Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 208: Inicio de la operación.

Capítulo 208: Inicio de la operación.

Aurora miró al equipo de asalto.

El sol estaba por salir y su grupo se movería.

El equipo del Imperio Falion constaba de tres capitanes oficiales, cuatro si ella se agregaba.

Solo que había una diferencia, si el objetivo de Aurora como capitán era ser un miembro de equipo móvil, entonces los demás tenían tareas específicas.

Alros, Meden y Siba dirigían un equipo de Rango A con cinco miembros por equipo sin contarse ellos mismos.

Era un equipo bastante notable y eso era porque los terranovense para alcanzar un rango determinado debían subir de nivel y eso significaba que habían matado bastantes criaturas.

También tenían capacidades múltiples gracias a que podían usar la energía mágica de forma natural, tal vez algunos estaban dedicados a un tipo de magia o tenían talento para alguna magia en particular, pero el punto era que tenían una fuerza mayor a un terrícola.

Asimismo, estaba un equipo de asalto militar que parecían llevar armaduras exoesqueletos capaces de aumentar su fuerza a Rango C e incluso Rango B, parecido a Leslie.

Ese equipo único fue dado por la Empresa Cosmos y la Empresa Taranis para demostrar su apoyo a detener el portal.

Encerrados en una sala con barreras levantadas, Urfin miro a los presentes con seriedad.

“Desde ahora comenzará el verdadero combate.” Dijo Urfin y mirando a los presentes, declaro. “Nuestro objetivo en general es simple… Necesitamos capturar un líder de Rango S.”

Yendo directamente al punto, hubo algunas miradas sorprendidas, pero todos se quedaron esperando sus palabras.

“Desde el norte los Ejecutores del Orden tienen el mismo objetivo, desde el oeste los gremios también llevarán a cabo la misma misión… La idea es que al menos un equipo capture un Rango S.” Declaro Urfin y mirando a los presentes, declaro. “Nuestros exploradores y vigilantes han encontrado que los goblins no se han movido del portal y de vez en cuando traen más de su gente.”

“A pesar de que nuestros altos mandos son Rango SS que de vez en cuando dejan salir su aura, ellos no se han movido. No hemos encontrado Rango SS en su grupo, pero no han estado tenso al saber a lo que se enfrentan… Me gustaría creer que es ignorancia, pero posiblemente tengan una carta secreta.” Declaro Urfin con seriedad.

Los goblins estaban protegiéndose con barreras y los drones o satélites no podían explorar como se debe lo que hizo que fuera problemático.

Sin embargo, había magia y energía psiónica lo que significaba que la tecnología no era el único medio para actuar y podían encontrar formas de espiarlos.

“La idea tras esta misión es capturar un Rango S para obtener información y conocer sus planes u objetivos, pero también queremos descubrir sus cartas con nuestro ataque.” Explico Urfin y con solemnidad, advirtió. “La misión será difícil, los líderes están muy bien protegidos y son peligrosos, tienen que tener sumo cuidado.”

“Les pasaré el informe, en diez minutos lo quiero listos.” Ordeno Urfin retirándose con calma.

Aurora leyó el informe en su reloj holográfico.

Habían capturado hobgoblins de rango A y los más pequeños que eran llamados ‘diablitos’, pero no lograron descubrir demasiado.

A pesar de que tenían otro lenguaje que sonaba como sonidos guturales inentendibles tal vez por su aparato vocal, no era muy difícil conectarse con ellos.

Un mago de magia mental podía conectar su mente y un psiónico podía realizar la misma tarea.

Lamentablemente Aurora a pesar de haber recibido el ‘bautismo’ de la Diosa del Conocimiento de Terra nova, en realidad este ‘idioma’ no entraba en la capacidad de traducción.

El no descubrir información hizo que los altos mandos apuntaran a un líder de Rango S, esos individuos estaban presentes muy bien ocultos y resguardados, no eran muchos, pero estaban.

Capturar uno de ellos le permitirán conocer sus planes y objetivos, pero a la vez si esto no funcionaba lograrían sacarlo de sus guaridas y presionarlo para que revelen sus cartas.

Una vez descubierto si tenían la capacidad de represalia o simplemente tenían el número a su favor, se decidiría como se actuaría.

Si bien el portal abismal era inestable y problemático, era cuestión de tiempo cuando en su grupo se encontraban dos Rango SS dirigiendo todo esto.

Su número era elevado, pero la mayoría de ellos eran los pequeños diablitos que por lo general eran Rango C.

Aunque había miembros de rango B y rango A entre ellos, podía parecer poco pero cuando se pensaba que había cerca de dos mil a tres mil de esas criaturas, las cosas cambiaban.

