Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 230: Navidad.

Capítulo 230: Navidad.

“Prueba 025, estímulos fuertes. Reacción de la criatura denomina como ‘goblins’ ante estímulos físicos.”

La voz de un científico resonó y en medio de un laboratorio blanco un goblin de los más pequeños estaba atado en una mesa de laboratorio con una expresión de temor en su rostro.

Conectado a diferentes aparatos para análisis tanto mágicos como tecnológicos, un investigador se encargaba de controlar un artefacto que podía causar diferente tipo de daño.

“Prueba de fuego.” Anunció el investigador y desde ese bastón, el fuego se extendió y lo acerco a la criatura.

“¡GrrruuuaaaaA!”

La voz gutural de esas criaturas resonó cuando el fuego comenzó a quemar su piel.

En el panel se dejaba ver las reacciones físicas a ese estímulo del dolor y diferentes partes del cuerpo.

En donde el dolor era más fuerte, en donde tenía más sensibilidad y en donde era más resistente.

Cuando todo termino, el investigador solo dio comienzo a la curación.

Otra forma de análisis para ver como sus partes se regeneraban y como sus células actuaban a la hora de la regeneración mágica.

Desde cómo funcionaba la magia de curación en ellos a cómo eran afectados por el fuego ‘mágico’ y el fuego ‘físico’… El fuego de los elementos y el fuego causado por la combustión.

Todo era analizado con calma.

La grabación se apagó y cambio.

“Prueba 012, estímulos fuertes. Reacción de la criatura denomina como ‘goblins’ ante estímulos emocionales. Prueba del amor.”

Otra mesa de laboratorio, ahora se encontraba otro ‘diablillo’ era más pequeño que el otro y se notaba más joven que el anterior.

Su cabeza estaba conectada a diferentes artefactos, esta vez mágicos, tecnológicos y psiónicos todos ellos centrados en el análisis del estado emocional.

“Comienzo de la prueba.” Anunció el investigador activando un artefacto de magia mental.

Los ojos del goblin se volvieron hacia atrás mientras el artefacto mágico lo afectaba con la emoción del amor.

Estos artefactos de control mental y que consolidaban emociones en la mente de los individuos era ilegal.

Se consideraba una clara violación a los derechos humanos y era totalmente ilegal.

Como las ‘pociones de amor’ para que una persona se enamore de otra y otras clases de pociones que causaban emociones diferentes.

Un mago mental podía causar esas emociones y podía manipular la mente de otra para que sintiera esas emociones ‘naturalmente’ e incluso un mago de ilusión podía afectar su mente para ‘guiar’ a las personas a que sientan algo.

Sin embargo, esas violaciones a la ‘mente’ no podían considerarse ilegales para estas criaturas que no tenían ningún estatus legal y podían ser considerados como meros ‘monstruos’.

La prueba comenzó, el artefacto generó la emoción de forma superficial y lentamente iba elevándose.

“Gurruaa…”

Una sonrisa tonta apareció en la criatura, tal vez como si conociera a su primera pareja.

“¡Gurruua!”

Como si estuviera declarando su amor eterno, la pequeña criatura soltó sonidos guturales con un tono de felicidad y emoción.

Este era el punto álgido del ‘amor’ que generaban diferentes emociones como la felicidad.

A pesar de que tenía una sonrisa en su rostro, el goblin tenía los ojos blancos.

Entonces, el final llegó, la pérdida del ‘amor’.

“¡Gurruaa! ¡Gurruruaaaa!”

Como en una trágica historia de amor el goblin gritó con ira y furia ante la pérdida de su amor eterno.

De la misma forma como si su pareja hubiera muerto, la criatura gritó con ira al destino por la trágica perdida y luego lloró.

Las lágrimas empezaron a salir y la criatura soltó quejidos de dolor, pena y tristeza, hasta que la prueba terminó.

Aun así, seguía habiendo rastros de dolor.

