Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 57: Misión secundaria.

Una alarma resonó con gran fuerza y Clémentine abrió sus ojos somnolientos.

Volvió a escuchar la alarma por un momento, lentamente comprendiendo de qué se trataba, pero cuando su mente pudo comprender que era una alarma de emergencia se levantó.

Su primera reacción fue mirar por la ventana para ver que sucedía afuera, pero solo encontró una noche oscura en el exterior sin ningún daño.

No sabía lo que estaba ocurriendo, pero su desconocimiento duro poco.

“¡Emergencia! ¡Emergencia! ¡Un asalto de un monstruo Rango A ha ocurrido!”

Una voz mecánica resonó por todas partes y Clémentine se despertó completamente.

Lo primero que hizo fue salir para fuera, encontrándose con Nicole también saliendo de su habitación.

“¿Qué ocurre?” Pregunto Nicole sin entender nada.

Clémentine estimulo su mente con energía psiónica para despertarlas, y agitando la cabeza ante las palabras de Nicole le hizo una señal para que la siguiera.

En medio de desconcierto solo uso cambio rápido y cambiando su ropa por algo decente mientras Nicole hizo lo mismo.

Luego ambas salieron y se encontraron con sus compañeros afuera.

“Esto es una emergencia… ¿A dónde deberíamos ir?” Pregunto Érica extendiendo una ventisca helada entre el grupo.

Andrés tembló ante ese frio de un mago de hielo, pero respondió. “Vamos al sótano…”

Clémentine y sus compañeras se movieron al ascensor, pero…

“Vamos por los portales…” Recordó Andrés rápidamente.

Ignorando la vergüenza de sus compañeras Andrés, hizo uso de su autoridad en el edificio y creo un portal.

Luego todo el grupo entraron y se encontraron en el sótano de entrenamiento.

En ese lugar solo Liam se encontraba presente y cuando l, comento. “1:41 minutos… Es un buen tiempo.”

“¿Que sucede?” Pregunto Clémentine con urgencia.

En vez de responder Liam desplego una proyección de la situación.

En medio de la noche cerca de una aldea un rinoceronte con caparazón y tres cuernos en su cabeza estaba luchando contra Aurora y Alice.

Mientras Aurora llamaba la atención, Alice usaba sus brazos negros para golpear al rinoceronte acorazado y buscar derribarlo.

El rinoceronte enloquecido era bastante fuerte y cada paso que daba hacía temblar la tierra incluso a veces creando pequeños temblores que servían para desestabilizar a sus atacantes.

Sino fuera porque Alice usaba sus brazos para moverse y Aurora saltaba creando plataformas en el aire, hubieran sido afectadas.

Liam corto la proyección y comunico. “África es tan desordenado en el día como en la noche, aunque a veces en la noche es más agitado debido a la naturaleza de algunos depredadores.”

Algunas bestias mágicas eran más frecuentas a la noche que en el día, creando algunos problemas que debían ser solucionados.

“De todas formas, esto es un simulacro para ustedes. No puedo decirle cuando una misión de emergencia sucederá, pero se necesita una respuesta más rápida que la actual…” Comento Liam y mirando a los estudiantes, añadió. “Como vieron, cuando ustedes llegaron Alice y Aurora ya se estaban realizando la misión…”

Dos minutos ya era un buen tiempo, pero comparado con Alice y Aurora ese tiempo era menor.

Las misiones de emergencias aparecían de repente y sin previo aviso, era muy difícil estar atento a este tipo de misiones.

Si bien otros grupos mercenarios o gremios dejaban en guardia a sus miembros durante turnos nocturno, siempre venía bien algo de ayuda y más en un territorio tan grande como el que controlaba la Ciudad Zerzura.

“Bien, eso es todo pueden volver. Solo recuerden esta situación para la próxima vez.” Agrego Liam con calma.

El grupo se miró, pero volvieron al tercer piso en donde estaba su dormitorio.

“Parece que Liam también se levantó temprano…” Murmuro Andrés con una expresión extraña.

Parecía querer reír, pero también darle importancia al asunto.

Todo el grupo había visto a Liam todo despeinado dejando en claro que recién se despertaba igual que ellos.

