<- Actualmente solo registrados A- A A+

TG – Capítulo 26: La verdad.

—La situación en el hotel ha sido puesta bajo control.

Aurora no se inmutó ante el informe de su sistema, solo siguió cuidadosamente moviéndose por los tejados.

Tenía suficiente confianza en Alice y creía que ella se encargaría de cualquier evento por muy inesperado que sea.

Disminuyendo su presencia lo máximo que pudo, Aurora empezó a saltar ágilmente por el tejado viendo a lo lejos como tres hombres enmascarados volaban.

El del medio era el jefe parecía ser un mago de Rango A, los dos que llevaban a cuestas a los estudiantes eran Rango B.

Aurora mantuvo su calma mientras esperaba el momento justo para atacar.

No podía realizar un movimiento si este ponía en riesgo a los estudiantes, necesitaba estar preparada o esperar a que los refuerzos llegaran.

—Alice se está dirigiendo hacia aquí.

Escuchando esas palabras Aurora se sintió aliviado, pero su alivio no duro demasiado al ver que el grupo se detenía.

Aurora cuidadosamente se ocultó atrás de una chimenea y miro al grupo de forma cautelosa.

“Tigre A, ha caído y el hotel parece estar en control de las autoridades.” Dijo el líder del grupo mirando su reloj holográfico.

“Maldición… No pensé que los miembros de seguridad del hotel fueran tan fuertes.” Murmuro unos de los compinches.

“¿Sectarios? Esos tipos son unos inútiles.” Comento el otro subordinado con una risa divertida.

“Pensé que nos darían unos minutos extra.” Murmuro el líder y tras un suspiro ordeno. “Águila B, dirígete al oeste y utiliza este pergamino. Es un hechizo de fuego de Rango A, creara un cráter de decenas de metros.”

El pergamino voló al primer compinche que había hablado primero.

“Intenta ocasionar el mayor daño posible, las bajas civiles están bien siempre y cuando llame la atención de las autoridades para confundirlas.” Dijo el líder con un tono desinteresado.

Una táctica de distracción que le permitía tener tiempo para huir…

Aurora puso una expresión fría.

Un traje de combate reemplazo su ropa de viaje por medio de ‘Cambio Rápido’, luego tomo tres tejas del techo en donde estaba con sumo cuidado de no llamar la atención y cuando vio que el líder estaba por recibir al estudiante en sus hombros, corrió hacia ellos.

Reforzando su cuerpo con energía mágica, con una gran naturalidad Aurora cargo hacia el líder.

Su cuerpo se movió a una velocidad mayor a la de un luchador de Rango B.

Reforzando una teja con su energía mágica, la lanzo hacia el asaltante que estaba pasando su rehén al líder.

La teja viajo a una gran velocidad y golpeo la cabeza de ese hombre, haciendo que chillara con dolor y cayera al suelo debido al fuerte impacto.

“Que…”

El líder se sorprendió e intento agarrar inconscientemente al rehén que se estaba por caer al suelo, pero la segunda teja ya estaba cerca de su cara.

Esta vez Aurora había puesto una gran cantidad de energía mágica lo que hizo que la teja se despedazara y se convirtiera en una pequeña nube de polvo que golpeo la cara del líder.

Aurora por su parte solo salto hacia el estudiante que estaba cayendo y cuando lo atrapo en sus brazos dio una orden.

“Ahora”

—Enviado.

El cuerpo del estudiante emano un brillo y luego desapareció al instante siguiente.

Su sistema se encargó del control de la teletransportacion, pero el movimiento fue una habilidad en su traje de combate.

Con menos peso, Aurora piso literalmente el aire donde una sección traslucida fue creada bajos sus pies y salto de vuelta a la batalla con su teja en la mano.

Ese fue otra habilidad en sus botas de combate.

