Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 54: Limpieza.

Capítulo 54: Limpieza.

Mirando el interminable desierto y sintiendo el calor desbordante a pesar de su traje de combate, Clémentine bebió un trago de agua fresca.

La barrera en la tienda de campaña alejaba el calor, pero hoy era más pesado que cualquier día y a pesar de que Clémentine no era maga, ella sentía como la energía mágica alteraba el clima.

“El elemento fuego es más denso en este lugar…” Murmuro Érica con una expresión que parecía resistir decir sus algunas maldiciones.

Para un mago como ella, este tipo de ambiente era una debilidad… Una terrible debilidad ya que se trataba de un mago de hielo.

“Crees que la mazmorra temporal tenga el mismo ambiente?” Pregunto Nicole ajustando sus guantes.

“Si, es posible. Las mazmorras temporales suelen ser muy diferentes a las mazmorras naturales, así que es difícil decirlo con precisión hasta que Andrés y Leslie recopilen información…” Respondió Érica mirando el portal traslucido y cuando algunos pequeños drones salieron de ese lugar, hizo una seña a su grupo y comento. “Entremos, ellos ya deben tener su informe…”

La mazmorra que Aurora les hizo limpiar, fue una mazmorra temporal en el desierto de Sahara.

Debido al calor desbordante solo los grupos mercenarios altamente equipados aceptaban este tipo de misiones en estas regiones.

A diferencia de la última vez que limpiaron la mazmorra, ahora estaban más preparados.

Tanto en experiencia como en recursos.

Cuando entraron a la tienda de campaña pudieron sentir como el espacio se extendía, resultando ser el interior más grande de lo que parecía desde afuera.

Esta tienda de campaña auto instalable estaba encantada con efectos de magia espacial para que su interior tuviera más espacio.

En su interior tenía un piso sólido en donde se encontraba una heladera junto algunos sillones mientras en el centro se encontraba una mesa de operaciones en donde Leslie y Andrés estaba utilizando los pequeños drones de exploración.

La temperatura era muy diferente al exterior… Muy cómoda.

Clémentine miro a Liam jugando con su reloj holográfico, luego a Aurora y Alice que estaban comiendo papitas juntas mientras parecían aburridas.

No era broma que le estaban dejando limpiar la mazmorra a ellas de forma independiente.

Ellos solo resolvían dudas y daban los recursos, el grupo se encargaba de cómo utilizarlo y como organizarse para actuar.

Como Clémentine no quería arruinar su primera misión, se puso seria y acercándose a sus exploradores, pregunto. “¿La situación?”

Leslie toco algunos botones en su reloj holográfico y en la mesa de operaciones una imagen 3D apareció junto algunas pantallas de video.

“La densidad mágica es alta, siendo los elementos de fuego y tierra ligeramente más densos que los demás, pero menos densos que aquí afuera…” Informo Leslie dando una sonrisa a Érica que suspiraba aliviado, hizo reproducir los videos y mientras las criaturas aparecían, siguió explicando. “Esta mazmorra es un habitad de hormigas. Como enemigo hemos identificado hormigas trabajadoras de Rango C, hormigas soldado de Rango C, pero con capacidad defensivas más fuertes, hormigas acidas con una habilidad innata de escupir acido clasificado como Rango C y por último encontramos una hormiga de fuego, se presume que es una criatura mágica de rango B.”

Cuando finalizo su informe una hormiga que podía llegar a la cintura de un humano, disparo una bola de fuego desde su mandíbula hacia los drones.

“¿Creen que hay una Reina Hormiga o una criatura de Rango A?” Pregunto Clémentine a sus exploradores.

“No puedo confirmarlo o negarlo. Sin embargo, las hormigas han estado luchando entre ellas y lo único que pudo asegurar con plena confianza es que no hay una reina hormiga…” Respondió Leslie dejando ver otras proyecciones de hormigas luchando.

