Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 216: Cupón.

Capítulo 216: Cupón.

Aurora miró a la máquina con una mirada seria.

Era una máquina bastante grande tal vez ocupando la mitad de un conteiner.

Tal vez ella no era una experta en temas de tecnología o magia teórica, pero podía notar la mezcla entre la magia y la tecnología en la máquina.

Una esfera contenía complejos grabados en su interior y ese era el hechizo que hizo que las criaturas salieran.

“Magia y tecnología. El hechizo fue analizado por el mismo Duque Kristoph, se trata de un hechizo que debilita la barrera dimensional. En tiempos normales seria usado para traer unos cuantos monstruos, pero si se usa con una máquina puede generar una onda para debilitar la barrera.” Informó el investigador en jefe y revisando sus datos, explicó. “Debilita la barrera dimensional en un área de varias decenas de kilómetros, pero su efecto no es lo suficiente para desgarrarla… Incluso si se juntaran varias máquinas sería imposible causar el ‘desgarro’.”

Era de conocimiento común que la barrera dimensional se debilitaba lentamente y los Dioses de la Tierra trataban de que se hiciera de una manera más lenta que la natural buscando que las energías entraran con sutilidad sin ocasionar un grave peligro.

Es por eso que en la actualidad eran vistos mayores rango S que hace unos años.

La densidad de la energía mágica actual permitió que muchos ascendieran de rango y en el futuro seguramente sería aún más evidente.

El desgarro por el contrario era una grieta en un barco… Si era lo suficiente grande entonces el agua empezaría a entrar y antes de que se dieran cuenta era posible que se hundiera.

Claro, en esta analogía el ‘agua’ era ‘Caos’, esa energía supuestamente divina capaz de crear monstruos atroces.

Aurora no pudo negar su alivio al darse cuenta de que la máquina no podía crear tan atrocidades.

“¿Puedes localizar las ondas que emanan? ¿O puedes al menos crear un radar para tratar de localizar tales señales?” Preguntó Aurora con curiosidad y seriedad.

Las ‘ondas’ que emano fueron indetectables debido a la superficialidad de la acción, pero igualmente debilito la barrera dimensional en esta zona.

La máquina parecía darle esa cualidad indetectable para Archimagos de magia espacial.

Era interesante si uno pensaba en la magia.

Si alguien usaba una máquina para teletransportarse entonces un Archimago de magia espacial solo detectaría que el espacio se agita, pero no que la energía mágica se mueve.

Era como un psiónico y un mago… Ambos podían controlar el fuego, pero el mago usaba el ‘elemento fuego’ mientras que el psiónico usaba las leyes ‘físicas’.

Por medio de la energía mágica y psiónica se llegaba al mismo punto, pero por dos caminos diferentes con sus propias ‘reglas’ y ‘leyes’ independientes.

Es por eso que fue costoso combinar la energía mágica y la tecnología, pero a pesar del costo muchos lo lograron.

Aquí estaba presente un investigador de la empresa que fue pionera en esta combinación de todo en uno de forma armoniosa.

“Sí. Ya la Empresa Cosmos está desarrollando una contramedida es difícil precisar si llegara a funcionar debido a que siempre se puede cambiar la frecuencia. Aun así, nos esforzaremos.” Respondió el investigador y mirando la máquina, declaró. “También analizaremos los componentes y trataremos de ver una marca o algo que nos permita detectar quienes le ayudaron a diseñarlo.”

Si algo maravilloso tenía la tierra era su tecnología y eso era algo que ni Terra nova o los demonios que vinieron hace cinco años tuvieron.

Pero eso no sería para siempre y de la misma forma que el Imperio Falion según Cithrel aplicaba medidas para el uso de la tecnología en su imperio, los demonios eran iguales.

Solo que la diferencia más grande era que en Terra nova no tenían los expertos que tenía en la tierra y eso significaba que si los demonios conseguían un aliado entre los humanos, era posible crear hazañas como esta.

Después de todo… ¡Los demonios estaban usando tecnología!

