Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 225: ¿Niña?

Capítulo 225: ¿Niña?

Aurora siguió a su amiga que estaba caminando apresuradamente mirando los alrededores.

Ahora estaban en el centro de la ciudad Mamaia-Sat en donde los bares y los clubes nocturnos eran más prominentes.

Como un lugar dedicado al entretenimiento esta ciudad estaba preparada para hacer que la fiesta siga hasta muy tarde en la noche.

Se priorizaba esa clase de entretenimiento y hasta en las regulaciones de la ciudad se favorecía la industria del entretenimiento.

Ahora a pesar de que tenía un portal abismal cerca, se encontraba lleno con todo tipo de personas disfrutando en los bares, los restaurantes y los clubes nocturnos.

Algunos estaban vestidos para bailar, elegantes y animados.

En medio de las multitudes ellas también parecían animadas.

“Debe ser por aquí.” Murmuró Alice mirando los alrededores.

Estaba anocheciendo y a pesar de que las luces brillantes cubrían los alrededores había mucha gente así que era difícil asegurarse en donde estaban.

Aurora miró esa expresión seria que su glotona estaba haciendo y se rio suavemente.

“No me he perdido, solo que las señales molestan.” Murmuró Alice con una expresión seria a pesar de que era una excusa.

Urfin había avisado que cuando Theodore descubriera algo se lo enviaría, pero no había recibido nuevas órdenes desde que hablo con su grupo a la mañana.

Es por eso que pasaron su mediodía y tarde visitando diferentes lugares para comer.

Desde restaurantes, confiterías y tiendas locales de comida.

Ahora solo continuaban con la cena, es por eso que estaba siguiendo a Alice.

“Si es por aquí.” Comentó caminando por la calle y en una parte tuvieron que descender por unos escalones.

La mirada de Aurora se volvió curiosa al ver a donde estaban descendiendo.

Había pensado que era el subte, pero se dio cuenta de su error cuando bajo profundamente.

Era una calle bajo tierra en donde las personas podían moverse y en los lados se encontraban varios bares y clubes nocturnos.

Discos antiguos, restaurantes elegantes y animados, era un conjunto de lugares de entretenimiento bastante llamativo.

Hasta había tiendas de ropas con salas de desfile abiertos y cerrados e incluso lugares de karaoke o bares centrados en temáticas diferentes.

El lugar era grande y estaba bastante profundo bajo tierra, pero resultaba muy atractivo para los turistas.

Alice la invitó y avanzaron rápidamente mientras Aurora miraba el lugar con ojos curiosos.

No había duda de que ver edificios enormes en grandes ciudades que llegaban al cielo era increíble, pero ahora mismo ver varios lugares bajo tierra que eran bastante grande también era agradable a su manera.

“El mundo tiene más que mostrar de lo que esperaba…” Murmuró Aurora mientras seguía a su amiga.

Si fuera sincera no era muy conocedora sobre todo lo que la tierra podía ofrecer y este tipo de lugar era algo nuevo para ella.

“Este lugar al parecer fue construido por un Gremio llamado ‘Victrix’ reconocido por tener varios puntos de entretenimiento como este.” Explicó Alice y al ver que Aurora lo miraba, comentó. “La guía turística gourmet lo menciona.”

La expresión de Aurora tembló ante ese comentario final.

Avanzando salieron por el otro lado del lugar tras subir las escaleras y llegaron a la calle principal.

A diferencia del otro lado que estaba centrado en bares nocturnos y el entretenimiento en general, aquí era de alta clase.

Los edificios, las tiendas y los restaurantes eran de alta clase teniendo en algunos casos comidas con ingredientes mágicos o ropa con materiales de calidad.

Había menos personas que en el otro lado, pero igual se encontraban bastantes ciudadanos.

Alejándose un poco llegaron a un restaurante rumano que parecía elegante y tras entrar con sus reservaciones se sentaron en el balcón donde tenía vista a la calle.

Alice tomó la carta que trajo el mozo y empezó a ver con total atención.

