<- Actualmente solo registrados A- A A+

TG – Capítulo 39: Son excelentes…

La Profesora Santulli que había terminado de investigar la costa, luego de decirle al Profesor Miller que es lo que sucedía y moverlo con su magia para que se dirigieran a los demás grupos esparcidos en la mazmorra para ayudarlos, ella misma se dirigió a la sala del jefe, llegando al mismo tiempo que Alice debido a su magia espacial.

Ahora estaba cubierta con densas barreras mágicas que ocultaban su presencia.

“Entonces, parece ser un mago que uso su energía demoniaca para causar un efecto de desbordamiento en las criaturas de la mazmorra.” Analizo Aurora bajando del cadáver del gorila.

Tenía manchas de sangre en su ropa y algunos moretones o cortes ligeros que se estaban curando lentamente, pero lo que más impresionante era su aura de combate.

Esa aura traslucida estaba cubriendo no solo sus puños, sino todo su cuerpo de una forma muy natural.

La Profesora Santulli entendió que la misma Aurora, no se había dado cuenta de eso debido a que estaba atento al demonio.

Alice dio una leve mirada en dirección de la Profesora Santulli, pero se acercó a Aurora.

La sombra bajo a sus pies y se extendió a cada paso que deba.

Sin embargo, Alice con una expresión indiferente, declaro. “Terminemos rápido con esto y llevemos a ese demonio con nosotras, así nos encargamos de las tareas posteriores.”

Esas palabras no solo estaban dirigidas a Aurora, sino a la misma Profesora Santulli, advirtiéndola que no interviniera en su trabajo.

Ella pudo entenderlo de inmediato y es por eso que no dijo nada cuando Aurora cargo hacia al demonio.

Con un solo paso recorrió varios metros y cuando llego al demonio golpeo la barrera que el demonio había generado apresuradamente.

“¡¿Quién crees que soy?! Yo soy…”

El demonio estaba por dar su gran presentación, pero a Alice no le importo y unos de los brazos negros golpeo su barrera mágica, logrando que se rompiera.

Aurora en vez de atacar retrocedió cuando sintió la energía demoniaca se desbordaba del demonio.

La apariencia humana empezó a desmoronarse, cuando la piel del demonio se empezó a quebrar como si estuviera seca mientras un cuerno crecía de su cabeza.

“¡Soy un demonio!” Grito el demonio mientras seguía desfigurándose, pero…

“En realidad es solo un demonio corrupto… Alice termina con esto.” Murmuro Aurora con un tono simple.

Era solo eso…

Un humano que había sido corrompido por su energía demoniaca y había empezado a mutar, tal como los jugadores lo denominaban, se empezó a corromper.

Había obtenido más fuerza, pero al costo de no solo su apariencia, sino que también su mente.

Antes de que su rostro se siguiera desfigurando, Alice extendió veinte brazos negros golpeando salvajemente al demonio que estaba en medio de su transformación.

Al momento siguiente esos brazos negros empezaron a rodearlo y lo cubrieron completamente como si fuera un capullo.

La Profesora Santulli abrió sus ojos sorprendidas cuando ese ‘capullo’ empezó apretarse alrededor del demonio como si fuera una masa negra extraña y antes de que pudiera intervenir, los brazos negros volvieron a formarse y se retiraron, sin dejar nada a la vista.

Ese demonio había sido ‘devorado’ por la sombra de Alice, así fue como lo vio la Profesora Santulli.

“¿Crees que puedas retenerlo hasta que lleguemos a un lugar seguro?” Pregunto Aurora con un tono serio.

“Si, este demonio está muy débil.” Comento Alice volviendo a comer sus papitas mientras que la sombra desaparecía completamente.

Ciertamente estaba muy débil ya que causo que las criaturas de la mazmorra se volvieran locas y gasto una gran cantidad de energía mágica, que su barrera se rompiera tan rápido era una clara evidencia de ese problema.

Al igual que los magos podrían desmayarse si gastaban toda su energía mágica, los demonios eran lo mismo si gastaban su energía demoniaca.

