Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 209: Esto era…

Capítulo 209: Esto era…

Aurora atravesó el portal y llego a donde se encontraba el grupo de asalto del lado del Imperio Falion.

Apenas su visión se estabilizó pudo notar que la batalla se desarrollaba a un nivel a gran escala.

Un chamán goblin de rango S estaba luchando contra un paladín del mismo rango y ambos tenían una abrumadora experiencia lo que hizo que la batalla fuera muy agitada.

Al otro lado un arquero estaba disparando a una enorme velocidad mientras era perseguido por un pequeño goblin.

Sin embargo, que fuera pequeño no lo hizo igual a los diablillos comunes… Este era un Rango S con una daga que soltaba veneno y una muy alta velocidad.

“Alice el diablillo, voy a ayudar al paladín… Aurora y los demás apoyen a los soldados.” Ordeno Alros de inmediato.

El equipo de Alros y ellas dos vinieron a ofrecer apoyo dejando la misión de buscar un rango S al equipo dirigido por Siba y Meden.

El grupo siempre estuvo preparado para dividirse en varios equipos y apoyarse entre ellos, a pesar de que ahora tuvieron que apoyar al equipo que generaría presión no importaba demasiado debido a que generar una mayor presión aquí, haría que otros tengan la posibilidad de cumplir la misión.

*BOOM*

Mientras Aurora aterrizaba como un meteorito en medio de un paladín y varios hobgoblin de Rango A, Alros con dos espadas curvas cargo hacia el chamán.

Dejando a Alice con sus brazos negros cargar al diablillo y apoyando al arquero.

Aurora dejó todos sus pensamientos de lado y se centró en la batalla.

Sin darle tiempo a que su enemigo reaccionara, Aurora cargo contra un hobgoblin de Rango A y esquivando su corte de espada, golpeo su estómago con toda su fuerza.

“GUgg…”

Soltando un gemido el goblin no espero que lo atacara con una velocidad superior a la que había esperado, pero Aurora sin darle tiempo para que respirara soltó los relámpagos que estaban en su guante.

“¡AHHH!”

Su aullido resonó cuando la armadura metálica que llevaba trasmitió los relámpagos por todo su cuerpo.

El olor a carne quemada llego a la nariz de Aurora, pero ella con una expresión fría lo tomo del brazo y lo lanzo en contra otro grupo que molestaba a sus compañeros.

De reojo pudo ver que la situación estaba desfavorable para su grupo con varios soldados siendo presionados, es por eso que no dudo y su espada apareció en su mano.

Liberando un corte al goblin que estaba en el aire, él junto a sus compañeros fueron partidos a la mitad como una pintura cortada limpiamente.

Ahora no tenía tiempo para dudar… Y ella hizo lo que tuvo que hacer para defender a sus aliados.

Mirando de reojo como varios soldados estaban heridos de gravedad, la hizo darse cuenta de que la situación estaba completamente fuera de su control.

Moviéndose como una máquina, Aurora cargo hacia adelante esquivando las flechas de los arqueros y volviendo a agitar su espada, una fina línea corto a esos arqueros que disparaban desde un edificio.

*BOOM*

Al ver que ella entraba en su lado serio, Alice bajo al suelo y extendió su sombra para proteger a los soldados y tragarse a los heridos de gravedad en su sombra para protegerlos, junto a varios sacerdotes que luego los soltaba cuando realizaban su curación.

Su sombra empezó a cubrir más de treinta metros a su alrededor extendiéndose a los edificios como si quisiera devorara todo con su sombra.

Decenas de brazos se convirtieron en cientos cuando empezaron a salir de su sombra atrapando a todos los enemigos que encontraba a su alrededor mientras que otros brazos perseguían al diablillo de Rango S que cortaba los brazos tratando de envenenarlos, sin resultado.

Alice ni se inmutó cuando sus brazos atrapaban y desgarraban los miembros de sus enemigos u otros lo cortaban cuando se transformaban en lanzas.