“¿Qué quieres comer?” Preguntó Alice con seriedad.

Aurora miró la carta y a pesar de que podía leer las palabras gracias a que se ‘bautizó’ en la Iglesia del Conocimiento, algunas traducciones se quedaron en el lenguaje rumano.

Siempre había algunas palabras que importaban más el significado y que debido a la traducción literal terminaba convirtiéndose en palabras que no tenían sentido en otro idioma.

El ‘bautizo’ hizo posible la comunicación mundial en la tierra dándole la posibilidad a cualquiera de entender lenguas extranjeras traduciendo todo con claridad, pero a veces se podía elegir que no se realizaran la traducción de algunas palabras por estética o por el significado o la fuerza de la palabra no traducida.

Era algo que se elegía con solo pensar, en este caso Aurora lo vio así porque simplemente le gustaba más y…

“Elige algo para mí.” Dijo Aurora mirando a su amiga.

Al final era más divertido que su amiga se esforzara eligiendo por ella, dándole la posibilidad de probar nuevos platos juntos.

“Entiendo… Entonces, tendremos que probar varios platos hoy.” Comentó Alice con seriedad y tras llamar al mozo, literalmente pidió varios platos.

Fue mirada de forma rara por el mozo y por aquellos que lo escucharon, pero Aurora permaneció imperturbable y el mozo anoto todos sus pedidos.

“Tch… Cuidado bastardo.” Gruñó alguien desde la entrada empujando al mozo que se encontraba en su camino.

“Lo sient…”

El hombre que había gruñido solo lo miró liberando su poderosa aura logrando que el mozo se volviera pálido.

Entonces, cuando sintió que el mozo se volvía pequeño dirigió su mirada a los demás comensales que empezaron a bajar su cabeza.

Hasta que la mirada quedo en ellas, pero Aurora solo devolvió la mirada indiferente y Alice lo ignoró como si no le importara.

“¿Qué miras?” Preguntó el hombre extendiendo la presión de su aura lentamente elevándola.

De Rango B, a Rango A y lentamente se elevaba como si quisiera presionarlo.

El hombre era alto y grande, sus ojos eran intimidatorio y su barba desaliñada le daba un toque desenfrenado… Aurora lo reconoció.

Estaba estudiando a los gremios de Rumania y los lideres, y ese hombre era el actual líder del ‘Gremio Victrix’, Arminio Petra un luchador de Rango S.

Y casualmente unos de sus objetivos debido a que su gremio tenía algunos escándalos que fueron silenciados forzosamente.

Al ver que la presión estaba volviendo pálido a los comensales y que Alice estaba por molestarse por como trataban de interrumpir su cena, Aurora solo desvió la mirada despreocupadamente.

El hombre solo soltó un bufido y se sentó en mesa al otro lado mirando la ciudad.

Los comensales que antes fueron presionados sabiamente eligieron irse y Aurora pudo ver que los mozos se inclinaban en disculpa dentro del restaurante.

Ese era el problema de tener fuerza y más una fuerza de Rango S, las personas por lo general actuaban desenfrenadas.

Eran poderosos por eso merecían respeto… Eran poderosos por eso querían privilegios y como eran tan poderosos podían hacer lo que quisieran.

Ella en cierta forma era igual solo que con una inclinación a seguir sus objetivos, pero al final la similitud estaba presente.

“Todavía la cena puede continuar.” Murmuró Alice cuando el mozo le trajo varios aperitivos como disculpa por lo sucedido.

Esas palabras fueron dichas para sí misma, pero también para el mozo que parecía querer preguntarle si deseaban cambiar de lugar.

“Creo que…”

La expresión de Aurora tembló un momento al sentir que sus instintos le advertían del peligro.

Como si Alice también lo sintiera, ella extendió su sombra a una alta velocidad y cubrió el balcón con su sombra y al instante siguiente…

*BOOM*

*BOOM*

*¡BOOM!*

Tres explosiones consecutivas resonaron cerca, la primera fue uno de los edificios al frente de ellos y el otro fue al lado las escalares para ir al área de entretenimiento, mientras que la última explosión fueron en las mismas escaleras.

