Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 61: Una merecida recompensa.

Capítulo 61: Una merecida recompensa.

“¡Vamos a esa tienda! No, ¡aquella!” Grito Akira llevando a los estudiantes de un lado a otro en las diferentes tiendas de unos de los mayores centros comerciales de la Ciudad Zerzura.

Pasando de tienda en tienda en busca de la ropa perfecta para sus compañeros.

Akira estaba tan emocionada que no mantenía su apariencia de una profesional veterana de Rango S, solo dejaba ver a una jovencita que le gustaba ver a otras jovencitas bien vestido.

Mirando como llevaba a Nicole hacia una gran tienda, Aurora contuvo su sonrisa.

“Perdón por eso…” Murmuro Aeko con una suave voz y mirando que Akira también se llevaba a Clémentine, Érica y Leslie agrego. “Ya la conoces… Ella se emociona bastante en este tipo de cosas.”

Al escuchar esas palabras la sonrisa de Aurora creció.

Akira no era una fanática de la ropa, pero sí de jovencitas vistiendo todo tipo de atuendos.

Que las personas fueran como Nicole y se avergonzaran solo era más entretenido para Akira…

“¡Vamos! ¡Aceleren el paso se perderán el desfile!” Exclamo Akira desde unas de las tiendas.

A su espalda Clémentine, Nicole y Leslie se avergonzaron, pero Érica solo estaba mirando la ropa con entusiasmo.

“Tiene un problema…” Murmuro Alice con una expresión indiferente cuando se acercaron.

Akira la escucho, pero solo resoplo y comento. “Mira quien habla… ¡Comes todo el día esas papitas! ¡Necesitas hacer dieta!”

“¡Nunca! ¡Las papitas son sagradas!” Respondió Alice con una expresión fría.

Aurora esta vez miro a Aeko con disculpa.

Alice había murmurado sus palabras, pero al frente de Akira en busca de crear problemas.

“¡Aurora! Ven vamos a probar algo de ropa. Creo que un vestido blanco o uno rojo te quedaría bien…” Dijo Akira apegándose al brazo de Aurora.

La expresión de Aurora tembló, pero al mirar a los estudiantes aconsejo. “Creo que serias mejor que lo ayudaras a ellos…”

¿Vendió a su mismo grupo?

Claro que sí, pero no estaba dispuesta a desfilar para la entusiasta Akira.

“Si… Ellos son nuevos, creo que merecen tener mi gran opinión” Murmuro Akira al dirigir su mirada al grupo de estudiantes.

En realidad, no estaba actuando con arrogancia, solo estaba ocultando su mirada brillante como un depredador que acaba de ver algunos lindos conejitos…

“…” Clémentine y los demás ‘lindos conejitos’ miraron a Aurora como si ella lo hubiera traicionado.

Aurora miro a Alice y solo saco algunas papitas de la pequeña bolsa como si no hubiera visto la mirada de súplica de los estudiantes.

¿Los traiciono?

Eso no tenía importancia si salvaba su dignidad…

Como la tienda era unas de las más grandes y más lujosas del centro, tenía una sección de desfile y probadores para satisfacer las necesidades de clientes como Akira.

Lo agradable era que a la frente tenia algunos asientos para descansar y también los mismos trabajadores de las tiendas traían consigo algunas bebidas o aperitivos para aquellos que estaban observando.

Todo para satisfacer al cliente… Lo que funciono bastante bien con el grupo de Aurora en donde Akira y Alice se encontraban.

A una le gustaba tener un lugar cómodo para mirar a sus ‘presas’ y a la otra le gustaba la comida.

Tras elegir la ropa, el desfile comenzó con Nicole que recorrió el escenario con un vestido de gala y unos tacos altos.

Tal vez porque ella no era de usar ese tipo de vestidos y tacos, sus movimientos fueron muy tensos, lo que hizo que se avergonzara más por los aplausos de Akira.

Si al principio hubiera parecido como si ellas fueron secuestradas por algún extraño sujeto, la situación rápidamente cambio.

El ánimo de Akira y su entusiasmo contagioso hizo que todos empezaran a divertirse.

