Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 250: Maravilloso equipo.

Capítulo 250: Maravilloso equipo.

Theodore esquivó las garras de una abominación y mirando a esa criatura hizo que fuera cubierto por fuego.

Lograr que explotara desde a dentro, era imposible debido a que la abominación era de rango S y tenía instintos naturales para protegerse de ataques internos, pero él no era débil.

“¡Grhaaaa!”

La abominación gruño con fuerza mientras que usaba sus cuatro brazos para golpear todas partes en un descontrol total.

Esa criatura era como un caballo con cuatro brazos, solo que lo que sería su cabeza en realidad era la boca de una bestia grotesca.

Sin importarle su apariencia, Theodore creó una gruesa lanza de fuego comprimida y lo envió volando para atravesar a la criatura.

“¡GAA!”

Tomándolo por sorpresa la abominación gruñó de forma salvaje al ser atravesada, pero su carne grotesca y el ‘Caos’ en su interior hizo que el fuego mermara, aun así, fue suficiente para Theodore.

*BOOM*

Manipulando esa lanza hizo que se calentara a un nivel aterrador y entonces, presionó para que explotara.

La explosión destrozó a la criatura desde su interior y lanzas de fuego salieron del cadáver de la abominación.

Recién en ese momento Theodore escudriñó sus alrededores.

Amanda estaba luchando contra lo que parecía un gusano gigante de varios metros mientras cortaba con su espada infundida en el poder de su dios… El ‘Espacio’ era cortado por completo con un solo balanceo de su espada.

En sus alrededores volaban cuchillas de aire arrasando todo a su paso mientras que Alros se movía a una velocidad que sus ojos apenas podían captar.

Sin embargo, la aterradora era Alice quien estaba en el suelo al frente de todos mientras su sombra se había extendido a cincuenta metros bajo sus pies.

Los tentáculos, manos y lanzas salían de su sombra con gran fuerza atravesando, deteniendo e incluso despedazando a todas las criaturas débiles.

“¡Viene otra abominación y un gran grupo de criaturas!”

El grito de Alros sonó y Theodore pudo ver como un torbellino de viento y cuchillas arrasaba esa zona.

Cortando todas las criaturas que era posible y causando graves heridas a las otras.

Dependiendo de la forma de la criatura, piernas, brazos y hasta pedazos de carne eran cortados, algunos muriendo en el acto y otras avanzando con más fuerza.

Las criaturas corrompidas eran problemáticas no solo por su aumento de fuerza, sino que por la bestialidad de atacar no importa cuán heridas estuvieran.

Eran irracionales lo que hizo que no tuvieran tácticas y fueran ‘tontas’, pero si no tenían la capacidad de asesinarlo en el acto, entonces era un gran dolor reducirlas.

Theodore se movió cargando con una gran velocidad hacia adelante.

Sus ojos empezaron a llenarse de energía psiónica y luego los abrió con seriedad.

“¡Graaa!”

“¡GAhhh!”

“¡Gaaahhhh!”

Los monstruos y criaturas se encendieron ante su ‘Mirada Ardiente’… Ese era el nombre de su mejor truco.

Había encendido fuego a todas las criaturas y monstruos en su campo de visión y las estaba quemando por completo.

Su mirada se centró en la abominación que parecía algún tipo de triceratops y entre más tiempo su mirada duro en su figura, las escamas de esa criatura se empezaron a derretir hasta que su carne se quemó a un nivel aterrador.

Sin embargo, la abominación avanzó hacia adelante hasta que no pudo más y terminó cayendo al suelo.

Theodore cerró sus ojos cansados ante el efecto de su ataque, pero al momento siguiente agitó su mano hacia adelante creando una explosión.

*BOOM*

La explosión sonó en sus oídos y cuando Theodore abrió sus ojos, notó a un lobo con cuernos arriba del cadáver de esa antigua abominación.

Usando la fuerza expansiva de la explosión había esquivado el ataque de esa criatura y en su antigua posición ahora había marcas de garras por la tierra.

Ese lobo con cuernos estaba afectado por el ‘Caos’, pero mantenía un gran nivel de inteligencia y astucia, acercándose a convertirse en una bestia demoniaca al aceptar tal corrupción.

