Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 288: ¿Deberías?

Capítulo 288: ¿Deberías?

Conduciendo una camioneta que Nicole tomó del grupo de la mafia, Aurora observó la calle.

Si bien el continente africano había sufrido bastante y era peligroso por la baja seguridad, había lugares como estos que eran relativamente seguros.

Duala era ese lugar en donde los mercenarios y aventureros se acercaban si deseaban hacerse ricos.

Tenía una costa que daba al océano atlántico y como si fuera poco, estaba cerca del bosque mágico y a sus alrededores se encontraban bastantes mazmorras naturales.

Agregando que las apariciones de mazmorras temporales eran dentro de todo frecuentes, la ciudad era un punto importante a nivel comercial.

No era una ciudad como Zerzura, pero comparado a otras ciudades que quedaban gobernadas por diferentes individuos, Duala se encontraba en mejor estado.

Los diferentes autos, camionetas y camiones que viajaban saliendo y entrando de la ciudad era una señal de civilización.

Por supuesto, la ciudad priorizaba la vida de aventureros, mercenarios, héroes y milicianos… Básicamente estaba centrada en usuarios de habilidades, lo que hizo que la gente común tuviera ciertas dificultades.

Aun así, tales dificultades no eran tan altas como vivir en un pueblo lejano o algo de ese estilo.

Alrededor de la gran ciudad había una muralla de piedra creada por magos, podía ser derribada por un rango A, pero servía para evitar bestias.

Las fuerzas locales eran bastante rigurosas al dar la sensación de orden, debido a que se encontraban en la entrada con jeeps militares resguardándola.

Todo mientras cobraban peaje.

“¿Estaremos bien?” Preguntó Nicole con un tono difícil.

Ella estaba en el asiento de acompañante mientras que Alice estaba en el asiento trasero.

Podrían haber venido volando, pero Aurora no solo había querido una camioneta para moverse, sino que también deseaba ver los alrededores de la ciudad.

La mansión de los mafiosos estaban lejos lo que hizo útil que pudiera tomar una camioneta para explorar la zona y ver si había aldeas o escanear su estado.

Lo bueno era que no habían encontrado ninguna aldea y todos parecían acercarse a la ciudad.

“Si estaremos bien. No es como si viniéramos a arruinar su ciudad. Además, la Ciudad Zerzura tiene una pequeña… Embajada en el área.” Dijo Aurora y al ver que Nicole la miraba sin entender, explicó. “Esa embajada en realidad ayuda a la gente si desean mudarse a Zerzura. Es parte del proyecto de migración.”

La Ciudad Zerzura había realizado bastantes misiones ‘Arca’ desde sus inicios, algunas estaban dirigidas por ellas y otras estaban lideradas por otros grupos.

Sin embargo, se priorizaba los pueblos y aldeas que estaban en área de peligro o cuando las ciudades se encontraban en estado de guerra.

Aun así, llegado un punto y con el tamaño del continente, se priorizó un proyecto de migración más pasivo y menos proactivo.

No era como si pudieran obligar a todos a mudarse y no era como si todos desearan irse, era por eso que se instalaron esas ‘embajadas’ en algunas ciudades, para encargarse de llevar a los grupos.

Al mismo tiempo que garantizaba un ojo sobre las ciudades y vigilaban que los lunáticos no se dejaran llevar.

A veces esas ‘embajadas’ no eran instaladas y algunos gremios relacionados la Empresa Apicius, u organizaciones de héroes servían para cumplir esa función.

Al final, entrar no iba a ser un problema y más en esta ciudad en donde Zerzura tenía una mayor influencia debido a la cercanía del bosque mágico.

“No, no me refiero a eso.” Dijo Nicole agitando su cabeza y dando una mirada nerviosa, murmuró. “Me refiero a Víctor… Y lo que hace.”

Lo que hace… Básicamente esclavizar personas para controlarla como si fuera un titiritero y a la vez aumentar sus fuerzas.