Antes de que la Profesora Santulli pudiera aparecer, se escucharon pasos del túnel por donde había venido Alice.

El Profesor Miller seguido de Érica y su grupo entraron apresuradamente, pero esta última cuando vio a Aurora se acercó con una expresión enfurecida.

“¡¿Por qué te fuiste?!” Grito Érica con una ira desbordante, sin que nadie le diera tiempo para intervenir, acuso. “¡Abandonaste al grupo y nos dejaste a todos rodeados de enemigos!”

Su mano temblaba por la pura irritación e ira contenida.

No solo por haber sido abandonada y que el grupo fuera dejado solo atrás, sino por la misma seguridad de Aurora.

Ella era la líder del grupo y su deber era proteger a todos los miembros de su grupo… Que alguien se fuera poniendo en peligro a sí mismo y a los demás, sin duda era algo por lo que enojarse.

Sin embargo, la Profesora Santulli noto que Alice estaba frunciendo el ceño y Aurora solo le tiraba de la mano para que se calmara.

Lamentablemente…

“Aurora tus acciones han causado que tu grupo se desestabilizara por falta de un luchador y lo llevo al peligro, esto no puede ser pasado por alto y es necesario discutirlo con seriedad.” Declaro el Profesor Miller con una mirada seria llena de decepción y regaño.

“¿Discutirlo? ¿Discutir qué?” Pregunto Alice e ignorando la mirada de Aurora que se detuviera, dio una mirada al Profesor Miller y declaro. “Aurora acaba de salvar a tus estudiantes que casi han muerto.”

Con eso señalo a los estudiantes que estaban inconscientes en una esquina de la sala mientras una barrera cubierta de polvo, piedras y tierra creada en la batalla, los estaban ocultando.

“Alice…” Regaño Aurora con solemnidad, pero…

“No me voy a quedar callada cuando has luchado tanto para protegerlos.” Respondió Alice con un tono irritado.

Con una expresión sería muy diferente a su actitud perezosa miro a Érica y declaro. “Los abandono después de gastar un pergamino creado por un Mago de Rango S para que estén protegido, porque tenía que salvar a dos grupos de estudiantes de dos criaturas de Rango A.”

Señalo al gorila muerto y al lobo que estaba gravemente herido arrastrándose en el suelo.

Las miradas del Profesor Miller y Érica cambiaron, pero viendo como Érica parecía querer seguir argumentando en contra, Alice dijo. “¿Sabes por qué no pidió que los acompañara? Es simple, porque en batalla todo el grupo sería una carga.”

“Ya es suficiente Alice.” Intervino Aurora y con una expresión seria, se excusó. “La situación fue complicada y todo sucedió muy rápido, esto es lo único que pude hacer.”

Su comentario parecía culparse a sí misma, claramente queriendo desviar la atención de las palabras de Alice hacia Érica.

Pero Alice, no estaba siendo arrogante.

Antes Aurora era un Rango B, que con su experiencia y apoyo de equipo podía enfrentarse a una criatura de Rango A e igualarla, siendo posible ganar con las condiciones necesarias.

Sin embargo, incluso ella no podía proteger al grupo de Érica que tenía rangos B y C en él, mientras tenía que salvar y proteger a los demás estudiantes inconscientes.

En este combate Aurora estaba arriesgando su vida dependiendo de su barrera y su fuerte cuerpo para resistir los poderosos golpes de gorila y la rapidez del lobo.

Notando la expresión del Profesor Miller al ver sus moretones y cortes, Aurora intervino con una sonrisa profesional. “Si tiene algún problema, puede hablarlo con el Director Vincent. Ahora solo quiero retirarme.”

Con esas palabras le hizo una señal para que Alice la siguiera mientras esta última estaba refunfuñando. “¿Crees que aguantare que mi amiga sea rebajada?… Por esto no me gusta trabajar en grupos de idiotas…”

La voz de Alice fue baja, pero en este silencioso espacio fue escuchada claramente.

Su enojo provenía de que intentaran acusar a Aurora cuando ella se había esforzado tanto, este sobrepaso su línea de indiferencia de una forma clara y evidente, lo que hizo que no pudiera quedarse callada.

