Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 63: Una nueva misión.

Capítulo 63: Una nueva misión.

Aurora despertó con dolor de cabeza.

Su mente estaba somnolienta y su dolor de cabeza no ayudaba a recuperarse, pero ella pudo ver que estaba en la cama de su habitación.

Parece que ayer, Alice la había ayudado a ponerse un pijama y la dejo acostada en la cama.

Pero aparte de recordar que Alice la había ayudado para que durmiera cómodamente, también recordó lo que hizo con el joven…

“Seguramente me odiara, ¿cierto?” Murmuro Aurora con una expresión extraña.

Estaba avergonzada por sus acciones y su actuación infantil, pero se defendía diciendo que era culpa del alcohol.

Sin embargo, también por dentro se estaba riendo y no podía negar que disfruto la expresión de sorpresa al joven cuando lo culpo por algo que no hizo.

Logrando que Alice le dijera ‘pervertido’…

Logro ‘romper’ la actuación de una figura importante con la que el joven actuaba, Aurora no podía negar que eso era bastante satisfactorio…

“¿Sistema ha habido misiones de emergencia?” Pregunto Aurora sentándose al lado de su cama tratando de olvidar su actuación vergonzosa de ayer.

Nadie respondió a su pregunta y Aurora puso una mirada extraña, pero se dio cuenta de la razón cuando noto su pijama.

Antes de que Alice la cambiara, ella misma actuó infantil diciendo que quería este pijama… Un pijama ligeramente revelador, pero muy cómodo en la privacidad.

Alice obedeció y el sistema se desapareció para mantener la privacidad.

“¿Qué clase de sistema le gusta mantener la privacidad?” Murmuro Aurora agitando su cabeza de forma extraña.

No lo podía entender, pero se había acostumbrado.

Después de todo su sistema estuvo con ella desde que tenía memoria y solo lo cuestionaba para divertirse, al igual que lo hacía con sus maestros…

Tras cambiarse y ponerse ropa cómoda, Aurora miro su reloj holográfico y suspiro al ver que ya era mediodía.

Se despertó demasiado tarde y ya no podía entrenar en la mañana y realizar una misión diaria como siempre.

Le gustaba entrenar antes de que los estudiantes despertaran y antes de ir a dormir, para mantenerse en forma y satisfacer la expectativa de sus maestros.

Era problemático porque ambos maestros le pedían entrenar en dos estilos diferentes, pero debido a que el tiempo pasaba diferente cuando estaba en ese lugar, solo era cansador física y mentalmente.

Sin embargo, no perdía tanto tiempo y podía dedicarse a su trabajo.

Cuando salió a su habitación se dirigió a la sala y se encontró a Alice que estaba saliendo del ascensor.

El cuarto piso pertenecía totalmente a Alice y a ella, siendo un apartamento completamente equipado e independiente con todas las comodidades necesarias.

La principal razón es que ella necesitaba un lugar privado para dirigirse a sus maestros sin tener que llamar la atención.

“¿Cómo están los estudiantes?” Pregunto Aurora tras saludar a su amiga.

“Mejor que tú. La mayoría de ellos ya han realizado dos misiones y ahora están entrenando con el grupo de Akira.” Informo Alice con calma y tras dejar sus papitas le paso una bebida y comento. “Es un brebaje, te ayudara a pasar la resaca.”

Aurora no se sorprendió por el informe sobre los estudiantes, ellos verdaderamente estaban poniendo todo de sí para aprovechar cada momento y oportunidad de mejorar.

La misión de ‘Arca’ también dio una sensación de necesidad de mejorar y estar a la altura de la misión.

La mirada de Aurora se dirigió al brebaje que tenía un color y olor extraño.

Estaba claro que fue creado en la sala de alquimia y a pesar de su aspecto Aurora lo bebió de un solo trago.

La bebida fue pegajosa, pero en cuanto al sabor fue bastante placentero con un sabor a vainilla…

“Es delicioso…” Murmuro Aurora con una sonrisa.