Aurora se quedó aturdida un momento, pero pudo notar en la sombra tangible de oscuridad varios metales estaban incrustados.

El luchador que había estado comiendo se protegió con su propio cuerpo, pero varios trozos de metal también volaron por el edificio.

“Ahhh…”

El grito de dolor de alguien la despertó y de inmediato miró el daño de los alrededores.

La primera explosión destrozó la base de un edificio y exploto un auto que estaba cerca, logrando que trozos de metales se extendieran por la zona.

Varios de los transeúntes estaban gravemente heridos.

Su mente pasó desde que estaba ocurriendo hasta posibilidades de un ataque terrorista, demoniaco, jugadores… Pero al final fue lo mismo.

“Alice encárgate de revisar el edificio. Voy a tratar de ayudar a los heridos. Control de daño.” Ordenó Aurora dando tres diferentes órdenes.

Ambas saltaron de inmediato al suelo y Alice sin inmutarse se adentró al fuego del edificio mientras su sombra lo apagaba buscando individuos en el interior.

Aurora por su parte se acercó a alguien con un metal en su estómago.

“Aguanta un poco. Tengo pociones de curación.” Dijo Aurora a esa persona que estaba gimiendo de dolor.

Era difícil decir que hacer cuando el metal estaba incrustado en su estómago, pero Aurora solo saco una poción de curación y la extendió por la herida, luego al ver que era imposible que el hombre la bebiera sacó un pergamino de curación.

El pergamino era individual, pero su efecto fue instantáneo debido a que el metal fue empujado de su cuerpo y la regeneración empezó.

Luego ella levantó la mirada a los demás que estaban aturdidos… Si aturdidos, el fuego ya se había apagado del primer edificio, en donde estaba Alice y esta última solo agitó la cabeza avisando que no había nadie.

—Las explosiones fueron de este lado de la zona de entretenimiento y del otro. Ya he informado a las autoridades y a Urfin. Liam también fue informado se conectará de inmediato. Los daños son… Graves y en la otra zona aún más.

Aurora respiro hondo tratando de controlar su temblor, pero solo necesitó un segundo para controlar sus emociones y reaccionar.

“Las autoridades ya vienen. Mantengan la calma, ayuden aquellos que estén heridos. No atiendan las heridas si no saben lo que hacen. Aquí tengo pociones, úsenla, ayudará a mantener la condición estable y asegurar la vida de los heridos.” Dijo Aurora en voz alta con la suficiente calma para que todos se controlaran.

No sacó unas pocas pociones, sino que sacó bastantes pociones en pequeñas cajas, la mayoría de ellas de media y alta calidad.

Para ella esta situación se sintió como volver a una zona de guerra en donde los heridos estaban por todas partes, mientras que todos estaban aturdidos.

Aquí era más profundo debido a que la ‘Paz’ que tanto creían, se rompió muy rápido.

“Bien, vamos.” Varios aventureros más antiguos reaccionaron de inmediato y empezaron a ayudar a los heridos.

Aurora también hizo lo que pudo, algunos heridos eran más graves por estar cerca de la explosión y otros no lo lograron.

Algunos miraron aterrorizadas, otros lloraban y otros estaban con sus cámaras grabando… Pero ella ignoró todo mientras ordenaba a aquellos que estaban actuando.

—No logro identificar la causa, sin embargo, los dos túneles hacia la zona de entretenimiento fue enterrada y los del interior no pueden salir o las personas entrar. Tampoco hay más ataques, no se ven ni jugadores o demonios, pero las señales y las conexiones del interior de la zona de entretenimiento fueron desconectadas.

El análisis de su sistema llegó de inmediato y su expresión tembló dándole una mirada al túnel con total seriedad.

Que su sistema dejara ver que todo estaba desconectado allí abajo, dejaba ver que podía estar ocurriendo algo.

