Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 199: Ira de Zeus.

Capítulo 199: Ira de Zeus.

Los relámpagos se agitaron en el cielo y Edward agito su mano extendiendo relámpagos por todas partes.

Esos poderosos y veloces relámpagos fueron al ‘Golem de Roca’ y a su invocador, Laurence.

*BOOM*

Los relámpagos que parecían tratar de quemar todo a su paso, explotaron cuando el golem trato de protegerse, mientras que Laurence se movió por el cielo esquivando velozmente.

Como un invocador terrícola, Laurence no era capaz de usar otras magias como un invocador de Terra nova podría.

Es por esa razón que se especializó en el vuelo y a la vez usaba bastantes artefactos y objetos.

El golem cargo a una velocidad que no debería ser normal, pero Edward infundio su cuerpo con relámpagos y extendió una barrera de relámpagos que carbonizaron el cuerpo del golem.

Todo mientras se retiraba.

Una batalla de Rango S, mayormente era lenta debido a que había que tener cuidado con su enemigo.

Nunca sabía que podía suceder o si tenían una carta oculta que podía cambiar el resultado de batalla en unos segundos.

Tal vez los Rangos S no podían ser comparados con los Rangos SS que en cierta forma estaban cerca de parecerse a calamidades naturales, pero eso no significa que fueran débiles.

Edward volvió a agitar su mano y con la otra agito su varita.

Decenas de relámpagos se reunieron en el cielo mientras que desde su mano salieron otra decena más.

Los relámpagos del cielo eran gruesos y brillantes, mientras que los de su mano eran pequeños y rápidos.

“Tch…”

Sin importarle el chasquido de lengua de su oponente, Edward envió los relámpagos.

Como si una tormenta se desatara de repente los relámpagos cayeron del cielo al golem que solo se pudo cubrir.

*BOOM*

Una enorme explosión resonó y un brazo del golem cayó al suelo junto a su pierna de roca.

No era una criatura que tuviera ‘vida’, al menos no de la forma tradicional así que perder parte de su cuerpo si bien fue un tipo de herida no fue ‘grave’, es por eso que la barrera no se activó.

Por otra parte, los relámpagos de su mano fueron disparados a Laurence quien sabiamente uso su varita para crear un muro de tierra.

Al notar su ventaja, Edward continúo presionando mientras que Laurence empezó a retirarse al centro del escenario.

El golem de roca trato de recuperarse usando la tierra para recuperar sus miembros perdidos, pero no pudo y solo sirvió como escudo para proteger a Laurence.

Edward estaba esperando que Laurence invocara a su otra criatura para poder desatar todos sus relámpagos y quemarlo por completo.

Sin embargo, a diferencia de lo que pensó, Laurence con una expresión amarga se retiró usando a su golem como escudo, hasta que no pudo evitar el daño y la invocación se canceló.

En ese punto, ambos estaban en el medio del escenario y la expresión de Edward cambio.

“¡Ataquen!”

Ordeno Laurence y desde el centro del escenario en donde se encontraba una barrera y la mayoría de los estudiantes de la Academia Merlín, fue disparado un gran hechizo combinado.

Aunque Edward devolvió el fuego no pudo evitar retirarse, pero cuando le dio una mirada a ese campamento su expresión tembló al ver una masa oscura con forma de capullo dentro de la barrera.

Solo una mirada fue suficiente para darse cuenta de quien estaba dentro de ese capullo.

“¿Alice estas?” Pregunto Edward usando su sistema de comunicación.

“…”

“Líder todos ya estamos reunidos, pero no vemos a Alice por ninguna parte. ¿No debe estar fuera de la red cazando criaturas?” Dudo Andrés por el sistema de comunicación.

Edward dio una mirada al campamento directamente a la esfera en donde estaba ese capullo negro y no supo cómo reaccionar.

¿Cómo era posible?

Esa fue su primera pregunta, ya que incluso si él luchaba con todas sus fuerzas sintió que derrotarla iba a ser difícil.

No se trataba solo de su admiración por su fuerza, sino que la diferencia de experiencia entre ambos era enorme.

