Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 228: Depende de ti.

Capítulo 228: Depende de ti.

Aurora miró a Liam quien estaba medio ebrio y luego observó a su amiga que salía de la sombra de ese hombre.

Se había ocultado en ese lugar y el nivel de ocultación era lo suficiente bueno como para que un Rango S no lo sintiera… No, era posible que dependiendo de las circunstancias individuos más poderosos no pudieran descubrirla.

“Dame un minuto, ser un parasito siempre es costoso.” Murmuró Liam tirándose al sofá.

“Sí, tomate tu tiempo. Tu actuación fue bastante excelente.” Dijo Aurora con una sonrisa.

Acercarse a Arminio Petra fue un movimiento peligroso, pero dentro de todo aceptable y fue mejor de lo que había esperado.

No solo Liam con la cercanía había podido robar información en silencio, sino que también logró algo que no esperaban.

“Ese idiota me entregó su reloj holográfico para que lo usara… Ja, ahora lo tenemos marcado completamente.” Declaró Liam riéndose entretenido.

Robar información era una cosa e infiltrarse en los relojes holográficos para mantener una completa conexión era otra.

La diferencia era mayor cuando se trataba de individuos como estos que eran poderosos y tenían bastante autoridad.

Estaba claro que su reloj holográfico no solo era de la mejor calidad, sino que por lo general siempre podían ir a un mecánico para que reforzara la seguridad instalando inteligencias artificiales que resguarden la información.

Hasta ella tenía a Liam quien la apoyaba para que se resguardara su información incluso si alguien deseaba infiltrarse en su reloj holográfico.

En este caso fue lo mismo por eso Liam se tuvo que acercar para tratar de conseguir información, pero el resultado fue mejor de lo esperado.

“Revisaré todo y lo mantendré vigilado. Como estoy conectado puedo ver su historial de llamada, mensajes, cuentas bancarias y todo lo que haga con su reloj holográfico.” Declaró Liam con una sonrisa.

Había tomado un riesgo al acercarse, pero incluso si la peor situación sucedía Alice había estado en su sombra para apoyarlo al instante.

Claro, ella también estuvo cerca a la espera.

La investigación del ataque demoniaco todavía continuaba con la Iglesia del Orden al mando, pero había problemas.

Las cámaras de los túneles y del interior del área de entretenimiento habían dejado de grabar ‘misteriosamente’ un día antes.

Eso significa que nadie sabía quién había entrado a la zona de entretenimiento y preparado el ritual o las bombas.

Podía haber entrado directamente disfrazado o a través de un círculo mágico, las posibilidades eran múltiples.

En cuanto al exterior las cámaras sufrieron interferencia y dejo de grabar durante varios minutos, que se cree que fue el periodo para instalar las bombas.

Por supuesto, no estaban completamente atados, solo significó que no había grabaciones.

Ahora era momento de la Iglesia del Orden para que se moviera trayendo especialistas en criminalística.

El ritual no se realizó por completo y no fue perturbado, así que hasta era posible rezar al Dios del Tiempo y el Espacio para ver lo que sucedió.

Aunque ese movimiento también podría no traer resultado.

Después de todo, si los perpetradores se disfrazaron cuando realizaban el ritual, el pasado que se les revelaría solo sería eso… Perpetradores disfrazados realizando el ritual.

Era lo mismo para los psiónicos con habilidades raras como las que se vio en el torneo internacional.

Sin embargo, algo estaba claro en todo esto y…

“Ese bastardo está relacionado con esto. No solo se trata de su forma actuar por la cual fue sospechoso, sino que tiene un historial muy turbio.” Dijo Liam con un tono serio.

Ese hombre había intentado destruir el ritual con un golpe y a pesar de que ella lo había evitado y él se había excusado antes de irse, era demasiado sospechoso.

No sabía cuál era la razón u objetivo, pero era tan sospechoso que lo hizo evidente y si se le agregaba su historial, entonces la posibilidad estuviera en algo turbio también era alta.

La lista era bastante larga desde rumores de asalto, violación, asesinato en pelea, relacionado con drogas e intimidación y soborno.

En el Gremio Victrix era la oveja negra y la única razón por la cual el anterior líder lo aceptó y cubrió todo lo que hizo, fue porque tener otro rango S bajo su mando era excelente para el gremio.