“Maldit… Ugh…”

Antes de que el líder pudiera maldecirla, Aurora envió a su tercera teja reforzándola lo suficiente como para que no se convirtiera en polvo, golpeando precisamente el estómago del líder.

Los luchadores no reforzaban los objetos y Aurora no lo hizo como una luchadora, esa fue la razón de que la teja traspaso la barrera y pudo golpear el líder que era un mago de Rango A.

Aurora notando de reojo que el que había golpeado primero se estaba elevando, uso su puño contra el que llevaba el rehén.

“Gh…”

Llevaba un maldito rehén en su brazo, y solo tenía una mano para protegerse, ese malhechor solo pudo soportar el golpe esperando que el líder lo apoyara.

Aurora tomo al rehén buscando quitárselo a ese hombre, pero luego tuvo que patear el pecho del maleante y usándolo para retirarse a la vez que enviaba a volar al dúo de rehén y secuestrador a lo lejos.

*BOOM*

Tal como se esperaría de un Mago de Rango A, una bola de fuego paso por donde ambos habían estado y exploto en medio de ambos.

Una barrera fue generada del mismo traje de combate, pero la onda expansiva envió a Aurora a chocar contra el techo.

Ella rodo unos segundos, y luego se levantó en una posición de combate.

No le importo el dolor en su cuerpo, solo miro al rehén buscando una forma de rescatarlo sin ponerlo en peligro.

“¿Quién eres?” Pregunto el líder.

No era que estaba buscando una conversación, Aurora podía sentir como estaba preparando hechizos para usarlos en su contra.

Aurora miro los alrededores analizando cómo luchar, pero sin que el rehén fuera rescatado ella estaba atada de manos.

Esos tipos con máscaras de demonios podían usarlo como escudo o asesinarlo, Aurora estaba restringida pero no estaba nerviosa.

Su cuerpo estaba siendo reforzado con una gran cantidad de energía mágica hasta el punto de que el piso se estaba resquebrajando a sus pies.

Su mente trabajaba a toda máquina y si el rehén estuviera en peligro, Aurora se movería de inmediato.

Teletransportarse cerca del que lo tiene capturado, quitárselo y como la habilidad de movimiento estaría en enfriamiento entonces tendría que luchar con un estudiante a cuestas… Sería el peor escenario, pero ella lo mantendría vivo hasta que llegaran los refuerzos.

“…”

La atención aumento entre ambos mirándose fijamente atentos a cualquier movimiento del otro.

“Jefe…”

Cuando el líder de rango A, estaba por enviar sus hechizos a Aurora para eliminarla de inmediata escucho un llamado a su lado.

“Idiota, ¡has sido golpeado por una maldita teja!” Escupió el líder al notar de reojo que su subordinado que fue golpeado primero levitaba hacia él sobándose la mejilla.

Aurora inmediatamente elevo su sentido de seguridad a lo más alto, debido a que no había golpeado su mejilla, sino su cabeza… Para el lamento del líder, solo Aurora reforzó su seguridad y no él.

“Pero… ¡Duele!” Grito el subordinado y golpeo al líder en la cara mientras su puño era reforzado con un aura de combate.

Era un Luchador de Rango A, y ese golpeo destrozo la barrera que cubría al líder y lo envió volando contra el techo cayendo duramente.

“¡¿Qué demonios estás haciendo?!” Grito el otro subordinado con una expresión incrédula y cuando noto el aura de combate, su expresión cambio. “¿Quién eres tú?”

“Cambio de planes, comienza la subyugación.” Ordeno el luchador que había traicionado a su líder.

El subordinado que tenía el rehén lo miro incrédulo, pero escucho en su oído. “Entiendo.”

Eso fue lo último que ese subordinado escucho.

Aurora vio como el estudiante despertaba y golpeaba a ese subordinado de Rango B con una espada que emanaba su propia aura de espada.

Aunque había reconocido al estudiante, Aurora sabía que no había ningún espadachín de Rango A entre su grupo… Es más, ese estudiante solo era alguien de apoyo y no un espadachín.