Clémentine asintió son severidad al ver tal situación.

Las criaturas de la mazmorra luchaban entre ellas y solamente cuando una especie era totalmente dominada por una bestia mágica de nivel superior o alguien de su especie más fuerte, era cuando seguían órdenes.

Las jerarquías de las hormigas, su habitad, su forma de actuar seguía manteniéndose a pesar de que eran criaturas mágicas… Era algo instintivo, de la misma forma que los débiles seguían a los fuertes.

Una reina significaba que las hormigas de menor rango serian dominada por ella, de la misma forma que la mazmorra que limpiaron en México, ‘La Guarida de las Arañas’ estaba dominada por una araña.

La mazmorra temporal no fue clasificada como Rango A, pero siempre era posible que una criatura de ese rango apareciera en una mazmorra de Rango B.

“La energía mágica de la mazmorra está en el límite inferior de las mazmorras de Rango B, dudo que haya una criatura de Rango A…” Informo Andrés e hizo que unas escalas de densidades mágicas aparecieran al frente de todos.

Estaban en el año 2048, eso significaba que habían pasado veinte años desde el ‘Gran Cataclismo’ y desde que la energía mágica se adentró a este mundo.

El conocimiento mágico y tecnológico reunido durante años hizo posible mantener un registro confiable sobre la clasificación tanto de mazmorras naturales como mazmorras temporales.

Y el análisis demostraba que esta mazmorra temporal era más débil que la que Aurora, Érica y los demás entraron en la isla Atlántida.

Es más solo superaba el límite de clasificación de Rango C por bastante poco.

“Bien. No importa si una criatura de Rango A, aparece. Primero debemos limpiar la mazmorra para luego encárganos de ella.” Organizo Clémentine tras pensarlo.

Eran solo un grupo de cincos personas y parecía ligeramente excesivo limpiar una mazmorra temporal ellos solos, pero tenían confianza en vencer a una sola criatura de Rango A, si se coordinaban bien.

Como todos estaban muy bien equipados, le permitía realizar ataques potentes si usaban todo su potencial, más el apoyo de sus trajes o armas, tenían confianza para encargarse de las criaturas, además…

“Si, las cosas se vuelven difícil solo retrocedemos…” Dijo Clémentine con una sonrisita y mientras balanceaba un pergamino que saco de su anillo espacial, agrego. “Total, tenemos bastante tiempo.”

Los demás también dieron unas sonrisas entretenidas.

Nadie ni nada decía que debían limpiar la mazmorra temporal a la primera o que debían permanecer en el interior para acabarlo y más cuando la mazmorra temporal tenía suficiente tiempo antes de que se desbordara automáticamente.

El pergamino en las manos de Clémentine era un objeto que le permitiría escapar de la mazmorra temporal, así que en cualquier momento podrían salir para volver a entrar después.

La palabra ‘cobarde’ era incompatible con la poca importancia que tenía esta misión cuando se comparaba con arriesgar su vida.

Era cierto que preferían huir para luego volver y limpiarla a pedirle ayuda a Aurora, Alice o Liam.

Pero eso no significaba que iban a arriesgar su vida como si de esta misión dependiera miles de vidas.

Viendo que los estudiantes estaban preparándose y dando sus últimos ajustes a sus armas, Aurora se acercó y pregunto. “¿Terminaron?”

“Si, estamos listos…” Respondió Clémentine con seriedad.

El grupo se había organizado y habían dejado a Clémentine como líder del grupo de forma unánime.

Ella era la que tomaría la última decisión y tendría que mantener una cabeza fría en todo momento.

Los demás prefirieron centrarse en sus especialidades y en sus propios roles antes de tener un peso extra en sus hombros.