Cuando entraron al portal y no volvieron, quien tomó el mando a la fuerza fue Arminio y ahora parecía creer que todo estaba al alcance de sus manos.

Ese lugar donde sucedió todo era parte del Gremio Victrix, él estuvo presente pero no hizo nada para detenerlo, tratando de retrasar a que entraran… Las sospechas ya eran demasiadas.

“De todas formas ya se lo he informado a Urfin… Bueno, a Theodore quien está al mando de esto.” Comentó Aurora con un suspiro.

Este suceso fue chocante y aturdidor, incluso para ella.

Se lo había informado a Urfin, pero él era parte de las fuerzas aliadas y este trabajo no estaba en su jurisdicción, así que termino por informarle a Theodore a quien pusieron a cargo para resolver esto.

“Nos dejamos llevar demasiado rápido.” Murmuró Aurora recostándose en su sofá.

Su objetivo solo era inclinar la balanza, pero al ver que esto sucedía no pudo quedarse sentada y solo investigo por su cuenta, moviéndose sin dudar como siempre lo hizo.

“Está bien. Los demonios tienen prioridad… Sus actos atroces deben ser detenidos.” Precisó Liam con seriedad.

No era palabras para animarla, él también pensaba eso.

Un demonio que adoraba a Larzura llegó el otro día y fueron detenidos, pero ahora un ritual sucedió de repente y estaba dirigido a esa diosa malvada.

Las coincidencias eran demasiado.

Ella no era la única que pensaba eso, sino que los demás miembros de las autoridades también lo pensaban.

Es por eso que activaron las máquinas para detener el movimiento espacial en toda la Ciudad Constanza y sus alrededores.

En esta ciudad era igual y ese efecto se extendía por varios kilómetros alrededor, lo que significaba que nadie podía irse usando magia.

Ya sea usando circulo mágicos, portales, un hechizo o pergamino… Todo estaba detenido y las fronteras resguardadas y altamente vigiladas.

Por lo que sabía, esos ‘disruptores espaciales’ agitaba la energía mágica de tal forma que hacía que los movimientos espaciales sean imposible o altamente peligrosos.

Tal vez había forma de evitarlo o tratar de evadirlo, métodos que ella no conocía, pero pensar en ese tema ya era demasiado estresante.

Debido a que en ese sentido los perpetradores podrían estar muy lejos.

“Pensar en el tema es inútil.” Dijo Alice y abriendo una bolsa de papitas, declaró. “Hay demasiadas cosas que pasan que nosotros no sabemos.”

Aurora y Liam asintieron ante ese comentario.

Tenían trabajo, las máquinas desestabilizadoras mermaron en prioridad debido a los recientes sucesos, pero todavía estaban activas.

Theodore dejo eso a las autoridades rumanas para que se movieran, pero su presencia era algo a tener en cuenta.

Muchos murieron en el ataque demoniaco y si bien bastante salieron heridos, todos ya fueron profesionalmente atendidos por magos de curación.

Ahora aparte de vigilar a ese hombre lo único que quedaba era un asunto.

“¿Hay noticias sobre el tema que te pedí?” Preguntó Aurora tras activar varias barreras.

La expresión de Liam mejoró y pasó un informe a las dos.

“Tal como había pensado un gremio capturo goblins y los vendió. El Gremio Derzis se dejó llevar cuando entró a las fuerzas aliadas y a pesar de la vigilancia logró sacar provecho.” Informó Liam con cuidado.

Aurora leyó el informe y frunció el ceño.

“Ese es el problema de tener tres fuerzas juntas. La llaman las ‘fuerzas aliadas’, pero los tres tienen sus modos de pensar, sus objetivos y sus ideas. Al final, no hay nadie dominante que los organice.” Señaló Alice agitando su cabeza.

Era tal como su amiga había dicho.

Las fuerzas aliadas no eran la fuerza de la ‘humanidad’, era cierto que mercenarios, aventureros y héroes se alistaban a las fuerzas, pero al nivel general no estaban unidos.

Llevaban a cabo las mismas operaciones, pero eso fue todo.

Cada uno manejaba sus asuntos a su manera y con sus propios ideales, al final nadie logró determinar quién era el jefe total de todo.

Eso no cambiaría si la unión europea o Rusia que estaban cerca se unían, sino que era todo lo contrario.