Por su parte Aurora se movió por esa oscuridad con su espada en la mano.

Era una espada larga, pero delgada y en sus manos era un arma despiadada.

Sus movimientos fueron rápidos y a cada paso su velocidad aumentaba… Ya como un luchador de Rango B, ella tenía un cuerpo fuerte y eso era porque era un espadachín de Rango S.

Sin embargo, su velocidad siempre fue lo más alto y ahora que volvió a entrenar con su maestro, sus movimientos adquirieron un mayor pulido.

Su espada no tembló cuando corto los cuellos de los goblins o atravesó sus corazones con precisión.

La sangre tiño su ropa de luchador y la espada empezó a gotear con sangre, pero su expresión se hizo más fría.

¿Cuál era la diferencia de matar una bestia mágica inteligente, un humano o en este caso un goblin?

Extrañamente la sangre de todas ellas era roja… Al final, no era una heroína con alto valores era simplemente una humana con sus propios defectos y cualidades, dispuesta a hacer lo que tuviera que hacer.

Y si eso significaba que, si tenía que manchar sus manos de sangre, entonces, aunque su mano temblara, lo haría.

Chocando su espada con un hobgoblin, Aurora pudo ver como su expresión palidecía ante la fuerza de su golpe, pero sin importarle uso su puño para golpear su cara que estaba descubierta.

La nariz verde de la criatura se rompió ante la fuerza de una luchadora de Rango A y cuando esa criatura tomo distancia, Aurora solo lo corto con toda su fuerza.

Un feroz corte atravesó el pecho de la criatura rompiendo su armadura y sin mirar el resultado, Aurora como una máquina entrenada para matar cargo a otro enemigo.

Su equipo redujo enormemente la presión del grupo y con los dos rangos S detenidos, el grupo de los goblins empezó a flaquear.

“¿Alguien disponible? Necesitamos un poco apoyo.” La voz de Siba sonó por el sistema de comunicación de su pequeño grupo.

Aurora miró a los demás.

Alice había extendido su sombra y ahora estaba avanzando en donde estaba el túnel bajo tierra y en donde seguía saliendo esas criaturas.

En otra parte Alros y el paladín tuvieron un duro enfrentamiento contra el chamán goblin a pesar de que eran dos contra uno, la batalla parecía para largo.

Alros le dio una señal ante su mirada dándole permiso para ir y Aurora dando una mirada al grupo militar se dio cuenta de que podían con sus enemigos.

Sin dudarlo, saco de su anillo un pergamino que conectaba con el otro equipo y lo uso.

Sus alrededores se distorsionaron y cuando llego a la posición designada se dio cuenta de que el grupo de Meden, Siba y el grupo militar que lo acompañaba estaban en problemas.

El grupo militar rumano era quien tenía mayores problemas debido a que eran Rango B y si bien su equipo era el mejor, sus enemigos eran fuertes.

Meden y Siba estaban luchando contra dos goblins Rango S cada uno… En un feroz combate, mientras que sus equipos de diez terranovenses luchaban tenazmente con un gran grupo de enemigos.

Antes de que Aurora pudiera moverse, noto como un Rango S que liberaba una gran presencia cayo con ferocidad en el medio del grupo militar.

Era más grande que los otros hobgoblins y también era musculoso, llevando una gran espada en sus manos, su cicatriz en su ojo era de temer.

Balanceando su gran espada corto el brazo a un mecánico de Rango A sin que este se diera cuenta de lo que había sucedido y Aurora sin dudarlo parpadeo a su lado antes de que le diera el golpe final.

*Clang*

*BOOM*

Ese goblin dejo ver que sus músculos no eran broma logrando que Aurora sintiera ligeramente entumecida su mano al enfrentarlo, pero pudo notar que su oponente estaba sorprendido por su fuerza.