“Prueba realizada a través del escenario trágico de surgimiento y perdida de un ‘amor’. Se cambia al escenario de surgimiento y traición de un amor.” Dijo el investigador con seriedad.

La grabación se apagó y cambio.

Otra habitación de laboratorio, en ella se encontraba un goblin que se agitaba como si tuviera ataques y sus signos vitales parecían perderse.

“Esta por morir. Ya han realizado las diferentes extracciones genéticas y de tejido vivo. Usen un artefacto para capturar su ‘alma’. No tenemos investigadores centrados en esa área, pero podemos contratar a un nigromante o mago espiritual e incluso un psiónico que la estudie.” Dijo un investigador en jefe y con una sonrisa despectiva, declaró. “Somos físicamente diferente y en cuanto a la genética también hay diferencia. Bueno, al menos a la hora de reproducción su genética se adapta para permitir la reproducción con otras razas, aunque siempre son sus genes los predominantes.”

Como si el investigador en jefe se emocionara soltó una risa mientras miraba a los otros investigadores prepararse para obtener el ‘alma’ de la criatura en un cristal mágico.

“Me pregunto, ¿hasta qué punto sucede eso? Sus genes son los predominantes, ¿pero hay un cambio dependiendo de la raza con la cual se aparea? Si lo hace con una terrícola, un elfo o enano, ¿sus hijos serán diferente? Serian pruebas interesantes para llevar a cabo.”

Los otros los investigadores le dieron una mirada extraña a su jefe, pero él solo agitó su mano y señaló. “No me miren de esa forma. Como sabemos somos diferentes con los enanos y elfos. Si bien tenemos similitudes genéticas permitiendo la reproducción con ambas razas, al final tenemos diferencias. Y en los humanos de Terra nova es igual, la energía mágica afecto su cuerpo a nivel genético permitiéndole a ellos tener mayor sensibilidad a tal energía.”

“Los enanos no tienen ‘enanismo’ sus genes son lo suficiente diferente para ser otra ‘especie’ apartada de los humanos y ni hablar de los elfos, ellos son aún más diferentes. En ese sentido los terrícolas y los terranovense humanos también serían diferentes. Al final la investigación genética es un arduo y engorroso trabajo el cual nunca termina.” Declaró el investigador y al ver que el goblin moría, sonrió y comentó. “¿Pero la diferencia a nivel ‘alma’ hasta qué punto llega? Esa son dudas que no puedo responder.”

Ocurrida la muerte del goblin, un pequeño cristal que estaba cerca soltó una luz y el ‘alma’ del goblin fue encerrada… No, ya no era el ‘alma’, simplemente era un espíritu que había perdido su cuerpo.

La forma era de un goblin y si tenía resentimiento o algún apego se convertiría en un fantasma si es que la energía mágica o psiónica lo afectaba.

******

“A horas de vísperas de navidad y a un día de navidad sucesos han conmocionado al mundo. La detención de Arminio Petra quien participo en el ataque demoniaco en Rumania junto a demonios, no es lo más escandaloso, algo más perturbador ha sucedido… ¡Los goblin fueron liberados!” Anunció el anfitrión y con un tono serio, agregó. “La venta de ellos deja abierto la posibilidad de lo que los jugadores temían…. Que esas criaturas anden rampantes por el mundo.”

“Quizás fueron comprados para ser usados como material de investigación, pero ese destino es cruel para ellos. Las grabaciones de pruebas científicas por parte de un laboratorio militar rumano dejan en evidencia la crueldad de la investigación. Ellos sienten amor, odio, tristeza. Ellos son seres sintientes como nosotros, pero fueron usados cruelmente para investigación. ¿Los investigadores deben ser castigados?” Preguntó el anfitrión del canal y con un tono más serio, añadió. “Su liberación es segura y el mundo espera respuesta del castigo, pero hay una respuesta que todos esperamos… ¿Las fuerzas aliadas hicieron su trabajo?”

