Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 246: ¿Sabes lo que es?

Capítulo 246: ¿Sabes lo que es?

“Mal.”

Clémentine escuchó la voz de un anciano y recibió un golpe en el hombro.

A pesar de que ese anciano estaba usando ropa oriental y se veía como un agradable monje en la ancianidad y ese bastón que usaba parecía que era para afirmarse, la apariencia no podía ser más errónea.

El anciano agitó su bastón y Clémentine retrocedió hacia atrás solo con sus habilidades físicas y cuando pensó que había evitado el golpe, el bastón se detuvo y lo empujó hacia adelante.

“Ugh…”

Sorprendida por ese cambio de dirección tan repentino, Clémentine fue golpeada en el estómago y soltó un gemido doloroso al caer en el suelo.

No estaba usando sus habilidades psiónicas y en cierta forma estaba probando el dolor de su cuerpo débil.

“Eres extremadamente hábil. No solo con tu telequinesis, sino que con los ataques mentales o con tu forma de replicar otras habilidades psiónicas, pero al final eres tan multifacética que no eres buena en nada.” Criticó el monje con una mirada seria.

Clémentine soportó el dolor del golpe y sus ganas de vomitar y se levantó.

Si hubiera usado su telequinesis o su energía psiónica podría haber reducido la fuerza de ese golpe y el dolor que enfrentaría, pero no lo hizo debido a que este era su entrenamiento.

“No entiendo a lo que se refiere.” Dijo Clémentine con sinceridad.

Era hábil en telequinesis y su ataque mental era perfecto, sus habilidades estaban centrados en esos dos puntos y no era como si no se hubiera especializado.

Desde el año pasado que estuvo las prácticas de mitad de año con Akira aprendió sobre la ‘especialización’ y lo hizo.

“Tener control y ser buena en ello no puede ser llamado especialización.” Declaró el monje y al ver que Clémentine lo miraba con atención paso el bastón y comentó. “Toma, úsalo y golpéame. Te enseñaré la diferencia.”

Clémentine se congeló por un segundo, pero tomó el bastón y su expresión cambio cuando lo sostuvo.

Se veía como madera, pero era muy pesado y duro… Ahora entendió la razón por la cual sentía dolor.

No era que el cuerpo de un psiónico de rango A sea débil, era que esta arma estaba preparada para ser fuerte.

Como no lo podía usar con la fuerza de sus brazos, Clémentine usó su telequinesis para moverlo y mirando a ese monje, lo golpeó con una fuerza moderada.

No era lo suficiente aterrador como para causar un grave dolor, pero si sería lo suficiente como para lo que se requería.

Antes de que su bastón pudiera tocar el hombro del monje, el golpe se desvió hacia un lado.

Era una fuerza repelente natural, pero no era como si estuviera usando sus habilidades psiónicas… Ese monje solo la miraba con calma.

Tampoco era que resultaba ser algún individuo poderoso, solo era uno de los tantos monjes que ayudaban a entrenar en este lugar.

Un Rango A como ella…

“…”

Clémentine lo intento otra vez y esta vez a diferencia que antes fue igual, solo que la única diferencia era que notó que el aire empujó el bastón.

“¿Una barrera natural?” Preguntó Clémentine con seriedad.

Sabía que los usuarios de habilidades como los magos o los psiónicos tenían barreras naturales cada vez que ascendían de rango.

No solo su cuerpo mejoraba físicamente, sino que esa barrera era la prueba de que sus habilidades estaban demostrándose al exterior y servía como una protección natural.

Es por eso que los primeros años tras el ‘Gran Cataclismo’ las armas ‘modernas’ de ese momento no podían dañar a algunos individuos y fue una de las razones por la cual los usuarios de habilidades empezaron los conflictos.

La fuerza coercitiva del estado que estaba representado por la policía, ya no podía afectarlos.

Aun así, entendió que esto era diferente… Era algo más fuerte que antes y a pesar de que fue natural e inconsciente, se notaba entrenado.

