<- Actualmente solo registrados A- A A+

TG – Capítulo 21: Recuerden llegar temprano.

Leslie uso una escopeta y se enfrentó a un Jabalí.

Ese jabalí sería igual que cualquier otro jabalí, si no fuera por su tercer ojo en medio de la frente.

Debido a la corrupción del caos, la criatura ‘muto’ y un tercer ojo apareció en su frente… ¿O debería decirse se ‘corrompió’?

Aunque no había adquirido poderes extraños, ese jabalí de Rango B, tenía una fuerza y agilidad sorprendente.

*Bang*

Leslie disparo con su escopeta, pero el jabalí no solo cargaba hacia adelante, sino que esquivaba usando su agilidad a su favor.

El disparo golpeo el suelo y Leslie chasqueo su lengua, pero no se puso nerviosa.

Apuntando su mano hacia a donde se dirigiría el jabalí, desde su muñequera un pequeño platillo salió disparado.

Luego otro y otro, cubriendo todo el camino y…

“¡Grahhh!” El jabalí gruño con desesperación y locura cuando los platillos empezaron a vibrar con energía eléctrica.

Como si fuera una red eléctrica compleja, la electricidad empezó a saltar de platillo a platillo cubriendo toda el área.

El jabalí solo pudo retirarse mirando a Leslie con deseo de matarla.

Ella simplemente uso una pequeña caja que estaba en su cintura lado de sus municiones, y tocando unos botones, hizo que la pequeña caja empezara a derrumbarse en pedazos.

Esos pedazos se unieron rápidamente con la escopeta, y el arma empezó a cambiar hasta transformarse en un rifle de asalto.

*Bang*

*Bang*

*Bang*

Leslie disparo con precisión y el jabalí solo pudo recibir los tiros debido a que la red eléctrica lo paralizaba momentáneamente.

Los disparos continuaron y tras una dura resistencia, el monstruo fue derrotado.

En ese momento Leslie fue cubierta por un brillo y al instante siguiente estaba en la sala de entrenamiento.

“Fue un gran combate, felicidades Leslie Haillet ahora te puedes llamar oficialmente un Rango B.” Declaro el Profesor Miller asintiendo casualmente.

Aurora noto como Leslie sonreía, había visto su batalla por la pantalla y era natural que estuviera feliz.

La verdad es que Leslie no fue la única que ascendió de rango, la mayoría de los estudiantes se convirtieron oficialmente en Rango B.

Durante la semana anterior usaron a los estudiantes de invocación lo más que pudieron y aumentaron su experiencia en combates reales, hasta el punto de que tuvieron lo necesario para ascender de rango.

Claro, ellos ya estaban bastante cerca para ascender de rango y solo le faltaba más experiencia, pero igual era un logro notable.

“Les pido que agradezcan a los estudiantes de la Academia Merlín, ellos se han esforzado por invocar criaturas para ustedes.” Recordó el Profesor Miller con un tono serio.

“No hay necesidad, mis estudiantes también han aprendido de los héroes y han obtenido experiencia practicando.” Intervino la Archimago Cécile.

Los estudiantes invocadores asintieron con expresiones solemnes.

Leslie fue el último combate de la semana antes de que los estudiantes de la Academia Merlín se fueran.

Aurora pudo entender las palabras de Cécile.

Los estudiantes no solo habían invocado criaturas normales sino monstruos nacidos del caos.

Tener esa experiencia práctica de invocación, era muy valioso ya que había casos que las invocaciones salían mal y en vez de invocar criaturas normales que estuvieran bajo su control, invocaban monstruos aterradores.

Haber tenido una experiencia de esa clase, podría salvarle la vida en el futuro.

Por supuesto también ganaron experiencia al ver qué clase de invocación era más hábil contra diferentes contrincantes.

Cuando los profesores terminaron su charla, los estudiantes de las dos academias se saludaron entre ellos agradeciendo el apoyo mutuo.

Algunos que otros estudiantes charlaban con sus compañeros de la Academia Merlín, siendo los magos lo que hablaban con sus colegas con más entusiasmo.

Aurora no había interactuado con los estudiantes de la Academia Merlín, es por eso que se quedó al lado de Alice… Eso y por qué Alice ahora estaba en una competencia de mirada con un Archimago de Rango S.

“…” Cécile y Alice se miraron fijamente entre ellas.

Ambas tenían emociones distintas, pero Aurora era la que estaba en medio de esa mirada así que estaba ligeramente avergonzada por su amiga que tras una semana seguía manteniendo su rencor sobre las papitas perdidas.

Aurora le dio un suave codazo a Alice, y cuando está bajo la mirada en sumisión, la Archimago Cécile se acercó.

“Estoy bastante agradecido de que el Profesor Miller haya cambiado el programa a uno más avanzado.” Dijo Cécile con una sonrisa intentando dar conversación.

Como Alice solo comió sus papitas ignorándola, Aurora tosió y comento. “Si, ha ayudado a que muchos estudiantes avancen de rango más rápidamente.”

Es era la verdad.

Para invocar se necesitaba materiales y también la preparación del hechizo, así que se habría gastado bastante dinero, pero el resultado fue bastante agradable de ver.

Una gran cantidad de héroes de Rango B con una experiencia mínima para poder salir al mundo real.

“Si, estoy de acuerdo…” Dijo Cécile con una suave sonrisa ligeramente agradecida de que Aurora hubiera respondido, miro a Alice y pregunto. “¿Qué tal has pensado e unirte a la Academia Merlín?”