Una única maquina hizo que las apariciones de monstruos aumentaran lo suficiente como para alarmar a las autoridades y si uno se ponía a pensar entonces la posibilidad de que fuera peor aparecía.

“No hay necesidad de alarmarse. Si bien ellos pueden crear esta máquina seguramente le llevo un gran tiempo y costo para desarrollarlo, todavía están muy atrás… Nosotros podemos crear una más poderosa.” Dijo el investigador con orgullo y tal vez debido a que la máquina no era algo bueno, tosió y comentó. “Claro, también es posible crear una contramedida para impedir que esta máquina tenga efecto.”

Se notaba que el investigador se encontraba entre aquellos que estaban en el núcleo de la Empresa Cosmos, ya que su orgullo no solo fue evidente, sino que la capacidad de su departamento también lo fue.

Tal vez dejo salir eso para relajar su expresión, al final no importaba.

“Es grandioso, pero el problema es que no todos los países se pueden permitir una contramedida y si somos más pesimistas no todas las ciudades podrían tener este tipo de máquina.” Analizó Aurora y al ver que su comentario no sonaba agradable, añadió. “Lo mejor sería tener un detector para rastrear la fuente de esas ondas.”

Entendía que podía crearse contramedidas y no solo por el lado de la tecnología, sino que por un lado mágico… La tecnología y la magia eran impresionantes a su manera.

El problema era que si los demonios usaban estos en zonas donde no pudieran permitirse comprar una contramedida, era posible que la gente sufriera cruelmente sin poder encontrar la causa.

En ese sentido ella tuvo bastante suerte al encontrar esta máquina, pero la suerte no estaría de su lado en el futuro.

Un aumento de los monstruos estaba apareciendo no solo estaba sucediendo en esta pequeña ciudad, sino que también en los campos y otras ciudades y pueblos de los alrededores también estaban sufriendo lo mismo.

Si no fuera porque entre más tiempo pasaba más gente se unía y era posible enviarlos a esas áreas, entonces seguramente tendrían problemas.

“También lo pienso. Ya nos han dado permiso para llevárnosla empezaremos de inmediato.” Declaró el investigador con seriedad al ser influido por su tono.

Aurora lo dejo que hiciera su trabajo con el equipo de la Empresa Cosmos.

—Tu seriedad lo agito…

Su sistema dio su comentario silencioso logrando que la expresión de Aurora temblara.

No podía negar que se volvió demasiado seria, pero eso era así cuando pensaba que los demonios usaban tecnología.

Era conocido que la Empresa Cosmos se limitaba demasiado con sus proyectos de investigación y no compartía su tecnología, era un asunto de crítica, pero también era un método para limitar el desarrollo.

Si ellos dieran sus planos para crear esos enormes ‘Portales Cosmos’ sería ingenuo pensar que solo los ‘buenos’ lo usarían.

Y ni hablar de otras tecnologías que podrían tener.

Un hechizo podría destruir toda una ciudad, era cierto… Pero también lo podía hacer una bomba nuclear.

Peor aún, si el desarrollo se dejaba libremente crear una bomba con energía mágica o psiónica era posible.

La magia con sus hechizos ‘prohibidos’ y las investigaciones peligrosas, eran considerados un problema, pero la tecnología también tenía lo suyo.

Si le preguntaban cuál era el camino, entonces no tendría respuesta.

El desarrollo era necesario y la investigación también.

El ‘conocimiento’ no era lo peligroso, sino que las personas que lo usaban y como lo usaban era lo que resultaba peligroso.

Y esa forma se podía extender a todo incluso a algo tan ‘simple’ como una espada o cualquier arma…

Dando un largo suspiro, su reloj holográfico resonó dejando ver una llamada de Urfin.

“Perdón por molestar, esperaba llamarte un poco más tarde para darte información confidencial y tu próxima misión, pero… Alguien vino de visita.” Dijo Urfin con una mirada profesional y seria.

“¿Quién es?” Preguntó Aurora sin negar su curiosidad.

“Es alguien que te busca a ti y Alice…” Respondió Urfin y soltando un suspiro, murmuró. “Parece una visita personal.”