Los escenarios desde una trampa para ella hasta un conflicto en la misma organización entro en su mente, y para Aurora fue igual.

Sus ojos se entrecerraron con una gran ferocidad y unos guantes negros que liberaban pequeñas ondas eléctricas fue puesta en sus manos.

Era una luchadora de Rango B, pero tenía confianza y eso se debía no solo a su experiencia, sino que tenía lo suficiente para enfrentarse a enemigos en caso de peligro.

La razón era su traje de combate de alta tecnología que fusionaba las artesanías mágicas de Terra nova con la capacidad tecnológica de la tierra, además…

*BOOM*

Una joven con cuatro brazos negros cayo a espalda del dúo mientras miraba seriamente la situación.

Su sombra parecía querer extenderse por los alrededores preparada para una masacre.

“Jefe… Tenemos problemas, ¿puede venir?” Pregunto el luchador con un tono serio, y al notar que Aurora se estaba por mover, exclamo. “¡Somos de las fuerzas especiales del Imperio Falion! ¡Estamos en una misión!”

Con esas palabras el estudiante se sacó un anillo y dejo a la vista un elfo adulto con sus largas orejas.

“¡Bastardos! ¿No desean revelar secretos más importantes?!”

Una voz resonó a los alrededores y entre medio del grupo un brillo empezó aparecer dejando a la vista a Urfin y un grupo de guerreros, magos y luchadores.

Urfin ordeno que el grupo detuviera a los asaltantes y luego miro a Aurora y Alice.

“Gracias por arruinar mis planes.” Dijo Urfin, pero a diferencia de sus palabras que parecían sarcásticas tenía una sonrisa divertida en su rostro.

“Una misión secreta dirigida por el mismo Jefe de Seguridad Nacional de Grecia… Me disculpo si arruine su misión.” Respondió Aurora con un suspiro y luego pregunto a Alice. “¿Y los estudiantes?”

“Están bien. La mayoría de ellos estaban en el segundo y tercer piso, pero el objetivo de esos sectarios era tomar el hotel desde el piso de abajo y solo enviaron un pequeño grupo para encargarse de los estudiantes.” Informo Alice y tras comer unas papitas agrego. “Aunque un Rango A, apareció junto a decenas de Rango B, los miembros de seguridad de Grecia disfrazados como trabajadores y turistas pudieron con ellos.”

Alice con su informe dejo en claro que Urfin había conocido que la emboscada se realizaría y había estado preparado durante bastante tiempo para el asalto.

“Me disculpo por no informar, pero no queríamos asustar a los estudiantes y advertir a la mente maestra.” Explico Urfin con una sonrisa de disculpa, y con un medio suspiro murmuro. “Tienes que estar segura de que los estudiantes estaban protegidos.”

Aurora no dio respuesta, a ella no le gustaban los métodos de usar terceros inocentes como carnada para emboscar a enemigos… Al menos que esos terceros estuvieran informados sobre la situación y estuvieran de acuerdo en el peligro que presentaba convertirse en carnada.

“Volvamos.” Ordeno Aurora haciendo que su traje de combate desapareciera y dejara solo su ropa con la que había salido, miro a Urfin y solo dijo. “Nos vemos luego…”

Con eso Aurora se empezó a mover por el tejado a gran velocidad mientras Alice lo seguía.

“¿Sabes que te informo más de lo que debería?” Pregunto Alice mientras usaba sus brazos negros para moverse.

“Lo sé…” Respondió Aurora con calma.

Urfin no necesitaba disculparse en un tipo de misiones como estaba.

Se había encargado de la seguridad de los estudiantes y si lo que decía Alice era verdad entonces significaba que la mayoría de los trabajadores y encargados de hotel habían sido reemplazados por fuerzas de combate preparado para este día.