“Bien, en primer lugar, déjenme avisarle que lo que ganen de esta mazmorra temporal será su propio ingreso privado, aparte de su paga mensual.” Declaro Aurora y dando una sonrisa entretenida, agrego. “Ingreso que pueden gastar disfrutando de la ciudad o pagando alguna bebida para sus superiores…”

Al escuchar las últimas palabras de Aurora, el quinteto de estudiantes se rio divertido.

“O unas papitas…” Agrego Alice desde el sillón.

El quinteto se miró y cuando vieron la sonrisa de los demás, Clémentine declaro. “¡Claro!”

Ciertamente necesitaban algún día para relajarse.

¡Eran jóvenes que estaban en unas de las ciudades más importantes de áfrica!

Lejos de sus padres y familias, necesitaban un momento para divertirse.

Aurora asintió y señalando a Liam y Alice, declaro. “Ellos dos estarán presentes en caso de que ustedes pidan refuerzos o sea una emergencia. Recuerden esto no es un simulacro y a diferencia de la academia no tenemos alguien como la profesora Santulli que puede teletransportarse.”

Con sus palabras remarcaba el hecho de que incluso en un caso de emergencia era posible que el dúo llegara tarde para apoyarlos.

“Por mi parte. Tengo otros asuntos que encargarme y no estaré presente, pero les deseo suerte.” Añadió Aurora con una sonrisa.

El grupo asintió con seriedad mientras daban sus últimos ajustes a sus planes.

Ellos estaban listos para la batalla.

******

Aurora mientras viajaba en taxi miro su reloj holográfico en donde la batalla del grupo de estudiantes se estaba desarrollando.

A diferencia de lo que parecía, Aurora no los envió a ciegas.

Liam con sus drones de sigilo y su control sobre ellos había investigado la mazmorra temporal, verificando los peligros potenciales.

En realidad, Aurora pensó en enviarlos una mazmorra natural, pero como esta mazmorra apareció ayer, tras la exploración y verificar que los estudiantes se podían encargar, la tomo para ella y se las entrego.

Mirando como Clémentine y Nicole tomaban la delantera para luchar de frente, Aurora no pudo evitar asentir.

Nicole estaba dedicándose a ser una luchadora principal que estaba en la vanguardia mientras que Clémentine a pesar de que era una psiónica también estaba apoyándola un poco más atrás.

Los puños de relampagueantes de Nicole causaban un gran dolor a las hormigas y los ataques psiónicos de Clémentine eran fatales.

Tal como Leslie y Andrés habían descubierto esta mazmorra no tenía una reina o una criatura de Rango A, y aunque las hormigas eran de una misma especie, ellos eran enemigos.

Así que era una mazmorra perfecta para que el grupo se ajustara entre ellos coordinándose en una situación real.

Una mazmorra de Rango B, con criaturas del mismo rango que a pesar de que algunas eran bastante duras, en grupo podían ser derribadas si no se cometían errores.

Lo que más le gusto a Aurora eran los roles que se habían distribuido.

De la espalda de Leslie pequeños drones avispas se extendían por los túneles, analizando y comprobando todos sus enemigos.

Leslie daba advertencias y recordatorios de enemigos mientras que se dedicaba a crear un mapa de la mazmorra que era compartido a través de su reloj holográfico con su equipo.

Érica por su parte se tomó su rol bastante serio.

Sus hechizos de hielo eran rápidos y aquellos con efectos en área eran devastadores.

Su capacidad para aprender y lanzar nuevos hechizos adaptándolos a la situación era digna de mencionar.

—Son muy talentosos.

Su sistema que por lo general era silencioso y actuaba como si no tuviera vida, dio un cumplido serio.

“Lo son…” Murmuro Aurora con una sonrisa.

Los estudiantes que había elegido tenían defectos, pero mayormente tenían un gran potencial.

Aurora pensaba que si se esforzaban podrían superar el Rango A, en el cual muchos estaban atascados.

Ese era el nivel de talento que tenían estos jóvenes genios.