Theodore había oído que el ‘Caos’ no solo era ‘corrupción’ también podía ser ‘cambio’ o ‘mutación’, y el resultado de tal cambio no siempre era negativo… Esa era la razón por la cual muchos usaban la energía demoniaca para buscar poder o se acercaban a Dioses Malvados queriendo poder.

Ahora esa bizarra criatura había logrado mantener su inteligencia bestial, pero Theodore no se sorprendió.

“¡Grrr!”

La bestia gruñó cuando Theodore hizo uso de su energía psiónica para empezar a moverse.

En este lugar la energía psiónica estaba presente en el ambiente y si bien era mucho menor que en la energía mágica, fue útil para su uso.

Preparándose para el combate, la bestia lo observó y de repente empezó a esprintar hacia Alice.

Fue tan repentino que dejo aturdido a Theodore, pero eso fue todo.

Alice estaba en medio de su sombra usando su ventaja para ir por las criaturas débiles de menor rango permitiendo que su batalla se centrara en las abominaciones, pero eso no significaba que no pudiera derribar tal criatura.

“¡Grraa!”

Ahora lo demostró.

Theodore ni siquiera tuvo que dar una advertencia, cuando Alice se dio vuelta para mirar a la bestia que cargaba hacia ella.

La sombra bajo sus pies se retrajo, pero los brazos empezaron a cubrirla a una velocidad aterradora y cuando la criatura trato de cortar ese capullo, un gran brazo negro la atrapó de la cabeza.

No era un brazo negro normal, sino que era un brazo que salía del capullo y que pertenecía a una criatura aterradora que se formaba por esa masa negra.

Theodore estaba seguro de que los del gremio mercenario fueron engañados cuando esa joven registro su habilidad y eso era porque ese ‘Dominio de la Oscuridad’ era más aterrador de lo que se podía haber imaginado cualquiera.

Como alguien que había estado en su interior y que ahora estaba mirando a esa criatura, Theodore lo sabía mejor que nadie.

“¡GRAA!”

La criatura liberó un aullido tratando de escapar, pero a quien se había enfrentado era un monstruo, pero más horrible.

Cinco metros de alto, con un cuerpo grande y con miembros fuertes la criatura apretó su agarre impidiendo que ese lobo que era más pequeño huyera.

“¡GRAAHH!”

Entonces, la mano de ese gran monstruo empezó a derretirse cubriendo al lobo hasta que la mitad de su cuerpo fue cubierto por la masa negra que antes había conformado el cuerpo de tal monstruosidad.

Theodore sabía que, por los aullidos de la bestia, el sufrimiento que estaba atravesando era mayor de lo que se podía imaginar.

Todo hasta que la mitad del cuerpo del lobo cayó al suelo y la otra parte fue dejada de lado cuando el brazo se reformó.

La sombra bajo sus pies se retrajo lo que hizo que la criatura se tornara más oscura hasta que revelo unos ojos negros y unos colmillos relucientes conformando su rostro.

“Reza otra vez. Vamos por otra ronda.” Declaró Alice revelando su rostro cuando la cabeza de tal monstruo se dividió y dejando ver su reloj holográfico activó una aplicación y comentó. “Derribaremos a lo máximo posible antes de cambiar de lugar.”

Sus primeras palabras se escucharon con su tono de voz indiferente y casual con el cual siempre hablaba, pero su comentario había cambiado logrando escucharse como una criatura aterradora con una voz gruesa que parecía salir del infierno.

Había usado una aplicación en su reloj holográfico para cambiar su voz a una de un monstruo, era muy posible que fuera algo que normalmente hacía.

Sin embargo, Theodore no se molestó por esas palabras y miró a Alros y Amanda.

No sabía cuanta energía y cuan capaz era Alice, pero lo que si sabía era que él podía hacer esto durante varias horas.

******

“Hahaha…”

Una risa alocada resonó cerca de Adala y ella solo reforzó la barrera de agua en Urfin y Meden, quienes estaban en la tierra.

Su concentración trató de centrarse en ellos lo máximo posible y eso se debía a que ellos estaban rematando a todas las criaturas posibles mientras se encontraban rodeado de fuego.

Todo el bosque estaba encendido fuego y los monstruos gruñían con fuerza cada rato al ser quemados.

Meden y Urfin se movían por la zona derribando a las abominaciones que estaban presentes.

Urfin usaba dos hachas de guerra con una fuerza aterradora y también era rápido a pesar de que estaba usando una armadura pesada.