“Nuestra misión es tratar de capturar a un Rango S o generan suficiente presión para que otros equipos puedan hacerlo, pero también se encuentra el ejército rumano acompañado de algunos gremios que vinieron para apoyar y héroes de las regiones cercanas que se han acercado a dar una mano… En ese sentido, ellos estarán en los alrededores tratando de llamar la atención mientras que nosotros nos adentraremos profundamente en el campamento enemigo.” Murmuro Siba y con seriedad, comento. “Si hacen bien su trabajo, nosotros no estaremos completamente rodeados cuando entremos.”

Esta misión era a gran escala y se contaban cerca de treinta a cuarenta Rango S que estaban participando, no solo en la fuerza principal dedicada a capturar a un Rango S, sino que también por parte del equipo de apoyo.

Era un número muy alto, pero si se contaba en número de terrícolas parecía ser muy inferior y ni hablar de que parte de ellos eran curadores o individuos no centrados en el combate.

Una razón era que los gremios rumanos seguían apoyando la idea de que ellos podían encargarse de todo, causando que Rumania aceptara a la iglesia y la intervención del Imperio Falion.

Los otros países estaban más restringidos a la hora de enviar su fuerza, siendo los héroes quienes tenían una mayor capacidad al moverse debido a su estatus internacional.

Aurora no supo que decir ante el tono pesimista de su colega.

“Vamos a movernos, necesitamos estar en posición…” Aviso Alros con seriedad.

Todos asintieron y salieron hacia afuera, dirigiéndose a donde se encontraba el portal.

Aurora notó que, en el campamento, ya se encontraban soldados preparados para comenzar su ataque, algunos paladines de la Iglesia del Tiempo y el Espacio estaban presente siendo la fuerza que los apoyaría junto a un héroe rumano.

También fueron movilizados algunos vehículos ligeros y estaba presente un tanque a su lado, preparados para una guerra y para cuando se necesitará fuerza pesada.

Estos tanques tenían barreras mágicas y fueron creados por un metal con resistencia mágica para evitar que fueran dañados, mientras que sus ataques podrían lesionar a un Rango A poco preparado y herir a un Rango S.

Apoyo de la Empresa Taranis a la hora de enfrentarse a los portales.

Solo serían usados alrededores de la ciudad y cuando fuera necesario debido al daño que crearían.

Aparte de que en guerras de guerrillas no eran tan eficaces y solo eran útiles en guerras a gran escala.

A diferencia de los vehículos ligeros que eran más rápidos al disparar, los tanques podían ser evitados por individuos rápidos.

Dirigiendo su mirada al portal que fue instalada en un gran almacén que se levantó, Aurora solo vio como un mecánico lo ejecutaba.

Este portal conectaba no solo con los diferentes campamentos, sino que con los típicos portales cosmos logrando que algunas personas con acceso pudieran llegar aquí de cualquier parte del mundo.

También permitía moverse a determinados lugares y eso era lo que iban a usar para acercarse a la ciudad.

Tras activarlo, el grupo saco sus armas y entro, llegando a un edificio en donde se encontraba un explorador.

Las barreras de ocultación y magia espacial para evitar que sean detectados estaban instaladas al mismo tiempo que estaban activos algunos artefactos de energía psiónica con la misma función.

Aurora caminando hacia la ventana, miro a lo lejos la plaza en la que se encontraba el portal abismal.

Alrededores del portal y algunos edificios cercanos estaban difuminados debido a la barrera, pero cuando más se alejaban esa barrera desaparecía dejando ver a varios cientos de goblins que se movían para todas partes.

Todos revisaron sus equipos mientras esperaban a que la misión empezara… Esta operación estaba marcando lo que sería tal vez un duro enfrentamiento.

******

Un héroe miró a los militares mientras se preparaban.

Su equipo fue dado por las Empresas Taranis y Cosmos quienes demostraron su apoyo a esta gran calamidad por medio de un pedido de armas.

Si bien solo los mejores soldados participaban en esta operación, era conocido que siempre los ejércitos eran más débiles que incluso gremios.

Tal vez tenían armas pesadas y misiles o tanques, pero los usuarios de habilidades eran individuos que eran capaces de crear una gran destrucción… Y eran más rápidos que un tanque y más versátiles que estos.

Si estos tanques estuvieran antes del gran cataclismo entonces, seguramente serian el mejor equipo de guerra que un país podría obtener.

“¿Se autorizó el uso de armas de guerra?” Pregunto el joven héroe a un compañero paladín de su mismo grupo.