Si grandes países venían formalmente no solo causarían tensiones diplomáticas sobre la soberanía y la intervención militar, sino que habría otro ‘jefe’ queriendo dirigir todo a su gusto.

Hasta era posible que, un Rango SSS no cambiaría la situación, solo la volvería más tensa debido a que había un ‘jefe’ más poderoso.

Es por eso que fue tan fácil que un gremio atrapara a unos goblins y lo vendieran.

Hasta era posible que otros gremios hicieran lo mismo, solo que más secreta y profesionalmente… Borrando sus rastros.

El Imperio Falion era estricto en el área sur donde controlaban, tal vez la Iglesia del Orden sea igual en el norte, pero en el oeste en donde estaba Rumania era todo un caos.

Si las fuerzas aliadas tenían tres ‘jefes’ que dirigían todo, en las fuerzas rumanas todo era un desastre en donde el representante pasaba del gremio ‘Los Custodios’, al ejército o políticos.

Básicamente ahí era otro campo de batalla de intereses en donde se golpeaban entre ellos para designar a quien sería el representante y obtener mayor beneficio.

Centrarse en las ganancias hizo que ignoraran el trabajo.

Aurora mirando eso respiró hondo y soltó un largo suspiro.

“Al menos con esto podemos inclinar la balanza.” Murmuró Aurora con una expresión difícil.

Estaba en medio de todo este lío preocupada por los portales abismales, los goblins y ahora demonios, pero en otro lado solo estaban realizando una venta para sacar provecho de todo.

Lo peor era que no tuvo ni la oportunidad de darse cuenta de que eso sucedía, simplemente sucedió… Como si quisiera dejar a la vista que en este momento ella era insignificante ante el mar de sucesos.

“Exacto. También he revisado al ejército rumano y ellos también han capturado goblins, si bien fue investigación, fueron individuos vivos y muertos, así que eso también puede ser útil para inclinar la balanza.” Comentó Liam.

“Se habla de la investigación, pero nadie habla del proceso… No, sería mejor decir que todos ignoran que eso sucede.” Intervino Alice y dando una sonrisa entretenida, comentó. “Sería interesante si se dan pruebas concretas… Como alguna grabación de un laboratorio.”

Los ojos de Liam brillaron con entusiasmo.

Los goblins no tenían estatus legal y eran tratados como monstruos que podían ser abiertos e investigados sin problemas, pero eso no significa que no fuera algo chocante.

En ese sentido hasta las personas que defendían la existencia de los goblins, se abstenían de comentar sobre el tema de la investigación.

Era la doble moral y la superioridad humana ante una criatura sintiente como lo era un goblin.

“Me encargaré de ver si encuentro algo.” Dijo Liam y mirando a Aurora señaló. “Creo que si queremos inclinar la balanza completamente debemos investigar la Iglesia del Orden… Ellos deben tener algo, será arriesgado y peligroso, pero creo que es posible para mí.”

Estaba demostrando su confianza y seguridad al señalar esa posibilidad.

¿La Iglesia del Orden tenía algo? Seguramente, el Imperio Falion también estaba metido en la distribución de material de investigación.

Urfin se lo dijo a Aurora desde el primer día y ellos no lo negaron.

Claro, en este caso fueron descartados de la investigación de Liam, por el simple hecho de que ellos no eran imparciales a la hora de investigar.

No causarían problemas a un aliado, al menos no con golpes tan directos.

No estaban haciendo lo correcto, solo estaban haciendo lo que deseaban… Intentando cumplir su objetivo, era así de simple, por más hipócrita que se escuchara.

Aun así, la investigación de la Iglesia del Orden era un asunto pesado y peligroso.

“Puede que tengas confianza, pero ellos tal vez la tengan al encontrarte… Y si te encuentran te meterás en problema, la Iglesia del Orden es poderosa y como toda iglesia debe tener sus cosas malas y buenas.” Respondió Aurora y dando un suspiro, declaró. “Pero principalmente no quiero enemistarme con ellos.”

La Iglesia del Orden tenía sus defectos y sus virtudes, como la Iglesia del Tiempo y el Espacio o cualquier otra gran iglesia.

La Iglesia del Tiempo y el Espacio se había mantenido en silencio, si bien sus paladines estaban presentes con un Rango S, todavía estaban en silencio sin dar comentario o participar en este suceso importante.