Era la representación de un enano en la guerra por la forma que estaba armado y por la cual se movía.

Un verdadero experto que a pesar de estar rodeado de fuego y estar luchando en medio de árboles quemados, se seguía moviendo sin dudar.

La otra parte era Meden, pero a diferencia de Urfin, ella lanzaba golpes con sus martillos que apagaban el fuego, machacaban los monstruos y rompía la tierra por la fuerza expansiva.

Con un martillo más grande que su cuerpo, ella lo agitaba como una niña agitaba una espada de juguete.

Era lenta, pero su combinación de magia de tierra con su martillo, la hizo un oponente aterrador.

*BOOM*

Con un solo martillazo podía abrir la tierra y generar temblores, pero había alguien peor.

“Hahahaha…”

La risa a su espalda volvió a sonar y Adala pudo ver como una fuerte llamarada se extendía por toda la zona quemando todo lo que estaba a su paso.

Las criaturas que podían volar, flotar o caminar por el cielo de vez en cuando saltaban, pero el fuego en la copa de los árboles se levantaba y los rodeaba para hacerlos caer.

El fuego se extendía no solo por los alrededores, sino que a lo lejos en el bosque quemando todo a su paso.

Era increíble el control y la afinidad al fuego del individuo que hizo todo esto, pero para Adala había un problema.

“Hahaha…” Siba se rio como un maniaco y agitando su mano el fuego volvió arder con una fuerza que hizo que todo se viera rojo.

Las llamas crepitaban quemando todo en lo alto e impidiendo que las criaturas huyeran, pero sobre todo era un fuego agresivo que arrasaba todo a su paso quemando a todos los enemigos.

Adala volvió a reforzar su barrera de agua ante el calor desbordante e hizo lo mismo con Urfin y Meden quienes estaban en la tierra.

La mirada de Siba estaba ardiendo de una forma aterradora y en su rostro tenía una gran sonrisa que hizo que Adala temblara debido a la tonalidad roja de su piel.

Era una sonrisa que disfrutaba escuchar los gruñidos de dolor de los monstruos y una mirada que disfrutaba quemar cosas.

Había escuchado algunas cosas de los ‘humanos de las tierras de fuego’.

La principal era su odio a los demonios y que no había que confundirlos con ellos debido a que se enojaban, pero también había aprendido que su afinidad al fuego era alta y descendían de los demonios.

Eso último se lo había mencionado su manager advirtiendo que decir al frente de ellos que poseían ‘sangre demoniaca’ era un insulto muy pesado, a pesar de que era de tal manera.

Aun así, ahora no importa cómo se mirará… Siba parecía un demonio lunático que adoraba al fuego como un pirómano.

Su risa y su mirada era muy diferente a su actuar normal.

“Adala barrera.” Ordenó Urfin saltando en el cielo y lanzando su hacha hacia un monstruo.

Su hacha voló por el aire y atravesó a una abominación y al momento siguiente volvió a aparecer en la mano de Urfin.

Adala obedeció realizando otra barrera en el grupo… Esa barrera impedía que se ahogaran por el humo y a la vez reducía el intenso calor que podía herir a sus compañeros.

“Siba ya terminamos esta parte, prepárate para moverte y no te excedas. Necesitamos mantener ‘eso’ en caso de emergencia.” Avisó Urfin antes de volver a lanzarse al fuego.

Siba asintió y agitando su bastón de mago hizo que el fuego se reuniera en un punto formando una gran serpiente de fuego.

La tierra quemada, cadáveres calcinados y arboles destruidos fueron dejados a la vista y Adala agradeció su barrera que impedía que el olor a carne quemada entrara.

La serpiente de fuego se hizo más grande cuando el fuego empezó a reunirse y luego comenzó a moverse por los alrededores atrayendo todo el fuego.

A lo lejos se notaban los monstruos que estaban preparados para cargar de vuelta y Siba sonrió mientras volaba hacia adelante.

Como una llamarada la serpiente de varios metros de grosor y largo, quemó todo a su paso iniciando otro incendio descomunal.

Adala estaba impresionada por su avance en el trabajo y estaba seguro de que los otros eran iguales.

Con tal maravilloso equipo, no iban a tardar demasiado para escapar.

***Nota del Autor:

Los invito a unirse al Discord!

Y no se olviden de comentar si les va gustando la historia.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.