El Paladín era un miembro de la Iglesia del Tiempo y el Espacio de Rango S, un paladín con una armadura de cuerpo completo y con un casco que ocultaba todo su rostro.

“No lo sé.” Respondió el paladín con un tono agudo dejando en claro que era una mujer quien estaba dentro de ese ‘armazón metálico’.

El héroe asintió y tras darle una mirada a su carcaj, escucho el aviso de que comenzaban a moverse.

Su misión estaba comenzando y estaban por adentrarse a la ciudad para generar presión contra las criaturas y reducir su número.

Respirando hondo, con su arco en la mano el grupo comenzó a avanzar por medio de la calle principal mientras el tanque estaba adelante.

La ametralladora del tanque y del vehículo ligero era dirigido desde adentro lo que hizo que fuera un arma segura de usar, pero los soldados estaban por los alrededores.

Los drones volaban por todas partes explorando los alrededores, mientras que otros usaban artefactos mágicos para explorar.

El héroe miró la ciudad que ya había evacuado.

Los edificios estaban a cada lado y estaban en perfecto estado, solo con los autos en ligero desorden por la calle.

Él no había estado al momento de la evacuación, pero sabía que los sacerdotes de la Iglesia del Tiempo y el Espacio participaron abriendo portales para que los ciudadanos pudieran huir.

Los portales portátiles diseñados por la Empresa Cosmos también fueron muy utilizados en este lugar.

Fue una evacuación muy rápida y en tan solo una semana se dejó libre la ciudad para que se pudiera desarrollar el combate, pero el costo de eso fue que muchas personas perdieron sus negocios y sus bienes.

Llevando lo que tenían a mano, los ciudadanos terminaron abandonando su hogar… Si bien ahora el gobierno rumano estaba ayudando para que no se convirtiera en un problema de refugiados, era trágico perder todo lo que construyeron.

Adentrándose a la zona de influencia de los goblins dirigiéndose al portal abismal, el héroe escucho un ruido de un edificio y cuando miro al lugar se dio cuenta de que era una carnicería.

La entrada fue cerrada por una capa metálica dejando en evidencia que el edificio estaba protegido contra ataques de monstruos, pero ahora había un agujero en ella.

El héroe le hizo una señal al paladín y se adelantó con ella a su lado, logrando observar lo que sucedía dentro.

En el interior se encontraba cinco pequeños goblins con sus lobos comiendo todo lo que encontraban mientras que otros cargaban unas mochilas que llevaban esos lobos.

Los lobos eran grandes, siendo bestias mágicas de Rango B, pero como los goblins eran pequeños eran perfectas monturas para ellos.

Los congeladores estaban rotos y la carne era cargada en las bolsas de los lobos sin crear bulto.

Para el héroe las ‘bolsas mágicas’ que eran iguales a los anillos espaciales en función no fue lo más llamativo, lo que le llamo la atención era la forma que ellos comían la carne cruda.

Más que ‘monstruos’ hambrientos, lo hizo sentir como si estuvieran desesperados por comida.

“Grr…” Un lobo gruño, pero el paladín se movió de inmediato realizando varios cortes en el aire.

A pesar de que llevaba una armadura metálica que parecía pesada, sus movimientos con su espada fueron rápidos mientras que el espacio era cortado con cada balanceo de su espada.

“Te quedaste aturdido.” Señalo el paladín logrando que la expresión del héroe cambiara.

“Lo siento, soy nuevo y esta es la primera vez que he visto este tipo de criatura.” Dijo el héroe y dando de vuelta una mirada a los cadáveres, murmuro. “Además…”

Además, se sintió como si estuvieran desesperados por comida… Se tragó esas palabras que dejaban ver algo de empatía que no debería tener.

Era joven en sus veinticinco años, pero ya era un Rango S y en su historial se encontraban diferentes misiones, siendo el rescate de refugiados en las tierras sin ley lo más notable.

En esas tierras había lugares en donde humanos eran tratados como esclavos y a veces incluso ganado… Ayudar a tales personas era un acto notable, pero muy peligroso.

Lo que acababa de ver se sintió como esos refugiados que entraban a lugares abandonados tomando todo lo que pudieran comer para sobrevivir y tratar de escapar.

Si bien en estos tiempos los demonios fueron suprimidos en la zona de Turquía gracias al Gremio Los Caídos y al Rey Demonio Pacífico, volver a tener ese sentimiento hizo que no atacara de inmediato.

Volviendo a salir y uniéndose a la caravana, el héroe oculto ese sentimiento en su mente.

Avanzando cada vez acercándose más al portal, pudieron notar que otro pequeño grupo de goblins patrullando el área.