Esa información era bastante chocante y si alguien lo pensaba demasiado, se preguntaría muchas cosas.

¿Las personas de su imperio estaban controladas de esa misma forma? Tal situación era una posibilidad cuando uno pensaba que no tuvo tantos problemas sociales ni levantamientos problemáticos.

Para Aurora que afectara a inocentes era su límite y por otra parte no podía negar que ahora Sudamérica se encontraba en un mejor estado que hace cinco años.

Sin embargo, no hubo conflicto en su pensar.

“Ya se lo conté a la Cardenal Brousseau. Según su respuesta, era algo conocido en secreto. Al parecer la Reina del Norte no es la primera. Aunque el tema es que nadie sabe cómo hizo para que firmaran contratos unilaterales. ¿Carisma o fue algo más peligroso?” Dudó Aurora y dándole una mirada a Nicole que estaba aturdida, preguntó. “¿Pensaste que con su revelación nos daría una ventaja?”

Nicole abrió y cerró su boca, logrando que Aurora volviera a poner su mirada en el camino.

Tal vez había pensado que ella lo mantendría en secreto, pero no era como si le tuviera miedo o le debiera algo para callarse.

Ese hombre ni siquiera podía considerarse su conocido, solo era un extraño que cada vez que la veía, actuaba de forma considerada por una razón desconocida.

A sus ojos en caso de que el Emperador Víctor controlara a su gente, era algo que la Cardenal Brousseau y con ello, la Iglesia del Tiempo y el Espacio debería saber.

Sin embargo, no muchos secretos podían ser ocultados y este era el caso.

“El problema no es solo su fuerza, es que tiene un imperio bajo su mando. Dejando de lado si los tres rangos SS lo ayudaran o están obligados, ahora tiene la Reina del Norte e incluso esa elfa.” Señaló Alice y recibiendo la mirada de Nicole, comentó. “Ersin… Ella no parece una elfa cualquiera.”

Aurora no pudo evitar asentir ante esas palabras.

Si bien desde que estaban conectados con Terra nova esos extranjeros empezaron a extenderse en la tierra, entrando al mundo del espectáculo, convirtiéndose en estrellas o en grandes artesanos, no todos tenían una secretaria como su trabajadora.

Para ser preciso… Nadie del otro mundo vendría para convertirse en una secretaria, al menos que su relación fuera mayor de lo que pareciera o se conocieran desde antes.

El punto era que Víctor Pellegrini no era como Malik Zamora.

No buscaba conquistar el mundo y las tierras que conquistó, se puso a trabajar para dominarlas, gestionarla y tratar de que su gente progresara.

Era por tales acciones que el apoyo entre los ciudadanos era bastante elevado y razón por la cual, no muchos deseaban conflicto con alguien de su tipo.

“Es posible que Víctor supiera que nosotros podríamos hablar de algo, pero hay una gran posibilidad de que pudiera cargar con las consecuencias.” Murmuró Aurora y tras pensarlo, agregó. “Hasta es posible que inicie un programa de reparación criminal… Criminales pagando el daño que ocasionaron.”

Era solo una hipótesis, pero la expresión de Nicole tembló y se quedó en silencio.

Ella había estado entrenando junto a ese hombre por un buen tiempo, así que estaba claro de que lo conocía mejor que ellas dos, e incluso si Víctor no se revelaba como verdaderamente era.

Pagando el peaje de la ciudad y conduciendo por la calle, Aurora le dio una mirada a Nicole.

“Y principalmente. Nadie de nosotras es capaz de detenerlo incluso si deseara conquistar el mundo.” Agregó Aurora con una media sonrisa.

Incluso si tuviera algún proyecto político de esa clase en donde usaba criminales, muchas personas podrían indignarse, pero muy pocas personas podrían cambiar algo.

Al menos que alguien quisiera entrar en un conflicto con un rango SSS, nadie podría cambiar nada.