—Y los efectos son notables.

Ese comentario de su sistema que había vuelto hizo que Aurora no pudiera evitar asentir de acuerdo.

El dolor de cabeza y la resaca en general desapareció por completo.

A pesar de que su amiga pidió un laboratorio de alquimia para crear ‘aderezos’ y todo tipo de ‘salsas’ usando plantas medicinales y mágicas, en realidad era alguien bastante conocedora en el arte de alquimia.

“Tengo que irme a visitar el ejército y visitar a los gremios de aventureros voluntarios… ¿Puedes encargarte de la Empresa Apicius?” Pregunto Aurora mientras se estiraba sintiéndose mejor.

Tenía cosas que hacer, ya que no faltaba demasiado tiempo para realizar la misión ‘Arca’ y aunque había arreglado las cosas virtualmente, siempre era bueno dar una visita personal para asegurarse de que todo fuera correcto.

El ejército de la Ciudad Zerzura, y los gremios voluntarios para esta misión tenían una alta participación y eran vitales para asegurar efectivamente el éxito de la misión.

Era lo mismo con la Empresa Apicius que básicamente se encargaba de gran parte de la ciudad y daba su ayuda no solo económicamente.

Sin embargo…

“No quiero…” Respondió Alice de inmediato y cuando Aurora la miro, explico. “Seguramente me invitaran al aniversario anual de la fundación de la Ciudad Zerzura.”

“Ohhh, cierto…” Murmuro Aurora al recordar las fechas.

Una fiesta para festejar el aniversario anual de la fundación se realizaba siempre el 27 de julio y era un día bastante festivo para toda la ciudad.

Se festejaba en logro de haber creado la ciudad, se honraba a aquellos dieron su vida por Zerzura y aquellos que se esfuerzan para protegerla en la actualidad.

En las calles era una gran fiesta, pero los altos rangos tenían su propia fiesta personal con figuras importantes nacionales e internacionales que para Aurora resultaba tediosa.

Así que estaba al lado de Alice en ese punto.

Lamentablemente alguien debía sacrificarse por el equipo.

“Enviemos a Liam…” Aconsejo Alice y dio una mirada tierna para que aceptara.

Los labios de Aurora se movieron, para que Alice se estuviera rebajando tanto… Ciertamente, no quería que la invitada sea ella.

“Bien, dile a Liam que vaya a arreglar las cosas con la Empresa Apicius.” Comento Aurora sin poder resistirse.

Alice dio una sonrisa victoriosa, pero Aurora estaba pensando que Alice no se libraría tan fácilmente de asistir a esa fiesta.

“Iré a trabajar…” Informo Aurora y Alice la despidió con una sonrisa.

Como una leal esposa despidiendo a su amado marido que la cuidaba mucho…

Los labios de Aurora temblaron cuando aguanto su sonrisa.

******

Viajando en un auto que saco del garaje, Aurora se dirigió al cuartel militar que se encontraba en el límite de la ciudad de Zerzura.

El centro de la ciudad se encontraban decenas de altos edificios, pero a los lados eran suburbios que cubrían gran parte de la ciudad.

Todo menos al sur, en donde se dirigía Aurora.

En ese lugar también se encontraba diferentes edificios de alta tecnología y el cuartel militar.

Esa zona era el lugar en donde los domadores de bestias podían vivir tranquilamente con sus bestias.

Las propias bestias tenían diferentes habitad para quedarse cerca de los edificios de la ciudad.

Como la mayoría de las bestias mágicas eran tratadas como ‘iguales’ con su ‘domador’ en realidad ellas tenían que vivir muy bien y esas áreas fueron creadas especialmente para ellas.

En el ejército y en los gremios se encontraban algunos domadores de bestias y esos lugares eran vitales para ellos.

Esta era la única parte de la ciudad que la muralla que no se expandía con suburbios sino que se expandía habitad libres para las bestias mágicas.