Clémentine frunció el ceño al escuchar esas palabras en la televisión.

Esas grabaciones de laboratorio se extendieron por internet y nadie sabía de donde había salido.

Alguien se había infiltrado en un laboratorio militar de investigación y había liberado todos los informes junto a los videos de sus experimentos.

Como si fuera poco, también se liberó rastros sobre que esos goblins fueron vendidos por un gremio llevando a la conmoción a una nación aún más caótico.

Incluso ahora se liberaban rastros sobre algo relacionado con políticos.

No solo Rumania estaba en llamas, sino que el mundo estaba mirando y las redes estaban caóticas.

Críticas hacia las fuerzas aliadas, hacia Rumania, los investigadores y críticas a todas partes.

Antes de que pudieran seguir mirando, Akira se acercó de la cocina.

“¡Apaguen eso y vengan a ayudar!” Exclamó Akira con un tono serio y mirando a alguien en particular, regañó. “¿Oscar que haces ahí? Ven, trae eso.”

“Lo siento, me distraje.” Dijo Oscar soltando una risa y cuando paso por Akira, bromeó. “El papel autoritario le queda bien, capitana.”

En respuesta Akira le lanzo varios copos de nieve logrando que Oscar huyera temblando de frío.

“Nosotros también lo sentimos, nos distrajimos demasiado rápido.” Dijo Clémentine de inmediato al darse cuenta de su error.

Nicole, Leslie y Andrés también dieron miradas de disculpa.

No podían negar que lo que estaba sucediendo era interesante, demasiado interesante.

Sin embargo, ahora todos los demás estaban ayudando para la fiesta de navidad.

Akira se rio tal vez al darse cuenta de que su atmósfera ‘autoritaria’ había salido.

“Está bien, pero vayan a ayudar. Andrés ve a decirle a Liam que deje sus cosas y vaya a buscar las bebidas que prometió. ¿Leslie puedes ver si Santiago necesita algo? Estaba asando la carne afuera.” Ordenó Akira arreglando todo y cuando miró a Nicole y Clémentine, señaló. “Nicole fíjate si las habitaciones de invitados están arregladas, Érica fue a ver a unos conocidos, pero cuando vuelva va a traer personalmente a Cithrel y Venali que se quedaran a dormir.”

Todos asintieron y se fueron a hacer las cosas que le ordenaron.

Ante la seriedad del cumplimiento de sus órdenes Akira dio una sonrisa y mirando a Clémentine, instó. “Vamos a la cocina, ahí usaremos tu habilidad.”

La expresión de Clémentine tembló por un momento y luego se rio.

No negaba que cuando estaba sola usaba su telequinesis para terminar sus pequeñas tareas o hacer su vida más cómoda.

Caminando por la sala que estaba decorada con el ambiente festivo navideño, llegaron a la cocina a donde Aurora y Shao Ya junto a Aeko estaban ayudando.

El otro cocinero era Santiago, pero él se encargaba de asar la carne mientras que Oscar se encargaba de ordenar las cosas y cumplir otros pedidos.

Quien era la jefa de la cocina era Aurora que…

“Puedes cortar eso.” Ordenó Aurora, señalando una zanahoria cuyo color naranja era fuerte dejando en evidencia que contenía algo de energía mágica.

Alice se movió para ayudarla, aunque fue lenta para moverse y también se comía algunas zanahorias crudas a medio camino.

Todo mientras Aurora seguía trabajando.

Akira dio una sonrisa y Clémentine sintió que le estaban dando una tarea a una niña para que no se sintiera tan fuera de lugar.

“Mientras me digas que hacer ayudo.” Dijo Clémentine con una sonrisa.

Aurora comenzó a dar órdenes y ella usó su habilidad para mover los objetos.

Desde cortar con un cuchillo en trozos a algunas verduras, revolver una olla, untar con salsa la carne en el horno y básicamente cualquier tarea que no requiera su cuerpo, fue realizada por ella.