Solo que destruyera una ciudad como Malik con ciento de miles de personas, llevaría a que otros individuos se uniera en su contra, pero no lo había hecho.

“…”

Nicole se quedó en silencio tal vez conociendo con mayor certeza la fuerza de la otra parte.

Ella entrenaba con él, así que seguramente conocía su experiencia y capacidad, aunque no lo enfrentará con toda su fuerza.

Aurora no le dijo que se alejara de ese hombre o algo de ese estilo… Entrenar con Víctor era una oportunidad y él, al menos dejo ver que cuidaba su reputación.

Lo que significaba que era probable que no le hiciera nada.

Claro, que Nicole fuera dejada en este lugar como la ‘segunda al mando’ de ese grupo de mafiosos también demostró, que Víctor la estaba entrenando y la seguía ‘educando’.

Dependía de la propia Nicole decidir qué era lo que iba a hacer… Aurora ahora era su amiga y ya no su jefa.

Dando su mirada a la ciudad que tenía algunos edificios medianos en el área y observando las múltiples tiendas, ella suspiró.

Ahora necesitaba dedicarse al trabajo.

******

Entrando a la oficina, Aurora dio una media sonrisa al ver que estaba todo arreglado.

“He tratado de buscar un lugar ideal para su trabajo, jefa.” Informó Liam tomando un tono de algún trabajador profesional.

Le agradaba tomarse ese papel.

“Gracias. Puedes empezar por el informe.” Ordenó Aurora sentándose en la silla de la oficina.

Ya había llegado al edificio central de la embajada, en este lugar se encontraban algunas autoridades de Zerzura, pero tenía lugar para invitados cuando venían de la ciudad principal.

Lo que hizo posible quedarse en este lugar y no tener que alquilar un hotel.

“Usted dijo que deseaba saber todo sobre la ciudad… Me he encargado de conseguir todo lo posible, al menos casi todo.” Informó Liam pasando los documentos por su reloj holográfico y con un tono serio, agregó. “La Reina del Norte también ha trasmitido algo de información que nos ha ayudado.”

La expresión de Aurora se tambaleó al ver todos esos informes.

Algunos informes eran simples y no había mucho que comprobar.

Un ejemplo era el informe sobre los trabajadores de la embajada.

Quienes se encargaban de la corrupción, tratos sucios o cualquier algo ilegal de parte de los funcionarios eran las autoridades de la iglesia, así que ella solo lo iba a trasmitir a quienes debía.

Por supuesto, lo más destacable era abuso de poder, pero no era nada excesivo.

Ella se centró en los desaparecidos.

Liam lo seguían investigando y al parecer desde que comenzó la investigación, sus actividades habían cesado, tal vez sintiendo algo.

Ahora se puso énfasis en los medios de escapes como barcos en el puerto o aviones en el aeropuerto, no había portales cosmos, así que al menos que ellos tuvieran portales personales, esos eran los métodos para llevarse a la gente.

Era posible que usaran tales métodos debido a que el número de personas que raptaron era mayor de lo que esperaba.

“Son esclavistas.” Murmuró Aurora al leer el informe.

Los medios que usaban eran diversos y se ocultaban muy bien, pero era imposible negar el objetivo final.

Raptaban a personas y los hacían desaparecer.

En cuanto a si lo usaban para esclavizarlos, venderlos o sacrificarlos… El objetivo final no importaba y a sus ojos, ellos debían ser detenidos.

La podían llamar hipócrita por molestarse por unos esclavistas de ‘inocentes’ y no por el Emperador Víctor que esclavizaba criminales, y la verdad que lo era.

Sin embargo, no cambiaría su accionar, ya que no era una santa y solo priorizaba sus propios intereses y creencias.

“La otra mitad de la mafia según la Reina del Norte se ha dedicado a vender drogas. Sin embargo, si hablamos en tiempo, ambos llegaron cuando las desapariciones empezaron. Necesitamos investigar eso.” Informó Aurora con seriedad y dando un fruncir de ceño, declaró. “Veré si puedo conseguir que la Reina del Norte me dé más información.”