“Desarrolle mi telequinesis y mi ataque mental mientras que en mi tiempo libre practicaba mi control tratando de usar otras habilidades psiónicas, pero en realidad no me ‘especialice’ como se debe.” Murmuró Clémentine en un auto análisis y con duda, preguntó. “¿Esto es a lo que se refiere cuando lo mío no puede llamarse ‘especialización’?”

El monje parecía un psiónico que controlaba el aire y la forma que entrenó hizo que esa barrera natural que aparecía en los rangos más bajos, se volviera aún más fuerte.

Algo que ella no lo tenía, al menos no lo suficiente como para tratar de evitar un arma que podía causarle daño a un luchador del rango A con un cuerpo fuerte.

El monje se sorprendió, pero luego dio una sonrisa.

“Exactamente. Un espadachín tiene reflejos para esquivar ataques repentinos, un luchador tiene su instinto, un mago tiene sus barreras y hechizos de protección, pero nosotros también tenemos nuestras propias habilidades para defendernos. No de forma consciente, sino que también de forma inconsciente ante ataques sorpresas, todo sin depender de equipos externos.” Explicó el monje con calma.

Los espadachines cualquiera sea el tipo de arma que usaban tenían unos reflejos de mayor nivel lo que hizo que pudiera detener ataques repentinos.

Los luchadores tenían su fuerte cuerpo del cual dependían para sobrevivir y ni hablar de sus instintos agudos.

Los magos tenían un cuerpo débil, pero la enseñanza que se trajo de Terra nova y la experiencia hizo posible que, en sus entrenamientos y modos de actuar, siempre usaran hechizos de protección.

Debido a que esos hechizos funcionaban por un periodo de tiempo tras lanzarlo, era común tener uno activado.

Por supuesto algunos magos no lo usaban debido a que dependían de su barrera del equipamiento, experiencia y dedicaban toda su atención de forma completa al ‘ataque’… Dejando su concentración y energía mágica para realizar ataques más poderosos.

Había diferentes formas de usar las habilidades y muchas veces dependía de la personalidad, experiencia y conocimiento de la persona, así que a veces las cosas cambiaban.

“Generar una forma de protección natural te puede ayudar para evitar algunas situaciones difíciles o cuando no tengas un equipo externo por el cual depender.” Señaló el monje con una sonrisa.

“Muchas gracias por sus consejos.” Dijo Clémentine inclinándose con seriedad.

Desde que había llegado había estado meditando en este hermoso lugar y usando sus habilidades perfeccionando su control y buscando nuevas formas de mejorar.

Ningún maestro vino a enseñarle personalmente, pero el monje decidió ayudarla, tal vez notando su duro esfuerzo.

“No te preocupes, el esfuerzo trae recompensa y en este caso tú te has esforzado bastante.” Respondió el monje y mirando el sol en lo alto, comentó. “Ven, ya debe ser hora del almuerzo.”

Clémentine asintió y usando un artefacto de limpieza para sentirse más cómoda, avanzó a su lado.

El lugar era agradable y esas pagodas junto al paisaje a su espalda, era demasiado impresionante y fascinante.

Blancas y altas montañas estaban a lo lejos como si fuera un cuadro artístico mientras que en este lugar se encontraban jardines hermosos para meditar y lugares de entrenamiento para mejorar.

Había estado en este lugar hace un buen tiempo y a pesar de la falta de conexión con el mundo externo y la falta de entretenimiento modernos, el lugar era excelente.

Las habitaciones en esas pagados eran simples y pequeñas pero agradables, las comidas no eran complejas y tampoco eran manjares, pero su simplicidad concordaba con la atmósfera general.

Al dirigirse a la pagoda principal en donde se encontraba el comedor, Clémentine notó a unos jóvenes asiáticos entrando a lo lejos.

Entre ellas estaba presente Ryu Sujin estudiante de la Academia Aetherium y que durante el torneo internacional fue el rango S y en cierta forma su líder… A le menos parcialmente debido a que tenía conflicto con Xu Long por el liderazgo.