Manejando por el centro de esta área, Aurora se dirigió primero al cuartel militar que estaba pegado a la muralla sur al lado de la gran puerta que se encontraba abierta.

La Ciudad Zerzura tenía su propio ejército con usuarios de habilidades y equipado con armas de alta tecnología.

Esto no solo era para protección propia, sino como disuasión a aquellos señores de la guerra que tenían sus ojos puestos en la ‘joya’ de áfrica.

No importa si era un Rango SS o esas pocas existencias de Rango SSS, en las guerras modernas los ejércitos seguían siendo importantes y más para guerras de conquistas.

Una existencia poderosa disuade a los individuos de actuar, pero un ejército disuade a naciones o reinos enteros.

Claro, el ejército también servía como protección para las bestias y las aldeas.

También tenían equipos voluntarios para apoyar en las misiones alrededor de las ciudades y a la vez encargarse de apoyar misiones como la que Aurora estaba realizando.

Había veces que grupos de refugiados de otras áreas se acercaban a la ciudad Zerzura en busca de protección y veces en donde grandes oleadas de criatura andaban a sus anchas, era en ese momento donde intervenía el ejército.

Si bien los jugadores lunáticos y los usuarios de habilidades con intenciones maliciosas habían disminuido con el tiempo, el ejército también servía para que esa clase de individuo no actué.

Manejando con cuidado, Aurora dio su pase a los que custodiaban la entrada.

“Puede pasar, ya le he informado al Coronel de su llegada…” Dijo el soldado con una expresión profesional, dando un saludo militar.

Había enviado una cita preguntando si venir hoy, pero al ver al soldado saludar de forma tan disciplinada Aurora tuvo un mal presentimiento.

Cuando estaciono el auto, un hombre de mediana edad de piel oscura se acercó con una expresión seria mientras era seguido por un séquito.

El uniforme militar era bastante llamativo y a pesar de que Aurora no reconocía las insignias, reconocía a esa persona.

“Saludos Coronel Wiyghan Makeba” Saludo Aurora con un tono profesional, pero…

“¡Saludos ‘Protectora de Zerzura’!” Saludo el hombre con un saludo militar mientras su séquito repetía su saludo a su lado.

La expresión de Aurora tembló.

Por personas como el coronel que estaba al frente suyo, ese título que a ella no le gustaba se había extendido tanto.

“Ese título es demasiado pesado para mí…” Dijo Aurora tratando de que su fruncir de ceño no sea visto.

Eran sus más sinceros pensamientos.

Zerzura era una ciudad de 20 millones de habitantes y su trabajo solo era un grano de arena comparado con los demás.

El ejército, la iglesia, los mercenarios, los aventureros, la empresa Apicius… Tantas personas apoyando a la ciudad y protegiéndola.

Ser llamada ‘Protectora de Zerzura’ era un chiste para los esfuerzos de los demás, es por eso que Aurora no le agradaba ese título.

“Sin embargo es alguien que puedes soportar ese peso.” Respondió el Coronel Makeba sin cambiar su expresión.

Aurora agito su cabeza.

Sabía que el Coronel era una persona demasiado directa, franca y medio testarudo, incluso si le decía que no la llamara de esa forma seguiría insistiendo.

“¿Cómo están los preparativos?” Pregunto Aurora para cambiar de tema.

“Perfectamente, hemos preparado los vehículos para el viaje y se ha creado un punto de avanzada en la ciudad Wau en Sudan” Informo el Coronel Makeba.

Como gran parte de los países de áfrica se habían derrumbado y la civilización literalmente había desaparecido de esa área, era un gran problema el transporte.

Vehículos especializados necesitaban ser preparados para que se pueda permitir un viaje a través de las calles ya arruinadas y cubiertas por el bosque mágico.

El puesto de avanzada era para preparar la base para la misión ‘Arca’ y en caso de emergencia preparar un respaldo.

El Coronel Makeba guio a Aurora por el cuartel militar en donde varios grupos de soldados estaban esperando.

