Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 210: Esa sonrisa no funciona conmigo.

Capítulo 210: Esa sonrisa no funciona conmigo.

“…”

Silencio.

El grupo de ataque llego en silencio al campamento y lo único que escucharon fueron los gemidos de sus compañeros heridos y los gritos de los médicos, curadores y sacerdotes que se encargó de atender a los heridos.

“¿Te encuentras bien?” Pregunto Alice al acercarse rápidamente tras haber dejado los heridos que había ‘devorado’.

Se nota que había escuchado que había recibido una patada directa, tras de que esas criaturas obtuvieran un subidón de fuerza.

“Si, no es nada… Solo fue un descuido.” Murmuro y mirando a los soldados, pregunto. “¿Las bajas?”

Su mirada estaba en el centro médico en donde se seguían llevando a los heridos.

Algunos tenían cortes horribles en sus ojos, otros tenían sus heridas con un color demasiado espantoso dejando en claro que estaban envenenados de forma extraña.

Algunos perdieron sus brazos, piernas e incluso hubo alguien que tenía un gran corte en su estómago.

“Muertos de nuestro lado todavía ninguno… El equipo médico y los suministros de alta calidad ayudaron a frenar la muerte.” Comento Alice y dando una mirada de reojo, agrego. “Mientras hay signos de vida en una persona, siempre se los puede ayudar.”

A pesar de que el ‘todavía’ lo altero, las últimas palabras ayudaron un poco a la moral del equipo de asalto.

Ahora ellos entrarían en una nueva batalla y a pesar de que la magia de curación estaba avanzada siempre podía haber complicaciones.

Los sacerdotes de la Iglesia del Tiempo y el Espacio estaban presentes y a pesar de que tal vez no eran tan hábiles como la Sumo Sacerdotisa Xaali, eran capaces de rezar a su dios para pedir prestado su poder.

Agregando que los materiales eran de la mejor calidad gracias a las empresas farmacéuticas y alquímicas que apoyaban contra el portal abismal, la posibilidad de sobrevivir era alta mientras tuvieran algún signo de vida.

En unas semanas o meses aquellos que perdieron miembros podrían recuperarlo de vuelta gracias al apoyo de la Iglesia que tenía curadores de Rango S realizando tratamiento.

Aun así, eso no mermo lo que sentían.

“¿Qué mierda acaba de suceder?” Pregunto un joven con un tono extraño.

Era el héroe rumano que había acompañado al grupo de asalto y se notaba que estaba sorprendido por lo que acababa de suceder.

No era solo él, sino que también su grupo estaba sorprendido.

La misión fue un éxito, ya que el equipo de los ‘Ejecutores del Orden’ terminaron capturando a un Rango S, pero hubo demasiadas cosas para preocuparse.

La rápida y repentina emboscada que sufrieron, la falta de información sobre su número que termino siendo más elevado que lo normal y como si fuera poco la forma que se ocultaban bajo tierra.

Nadie sabía sobre ello incluso los Rangos SS no lo sabían.

Y como si fuera poco al final usaron un artefacto extraño que hizo que todos los goblins tuvieran un aumento de fuerza que en tan solo unos segundos aumento las heridas y la presión de su grupo.

En ese sentido lograron descubrir parte de sus cartas ocultas, pero era difícil de asimilar esa capacidad.

Sin embargo, Aurora tenía su mente en otro lado.

Esas criaturas estaban alrededor del portal trayendo cada vez más de su gente, pero al mismo tiempo dando la sensación de que estaban huyendo de algo.

Ese sentimiento era preocupante de muchas maneras, pero si se le agregaba que los Rangos SS no se movieron, entonces lograba traer otro tipo de idea más problemática.

De lo que fuera que estaban huyendo hizo que ambos Rango SS dudaran al actuar como si temieran que sus ataques volviera completamente inestable el portal… O como si presionaban a los goblins lo suficiente ellos lo volverían inestable.

Aurora había visto ese círculo mágico y era lógico pensar que si tenían el modo de estabilizarlo también podían hacer lo contrario.