“Miller no necesitas seguir.” Comento la Profesora Santulli apareciendo al lado del Profesor Miller, dudo un momento, pero al final, declaro. “Solo habla con el Director…”

Hablar sobre la misión del grupo de Aurora… Hablar sobre los ataques y sobre la causa.

Mirando como los estudiantes del grupo de apoyo llegaban para curar a los estudiantes heridos, la Profesora Santulli observo a Aurora que estaba recibiendo un hechizo de curación de Vanessa y ella no pudo evitar suspirar al escuchar sus palabras.

“Has podido manifestar tu aura de combate… Tenemos que festejarlo.” Comento Alice con una sonrisa alegre.

“Claro, vamos a preparar una gran cena hoy… Pero antes tenemos que arreglar ese otro asunto.” Declaro Aurora con una sonrisa verdaderamente contenta.

“Tch… Bien, entre más rápido lo terminemos más tiempo para el festejo tenemos.” Murmuro Alice asintiendo suavemente mientras volvía a comer sus papitas de forma perezosa.

Mirando Aurora retirarse mientras sus heridas empezaban a curarse gracias al apoyo de Vanessa, la Profesora Santulli agito su cabeza.

No podía entender por qué un grupo de mercenarios profesional habían decidido inscribirse en la academia, aun así, estaba agradecida.

Después de todo, esta hubiera sucedido sin que ellas estuvieran aquí y su presencia innegablemente fue una gran ayuda que cambio el resultado.

Chasqueando la lengua al ver a la Profesora Villacrés estar nerviosa al mirar el lobo que todavía seguía vivo y herido, la Profesora Santulli volvió a su trabajo.

******

“Gracias por el informe Profesora Santulli.” Dijo el Director Vincent y corto su llamada.

Mirando su silenciosa oficina que pronto se llenaría de gritos, el Director Vincent suspiro aliviado.

Había pedido un favor a sus contactos para que vigilaran y para que ningún demonio entrara a la Isla Atlántida y en caso de que eso sucediera que lo detuvieran.

Gracias a eso las autoridades de la ciudad se movieron y descubrieron cuando llegaría un grupo de demonios y ellos pudieron detenerlos a todos y capturarlos… Lamentablemente su objetivo era otro y no tenía relación con la mazmorra.

Mientras horas después un grupo de demonio con objetos de alto rango engañaron el artefacto de la academia que vigilaba las mazmorras y luego un demonio se adentró a la mazmorra ocasionando un efecto de desbordamiento.

El Profesor Vincent sentía que el primer ataque solo fue una distracción… Distracción que fue funciono, logrando que sus estudiantes fueran atacados y estuvieran en grave peligro.

Cerrando sus ojos con calma, el Director Vincent escondió sus preguntas y espero el informe que necesitaba y…

“Puedes pasar Miller.” Dijo el Director Vincent sintiendo la presencia al otro lado de la puerta que ni siquiera pudo tocar.

El Profesor Miller entro a la oficina con una expresión difícil.

“¿Me puedes decir lo que sucede?” Pregunto el Profesor Miller con un tono serio y mirando al Profesor Vincent sin temor al enfrentarse a un Rango SS, comento. “Aurora dejo a su grupo atrás poniéndolos a todos en peligro. Entiendo que dejara una barrera, aun así… Eso hace que todo sea más raro. Está claro que ella sabía la razón de lo que sucedió en la mazmorra y ahora yo también quiero saberlo.”

Se había enojado con Aurora debido a la situación que había encontrado el grupo de Érica y los demás grupos, aunque se calmó cuando descubrió que Aurora había salvado al grupo de Marc y Alexey, eso no significara que no estuviera molesto.

Estar en la ignorancia y no saber lo que ocurre, ver que una estudiante se ponía en peligro… No era nada agradable.

Asintiendo suavemente el Director Vincent, explico. “He comprado un grimorio importante y ahora hay algunas personas detrás de mí queriendo arrebatármelo y deseando usar mis estudiantes para obtenerlo.”