No podía exigirle nada y eso era porque la otra parte era un rango SS y podía básicamente rechazarla.

La mafia se había dividido en dos y uno estaba liderado por Greco quien ya estaba con la Reina del Norte, pero estaba claro de que ellos debían saber más de lo que revelaban.

Después de todo, necesitaban investigar a sus ‘rivales’ y necesitaban averiguar cuáles eran sus negocios.

“Eso es lo que he pensado, sin embargo, si llega a ser así, hay un problema.” Dijo Liam y dando una mirada proyectó una parte del informe.

Esa parte de la mafia estaba dirigida por Mariano Verdi, quien controlaba la mafia y priorizaba su negocio en la venta de drogas, médicamente y todo tipo de tónicos y bebidas.

La venta de drogas no era nada sorprendente, pero el problema venía de que estaba suministrada por la Empresa Farmacéutica Raiden.

Tal empresa se encontraba en la República de África Occidental y ese lugar no tenía muchas regulaciones a pesar de que se llamaba ‘país’ y había cosas ilegales, que en ese lugar resultaban legal.

La venta de drogas, medicamentos de toda clase y productos alquímicos dañinos eran normales en esa república, siendo esa empresa la mayor productora ‘legal’.

Ningún país hacia nada debido a que en la República de África Occidental no solo se encontraban señores de la guerra de rango S, gremios corruptos o mercenarios lunáticos, sino que estaba presente rangos SS.

Especialmente Raiden que llevaba el nombre de la empresa, estaba en esa zona y fue quien ayudó a fundar esa nación.

Un asunto era meterse con algunos señores de la guerra, pero la situación cambiaba cuando un rango SS estaba presente.

Ahora el grupo dirigido por Verdi tenía cierta relación con la Empresa Farmacéutica Raiden quien estaba presente en esta ciudad.

“Su relación no parece tan profunda, al menos por ahora. Aun así, dudo de que siga de esa manera.” Dijo Liam y dando un suspiro, comentó. “Hay algunos rumores de que la droga que apareció en el torneo internacional, se está extendiendo aquí. Aunque por ahora parece que tiene fallas y no es ‘perfecta’.”

Tales palabras lograron que Aurora volviera a poner una expresión seria.

La mafia de Greco y la Reina del Norte no se había ido todavía… Había una razón para ello y ahora Aurora la estaba suponiendo.

¿Qué sucedía si Verdi quien lideraba la otra mitad de la mafia tenía la receta, al menos una imperfecta?

Si tal cosa sucedía, era posible que la Reina del Norte viniera a este lugar para encargarse de ese asunto.

No sabía qué relación tenía Víctor, pero era posible que, si la droga fuera ‘excelente’ o al menos en su forma ‘perfecta’, fuera beneficiosa, la tratara de tomar para él.

Ya tenía a la Reina del Norte lo que significaba que tenía la receta de la droga, pero si la droga no era exclusiva y empezaba a venderse, todos podrían tenerla.

Comprando una pequeña pastilla podrían recibir un aumento de fuerza y si la droga era ‘perfecta’, significaba que las consecuencias del aumento de fuerza iba a reducirse.

Muy diferente a lo que le sucedió con Xu Long durante el torneo internacional.

—Esta es una droga científica. A pesar de la Reina del Norte fue atrapada antes de que la vendiera, el tiempo de desarrollo, los recursos y las mentes brillantes no es algo que se consiga con unos años.

Su sistema dio su comentario y Aurora solo estuvo más segura de su hipótesis.

No solo se gastó tiempo al crear la droga, sino que recursos de toda clase y muy posible una gran cantidad de dinero junto a tiempo de experimentación.

Ahora era posible que tal droga estuviera en juego… Y era una razón válida por la cual la Empresa Farmacéutica Raiden apoyara a esos mafiosos.

Quizás deseaba la receta que tenía Verdi.

