Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 218: ¿Qué vamos a hacer?

Capítulo 218: ¿Qué vamos a hacer?

Aurora suspiró de forma evidente.

“No te estreses hija. He conocido a Víctor, al menos nos hemos visto muchas veces. Puede ser un manipulador, mentiroso y alguien demasiado astuto, pero le importan sus verdaderos amigos.” Dijo su padre por teléfono.

Su tono era tranquilo y calmado como si estuviera describiendo a alguien al azar.

“¿Debería tranquilizarme con eso?” Preguntó Aurora sin saber que decir.

Su padre era un hombre serio y este comentario no parecía en broma, lo que hizo que se sintiera como si fuera la verdadera forma que veía al Emperador Víctor.

“Tal vez, no soy muy bueno en esto.” Respondió su padre con un tono medio bromista y al escuchar que Aurora soltaba una pequeña risa, comentó. “Pero al final no importa. Pídele a Alice que revise tu elixir, ella perseguía a tu madre cuando iba a su laboratorio de alquimia. Así que sabrá una que otra cosa, si sigues dudando entonces pregúntale a tu maestro.”

“En cuanto al favor… Es un favor gratis, úsalo y si te viene a exigir algo recházalo y luego llámame, lo arreglaremos como verdaderos luchadores.” Anunció su padre con un tono elevado dejando ver su emoción por una batalla futura que podría no suceder.

Aurora pudo sentir esa emoción tan clara de un luchador animado por una batalla.

No le importaba que la otra parte fuera un rango SSS, solo estaba dando un comentario sincero para tratar de que se relajara.

Ella se quedó en silencio un momento y luego murmuró. “Nunca dijiste que es tu amigo.”

Su padre parecía conocerlo bien, pero a pesar de que dijo que al Emperador Víctor le importaban sus verdaderos amigos, nunca dijo que él era su amigo.

“…” El silencio se extendió por el otro lado y luego una pequeña voz sonó en pregunta. “¿Qué hago?”

“Ella no tiene intenciones de buscarlo… Y ahora se encuentra con su trabajo, sobrecargarla demasiado será problemático.”

Esa voz sonó en un tono bajo como si el otro lado estuviese cuchicheando, pero su padre no cubrió el micrófono para que no lo oyera, así que pudo escuchar claramente la voz de su madre.

“¿Escuchaste hija? Tu madre ha respondido por mí.” Dijo su padre con una risa entretenida y como si sintiera las emociones de ella, enunció. “Yo no te empujaré indirectamente como tu madre para que busques… Si deseas saberlo entonces tienes que estar preparada para juzgar, decidir y entender si lo deseas, todo mientras escuchas.”

“Ahora creo que eres lo suficiente adulta y tienes tus propios sentidos de valores para no ser influenciada. Hay demasiadas verdades que nosotros sabemos y que tú no. En algunas tengo la posibilidad para decirla directamente, otras necesitas averiguar por tu cuenta o esperar a que te la digan e incluso preguntarlas directamente.” Declaró su padre con la suficiente seriedad como para que ella se sentara recta y como si sintiera sus emociones, agregó. “Pero al final depende de ti decidir si querer descubrirlo.”

Aurora se quedó en silencio.

“Piénsalo. Tu madre dice que las quiere mucho a ambas, yo también lo hago. Aunque estemos retirados, si necesitas ayuda solo llámanos… Si bien entiendo que eres lo suficiente capaz y no deseas molestarnos, somos familia y por ti estaremos en cualquier parte. Recuerda también cuidar a tu hermana.” Anunció su padre con una voz cálida.

Y antes de que se diera cuenta ella se había despedido y se encontraba en silencio en su sofá.

Sabía que sus padres sabían muchas cosas y cuando analizo a los otros niños y sus familias se dio cuenta de la realidad.

Desde que tenía memoria tenía un ‘sistema’ y había alguien en su cabeza, no era una ‘voz’ pero eran textos y era lo mismo.

Ningún otro niño tenía eso… Fue lo mismo con su maestro y ese espacio.

Ni hablar de las capacidades de su ‘sistema’ que no estaban definidas y como si fuera poco sus padres lo tomaron como algo ‘agradable’, conociendo sobre su ‘sistema’, sus ‘maestros’, pero sin nunca estar preocupado… Como si supieran más que ella.

Su vida no fue creada a base de una mentira, pero si se levantó con partes faltantes, que tal vez debido a su edad no pudo saber.