Pero capturarla… Era aún más difícil.

“¿Sucede algo?” Pregunto Andrés por el sistema de comunicación.

“Sí, haz que unos drones vigilen el campamento enemigo. Estaré en el campamento en un momento.” Respondió Edward y mirando su reloj holográfico voló a donde estaba su grupo.

Mirando su reloj holográfico mientras volaba pudo ver las perdidas en su equipo gracias a la organización de Andrés.

Marc, Dalia, Lucas, Taqiyya y Érica.

Marc era un estudiante fuerte que luchaba con vigor y no se rendía fácilmente, a pesar de que Dalia y Lucas eran más débiles en fuerza, cada uno tenía una elevada capacidad comparada a otros estudiantes.

Pero las verdaderas pérdidas fueron Taqiyya y Érica.

Taqiyya era una excelente artesana y sin ella reparar las armas era imposible, por su parte Érica era muy fuerte con una enorme capacidad y en cierto sentido era una carta secreta, que ahora no pudo revelar.

Edward no estaba enfadado, cuando Taqiyya pidió refuerzos Andrés había logrado captar imágenes de su reloj holográfico y se dio cuenta de quienes los emboscaron fue el grupo de Rango A.

Eso significaba que cinco rangos A con un excelente trabajo en equipo los derroto… Cuando todos eran rango B al menos de forma oficial.

Por su parte debido a que la idea era esconderse al inicio para reagruparse solo lograron derrotar a dos estudiantes de Rango B y al estudiante de criminología del bando enemigo.

Volando al pequeño campamento en donde pequeños drones exploradores estaban vigilando, Edward noto la expresión del grupo cuando llego.

Tenían todos los Rangos A en su equipo, pero el número de perdidas era mayor con respecto a la Academia Merlín y era un ligero golpe al inicio.

En ese momento que todos se acercaban, Andrés dejo su reloj holográfico y se acercó con una expresión atónita.

“Hemos perdido a Marc, Dalia, Lucas, Érica y a Taqiyya… También la Academia Merlín ha capturado a Alice.” Informo Edward con un tono serio.

“¿Cómo?” Pregunto Leslie de inmediato.

Clémentine, y Nicole también dieron expresiones atónitas como si creyeran que sus palabras eran una broma, pero Edward miro a Andrés.

“Hay una esfera que contiene a un capullo negro… Solo alguien puede hacer eso.” Informo Andrés mientras ordenaba que un dron escondido en el cielo proyectara el campamento de la Academia Merlín.

A diferencia de la vista normal de Edward, el dron estaba especializado para la exploración a larga distancia y Andrés acerco la cámara dejando ver el capullo dentro de una esfera.

“…”

Silencio.

Edward noto como las expresiones de Clémentine, Nicole y Leslie se volvieron completamente atónitas.

Era como si no pudieran creerlo, pero a la vez la realidad lo golpeara fuertemente.

Los demás también tenían expresiones difíciles y eso era más para Niels o Gregorio que habían luchado contra Alice e incluso Jordán que había recibido una paliza con Oliver.

Pero el golpe fue más duro para el cuarteto que estuvo en sus prácticas… Edward en el fondo también se sintió de esa forma.

No importa que dijeran que no tratarían de depender de Alice, cuando llegaba el momento de la presión y cuando llegaba el momento necesario para que alguien ‘sostuviera el cielo’, siempre aparecía Alice.

En cierta forma, ella era la razón por la cual los estudiantes se pudieron soltar en el combate contra la Academia Cernunnos o no importa a quienes se enfrentarán, siempre se sintieron que podía ganar.

Si Edward lideraba, Alice era esa línea final que daba la sensación de que siempre podía ganar… E incluso podía ganar el combate sola.

“Esto…”

Clémentine trato de decir algo, pero guardo silencio al ver la imagen.

¿Podía ser una broma?

¿Podía estar jugando?

¿O simplemente la sobornaron con papitas para que se adentrara en esa esfera?

Esta última pregunta, parecía más posible en comparación con que perdiera o que fuera derrotada.