*Bang*

Un soldado apuntó su arma y disparo logrando golpear el hombro de uno de los goblins.

“¡Guguruaa!” Con sonidos guturales un goblin soltó un grito y los demás empezaron a huir, pero antes de que pudieran llegar más lejos el héroe disparo.

Con una velocidad que hizo honor a su título ‘Ráfaga Veloz’, el héroe disparo diez flechas en un segundo con una velocidad impactante.

Sus flechas fueron rápidas y atravesaron a los goblins en el pecho.

¿Disparo simplemente para tratar de borrar esa duda o porque sabía que en una misión no tenía que dejar que sus pensamientos lo distraigan?

Era difícil responder, pero el héroe se acercó para mirar al grupo y noto que el goblin que el soldado había disparado estaba en el suelo gimiendo de dolor.

Eran criaturas de rango C y las armas que llevaban los soldados podían atravesar su barrera natural y su armadura de baja calidad.

En cuanto a sus flechas, fueron aún más letales debido a que eran lanzadas por un Rango S.

“¡Gurua!”

Rugiendo con ira el goblin rompió un pequeño cristal y desde lejos se escucharon varios aullidos.

“Ya dieron aviso.” Dijo el paladín cortando la cabeza a la criatura y mirando a todos los demás, declaro. “Prepárense, seguramente estarán viniendo.”

No cortaron la comunicación con artefactos mágicos debido a que eso era lo que deseaban… Que ellos vinieran para atacar.

El héroe miró los cadáveres de los goblins y noto que estaban equipados de forma inferior, pero también noto algo de desnutrición.

Lo hizo sentir como esos refugiados que se terminaron convirtiendo en asaltadores para obtener algo de comida… Lo que hacían estaba mal, pero era la causa por la cual llegaron a ese punto lo que resultaba difícil de aceptar.

A veces no había otro camino… Eso era lo que el héroe había descubierto en esas tierras sin ley donde la muerte y los crímenes eran algo del día común.

Mirando a los demás goblins noto lo mismo y a pesar de que intento ocultar su duda, al final murmuro. “¿Esto es una invasión?”

El paladín lo miro en silencio y el héroe se quedó callado.

Esta era la primera vez que había visto esto y resultaba difícil pensar que esas criaturas desnutridas eran ‘invasores’.

Podían ser de Rango C teniendo una fuerza promedio más alta que los humanos, pero para ser un ‘soldado’ invasor… Se sintió que las condiciones en la que se encontraba no eran adecuadas.

“No lo sé, pero lo que estoy seguro es que no quiero que estas criaturas se extiendan por este mundo… No quiero que los pueblos vivan con miedo a causa de goblins que pueden llegar por las noches para saquear y matar.” Declaro el paladín y abriendo su casco revelando su rostro, declaro. “He visto la crueldad de estas criaturas.”

El paladín era una mujer en sus cuarenta y tantos, así que el héroe se dio cuenta de que era una antigua jugadora.

El héroe se quedó en silencio.

Sabía que a los antiguos jugadores no le gustaba hablar de su pasado como ‘jugadores’ debido a las acciones que hicieron… Muchas de ellas demasiado vergonzosas o crueles para recordarlas.

Tratar a individuos vivos como si fueran simples inteligencias artificiales que decoraban el mundo tratando de hacer que todo se sintiera vivo para su disfrute, era los más comunes y en escala de acción lo mínimo que se pudo hacer.

La preocupación más grande de los antiguos jugadores era dejar que esta criatura se extendiera por el mundo… Su rápida reproducción hizo que eso fuera posible.

Una vez que se extendiera por el mundo muchos correrían peligro.

Tal vez este mundo no era como Terra nova donde muchas veces sus aldeas estaban desconectadas y completamente aisladas, pero decir que todo el mundo era seguro era ser demasiado optimista.

No todas las ciudades tenían portales…Y ni hablar de los pueblos o pequeñas aldeas alejadas.

Si se extendían y eran tan salvajes como los antiguos jugadores decían, entonces el mundo no solo se enfrentaría a monstruos, sino que a una raza que podría ser lo suficientemente inteligente como para ocultarse y lo suficiente astuto para golpear en los lugares menos protegidos, con una alta tasa de natalidad agregada a su reproducción acelerada.

Un peligro incuestionable.

“Vamos.” Dijo el héroe revisando otra vez las flechas de su carcaj.

Ese carcaj era a un estilo similar a un anillo espacial lo que permitía que las flechas aparecieran cuando se usaban.

Avanzando rápidamente al lado del tanque, se empezaron a escuchar aullidos y mirando a un soldado que usaba reloj holográfico, noto como por toda el área goblins se movían.