“Lo haces ver demasiado fácil.” Murmuró Aurora al ver que el trabajo disminuyó en gran medida.

Los demás se rieron ante esas palabras, pero nadie lo negó.

Tal vez ella no era una cocinera y básicamente era alguien que era servida, pero Clémentine podía realizar esas pequeñas tareas con su control en la telequinesis.

No se necesitaba ni levantarse, podía estar sentada bebiendo algo y mientras revisara podía hacer todo.

Platos vegetarianos, platos ligeros con verduras o platos más pesados, algunas comidas gourmet y todo tipo de variedad era realizado por Aurora mientras que Shao Ya y Aeko la ayudaban.

Las comidas terminadas eran guardadas en un anillo espacial y eso significaba que no se echaría a perder.

Sin embargo, Clémentine sintió que la forma que Aurora estaba trabajando era peculiar, como si tratara de perderse en la cocina.

Su mirada fue a dar a Akira y luego a Alice notando que ellas también lo sintieron.

La puerta de entrada resonó y se pudo escuchar la voz de Cithrel junto a Érica, quien pronto se acercaron a la cocina que pareció ligeramente llena.

Tras saludar a todos los presentes con Venali y Taqiyya, Cithrel se acercó a Aurora y la abrazó al frente de todos.

Si los saludos con los demás fueron amigable y cordial, su abrazo sorprendió a los demás.

Incluyendo a Aurora quien se congeló al ser abrazada tan de repente, pero al mismo tiempo pareció como si rompiera su burbuja en la que se encontraba.

Como si la sacaran de simplemente cocinar para distraerse.

“Lo siento, te veías tan linda con tu delantal que no pudo evitar abrazarte.” Declaró Cithrel con una sonrisa encantadora.

La primera reacción de Aurora ante ese tono tan cautivador y esa sonrisa encantadora de esa bella princesa, fue sonrojarse.

Luego la tonalidad rojiza se volvió más profundo debido a que otras personas estaban presentes igual de aturdida que ella.

Aun así…

“Ja, si hubiera sabido que se podía sonrojar de esa manera, hubiera empezado a coquetear.” Comentó Akira con una gran sonrisa entretenida y ligeramente bromista.

“No, no lo permitiré. Hoy solo se los mostré porque deseaba que apreciaran la belleza que tengo.” Dijo Cithrel tomando una posición dominante, como la de un novio celoso.

“Ser ‘tóxico’ es malo, tal vez te deje. La conozco desde hace mucho tiempo así que tengo más chances.” Respondió Akira guiñando el ojo a Aurora.

Los labios de Aurora temblaron al ver que había una pelea por ella y dando una mirada ligeramente avergonzada, ordenó. “¡Lárguense!”

¿Estaba tratando de dar una apariencia más dominante lejos de esa joven que se sonrojó?

Clémentine no fue la única que lo sintió de esa forma.

“No, vamos a divertirnos ya hiciste demasiado trabajo.” Instó Akira con una sonrisa.

Antes de que Aurora pudiera adelantarse, Shao Ya dio una mirada animada y señaló. “Pueden ir, lo que falta no es mucho y yo puedo encargarme de todo.”

“Ayudaré.” Agregó Clémentine con una sonrisa.

“Yo también ayudaré.” Comentó Taqiyya con una sonrisa tímida y Aeko asintió para demostrar su apoyo en la ayuda.

“Ves, vamos a divertirnos.” Dijo Cithrel y con una gran sonrisa, comentó. “He traído bastantes regalos de Terra nova, vamos a disfrutarlo juntos.”

******

Érica miró la fiesta que se estaba llevando a cabo.

Todos se estaban divirtiendo contando sus historias o escuchando a otros mientras comían.

Era una fiesta de cena de navidad acogedora y divertida.