Edward se dio cuenta de que todos los presentes recibieron un golpe en su moral, uno muy fuerte.

A este nivel era la confianza que todos pusieron en su ‘monstruo’…

Dándose cuenta del nivel de importancia de Alice en la mente de los estudiantes y de aquellos más cercanos a ella, Edward no pudo evitar poner una expresión seria.

“A veces los más fuertes tienen debilidades.” Dijo Edward de repente y como si recordara algo, declaro. “Entender eso, les ayudará a comprender que no pueden ser perfectos… Y que las personas que admiran también pueden ser derrotados.”

Su mirada se dirigió especialmente a Clémentine, Nicole, Leslie y Andrés cuya expresión temblaron.

Tal vez no era dependencia, pero si tenían una enorme confianza en aquellas personas con quienes entrenaron.

Edward podía entenderlo mejor que nadie, ya que a pesar de que no tuvo un buen tiempo con ellas debido a su personalidad en ese momento, ahora podía decir que su confianza en ambas era enorme.

Aurora parecía poder llevar enormes cargas a su espalda, pero en realidad no era tan fuerte como parecía y tenía sus debilidades.

Alice era lo mismo.

Emocional, física o en capacidad… Las debilidades podían ser diferentes, pero se podía ser ‘derrotado’ por ellas.

En este caso no era algo tan profundo y severo, pero aun así que fuera atrapada agito a sus compañeros más cercanos.

De alguna u otra manera pusieron a Alice en una posición muy alta… Ahora sufrieron el choque al verla ‘caer’.

Mirando a los estudiantes que estaban en silencio con una atmosfera amarga y ligeramente deprimente, incluso para Jordán o Frank que siempre intentaban animar todo, Edward solo se rio.

¿Qué podía hacer en este momento?

La atmosfera se sentía deprimente, perder a Érica y los demás fue un gran golpe, pero perder a Alice hizo que fuera difícil de sobrellevar.

¿Qué haría un líder en este momento? ¿Qué haría Aurora en este momento?

Ante esa pregunta que le vino a la mente a Edward, él no pudo evitar reírse.

Riéndose entretenido, recibió la mirada de todos y comento. “Vamos, no es para tanto, la atraparon no la derrotaron.”

Era cierto que él también tenía una gran confianza en Alice, pero en este momento era el líder y necesitaba recuperar la moral.

¿Qué haría Aurora en este momento?

Ella confiaría en su amiga y si no era posible cargaría con todo por sí misma… Eso era lo que Edward encontró cuando llego a la respuesta y eso estaba por hacer ahora.

“Ya sea si la rescatamos o derrotamos a la Academia Merlín primero, necesitamos prepararnos.” Dijo Edward y mirando a Andrés, ordeno. “Vigila el campamento y su red de comunicación. No sé cómo se comunicaron, pero deben estar usando algo, hay que ver que es y de paso entender su plan.”

Ante sus órdenes serias, Andrés asintió de inmediato.

“Están usando un tipo de comunicación telepática.” Dijo Clémentine recuperando su compostura y al ver la mirada, explico. “Antes de derrotar al estudiante de criminología, me di cuenta de que había algo raro, ya que se detenía cada cierto tiempo y cuando me concentre pude sentir algo.”

Edward asintió.

Los psiónicos tenían sus propios medios y en cierto sentido eran más agudos que un mago normal en asuntos referidos a la mente.

“¿Puedes tratar ver algo? Necesitamos ver que tratan de hacer antes de comenzar nuestro plan.” Dijo Edward y mirando la proyección del campamento enemigo, comento. “Parecen querer quedarse en esa posición y esperan que ataquemos… Si es así, entonces estamos en desventaja.”

No tenían a Taqiyya y eso significaba que incluso cuando se buscaba armas no podrían repararla.

Por otra parte, ellos tenían un mago espacial que podía moverse para todas partes.

Como si fuera poco atacar un lugar defendido por el grupo, era un trabajo que sería extremadamente difícil.

Después de todo, ellos tomaron el centro del escenario y seleccionaron una pequeña llanura en donde podían ver todos sus alrededores.