La respuesta a su duda, trajo demasiadas preguntas algunas más preocupantes que otras, pero todos igual de importante.

Y una de ellas era… ¿De qué escapaban?

La respuesta parecía demasiado pesada cuando uno pensaba que ellos parecían tener la voluntad para enfrentarse a un Rango SS, pero igualmente huyeron.

******

“¿Todo se encuentra bien de tu lado?” Volvió a preguntar Clémentine con un tono preocupado.

Aurora podía ver que Nicole, Leslie, Érica, Andrés e incluso Cithrel y Akira que estaba conectada a la videollamada grupal demostraban la misma preocupación.

“Si… Fue una batalla difícil y jodida.” Respondió Aurora y al ver que su palabra hizo que se preocuparan más, dio una sonrisa tranquilizadora y declaro. “De nuestra parte no hubo bajas y al menos nosotras estamos bien…”

Omitiendo que tuvo una batalla agitada y que recibió un golpe por su propia falta de atención, mermo lo que había sucedido.

“Esa sonrisa no funciona conmigo…” Murmuro Akira mirando con una seriedad y un tono bajo preocupado.

Su murmuro solo fue dado de forma inevitable… Después de todo había conocido esa sonrisa que daba calma a aquellos que rescataba.

Ese murmuro hizo que las miradas de los demás fueran más punzantes y al final Aurora, empezó a contarle la batalla detalle por detalle.

La dificultad de la operación y la verdad sobre esa caótica batalla junto a los problemas de desinformación.

No revelo sus dudas sobre el sentimiento de que esto no era una invasión y tampoco contó su preocupación sobre lo que estaba al otro lado.

Era innecesario preocuparlo de más y más cuando esa información permaneció oculta al público.

“Con razón cuentan que hubo bajas en el ejército rumano.” Murmuro Nicole y con un tono raro agrego. “Me preocupé cuando las noticias revelaron eso… Hay demasiada desinformación y genera pánico.”

Revelaron el éxito de la misión, pero al mismo tiempo también contaron de que hubo bajas y eso era más en el lado rumano en donde el grupo estaba más desunido.

Escondieron bastante información y la mayor razón era que se necesitaba analizar detenidamente lo que sucedía.

El mundo estaba mirando y el gobierno rumano que eran los dirigentes de estas tierras tenía que demostrar una imagen fuerte para su gente y para el mundo.

Agregando que este evento representaba demasiadas preocupaciones en varios niveles.

En cuestiones legal, ¿Cómo deberían ser tratados esas criaturas? Con respecto a lo médico, ¿Ellos podían traer enfermedades?

También esas dudas se extendían a los estudiosos de las razas que debatían si eran ‘monstruos’ o una ‘raza’… Y cuando se encontrará una respuesta, otras preguntas aparecerían.

Si era una raza, entonces qué tipo de ‘derechos’ tenía y a qué nivel debería ser tratado.

Llevando a preguntarse, ¿Cómo debería ser tratada esa raza a nivel diplomático? ¿Eran una nación invasora o toda una raza?

Eso sucedió con las bestias mágicas que por bastante tiempo fueron tratados como eso… Bestias que podían ser cazadas y sus cuerpos desmembrados para crear armas y armaduras.

Todo cuando ellas eran inteligentes, tenían sentimientos y emociones, guardando rencor y sintiendo cariño.

Mientras ellos estaban tratando de enfrentarlos tratándolo como ‘enemigos’, el mundo lo analizaba de distintos puntos de vistas.

Eso generaba diferentes opiniones y llevaba a la desinformación general… Después de todo, en los más extraños asuntos las personas dudaban de todo creyendo que el gobierno les mentía e incluso pensando que situaciones eran falsas.

“Es una mierda ser estudiante…” Murmuro Érica sin poder evitarlo.

“…”

Los estudiantes se quedaron en silencio ante las realistas y acertadas palabras de Érica.

Eran estudiantes y eso no solo era porque estaban en la Academia de Héroes, sino que a nivel profesional eso eran.

Ni siquiera eran comparables a los estudiantes de tercer año los cuales tenían una mayor experiencia que los estudiantes normales… Todos eran jóvenes que solo el año anterior terminaron la secundaria.