No se sorprendió de verla en este lugar debido a que todo esto era parte de la recompensa al azar y Ryu Sujin, aunque no brilló tanto como merecía, tenía un gran control en sus barreras.

Un estilo similar a Joslyn en la academia, solo que esa psiónica de rango S se centró en el combate y su compañera en un estilo de curación y apoyo.

Aun así, había bastantes personas a su alrededor.

“¿Qué sucede?” Preguntó Clémentine con curiosidad.

“Algunos se acercan a los nuevos para recibir noticias del mundo, en tu caso no fue así debido a que alguien había entrado antes, pero ellos son los primeros en llegar desde que tú viniste.” Informó el monje con curiosidad.

Clémentine lo pudo entender y debido a que no había escuchado noticias sobre la situación de los portales abismales y estaba curiosa, se acercó para ver si podía captar algo.

“¿Entonces dices que el asalto a los portales abismales fallo y que muchos murieron?” Preguntó uno de los invitados del lugar con ligera incredulidad.

Clémentine se detuvo en seco y miró a Ryu Sujin.

Sabía que Aurora y Alice estaban en los portales abismales y todo lo que sea relacionado con ellos, seguramente participaron.

Sin embargo, al escuchar que ‘muchos murieron’ hizo que su expresión se volviera seria y que una sensación desagradable se levantara en su interior.

“Sí, hubo bastantes muertes incluso entre los Rangos S, hasta hay desaparecidos en el portal abismal. Dicen que el conflicto con los goblins no fue lo duro, sino que el portal se volvió inestable y se extendió una grieta en la barrera dimensional.” Informó Ryu Sujin con calma y dando una mirada al ver algunos pálidos, declaró. “Fue hace varios días y ahora la grieta junto a los monstruos están contenidos y la fuerza aliadas se preparan para moverse para cerrar la grieta.”

Al escuchar esas palabras la expresión de Clémentine se hizo más pesada y difícil.

Que los rangos S murieran… Dejaba ver que la dificultad y el peligro no fue una broma, pero eso hizo que la sensación en su interior se volviera más desagradable.

“¿Sabes los nombres de los caídos?” Preguntó otro invitado curioso para ver si conocía a uno de esos rangos S.

Clémentine presto una gran atención, esperando no escuchar ningún nombre conocido.

Ryu Sujin sintió su mirada tal vez más ansiosa de lo normal, pero agitó la cabeza y comentó. “No lo sé, no preste tanta atención debido a mi entrenamiento.”

Esas palabras en vez de causar alegría en Clémentine hizo que se sintiera más ansiosa de lo normal.

Sin embargo, sabía que no podía salir ahora para averiguarlo… De esto se trataba entrenar a ‘puertas cerradas’ si bien no era encerrarse en una habitación por completo, era desconcertarse del mundo.

Algo que en la actualidad era un asunto que muy pocos podían lograr.

En vez de sentirse mejor, el sentimiento desagradable se asentó en su interior.

“Espero que estén bien…” Murmuró Clémentine tratando de calmarse.

Ahora mismo una parte de ella se estaba lamentando por haber ido a entrenar justo en este momento.

******

Aurora observó a lo lejos el gran pilar.

Habían viajado durante un gran tiempo y ahora se había acercado a donde se encontraba el portal para volver, sin embargo, se había quedado aturdida por el tamaño de ese inmenso pilar negro.

Ese pilar de oscuridad era como una gran espada clavada en la tierra muy profundo.

Todavía estaban a varias decenas de horas del lugar y los monstruos eran más habituales de lo que había imaginado al igual que las abominaciones.

“¿Sabes lo que es?” Preguntó Aurora en voz baja.

A la persona que le hablaba era a su amiga y a su sistema… Estaba buscando una respuesta que la ayudara y en este momento necesitaba sinceridad, ante todo.