“Alice fíjate si sientes alguien bajo los escombros del túnel.” Ordenó Aurora de inmediato y usando su reloj holográfico, preguntó. “¿Liam estás ahí?”

“Si, jefa… ¿Quiere que haga algo?” Preguntó Liam de inmediato por el sistema de comunicación.

Su voz letárgica dejaba en claro que había estado descansando y recién se levantaba, pero su ligero temblor dejaba ver que se había estado informando.

“Necesito que busques a los alrededores. Verifica que no haya ningún ataque o como empezó… También dime si esto sucedió en otro lugar o solo aquí.” Ordenó Aurora y sacó varios drones de su anillo espacial.

Los drones estaban ahí porque podían permitirle a Liam conectarse de cualquier parte y actuar como apoyo.

Eran drones mixtos con varias funciones y ventajas, pero sin ningún punto fuerte.

“No hay nadie vivo.” Informó Alice tras darle una mirada al túnel.

Esas palabras vinieron de una persona que tenía unos sentidos extremadamente agudos, pero su respuesta hizo que la expresión de Aurora temblara.

No era que no había nadie… Solo que no había nadie vivo.

“Pero siento varias cosas en la zona de entretenimiento… Aunque no pudo precisarlo. Algo está ocurriendo.” Declaró Alice con solemnidad.

Aurora miró el túnel, sabía que era profundo hasta la zona de entretenimiento bajo tierra y con una sola mirada decidió que hacer.

“¿Puedes encargarte de la situación? Trata de mantener las cosas estables hasta que lleguen las autoridades, iremos al otro lado para ver qué sucede.” Dijo Aurora a un aventurero que se veía más compuesto.

También estaba el hombre de Rango S, pero él se había quedado inmóvil frunciendo el ceño.

Las alarmas de las autoridades estaban sonando, pero a pesar de que habían pasado cerca de cinco minutos todavía no había rastros de ellos.

“Entiendo.” Respondió el aventurero al sentir su mirada seria.

“No te preocupes, algunos drones se quedarán aquí y me informarán si algo sucede.” Comentó Aurora con una sonrisa tranquilizadora.

Había notado su miedo por si un ataque volvía a suceder, pero ella solo le dejo las pociones necesarias y se llevó al resto sabiendo que la necesitaría.

El dron se quedó y dándole una señal a su amiga, ella empezó a crear plataformas para dirigirse a la otra entrada.

Sintió que correr era más rápido es por eso que creo plataformas mientras pasaba los edificios a la vez que su amiga lo acompañaba usando un artefacto de vuelo.

En medio de su viaje pudo sentir que el luchador de Rango S la seguía, pero ella solo aceleró cada vez más rápido usando hasta su habilidad de ‘parpadeo’ de su traje de combate que fue equipado de inmediato.

“Todos guarden la calma. ¡Traten de guardar la calma!” Pidió una heroína con una expresión temblorosa.

Aurora reconoció a esa joven debido a que fue ella quien la detuvo antes, ‘Adala’ la ‘Marea Azul’.

Su expresión dejaba ver que ella misma estaba agitada, aturdida y asustada, pero era normal.

El desastre de este lado era aún peor que el otro lado.

Los pisos de algunos edificios estaban destruidos por explosiones, varios autos también explotaron y el túnel estaba derrumbado, pero eso no era nada.

La destrucción, los gritos de dolor y aquellos inmóviles era lo que causaba que las personas se quedaran aturdidas sintiendo lo irreal del suceso… Al igual que Aurora.

Había varios heridos algunos con quemaduras leves, otros extremadamente graves, también se encontraban aquellos cuyos miembros fueron perdidos, o aquellos aplastados entre los escombros de un edificio.

Pero sobre todo había varios inmóviles que ya no respiraban.

Aurora había pasado la mayoría de este año en la academia resguardada de la crueldad de la realidad. En donde su única misión fue a mitad de año en donde solo vio un atisbo de lo que ocurría debido a su escasa participación en la intervención en Kenia.

Esta era la realidad… Esta era la crueldad de la realidad que podía cambiar en tan solo un minuto.