Antes de que Alice pudiera responder, Cécile agrego. “Te tomare como mi aprendiz, y te ayudare a mejorar. La Academia Merlín tiene importantes magos como sus estudiantes y profesores, también tiene una gran cantidad de grimorios. Creo que te podría ayudar a desarrollar tus habilidades y convertirte en un Rango S.”

“No…” Respondió Alice de inmediato y cuando recibió la mirada fija de Aurora, agrego. “Gracias…”

Aurora suspiro, la oferta de Cécile eran bastante agradable y solo alguien con la suficiente confianza de lograr mejorar en solitario podría rechazarla.

Alice tenía confianza, pero también tenía bastante rencor.

Sus papitas eran sagradas… Aurora sabía muy bien eso.

La expresión de Cécile cambio por un momento sin entender a la joven que estaba al frente suyo.

Al final suspiro y saco una tarjeta de presentación.

“Es bueno trabajar y ganar dinero siendo un mercenario, pero si logras convertiré en un Rango S, todo podría cambiar. Si cambias de opinión solo llámame.” Anuncio Cécile con una sonrisa y le paso la tarjeta de presentación.

Alice la recibió por puro respeto, pero rápidamente la guardo en su bolsillo y siguió comiendo sus papitas.

Sin saber cómo reaccionar ante esa joven que estaba enfadada por sus papitas, Cécile se despidió y los estudiantes la siguieron.

“Es una pena…” Murmuro Alice y Aurora la miro detenidamente.

Si no la conocería pensaría que se estaba lamentando por haber perdido una gran oportunidad, debido a que era una leal mercenaria y una persona muy trabajadora que no abandonaba a su amiga y compañera de trabajo.

Pero no importa cuánto imaginara la situación, la realidad era muy diferente.

“Me hubiera gustado que me diera papitas como disculpa…” Comento Alice y al ver que Aurora la estaba mirando, dio una pequeña sonrisa. “Ya sabes, como los estudiantes de nivel superior.”

Los labios de Aurora, temblaron.

¿Qué debería decir?

No podía pensar que un Archimago de Rango S, este ‘sobornando-consolando’ a un estudiante con una bolsa de papitas.

Aurora solo suspiro y palmeo los hombros de su querida amiga como si la estuviera consolando.

“Vamos a pedir un aperitivo al comedor antes de ir a clases de historia.” Dijo Aurora buscando una manera más directa para animar a Alice.

Alice asintió más animada.

Aurora no tuvo ninguna duda de que, si Cécile la hubiera invitado una gran comida, Alice seguramente hubiera aceptado ser su aprendiz, aunque no pudiera aprender nada…

******

“¿Están emocionados?” Pregunto la Profesora Villacrés.

Aunque su pregunta estaba dirigida a los estudiantes, Aurora noto que la misma profesora estaba bastante emocionada.

“¡Estamos por viajar a Grecia!” Exclamo la Profesora Villacrés y entre el grupo algunos asintieron emocionados.

Claro, la diferencia de emoción de los estudiantes en comparación con la de la Profesora Villacrés era enorme… Siendo la segunda la ganadora.

Aurora había visitado Grecia, pero solo fue un viaje rápido así que estaba ligeramente entusiasmada, pero había alguien igual de emocionada que la Profesora Villacrés.

“Comida… Ya he planeado el tour en todos los restaurantes importantes tanto de comida griega, como comida de Terra nova… Los manjares de los enanos, las exquisiteces de los elfos, la exótica comida de la raza demoniaca…” Murmuro Alice con un toque emoción y anhelo.

Los demonios eran muy mal visto en la actualidad, pero Alice no era alguien que discriminara y más cuando esa raza tenía una cultura gastronómica tan impecable como cualquier otra raza.

Aurora agradeció que nadie escuchara su murmullo por los problemas de los demonios, pero sin duda estaba igual de entusiasmada como Alice.

Ambas estaban juntas desde que Aurora tenia memoria y eran inseparables, esa era la razón por la que Aurora también disfrutaba comer.

“Recuerden que para ustedes este viaje no solo es turístico, sino que tienen una tarea que realizar.” Recordó la Profesora Villacrés y con un tono serio, advirtió. “Espero que sean respetuosos, pueden tener una manera distinta de pensar y sus opiniones pueden ser muy diferente, pero su deber es ser respetuoso con sus entrevistados.”

Su tarea era hacer una entrevista a los ciudadanos griegos para saber su opinión sobre el Imperio Falion decidiera quedarse con ellos.

Aunque podían pensar diferente, el respeto debía ser su primera prioridad.

“…” Hubo unas ligeras miradas en oposición, pero al final todos asintieron.

La Profesora Villacrés sonrió y con un tono lleno de emoción comento. “Entiendo que algunos de ustedes deben no haber tenido tiempo de arreglar sus asuntos personales debido a sus clases de combate, es por esa razón que hoy terminaremos la clase temprano.”

Con esas palabras la Profesora Villacrés, se fue rápidamente pareciendo ser ella la que tuviera asuntos importantes que atender antes de viajar.

Los estudiantes se alegraron al tener que retirarse más temprano y antes de que pudieran irse, sus relojes holográficos vibraron.

En un mensaje de la profesora, el lugar donde debían reunirse en horario y todo estaba establecido.

“Recuerden llegar temprano.” –EricaTheIceMage.

Tanto a Aurora y a Alice, le llegaron el mensaje de Érica y el dúo se emocionó por su primer viaje ‘escolar’.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.