Antes podía decir que estaba muy atenta a ser una ‘heroína’ para descubrirlo, luego a ‘vengarse’ y finalmente a ‘levantarse’ de ese abismo… Se podía decir que siempre estuvo ocupada.

Y ahora era lo mismo, estaba demasiada ocupada con los portales abismales y las preocupaciones sobre los goblins, como para agitar el avispero que era su vida personal.

Es por eso que incluso enviarle un mensaje a Kairos era imposible ante su constante trabajo y sus problemas.

“Prefiero el statu quo…” Murmuró con un tono claro.

Era una afirmación para sí misma y para su sistema.

Una afirmación que solo buscaba quedarse con lo que tenía tratando de no rebuscar demasiado.

Porque no importa cuanto lo negara, sabía que luego de descubrir solo una verdad todas las piezas debían ser encontradas… O caerían por si solas.

Respirando hondo, ella se quedó en silencio durante un largo rato hasta que logro animarse.

En este momento tenía otras preocupaciones más importantes que su vida personal que debían tener prioridad.

Saliendo de su habitación entro a la sala.

“¿Cómo fue?” Preguntó Alice con curiosidad.

“Más preguntas que respuestas…” Respondió Aurora y dando una media sonrisa, comentó. “Pero pude entender el punto… No nos preocupes por el favor del Emperador Víctor, si llega el momento y debemos usarlo entonces será usado, por mientras disfrutemos de las cosas gratis.”

“Lo gratis siempre sabe mejor.” Afirmó Alice asintiendo con seriedad y Aurora no pudo evitar sonreír.

Sentándose al lado de su amiga mirando la televisión noto que el debate sobre el portal abismal seguía en pie.

Lentamente se revelaba más información tratando de que la humanidad lo asimilara con lentitud así de esa forma se podía evitar el pánico.

Claro, entre más información se revelaba más cambiante era la opinión pública y más dividido se volvían todo.

“Hay que exterminarlos a todos… Hay que impedir que esas criaturas escapen y arrasen el mundo.”

Esas palabras eran alentadas por muchos jugadores e incluso algunas figuras importantes daban esos comentarios.

“Hay que buscar una manera para evitar la exterminación. Esto no es Terra nova es la tierra. Espero que haya paz.”

El otro argumento de la posición.

Las personas que estaban en la mitad y dudaban de todo también se encontraban, eran los individuos que respondían ‘no sé’, pero a nivel general la opinión se dividió en dos.

“Ninguna será imposible.” Intervino Liam saliendo de su habitación y con una expresión agotada, avisó. “Jefa tiene que ver el informe de Urfin…”

Compartió el informe que estaba no solo encriptado, sino que tenía bastante seguridad.

Era el informe sobre la paz por parte del Duque Kristoph… La reunión que tuvieron con los goblins.

La idea era que se rindieran y les prometía que sobrevivirían, los preparativos para que se asentaran en alguna parte de este mundo podían prepararse.

Había demasiadas tierras que no estaban colonizadas por humanos o que fueron perdidas ante la fuerza de la naturaleza o monstruos.

El Duque Kristoph era el intermediario, pero la Iglesia del Tiempo y el Espacio, la Iglesia del Conocimiento apoyaron esa idea.

En cuanto a los demás países si bien los altos mandos sabían más o menos sobre ese plan, no dieron su opinión no queriendo interceder demasiado.

Pero eso era un apoyo tácito y silencioso sobre la paz.

Lamentablemente fallo.

Odio, miedo o desesperación… Independientemente de la razón, la paz fallo.

Tal vez no fue una paz como se debía poniendo a ambas partes en condiciones iguales, pero solo esto demostraba lo lejos que la ‘paz’ estaba.

Una en donde los humanos se sientan con el control de la situación.

También aparecieron Rango SSS que servirían para demostrar la fuerza de la humanidad y hacerle saber a la otra parte la dificultad de tratar de conquistar este mundo o hacer alguna locura, pero incluso en ese momento no cambiaron.

“Al final no estamos en la misma línea de comunicación…” Murmuró Aurora al leer el informe.

Estaban en diferentes líneas de comunicación y eso se revelaba con la humanidad demostrando su superioridad en la paz y la otra parte temiendo que suceda lo peor.

Era entendible… Nadie confiaría en desconocidos al menos que tenga total seguridad para asegurar su bienestar personal.