Cuando llegó medianoche, todos se saludaron y se dieron sus buenos saludos como eran tradiciones en algunos lugares.

Érica disfrutó este ambiente y se divirtió al escuchar las historias.

Leslie contaba sobre su agotador entrenamiento militar que en realidad parecía querer entrenar a un soldado a la antigua forma.

Entrenamiento físico de todo tipo, atravesar obstáculos, arrastrarse por la trinchera y trotes por varios kilómetros.

Seguir los rangos y marcarla con disciplina, en realidad era un entrenamiento con otros soldados, así que para alguien como Leslie era agotador.

No era que no entrenaba, por el contrario, todos sabían que Leslie era alguien que se dedicaba al entrenamiento, pero el problema era que el ambiente era completamente diferente.

Era normal sentirse agotada ante esos nuevos ambientes.

El mundo afuera estaba en un caos mediático con todo lo que sucedía alrededor de los goblins, pero aquí se sentía en paz.

Charla, risa, comida y algunas bebidas de todo tipo.

Cithrel trajo toda clases de bebidas no alcohólicas y otras clases de bebidas diferentes que había pedido a sus sirvientes.

Frutos y comidas en anillos espaciales que cuando eran sacadas parecían recién hechas o recién cosechados.

El mismo anillo tenía una cualidad para evitar los venenos y todo tipo de maldiciones o cualquier forma de ‘ataque’ indirecto.

Esas cosas dejaron ver que Cithrel estaba en otra posición, pero a diferencia de lo que uno esperaba de su posición, ella fue animada.

“¡Un brindis por esta fiesta!” Exclamó Cithrel levantando su copa alegre.

Todos brindaron con una sonrisa bebiendo lo que deseaban beber.

Como mayores de edad ellos decidían que cosas beber y que no, pero en este ambiente en donde se compraron todo tipo de bebidas y algunas eran traídas por una princesa, era difícil rechazar probar todo.

Vinos con cientos de años que muy seguramente valdrían una fortuna tanto en Terra nova como en este mundo, fueron probados por todos.

Desde el Imperio Lunar o el Imperio Falion, Cithrel se había esforzado para conseguir delicias para todos… No, tal vez no fue esforzarse y solo pidió algo, dejando que sus sirvientes enviaran lo mejor.

Érica también bebió, pero no fue lo suficiente como para estar ebria y eso se debía a que deseaba ir al otro día a visitar a Ashanti para almorzar con ellos.

En realidad, Lewa la esposa de Okello lo había invitado, pero la pequeña Ashanti que había recibido sus regalos fue la más emocionada para que viniera a jugar con ella.

Liam, Oscar y Santiago junto a Andrés bebían riéndose en voz alta, pero era Cithrel y Akira quienes eran las más animadas.

Estaban bebiendo y disfrutando del sabor del vino o la cerveza con entusiasmo contagioso, lo que hizo que Aurora que estaba en medio de ambas fuera influenciada.

Érica sabía que Aurora había estado conteniéndose y desahogándose en la cocina dedicándose solo a cocinar.

Se notaba que tenía muchas cosas que pensar y muchas emociones que comprender, tal vez no estaba abrumada, pero en ese estado daba una sensación de seriedad demasiado pesada.

Akira y Cithrel lo notaron y ambas empujaron para animarla.

No estaba mal desahogar sus emociones cocinando, lo que estaba mal era que se metiera en su burbuja, cuando tenía amigos con los que hablar.

Al ver a Aurora dejarse llevar, Érica también quiso apoyarla para que se divirtiera.

Entendía que su antigua ‘jefa’ era alguien que guardaba todas sus emociones, pero también deseaba que como su amiga pudiera apoyarla.

******

Nicole sintió hervir su sangre mientras miraba a los presentes.

Cithrel, Venali, Aurora, Alice, Liam, Akira, Shao Ya, Aeko, Oscar, Santiago, Érica, Andrés, Leslie y Clémentine.