******

Aurora miró la persona que estaba dentro de la sala.

Era una elfa de orejas largas que tenía una gran belleza incluso entre los elfos, pero lo que destacaba no solo era su uniforme de secretaria profesional, sino que sus ojos y cabello blanco.

Ese individuo se levantó y dio una sonrisa profesional la misma que les daba a diplomáticos de alto rango cuando estaba al lado del Emperador Víctor.

Aurora miró a Alice preguntándose si tenía alguna relación, pero al ver que ella agitaba su cabeza, comentó. “Perdón por la tardanza.”

“No, es necesario disculparse. Interrumpí en medio de su trabajo y prácticamente hice que vinieran.” Dijo la elfa e inclinándose, se presentó. “Ersin. Secretaria de Su Majestad Víctor Pellegrini.”

Respetuosa y amigable, su sonrisa era cordial a pesar de que esa mujer estaba cerca de uno de los hombres más poderosos del mundo.

Aurora se presentó junto a su amiga, aunque sabía que era innecesario y luego se sentó en el sofá invitándola cortésmente, pero de igual forma no pudo ocultar su duda y sorpresa.

¿Por qué estaba aquí?

Esa pregunta revoloteaba en su mente y a pesar de que su amiga estaba comiendo sus papitas, también tenía una mirada igual.

“Estaba de pasada y Su Majestad me envió a entregar sus recompensas.” Informó Ersin ignorando la duda de ambas.

¿Era irrespetuoso dudar en este momento? Si lo era, pero eso era lo único que podían hacer cuando la secretaria del mismo Emperador Víctor vino en persona.

Sacando una caja mediana de su anillo espacial, Ersin lo abrió con cuidado revelando una botella con un líquido rojizo con pequeños tintes plateados.

Aurora pudo notar que la expresión de Alice se entrecerraba y la razón era…

—Eso no es un elixir común.

“Este es el Elixir especialmente diseñado para un luchador.” Informó Ersin y sin preocuparse por sus miradas más serias, explicó. “Gracias a su ayuda la última vez por detener el criminal, Su Majestad Víctor fue más generoso a la hora de preparar este elixir.”

“La palabra ‘generoso’ está rebajando lo que están ofreciendo.” Intervino Alice dejando sus papitas de lado y dando una mirada seria.

—Ese elixir no solo dará ‘posibilidades’ a un Rango A para ascender, sino que fortalecerá el cuerpo dando una mejora física total… Resistencia, fuerza y reflejos entre algunos beneficios para la mente y los órganos internos.

Básicamente era…

“Un pequeño tesoro… Eso es lo que están ofreciendo por detener un criminal y ganar un torneo internacional. Muy diferente a cualquier otro estudiante.” Precisó Alice con seriedad como si quisiera demostrar que lo que estaban dando era demasiado descabellado.

Otros estudiantes ya habían recibido sus elixires y Aurora también había visto los elixires ‘comunes’ de los luchadores.

Era cierto que los Rangos B aumentaron de rango de inmediato, pero el problema era que todos los elixires se parecían entre ellos y si bien eran excelentes, no era como esto.

“Como dije, Su Majestad solo está mostrando su amabilidad de esta simple forma.” Respondió Ersin con una sonrisa profesional disminuyendo el asunto al mínimo.

Aurora sintió que había algo más, pero trato de no ser descortés así que solo dio una sonrisa a medias y comentó. “Gracias.”

Entonces le dio una mirada a su glotona amiga que era cautelosa y ella asintió de forma simple.

No era que Aurora no tuviera sus dudas, pero la otra parte lo hizo ver como una mejora al premio de Alice y como si fuera una ‘recompensa’ por el haber detenido los criminales.

—Está apuntando a ti.

Su sistema dio otra vez su comentario y la expresión de Aurora tembló por un momento… Claramente lo sabía y de eso venía la cautela de su glotona amiga.

No era como si el ‘elixir’ pudiera estar envenenado, sino que era demasiada consideración por simplemente detener un ‘criminal’.