Habían creado un escenario donde la seguridad del hotel estaba perdiendo para que aquellos que habían orquestado esto tomaran de rehenes a dos miembros de las fuerzas de seguridad que se habían disfrazado de estudiantes…

Además, el objetivo de los enemigos eran los estudiantes y es por eso hicieron todo un escenario, Aurora sabía que la seguridad a los verdaderos estudiantes era bastante alta.

El Jefe de Seguridad Nacional de Grecia, se disculpó con Aurora solo por la relación estrecha que tenían ambos.

Alguien como Urfin no necesitaba disculparse con una mercenaria de Rango B… Y aunque podía disculparse con los estudiantes en general, también podía enviar un mensaje o un subordinado y nadie lo podría criticar.

“Sistema prepara un informe de lo sucedido y envíalo al Director Vincent. Si él estaba enterado o no de esto, hazlo parecer como si se necesitara una ‘reparación’ de daño para los estudiantes.” Ordeno Aurora fríamente.

Los labios de Alice temblaron, pero se quedó en silencio.

—Lo enviare de inmediato.

Escuchando la respuesta de su sistema Aurora asintió.

Su sistema era bueno en todo tipo de cosas y enviar un informe al director con algunas palabras que buscaban que el Director se hiciera cargo de la ‘reparación de daños’ intentando obtener algo para los estudiantes que fueron usados como carnada, era algo que su sistema seguramente era capaz de crear.

A Aurora no le importaba si el Director Vincent era un Rango SS, ella estaba enfadada.

Se podía argumentar que los estudiantes usados como carnadas eran héroes en preparación y esto serviría como una prueba real para el futuro, pero era un argumento débil que parecía ser una excusa.

No le importaba si los demás estudiantes lo aceptaban, a Aurora no le gustaba ser usada por otros, incluso si esa persona era un Rango SS y el Director.

Con una expresión sería bastante refunfuñada Aurora y Alice llegaron al jardín del hotel.

Notando decenas de personas en el comedor, Aurora decidió entrar por la puerta principal para facilitar las cosas.

Cuando entro a la sala los estudiantes se dieron cuenta de ambas y se acercaron con unas expresiones serias.

Entre ellas estaba Érica y Marc.

“¿En dónde estaban?” Pregunto Érica con un tono serio y al mirar a Aurora, comento. “Te hemos estado buscando por todo el hotel y no te encontrábamos, nos tenías a todos preocupados.”

Su tono serio parecía estar mezclado con regaño, pero su preocupación era sincera.

“Maldición que pérdida de tiempo. Debe haber huido asustada y escondido en algún lugar afuera.” Se burló Marc con un tono molesto.

Esa burla escondía la frustración del grupo… Incluso Érica no dijo nada para detenerlo, ya que mientras todos estaban luchando, Aurora había desaparecido del hotel.

Siguiendo su huida de antes y la prueba, la afirmación más cercana era que había vuelto huir para esconderse hasta que todo terminara.

“¿Entonces que dirás de mí? ¿Qué también me fui con miedo?” Pregunto Alice antes de que Aurora dijera algo.

Su sombra en la espalda lentamente hizo visible y su intención de luchar se hizo evidente.

Una criatura de Rango A no daba tanto miedo como Alice…

La atmósfera se puso extremadamente seria y pesada.

A nadie le gustaba enojar alguien de Rango A y peor a Alice que tenía un historial por ser despiadada solo por unas meras papitas.

Aurora sonrió al ver que su compañera la protegía, pero al final no dijo demasiado ya que Urfin estaba realizando una misión secreta.

Dependía de las autoridades del reino informar sobre la situación, Urfin le había informado sobre la misión y se había disculpado porque eran conocidos, pero estaba seguro de que a los estudiantes se le diría otra cosa.

“Es suficiente.” Ordeno una voz a la espalda y el mismo luchador que había golpeado al mago se adelantó al grupo y explico. “Estas jóvenes mercenarias ayudaron a mis hombres a seguir unos criminales que escapaban, muestren más respeto.”