Daban sus opiniones, se reían y elegían ropas para ellas luego elegían ropas para por los demás.

Cambiaban sus estilos y probaban estilos nuevos, incitando a otros que se eligiera ropas diferentes.

Leslie que nunca había sido vista con vestido por sus compañeros, tuvo que usar uno por la insistencia del grupo y todos aplaudieron cuando salió del lugar.

Aunque Aurora no era una gran conocedora de ropa y siempre buscaba la ropa que fuera más cómoda o se ajustara a un combate, dio sus comentarios.

‘Lindo’, ‘hermoso’, ‘encantador’… Esas eran las respuestas básicas de Aurora que eran sabiamente confirmadas por Akira que también daba esas clases de respuesta.

Desde trajes formales para mujeres hasta vestidos elegantes de toda clase.

No solo lo probaban, sino que Akira cuando le gustaba uno lo compraba y lo regalaba, así que los conjuntos fueron aumentados de número sin que nadie se diera cuenta.

Aeko fue invitada a subir debido al entusiasmo de los estudiantes que ya le estaba agradando ver como otros se avergonzaban, y a causa de la ‘presión’, tuvo que aceptar.

Luego llegó la hora de Akira que no se avergonzó y uso cualquier atuendo que le dieran.

Usando un conjunto que la hizo parecer como una mafiosa hasta un vestido larga que la hacía parecer una princesa… Y a pesar de que no se avergonzaba con los demás, sus antiguas ‘presas’ se convirtieron en cazadores cuando la hicieron desfilar diferentes atuendos.

Cuando las miradas empezaban a parar a Aurora y Alice, que estaban mirando con calma Aurora se sintió bastante extraña.

Los ojos de los estudiantes… Eran demasiado brillantes.

“Tengo trabajo que realizar…” Murmuro Aurora manteniendo una expresión seria al mirar su reloj holográfico.

“Invito a la cena hoy Alice, ¡atrápala!” Dijo rápidamente Akira y Alice que estaba al lado de Aurora la tomo del brazo.

Ambos se miraron y…

“Ellos ofrecen una buena recompensa…” Murmuro Alice mirando para otra parte.

Los labios de Aurora temblaron, pero ya fue tarde cuando los demás los atraparon con sonrisas.

Sin embargo…

“Bien, vamos a sufrir las dos…” Comento Aurora tirando a su amiga a su lado.

La expresión de Alice tembló, pero Aurora no lo iba a soltar.

Ella fue la que lo traiciono primero…

******

Tras aventurarse a todo tipo de tiendas desde la de ropas, joyería, armas, artefactos, electrónica y otras tiendas más, la noche las alcanzo y tal como prometió Akira los invito a comer.

Pero no solo a su grupo, sino también se invitó a Shao Ya, Oscar, Santiago, Liam y Andrés que habían decidido moverse por su cuenta.

Como en el restaurante que se encontraban tenían habitaciones privadas de gran tamaño, ahora todos se encontraban rodeando una gran mesa.

“Primero debemos pedir las bebidas.” Dijo Akira con una sonrisa y al ver la mirada de Alice, tosió y agrego. “Y las comidas…”

“Las bebidas tienen energía mágica en ellas, tengan cuidado en no beber demasiado o terminaran ebrios.” Advirtió Shao Ya con un tono de un adulto responsable.

“…” Su tono era responsable pero sus acciones eran bastante diferentes.

Ella acababa de pedir algunas bebidas de alta graduación en alcohol…

Las bebidas con energía mágica fortalecían sus efectos permitiendo que el alcohol puede afectar a las personas con gran fuerza.

Ocasionando el estado de ebriedad… Y la resaca que llegaba al otro día.

“Vamos… No puedes decir eso, hoy tenemos que relajarnos y festejar, ¿o no jefa?” Pregunto Akira dirigiendo la conversación a Aurora.

Aurora no solo fue mirada por Akira, sino por Liam y Alice…

Su grupo quería relajarse y divertirse un poco.

“Si, pueden divertirse” Respondió Aurora con una sonrisa.

Esta era la primera vez que los estudiantes abandonaban el edificio para divertirse, tomar un poco de más, no era nada preocupante.