Ese era un defecto importante en esa organización que le daba importancia a la ‘neutralidad’.

Con respecto a la Iglesia del Orden era lo mismo, Aurora no estaba de acuerdo con esa facción que deseaba eliminar a todos los demonios creyendo que todos eran malos, pero eso no significaba que no pudieran cooperar como ahora.

Luchar juntos para tomar el portal o tratar de ver maneras para apoyarlos en la búsqueda de los perpetradores.

Nadie era completamente bueno y ella entraba entre ese grupo con sus pecados y su lado oscuro.

Es por eso que ahora no tenía causa para enemistarse con la Iglesia del Orden, solo diferentes puntos de vista, pero nada extremo.

“Entiendo. De todas formas, tengo confianza para terminar el trabajo.” Declaró Liam con total seguridad.

Estaba revelando su confianza por completo, era posible que no fuera arrogancia, sino que habilidad.

Había individuos poderosos en el ámbito de lo virtual, pero en ese sentido algunos de ellos eran aterradores antes de que la magia o lo psiónico apareciera.

Mirando la hora, Aurora asintió y señaló. “Te dejaré a cargo de ese tema. Organiza cuando liberar la información para generar más impacto.”

“También recuerda que mañana es vísperas de navidad y nos vamos a reunir a cenar.” Precisó Aurora tras recordarlo.

“Cierto… Me había olvidado…” Murmuró Liam y al ver que lo miraban se rio y comentó. “El trabajo te hace perder la noción de días. Igualmente asistiré, quiero relajarme un momento.”

Aurora estuvo de acuerdo con todas sus palabras.

La navidad era una gran celebración que se extendía por todo el mundo y ‘nochebuena’ era un evento que bastantes personas festejaban.

Se sabía que los dioses existían en este mundo y ellos nacieron a partir de las creencias de la humanidad.

Algunas de estos eventos estaban relacionados con los dioses de la tierra o específicamente a las ‘creencias’ que le dieron vida, pero si bien gran parte de esas fiestas religiosas perdieron fuerza tras el ‘Gran Cataclismo’, otras adquirieron otra connotación.

El bienestar, la familia, el respeto o simplemente el deseo de que todo cambie a mejor.

Las iglesias del pasado, sus dogmas y doctrinas junto a aquellos que se llamaban ‘voz de dios’ en la tierra o eran las cabezas de iglesias perdieron fuerza cuando los mismos dioses a los que adoraban los repudiaron.

Ahora los poderes de los dioses se podían sentir y demostrar cuando las oraciones de los creyentes eran respondidas, es más se podía interactuar con esas entidades y los dioses de la tierra no eran diferente.

Sin embargo, las fiestas empezaron como algo mundano que se fue adaptando como una cultura y que perdió carácter religioso con el tiempo.

Ahora era simplemente eso, una fiesta para disfrutar con la familia o en este caso con amigos.

“Yo también quiero relajarme un rato.” Dijo Aurora con una sonrisa.

El trabajo era siempre pesado, pero con lo sucedido… Era aún más pesado.

Despidiéndose de sus compañeros y dando aviso que iría a entrenar, ella se fue a su habitación y cuando levantó las barreras, su visión cambió al espacio ilimitado.

Su anciano maestro estaba esperando con su espada en la mano, su expresión dejaba ver que se notaba molesto.

Desde que había sucedido el ataque demoniaco ayer en la noche, no lo había visto, pero era seguro que él estuvo mirando su actuación.

“Tu aura de espada fue débil.” Dijo su anciano maestro con seriedad.

Estaba en un modo tan serio que hizo que Aurora dejara de lado todos sus demás problemas y mirara con seriedad a su anciano maestro.

Sin poder negar sus palabras.

Su aura de espada celeste fue más débil de lo que antes había usado.

El color celeste era el color de las barreras y eso se plasmaba cuando usaba su espada, una barrera que servía para proteger, pero en este caso no fue tan resistente como en su mejor momento.

“Eres hábil en tu arte y entrenamos eso. Volver a levantar tu espada para completar tu objetivo, pero tú lo has visto, eso no será suficiente.” Precisó su anciano maestro.

Estaba señalando su combate con los goblins en la primera operación que fue realizada.