Su tono serio llena de fuerza y autoridad no parecía a nada a ese luchador que llamaba a su jefe para que viniera.

Ahora parecía un elfo orgulloso y autoritario.

“Soy el encargado de seguridad de Atenas. Este asalto fue realizado por algunos adoradores de demonios con el objetivo de tomar a los héroes como rehenes.” Informo el luchador con un tono serio y al ver al grupo aturdido explico. “La misión tenía como objetivo no solo atrapar a algunos subordinados de poca monta, sino a los verdaderos líderes, es por eso que no fueron informados. Si tienen alguna queja por favor comuníquenla con el Director Vincent, él aprobó esta misión y nuestro departamento de seguridad solo presto apoyo.”

Como un experto se limpió las manos del asunto.

“Yo no estaba informada sobre eso.” Dijo la Profesora Villacrés.

“El Director Vincent se comunicará con usted a su debido tiempo. Como es de noche pueden volver a sus habitaciones, nuestros hombres se quedarán para asegurar su seguridad.” Dijo el luchador con un tono serio y lleno de confianza.

En ese mismo momento los relojes holográficos de los estudiantes y la profesora, vibraron dejando a la vista el informe del Director Vincent.

Aunque el objetivo de todo fue capturar a los que orquestaron todo esto y no se informó a los estudiantes, el Director Vincent comento que también fue una prueba para ver como reaccionaban los estudiantes.

Ningún estudiante se molestó al saber que el mismo Director Vincent aseguraba su seguridad y se alegraron al recibir unas notas extras y de paso un viaje pagado otra vez a Grecia como compensación.

Aurora ya no le importo y volvió a su habitación para dormir.

******

“El informe fue como una mercenaria de Rango B y su queja fue como estudiante, ¿crees que un mero viaje pago pueda apaciguarla?” Pregunto Urfin con una sonrisa a la persona que estaba al lado mirando su reloj holográfico.

Vestido con una túnica de mago que suavemente se agitaba con el viento, el Director Vincent no supo que decir como respuesta.

“Te sugerí que deberíamos haberla contratado o invitado para que participara en la misión. Eso hubiera reducido el peligro de que fracasara…” Dijo Urfin agitando su cabeza con un suspiro.

El Director Vincent no supo reaccionar a esas palabras.

¿Invitar a su propia estudiante que participara en la misión o intentar contratarla como mercenaria?

¿Eso no sonaba extraño?

“¿Qué fue lo que sucedió?” Pregunto el Director Vincent.

Él mismo se había quedado en el hotel asegurando la seguridad de sus estudiantes.

No era broma cuando se dijo que los estudiantes estaban completamente asegurados… Un mago de Rango SS, se encargaba de esa tarea.

Se dio cuenta de que Alice y Aurora habían salido, pero no espero que su plan se derrumbara…

“Simple. Tal como habíamos planeado mis hombres disfrazados como estudiantes habían sido tomados como rehenes siendo llevados a quien sea que contrato estos tipos, pero para nuestro lamento una mercenaria de Rango B interfirió.” Dijo Urfin y con una sonrisa como si hubiera estado viendo todo, comento. “Uno de mis hombres termino a más de doscientos metros y no tuvimos más opción que disfrazar a unos de nuestros miembros ocultos como unos de los criminales para detener al mago y reducir los daños a los alrededores.”

Un mago de Rango A era bastante problemático debido a la fuerza explosiva de sus hechizos, así que atraparon el criminal que habían caído y lo reemplazaron a escondidas.

En el tono de Urfin en ningún momento hubo preocupación por Aurora, eso se debía a la confianza que tenía a ella.