Cada uno de los presentes eran mayores y por su constante trabajo se merecían un tiempo de descanso.

Después de todo eran estudiantes y estos días atrás han sido bastante pesados para ellos… Esto era un tipo de recompensa.

“Quiero una cerveza enana… Es una delicia…” Murmuro Liam logrando que aquellos que la habían probado asintieran.

Aurora estuvo de su lado.

“Yo quiero empezar por la comida… Quiero probar gran parte del menú de hoy.” Comento Alice mirando la carta del restaurante.

Algunos estudiantes la miraron de forma extraña, pero… Aurora sabía que Alice no estaba bromeando.

Todo el grupo hicieron sus pedidos y empezaron a charlar entre ellos.

Akira y su grupo hablaban de sus aventuras en Asia.

Sobre como limpiaban mazmorras que se creaban en las islas o como a veces eliminaban criaturas submarinas.

Como se preparaban para las subyugaciones en donde tenían que limpiar islas completas.

Eran doce personas presentes y antes de que Aurora se diera cuenta, la conversación se hizo bastante animada.

“Mi habilidad de cambiaforma proviene de un contrato con un Gran Oso… Y si te preguntas, no, no pierdo la ropa cada vez que me transformó. En realidad, mi anillo está especializado para vestirme después de la transformación y para remover mi ropa antes.” Explico Oscar a Érica que parecía querer saber más sobre esos individuos conocidos como ‘cambiaforma’.

¿Por qué menciono lo de su ropa?

Aurora sabía que esa era una pregunta que todos se hicieron en su momento… Ella cuando lo conoció también se preguntó si perdía su ropa con su transformación.

Claro, no lo había preguntado directamente pero luego tras verlo en batalla se dio cuenta de que funcionaba tal como Oscar mencionaba.

Nicole y Santiago hablaban sobre armaduras de estilos medievales…

Andrés con Shao Ya y Liam hablaban sobre los drones médicos de apoyo que Andrés usaba y como podían mejorarlos con el consejo de una curadora profesional.

La comida llego y las bebidas siguieron acabándose, pero la conversación se hizo más animada.

Alice ya iba por su quinto plato, pero también era una bebedora muy capaz y no se quedaba atrás con Akira en cuanto a las bebidas.

El grupo de estudiantes tenían 18 años, y aunque tal vez no era la primera vez que bebían su resistencia no era tan alta en algunos casos.

Clémentine podía resistir el efecto de ebriedad con su fuerza mental y Nicole como una luchadora tenía un cuerpo naturalmente resistente.

Para Érica las bebidas con energía mágica eran una delicia, pero las bebidas de este tipo podían afectar si no eran ‘buenos’ bebedores.

Nadie bebía por presión, sino porque era demasiado delicioso.

La cerveza enana que Liam había pedido tenía un sabor exquisito y era suave logrando que fuera bebido como agua… A pesar de que tenía una alta densidad de energía mágica y era capaz de embriagar hasta un Rango S como Akira.

A diferencia de los demás, Aurora bebió con calma.

Era delicioso y le gustaba, pero… Tenía que trabajar mañana.

“No te dediques al trabajo, otros tomaran las misiones y mañana puedes encargarte de lo demás.” Aconsejo Alice notando a Aurora.

Al igual que Aurora podía entender a Alice sin hablar, Alice era igual con ella… Así que rápidamente noto que se estaba conteniendo.

—Zerzura tiene cientos de personas que están ayudando ahora. No necesitas estar tan pendiente de las misiones.

Escuchando las palabras de Alice y de su sistema, Aurora dio una sonrisa.

Era cierto que le costaba dejar de centrarse en el trabajo, pero… Era algo normal para ella.

Mirando el delicioso néctar en su vaso, Aurora pregunto. “¿Y si no soy buena bebedora?”

“¡Te protegeré!” Respondió Alice de inmediato sacando pecho con orgullo.

Era cierto que no era buena bebedora, pero también era cierto que la bebida era deliciosa.

Al ver a Alice tan seria diciendo que la protegerá, Aurora dio una sonrisa y decidió relajarse un poco.

Nada malo pasaría, ¿cierto?

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.