En ese momento uso su espada sin temblar y sin cuestionar, haciendo lo que debía de hacer para terminar su misión.

Cuando se enfrentó al Rango S, demostró destreza con la espada, pero no su aura de espada, ni tampoco el ‘concepto’ que había tomado forma.

Básicamente demostrando su destreza no era suficiente para derrotar enemigos de ese nivel.

El aura de espada era la culminación de un espadachín, la manifestación de su experiencia, de su arte y de su vida… Eso se alcanzaba al llegar al Rango A, pero adquiera una mayor fortaleza al alcanzar el Rango S.

Era en el Rango S en donde se demostraba una ‘cualidad’ superior a otra, era un color distintivo que daba un efecto peculiar, un ‘elemento’ e incluso algo más abstracto como un ‘concepto’.

Ella logró lo último.

“Te enseñé a disfrutar tu arte de espada y eso hiciste. Aprendiste, mejoraste y alcanzaste nuevos límites, pero en un momento perdiste tu objetivo.” Dijo su anciano maestro de repente y acercándose al frente de ella, declaró. “Aurora eres un artista.”

Aurora sintió el peso de esas palabras y la seriedad de su maestro.

Se había preocupado por ella con los recientes sucesos y por eso esta vez fue hablador, algo que no coincidía con él que le gustaba que se diera cuenta por si sola.

¿Era una artista?

Sí, era una artista, una pintora que plasmaba sus emociones en la realidad, usando su espada como pincel, ese era su concepto.

Su aura celeste era la prueba de su deseo de proteger a las personas, lo relacionó con la barrera de un mago y cada vez que balanceaba su espada teñida por esa aura celeste, buscaba proteger a alguien.

“Pero debes sentir profundamente tus emociones. Debes creer en ellas para que tengan la fuerza que antes tenías… No, para alcanzar una fuerza mayor.” Declaró su anciano maestro.

Como un artista que plasmaba sus emociones en la realidad, sus emociones necesitaban ser fuertes para que su aura tuviera una mayor fuerza.

Pero ante todas esas palabras había un problema…

“Si soy una artista, ¿por qué siento que tomo un arma cada vez que agarró mi espada?” Preguntó a su maestro y como si quisiera deshacer sus emociones saco su espada.

Su espada se sentía ligera en sus manos, era muy liviana, pero era difícil llamarlo un ‘pincel’.

Su aura celeste, verde y roja que representaba tres conceptos distintos en su mente se apagaron y un aura incolora apareció, luego se volvió traslúcida.

“HA!”

Ella agitó su espada con fuerza al vacío ilimitado deseando sacar todas sus emociones.

El dolor de los que murieron, de los heridos, de los gritos y del caos que sucedió en ese ataque demoniaco… Ese dolor que le traía recuerdos amargos de su pasado.

Y con tan solo un balanceo un profundo corte se extendió al frente de ella.

Era como un cuadro roto por la mitad y eso no fue hecho por un ‘pincel’, sino que fue realizada por su espada.

Destructivo e inestable, su corte tenía fuerza, pero era difícil decir que estaba plasmando emociones como una artista o que se estaba desahogando.

Es más, daba la sensación de que no deseaba sentir… Y eso era.

Un corte de alguien que seguía hacia adelante, sin sentir, sin recordar y sin querer caer en la oscuridad.

Su anciano maestro suspiró al verla, era como si no le gustara su forma de mirar su propio arte.

“Un artista plasma sus emociones en su cuadro, tu cuadro es todo lo que esté al frente tuyo. Sin embargo, también un artista puede frustrarse y querer romper todo.” Dijo su anciana maestra riéndose entretenida y acercándose con una sonrisa, señaló. “Tu espada no es un arma, tú lo eres.”

La expresión de Aurora tembló al escuchar esas palabras que la golpearon profundamente.

Su anciano maestro la miró con ira, pero su anciana maestra dio una sonrisa vigorosa.

“Tu espada o tus puños son medios para un fin, depende de ti elegir ese fin.” Dijo su anciana maestra y agitando su cuerpo, declaró. “Ahora bien, vamos a entrenar, esta vez será hasta tarde.”

Sin esperar respuesta, esa feroz luchadora cargó a ella como un gigante queriendo aplastar una hormiga.

******

“Entonces, ¿no tienes problemas?” Preguntó Aurora mirando a la hermosa princesa que se proyectaba al frente de ella.