Todos menos Taqiyya estaban en el área de entrenamiento bajo el edificio del grupo mercenarios.

Algunos habían bebido unas copas de más y estaban animados, como la misma Nicole y otros estaban influenciados por la atmósfera como Oscar o Shao Ya.

“No te preocupes te protegeré.” Dijo Santiago a Shao, Ya que estaba a su espalda.

Santiago era un hombre silencioso y obediente que no hablaba demasiado, pero ahora con unas copas de más se había convertido en un completo caballero.

Con un escudo y espada de entrenamiento, estaba delante de Shao Ya como un poderoso caballero protegiendo a su damisela.

Shao Ya dio una sonrisa ligeramente encantadora asentando su encanto maduro y comentó. “Como siempre dependeré de ti.”

Ese comentario no sonó para nada a una hermana mayor y dio un encanto único que hizo que Santiago libera una atmósfera aún más pesada.

Como un caballero dispuesto a dar su vida para proteger a la damisela.

Solo Nicole los estaba escuchando y la mayor razón era…

“¡Vamos Oscar tienes que sacar tu bestia interna! ¡Muéstrame esa gran bestia!” Exclamó Akira con una gran sonrisa animada que dejaba a la vista que había bebido de más.

Quien estaba siendo presionado y estaba ayudando que no se cayera era Oscar quien solo soltaba un suspiro y la afirmaba.

“Capitana está rompiendo su imagen frente a todos.” Dijo Oscar señalando a los espectadores que la miraban.

Los espectadores que estaban mirando como Aeko dieron miradas hacia otra parte al igual que lo hicieron los demás.

Sin embargo, Akira no se avergonzó y corrió a abrazar a Aurora.

“¡Aurora él no quiere transformarse! ¡Ya no me respetaba como su capitana y jefa!” Exclamó Akira abrazando a Aurora que se estaba riendo descaradamente a pesar de que recibió su abrazo.

Su risa era contagiosa y divertida, como si se estuviera divirtiendo de forma infantil por la actuación de Akira que actuaba como una niña mimada.

¿Akira estaba actuando?

Era muy posible que al beber unas copas de más estuviera soltándose para molestar a sus compañeros y de paso animar a Aurora… Claro, seguramente que pudiera soltarse aquí fue lo más importante.

“Bien, bien, me convertiré.” Murmuró Oscar al ver que había ido a buscar ayuda de otra persona.

Soltando un rugido se convirtió en un gran oso de pelaje rojizo de cuatro metros de largo y tres metros de alto, que seguramente si se levantaba en sus dos patas sería aún más grande y aterrador.

Fue bastante rápido al transformarse.

“¿Feliz?” Preguntó Oscar en su forma de oso dando un gruñido bajo.

Su presencia de rango S era notable y su voz gruesa daba una sensación aterradora, como una bestia enojada y que causaría terror en personas normales, pero…

“¡Si! ¡Lo sabía! ¡Eres toda una bestia!” Exclamó Akira volviendo al lado del gran oso y abrazando su cabeza.

Una joven guapa de rostro redondo y cabello negro estaba abrazando un gran oso de pelaje rojizo que solo soltó un gruñido al ser tratado como un peluche gigante.

“Somos quince en total. Estamos desbalanceados.” Comentó Cithrel y al ver que la miraban, declaró. “También hay demasiados rangos S reunidos.”

“Liam, Oscar, Alice, Akira, Venali, yo y Aurora… Todos somos rango S.” Agregó Cithrel frunciendo el ceño.

El ligero rubor en su rostro dejaba en claro que estaba medio ebria y por la seriedad que se estaba tomando este torneo, solo reforzó esa creencia.

Nicole miró a esos rangos S y cuando su mirada paso por Aurora, preguntó. “¿Ella es rango S?”

Su tono desconcertado dejo en evidencia que ella también tenía unas copas de más.