Su falta de experiencia hizo que, si se enfrentaban a un goblin de Rango A fuera un combate a muerte… Tal vez no todos los goblins eran experimentos, pero solo al ver las bajas y los heridos dejaba en evidencia peligroso que fue para ellos.

Para veteranos y profesionales que habían entrenado más de un año.

“Siempre lo es.” Declaro Akira y mirando a los estudiantes, agrego. “Pero recuerden ese sentimiento y úsenlo.”

Las palabras fueron dadas por una antigua estudiante que logro ascender de rango y como si fuera poco creo su propio gremio de tamaño mediano, el cual tenía bastante influencia en Asia.

Aurora dio un suspiro para sus adentros cuando vio que los estudiantes entendieron el peligro que esto representaba.

No deseaba que vinieran aquí para ayudarla o que trataran de hacer un cambio, cuando no podían asegurar su supervivencia.

Aquí no sería igual que en áfrica en donde había realizado preparativos para tratar de evitar los mayores peligros.

“La paciencia es difícil, pero da sus frutos.” Comento Aurora y cambiando de tema, pregunto. “¿Cómo se encuentran ustedes?”

Su comentario apuntaba de que era mejor tomarse las cosas con calma tratando de usar ese tiempo para mejorar y lograr tener lo suficiente para actuar.

“Bien, las clases ya han terminado y la mayoría hemos vuelto con nuestras familias para prepararnos para las fiestas anuales.” Comento Leslie con un tono simple.

Era diciembre y eso significaba que había bastantes fiestas para disfrutar, tales como navidad y año nuevo que siempre era celebrado.

Ya sea si creían o no en lo que se celebraba, el disfrutar era algo que todos los compartían.

“…”

Hubo otra vez silencio y algunos dejaron ver expresiones difíciles otra vez.

Gran parte de la población mundial se preparaba para las fiestas con todo el ambiente festivo, pero aquí se estaba desarrollando una batalla.

Aurora entendió sus pensamientos, pero no los compartió totalmente.

Eso sucedía a cada momento y preocuparse era demasiado angustiante… Después de todo, cuando se dormía algo que ella no deseaba podía estar sucediendo.

“Oh, también estudiantes de nuestras academias han recibido elixires… Jordán lo tomo y ascendió finalmente a Rango A, dicen que Oliver le dio una paliza para ‘probar’ sus límites.” Comento Clémentine cambiando la atmosfera otra vez y con un tono maravillado agrego. “Ascendió de inmediato.”

Aurora soltó una risa al escuchar esas palabras, Jordán y Oliver eran buenos amigos y era seguro que ambos se probaron para divertirse.

“Muchos de los Rangos B quieren esperar para tomar el elixir cuando asciendan a Rango A. Yo soy una de ellas.” Comento Leslie y soltando un largo suspiro, dio una sonrisa y declaro. “Es demasiado frustrante quedarme atrás, pero siento que puedo superarme y prefiero guardarlo para darme oportunidades de ascender al Rango S.”

Los diferentes rangos tenían diferentes complejidades y dificultades que se extendían de forma diferente para cada persona.

Sin embargo, en lo que todos concordaban era que resultaba ser muy difícil ascender al Rango S e involucraba demasiados factores.

Era un abismo que muy pocos podían atravesar.

Es por eso que todos deseaban usar el elixir una vez que hayan alcanzado el Rango A, para permitirle aligerar esa carga.

Leslie era la única rango B del grupo y estar sola era frustrante, pero eso no haría temblar sus objetivos y su moral… Su objetivo era avanzar lo máximo posible y no acortaría el camino por falta de tiempo.

“Aterrador, ya eres un Rango B con una capacidad de ataque capaz de derribar a un Rango A y con una capacidad física normal de un luchador de Rango B siendo posible aumentar a Rango A.” Murmuro Nicole mirándola de forma extraña.

Aurora se rio y su risa fue contagiosa lo que hizo que todos se rieran al mirar a Leslie que se avergonzó.