“Al principio pensé en encargarme yo mismo dejando un falso grimorio y permitiendo que en la prueba de ingreso se infiltraran en la academia y me lo robaran. Debido a que ese grimorio tenía un hechizo de seguimiento oculto, podría capturar a la mente maestra, pero Aurora lo detuvo.” Narro el Director Vincent y al ver que el Profesor Miller parecía entender algo, agrego. “Si, es por esa razón que Aurora abandono a su grupo en la prueba, aunque no sé por qué dejo una ilusión para que actuara como asustada. Ella pudo seguir a ese viejo infiltrado y detenerlo, arruinado mi plan.”

Su plan era simple, pero el plan de la persona que buscaba obtener su grimorio también lo era, después de todo ese viejo hombre que se infiltro solo era una persona débil y sin importancia, cuya mente estaba atrofiada y no sabía quién era la persona que lo contrato.

“Luego en el ataque que se realizó a los estudiantes de la clase de historia, estuve preparado. Con la ayuda de las autoridades de Grecia, creamos un escenario permitiendo que dos individuos fuertes se disfrazaran de estudiantes y fueran capturados, no solo permitiendo que lo llevaran a la base, sino que también lo usaran para revelar a la mente maestra, cuando esta exija sus condiciones. ¿Simple no?” Pregunto el Director Vincent y con una risa suave comento. “No, tanto cuando Aurora los salvo a ambos.”

Era simplemente una broma.

Una supuesta estudiante de Rango B, se enfrentó a un sectario de Rango A, que tenía dos rehenes y con sus habilidades pudo salvar a unos de los rehenes y luego se había preparado para luchar a muerte para salvar al otro.

“Al final, tuve que contratar al grupo mercenarios de Aurora y ciertamente fueron útiles. Salvaron a los estudiantes antes de que la persona que deje a cargo interviniera.” Comento el Director Vincent y cuando miro su reloj holográfico recibiendo una trasmisión, murmuro. “Y ahora ellos han realizado un buen trabajo.”

Con esas palabras inicio la trasmisión dejando a la vista un video en vivo en vivo de una sala en el cual dos jóvenes estaban mirando hacia la cámara.

“Empezaremos Director Vincent.” Declaro Aurora con un tono profesional e hizo una seña a Alice.

Esta última siguió comiendo sus papitas mientras que la sombra bajaba a sus pies extendiéndose en el suelo, solo para contorsionarse como si fuera una boca y ‘escupir’ a un demonio al suelo.

El Profesor Miller estaba aturdido al ver esa escena, pero más chocante fue que el demonio se empezó a alejar con miedo cuando noto que Alice le sonreía…

“Por favor, por favor… No me hagan daño… No quiero morir.” Murmuro el demonio y retrocedió como un niño asustado.

Que golpeara a la pared y entrara un pánico al no tener lugar para huir, solo lo hizo aún más extraño.

“*Tos* Le aseguro Director Vincent que nuestro grupo de mercenarios está muy en contra de la tortura” Declaro Aurora apresuradamente y dándole un codazo a Alice, pregunto en voz baja. “¿Que le hiciste?”

Alice le dio una sonrisa entretenida al demonio y encogiéndose de hombros, comento. “Nada. Tu misma has entrado a mi sombra y sabes que no hay nada peligroso.”

Aurora miro al demonio frunciendo el ceño, pero la mirada del Director Vincent y el Profesor Miller estaba en la sombra que se contorsionaba como si algo quisiera salir mientras desaparecía a espalda de Alice, como si nada hubiera sucedido.

Tosiendo suavemente, Aurora se acercó al demonio y dijo. “No usamos métodos de tortura para interrogar, ya que sería inhumano… Incluso si eres un demonio, sin embargo, dependiendo de lo honesto que seas con nosotros nos encargaremos de que vayas a la prisión correcta.”

“Si… Hablare… Cualquier cosa menos volver a la sombra… Diré todo…” Murmuro el demonio con desesperación.

Ambos adultos vieron como la expresión de Aurora temblaba, pero al final ella pregunto con un tono burlón. “¿Tan rápido?”