“Ahora solo queda esperar… Urfin nos ha pedido que vayamos a ayudar un poco tratando de encontrar más de esas máquinas o cazando demonios. No has dado total permiso para movernos con el apoyo del Duque Kristoph.” Resumió Aurora la misión de Urfin y mirando a sus compañeros, preguntó. “¿Qué piensan?”

“La paz no funciono ahora solo queda un lado…” Respondió Alice y con un tono simple, comentó. “La Iglesia del Orden no es tan… Agradable que digamos. Al menos los ‘Ejecutores del Orden’ no lo son. Su alineamiento se ha visto contra los demonios, es posible que se vea ahora.”

Los demonios fueron dejados en paz, pero eso fue en contra de muchos opositores y uno de ellos fue parte de la Iglesia del Orden… Al menos esa parte que pensaban que los demonios debían ser erradicados.

Era normal que con estos ‘monstruos’ se viera lo mismo… En la sección norte a cargo de los Ejecutores del Orden se ha visto que estaban centrados en una exploración de exterminio.

A diferencia de su parte que solo aseguraban su posición.

“También creo que evitaran que se esparzan al mundo.” Murmuró Aurora con seriedad.

Recordó a esa pequeña criatura con su madre que vio salir del portal y su expresión tembló lentamente a pesar de que trataba de ocultar sus emociones.

Sabía que esas personas hablaban en serio con la exterminación, había leído sobre como los reinos e imperios se movían en Terra nova para evitar que la ‘peste’ se esparza.

Básicamente matando a todos lo que encontraban.

“Bueno, creo que ya es tarde para eso.” Intervino Liam y cuando lo ambas lo miraron, explicó. “Los investigadores se han llevado ‘espécimen’ para analizar. Si bien de nuestro lado solo da ‘espécimen’ muertos, es muy seguro que ya tengan el material genético. Con la tecnología actual, no dudo que se pueda clonar… No, no se necesita usar tecnología, incluso usando magia tal vez puedan hacer algunas cosas raras.”

“La nigromancia puede revivirlos como no-muertos, la magia de curación puede regenerar el tejido mientras no lleve mucho tiempo muerto y si nos extendemos entonces alguien con los suficientes recursos puede tratar de ‘revivir’ a esa criatura. Si somos más estricto en la investigación, el estudio no solo puede ser físico, sino que a nivel de ‘alma’. ¿Ellos tienen la misma alma que un humano?” Agregó Alice con seriedad y ligera curiosidad ante su última pregunta.

La magia y tecnología era maravilloso e ilimitado.

Para Archimagos en Terra nova cosas como ‘revivir’ era posible y ni hablar estudiar el ‘alma’ a niveles profundos.

Mientras que los terrícolas se preguntaban si cosas intangibles como el ‘alma’ existían, ellos ya la estaban estudiándolo profundamente.

Si bien había reglas estrictas al estudio del ‘alma’ como tal, no había duda de que se llevaban a cabo todo tipo de experimentos tanto legales como ilegales.

Era normal.

Los fantasmas, espíritus, no-muertos, banshees, y todo tipo de existencias ‘espirituales’ y que resultaban ser poco creíbles existían.

Aurora era desconocedora… Para decirlo de una manera más ruda era ignorante en asuntos de la magia, sus límites y sus alcances eran demasiado extraño.

Sabía una que otra cosa, pero se dejaba llevar por la idea de que los magos eran esos que luchaban usando poderosos hechizo.

Olvidándose que los verdaderos Archimagos eran aquellos individuos que pasaban sus días dentro de sus laboratorios realizando todo tipo de experimentos e investigaciones.

Por esa razón los mercenarios trataban de entrar para capturar goblins… Simplemente porque había investigadores del tipo mágico o el tipo científico que deseaban realizar sus investigaciones.

“E incluso no es necesario hacer algo como ‘revivir’ o convertirlo en no-muerto… Rumania antes era corrupta y sus gremios siguen siéndolo. Seguramente han vendido varios de esas criaturas totalmente vivas en secreto.” Declaró Liam con seriedad y con un tono burlón, comentó. “¿O si no porque se dividió la Ciudad Constanza en tres?”

“…”

Aurora no supo que responder.

Le gustaría decir que era ingenua y que pensaba que todos los humanos se moverían para el mismo lado ahora que se enfrentaba a esta calamidad, pero simplemente no podía.

Lo sabía… Sabía que existía esa posibilidad, es más su mente le gritaba de que era verdad.

