Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 265: Tratare de mejorar.

Capítulo 265: Tratare de mejorar.

“A pesar de que nos hemos enfrentado a un portal abismal, a una grieta y al ‘Caos’ hemos logrado sobrevivir. Muchos han caído en este enfrentamiento por la supervivencia. Independientemente de su profesión, ellos sin duda deben ser considerados como héroes.” Anunció el Presidente de Rumania con seriedad.

Los periodistas sacaron fotos o grabaron en silencio, todo mientras Aurora miraba la trasmisión por su reloj holográfico.

Estaba observando la conferencia, escuchando como el presidente rumano anunciaba un monumento por aquellos que habían fallecido luchando contra el portal abismal.

Supo bien no dirigir el rencor remanente a los goblins e hizo énfasis en los monstruos y la grieta.

Se notaba que no deseaba decir mucho sobre los goblins, tal vez no queriendo criticar a la gran Iglesia del Tiempo y el Espacio, ni a la persona que estaba a su lado que ciertamente estaba conectado de alguna manera.

“La Ciudad Constanza fue arrasada por esta cruenta guerra y muchos ciudadanos perdieron sus hogares y sus bienes. La causa de tal acción fue justa y necesaria, pero nadie puede negar la pena y tristeza de esas personas.” Comentó el Presidente Rumano y dando una mirada declaró. “Es por eso que Rumania se hará cargo de la reconstrucción de la ciudad, tratando de aliviar el dolor de las perdidas y quien nos ha ayudado en esta tarea es el hombre a mi lado.”

Su mirada se dirigió al anciano de cabello blanco canoso que llevaba un traje y que estaba a su lado.

“James Wiley y la Empresa Apicius se ha ofrecido a darnos una mano en esta tragedia por medio de su fundación, tratando de aliviar las consecuencias de este triste suceso.” Informó el Presidente Rumano y tras esperar que los aplausos terminaran, anunció. “Juntos prevaleceremos y reconstruiremos desde las ruinas eliminando la corrupción.”

Los aplausos volvieron a sonar en favor de sus palabras.

La reconstrucción iba a ser uno de los problemas más pesados que debería cargar el gobierno rumano.

Una ciudad entera fue arrasada por completo y si bien fue necesario debido a que ya era imposible reducir los daños, no había duda de que las personas sufrieron al perder sus hogares.

Perdieron gran parte de lo que habían conseguido trabajando duro durante su vida, en un trágico suceso que nadie se lo esperaba.

En ese sentido que una empresa de tal importancia como la Empresa Apicius ofreciera una mano, era un apoyo único e incuestionable.

Se trataba de una empresa que fundó una ciudad y ahora era unas de las empresas más poderosas y con mayor riqueza a nivel mundial.

Que recibiera el apoyo de tal empresa para la reconstrucción de la ciudad sin duda hizo que las personas se sintieran aliviadas y de esa forma se atrajo a otros inversores.

Era por eso que James Wiley estaba presente al lado del presidente aplaudiendo con una sonrisa amigable.

La reconstrucción era pesada a nivel económico, pero también iba a ser un gran desafío debido a que el ‘Caos’ había contaminado parte de estas tierras y si bien la Iglesia del Orden estaba purificando el área, todavía faltaba bastante para ser habitable.

Agregando que la barrera dimensional se debilitó en esta área era posible que en el futuro apareciera mazmorras naturales o mazmorras temporales por esta zona.

La grieta fue cerrada, pero era inevitable que la barrera dimensional se debilitara tras este suceso.

A diferencia de otros que pensaban que la Empresa Apicius estaba invirtiendo para luego tener concesiones por tales mazmorras, Aurora sabia la verdad del asunto.

“Sin embargo, para lograr ese progreso necesitamos apartar a aquellos que han puesto trabas a nuestra nación durante bastante tiempo.” Agregó el Presidente Rumano y con una expresión seria, precisó. “Estoy hablando de aquellos gremios que actúan como si fueran reyes, olvidándose de que estamos en un estado de derecho.”

Su mirada pasó por los periodistas hasta que se concentró en la cámara.

