Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 273: Información.

Capítulo 273: Información.

Andrés no pudo evitar desviar su atención a la proyección de los noticieros.

La información de los portales abismales se había hecho pública tanto de Rusia como de la Unión Europea.

Quienes entrarían, su historial y capacidad general.

Entre ellos había algunos héroes conocidos en la zona, pero también se encontraban algunos individuos del ejército que eran menos conocidos.

Algunos participaron en la guerra europea-demoniaco teniendo un historial bastante sorprendente mientras que otros eran profesionales en sus respectivas áreas.

Todo este tiempo que se había estado organizando todo y nadie se quedó quieto.

Ellos lograron descubrir cuantas personas eran posibles ser enviados antes de que el portal abismal se autosellara.

Se había llegado a la conclusión que tales portales no eran algo natural y apuntaba alguna existencia todavía desconocida.

Eso significaba que las reglas podían cambiar al igual que el número de las personas que podían entrar.

Aun así, los investigadores y Archimagos llegaron a la conclusión que se sellaría luego de que un grupo de diez individuos entraran.

Ese límite era en el portal de la Unión Europea y sobre el portal de Rusia, el límite era quince.

Tal límite era el promedio, ya que según los informes a veces el portal era más estable o inestable, lo que permitía que menos o más personas fueran.

Todo dependía de la estabilidad del portal abismal y lo bueno era que las autoridades se estaban preparando estabilizar el portal.

Los goblins llegaron y su número fue bastante grande antes de la guerra, tan solo eso demostraba que venir a este lugar causó menos inestabilidad que ir hacia el otro lado.

Sin embargo, también dejo a la vista que ellos tenían manera de estabilizar el portal y la forma que utilizaron los goblins, fue usando a sus guardianes.

El noticiero no informó sobre si las autoridades rezaron a los dioses primordiales u otro dios buscando estabilizarlo, y tal cosa era sospechosa.

Andrés dejó ver esa duda en su expresión y alguien la notó.

“No es que no hayan rezado, nadie respondió.” Una voz sonó a su espalda y Andrés se sorprendió.

Se había distraído completamente, sin embargo, al escuchar esa respuesta miró a su jefe.

“Parece que es bastante fácil para ti… Hiciste el trabajo completamente distraído.” Murmuró Lucius Aufidius, el ‘Sabio de la Tecnología y la Ciencia’.

Ahora estaba en sus horas de trabajo y le fue encargado atravesar la seguridad de la siguiente actualización del reloj holográfico clásico, todo como una prueba.

Esta nueva actualización traería una mejora muy por arriba de otros medios de seguridad, pero cuando se comparaba con un mecánico de rango A era deficiente.

Claro, Andrés sabía que su experiencia no podía ser considerada normal debido a que había estado apoyando Lucius y había aprendido muchas cosas.

“¿Por qué dijo que nadie respondió?” Pregunto Andrés sin contenerse.

Lucius tomó el reloj holográfico y luego tras de mirarlo actualizó la seguridad a un siguiente nivel.

“Si lo hubieran hecho seguramente enviarían un ejército… En primer lugar, los guardianes de esos goblins, según los informes, ya habían muerto y compararlos a ellos con Dioses Primordial es una broma.” Declaró Lucius y al ver que le estaba prestando más atención al exterior que al trabajo, lo miró y explico. “Aión con un solo chasquido de sus dedos puede hacer lo que sea… Conectar a dos mundos es solo un juego de niños.”

Su simplicidad al decir el nombre de tal existencia primordial fue bastante impresionante, pero tenía sentido para Andrés.

Si uno pensaba en el poder de los dioses primordiales y en su mitología, entonces solucionar el tema de los portales abismales, sería un juego de niños.

Que lo estabilizaran también sería bastante fácil y que ambos estados no informaran sobre los dioses y solo pensaran en entrar, dejo ver que no era que no lo intentaron, sino que no hubo respuesta.

“Entonces, ¿somos juguetes de esas existencias?” Dudó Andrés ante esa realización.