“No lo sé, pero no es ‘oscuridad’ o magia de oscuridad y si ves bien el lugar está más verde que antes y el ‘Caos’ es menos denso entre más nos acercamos.” Precisó Alice con una expresión seria y dando una mirada al pilar, declaró. “Creo que eso es la causa.”

Aurora también lo había notado y la historia de Cédric lo confirmaba.

Debido a que cuando el portal abismal se volvió inestable hizo que el pilar temblara y según Cédric eso llevo a que los monstruos enloquecieran.

Su amiga tenía un control sobre su oscuridad y una gran afinidad a ella, es por eso que Aurora confió en sus palabras.

Aun así, se encontraba en una posición difícil y cualquier información sería útil… Ahora Aurora dejo ver que necesitaba el apoyo del sistema.

Si bien el ‘Caos’ eran menos fuertes en esta zona lo que hizo que todo empezara a tener color agradable, los monstruos y las abominaciones eran mayores en número.

Era muy posible que el portal abismal se encontrara rodeado de estas criaturas… O peor aún, siguiera inestable lo que significaba que no podría regresar.

—El pilar parece ser un tipo de protección a estas tierras… No solo ante el ‘Caos’ sino que ante el salvajismo de los monstruos.

Esas palabras hicieron que Aurora frunciera el ceño.

Que los árboles estuvieran verde y que la tierra tuviera cierta vitalidad generaba la sensación de que estar más cerca del pilar significaba estar más seguro del ‘Caos’, pero otro tema era sobre los monstruos.

Ya que, si bien el ‘Caos’ era menos denso, los monstruos tenían un número mayor.

—Ya no sientes esa opresión que sentiste cuando llegaste, ¿cierto? Eso se debe has sido aceptada en este lugar, pero es diferente a los monstruos… Ellos están más tranquilos a diferencia de antes que eran salvajes y se mataban entre ellos.

Aurora reaccionó de inmediato ante esas palabras y miró a los monstruos.

Entre los árboles se podía ver todo tipo de monstruos desde los más grotescos hasta animales de este lugar corrompidos y mutados de forma superficial.

Hasta notaba algunas abominaciones que eran parte de cadáveres de goblins por el área.

Sin embargo, tal como había mencionado su sistema todo estaba tranquilo, muy diferente cuando se alejaba del lugar en donde la batalla era la norma.

En cuanto a la opresión que había sentido y lograba ponerla ansiosa, ahora había desaparecido y ella no se había dado cuenta cuando.

“¿No sientes ninguna sensación de opresión o algo de ese estilo?” Preguntó Aurora a su amiga y al ver que agitaba su cabeza, ella soltó un largo suspiro y comentó. “Vamos a volver, espero que Urfin y los demás hayan encontrado algo nuevo.”

Su sistema estaba informando con cierta claridad, pero al mismo tiempo era difícil decir si era de ayuda.

—Lo es. La atmósfera de opresión que libera el pilar mantiene controlado a los monstruos y abominaciones, pero si sucede algo que afecte al pilar, se puede repetir la historia de Cédric en donde todo su grupo fue derribado.

Las palabras eran en forma de texto, pero Aurora sintió cierta extrañeza… Un toque de cansancio por el fallo de alguien que era lenta entremezclado con cierta inevitabilidad de aquellos que se cansaban de esperar que otro pensara en la respuesta y al final se lo terminaba dando.

Una sonrisa apareció en su rostro, ya que ese era el estilo de su sistema.

Sucedía lo mismo cuando fallaba en las pruebas o no lograba alcanzar la respuesta, al final se la terminaba dando.

“Si el pilar se vuelve inestable la opresión disminuirá, los monstruos entraran en un frenesí y es posible que todos terminemos muertos incluso con nuestros números. Imitando a Cédric y su grupo.” Declaró Aurora entendiendo a lo que se refería su sistema.