Delgada y débil como se veía, era una luchadora de Rango A centrada en la fuerza… Ahora con su espada esa fuerza se transformaba en potencia que hizo de su arma ya peligrosa, fuera demasiado letal.

“¡Vete!” Ordeno Aurora esquivando la gran espada que creo un corte en el aire.

El mecánico apretó sus dientes y tomando su brazo limpiamente cortado, uso el parpadeo de su armadura y llego al centro del grupo de Rango A en donde un mago hizo que dejara de sangrar.

*BOOM*

Aurora esquivo con pasos ágiles los cortes del goblin, cuya velocidad era parecida a su enorme fuerza… Demasiado aterradora.

A su espalda se escucharon explosiones tal vez eran los cortes tan potentes de su enemigo.

*Clang*

Volviendo a chocar espada, el suelo bajo sus pies se agrietó debido a la fuerza del golpe de su oponente.

Entonces Aurora sintió una enorme presencia a lo alto y ambos tomaron distancia mirando al cielo.

En lo alto el Duque Kristoph miraba al portal abismal mientras a su lado la energía mágica cambiaba de forma ante su sola presencia dándole un ambiente de oscuridad.

Cerca de él, se encontraba el Cardenal Auguste liberando una presencia igual de aterradora mientras que la energía psiónica lograba que las personas que lo miraran escucharan voces distantes y extraños desvaríos.

Como un psiónico centrado en ataques mentales, su sola presencia afectaba a las personas que lo miraban.

Al frente de ellos, se encontraba cuatro goblins.

El primero era quien salió del portal abismal, alto, grande y musculoso, su piel de color verde era notable mientras que sus dientes amarillentos le daban un toque de depredador.

Sus ojos liberaban inteligencia y astucia digna de un líder.

A su lado se encontraban otros tres goblins.

Uno era un pequeño ‘diablillo’ igual al que se enfrentaba el arquero, solo que este tenía una mirada más salvaje y feroz, mientras que su rostro llevaba una pintura tribal roja.

En todo su cuerpo se encontraban pequeñas dagas para ser lanzadas.

El otro era parecido al que se estaba enfrentando ahora, un hobgoblin alto y musculoso con un rostro feroz, pero era su compañero quien llamaba la atención.

Su tamaño no era tan alto como su compañero hobgoblin, pero no tampoco bajo como el diablillo, aun así, resaltaba más por su capucha y su mirada llena de sabiduría.

“Gugurua…” La voz del líder resonó y mirando a los dos Rango SS que podían ser consideradas calamidades andantes, dio una sonrisa.

El chamán sacó una esfera negra y este comenzó a brillar.

La barrera que cubría el portal abismal tembló disolviéndose y liberando una onda que se extendió por todas partes.

Los Rangos SS no se movieron al ver que el portal abismal temblaba ante la inestabilidad de la batalla que se había llevado a cabo lejos y sobre todo a los enemigos que tenían al frente.

Ese artefacto hizo que algo se extendiera afectando a todos los goblins y tal como Aurora cuyo oponente empezó a tener un aumento en su aura, los que estaban arriba enfrentando a dos Rango SS también fueron iguales.

Sus auras se elevaron sutilmente logrando que se sintieran poderosas y aplastantes, consiguiendo hacer que los Rangos SS miraran con seriedad a sus oponentes actuales.

“¡GURURUAA!”

Sin darle oportunidad a Aurora para seguir observando, su oponente gruño con ira y mientras que sus ojos se enrojecían con locura empezó a atacar al igual que todos los goblins que estaban a su alrededor.

*Clang*

“Ugh…”

Solo que esta vez fue diferente antes y Aurora, al recibir su espada soltó un ligero gemido debido a la fuerza que había aumentado.

Su velocidad también aumento y sus ataques se hicieron más potentes, logrando que Aurora empezara a acelerar sus movimientos para esquivar evitando enfrentarse a un ataque directo.

