la Ciudad Elelín, tan solo para el final seguir a Víctor.

“¿Cuándo empezaré a trabajar?” Pregunto Eva recomponiendo su compostura.

La sonrisa de Víctor creció al escucharla, pero encogiéndose de hombros declaro. “Cuando sea necesario. Por mientras puedes disfrutar una vida cómoda… Como si nada hubiera cambiado.”

Eva solo pudo asentir y dando una última mirada a su espalda donde la luz iluminaba de forma gloriosa, siguió a Víctor.

Sabía que su vida había cambiado… Y solo quedaba seguir hacia adelante.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.