“Tales como Arminio Petra que participó en el ataque demoniaco en la Ciudad Mamaia-Sat o Marius Posse cuyas fechorías saldrán a la luz y quien cuando estuvo al otro lado, asesinó a su antiguo líder Cédric Garreau y al héroe Dan Stolojan.”  Informó el Presidente y a pesar de la conmoción, agregó. “Que se haya quedado del otro lado, libra al pueblo rumano de una peste y en cierta forma solo puede ser descrito como justicia.”

Que un ‘Presidente’ diera tales declaraciones sin duda causaría conmoción, pero en otra medida… Si ganaba cierto apoyo de una poderosa empresa, no era tanto problema.

Estaba marcando a Marius Posse como un individuo que merecía morir y que su muerte fuera ‘justa’ hizo que, si un día se llegara a mencionar a su asesina, fuera tratada como una ‘heroína’ al otorgar ‘justicia’.

Aurora que entendía la razón por la cual James estaba presente en ese lugar, pudo comprender lo que se buscaba.

No se anduvo con rodeos, usó las ‘donaciones’ que seguramente tenían bastantes ceros para mover al Presidente Rumano y al mismo tiempo usó el prestigio de la empresa.

La donación podía considerarse poco, pero que se dejara en evidencia que la Empresa Apicius apoyaba la reconstrucción, atraería a diferentes empresas a invertir en tal proyecto tratando de conseguir beneficios que posiblemente podían ser nulos.

“Todos aquellos gremios que tengan algo que ocultar serán tratados y juzgados. No dejaremos que nadie que esté relacionado con crímenes contra la nación estén libres. Empezando por el gremio ‘Los Custodios’, quienes serán juzgados por todo el peso de la ley.” Reveló el Presidente Rumano.

A pesar de que los periodistas levantaron sus manos para hacer preguntas, ese hombre invitó a James y juntos se fueron con sonrisas como si estuvieran hablando de temas importantes.

Mirando otras noticias, ella se dio cuenta de que los oficiales rumanos se estaban moviendo para aprisionar a los miembros del gremio ‘Los Custodios’ para luego juzgarlos.

James se había movido y no había dejado ningún margen de maniobra para aquellos que tenían mala intención.

Usando a otros para erradicar al gremio y desprestigiarlo hasta el punto de que sus palabras no valieran nada.

Era posible que seguiría moviéndose para impedir que el gremio tratara de usar a Alice para sus trucos.

Todo mientras que se encargaba de que el gobierno rumano tampoco se atreviera a usar a su amiga en caso de que estuviera en sus planes.

¿Fue excesivo y exagerado?

Si, lo fue.

Tal vez había otras formas más sutiles de moverse y más para alguien como James, pero solo esa forma dejaba ver lo extremista que podía llegar a ser ese anciano.

Cuando se trataba de esa glotona, los asuntos podían terminar de esta forma.

Sin embargo, Aurora no podía juzgar a ese anciano, ya que la verdad ella también se hubiera movido de tal forma si tenía los medios.

No había mentido cuando dijo que su amiga valía la pena.

Dando un largo suspiro y mirando la hora, Aurora observó sus alrededores con ligero nerviosismo.

Todavía se encontraba en la Ciudad Mamaia-Sat y estaba a unos días de volver a áfrica para encargarse de todo el trabajo acumulado en ese lado.

Estaba por anochecer y la luz de las farolas estaban encendidas brillando intensamente, logrando que sus nervios se agitaran.

Una semana estuvo en este lugar, parte era trabajo y otra parte era un asunto que a sus ojos tenía una mayor importancia.

“Creo que estoy bien, ¿cierto?” Dudó Aurora sin poder resistirlo cuando se miró en el reflejo de una tienda.

Se había preparado para este día y había buscado la mejor forma para venir vestida a esta clase de evento.

Había elegido un vestido de una sola pieza que no era su estilo diario, pero solo esto demostraba todo su esfuerzo durante este tiempo.

Aun así, seguía nerviosa y eso hizo que llegara cerca de treinta minutos antes.

El ‘evento’ que le esperaba era una cita… ¡Una cita!

Esta iba a ser su primera cita… ¡En toda su corta vida!

Nunca pensó en empezar un romance y si bien parte de la razón se debía a su trabajo y su dedicación por su entrenamiento, también había que remarcar que nunca hubo alguien que le gustara lo suficiente.

Ahora era diferente y tan solo pensar en esa posibilidad la hizo sentir tímida.

“…”

Mientras pensaba tales asuntos tratando de controlar su expresión lo mejor que pudo, notó que un joven se acercaba ligeramente apresurado al notarlo.