“No creo que podamos sacar toda la información por nosotros.” Murmuró Aurora con un largo suspiro.

“Es así. Lamentablemente nuestra red de información en África Occidental no tiene la capacidad que me gustaría y la seguridad de la farmacéutica es alta, con mecánicos de mi tipo cubriendo la seguridad.” Respondió Liam y dando una mirada, agregó. “Me llevará dos semanas, si me concentró en la tarea.”

La ‘seguridad era alta’ no coincidía con su tiempo de ‘dos semanas’ para terminar el trabajo… Se notaba que había tratado de infiltrarse y había encontrado resistencia.

Su tiempo era bastante impresionante y era normal para alguien que podía decir que se había infiltrado en la red de las dos grandes iglesias de la tierra en algún momento.

El punto era que resultaba difícil concentrarse en la tarea debido a que él era quien llevaba gran parte del trabajo informativo y era su fuente de información.

Aun así, entre más tiempo pasaba mayor sería el peligro para los desaparecidos.

“Hazlo con tiempo. De todas formas, creo que hablaré con Nicole.” Dijo Aurora tras decidirse y dando una mirada a Liam, agregó. “Luego subiremos el presupuesto de tu proyecto. Lo he encontrado muy útil.”

Liam dio una sonrisa como si hubiera recibido alguna clase de aumento en su salario.

“Llama a Nicole para mí. Luego me encargaré de organizar todas las tareas.” Pidió Aurora con una media sonrisa.

Tenía bastantes tareas que llevar en la ciudad y debía organizar su tiempo para hacerse cargo de ellas.

Pero lo principal necesitaba averiguar sobre la mafia de Verdi.

Si los desaparecidos estaban conectados con ellos, entonces el tema cambiaba de ‘venta a esclavos’ algo más siniestro y eso era experimentación.

Esa droga sin nombre se estaba vendiendo en la ciudad y hasta ahora tenía algunas fallas, pero era comprada.

Sin embargo, nadie deseaba una droga imperfecta y para mejorarla se necesitaba realizar experimentos, pero como nadie se ofrecería voluntariamente era posible usar a otra clase de ‘voluntarios’.

¿Estaba siendo paranoica?

La verdad era que había visto Archimagos experimentar con personas y si uno miraba hacia atrás, los goblins fueron tomados para la experimentación por científicos y Archimagos… La verdad era que algunos también harían lo mismo con humanos.

Al final Aurora suspiró.

El Emperador Víctor había mencionado que le entregaría la otra parte de la mafia como compensación, pero hasta ahora la Reina del Norte solo dio atisbos de información.

O deseaba que ella usara un ‘cupón’ o…

“¿Me llamaste?” Preguntó Nicole al entrar.

Se notaba nerviosa como si le fuera difícil asimilar lo que había sucedido estos días y parecía tener bastante en su mente.

Una posibilidad era que el Emperador Víctor deseaba que ellas usaran su cupón, y la otra posibilidad era que pidiera ayuda a Nicole.

Ese hombre la había puesto como ‘segunda al mando’ luego de la Reina del Norte y ese rol significaba que tenía bastante autoridad que ni la misma Nicole entendía.

Pedirle ayuda, seria empujar Nicole a lo que Víctor trataba de enseñarle.

“¿Piensas que debería dejar de entrenar con Víctor?” Preguntó Nicole al verla metida en sus pensamientos.

Esa era una de las preguntas que había querido hacer y que la estaba poniendo en duda en cada momento.

“¿Deberías?” Preguntó Aurora con curiosidad y dando una mirada, comentó. “Él parece un hombre frío. Egoísta, Ambicioso y alguien que solo le importa sus objetivos y creencias… Como yo.”

Si la comparaban con algún lunático, aunque no le agradara, Aurora sabía que en el fondo tendría una similitud.

Esa similitud venía de sus objetivos y creencias, por la cuales muchos de ellos eran implacables al actuar y moverse.