“Eres complicada, pero lo diré por tercera vez. No tengo problemas en que reveles cosas que pongan al Imperio Falion en una situación incómoda.” Dijo Cithrel y mirando a Aurora con seriedad, remarcó. “Esta decisión la tomó como la Princesa Heredera, no es solo por ser tu amiga.”

Tras salir de entrenar con sus maestros tras varias horas, hablo con su grupo para preparar la fiesta de mañana.

En donde se iba a hacer, que iban a comer, que iban a beber, quienes iban a ir y todos esos pequeños pormenores.

Al final cuando quedaron solo le preguntó a Cithrel sobre si revelar lo que habían investigado estaba bien para ella.

Tal vez era pensarlo demasiado, pero a veces era difícil marcar la diferencia entre sus objetivos y su amistad.

Una cosa era que Alice la siguiera y obedeciera, pero otro muy diferente era que Cithrel aceptara… Esta última tenía un imperio en sus hombros.

Aurora sabía que las responsabilidades y cargas eran más pesadas de lo que ella imaginaba, es por eso que no quería crear problemas.

“En primer lugar, nosotros hemos venido por designio del Dios del Tiempo y el Espacio para apoyar a la humanidad. Es una tarea no solo para el Imperio Falion, sino que para todo los terranovense, nosotros organizamos a todos, pero muchos otros también están presentes y son de diferentes lugares con diferentes nacionalidades.” Dijo Cithrel y al ver que asentía, comentó. “Pero nosotros estamos de acuerdo en algo… El Dios del Tiempo y el Espacio puede ver el futuro.”

Aurora se quedó aturdida ante ese comentario y Cithrel se rio.

“Solo piénsalo, si el Dios del Tiempo y el Espacio puede ver el futuro como dicen, entonces todo lo que hacemos fue visto. En ese sentido es mejor tratar de hacer las cosas bien.” Declaró Cithrel con una sonrisa.

No era creyente de ese dios, pero no significaba que no lo respetara.

En Terra nova los movimientos conocidos de ese Dios Primordial podían contarse con los dedos… Ese era lo que todos decían.

A diferencia de otros dioses primordiales, él era una existencia neutral, era el tiempo y el espacio.

Estaba presente en todas partes, pero a la vez era indiferente como el tiempo afectado todos por igual.

Aurora se quedó en silencio, la verdad no deseaba pensar en esas existencias todopoderosas, pero entendía el punto de Cithrel.

“Además, estoy de este lado no me gustaría que por hacer algo mal, él hiciera un berrinche y yo me quedara atrapada aquí. Aunque es agradable las vacaciones y mi frustrante búsqueda, tengo un imperio que dirigir.” Bromeó Cithrel con una sonrisa entretenida.

Aurora se rio ante esas palabras.

Hacer las ‘cosas bien’ era eso, tomar decisiones que fueran aceptables todo para evitar fallar en su tarea.

Es por eso que esa broma tenía sentido, si fallaban y esa existencia no le avisaba que volvieran era posible que se quedaran varados.

“Sí, eres linda cuando estas seria, pero te conviertes en toda una belleza cuando sonríes.” Indicó Cithrel dándole un guiño de ojo coqueto.

Estaba cansada durante gran parte de la videollamada debido a que su anciana maestra le dio una gran paliza que extrañamente hizo que su humor mejorara.

Ahora miró de forma extraña a Cithrel que no perdía ningún momento para coquetear, pero no negó que se sentía tímida.

Era buena… Tal vez demasiado buena.

“Jefa, el objetivo se ha empezado a mover.” Informó Liam desde el otro lado de la puerta.

La expresión de Aurora se volvió inmediatamente seria y preguntó. “¿Tan rápido?”

“Si, normalmente estaría alerta, pero… Tal vez sea alguien demasiado arrogante o esté demasiado confiado.” Respondió Liam de inmediato desconcertado.

Su objetivo era Arminio, pero que se moviera ahora era sorprendente.

¡Ayer en la noche acababa de suceder el ataque demoniaco!

Al final, Aurora dio un suspiro y mirando a Cithrel, comentó. “Tengo trabajo que hacer.”

Cithrel dio una sonrisa y se despidió, dejando a Aurora preparándose para su trabajo.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.