Incluso Andrés que podría haberse dedicado a quedarse atrás de una computadora y utilizando su talento en una red informática, utilizaba a los drones de una manera espectacular.

Apoyaba y atacaba al mismo tiempo sin interrumpir a sus compañeros.

Con drones médicos se encargaba de curar las heridas menores de sus compañeras antes de que se acumularan y junto a sus drones generadores de barrera les daba un tiempo para respirar tranquilos.

Sus drones relámpagos no solo paralizaban sino que dañaban a sus enemigos, eran utilizados como su único medio de ataque que era muy útil.

“Tal vez terminen de limpiarla en menos de una hora…” Murmuro Aurora agitando su cabeza.

Ese era un tiempo bastante alto para un grupo de cinco estudiantes de Rango B, así que estaba muy bien.

—Sus equipos son excelentes y ellos han estado trabajando bastante duro. Un tiempo como ese es un hecho.

Las palabras de su sistema aparecieron en la mente de Aurora y ella pudo sentir un claro toque de orgullo en ese texto en su mente.

¿Estaba orgulloso porque ella los apoyo?

Ante esa pregunta superficial en su mente, solo fue respondida por un silencio de parte de su sistema.

A Aurora le pareció entretenido el silencio de su sistema, pero al final cambio de tema.

“¿Crees que estén preparados para la misión ‘Arca’?” Pregunto Aurora en voz baja.

El taxista dio una mirada hacia atrás, pero Aurora lo ignoro señalando su audífono inalámbrico en el oído.

Eso era una excusa para hablar tranquila con su sistema.

—Tienen habilidades y son fuertes. Pero las misiones de este tipo tienen una gran incertidumbre en ella. No se sabe que sucederá o que ocurrirá durante el trascurso.

Aurora no pudo evitar estar de acuerdo con las palabras de su sistema.

“Pero deben hacerla. Son héroes y en algún momento tendrán que vivir este tipo de situación y realizar este tipo de misiones.” Declaro Aurora con un tono simple, pero serio.

¿Quién le daba la responsabilidad de elegir sobre que debían o no realizar los estudiantes?

Era una pregunta que Aurora no tenía en su mente.

Ella le daría la posibilidad de realizar esa misión, y no importa si aceptan o no, su grupo la terminara realizando.

Como líder del grupo, solo le estaba dando una misión… Una misión que le demostraría la realidad que muchos desafortunados estaban viviendo.

—Esta misión puede crearles problemas a los estudiantes, pero también puede ayudarlos a madurar. Y es vital si deseas que ellos realicen la misión de ‘Asalto’.

Aurora asintió conociendo los problemas del que hablaba su sistema y su necesidad.

Los héroes eran presentados como aquellos que llegaban del cielo en medio de la ciudad salvando a personas inocentes de algún monstruo.

Individuos que en los desbordamientos eran los primeros que se encontraban apoyando a los demás.

Y era cierto, esos eran héroes, pero solo una parte de ellos.

Otra parte que el mundo parecía olvidar eran aquellos que se arrastraban por el barro, sangre y hasta veces lugares inhóspitos para ayudar a personas inocentes que para los gobiernos o medios importantes no tenían ningún ‘valor’.

La única recompensa en esta clase de misión era la ‘gratitud’, que al final dejaba a uno preguntándose si en realidad era merecido o no.

Mientras eso estaba en su mente, Aurora agito la cabeza y alejo esos pensamientos deprimentes y negativos.

Para algunos no tenían valor, pero para otros sí.

Mirando el gran templo y su largo camino de escalones para llegar a la cima, Aurora bajo del taxi tras pagar el precio del viaje.

Este templo de altos pilares blancos y con un estilo antiguo que ocupaba una gran área, era unos de los templos más importantes de la Ciudad Zerzura.

En este lugar se encontraba la Iglesia del Tiempo y el Espacio con la cual Aurora cooperaba para la misión del ‘Arca’.

Una misión que sería muy importante.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.