Al ser magos su poder de ataque a larga distancia era extremadamente alto.

Clémentine y Jaxon se unieron para ver si podían hacer algo mientras que Leslie le dio sus pequeños drones exploradores a Andrés quien lo uso para vigilar el campamento enemigo y los alrededores.

Por su parte Edward tomo una poción de energía mágica y se subió a un árbol para sentarse y mirar a lo lejos en donde estaba el campamento enemigo.

Los minutos pasaron y de la otra parte no hubo ningún movimiento, pero no todo fue calma.

Lentamente estaba por atardecer y volverse oscuro.

Como si fuera poco la barrera se estaba acercando rápidamente volviendo aún más pequeña el área.

La espera era estresante para algunos de los estudiantes y eso se extendía para expertos de tercer año como Gregorio, Rachael, Niels o Jordán.

Por su parte Edward miro al campamento enemigo y mirando la barrera, se dio cuenta del plan.

Estaban esperando a que ellos atacaran.

En algún momento, ambas academias tendrían que enfrentarse entre sí y en este momento quien tenía la ventaja era la Academia Merlín.

No solo tenían la posición central que significaba que sería el lugar en donde se cerraría la barrera al final, sino que también eran magos que claramente tenían un gran trabajo en equipo.

Sus ataques a distancias serian devastadores y muchos héroes caerían antes de que llegaran a acercarse.

Cuando llegara ese momento sería difícil ganar.

“Líder, Clémentine y Jaxon no encontraron nada. La Academia Merlín han apagado su red de telepatía… Dicen que si se acercan tal vez puedan lograr captar algo a nivel de telepatía de equipos.” Informo Andrés siendo sus últimas palabras ligeramente difíciles.

Acercarse era como enviarlo a la ‘muerte’.

Edward miro a la Academia Merlín que permanecía sin moverse y estaba esperando a que ellos realizaran su movimiento.

Su gran barrera podría protegerlo de ataques a distancia mientras que sus magos podrían atacar a distancia… Era un estilo muy parecido al combate grupal que tuvieron con la Academia de Paladines.

Pero ahora la Academia de Héroes no tenía un luchador lo suficiente capaz como para romper la barrera al adentrarse… Alice podría haber tomado ese papel, pero ya no estaba.

Dando de vuelta una mirada a sus compañeros que estaban perdiendo su moral, Edward suspiro y miro al cielo cuyas nubes negras eran evidentes.

Sus emociones hicieron que la atmosfera cambiara y con el tiempo el clima tormentoso se estaba asentando.

Era difícil liderar… Se había dado cuenta de ello.

La presión de tener que tomar el control de todo, de que todo fuera bien y que se pudiera llegar al resultado correcto y que todos deseaban.

Era de por sí una tarea difícil.

Aun así, era momento de cargar con todo.

Descendiendo al grupo y mirando las expresiones del grupo que ya se debieron haber dado cuenta de la situación que se encontraba, sonrió lo mejor que pudo.

“Haré algo experimental…” Dijo Edward y al ver la mirada de los presentes con esperanza, declaro. “Tendrán que protegerme, pero les garantizo que ellos no podrán quedarse encerrados y tendrán que salir… Habrá sacrificios, pero acabaré con su campamento.”

Tal vez lo que estaba por hacer no era el método correcto para una situación real… Es más, es muy posible que Aurora nunca lo realizara, aunque tuviera la oportunidad.

Para protegerlo muchos tendrían que arriesgarse, pero para ganar muchos tendrían que sacrificarse.

Quizás se tomaba esto como una situación real y se estaba excediendo, pero solo con los suficientes limites podía aprender de esta situación.

Ahora se dio cuenta de que a veces la victoria costaba… Y era un costo que muy pocos podían tomar.

“¿Están dispuestos?” Pregunto mirando a cada uno de los estudiantes.

Mirando sus expresiones no necesito respuesta.

******

Clémentine miro al cielo.

Las nubes se extendieron cubriendo todo el escenario mientras que los relámpagos crepitaban.

