<- Actualmente solo registrados A- A A+

TG – Capítulo 60: Guerrero virtual.

Capítulo 60: Guerrero virtual.

Clémentine miro a la joven asiática al frente suyo.

“Nosotros usamos nuestra mente para usar nuestras habilidades…” Dijo Akira abriendo sus ojos mientras copos de nieve se agitaban a su alrededor.

Eran psiónicos usaban la fuerza de su mente y la energía psiónica para realizar múltiples habilidades aún más diversas que los magos.

“¿Que te han informado sobre el Rango A en los psiónicos?” Pregunto Akira deshaciendo sus copos de nieve.

Clémentine pensó por un momento y explico. “Los psiónicos de Rango A, tienen un gran avance en su fuerza mental permitiéndole no solo atacar físicamente con más potencia, sino que también pueden atacar mentalmente.”

“Esa explicación es básica, pero es muy acertada para ti.” Comento Akira y al ver la mirada curiosa de Clémentine, explico. “Eres unos de los pocos psiónicos que tienen una gran diversidad en sus habilidades… En ese sentido eres muy diferente de mí.”

El ‘talento’ no era una broma.

Los psiónicos podían utilizar una gran cantidad de habilidades, pero que tuvieran talento para ello, era otro asunto.

Los individuos como Clémentine que tenían un control tan único capaz de replicar distintas habilidades eran sin duda un talento.

“En mi caso, me centre en mí ‘Crioquinesis’… No puedo atacar mentalmente, así que no entraría en tu explicación.” Revelo Akira y creando una flecha de hielo en su mano, declaro. “Me especialice.”

A diferencia de otros psiónicos que podían controlar objetos con su mente o manifestar ataques usando su energía psiónica, Akira le costaba demasiado.

Era básicamente inútil para las batallas en ese momento, pero eligió especializarse y centrarse en una sola capacidad con la que tenía afinidad y antes de que se diera cuenta se convirtió en un Rango S.

Su título era ‘Tempestad’ debido a que podía crear una tempestad de hielo si se esforzaba… A ese nivel estaba Akira entre los rangos S.

Si fuera un mago seria comparado a un gran hechizo con una enorme fuerza.

Pero Clémentine era diferente.

“Eres capaz de usar telequinesis, manifestar la energía psiónica para atacar y realizar ataques mentales… Eres un genio.” Declaro Akira sin una pizca de envidia y mirando a Clémentine, agrego. “¡Pero solo demuestras un atisbo de lo que eres capaz!”

“Los psiónicos con habilidades de telequinesis no solo controlan los objetos a voluntad, sino que pueden ir más allá y controlar las leyes físicas… Los que usan solo la energía psiónica como ataques ‘básicos’ no solo realizan ataques físicos de gran poder, sino que pueden agregar una influencia mental en cada ataque… En cuanto a los que atacan mentalmente. Atacar de esa forma es la táctica más básica de fuerza bruta, y su verdadera capacidad es infinita.” Declaro Akira con un tono que agito el espíritu de Clémentine.

Las posibilidades en cada camino eran diferentes, pero todas tenían un gran potencial… Un potencial que dependía de la mente y fuerza del usuario.

La explicación de Akira sobre las posibilidades eran un resumen demasiado pequeño, Clémentine lo sabía.

Como alguien que decía venir de un linaje psiónico sus padres tenían un gran conocimiento sobre los psiónicos.

Aquellos que podían atacar mentalmente, podían infiltrarse, perturbar e incluso influenciar la mente de sus enemigos sin que nadie se diera cuenta… Esa era la verdad atrás de los psiónicos centrados en la mente.

“¿Qué debo hacer? ¿Especializarme?” Pregunto Clémentine buscando consejo.

Su padre y su hermano que la ayudaban a mejorar mencionaban que el camino de los psiónicos era un desarrollo individual y muy personal.

La mente de esos usuarios psiónicos eran un arma, un arma muy diferente en cada usuario psiónico… Nadie podía repetir el camino de otro.

“Si esto fuera ‘Terra nova’ diría que vayas a subir de nivel…” Bromeo Akira con una sonrisa y al ver que Clémentine entendía a medias su broma, murmuro. “¿Tenemos tres años de diferencia? ¿Soy demasiada vieja?”

Los labios de Clémentine se agitaron al escuchar ese murmuro.

La verdad que como cualquiera de la nueva generación solo había escuchado historias de Terra nova y ella en particular no estaba interesada demasiado… Subir de nivel, era algo que era un sinsentido para ella.

Akira recupero su humor y agito su cabeza.

“¿Recomendación?… No puedo dártela. Este es tu camino, encuéntralo y antes de que te des cuenta, veras un mundo diferente.” Dijo Akira con calma y a la vez una mirada solemne.

¿Sería bueno o malo la nueva forma de ver el mundo?

Eso dependía de la misma Clémentine.

Mirando a Clémentine estando centrada en sus pensamientos, le recordó. “No te olvides que luego iremos a visitar la ciudad y divertirnos.”