Había sentido la ‘consideración’ de las autoridades del imperio sudamericano y ahora lo estaba sintiendo otra vez.

“También se encuentra la recompensa al ‘azar’.” Agregó Ersin con una sonrisa tranquila mirando a Alice y sin importar sus miradas, saco un pequeño ‘cupón’ y declaró. “Esto… Se puede considerar como un cupón para un favor del Emperador Víctor.”

La expresión de Aurora se derrumbó al igual que la de Alice, pero Ersin continuo. “Les permitirá usarlo y pedirle un favor directamente a Su Majestad, uno que tratará de cumplir con toda su voluntad.”

Alice miro de inmediato a Aurora, pero al ver su mirada aturdida ambas agitaron la cabeza.

“No conocemos al emperador y no nos merecemos tal ‘grandiosa’ recompensa. Así que me parece extraño que sea ofrecida tan ‘amablemente’.” Declaró Alice con un tono sarcástico que no ocultaba su duda y cautela.

Aurora tosió y comentó. “Lo rechazamos, creo que no merecemos esto.”

Le estaban ofreciendo un favor del Emperador Víctor y muchas personas estarían riéndose felizmente por recibir tan recompensa.

No se trataba solo de la fuerza del Emperador Víctor, sino que también su riqueza y su autoridad en el Imperio Sudamericano… El favor de tal individuo era algo que seguramente sería extremadamente valioso.

“Además, creo que con el elixir es suficiente.” Anunció Aurora con una sonrisa, pero con unos ojos serios.

Se le había avisado antes del duelo de Xu Long y se le pidió su cooperación fue un claro ejemplo de consideración por ambas… Ya que incluso si no le avisaban era posible que la situación terminara de igual forma.

Esa fue una señal de buena voluntad para demostrar un poco de lo que estaba sucediendo.

Ese día el Emperador Víctor fue atacado por decenas de medios y personas importantes de todo el mundo, tan solo para que la noche siguiente dejarlos a todos aturdidos ante la gran limpieza de las mafias.

Se notaba que todo estaba preparado y lo quiso de esa manera… Tal vez había cosas que no sabía, pero era igual.

Una persona de tal calibre no demostraría su consideración al menos que deseara o quisiera algo de ellas y Aurora no le gustaría pedir favores a desconocidos para luego devolverlos.

Después de todo, nunca se sabía que era lo que la otra parte exigiría y ella no deseaba tener que cruzar los límites por un favor de alguien que no conocía.

En ese sentido se sentía igual que los demonios que hacían tratos y susurraban palabras bonitas con recompensas agradables, para después atarla completamente.

¿Paranoica? Tal vez, pero si cedía y llegaba a lo peor, no era lo suficiente fuerte como para enfrentarse a alguien del nivel del Emperador Víctor.

Ersin en vez de molestarse por su cautela se rio entretenida y comentó. “Esto no es un truco o algo de ese estilo. La verdad es que Su Majestad Víctor no tenía una forma para recompensarlo, así que pensó en esto.”

¿Era la verdad?

Su sonrisa parecía decir que había más cosas, pero sus palabras sonaron creíbles… A ese nivel estaba la persona que estaba hablando.

“Si no me crees puedes mirar el cupón.” Dijo Ersin y cuando Aurora recibió el cupón y noto su expresión temblar, indicó. “Acabábamos de llegar de almorzar y nos dieron este cupón… Su Majestad Víctor sin saber que darle de recompensa, decidió dar un cupón de favor. Según sus palabras un ‘vale todo’.”

La expresión de Aurora se derrumbó por segunda vez en el día y sus labios temblaron al ver el cupón de un restaurante griego.

No parecía ser un restaurante elegante lo que hizo que el cupón fuera bastante simple, pero si uno miraba la parte libre estaba escrito ‘favor’ y luego llevaba la firma diminuta del emperador.

Alice puso una expresión extraña y al igual que Aurora dio una mirada a Ersin como si esperara que fuera una broma.