No estaban en ‘paz’ y aunque ellos ahora lo estaban viviendo, otras personas estaban sufriendo el mismo e incluso peores destinos.

En el continente africano… En Oriente Medio o simplemente en un lugar que desconocían.

Aurora se movió de inmediato sacando un pergamino en caso de emergencia y lo rompió.

“Todos por favor guarden la calma. Las autoridades pronto llegarán y ahora se necesita orden para ayudar a los heridos.” Anunció Aurora, su voz extendiéndose gracias a su energía mágica.

El pergamino extendió una luz que ayudo a suprimir sutilmente el dolor mientras ayudaba a la recuperación.

No era un mago de curación, era una luchadora y espadachín, así que estar equipado con estas cosas era lo más básico.

Había cometido errores en su trabajo en donde era necesario este tipo de pergaminos de curación, es por eso que ahora siempre llevaba unos en caso de emergencia.

La situación se calmó, era difícil saber si fue su voz o simplemente el pergamino, pero ayudo.

Mirando a los alrededores se acercó a un aventurero que era curador y le dejo varias pociones y pergaminos.

“Creo que sabrás mejor cuando usarlo.” Dijo con un suspiro.

Era un curador y significaba que era conocedor sobre este tema… Después de todo, se necesitaba estudiar en la magia y mucho.

Luego se puso a ayudar mientras miraba como su amiga apagaba el fuego revisando los edificios e impidiendo que causara mayor daño, a la vez que usaba sus sentidos para mirar el túnel, que tampoco tuvo resultado.

Sacar a una persona de los escombros o apagar el fuego era fácil y posible cuando alguien podía lanzar un hechizo o levantar un camión. Los usuarios de habilidades se movieron para apoyar.

Solo tras tres minutos llegaron los bomberos y las ambulancias a esta zona.

Tal vez porque era de noche y porque el lugar estaba muy agitado, se demoraron demasiado tiempo, pero a Aurora solo espero.

“Esto ha sucedido solo aquí… Urfin dice que ya envío a Alros en caso de un ataque. Estoy revisando la zona, pero necesitaré tiempo para verificar la causa.” Informó Liam.

—No hay rastros de energía mágica ni algo psiónico, las explosiones deben ser resultado de una bomba.

Aurora había escuchado historias de ataques terroristas luego del ‘Gran Cataclismo’, muchos de ellos fueron realizados por jugadores mientras las defensas mágicas eran bajas.

Una bomba escondida con magia de ocultación, lanzar una bomba con magia espacial… Llevar varias bombas en un anillo espacial.

Había muchas maneras de causar destrucción.

“Voy a entrar.” Dijo Aurora cuando se acercó a Alice.

Pudo sentir varias miradas de las otros aventureros y mercenarios junto a las autoridades.

“Creo que es mejor esperar.” Dijo un oficial de policía con seriedad.

“Si… No sabemos qué sucede y costará sacar los escombros del túnel para descender. Es mejor esperar.” Declaró Adala con una expresión preocupada.

Se notaba que estaba demasiado asustada y angustiada ante lo sucedido… Todavía seguía conmocionada.

Esta era su primera vez en este tipo de situación a pesar de que era un Rango S, eso era lo que Aurora notó.

Tal vez en un momento ella fue así, pero ya no.

“Las explosiones alrededor fueron para causar daño, pero el objetivo principal era enterrar el túnel para impedir el paso.” Informó Aurora limpiándose usando un artefacto y revisando su equipo e inventario para ver lo disponible, pero sintiendo la mirada de Adala y el oficial, declaró. “El túnel es profundo, pero todo se ha derrumbado y es por eso que no hay nadie con vida… Cuando es posible que muchos lo transitaran cuando sucedió.”

Sus palabras dejaron aturdidos a ambos individuos, pero ella ocultó el hecho de que todo estaba desconectado y que su amiga no podía sentir lo que estaba ocurriendo.

Quien sea que derrumbo el túnel fue muy meticuloso para que fuera enterrado profundamente.