Estirando su mano pudo sentir varias gotas de lluvia cayendo suavemente.

Debido al constante cambio de clima de Edward, ahora se logró asentar un clima tormentoso con nubes negras.

La lluvia solo era un pequeño efecto secundario.

Mirando con calma pudo ver como Edward se elevaba al cielo mientras los relámpagos empezaban a cubrirlo.

Ya había lanzado su [Dominio de la Tormenta] y eso significaba que había un poderoso hechizo con efecto en área en la zona.

Dirigiendo su mirada al campamento enemigo, pudo notar como los magos se ponían en posiciones.

Pequeñas formaciones de magos hicieron que su barrera aumentara de tamaño y grosor, logrando dar la sensación de ser impenetrable.

Debido al conocimiento que se trajo de Terra nova, los terrícolas conocían formaciones militares mágicas para hacer un excelente uso de la magia.

No usando personas fuertes, sino que de soldados comunes y eso estaban aplicando ahora la Academia Merlín.

Divididos en pequeños grupos y extendidos por los alrededores de la barrera, usaron su energía mágica para potenciar la barrera esperando el ataque de Edward.

Sin embargo, Edward no ataco como se esperaba.

Podía usar su dominio de la tormenta para atraer cientos de relámpagos que cayeran a la barrera, pero esa no era la forma que se movería.

“Prepárense empezaré…” Aviso Edward por el sistema de comunicación.

Clémentine miro a Nicole, Leslie y Andrés quienes lo acompañaban, luego al ver que estaban preparados miro al cielo en donde estaba Edward.

Él se encontraba a una distancia lejana, pero no lo suficiente como para que no pudiera ser visto.

El plan era simple… Edward realizaría un hechizo que había estado desarrollando, gastando toda su energía mágica.

En cierta forma era un hechizo experimental debido a que no lo había perfeccionado y si era interrumpido estaría en una posición muy peligrosa, ya que podía perder el control del hechizo.

Su misión no era protegerlo, esa misión fue dada a los otros rangos A y Rango B que atacarían o defenderían.

La misión que su grupo tenía era rescatar a Alice o liberarla.

Si la Academia Merlín salía para tratar de interrumpir a Edward, entonces serian interceptados por sus compañeros y les permitiría a ellos avanzar para ayudar a Alice.

Por el contrario, si no se movían y solo confiaban en protegerse, Edward había declarado con confianza que podía barrer con todo el campamento.

Esa era la confianza de un Archimago de Rango S que estaba a punto de lanzar su hechizo personal y el más fuerte de ellos.

Al final ya sea si Edward lanzaba su hechizo o liberaban a Alice, en ambas formas estarían cerca de la victoria.

Mirando a Edward a lo lejos, el grupo empezó a sentir una elevada cantidad de energía mágica que emanaba desde su cuerpo.

Era definitivamente impresionante debido a que estaban muy lejos en este momento, pero aun así eso no fue todo.

Los relámpagos empezaron a resonar y a pesar de que en este momento estaba oscuro por las nubes negras, la luz de los relámpagos iluminó los alrededores.

Los relámpagos empezaron a rodear a Edward como si fuera un tornado de relámpagos, todo mientras la energía mágica que emanaba aumentaba.

Fue en el momento que todos sintieron una sensación de peligro al ver el tornado que, desde el campamento enemigo, Laurence se elevó invocando a su golem de roca.

La presión que empezó a liberar a Edward empezó a elevarse y la cantidad de energía mágica que estaba reuniendo en su hechizo paso de ser peligroso a ser aterrador.

Clémentine no había visto a muchos Rangos S luchando, pero en este momento se dio cuenta de que lo que fuera a lanzar iba a superar lo que un Rango S podía hacer.

Y el campamento de la Academia Merlín también se dio cuenta, lo que hizo que Laurence se volviera pálido.

“¡Ataquen! ¡Interrúmpalo!” Ordeno Laurence volando con su grupo.

Como la mayoría de los estudiantes eran magos cada uno de ellos sentían mejor la energía mágica y el terror del hechizo que Edward estaba lanzando.