Se dividieron a tres porciones distintas dirigiéndose a los tres lados en donde ellos estaban atacando.

“¡Prepárense!” Ordeno el paladín elevándose en el aire.

Los soldados prepararon sus armas y los paladines se pusieron delante de ellos para ofrecerle protección.

El tanque apuntó hacia la calle y tras un momento se pudo ver decenas de goblins corriendo salvajemente.

Eran los pequeños entre ellos, aquellos que eran conocidos como diablillos por las fuerzas aliadas.

Mostrando sus colmillos mientras babeaban, sus ojos estaban rojos en un estado de locura extremo.

“¡FUEGO!” Ordeno el paladín agitando su espada con fuerza.

Su espada corto el espacio creando una línea en medio de la tierra partiendo a muchos goblins.

Los soldados que usaban armas modernas empezaron a disparar mientras que el tanque y los vehículos ligeros también dispararon.

Era un tanque y dos vehículos ligeros disparando, siendo estos últimos quienes tenían unos cañones más rápidos creando pequeñas expresiones y agujeros.

El héroe disparó sus flechas a una enorme velocidad y las criaturas empezaron a caer por los disparos de armas, flechas y cortes a distancia.

“…”

En tan solo unos segundos todo a su alrededor quedo en silencio y todos miraron a esas criaturas… A los cadáveres.

Pintando el suelo de rojo, algunas de ellas se movieron en agonía en el suelo.

Una masacre… Esa fue la única forma que pudo ser vista.

Cerca de cien diablillos murieron ante los disparos de un pelotón.

¿Eran las armas modernas tan poderosas?

No, solo se trataba de una combinación de demasiados factores y entre ellos mecánicos con talentos de maestrías en armas de fuego y por último dos rangos S junto a tanques con valor de millones.

¿No fue demasiado fácil?

Esa duda estaba en su mente en este momento, pero al parecer no fue el único, ya que los demás también tenían expresiones raras en sus rostros.

Avanzando por la calle principal, lentamente se fueron acercando al portal abismal y todavía no vieron Rango A y no había aparecido un Rango S para que el equipo de captura comenzara su misión.

Fue en el momento que pasaron por un gran edificio de varios pisos, que el héroe sintió una sensación ominosa.

*BOOM*

Ante de que pudiera ponerlo en palabras en la dirección noroeste en donde se debería encontrar el grupo rumano se escuchó una explosión y al mismo tiempo las cosas de su lado cambiaron.

“¡GUruruaaA!” Con un grito feroz desde el segundo piso salto un hobgoblin cayendo arriba de sus cabezas.

El héroe se movió a una enorme velocidad y disparando una flecha con una enorme potencia, atravesó la cabeza de esa criatura.

Antes de que pudiera suspirar aliviado noto como otros goblins saltaban no solo de ese edificio, sino que de otros edificios.

Su tamaño no era tan alto como los hobgoblins, alcanzando el metro y medio con suerte… Ellos eran el otro tipo de goblin más común.

Delgados y ligeramente de baja estatura que el promedio humano, eran rápidos saltando de todas partes del edificio.

Diez, veinte, treinta, cuarenta… El número se empezó a elevar.

“¡Es una emboscada! ¡Tengan cuidado!” Grito el paladín agitando su espada cortando el aire.

Los soldados empezaron a disparar y las metralletas del tanque se empezaron a mover, pero fueron atacados desde arriba y fue difícil.

El héroe estuvo aturdido un momento debido a lo bien que se ocultaron, pero empezó a disparar logrando derribar a muchos de esas criaturas en su vuelo.

“¡Mueran bestias!”

“¡Gurururuaa!”

Ambos lados gritaron y los paladines agitaron sus espadas mientras el espacio se retorcía a su alrededor.

Algunos Rangos A se enfrentaron contra varios Rangos A.

*BOOM*

*BOOM*

Dos explosiones sonaron, una fue del tanque que había disparado su cañón creando un enorme cráter adelante y otra fue la tierra que se partió a la mitad, revelando un túnel de la cual salieron más goblins.

Era como si hubiera una cueva debajo de la ciudad que ellos mismos desconocían.

“No puede ser…” Murmuro pensando en una idea.

Y tal como se esperaba más goblins empezaron a salir de este túnel que los drones no pudieron descubrir.

Era un número elevado duplicando a su pelotón y lentamente aumentando.

Estos no eran dos o tres mil goblins… Tal vez eran más.

Mirando como dos Rango S aparecían junto a varias decenas de Rango A y un gran grupo de Rango B, su expresión se volvió fea.

***Nota del autor:

No se olviden de unirse al discord.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.