No estaban molestos por ser despertados por un simulacro, sino estaban ligeramente sorprendidos por que esta clase de misiones sucedían en la noche.

“Aurora y Alice son… Diferentes…” Murmuro Nicole con un tono lleno de extrañeza.

Las expresiones del grupo cambio por un momento, pero…

“Si. Sabía que Alice era especial, pero no pensé que Aurora fuera tan trabajadora…” Declaro Leslie con sinceridad.

Durante la academia habían visto como Alice siempre se lucia más, y a pesar de que era tan perezosa como Aurora, la primera resaltaba más.

Pero aquí era diferente…

“Realizan alrededor de cinco misiones diarias y luego también debe realizar misiones nocturnas, ¿cierto?” Pregunto Érica y al ver que sus compañeros asentían, agrego. “Es gracioso pensar que ella es nuestro ‘igual’…”

Había una gran diferencia entre Aurora y Alice comparado con cada uno de ellos, no era solo una diferencia de fuerza.

Se trataba de una diferencia de actitud, experiencia, y dedicación.

Aurora era una joven indiferente, pero cuando se trataba de su trabajo su actitud cambiaba con una seriedad profesional.

Su experiencia a pesar de que solo se llevaban por dos años era enorme, pero su dedicación era lo que llamo la atención al grupo.

Fama, dinero o prestigio nada importaba para Aurora.

Ella terminaba las misiones y sin necesidad de hablar con la aldea que dieron la misión, desaparecía sin recibir el agradecimiento o hacerse conocida.

Todo el grupo realizaba misiones sin fines de lucro siendo algunas misiones como la limpieza de mazmorras la que obtenían ganancias, pero estas últimas no las realizaba con frecuencia y esta vez fue una excepción.

Ante tal persona era difícil pensar que era una estudiante de la academia como ellos.

“Supongo que solo debemos mejorar.” Declaro Clémentine con un tono serio.

Había pensado que cuando terminara la academia se convertiría en la heroína de una gran ciudad donde las masas la alabarían, pero se dio cuenta de que tal vez era necesaria en otra parte.

Al final necesitaba mejorar para igualar a Aurora o Alice, tanto en habilidades como en actitud.

Además, Aurora no había regañado a Clémentine por lo de su padre y lo había dejado pasar con total calma.

Todo el grupo asintió expresando su deseo de mejorar y se dirigieron a sus habitaciones pensando sobre su desarrollo.

******

Aurora leyó el mensaje del oficial de criminalística de la Ciudad Zerzura.

Era un informe sobre la situación y la misión que le concedió la Cardenal Brousseau.

“Jefa los estudiantes ya están preparados…” Informo Liam entrando a la oficina con cuidado.

Aurora asintió y mirando a su compañera que estaba sentada en el sofá leyendo un libro, pregunto. “Alice, ¿vienes?”

“Si, he leído el informe y esos tipos parecen ser problemáticos…” Comento Alice sin cambiar de expresión y guardo el libro en el aparador.

—Es un grupo que ha cometido los mismos crímenes en diferentes países… Parecen experimentados, en este tipo de situación.

Asintiendo ante el comentario de su sistema, Aurora abandono su oficina y se dirigió a la sala.

“Entiendo que quieran realizar su misión de la mañana, pero hoy tenemos una misión diferente.” Dijo Aurora y mirando a Clémentine, pregunto. “Estuviste en una clase de criminalística en la academia, ¿cierto?”

A pesar de que Aurora y Alice solo habían tomado unas pocas clases, en la academia se encontraban decenas de clases con profesionales de todo tipo.

La criminalística era una clase avanzada que buscaba enseñar a los estudiantes a aplicar sus diferentes habilidades para las investigaciones de algún hecho criminal.

Claro, la academia no especializaba a los estudiantes profesionalmente, pero si se le enseñaba lo más posible.

“Es una clase anual, pero si estuve en ella.” Respondió Clémentine con calma.

A diferencia de otros psiónicos que solo podían utilizar determinadas habilidades, Clémentine podía replicar algunas habilidades particulares de otros psiónicos.