Sin dudas gran parte de los estudiantes avanzaron para detener a Edward, pero en el medio Rachael, Niels y Gregorio aparecieron con los demás estudiantes para interceptarlo.

Antes de que se pudieran dar cuenta una gran batalla empezó al frente del área.

Clémentine solo dio una mirada y luego asintió a sus compañeros.

Ellos estaban en la espalda del campamento al otro lado del asalto principal, así que empezaron a correr para acercarse a sus enemigos.

Un estudiante de Rango B y los estudiantes de los torneos extra quedaron protegiendo el campamento.

Al otro lado, Rachael lanzo un tornado de fuego para contener al golem de roca a la vez que Niels y Gregorio la apoyaron en un equipo de a tres.

Los demás estudiantes chocaron contra los respectivos estudiantes liberando una batalla caótica.

Incluso Vanessa estaba presente usando su magia para aumentar la capacidad de todos y Jaxon por su parte usaba artefactos psiónicos lanzando todo tipo de ataques mentales.

No eran ‘combatientes’, pero en este mundo era necesario tener formas para protegerse.

Cuando estaban por llegar, Clémentine sintió una sensación de peligro y creo una barrera psiónica adelante del grupo.

“[Lanzas de oscuridad]”

“[Sol cegador]”

El primer ataque era una trampa y el segundo era el verdadero asunto, es por eso que hizo que su barrera se volviera purpura cuando infundio su energía psiónica, logrando cubrir ambos ataques.

Cuando la barrera que impidió el ataque cegador desapareció, Clémentine pudo ver al grupo de Rango A que se había quedado escondido con magia de oscuridad.

¡Este era el nivel de importancia que le daban a Alice!

*Bang*

El sonido de disparo sonó y la barrera de la maga de luz se rompió en pedazos enviándola a volar por el disparo.

Su grupo volvió a cargar adelante con Nicole tomando la delantera.

“[Bola de fuego]”

El espadachín mágico lanzó su hechizo mientras cargaba, pero Nicole no necesito esquivarlo y lo enfrento de frente.

*Boom*

El fuego cubrió su cuerpo, pero sin detenerse ella salió completamente ilesa logrando sorprender al espadachín que recibió un puñetazo.

*BOOM*

Su puñetazo fue lo suficiente fuerte como para crear una onda que rompió parte de la tierra y envió volando al espadachín que se defendió.

Clémentine siguió avanzando sin desaprovechar esta oportunidad y cuando vio al mago espacial junto al mago de maldición preparar su ataque, agito su mano.

Una fuerza de atracción hizo que ambos perdieran ligeramente su concentración, lo que le permitió avanzar acercándose a la barrera.

“¡Voy!”

Soltando un grito de aviso, Andrés se elevó por el cielo mientras los drones empezaban a rodearlo.

En tan solo un instante se unieron y todos liberaron decenas de láseres hacia un punto de la barrera, logrando desintegrarla por completo.

Entonces sin previo aviso hizo que todos sus drones enloquecieran extendiendo láseres para todas partes como si deseara quemar a todos.

Ese ataque hizo que el mago espacial tuviera que proteger al mago de maldición, mientras que evito que el espadachín mágico se acercara.

Dejando que el mago de oscuridad tuviera que proteger otra vez a la maga de luz, quien lanzo su hechizo.

“[Barrera Solar]” Canto la maga de luz cubriendo con su barrera al mago de maldición y al mago espacial.

Sintiendo la mirada del mago de maldición, Clémentine se dio cuenta de que ella era el objetivo de su hechizo.

*Bang*

Al momento siguiente Leslie disparo, pero al mismo tiempo los estudiantes dentro de la barrera lanzaron un hechizo en conjunto a esa francotiradora.

Diferentes hechizos bombardearon la zona en donde había estado Leslie.

El disparo de Leslie golpeo la barrera de luz evitando que el mago de maldición saliera herido, pero eso fue todo.

“[Sueño Eterno]” Canto el mago de maldición extendiendo una nube negra hacia su dirección.