No era un creyente devoto y sinceramente su cercanía estaba al Dios de la Tecnología, cuya participación en este mundo era mínima y la más cercana era el ‘Sabio’ al frente de él.

Aun así, darse cuenta de que esas existencias sabían lo que ocurría y no hacían nada, era bastante chocante.

¿Cuántas personas murieron en la batalla contra los goblins y contra el ‘Caos’?

“¿No era obvio?” Cuestionó Lucius y con un tono burlón, preguntó. “¿Crees que una existencia Primordial como Aión que seguramente ha visto millones de mundos perecer y razas morir trataría a los terrícolas como algo importante? ¿Crees que la tierra es así de importante?”

Su mirada despectiva y burlona hizo que Andrés se avergonzara un poco, pero su vergüenza solo duro muy un breve momento ante la realidad.

Dioses Primordiales… Conocidas como existencias desde el inicio de los tiempos.

¿Cuántos años pasaron desde ese momento? Para su universo, era incontable.

La participación de tal existencia apoyando a la humanidad desde la máquina de Terra nova y su seguida ayuda, hizo que ahora buscaran su ayuda y cayeran decepcionados cuando no le respondió.

Agregando la cercanía de los terrícolas a los dioses de Terra nova y su historia con ellos, hizo parecer que tales existencias todopoderosas, no estaban lejos de ellos.

Como si fuera poco el mismo Dios del Tiempo y el Espacio era una existencia que había tenido una cuenta en una red social… Pensar en tal cosa hizo que todos creyeran que era cercano a la humanidad, como si fuera un mortal.

“Si los terrícolas quieren algo, lo tienen que hacer por sí mismo, sin depender de existencias externas y solo aprovechando lo que le dan.” Declaró Lucius y con un tono desagradable, agregó. “Pero en vez de eso se pusieron a adorar algunos dioses, que ahora los ignoran… Y como si fuera poco, también lloran por la falta de respuesta, cuando ellos generaron una dependencia unilateral.”

Andrés se avergonzó aún más… A un nivel terriblemente avergonzado.

Si bien él no estaba llorando, sin duda había pensado sobre ellos de la misma forma que Lucius describía.

¿Los terrícolas habían generado una dependencia a esas existencias?

La respuesta era bastante simple, solo se necesitaba mirar a las personas comunes para encontrarla.

¿Cuándo ocurría algo desastroso que era lo primero que los terrícolas hacían?

Rezar a sus respectivos dioses.

¿Y si tal cosa seguía ocurriendo sin cambios?

Lo culpaban a ellos que supuestamente tenían el poder para detenerlo.

¿Y qué era lo que daban los terrícolas a esas existencias?

Nada.

Esa era la respuesta definitiva.

Los rituales no otorgaban nada a los ojos de esa existencia y como si fuera poco, tales dioses primordiales no dependían ni necesitaban la ‘fe’ de los terrícolas.

“Muchos de nosotros somos juguetes, pero hay otros que son niños… Y ellos pueden ser educados.” Agregó Lucius y al recibir su mirada, preguntó. “¿Cuál es la mejor manera de educar a niños ignorantes?”

Su sonrisa arrogante y ligeramente burlona le señalaba al reloj holográfico que Andrés había estado usando.

“Una prueba…”

La sonrisa de Lucius solo aumentó.

******

“El ‘equilibrio’ es un concepto curioso. Algunos lo asemejan al orden y otros lo ven como algo siempre ‘bueno’, pero no es así… Para conseguir el equilibrio en lo moral se necesita ‘maldad’ y ‘bondad’ en la misma cantidad.” Contó Alice con un tono simple y dando una mirada, agregó. “Es posible aplicar tal analogía a diferentes vivencias, por ejemplo… Que unos goblins sean salvados, llevando un peligro a los humanos”

Aurora se quedó en silencio al escuchar tales palabras.

Había tomado el informe que le había dado Kairos y lo había revisado, pero al encontrarse con asuntos teológicos, vino en busca de su amiga.

La Unión Europea y Rusia habían intentado realizar un ritual a los Dioses Primordiales con el objetivo de estabilizar el portal por completo y enviar más personas.