Al ver que Alice asentía preparada, ella caminó hacia el túnel, sin embargo, alguien se interpuso en el camino.

Era alto y grande liberando una sensación peligrosa e intimidatoria, pero Aurora lo miró mientras le hacía una señal a Alice con su mano para que se abstuviera.

“Ellos ya te lo dijeron, es peligroso ir… Además, si tratas de hacer algo puedes que causes un derrumbe y arruines mi negocio.” Declaró el luchador con tono serio, pero a la vez dejando salir su aura aplastante de Rango S.

La expresión de Aurora no cambió.

¿Era imprudente entrar a un lugar desconocido sin saber lo que sucedía? Si, lo era, pero era más imprudente esperar.

Los malos nunca esperaban… Asesinaban a las personas, torturaban y realizaban rituales en el tiempo que alguien pensaba en actuar.

Arminio dejó ver que era líder del ‘Gremio Victrix’ quien respectivamente era dueño de ese lugar de entretenimiento.

“Así que niña, hazte a un lado y espera.” Ordenó Arminio con frialdad poniendo su mano en su hombro apretando con fuerza.

Estaba tratando de intimidarla, pero Aurora cambió su mirada de su hombro y lo miró a los ojos.

“Quítame las manos si no quieres que te la corte y apártate de mi camino.” Ordenó Aurora con su espada en sus manos.

¿Niña?

No era una niña, era alguien que se había manchado las manos de sangre y había pasado por señores de la guerra y lunáticos.

Su aura de Rango S se extendía por primera vez desde hace tiempo y la expresión de Arminio tembló.

Era un aura pesada que daba la sensación de que podía cortar todo… Que dejaba ver que la persona de quien emanaba era alguien que podía pavimentar su camino a través de su espada, aunque tuviera que marcharse de sangre.

Su espada era un arma para quitar vidas, pero ella era quien usaba esa arma y aunque quisiera negarlo era bueno en ello.

“Sal de mi camino.” Ordenó Aurora, otra vez poniendo su mano en el mango de su espada preparada para cortar.

Ese hombre se había quedado en silencio sin moverse ni ayudar desde que vinieron del otro lado, pero ahora se movió para obstaculizarla.

No le importaba que se quedara quieto, pero estaba muy molesta ahora que se interponía.

A su espalda otra aura más fría y siniestra se extendió y Aurora pudo ver lanzas negras de reojo a su lado, todas ellas apuntando al luchador.

La tensión se elevó, pero el luchador miró a su espalda y dio un paso hacia atrás.

Aurora no tuvo que mirar para sentir que otras presencias se acercaban.

“Tch. ¿Tanto obstaculizas a las autoridades para ahora correr con la cola entre las patas?” Preguntó Theodore con una mirada fría y mirando a Aurora, preguntó. “¿Tienes una forma para entrar? Siento que algo anda mal abajo y necesitamos movernos rápido.”

Sus primeras palabras no fueron una burla, Aurora lo notó.

Al igual que no le agradaban tener ‘estudiantes’ y lo dijo… Ahora ni se contuvo a pesar de que la expresión del luchador se llenó de rencor.

“Si, no hay necesidad de demorarnos.” Dijo Aurora dándole una señal a su amiga con una expresión solemne.

Como un miembro de los ‘Ejecutores del Orden’ Theodore era un experimentado en este tipo de cosas y como si fuera poco era un psiónico.

Tal vez su habilidad principal controlaba el fuego, pero no había duda de que había entrenado sus sentidos.

Aurora era igual, su instinto le decía que algo sucedía allá abajo.

Sabía que era profundo y podía sentir que todo estaba derrumbando, pero eso no significaba que no podían atravesarlo y Alice era quien abriría esa posibilidad.

Nota del Autor:

Primer capitulo del pequeño pack de tres capítulos de hoy. No se olviden de comentar para demostrar su apoyo a la historia o si les va gustando.

Y si no te has unido al Discord, esta es tu oportunidad.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.