“Sería genial que fuera un plan a largo plazo o una señal de buena voluntad, no estaría obligada a traer ‘eso’.” Declaró Ersin con un tono que revelaba una ligera molestia al señalar el cupón, pero luego volvió a una sonrisa y comentó. “Sin embargo, esto es lo que es.”

Se notaba que sus emociones atravesaron su actuación profesional, pero al final se recuperó con una sonrisa elegante.

Antes de que Aurora pudiera decir algo, Ersin continuo.

“Este ‘cupón’ es insignificante el acto en sí es lo que vale.” Expresó Ersin y dando una sonrisa profesional, agregó. “Su Majestad Víctor también menciono que lo hizo por su conocido. Tal vez lo conozcan como el ‘Gigante de acero’. A pesar de que se ha retirado, en su tiempo tuvo una gran conexión y es por eso su consideración hacia sus hijas.”

Si un cupón realizado al azar hizo que su cautela disminuyera que mencionara el título de su padre hizo que Aurora se relajara un poco.

Tenía sentido de que fuera considerados con ellas cuando eran las hijas de alguien que había conocido.

Su padre fue alguien que estuvo muy activo antes y a pesar de que se había retirado durante un tiempo su título seguía siendo reconocido.

Claro, ellas se mantuvieron muy bien ocultas y muy pocos sabían que ese hombre tenía hijas o que ambos estaban conectados… A ese nivel se encontraba su seguridad personal y la de sus padres, así que era notable que alguien lo conociera.

También le daba la posibilidad de llamar a su padre para preguntarle sobre Víctor y si era bueno recibir ese ‘cupón’ de él.

“Por ahora pueden guardarlo.” Dijo Ersin y revisando su reloj holográfico, añadió. “Me disculpo, pero tengo que retirarme.”

Con esas palabras y una despedida clara, ella se alejó con calma.

Aurora activo su barrera en la habitación y con una mirada seria, preguntó. “¿Qué crees?”

“Se sintió raro. Como si sus palabras finales fueran una excusa que fue preparada en caso de que nosotras tratáramos de rechazarlo.” Respondió Alice volviendo a abrir su bolsa de papitas.

“Eso fue preciso…” Murmuró Aurora, pero estuvo totalmente de acuerdo.

Sin embargo, la forma de comprobarlo era simplemente llamando a su padre.

******

El espacio se distorsionó en lo alto de un edificio y una elfa de cabello blanco salió, dirigiéndose al hombre que se encontraba en la esquina del edificio balanceando sus pies.

Este edificio era de varios pisos y le daría miedo a la caída a cualquier persona común, pero ese hombre solo estaba mirando como un niño tranquilo.

“Oh, por lo que veo fue difícil…” Murmuró el Emperador Víctor al darle una mirada.

“Su cupón funciono Su Majestad, no pensé que su acto tan fuera de lugar resultara ser efectivo.” Comentó Ersin honestamente logrando que el Emperador Víctor se riera.

“Es normal. Alguien inteligente tendrá demasiados pensamientos cuando alguien poderoso quiere ‘regalarle’ un favor… Y más cuando viene de alguien como yo.” Dijo Víctor con una sonrisa y mirando la ciudad Constanza en donde los goblins se encontraba, explicó. “Es por eso que tiene que ser un acto ‘inesperado’. Esas acciones que hacen los poderosos cuando están aburridos y parecen realizada de forma espontánea.”

“También dije que conocía al ‘Gigante de Acero’… Esas dos pequeñas cosas hicieron que aceptara sus acciones.” Agregó Ersin de forma indiferente y con curiosidad, preguntó. “¿De verdad lo conoce? ¿O mintió?”

El Emperador Víctor miró hacia adelante a la ciudad infestada de criaturas verdes y sonrió. “Bueno, fui a su casa varias veces a visitar a mi amigo y desde ese momento lo conozco.”

***Nota del autor:

Aqui la encuesta.

Por aqui el discord en donde pueden ir a dejar sus teorías locas y a dejar todas sus dudas e incluso comentarios para mejorar. Mientras no sea spoiler, responderé.

Como siempre gracias por pasar y comentar. Ya volvimos a la historia del presente.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.