No se había pensado en que lo cerraran, ya que tal posibilidad era nula, solo estabilizarlo por completo.

Algo más ‘simple’.

Sin embargo, tampoco hubo respuesta sobre el tema.

Así que se centró en el informe sobre la supuesta existencia que enfatizaba el ‘equilibrio’ y debido a su falta de entendimiento, vino a su amiga.

“Si me preguntas quien es… Entonces, será difícil de responder. Algunas de esas existencias tienen secretos profundos.” Dijo Alice y dando una sonrisa, agregó. “Sin embargo, como dije está relacionado con el ‘Orden’ y en la tierra solo hay una existencia bajo la Diosa Primordial del Orden.”

Tales palabras lograron que la expresión de Aurora temblara por un momento.

Había bastantes religiones que llegaron a la tierra, pero muchos de ellos no tenían ninguna influencia y solo eran templos adorados en algunos lugares.

Si bien algunas de esas existencias podían responder, su influencia seguía siendo mínima a nivel general o al menos en público.

Aun así, si hablaban de ‘Orden’ y dejaban a la Diosa Primordial de lado, todos observarían a su ‘Dios Subordinado’.

Dios Supremo del Orden de Terra nova, Dios Celestial y Señor de la Purificación, Zabathza.

Ese era el único dios que Aurora recordaba de sus clases de teología y que tenía una relación con el ‘Orden’.

“Por supuesto, es difícil saber si estoy o no en lo correcto, ya que puede que tales palabras fueran dichas para culpar a otro. Hasta es posible que las grandes iglesias y diferentes teólogos ya lo hayan pensado, pero sin tener prueba no lo hayan mencionado.” Señaló Alice y abriendo una bolsa de papitas, agregó. “Al final no importa demasiado. Lo que, si está claro, es que los Dioses Primordiales lo sabían y lo aprobaban o lo ignoraban e hicieron la vista gorda.”

Aurora se quedó en silencio al escuchar esas últimas palabras.

Que Kairos le pasara toda esa información hizo que tuviera bastante para pensar y debido a que era información confidencial solo se la reveló a su amiga.

Sin querer causarle problemas a Kairos al enviarla a otras personas.

Sin embargo, había bastantes personas investigando sobre las palabras que le dijo esa existencia a Zrag y las iglesias eran las principales al igual que los gobiernos.

Tal como había dicho, el ‘equilibrio’ estaba relacionado con el ‘Orden’ y la existencia más cercana exceptuando a la Diosa Primordial del Orden, era Zabathza.

¿Era esa existencia quien creó los portales abismales?

La posibilidad era alta y esa posibilidad solo aumentaba cuando uno pensaba que los Dioses Primordiales solo se quedaban en silencio a lo referido a los portales abismales.

Aun así, seguían ayudando cuando se trataba de la grieta para evitar situaciones peores.

Como lo que sucedió con el Dios del Tiempo y el Espacio quien antes de responder para cerrar la grieta en la Ciudad Constanza, actuó estabilizando el portal de forma superficial.

¿Lo sabían y no actuaban, lo ignoraban o simplemente hicieron la vista gorda? Todo era igual, ya que significaba que tales existencias estaban involucradas.

Sin embargo, tal información no saldría al público tan fácilmente y nadie deseaba revelarla.

Una cosa era dar una hipótesis, pero cuando los dioses existían ningún gobernante deseaba ponerse del lado malo de una existencia primordial o de su iglesia.

También la religión era una parte fundamental de los terrícolas, había bastantes personas que adoraban, respetaban e idolatraban al Dios del Tiempo y el Espacio o a la Diosa del Orden.

Si bien había gente que lo odiaban por crear una máquina que conectó a otro mundo como un juego, nadie negaba el respeto que había hacia él.

Tal respeto Aurora misma lo tenía.

“¿Decepcionada?” Preguntó Alice con curiosidad.

Su mirada buscaba entender sus pensamientos y comprender sus emociones.