Tratando de usar su parpadeo y esquivar, Clémentine se dio cuenta de que ese movimiento estaba sellado y como si fuera poco la nube negra parecía estarla persiguiendo.

Antes de que pudiera tratar de crear una barrera intangible, alguien se lanzó a esa nube negra…

“…” Todos se quedaron en silencio cuando vieron a Nicole rodar por el suelo tras tomar la nube negra con su cuerpo.

Ella se trató de levantar, pero solo cayo de rodillas cuando sus parpados empezaron a sentirse pesados.

¡Se había sacrificado para salvarla!

Clémentine sin dudarlo cargo hacia la barrera y cuando noto al capullo dentro de una esfera psiónica junto al arma que mantenía esa habilidad, su expresión cambio.

*BOOM*

Usando su telequinesis en su cuerpo hizo que esquivara rápidamente cuando un calamar gigante cayó del cielo.

Sin darle tiempo para sorprenderse un tentáculo la golpeo con una terrible fuerza que hizo que su barrera personal se rompiera.

“Ughh…”

Golpeando la tierra y rodando conteniendo su dolor, pudo ver al calamar gigante de Laurence y noto que el Archimago invocador señalaba a Edward mirando al mago espacial.

A pesar de que usaban telepatía para comunicar cuando el mago espacial miro hacia Edward cuyo hechizo ya había superado cualquier nivel de peligro y se sentía extremadamente aterrador, Clémentine pudo entender lo que iba a hacer.

El golem de roca de Laurence se había recuperado de su batalla con Edward y a pesar de que no lo hizo completamente, su cuerpo usaba la tierra para curarse.

Con ese golem y él mismo estaba deteniendo a los demás estudiantes.

Dejando su calamar gigante aquí para que los detuviera a ellos, permitiría que el mago espacial se moviera cerca de Edward para atacarlo.

Mirando cómo estaba preparando su hechizo y viendo como varios tentáculos eran disparados a ella, Clémentine se movió.

“¡ALTO!”

Su grito extendió una ola mental lo suficiente aterradora como para paralizar al calamar gigante que era una bestia, pero en cuanto a los estudiantes…

“HAA…”

“Ughh…”

“¡AHH!”

Gritaron de dolor cuando por medio de su vínculo telepático se adentró el ataque mental de Clémentine.

Usando su vínculo telepático como medio rebajo sus defensas mentales al mínimo, lo que hizo que ellos recibieran el golpe directamente.

Era muy posible que estuvieran sintiendo cientos de agujas pinchar su cerebro ahora, pero eso era lo que merecían por tratar de enfrentarse a una psiónica.

El campo de maestría de un psiónico era la mente.

*Bang*

Otro disparo resonó y esta vez, el mago de maldición fue derribado instantáneamente cuando el disparo golpeo su cabeza.

Leslie tenía una armadura de combate muy fuerte con la capacidad de parpadeo, así que claramente pudo salir sana y más cuando ella se encontraba lejos del campo de batalla sin ser afectada por los hechizos que impedían el movimiento.

“¡GrhaA!”

Sin dejar que Clémentine se acercara, el calamar gigante salió de su estupor y agito todos sus tentáculos hacia ella.

*BOOM*

Andrés que estaba pálido sobrecargo otra vez sus drones y liberaron poderosos rayos láseres que quemaron al calamar y golpearon la barrera personal de los otros estudiantes.

Por su parte Clémentine solo pudo tomar los tentáculos restantes con su telequinesis y sintió la enorme fuerza que estaba cada golpe.

“Ughh…”

Su nariz empezó a sangrar y mirando como el mago espacial se recuperaba, dio una última mirada al capullo negro.

Era cierto que cuando escucho que fue capturada recibió un gran golpe, pero no se decepcionó.

Si bien en su mente Alice y Aurora eran individuos que poseían una alta posición por sus ideales o por su abrumadora fuerza, al verla capturada ahora lo único que quería era salvarla.

Eso era lo mismo para los demás, es por eso que Nicole se esforzó para ayudarla.

Sintiendo la presión de los tentáculos de un Rango S, Clémentine no dudo más y dejo de sostenerlo con su telequinesis.