Por eso los altos mandos como el Duque Kristoph y el Cardenal Auguste dejaban de lado a Rumania muchas veces al igual que esta vez cuando se trataba la paz… Por eso Urfin la envió dándole total permiso para moverse y actuar como creyera con el apoyo del Imperio y Grecia, tratando de disminuir esos problemas.

No lo había visto, pero eso no quería decir que no sucedía… Solo lo ignoraba.

Era un capitán bajo Urfin, que estaba bajo el Duque Kristoph quien estaba aliado con Grecia y recibía órdenes de la realeza.

Su posición era baja… No, no tan baja, ya que recibía información que seguramente alguien de su posición que debía seguir ordenes no recibía, pero eso no significaba que tuviera libertad.

Solo podía mirar todo sin moverse siendo impotente a pesar de sus propias creencias.

A diferencia de Zerzura, aquí solo era un observador con una pequeña participación.

Su fuerza personal no era nada ante el gran ritmo de las cosas.

Respirando hondo soltó un largo suspiro.

“¿Qué vamos a hacer? Si fuera sincero… Yo prefiero volver a Zerzura. La mafia de América llego a la República de África Occidental y a pesar de que esta herida y débil, es posible que se haga un lugar en esas tierras. Eso significa que las cosas podrían agitarse lo suficiente como para que nosotros tengamos que intervenir.” Dijo Liam con un tono serio y dando una media sonrisa, agregó. “Pero usted me paga jefa, así que trabajaré en cualquier lugar.”

Era demasiado tarde para decir que ella era quien le pagaba y por eso él era un ‘trabajador’, pero estaba claro que solo estaba demostrando que era lo que pensaba.

Si seguían por este camino entonces las cosas cambiarían y podría ser para peor.

Nada estaba en su control, peor aún, su opinión no importaba.

No importa lo buen amiga que sea de Cithrel o lo leal que sea el Duque Kristoph a la hora de seguir ordenes, se encontraba el Cardenal Auguste y del otro lado las autoridades de Rumania.

No podía seguir usando la influencia de Cithrel, porque en un momento la amistad traspasaría los límites.

Tampoco tenía la fuerza suficiente para cruzar todos los límites y tratar de hacer que todo vaya por el camino que le gustaba, usando la fuerza.

En este mundo existían reglas y gran parte de los estados del mundo tenían la fuerza coercitiva para aplicarlas.

Y peor, tenía responsabilidades que la limitaban a actuar.

“Ya sabes si quieres hacer algo siempre puedes contar con nosotros… No necesitas racionalizar tus emociones para luego moverte, siempre te has movido antes de pensar.” Dijo Alice con una sonrisa ligeramente bromista.

Si, esa era la clase de persona que era.

Veía algo y de inmediato se movía siguiendo sus propios deseos y sentimientos… ¿En el futuro podía cambiar de opinión? ¿Podía arrepentirse? ¿Podía lamentarse?

Sí.

En el futuro su opinión podía cambiar, podía lamentarse o arrepentirse, pero sobre todo asumiría las consecuencias de sus actos.

Tal vez por esa forma instintiva de moverse tan rápido era por la cual le gustaba hacer todo sola y no quería pedir ayuda… No deseaba forzar a otros a que siguieran sus pasos y trataba de cooperar con aquellos semejantes.

“Independientemente la decisión la seguiré jefa.” Comentó Liam con la seriedad de un soldado profesional que iba a la muerte y con una sonrisa bromista, declaró. “Claro, si aumenta mi paga también acepto trabajos más cuestionables.”

Aurora soltó una risa ante su compañero.

Tenían valores parecidos era por eso que, aunque había pasado tiempo se había quedado con ellas, realizando todo tipo de misiones en áfrica.

Incluso ahora las apoyaba cuando era necesario.

Soltando un largo suspiro al tomar su decisión, ella dejó salir una sonrisa.

“Bien, primero necesitamos movernos para hacer la misión. En cuanto a lo demás… Tenemos que prepararnos.” Precisó con seriedad.

Era difícil decir si su decisión era la correcta, pero al menos se prepararía para que lo peor no suceda.

***Nota del Autor

Aquí la encuesta al hacerla me ayuda a ver como ha ido la historia hasta ahora y como puedo mejorar, además de que todo es en privado así que pueden animarse a dejar sus palabras.

Por aquí el discord en donde pueden ir a dejar sus teorías locas y también pueden ir a hacer preguntas que mientras no sean spoilers responderé, ya hay otros lectores, así que pueden animarse a unirse.

Gracias por leer y no se olviden de comentar.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.