Ya habían pasado dos días desde que se les informo sobre la misión ‘Arca’ y si bien los estudiantes querían seguir entrenando o realizando misiones diarias para adquirir más experiencia, Aurora presiono para que buscaran divertirse.

¿En cuanto a Akira?

¿Cómo podría no involucrarse cuando estaban pensado ir a comprar ropa? Claramente, ella estaría en ese lugar para ‘opinar’.

Mirando como Akira se iba con una expresión alegre y entusiasta, Clémentine no pudo evitar dar una sonrisa.

******

“Tch… Casi te pierdo…” Murmuro Andrés mirando a unos de sus drones relámpago.

Esta era su última misión en la tarde y debido a un descuido unos de los lobos que se estaba enfrentando pudo rasguñar a su dron.

Las garras del lobo estaban marcadas a pesar de que ese lobo solo era Rango C…

“Eso no es algo que puede ‘curar’.” Murmuro Shao Ya con una sonrisa y paso un jugo de frutas a Andrés.

“Gracias…” Dijo Andrés con una suave sonrisa.

Ya estaban realizando misiones individuales y no necesitaba que alguien los acompañara o necesitaban agruparse.

Eso dejaba ver su progreso, pero cada vez que llegaban de los portales Shao Ya como una hermana mayor, les tenía su merienda y los esperaba con una sonrisa de bienvenida.

Si antes podrían decir que ya no eran ‘estudiantes’ y eran mercenarios confiables miembros del grupo, la mujer al frente suyo los hizo creer que eran niños.

Shao Ya dio una suave sonrisa y se acercó a el área de entrenamiento que se había dividido creando una sección de combate aparte.

“Ya tengo las bebidas, salgan a descansar…” Dijo Shao Ya mirando a Leslie y Aeko que estaban llevando un combate a distancia de los más agitado.

El sótano de entrenamiento era grande y aunque no era tan realista como el de Leslie, podía crear una sección de combate como si fuera un escenario en el que se desarrollaba los combates.

Como los lados estaban cerrados con una barrera traslucida, Andrés pudo ver como Leslie estaba respirando pesadamente mientras que Aeko saltaba ocultándose a través de los árboles.

“Vamos salgan…” Repitió Shao Ya con una voz elevada.

Aeko y Leslie dudaron al mirar a Shao Ya que estaba más allá de la barrera, pero luego ambas decidieron realizar su último movimiento.

Leslie uso sus dos pistolas y le agrego módulos que agrandaron el cañón, luego salto de su escondite y disparo a donde estaba Aeko.

Aeko se resguardó a tras del árbol ficticio, pero solo se mantuvo en calma ante las balas de entrenamiento que tenían una gran fuerza por los módulos.

Preparo su arco y sin dudarlo corrió a otro árbol mientras Leslie le disparaban.

Usando el árbol como base dio una media vuelta con un salto y disparo su flecha en medio de su vuelo terminando oculta a tras de otro árbol.

La flecha de entrenamiento golpeo a Leslie y a pesar de que había viajado con gran fuerza, ella solo frunció el ceño, debido a que era una flecha de entrenamiento.

El movimiento de Aeko fue impecable y la capacidad para improvisar con gran velocidad, única.

“¡Es mi derrota!” Dijo Leslie con un gran suspiro.

Andrés no pudo evitar sonreír al ver que Leslie no parecía demasiada afectada por las habilidades de su rival, sino que parecía motivada.

“Mi cuerpo no puede realizar esa clase de movimientos… Supongo que tendré que probar la capacidad de plataformas de la armadura de combate.” Murmuro Leslie cuando recibió la bebida de Shao Ya y tras agradecer, miro a Aeko y pregunto. “¿Quieres seguir entrenando?”

Aeko asintió mientras bebía su jugo de fruta.

Andrés que había estado mirando suspiro y se dirigió al primer piso tras usar un objeto de limpieza en él.

Cuando bebió su bebida se dirigió a la cocina para lavar el vaso, pero su mirada se hizo extraña cuando vio el patio de entrenamiento por la ventana.

La extrañeza no venía de Nicole que estaba entrenando con Santiago que estaba usando armas de madera.

Nicole parecía estar usando toda su fuerza y sus golpes creaban un gran sonido atronador cuando golpeaba la madera, pero Santiago aún permanecía en pie sin retirarse.

Fuerza contra defensa… Esa clase de combate estaban llevando acabo.

Lo extraño era el pilar de hielo que Érica había creado mientras ella se encontraba en el centro meditando.

Era áfrica así que incluso si estaba atardeciendo era bastante caluroso… El hielo se estaba derritiendo y Érica seguía usando su magia de hielo para mantener ese gran hechizo.

“Oscar le aconsejo que si quiere convertirse en Rango A debe sentir el elemento hielo y buscar someterlo… Creo que en realidad ese entrenamiento se debe hacer en un área de baja temperatura, pero…”

“¿No hay tiempo para ir a esos lugares?” Pregunto Andrés terminado las palabras de Liam.

Liam asintió y ambos miraron a Érica.

Andrés estaba seguro de que haría bastante frio allí dentro, pero Érica se veía bastante bien.