“¿Sobre qué los dioses nos dieron una prueba como esta?” Dudó Aurora y con una media sonrisa, murmuró. “Solo un poco…”

No era creyente y era de aquellos que siempre trató de solucionar sus problemas por su cuenta, pero hubo un momento en su vida en la que se acercó al Dios del Tiempo y el Espacio en busca de su ayuda.

Así que no podía negar que estaba decepcionada, era la decepción infantil similar cuando uno pensaba que todos los políticos eran honestos o que no había corrupción en el mundo y se daba cuenta de lo contrario al chocar con la realidad.

“Tales existencias no son lo que parecen. Es inútil pensar en ella como existencias superiores en todo sentido. Tienen sus objetivos, intereses y sus propios límites, al igual como sus defectos.” Señaló Alice y encogiéndose de hombros, declaró. “Tampoco son los dioses de los terrícolas.”

Ella estaba dejando ver que los Dioses eran más ‘humanos’ de lo que parecían y era posible que fuera así… Alice solo estaba dando su punto de vista.

Aurora respiró hondo.

Lo único que podía hacer en este momento era esperar a que la Cardenal Brousseau le informe sobre la situación.

Ella había hablado con sus padres, pero ellos seguían de ‘vacaciones’, disfrutando de su retiro y eso significaba que no tenía otros contactos en la iglesia, fuera de la Cardenal Brousseau.

“Supongo que hay que centrarse en el significado de esta prueba…” Murmuró Aurora con seriedad.

Si todo esto era una prueba de ese Dios Celestial y era apoyado por los Dioses Primordiales, entonces tendría que tener un objetivo.

Una enseñanza o un resultado y encontrar tal respuesta era lo que importaba… Hasta incluso su maestro se lo había recomendado buscar.

¿Por qué los portales abismales aparecían?

Tal vez los diferentes portales darían una pista hasta que se revelara por completo la verdad.

Alice solo asintió sin darle importancia.

Ella mostraba la otra perspectiva de la humanidad, aquella indiferente a la prueba de un dios y a su significado, incluso si llegaba a presentar un peligro.

Mirando la hora, Aurora al final le hizo una señal a su amiga y se dirigió a la sala en la que se encontraba Clémentine mirando la televisión.

Ella ya tenía su ropa preparada y ya tenía su elixir el cual había pedido, así que era hora de volver.

“¿Ya estás preparada para irte?” Preguntó Aurora y con una sonrisa, curioseó. “¿Quieres que te acompañe?”

Como podían viajar por los portales cosmos no era tan difícil acompañarla.

“No, está bien. Puedo sola.” Respondió Clémentine con una sonrisa y mirando el noticiero, agregó. “Espero que todo salga bien. Lo único malo de ese lugar es la falta de comunicación… Aunque ya lo solucione.”

La expedición comenzaría a principios de febrero y eso significaba que solo faltaban varios días para que ese momento llegara.

En ese tiempo Clémentine estaría en su entrenamiento desconectado del mundo, sin embargo, ahora iba a ser diferente a antes.

Ella sacó un cristal de comunicación con una sonrisa entretenida.

Aurora también había comprado uno para empezar a usarlo, ya que fueron muy útiles para Urfin cuando estuvieron dentro del portal abismal.

Las tres se rieron entretenidas.

Con tales cristales de comunicación mágicos, Clémentine podría conversar con sus compañeros y podría informarse de lo que sucedía, sin perder el contacto.

Lo bueno era que, a diferencia de los relojes holográficos, no tenían tantas distracciones, así que podría dedicarse a su entrenamiento.

“Sé que ustedes tienen trabajo para hacer, así que solo cuídense.” Dijo Clémentine con un tono serio.

Aurora dio una sonrisa tranquilizadora.

“No te preocupes, no es para tanto.” Respondió Aurora para calmarla, ignorando la mirada de sospecha de Clémentine.

Liam seguía informando sobre la situación al oeste de áfrica y la verdad era que parecía un asunto ligeramente preocupante que requería su intervención.

Era por eso que planearía para moverse.

Clémentine solo suspiro, entendiendo que nadie evitaría que ella trabajara.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.