“Bien, hoy tenemos una misión de ese tipo. Se trata de un caso de asesinato en una mazmorra temporal que cierra hoy a la noche.” Comento Aurora y dándole una señal para que la siguiera, agrego. “¡Le daré toda la información mientras nos movemos!”

La misión era ligeramente problemática.

Se trataba de un grupo de aventureros que hizo equipo con otros aventureros independientes locales para limpiar una mazmorra temporal de Rango B, pero durante el proceso los aventureros independientes terminaron muriendo.

Aunque había sido marcada como asesinato, en realidad nadie sabe lo que ocurrió.

Eso se debía a que no había grabaciones o ningún tipo de información.

Los forenses del gremio de aventurero de la Ciudad Zerzura, se dirigieron a realizar una investigación, pero no pudieron encontrar nada, sin embargo, el historial de ese grupo de aventureros, era el problema.

Tenían un historial de que este tipo de cosas sucedieron a su alrededor.

Las mazmorras temporales o naturales eran peligrosas no había duda de ello.

Aunque la muerte se había reducido debido a la experiencia que la mayoría de adultos obtuvieron de Terra nova entrando en ese supuesto ‘juego’, esa experiencia también era un problema.

Terra nova en su momento como ‘juego’ fue jugado por una gran parte de la población de la tierra y era claro que una gran parte de estos antiguos jugadores realizaron algunas atrocidades en Terra nova.

Si bien gran parte de ellos buscaba resarcir sus daños, muchos otros seguían ocultándose y realizando sus fechorías en la oscuridad… Claro, había lunáticos que no buscaban esconderse, pero gran parte de eso fueron detenidos al inicio del ‘Gran Cataclismo’.

Como jugadores algunas personas tenían experiencia para estos casos… Entrar con un grupo de personas desconocidas y que ellas murieran ‘accidentalmente’ para que los vivos obtuvieran toda la ganancia.

Este grupo de aventureros tenía un historial de este estilo y agregando a esa información que la mazmorra temporal tenia cristales mágicos que tenían un gran valor, era sin duda algo que se debía investigar.

Lamentablemente en otros lugares donde realizaron misiones, no pudieron encontrar nada.

Tras pasar el portal llegando a una parte de la zona norte de la Ciudad Zerzura, Aurora agrego. “El gremio de aventureros paso el caso al departamento forense de la Ciudad Zerzura, como están relacionados con la Iglesia del Tiempo y el Espacio su capacidad es muy alta en este tipo de investigaciones, sin embargo, le pedí una oportunidad para ver la escena antes de que actuaran.”

Clémentine miro las autoridades policiales que mantenían en cuarenta el área alrededor del portal y dudo bastante.

“Yo no soy una experta… Es posible que no pueda encontrar nada.” Dijo Clémentine con sinceridad.

Había distintas habilidades entre los psiónicos que entraban en el área de ‘criminalística moderna’.

Clarividencia, psicometría, mediumnidad, precognición o retrocognición… Cada una de esas habilidades eran raras y aprender a usarla como un psiónico no centrado en ellas, era muy difícil.

Clémentine solo había aprendido a replicar la mediumnidad, pero su utilidad nunca había sido puesta a prueba.

“No importa, esta misión no es para que ustedes la cumplan. Es para que aprendan que no toda la humanidad son compañeros de armas que se enfrentan a un enemigo común.” Declaro Aurora con un tono serio.

Ignorando la mirada de los estudiantes, Aurora saludo al oficial a cargo de la situación y tras las cortesías comunes y un informe básico, el oficial lo hizo entrar a la mazmorra temporal.

“Los cuerpos desaparecieron. Según ese grupo de aventureros fueron devorados por los monstruos, eso es posible debido a que las criaturas de esta mazmorra tienen esa capacidad, sin embargo, los aventureros que murieron tenían una gran experiencia y podrían haber sobrevivido.” Informo el oficial con un tono serio mientras caminaban por la mazmorra.

Aurora asintió ya había leído la información necesaria y había estudiado el historial de todos los participantes.

Los aventureros independientes eran de Rango B y habían tomado bastantes misiones en solitario.