“Magos… Nunca los entenderé…” Murmuro Liam agitando su cabeza y mirando de pasada a Oscar que estaba tomando sol con calma.

Los labios de Andrés se agitaron.

Para personas centradas en la tecnología como ellos la magia no era un ámbito en el cual tenían conocimiento… Incluso si conocían la teoría era difícil poder entenderla.

“¿Venir aquí ha sido lo que esperabas?” Pregunto Liam de repente y al ver que Andrés lo miraba, explico. “Ya sabes, combates constantes, entrenamientos cansadores, y tener que esforzarse hasta caer exhausto.”

Andrés dudo y miro a Érica y a Nicole que estaban entrenando duramente.

“Ciertamente no espere esto… Cuando entré a la clase de combate lo hice para aprender a protegerme y si había la necesidad, salir al frente.” Comento Andrés con sinceridad y al ver que Liam lo miraba, agrego. “Soy un becado de la academia y entre por el dinero…”

La Academia de Héroes daba becas a los estudiantes de todo el mundo para que pudieran convertirse en héroes con la enseñanza de grandes profesores permitiendo desarrollar sus talentos.

Andrés fue uno de esos becados y debido a la prueba le hizo dar cuenta de que necesitaba experiencia en combate, pero ahora…

“Creo que nunca imagine que terminaría luchando constantemente con drones con valores que son similares al salario anual de toda mi familia.” Comento Andrés con una sonrisa.

Su familia no era de clase baja, sino una familia normal de clase media, pero ese era el problema… Un solo dron tenía ese valor.

Es más, la paga de la mazmorra temporal que limpiaron y el pago del mes, no podía saldar todo lo que había gastado.

Su traje de combate, sus drones y todo el equipo de drones… Nada era barato y más cuando se trataba de tecnología de punta.

Es por esa razón que al igual que los demás, se esforzaba… Aquí no estaban realizando un trabajo que favorecía al grupo de Aurora.

El grupo no ganaba dinero por las misiones completadas, ni siquiera ganaba reputación debido a que el grupo no tenía nombre oficial.

Solo eran llamados ‘Protectores de Zerzura’ cuando Alice o Aurora estaban presentes… Y eso era muy raro.

“Este es nuestro trabajo… ‘Ayudar’.” Dijo Liam con una expresión solemne, luego lentamente dio una sonrisa y comento. “Pero eso no significa que personas como nosotros no ganemos dinero.”

Andrés lo miro curioso, pero Liam soltó una risa y pregunto. “¿Crees que Aurora o Alice pagan todos mis drones? Ellas solo dan un presupuesto básico…”

Al escuchar esas palabras descaradas Andrés puso una mirada rara.

Había visto ese ‘presupuesto básico’… Ese mismo presupuesto le permitió preparar bastantes drones para que se adaptara a su estilo incluso Liam creo drones en caso de emergencia y drones de apoyo para sus drones que todavía no había usado…

El fanatismo de Liam por sus drones había alcanzado un punto demasiado extremo… Andrés lo sabía bastante bien.

“¿Quieres ganar un dinerillo extra y a la vez probar tus habilidades?” Pregunto Liam con una sonrisa.

Andrés asintió sin dudarlo y lo siguió.

Ambos entraron a un portal y llegaron a una habitación-apartamento de dos habitaciones.

Liam guio para adentrarse a una habitación, pero en vez de encontrarse un lugar para descansar, Andrés se encontró con una habitación equipada con decenas de pantallas por todas partes y computadores de alta tecnología.

Las pantallas parpadeaban mientras distintos programas pasaban por la computadora todo eso sin que Liam tocara algo.

“¿No es una red de identificación de personas?” Pregunto Andrés con incredulidad al ver que varias de las pantallas estaban usando cámaras y escaneando las caras en busca de alguien.

“Algo así… En realidad, soy dueño de mi propia red de información de Zerzura.” Revelo Liam con calma, y con una sonrisa, pregunto. “¿Qué tal quieres trabajar conmigo? Te enseñare algunas cosas y de paso podrás ganar algo de dinero extra.”

“¿Aurora sabe de esto?” Pregunto Andrés al instante en vez de aceptar.

Una red de información… Sin duda sonaba como algo ilegal, pero…

“Claro, ¿por qué crees que vivo aquí?” Pregunto Liam con calma y agitando la cabeza, agrego. “No fue broma cuando me presente como ‘Técnico y Administrador informático’ del grupo…”

Esa fue la forma que se presentó y no era mentira.

Era la persona que se encargaba de buscar información sobre la mayoría de las misiones… Andrés no lo sabía, pero la mayoría de la información para prepararse para las próximas misiones, venían de Liam.

Andrés miro los computadores y…

“Acepto el trabajo…” Declaro con calma.

Aunque se esforzaba por demostrar sus habilidades y apoyar a su grupo, el combate no era lo suyo.

Esta clase de tarea en donde tenía que usar una computadora, era en lo que se especializaba.

Andrés era un guerrero, pero un guerrero virtual…

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.