Tratando de evitar que huyera, Aurora tuvo que recibir otra vez directamente el golpe de esa criatura y sus brazos temblaron al sentir la fuerza del golpe.

Lo que sea que hizo ese chamán termino con darle un aumento de fuerza a toda su raza… Logrando que las expresiones de todos cambiaran.

Antes de que pudiera tomar distancia, Aurora de reojo pudo ver que estaba cerca del portal abismal y como la barrera se había disipado pudo ver lo que estaba del otro lado.

Rodeando el portal abismal se encontraba un círculo mágico que estabilizaba el portal permitiendo que otros goblins salieran.

Entre ellos no solo se encontraban algunos individuos trayendo todo tipo de suministros, sino que se encontraban algunas pequeñas criaturas.

No eran los ‘diablillos’, eran pequeños niños goblins que salían a los brazos de otros goblins femeninos.

Sus cuerpos ligeramente desnutridos y su mirada entumecida, pero ligeramente desesperada hizo que Aurora encontrara la respuesta a su pregunta de forma instintiva.

¿Esto era una invasión?

No, esa mirada y esa expresión entumecida de aquellos que perdieron todo no era una mirada que la llevaba un ‘invasor’… Estaban huyendo.

Al igual que las decenas de miles de refugiados que había rescatado durante su tiempo en áfrica.

Esas miradas de miedo, temor ante su nuevo destino, pero a la vez desesperada y sin opción, la hizo dar cuenta de que estaban huyendo en busca de algo mejor.

Lo que sea que estuviera del otro lado del portal abismal, era peor que una guerra en donde su gente moría.

*BOOM*

Aprovechando su momento de distracción, su oponente le dio una patada en el pecho y Aurora voló por el aire rompiendo la pared de un edificio.

“Ugg…”

Escupiendo sangre, Aurora tomo una poción de curación que hizo que su dolor disminuyera un poco.

“El objetivo ha sido completado.”

Antes de que pudiera levantarse, un aviso resonó en el sistema de comunicación general y tras un segundo, un rugido resonó.

“Retirada.” Ordeno el Duque Kristoph por el sistema de comunicación.

“¡Váyanse a la mierda! ¡Malditos!”

*BOOM*

Saliendo del edificio que se encontraba, noto que Meden golpeo con su gran martillo que era más alta que ella, un edificio.

El enorme golpe hizo que los cimientos del edificio de más de cuatro pisos se rompieran y las grietas se extendieran por todos los pilares que lo sostenían.

Abriendo sus ojos ligeramente, Aurora noto como ese enorme edificio se rompía cayendo a donde estaban los goblins.

*BOOM*

Una nube de polvo junto a un sonido estruendoso resonó cuando el edificio cayo en la calle principal rompiendo otro pequeño edificio.

“¿Te encuentras bien?” Pregunto Siba tras crear una enorme barrera de fuego evitando que el polvo y los escombros tocaran su grupo.

“Si… Mi traje resistió parte del impacto.” Respondió Aurora con tranquilidad.

No mintió completamente, el ataque fue tan rápido que su barrera no pudo activarse y había sufrido el impacto de forma directa.

Su traje de combate redujo un poco el daño del ataque, pero no fue lo suficiente ante la patada dada directamente por un Rango S dedicado a la fuerza.

Si bien era un espadachín de Rango S, su cuerpo solo estaba al nivel superior de un Rango A debido a que como espadachín se centró en la velocidad.

Abandonando el lugar, Aurora miro hacia atrás mientras observaba como los Rangos SS cubrían su retirada de inmediato.

A su espalda dejaron cadáveres de criaturas mientras que ellos llevaban a los heridos en sus hombros.

Guardando su espada en su anillo espacial, ella soltó un largo y turbulento suspiro.

Sintiendo que su camino era más oscuro de lo que había esperado.

***Nota del autor:

No se olviden de realizar encuesta. No les tomara mas de algunos minutos y si quieren tambien unanse al discord.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.