Independientemente de ser un buen o mal objetivo, al final todos tenían similitudes a la hora de actuar… Eran implacables.

Las personas no se volvían fuertes con solo entrenamiento, necesitan un objetivo que los empujara y una base asentada en sus propios creencias e ideales.

Entre más avanzaban más fuerte eran esos ideales.

Aurora observó a Nicole sin cambiar su mirada, queriendo que ella expresara sus sentimientos.

¿Debería dejar de entrenar con Víctor?

“No. No quiero hacerlo. Me he vuelto fuerte. Entrenando a su lado, yo me he vuelto muy fuerte.” Declaró Nicole con ojos brillantes.

Aurora dio una sonrisa al verla tan seria.

Ese cuerpo que podía considerarse que no tenía cambios exteriores ocultaba un poder digno de una luchadora de rango A, Aurora lo podía sentir con claridad.

El entrenamiento con Víctor había logrado cambiarla y avanzar con pasos acelerados… Era hasta el punto de que ahora ese hombre la trataba de empujar al rango S.

Al dejarla aquí, al ponerla como la segunda al mando, le dejaba controlar a los otros individuos y le daba las posibilidades para ayudar, mayores que con solo su fuerza.

Ahora Nicole estaba pensando en otras cosas y no se había dado cuenta de esa posibilidad, pero una vez que lo hiciera, entraría en la guía de Víctor.

Aurora tenía la posibilidad de empujarla a esa guía al pedirle ayuda… Tal vez de esta forma lograra descubrir un objetivo mayor que solo ser fuerte, un objetivo que la empujara para convertirse en rango S.

Aun así, Aurora dio una sonrisa al escuchar su respuesta y al pensar sobre el tema.

No era su estudiante, era su amiga y no era su deber enseñarle, solo aconsejarla y darle su punto de vista.

“Si a su lado te vuelves fuerte, entonces está bien. Las personas te pueden enseñar, pero depende de ti que aprender.” Dijo Aurora y al verla suspirar aliviada, se rio suavemente.

Nicole había estado dudosa y nerviosa al revelar sus sentimientos.

Esos nervios venían del temor a ser mirada por Aurora de alguna forma negativa… De ponerse del lado de la persona con la cual claramente tuvo un choque antes, causando la ruptura de su amistad.

Aurora no pudo evitar reírse logrando que Nicole se avergonzara.

Estaba evitando el tema de que ella, en cierta forma se parecía a Víctor, pero para Aurora estuvo bien.

“Ven, vamos a ponernos al día.” Dijo Aurora con una sonrisa.

Antes no había podido cumplir completamente con su charla para ponerse al día y ahora debía realizarlo como se debía.

“¿No tienes trabajo?” Preguntó Nicole sin querer molestar.

“Lo tengo, y podemos hablar de ello mientras charlamos.” Respondió Aurora manteniendo su sonrisa y al verla cediendo, precisó. “Podemos hablar de muchas cosas.”

Hablar de lo que ella pensaba que estaba haciendo Víctor, de su trabajo y lo que estaba sucediendo.

No deseaba pedirle ayuda a Nicole… No quería empujarla a esa ‘guía’ que le dejo Víctor a pesar de que sabía que sería de ayuda en su trabajo.

Al menos no deseaba empujarla por sus propios beneficios.

Pero al final, no era su estudiante para mantenerla resguardada o enseñarle a su manera, era su amiga y si deseaba tratarla como tal, entonces era bueno dejarle llevar.

En este caso era posible pedirle un favor a una amiga y también…

“¿Sabes cómo se asciende al rango S?” Preguntó Aurora con una sonrisa curiosa.

No solo se trataba de pedirle ayuda, sino que también apoyarla con su propia experiencia para que tratara de avanzar.

Independientemente de lo que Víctor tratara de enseñarle como su ‘maestro’ o de lo que sucediera en el futuro, era necesario apoyar a una amiga para que viera los diversos caminos que tenía adelante.

Y al final que fuera ella quien eligiera.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.