Nicole no estaba mintiendo, Leslie no había alcanzado el Rango A en su talento de maestrías de armas, pero en fuerza ya estaba en ese nivel.

Después de todo, aquí presente habían visto sus potentes y aterradores disparos, junto a esa armadura que aumento su capacidad de forma enorme.

Tal vez por su risa, los demás empezaron a contar un poco sobre lo que estaba sucediendo.

Las clases en la Academia de Héroes habían acabado y a pesar de que estaban en sus casas por las vacaciones, también tenían cosas que hacer.

Un ejemplo era Andrés, que según él fue regañado de una forma bastante peculiar… Dándole un entrenamiento riguroso y agitado, en lo que en su tiempo libre tenía que jugar juegos.

Su expresión fue extraña cuando decía eso, pero no explico… No, era más como si no supiera como explicarlo.

Leslie dejo ver que estaba preparándose para seguir entrenando con el objetivo de ascender de rango, se veía muy animada.

Akira por su parte contó un poco del trabajo, pero mayormente invito a los estudiantes por si deseaban visitarla y trabajar para ella.

Esa jovencita era una aventurera de Rango S que podía conseguir algunas mazmorras temporales o misiones de limpiar islas sin demasiado problema.

Hasta podían entrenar con los grupos de Rango A que estaban bajo su mando.

“Oh, también las recompensas extras han llegado.” Dijo Leslie tras recordarlo y dudando un momento, comento. “Aunque la recompensa es un poco extraña en algunos casos. Por ejemplo, yo tengo que ir a los cuarteles militares de la Ciudad Atlántida.”

“Es cierto, a mí me dijeron que tengo que ir a una reunión en la Ciudad Elelín… Pero no es como si dijeran algo más, simplemente mencionaron que mi recompensa estaría en ese lugar y si no voy la pierdo.” Comento Nicole y Leslie asintió afirmando esas palabras.

“En mi caso tengo que ir a un lugar desolado en la región argentina.” Revelo Érica y con una expresión extraña, bromeo. “Si no fuera porque esto viene del Imperio Sudamericano, hubiera creído que me quieren raptar.”

Miembro de una familia rica relacionada con la Familia Real Británica debido al gremio de su padre… Agregándole que era hija única, ella era un objetivo perfecto para aquellos que deseaban raptarla y pedir rescate.

“Y yo pensaba que buscar mi recompensa en la sede de la Empresa Cosmos era raro.” Murmuro Andrés dándole una mirada difícil a Érica.

Ir a un lugar desolado era más extraño que todos los demás, pero Clémentine dio una sonrisa comprensiva.

“Bueno, no estamos tan lejos. En mi caso tengo que ir a un templo budista en Nepal… A pesar de que no es desolado, si está en medio de la nada.” Explico Clémentine con un tono simple.

“¿Por qué?” Pregunto Akira sin entender cómo se podía relacionar con su recompensa.

Clémentine dio una sonrisa y respondió. “Eso es lo mismo que me pregunto yo… La verdad investigué sobre el templo, pero no he encontrado nada.”

Esa respuesta hizo que Akira diera una mirada rara ante esas ‘recompensas al azar’ y por su parte Cithrel sonrió y pregunto. “¿Cuál fue la recompensa de Alice?”

Como miembro participante Alice también recibiría una recompensa al azar, pero Aurora agito la cabeza.

“No lo sé…” Respondió Aurora y al ver que lo miraban raro como si el no saber sobre su amiga fue impactante, ella dio una sonrisa y comento. “Ella ha estado muy ocupada últimamente.”

Los estudiantes asintieron como si entendieran la razón por la cual no estaba hablando con ello, pero Aurora continuo.

“Urfin es su jefe y mayormente cocina para nosotros, así que ella está muy pendiente sobre ese tema… Si le agregamos que entre los miembros del Imperio Falion se encuentran elfos y humanos de varias partes de Terra nova, entonces su tiempo disminuye.” Murmuro Aurora lo más tranquilo que pudo.

“¿Básicamente está probando nuevos platos?” Pregunto Cithrel descubriendo lo que ocultaba sus palabras, logrando que Aurora asintiera con seriedad.