Asegurarse si de verdad iba a hablar honestamente o simplemente estaba usando una excusa para actuar con miedo y mentir, era algo que Aurora debía comprobar si quería buscar la respuesta correcta.

“Si… Diré todo… Toda la verdad… Sobre quien me contrato… Solo… Solo no deseo volver a la sombra…” Murmuro el demonio temblando y bajando su mirada cuando Alice lo miraba.

“¿Por qué le temes a la sombra?” Pregunto Aurora dejándose llevar por la curiosidad, pero era inevitable.

Incluso el Director Vincent y el Profesor Miller estaban curiosos, por saber la respuesta, pero…

“No le teme a la sombra, me teme a mí.” Declaro Alice con orgullo mientras sacaba pecho.

El demonio asintió como un pequeño pollito sin intenciones de contradecir a Alice.

“En caso de que esta conversación este siendo grabada, los demonios en la Ciudad Atlántida no tienen derechos y quizás mi compañera lo golpeo un poco cuando estaba en su sombra, pero presumo que fue para debilitar a un mago demoniaco de Rango A.” Se excusó Aurora de una forma profesional y con experiencia como si esta situación hubiera sucedido antes.

Ellas no podían ver al Director y al Profesor Miller ya que era un cámara unilateral, pero era posible ser grabados.

Sin dar mirada a la cámara, observo al demonio y ordeno. “Dime todo lo que sabes, si encuentro que mientes te enviare a la Iglesia del Orden, escuche que hay algunos extremistas que son bastante violentos con los demonios. Si eres honesto, te enviare a la Iglesia del Tiempo, su cárcel al menos es lo suficiente decente.”

Las dos grandes iglesias tenían sus propias prisiones internacionales en las cuales los criminales más violentos de la tierra se encontraban y aunque ambos fueron creados con el apoyo de dos Dioses Primordiales de suma importancia, su forma de regularse era muy diferente.

Los creyentes de la Diosa del Orden eran por lo general muy opositores hacia los demonios debido a que la energía demoniaca que ellos utilizaban contradecían el orden natural de las cosas.

Y como el Caos siempre se oponía al Orden y viceversa, sus creyentes actuaban de la misma forma.

La Iglesia del Tiempo y el Espacio por el contrario era neutral y encerraba a sus presos, siempre manteniendo una postura no importa quién o que sea.

El tiempo era indiferente, ellos también…

Las palabras de Aurora eran una amenaza y el demonio se lo tomo muy en serio, así que no dudo en revelar todo lo que sabía.

Fue contratado por un intermediario con el objetivo de causar el efecto de desbordamiento y mientras todo estuviera en caos, raptar algunos estudiantes.

Ese intermediario le había dado los artefactos que interrumpían los pedidos de ayuda de los estudiantes y el artefacto capaz de crear una ilusión para engañar al artefacto de vigilancia de la academia, a la vez que le daba capacidad para adentrarse a la mazmorra en secreto.

Aunque el mismo demonio no sabía quién era la mente maestra, antes de aceptar el trabajo pudo realizar una ligera investigación y averiguo que estaba conectada con una pandilla local.

“Buen trabajo, el pago será enviado a la cuenta bancaria, pero espero que sigamos trabajando juntos hasta terminar este asunto.” Dijo el Director Vincent con un tono serio.

Su voz fue trasmitida al lugar que se encontraba Aurora.

“Entiendo, a mí también me gustaría terminar con este asunto.” Comento Aurora asintiendo suavemente y al momento siguiente, murmuro. “También es demasiado problemática estar involucrada en estos asuntos durante mis vacaciones.”

Ese murmuro fue lo último que el Profesor Vincent escucho cuando el video se apagó, pero aun así sonrió.

“Antes lo había mencionado, ellas son un excelente grupo de mercenarios.” Declaro el Director Vincent con una suave sonrisa.

El Director Vincent ahora estaba bastante contento de aceptar la solicitud de su conocida para recibirlas.

Después de todo, aceptar las hijas de su conocida fueron de mucha ayuda hoy…

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.