Morir en una mazmorra temporal de Rango B, era ciertamente extraño, pero no raro.

Después de todas las cosas pudieron volverse peliagudas y complicada sin que nadie se diera cuenta.

“El grupo investigado se encuentra presente por si quieren hacerle preguntas. Se encuentran vigilados por nuestros hombres así que no deben preocuparse.” Declaro el oficial con un tono profesional.

Siguiendo al oficial en el camino de los túneles se encontraron con una zona abierta en donde se encontraban decenas de cristales mágicos.

Esos cristales mágicos contenían una gran cantidad de energía mágica y refinados usando el método correcto tendrían un valor elevado.

“¿Cuánto es el valor promedio de todo esto?” Pregunto Nicole con seriedad.

“Entre cinco a diez millones de dólares. Como todo esto es una escena de crimen, no hemos permitido que sea minada.” Informo el oficial con calma.

“Parece ser el valor de varias vidas…” Murmuro Alice comiendo sus papitas y cuando recibió la mirada de sorpresa de los estudiantes, declaro con calma. “A veces los humanos matan por menos, este precio es un motivo decente para asesinar.”

Aunque la mirada del quinteto estaba sorprendida, el oficial asintió.

Una causa extra agregada a un historial infame… Eso era motivo suficiente para que las autoridades investigaran seriamente.

Cuando llegaron a la escena donde el grupo de aventureros supuestamente dijeron que sus compañeros habían muerto al ser atacados por sorpresa, se encontraron con el grupo de aventureros retenidos por oficiales.

Era un grupo bastante equilibrado que contaba con un psiónico, mago, explorador, espadachín y un luchador.

“¿Cuándo nos podemos ir? Ya estamos cansados de esperar…” Dijo el espadachín que Aurora rápidamente identifico como el líder.

“Cuando la investigación termine.” Respondió el oficial con calma.

“Mi cliente ha estado en siendo retenido sin razón durante demasiado tiempo. Lo sucedido aquí ha sido un desafortunado accidente, que ustedes buscan atribuir a mi cliente” Declaro un hombre con un traje bien ajustado.

“La investigación está en curso, según los términos legales de nuestros códigos penales y procesales. Su cliente debe esperar a que las investigaciones terminen debido a que su grupo es el principal sospecho.” Respondió el oficial sin perder su calma y mirando a Aurora, dijo. “Pueden empezar su investigación…”

Aurora miro los alrededores y… No encontró nada.

—Eres una persona ‘instintiva’, es difícil que encuentres algo en una escena tan limpia.

No era una experta en exploración o criminalística, tenía un gran instinto, pero eso era todo.

Sin embargo, Aurora no se sintió molesta ya que había elegido un camino diferente para ayudar a otras personas.

“¿Clémentine quieres intentarlo?” Pregunto Aurora sin cambiar su expresión.

“¡Por favor! ¡¿Ahora un llamaron a una adolescente para realizar el trabajo?! ¿Cuán desesperado están para culparnos?!” Pregunto el líder con un tono sarcástico y lleno de burla.

“No se preocupe líder, no encontraran nada ya que no hicimos nada.” Dijo el psiónico con una burla bastante evidente en su rostro.

Tenían confianza para actuar de esa manera… No, parecía una burla ganada a través de haber cometido estas acciones en diferentes países sin ser atrapado en ninguno de ellos.

Aurora pudo entender esa mirada, sin embargo, la ciudad Zerzura era muy diferente.

“Yo… Lo intentare…” Dijo Clémentine y acercándose al centro del lugar se sentó para calmar su mente y poder entrar en un estado de concentración.

Su posición parecía como si estuviera meditando y ella enfocando su mente pudo sentir el mundo ‘exterior’ a través de su mente.

Pero ella no se concentró solo en ese punto, estaba por replicar la mediumnidad tal como su maestra de la academia le había enseñado.

Necesitaba captar la espiritualidad remanente de las almas que murieron en esta mazmorra.

Si esos aventureros tuvieron emociones fuertes antes de morir, era muy posible que ella lograra captarlo.