Llevando una camisa y pantalones formales, le daba una cierta sensación de rectitud.

Su cabello castaño estaba bien arreglado y cuando la miró con sus impresionantes zafiros que tenía de ojos, una sonrisa apareció en Aurora al verlo agitado.

“Perdón por llegar tarde.” Dijo Kairos con una sonrisa de disculpa evidente.

Ella había llegado treinta minutos antes para la cita y él también, aun así, eso fue considerado ‘tarde’ por él.

Tal vez el dejarla esperando unos minutos hizo que ante sus ojos la ‘tardanza’ se volviera evidente.

Aurora disfrutó la preocupación en su rostro y una parte de ella, lentamente estaba queriendo salir.

“Eres demasiado guapo.” Declaró Aurora sin evitarlo.

Se avergonzó un poco, pero al ver que el joven se quedaba tieso ante tal comentario y lentamente empezaba a extenderse algo rubor por su delicado rostro, ella lo disfrutó.

¿Timidez? ¿Vergüenza?

Ese joven tenía rasgos que lo marcarían como extremadamente guapo, pero eran sus ojos que lograban fascinarla por completo.

Ante tales zafiros preciosos, ella no pudo contenerse.

“Tú también te ves linda.” Comentó Kairos tratando de dejar ver una actitud más ‘madura’.

Lamentablemente no lo logró.

Se podía usar bastantes palabras que daban una sensación más madura, pero terminó usando la palabra ‘linda’ y que viniera de un joven, lo hizo ver inmaduro y principiante en el arte del cortejo.

Ella estaba algo orgullosa, pero ver al joven avergonzarse por su falta de palabras, la hizo divertirse.

“¿Es así? La verdad me he estado preparando para este momento durante un tiempo. Pensé que una cita con alguien tan guapo requería preparativos.” Confesó Aurora y dándole una señal para que caminara a su lado, comentó. “Ahora veo que todo mi preparativo ha sido insuficiente.”

Kairos desvió su mirada para que no vieran su vergüenza y tras una tos, volvió a mirarla tratando de ‘resistirse’.

“Lo dudo, siempre eres impecable… No, a mis ojos eres una belleza demasiado radiante.” Precisó Kairos y dando una sonrisa animada, declaró. “Lo suficiente como para dejarme demasiado emocionado desde que programamos la cita.”

Aurora se volvió ligeramente tímida y no era por sus palabras, era por la sinceridad con la que hablaba.

En vez de ocultar sus emociones o su lado más vergonzoso, lo expresaba con claridad delante de ella.

Trataba de esforzarse para ocultarse bajo la apariencia de un joven maduro y coqueto, con gran confianza, lo que atraería a muchas personas, pero a ella le gustaba su esfuerzo más que tal personalidad.

“…”

¿Ella se quedó mirando demasiado tiempo?

El joven no desvió sus ojos a pesar de que su mirada estaba fija en él como si estuviera fascinada, pero igualmente se estaba avergonzando.

En este momento ella se sentía con adrenalina ante la situación y era hasta tal nivel que su timidez y vergüenza habitual desapareció.

Era como enfrentarse a un poderoso enemigo en el cual el resultado era muy posiblemente uno muy negativo, pero no había miedo y pánico.

Ahora era lo mismo, era enfrentarse a un joven de ojos encantadores, pero no estaba avergonzada, sino que sentía capaz de bromear a su costa por un largo rato… Disfrutando su vergüenza.

“Lo siento no haberte hablado antes, ni saludado para navidad.” Dijo Aurora al ver al joven y dando un largo suspiro, le dio una media sonrisa y declaró. “Soy pésima en tratar de coquetear, pero desde ahora trataré de esforzarme.”

¿Por qué sus palabras estaban saliendo con tanta claridad?

No era solo porque deseaba probar cosas nuevas tratando de coquetear con un joven que ciertamente le gustaba, sino que también se debía a que se arrepintió de verdad.

Cuando entró al portal abismal se encontró en una situación difícil y luego cuando sucedió lo de Marius, fue aún más complicado.

¿Estuvo cerca de morir?

Era difícil responder a tal pregunta, pero sin duda fue un enfrentamiento cercano a la muerte.