“Estos son los voluntarios.” Dijo el Coronel Makeba y mirando a los soldados, ordeno. “¡En fila!”

Los soldados se formaron en fila como profesionales.

Llevaban su uniforme y una gran mochila a su espalda junto a sus armas en sus manos.

No solo usaban rifles de última tecnología, sino que algunos llevaban espadas o armas frías.

Los soldados en mayoría eran todos africanos, pero había algunos que ingresaban al ejército de otras nacionalidades u otros continentes.

“En realidad las grandes mochilas no son necesarias…” Murmuro Aurora al ver que los soldados tenían anillos espaciales.

“Es parte del entrenamiento. Llevan todo lo vital en sus anillos espaciales, pero nunca se sabe si tendrán que cargar alguien que lo necesite. Las mochilas representan la vida de aquellos que salvan.” Declaro el Coronel Makeba con un tono solemne.

Entrenar con peso extra era bastante útil, pero el significado que le daba el Coronel Makeba era demasiado pesado.

Aurora sabía que algunas veces necesitaba cargar a alguien, pero aun así… Incluso para ella era extremo.

“¡Capitana Sadiya al frente!” Ordeno el Coronel Makeba sin darse cuenta de la expresión de Aurora.

Unas de las pocas mujeres, se adelantó.

Aparte de su rifle y su mochila pesada, tenía una espada enfundada en su cadera.

“La Capitana Sadiya será la que dirija los cuatro equipos y los tenientes. Es un espadachín de Rango A, y los tenientes que dirigen los demás grupos de cinco son también Rango A. Tienen un equipo médico incluido.” Informo el Coronel Makeba y miro a la Capitana Sadiya.

“¡Saludos ‘Protectora de Zerzura’!” Gritaron los veinte soldados al unísono.

Los labios de Aurora se movieron, pero al final asintió en saludo.

“Si desea podemos ofrecerle apoyo extra. En lo personal estoy disponible.” Dijo el Coronel Makeba con un tono serio y miro a Aurora.

Era una mirada que Aurora identifico como ‘expectante’.

“No es necesario…” Respondió Aurora rápidamente y al ver que el gran hombre lo miraba con lástima, agrego. “No necesitamos excedernos demasiado…”

El Coronel Makeba era un Rango S y alguien muy dedicado a la protección de Zerzura.

El problema era que si empezaba a mover demasiados Rangos S podría haber problemas en otros lugares y de paso se podría generan demasiado tensión contra el señor de la guerra de Mombasa.

Hasta podría instigar al señor de la guerra ‘Terror Somalí’ a actuar y arruinar los planes para la misión ‘Asalto’ que deseaba realizar antes de terminar el mes.

Liam había estado preparando la misión ‘Asalto’ por bastante tiempo, no podía arruinar sus preparativos ahora.

“De todas formas gracias por su apoyo Coronel.” Agradeció Aurora con una sonrisa profesional.

“Es nuestro honor ayudarla.” Respondió el Coronel Makeba sin cambiar de expresión.

Su respuesta fue sincera y rápida.

Aurora solo sonrió y tras arreglar algunas cosas, abandono el cuartel militar manejando su auto.

“Es bastante problemático que extiendan ese título…” Murmuro Aurora agitando su cabeza.

—Es imposible detenerlos.

Aurora sabía que ya era demasiado tarde.

El titulo se había extendido demasiado hasta el punto de que incluso las bestias mágicas inteligentes lo usaban.

Eran por personas como el Coronel Makeba que se extendía demasiado, Aurora lo sabía y es por eso que guardaba silencio a pesar de sus quejas internas.

—Supongo que salvarlo hizo que ahora no pudiera evitar llamarte por ese título.

Aurora no respondió al comentario de su sistema.

Había estado trabajando en la ciudad Zerzura desde antes de su fundación y había salvado a bastantes personas a pesar de su incapacidad para usar su arma principal.