En ese mundo brillante donde la fuerza mental era representada por luces brillantes, Clémentine se hundió en ese mundo centrando sus sentidos en algo particular.

Buscando la espiritualidad de esas desdichadas almas para poder comunicarse, Clémentine ligeramente toco un estrecho velo de un mundo más allá de lo que su capacidad podía percibir.

En ese limite su mente se enfocó en esas almas desdichadas, pero solo pudo ver un vacío en la cueva… Como si nada hubiera pasado y nada hubiera sucedido.

Un lugar tan limpio que era aterrador…

“Yo… No encontré nada…” Murmuro Clémentine cuando abrió sus ojos, pero miro a Aurora queriendo decir más.

Incluso cuando estaba en su habitación y ella había alcanzado ese límite del velo que su padre decía que solo un Rango A, podía ver, ella pudo sentir ligeras vibraciones extrañas.

Pero aquí estaba vacío… No había nada, eso era lo aterrador.

Aurora noto la expresión de Clémentine, pero solo agito la cabeza.

“Es normal…” Dijo Aurora con un tono simple, y mirando al psiónico del grupo de aventureros, agrego. “Después de todo en ese grupo hay un psiónico de Rango A…”

La policía que cuidaba la zona se sorprendió y el mismo oficial frunció el ceño.

“Oh, lo siento no lo mencione antes. Pero recientemente ascendí de rango y no me he registrado en el gremio de aventurero.” Comento el psiónico con un tono de disculpa falso y mirando a Aurora, agrego. “No pensé que una niña se diera cuenta…”

—Esa arrogancia será su perdición.

Aurora ignoro el comentario de su sistema y las palabras de ese psiónico.

En el registro de información no había rastros de que el psiónico era de Rango A, eso se debía a que había estado ocultando su fuerza.

Incluso si un psiónico de Rango A, lo observara a través de sus sentidos no podría notar ninguna diferencia con un Rango B.

Aurora no se dio cuenta con sus sentidos sino simplemente tras analizar los registros.

Los médiums habían sido usados incluso en un caso se llamó a un mago espiritual para contactar con la espiritualidad remanente de esas almas, pero nunca encontraron nada.

Eliminando los cadáveres, limpiar las huellas y toda la evidencia manteniendo una actuación perfecta sobre la situación, esa era la forma que trabajaba ese grupo.

Los investigadores no tendrían tanto tiempo para dedicarse a su investigación debido a que eran mazmorras temporales y si toda la escena del crimen desaparecía, era imposible asegurar que cometieron un crimen.

Sin embargo, hoy era diferente.

Aurora miro a la sacerdotisa que se estaba acercando desde afuera.

“Gracias por venir Sumo Sacerdote Xaali…” Dijo Aurora con una sonrisa respetuosa.

“Es un honor trabajar con los ‘Protectores de Zerzura’…” Dijo la sacerdotisa con una suave sonrisa.

La expresión del grupo de aventureros cambio al escuchar el título de la sacerdotisa.

“¿Cuán lejos quieren llegar?” Murmuro el líder del grupo de espadachín.

Aurora miro como los policías sacaban cámaras para grabar toda la situación, eso serviría como prueba para después.

Como había dicho, esto no se trataba de una misión oficial solo estaban aquí como observadores.

Mirando a los estudiantes que estaba a la espalda de Alice como pequeños pollitos, Aurora solo dio una señal a Alice.

“Algunos sacerdotes pueden usar el poder del Dios al que adoran. La Suma Sacerdotisa Xaali adora a Aión el Dios del Tiempo y el Espacio permitiéndole algunas habilidades únicas.” Informo Aurora con un tono simple a su grupo.

Usar el poder de algunos dioses era bastante común para sus adoradores.

Era unas de las razones por las que su fe estaba tan extendida en la tierra y era la prueba de que los dioses existían.

“Oh, querido Dios revela el pasado para tus devotos…” Imploro la Suma Sacerdotisa Xaali.

La energía mágica empezó a ser consumida a una gran cantidad, eso fue utilizado como ‘sacrificio’ para conectar a un mortal con la entidad superior.

Diferentes dioses necesitaban diferentes sacrificios para pedir prestado su poder, pero Aión era un dios permisivo solo al absorber la energía mágica.