Estaba seguro de que esta situación no sería la última de su tipo al igual que no fue la primera, pero ahora al igual que deseaba avanzar con su trabajo, también deseaba avanzar en otra área de su vida.

Nunca desarrolló un noviazgo y no hubo nadie que se acerca a gustarle, pero ahora era diferente.

“Así que, si bien entiendo que puedo ser una mala pretendiente, trataré de mejorar.” Declaró Aurora con un tono serio.

Su seriedad salió naturalmente debido a que todas las tareas importantes requerían ser tratadas con profesionalismo… Y ahora esa fue la forma que lo sintió.

“…”

El joven la miró aturdido y luego una sonrisa creció en sus labios, antes de que se riera.

Era una mezcla de vergüenza, entretenimiento por su declaración y al mismo tiempo felicidad… Siendo esta última la que llevó a su risa espontanea.

Aurora lo observó disfrutando esas emociones, pero lentamente empezó a avergonzarse al darse cuenta de sus palabras.

La sinceridad de la otra parte, la llevó a que ella fuera sincera con sus emociones.

“Lo siento, estoy bastante contento…” Dijo Kairos y sin bromear por su timidez le dio una sonrisa para seguir caminando y comentó. “No deseaba forzar otros encuentros, aunque podía hacerlo por el trabajo, negocios y otros asuntos. Mi deseo era no presionarte, causar molestia e incluso rechazó.”

Estaba hablando de un miedo honesto a pesar de que con sus ‘otros encuentros’ dejaba ver una parte de su lado ‘acosador’.

Aurora se calmó al escuchar ese comentario.

No había duda de que el joven delante de ella tenía la capacidad de forzar encuentros de múltiples maneras y eso se debía a que la empresa que llevaba su apellido, estaba presente en todas partes.

“Sinceramente no me importaría y no me causaría rechazo. Es más, me preocupa que tú al ver otra parte de mí, te alejes.” Dijo Aurora con honestidad y con una sonrisa alegre, añadió. “Aunque tu presencia me alegraría cualquier día.”

Ella misma se rio descaradamente ante sus últimas palabras, ya que pudo ver que el joven se sonrojaba.

No mentía que tenía cierto temor a que la viera en su trabajo y eso se debía a que a veces llegaba a ser demasiado estricta en su trabajo, tomando siempre una seriedad profesional.

Era muy diferente ahora que podía bromear relajada y hablar de sus emociones con cierta calma y vergüenza.

Aun así, no negaba que sería curioso tenerlo a su lado, la hizo sentir que, con solo darle una mirada a sus ojos encantadores, le daría ánimo para sus tareas.

Ella se volvió a reír por sus propios pensamientos logrando que el joven le diera una sonrisa medio fascinada al verla.

Ambos entraron a un restaurante que habían seleccionado.

“Entonces, trataré de ser más insistente. La verdad es que creó que cualquier parte de ti, me fascinaría.” Reveló Kairos con una sonrisa animada.

Aurora se rio un poco tímida mientras acompañaba al mozo y se sentaba en la mesa que habían reservado.

El restaurante y todo lo demás lo había elegido ella, ya que era una ‘recompensa’ de su parte.

“Es por esa actitud por la cual yo también deseo esforzarme.” Confesó Aurora riendo al verlo desviar su mirada.

¿Lo que estaba haciendo estaba bien?

Era posible que fuera una pésima manera de coquetear e incluso pareciera infantil para algunos, pero ella lo disfrutaba.

La sinceridad de la otra parte y esa forma de no ocultar sus emociones por más vergonzosas que fueran, hizo que ella se soltara.

Aurora estaba a punto de iniciar conversación, cuando vio que el reloj holográfico de él vibró y al momento de que estuvo por decirle que respondiera, su propio reloj holográfico también vibró.

“Lo sient…”

Se estaba por disculpar cuando pudo ver que los relojes holográficos de otros comensales vibraban y pudo notar como la expresión del joven se volvía seria al leer el mensaje.

—Dos Portales Abismales han aparecido.

Sin necesidad de leer su reloj holográfico, su expresión cambio al escuchar su sistema.

***Nota del autor:

Recuerden que cada diez capitulos viene la historia paralela. Eso significa que mañana empezamos con la historia paralela, en el cual habran tres capitulos.

Como siempre, gracias por leer y no se olviden reaccionar o comentar si le va gustando la historia.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.