Un asunto era atacar en conjunto por su cuenta y enfrentarse a los monstruos mientras estaban en este estado que parecía más lento y tranquilo, y otro era atacar cuando ellos estaban en un estado de frenesí.

“En la noche también se vuelven más agitados y salvajes. ¿Tal vez esa ‘opresión’ de la que hablas es la causa?” Dudó Alice mientras saltaba a su lado acompañándola oculta y dando una mirada a los monstruos, señaló. “Es mejor no actuar de noche. Ahora sus sentidos están entumecidos y es por eso que los rangos S no detectan aquellos que carecen de habilidades de ocultación, pero será diferente de noche o cuando estén alterados.”

A pesar de que Aurora hablaba entremezclando las palabras de su sistema y de forma directa, Alice había logrado captar lo básico.

Esa era la capacidad de su amiga quien estuvo durante gran parte de su vida a su lado… Un entendimiento maravilloso.

Además, sus palabras fueron bastante precisas y ella seguramente era la que mejor entendía el salvajismo de los monstruos durante la noche y eso se debía a que estuvo oculta en su propia sombra mientras que su ‘forma de guerrero’ estaba fuera caminando.

“Sería genial que todos podamos entrar en tu sombra e ir directamente al portal.” Murmuró Aurora mientras se detenía en un árbol particular.

Era posible entrar en la sombra de su amiga debido al espacio en su interior y ciertamente sería agradable debido a que mientras se mueva en su forma de guerrero no sería visto como una criatura viviente y sería tratada como un monstruo.

Siendo posible llegar al portal abismal sin tener que luchar.

El problema era que resultaba muy posible que el portal fuera inestable e incluso no supieran activarlo o peor cuando trataran de entrar los monstruos lo atacaran por algún cambio causado por el portal abismal.

Las posibilidades eran múltiples y lo que todos estaban de acuerdo era que necesitaban reducir esos problemas para asegurarse tener un tiempo para analizar el portal en caso de no ser posible entrar.

Cuando llegaron a ese gran árbol, ambas entraron por la cima y se adentraron al interior bajando por la parte hueca del árbol hasta que descendieron bajo tierra.

Habían usado un árbol hueco como entrada y bajo tierra Meden había creado un gran sótano capaz de resistir impactos.

La carpa de ambas estaba instalada en ese lugar y cuando ambos, se acercaron pensando que no había nadie, sintieron dos presencias.

“¿Entiendes lo que estás diciendo?” Preguntó Marius con un tono agitado y difícil.

“Sí. Cuando salga de este lugar y vuelva a la tierra revelaré todo lo que hemos hecho… Todo lo que el gremio ‘Los Custodios’ ha hecho para posicionarse primero. Aceptaré los crímenes que hemos cometido. Todos ellos.” Respondió Cédric con una voz tranquila.

“¿Estás loco? ¡¿Yo me he esforzado para mantener el gremio en su ausencia y luego vienes a decir esa estupidez?!” Gritó Marius y apretando los dientes, declaró. “No sabes lo que he tenido que pasar y cuanto he tenido que arriesgarme para lograr que el gremio se mantuviera en pie.”

“Esto es lo correcto.” Declaró Cédric y luego abandono la carpa, notando a ambas que estaban afuera.

Ellos estaban en el interior y a pesar de que ambas recién habían acabado de llegar sus sentidos eran agudo escucharon todos con claridad.

Aurora le dio una mirada de disculpa por haber escuchado, pero Cédric no le importo.

“Urfin ya volverá. Es mejor prepararnos para hablar de la situación.” Dijo Cédric y dando una mirada seria, comentó. “La situación parece más difícil de lo esperado.”

Nota del Autor:

Volvemos con la historia principal. No se olviden de dejar sus comentarios y si desean pueden unirse al discord en donde pueden dejar su ‘fan art’, si es que alguien sabe dibujar o si encuentran alguna imagen de que capaz de parezca al personaje. Tambien pueden dejar sus comentarios, consejos o cualquier duda que tengan, los estare respondiendo. (Discord)

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.