El Coronel Makeba fue uno de ellos, solo…

“Me sorprende que alcanzara convertirse en un Rango S y se mantuviera en el ejército…” Murmuro Aurora agitando su cabeza.

Era difícil conocer y recordar a todas las personas que salvaba, pero que alguien alcanzara el Rango S y se mantuviera en el ejército en donde los beneficios eran bajo comparados con los gremios era sorprende.

—Sorprendente, pero no raro. Estos son los efectos del círculo sobre el que se creó Zerzura.

Aurora no pudo evitar sonreír al escuchar eso.

Alguien salvaba a unas personas y ellas luego salvaban a otra, permitiendo que esa otra salvara a alguien más… Siempre había alguna persona que continuaba ese circulo y la ciudad Zerzura fue creada teniendo como base ese círculo.

Claro, hubo mercenarios y otras personas que trabajaron por sus intereses personales, pero eso no quitaba fuerza al círculo.

Luego de abandonar el cuartel militar, Aurora se dirigió al gremio de los ‘Orisha Oko’ en donde se encontró con los demás grupos voluntarios, que pertenecían a aventureros de diferentes gremios, pero eran liderados por los Orisha Oko.

Como los Orisha Oko eran un gremio de aventureros que de vez en cuando se conocían durante las misiones, fue bastante agradable para Aurora charlar con unos de los Rango S que lideraba el gremio.

Tras terminar su tarea y organizar todos los pormenores Aurora se retiró y se dirigió al centro de la ciudad en donde se encontraba la mansión.

“Alima es una buena líder de gremio…” Murmuro Aurora mientras conducía.

La persona que la había recibido era unos de los líderes del Gremio ‘Orisha Oko’ del cual Aurora tenía una buena impresión.

—A pesar de su deseo de ayudar personal, no olvida los intereses de su gremio. Ella logra un buen equilibrio.

Aurora estuvo de acuerdo completamente.

El gremio Orisha Oko era un gremio apoyado por la ciudad Zerzura que ayudaba de la misma forma que Aurora, pero los intereses de los miembros del gremio eran importantes.

Ellos también tenían que vivir, comprarse armas, artefactos y objetos de cualquier tipo para mejorar su fuerza.

Es por eso que necesitaban obtener ganancias y no depender tanto de Zerzura.

En ese punto la líder Alima, era alguien que sabía equilibrar el deseo de ayudar de ella y los miembros de su gremio, como los intereses para seguir subsistiendo.

En estos tipos de misiones, aunque totalmente voluntarias, se recibía tratos preferenciales como recompensa.

Ya sea recibiendo prioridad en las misiones de alta recompensa, limpieza de mazmorras o en otros asuntos más administrativos.

Puede que Aurora hiciera esto como algo sin fines de lucro, pero no obligaba a otros que hicieran lo mismo.

Cada uno tenía sus razones y sus objetivos, mientras esos objetivos no dañaran inocentes Aurora no tenía problema en cooperar con ellos.

Mientras pensaba eso disfrutando de la música del auto, su reloj holográfico vibro.

—Es un mensaje de las autoridades de la Academia de Domadores de Bestias de Suiza.

Informo su sistema y cuando Aurora dio la orden para que desplegará el mensaje, su sistema obedeció.

“Oh, ya es el tiempo de que los domadores de bestias vinieran para sus contratos… Bueno, es una oportunidad para que el grupo visite el bosque mágico…” Murmuro Aurora tras leer la misión y al ver la razón de por qué le llegaba la misión ahora, agrego. “Tengo agradecerle al Coronel Makeba por la misión.”

Una misión que se realizaba anualmente y de altos beneficios, se le fue dejada Aurora por una simple razón.

Había que entrar al bosque mágico y dirigirse profundamente a una zona peligrosa controlada por un tipo de bestia mágica.

Aurora no pudo evitar ocultar su sonrisa y envió un mensaje de agradecimiento al Coronel Makeba que informo de que ella había vuelto permitiendo que la academia de suiza trasmita la misión a ella.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.