Los alrededores empezaron a cambiar como si todo el grupo estuviera en el centro de una película que estaba reproduciéndose al revés.

Los monstruos retrocedían, las paredes destruían volvían a su lugar y en medio de la escena se reveló a varios aventureros independientes junto al grupo de aventureros que estaba mirando la escena con sus ojos abiertos.

El escenario donde ellos lo abandonaron para que lucharan en contra las criaturas de la mazmorra a la vez que lo atacaban por la espalda para que no salieran con vida, fue revivida en este lugar.

La escena se reprodujo con sonido y no hubo omisiones incluso cuando los aventureros independientes murieron solo para que el grupo que lo había abandonado volviera a buscarlos y limpiara todo.

El líder que miro la escena con los ojos abiertos, quiso tomar su espada, pero una lanza negra se clavó en la pared a su lado.

“Si realizan algún movimiento, tendremos que actuar…” Comento Alice comiendo sus papitas.

Los oficiales también tenían sus armas en sus manos.

Ellos no eran civiles normales cada uno de ellos eran usuarios de habilidades que se habían dedicado a las fuerzas policiales como otro modo de ayudar.

Su dedicación era evidente y su odio a este tipo de crímenes era alto.

La ciudad Zerzura empezó con una aldea y luego fue creciendo.

Era un lugar donde el color de piel y la etnia no importaba.

Había tanto africanos, europeos, asiáticos como americanos y todos estaban unidos.

Esos aventureros independientes eran algunos que habían ayudado en diferentes misiones, es por eso que en este tipo de situación se pidió una investigación más exhaustiva.

“Detengan a esos criminales…” Ordeno la Sumo Sacerdotisa Xaali mientras sus ojos brillaban con frialdad.

Los policías le tiraron unos collarines al suelo teniendo precaución de no acercarse y el grupo de aventurero se pusieron pálidos, pero se miraron entre ellos.

Alice saco más brazos de su espalda y el oficial de policía saco su espada dejando ver su aura de espada.

Aurora también se puso su traje de combate preparado y sus estudiantes lo siguieron, usando la habilidad de su traje para cambiar su ropa.

El número de oficiales en el interior cuadriplicaba al grupo de aventureros y no había forma de escapar de esta situación.

“Les recomiendo que se rindan.” Declaro la Sumo Sacerdotisa Xaali mientras sus ojos empezaban a brillar con una tonalidad divina.

El brillo de sus ojos daba una impresión única cuando se combinaba con la tonalidad oscura de su piel.

La escena del tiempo se hizo añico y todo volvió como antes, pero el remanente de ese poder externo que solo podía ser descrita como ‘Tiempo’ fue a parar a las manos de la sacerdotisa revelando una fuerza intangible que se contorsionaba.

Se había convertido en ‘Espacio’ y la Sumo Sacerdotisa dejo a la vista su capacidad para la magia espacial distorsionando sus alrededores.

Como unas de las magias raras que muy pocos podían utilizar, la expresión del grupo tembló.

Enfrentarse a un mago espacial que podía lanzar un hechizo que distorsionaba el espacio, capaz de arrancarle un brazo si no tenían cuidado, era algo de qué preocuparse.

A esa preocupación se debía agregar que esa maga era una creyente del Dios del Tiempo y el Espacio la cual podía utilizar sus poderes si oraba a esa existencia superior.

En términos de fuerza la Sumo Sacerdotisa Xaali estaba cerca de convertirse en un Rango S gracias al apoyo de su fe.

Era un gran abismo entre un Rango S y un Rango A, pero estar en el límite era una superioridad que no podía ser ignorada.

“Nos rendimos…” Dijo el líder del grupo con una expresión deprimente.

El oficial le hizo una seña y le lanzo otros collarines para suprimir la energía mágica o la energía psiónica muy parecido a los que usaba Aurora.

El espadachín se acercó para tomarlo, pero a la mitad de camino su expresión se distorsionó y lanzo su espada a los estudiantes.

La Suma Sacerdotisa agito su mano y en el camino de la espada se creó un portal logrando que saliera por la espalda del mismo espadachín y que atravesara su pierna.