Al escuchar esa pregunta los demás de su grupo miraron a Aurora, pero ella solo se rio como una niña malvada que había hecho que todos cayeran ante su astucia.

Se estaba divirtiendo con su sorpresa de una forma muy infantil.

“Oh, no la habían visto…” Murmuró Cithrel asintiendo.

“Yo no lucharé como Rango S, estoy ocupado y mi atención está en otro asunto, así que iré con una fuerza menor.” Intervino Liam con algunos drones revoloteando a su alrededor.

“Como seguiremos siendo quince, me dedicaré solo a la curación.” Comentó Shao Ya y al ver que Santiago se decepcionó en silencio, soltó una sonrisa y agregó. “Sin embargo me quedaré aquí.”

“Genial, entonces ahora estamos perfecto.” Comentó Cithrel con una sonrisa.

Aurora, Oscar y Cithrel como los Rangos S de un lado, luego estaba en el mismo grupo Liam, Érica, Nicole y Aeko.

Del otro lado se encontraba Alice, Venali y Akira, como Rangos S mientras que los otros miembros eran Andrés, Santiago, Clémentine y Leslie.

Cada uno de ellos estaba fijando su objetivo y que Aurora sacara una espada de madera con una sonrisa daba la sensación de que se estaba por soltar.

Leslie estaba mirando a Aeko, Liam le daba una sonrisa burlona a Andrés y Nicole estaba poniendo su objetivo en Clémentine.

Quería probarse contra aquella que había ascendido primero y Clémentine se rascó la mejilla ante su mirada tan intensa.

Cithrel le daba una mirada juguetona a Alice, a la vez que Akira le tiraba copos de nieve a Oscar molestándolo.

Dejando a Venali que había tomado una espada de madera liberando una presión queriendo probarse en armas contra Aurora.

En medio de eso Cithrel se acercó a Taqiyya que estaba afuera y le dio una sonrisa mientras sus rostros se acercaban.

“Taqiyya tú serás la jueza que decida el partido y el árbitro, pero recuerda que solos debes apoyarme a mí.” Recalcó Cithrel ante todo el público y mirando a la avergonzada Taqiyya que se puso roja por su tono coqueto, comentó. “Hueles deliciosa.”

Que lo hiciera en público hizo que recibiera muchas miradas extrañas de los espectadores, no por su coqueteo descarado, sino que por ese comentario que solo podía ser considerado extraño.

Cithrel reveló una sonrisa encantadora mientras sus ojos brillaron con fuerza mirando a Aurora.

“¡Tengan cuidado el caballero galante está despertando!” Anunció Aurora y luego se rio por si sola.

La sonrisa de Cithrel solo creció al escuchar la forma que era llamada, pero golpeándose los labios, comentó. “Ahora somos aliadas, así que puedo protegerte y estar a tu lado.”

Ese comentario sonaba bien, pero apuntaba a Alice quien estaba en el otro bando.

Nicole pudo notar que Alice quien parecía estar completamente bien, levantó sus cejas con una mirada seria y dejo sus papitas.

Todos se miraron con una alta tensión dejando salir su espíritu de batalla, usaban equipo de entrenamiento, pero eso no significaba que la batalla no fuera divertida.

Mirando con intensidad antes de que Taqiyya diera el comienzo, Akira parpadeo al lado de Oscar en su forma de oso y lo abrazó.

“¡Lo tengo! ¡Yo me encargo de esta bestia!” Exclamó Akira como un soldado quedándose atrás para proteger a su tropa.

Su tono era serio a pesar de que estaba abrazando al gran oso por su cuello como si fuera un peluche.

Era hasta el punto de que había tirado todo su peso para atraparlo.

“Vamos, sube te llevaré de paseo, necesitas un poco de aire fresco.” Dijo Oscar en su forma de oso, empujando con su cabeza a Akira.

Akira se rio y se subió para montarlo como si fuera algún tipo de caballo y entonces su risa se volvió entretenida.