Su amiga era una glotona que era muy fácil de complacer.

Estar en este lugar para ella era como el cielo de los glotones y eso se debía a Urfin que era un excelente cocinero.

Agregando que Alice era fuerte y hermosa siempre había un miembro del equipo terranovense que deseaba demostrar su destreza en la cocina y preparaba algo nuevo con un estilo único de su mundo para complacerla.

Eso era increíble, pero no terminaba en ese punto.

La Empresa Apicius también apoyaba a las fuerzas aliadas y si bien no podía dar armas como la Empresa Taranis o no daba tecnología importante como los portales de la Empresa Cosmos, facilitaba muchos tipos de comidas e ingredientes de alta calidad capaz de recuperar la energía y ayudar al cuerpo.

Era conocido que la Empresa Apicius tenía relaciones con el Imperio Falion y con los comerciantes que llegaban de ese mundo, así que era normal pensar que los ingredientes exóticos llegaban habitualmente.

Todo eso se combinaba y su glotona amiga se encontraba en un lugar en donde la alimentaban con todo tipo de platos de alta calidad… Sin duda era su ‘cielo’.

Algunos dieron miradas raras, pero al mismo tiempo asintieron de forma extraña.

Todos sabían la capacidad de Alice para alejarse de la realidad cuando comía.

Charlando un poco sobre cosas al azar, lentamente los estudiantes se empezaron a despedir al darse cuenta de que estaba haciéndose tarde.

El asalto fue realizado a la mañana y su llamada fue realizada de inmediato cuando escucharon las noticias que los preocuparon.

Es por eso que empezaron a despedirse rápidamente.

Al final, solo quedo Akira y Cithrel, siendo esta última quien dio una mirada seria.

“Aurora si necesitas ayuda, sabes que puedes contar conmigo.” Dijo Akira y mirándola con seriedad, declaro. “Si me haces un lugar puedo ir a ayudarte.”

Aurora dio una sonrisa ante esas palabras.

Eran cierto que los portales abismales ya estaban aquí y muchos solo miraban desde lejos por varias razones.

Algunos no le interesaban, otros pensaban que estaba lejos de ellos y algunos simplemente dejaban que otros se encargaran de la tarea.

Sin embargo, entre ellos se encontraban individuos como Akira que tenía que dirigir un gremio y realizar frecuentemente bastante trabajo.

Las mazmorras temporales eran frecuentes, las mazmorras naturales se recuperaban rápidamente y si se le agregaba las islas o las criaturas de mar que siempre eran peligrosas, entonces era bastante trabajo.

En la actualidad los portales abismales representaban un peligro, pero ese peligro era uno latente que faltaba explotar totalmente.

Los goblins podían ser asesinados, pero la incertidumbre del otro lado era lo preocupante.

Aun así, la tierra se enfrentaba a diversos peligros sin la intervención de los portales abismales.

Las criaturas marinas podían llegar a las playas y asesinar inocentes, las mazmorras temporales podían desbordarse y erradicar pueblos enteros.

Agregando que de vez en cuando aparecían monstruos al azar en las ciudades, todo se convertía en un gran problema que no podía y no debía ser ignorado.

Akira que realizaba este tipo de trabajo y por lo general de forma gratuita, tenía demasiado trabajo.

Sin embargo, incluso con todo ese trabajo estaba dispuesta dejarlo para venir a apoyarla a ella.

Aurora se rio felizmente lo que hizo que Akira se sintiera tímida.

“Vamos, estoy hablando seriamente.” Murmuro Akira tratando de cubrir su timidez en su fruncir de ceño.

“Lo sé y por eso es divertido.” Respondió Aurora con una gran sonrisa y sin evitarlo, comento. “No es necesario que vengas. Sé que tienes mucho trabajo y responsabilidades.”

“Independientemente de que suceda, estoy en una buena posición.” Agrego Aurora y mirando a Cithrel, declaro. “Extrañamente soy una capitana de las fuerzas imperiales y eso significa que tengo cierta libertad y a la vez cierta participación en todo.”