“¡Váyanse al infierno!” Grito el psiónico lanzando un ataque mental para desestabilizar a sus enemigos.

El oficial realizo un corte con su espada y su aura de espada destrozo esa energía intangible que fue enviada a ellos.

Por su parte Aurora cargo sin ninguna duda al grupo y a su espalda diez brazos negros la acompañaron.

Cuando el espadachín saco su propia espada de su pierna que sangraba, Aurora lo golpeo con su puño usando su aura de combate y enviándolo a volar contra el suelo dando suficiente tiempo para que los brazos de Alice lo atraparan dándole una golpiza.

Como Alice tenía un brazo transformado en lanza al lado del grupo de aventureros, lo uso para ir tras el psiónico que pudo crear una barrera psiónica para protegerse y repelerlo.

La Suma Sacerdotisa Xaali envió una línea que distorsionaba el espacio a su alrededor y destrozo la barrera.

Ante de que los policías con talentos de maestrías de armas pudieran disparar, el luchador del grupo de aventureros golpeo al psiónico y como este estaba desprotegido sin su barrera, el luchador pudo ocasionar el suficiente daño como para que Aurora llegara y lo suprimiera con su puño eléctrico.

“¡Nos rendimos!” El luchador que había dirigido su ataque se retiró sabiamente junto a los demás miembros mientras se arrodillaban con las manos en su cabeza.

“Bastante inteligente… Lástima que tus compañeros no sean igual.” Dijo el oficial y mirando al abogado que estaba congelado en su lugar, comento. “Supongo que será difícil defender a tus clientes…”

Con ese comentario para disminuir la tensión del ambiente el oficial se encargó de poner los collares a todo el grupo de aventurero.

En tan solo unos minutos las autoridades se llevaron a los criminales.

“Bueno, no espere que esto se volviera de esta forma…” Dijo Aurora con un tono serio.

Lo más lógico hubiera sido que se rindieran… Eso era lo que pensaba Aurora.

—Para personas como ellos, la oportunidad de poder escapar si se arriesgaban era más valiosa.

Su sistema dio ese comentario y Aurora asintió para sus adentros.

Era difícil entender a esas clases de personas.

Tal vez pensaron que los oficiales se retendrían y buscarían ‘someter’ en vez de ‘eliminar’, pero si bien Aurora tenia ideas claras sobre su actuar, las leyes de la Ciudad Zerzura también eran bastante claras en ese sentido.

Si un usuario de habilidades se resistía al sometimiento las fuerzas tenían la capacidad de usar medidas letales.

Era imposible hablar de derechos cuando en tan solo un instante un mago de rango S, podía lanzar varios hechizos poderosos o un psiónico del mismo rango podía dañar la mente a un gran número de personas.

El mundo había cambiado y la realidad a veces era más directa de lo que uno podía imaginar.

“Mi intención para traerlos aquí, fue que se dieran cuenta de lo peligroso que es la realidad. De la misma forma que podrían realizar una misión con un desconocido que fuera extremadamente útil…” Dijo Aurora señalando a la Sumo Sacerdotisa Xaali que dio una suave sonrisa, luego señalo la sangre de la herida de espada del espadachín y agrego. “También pueden encontrarse con un desconocido malicioso. No les digo que sean paranoico, solo les digo que la posibilidad existe.”

Estar preocupado por si lo podrían traicionar y asesinar por la espalda no era algo bueno.

El estrés mental era demasiado pesado.

Sin embargo, tampoco era bueno ser confiado y decir que en el mundo solo había buenas personas que siempre estaban dispuesto a ayudar.

Usar la muerte de esos aventureros independientes como una enseñanza era bastante frio e insensible, pero era necesario para demostrarle al grupo que la realidad era cruel a sus maneras.

Agradeciendo a las autoridades policiales y a la Sumo Sacerdotisa, el grupo abandono la mazmorra temporal.

Cuando abandonaron la mazmorra temporal a Aurora le llego un mensaje a su reloj holográfico y su expresión tembló.

“Mañana al mediodía llego…” –LadyOfFrost

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.