Redirigiendo su fuerza envió un poderoso ataque hacia el arma que sostenía a Alice, desactivándola.

*BOOM*

“Ugh…”

Tosiendo fuertemente debido al golpe del calamar gigante, Clémentine gimió de forma dolorosa cuando golpeo la tierra.

La barrera del torneo no se activó, pero estaba segura de que si el calamar la volvía atacar la descalificarían de inmediato.

Sin embargo, eso no sucedió, cuando el capullo extendió decenas de manos hacia todas partes, atrapando al calamar gigante, pero también atrapando desprevenido a los demás estudiantes cercanos.

Una gran mano negra sostuvo a Clémentine y a los demás, pero antes de que se diera cuenta fueron lanzados lejos.

Aturdida Clémentine trato de estabilizar su vuelo y miro el capullo negro por última vez, notando que Alice había salido.

Ella estaba en el medio atrapando a los estudiantes y atrayéndolo cerca de él, entonces cuando notaron su mirada dio una sonrisa señalando hacia a Edward.

Cuando siguieron la dirección de esa señal, las expresiones de todos cambiaron.

******

“¡Corran!”

“¡Huyan!”

“¡Deténgalo!”

“¡Caeremos juntos!”

Los gritos resonaron y el campo de batalla se volvió extremadamente caótico.

Alice que fue liberada atrapo a los estudiantes de la Academia Merlín con sus brazos negros impidiendo que huyeran.

Cerca de cien brazos negros se extendieron desde el capullo en donde ella se encontraba.

Laurence dio la orden de retirada, pero los estudiantes de la Academia de héroes no lo permitieron.

Rachael agito su varita creando una poderosa llamarada, mientras que Gregorio interceptaba a Laurence dejando a Niels sufriendo con el golem de roca.

Los demás estudiantes como Alexey, Frank, Cristian, Jordán e incluso Vanessa y Jaxon estaban deteniendo a sus oponentes.

Edward que miraba todo eso se concentró en sus alrededores en donde miles de relámpagos crepitaban.

Abriendo su mano en el cielo los relámpagos se reunieron arriba de su mano creando un relámpago que empezó a ser tangible.

Parecida al arma de un dios griego, Edward diseño este hechizo imitando a ese dios.

“¡Corran!”

Los gritos volvieron a sonar y al mismo tiempo cientos de relámpagos descendieron de las nubes negras cayendo sobre ese relámpago cerca de sus manos.

El poder aumento de forma extrema y hace tiempo paso de ser un ataque de Rango S… Llegando estar cerca de un ataque de Rango SS.

Tal vez estaba lejos de ser un hechizo prohibido, pero era un hechizo personal que sería aterrador.

Cuando el cielo quedo tranquilo, Edward agarro el relámpago y como si ese poder fuera demasiado para su fuerza actual, sus relámpagos empezaron a quemar su mano.

Resistiendo el dolor, Edward miro el campo de batalla por última vez y lanzo su rayo al centro en donde estaba Alice.

Viajando a una enorme velocidad, todos los estudiantes desaparecieron antes de que su ataque tocara el piso y cuando lo hizo…

*BOOM*

Una enorme explosión fue creada, tan fuerte que el mismo Edward fue expulsado hacia atrás con una potencia extrema.

Cuando Edward pudo estabilizar su vuelo y la nube de polvo desapareció se dio cuenta de que había un cráter de varios cientos de metros.

Todo el centro fue borrado junto a gran parte de su alrededor.

Un cráter de varias decenas de metros de profundidad como la caída de un meteorito, pero a diferencia de este no dejo llamas, sino que los relámpagos se extendían por todas partes alrededor de un rayo en el fondo del cráter.

Ese rayo imitaba el arma de Zeus… Y este ataque imitaba su ira.

Este hechizo era la ‘Ira de Zeus’.

***Nota del autor:

Mañana se viene el pack de capitulos, les voy avisando de antemano.

No se olviden realizar la encuesta.

Toca aqui!

Muchas gracias por leer!

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.