Era cierto que debía seguir a su jefe, pero en este caso su superior era Urfin y no solo habían trabajado juntos, sino que también se conocían muy bien y como si fuera poco fue ‘recomendada’ por la jefa que estaba en la cima.

Cithrel dio una sonrisa ante su mirada ligeramente agradecida y tras intercambiar unas palabras, Akira termino la llamada, dejando a ambas solas.

Antes de que Aurora pudiera agradecerle otra vez, Cithrel empezó.

“También dejaré la academia.” Revelo Cithrel y sin necesidad de que preguntara, explico. “Ahora que no estas, mi distracción ha desaparecido. Así que ahora puedo hacer lo que me motivo a venir a este mundo.”

Marcándola como ‘distracción’ sus ojos brillaron con un tono coqueto que ni intento ocultar.

“Bueno, tienes a Taqiyya.” Bromeo Aurora con una sonrisa, empujando a esa jovencita a la boca del depredador.

No se sentía tan mal dejarla con el caballero galante, ya que ese conejito blanco con el nombre de ‘Taqiyya’ iba sola a la guarida de ese depredador.

“Ella también tiene su recompensa al azar, así que estará muy ocupada. Solo pasaré estos días festivos terrícolas con ella, ya que es huérfana y quiero hacerle compañía.” Revelo Cithrel y ante de que Aurora pudiera dar una sonrisa agradable al escucharla, la princesa la miro y con un tono ambiguo, comento. “No tienes que ponerte celosa, ella sabe que estoy interesada en ti y no le molesta… Así que pudo hacerte compañía a ti también.”

Un comentario coqueto que dejaba al descubierto bastantes cosas peculiares y que hizo que Aurora se avergonzara y se pusiera ligeramente roja.

Cithrel soltó una carcajada al ver que movió la cámara de su reloj holográfico para que no fuera grabada.

No era su culpa, Cithrel tenía demasiados puntos de encanto y eran tan efectivos en la realidad como a través de cámara.

—…

Su sistema que había estado callado últimamente libero tres puntos como si dijera que su excusa mental fue innecesaria.

Tras varios minutos, Aurora se recompuso y miro a esa princesa que estaba dando una gran sonrisa.

“Si quieres que te ayude en algo siempre puedes avisarme… Estoy pendiente y dispuesta a prestarte una mano… No solo para agradecerte, sino que como mi amiga.” Declaro Aurora con calma al ver la sonrisa de esa princesa.

Al escuchar esas palabras, la expresión de Cithrel dudo y tras un momento pregunto. “¿Aunque no fuera lo que parezca y guarde demasiados secretos?”

La expresión de Aurora no cambio al escuchar esa pregunta.

“Incluso si eres un pervertido como Alice siempre dice, no me importaría demasiado… En cuanto a los secretos… ¿Quién no guarda uno?” Dijo Aurora con una sonrisa entremezclando ligera seriedad con una broma.

Ella tenía secretos desde su sistema, sus maestros o su pasado.

Al ver que la expresión de Cithrel cambiaba de distintas formas tratando aguantar su risa y a la vez sintiéndose un poco tocada, Aurora continuo. “La amistad para mí no se trata de descubrir los secretos del otro o intentar hacer que lo revele… Se trata del apoyo mutuo.”

Ella tenía sus propios secretos e incluso con Alice… Que básicamente le oculto que se había reunido con Kairos múltiples veces.

Tal vez no era nada ‘preocupante’, pero era un secreto y sabía que Alice también guardaba sus propios secretos.

“Entiendo… No es necesario, todavía no he comenzado formalmente. Aunque tengo una idea por dónde empezar mi búsqueda.” Revelo Cithrel y con una media sonrisa, murmuro. “Aunque dudo que encuentre algo.”

Le revelo que estaba buscando a alguien, pero Aurora no pregunto más y espero que si fuera necesario ella se lo explicara.

Aun así, sabía de quien se podía tratar.

Tras su despedida, Aurora soltó un largo suspiro ante este largo día.

***Nota del autor:

No se olviden de realizar encuesta. No les tomara mas de algunos minutos y si quieren tambien unanse al discord.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.