“Aun así, hemos conseguido información. Estos hombres son de una secta de demonios de menor escala, y un grupo extra fueron contratados por medio de un intermediario con el objetivo para capturar a unos estudiantes vivos… Quien sea la persona que lo contrato pago una gran cantidad de dinero ya que hizo que dos Rango A y decenas de Rangos B participaran en esta misión conociendo el peligro de Atenas.”

Atenas era una ciudad extremadamente peligrosa para los maleantes y terroristas, eso se debía a que el Imperio Falion se encargaba de la seguridad y ellos hacían un excelente trabajo.

Puede que esas personas estuvieran desesperadas para aceptar un trabajo en medio de la ciudad, pero esos Rango A seguramente cobrarían una gran cantidad de dinero.

“Todavía siguen en busca del grimorio.” Murmuro el Director Vincent con un suspiro.

Que fueran tras sus estudiantes solo tenía como objetivo usarlos en contra de él.

Todos conocían la actitud protectora que el Director tenía con sus estudiantes… Que hubiera venido a proteger a los estudiantes por sí mismo, dejaba en claro que el análisis sobre él no era erróneo.

Ciertamente era posible que usaran sus estudiantes y él aceptara… El Director Vincent era esa clase de persona por eso dirigió la Academia de Héroes.

“No hubieras comprado el Grimorio del ‘Enemigo de la Humanidad’ fue un gran error y ahora hay personas que lo desean…” Dijo Urfin conociendo la situación del Director Vincent y luego agitando la cabeza murmuro. “Lamentablemente esas cucarachas no temen ser cortadas por el viento y se arriesgan.”

Como alguien de Rango S conocía la fuerza del Director Vincent.

Era cierto que el grimorio podía ayudar a los magos a ascender de rango, pero tener que enfrentarse a un Rango SS… Era básicamente suicidio y solo idiotas podrían estar tan desesperados.

Lamentablemente esos idiotas eran los más peligrosos ya que no median sus consecuencias y para empeorar todo este mundo estaba habitado por muchos idiotas.

“Eso es así…” Dijo el Director Vincent asintiendo.

Había comprado un grimorio del ‘Enemigo de la humanidad’ y era real, aunque no contenía secretos importantes sobre ese jugador que asesino a dioses, este grimorio contenía el aprendizaje y experiencia de ese jugador que era conocido como un Archimago en varias magias.

Teorías innovadores y poderosos hechizos prohibidos capaz de destruir ciudades del atributo viento.

Aunque los hechizos prohibidos eran sumamente valiosos e importantes, el grimorio no contenía secretos relevantes.

Aun así, solo que este grimorio fuera de esa persona atrajo a los lunáticos deseosos de conocer su secreto y poder realizar las mismas atrocidades y locuras que hizo en Terra nova.

Solo el simple hecho de pertenecer a alguien capaz de enfrentarse a dioses siendo un mortal… Llevaba a cualquiera a la locura.

El Director Vincent se frotó su cien agotado ya que esta vez tampoco pudo capturar a la mente maestra.

“Te recomiendo que contrates al grupo mercenario de Aurora.” Dijo Urfin con un tono serio.

“¿Quieres que contrate a mis propios estudiantes?” Pregunto el Director Vincent.

Era extraño no importa cómo se viera…

Urfin solo se encogió de hombros y con una sonrisa comento. “No sé por qué se convirtió en una estudiante, pero su grupo es lo suficiente hábil como para poder haber detenido este asalto por si sola.”

El Director Vincent no pudo evitar asentir.

Recordó cuando Alice entro al restaurante en donde tanto las autoridades disfrazadas de rehenes como los sectarios estaban allí… Fue una golpiza caótica que desbarato el escenario con facilidad.

Gracias a ellas el apoyo ni siquiera tuvo que participar para respaldar a los demás.

Luego recordando a Aurora que había detenido su plan de engañar al infiltrado en la prueba, ahora el Director Vincent solo soltó un largo suspiro.

Nunca había imaginado que le iría tan mal cuando le pidieron que la hiciera entrar en su academia.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.