Todos pudieron ver a Oscar estabilizando su cuerpo para que ella no se cayera antes de desaparecer en el portal.

La atmósfera de batalla se rompió completamente y en medio de ello…

“Pfff… Hahaha.”

Aurora se rio a carcajadas por la actuación de su amiga y su risa fue tan contagiosa que se extendió por los demás, incluyendo a Alice que dio una sonrisa divertida.

Su risa duró un rato, hasta que ella se limpió las lágrimas en sus ojos de tanto reírse.

“Vamos a divertirnos un rato.” Declaró Aurora sosteniendo su espada en su mano mirando a Venali quien deseaba hacerle frente.

Al instante que escucharon esas palabras, Taqiyya dio el comienzo y Nicole se movió.

Cargando con gran velocidad hacia Clémentine que tenía una expresión seria.

En medio de su camino sintió como si algo estuviera queriendo atraparla como manos invisibles, pero Nicole solo dio una sonrisa y dejo ver su ‘armadura’ de aura de combate que rodeo su cuerpo.

Impidiendo que fuera agarrada directamente, Nicole pateo el suelo y creó plataformas en el aire moviéndose a alta velocidad tratando de superar los reflejos de Clémentine.

*BOOM*

Entonces, cuando llego cercó golpeó con fuerza el suelo creando una explosión ensordecedora y un cráter sutil.

Clémentine se había distanciado moviendo su cuerpo con telequinesis.

“Esto solo es para divertirnos, ¿cierto?” Preguntó Clémentine con una sonrisa entretenida, pero al instante agitó sus brazos.

Nicole sintió todo su cuerpo pesado, era como una gran mano presionando todo su cuerpo añadiendo un mayor peso del que debería.

Sin embargo, ella solo se levantó como una digna luchadora, pero antes de que pudiera volver atacar escuchó una risa y tanto ella como su oponente desviaron su mirada.

Liam y Andrés estaban en un combate estratégico virtual en donde buscaban apoderarse o interferir con los drones del otro… Eso era lo que Nicole sentía, aunque era posible que estuvieran jugando a un juego teniendo su propio duelo.

Aeko y Leslie estaban corriendo por los alrededores en un combate a larga distancia.

Alice y Cithrel estaban metidos en un combate ligeramente aterrador con brazos negros saliendo alrededor mientras que del lado de Cithrel brazos de agua se extendían de varias esferas de agua.

Érica y Santiago estaban luchando de forma muy tranquila, pero quienes se estaban riendo entre sí, era Aurora y Venali.

Ambas chocaban sus espadas de madera sin retroceder usando técnicas rápidas.

Las dos tenían sonrisas en sus rostros y realizaban sus técnicas de espada como si empezaran a disfrutar que sus espadas chocaran.

Sin usar auras de combate, solo era un choque de destreza en el manejo de su arte de espada.

“¿Qué tan rápido puedes ir?” Preguntó Venali con una gran sonrisa digna de alguien que amaba luchar.

“Ahora estoy un poco… Un poquito ebria, pero por lo general rápido.” Respondió Aurora riéndose suavemente entretenida por la atmósfera.

Ambos retrocedieron al mismo instante y tras posicionar su cuerpo, las dos desaparecieron de su lugar.

Apareciendo en medio del campo de batalla sus espadas chocaron, para luego salir del estado de alta velocidad y chocar sus espadas en otra parte.

Como un ‘parpadeo’ ambas dejaron ver una fuerza de Rango S en el ámbito de un espadachín.

La expresión de Nicole y Clémentine temblaron, pero en medio de eso podían ver a Aurora riéndose, disfrutando esta noche.

Su risa solo se extendía contagiando a su oponente que daba una sonrisa.

Los demás estaban en lo correcto, ella necesitaba disfrutar este día.

***Nota del Autor:

No se olviden de comentar que les pareció el capítulo o reaccionar.👇

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.