Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 66: Iniciando el viaje.

Capítulo 66: Iniciando un viaje.

[02:15 a.m.]

Andrés estaba comenzando el viaje y en este momento estaba dentro del vehículo blindado personal que servía como centro de operaciones.

El vehículo estaba modificado para tener solo dos asientos y estaba rodeados por pantallas de toda clase.

Como los asientos podían moverse para observar las diversas pantallas, era fácil encargarse de todo incluso si no había alguien con talento relacionado con la tecnología.

Ahora mismo Andrés estaba mirando una pantalla de la escena del exterior.

Liam había unido pequeños drones a los camiones y vehículos de ingenieros, pero también estos vehículos tenia cámaras a su disposición.

Así que a pesar de que estaban encerrados podía observar el exterior.

“Chocante, ¿no?” Pregunto Liam mirando la pantalla que observaba Andrés y con un tono serio, comento. “La ciudad Wau, supuestamente antes del ‘Gran Cataclismo’ tenia cerca de doscientos mil habitantes, pero ahora solo quedan ruinas… Y eso es dudoso…”

Acababan de salir del puesto de avanzada y ahora estaban recorriendo lo que antes era el ‘ciudad Wau’, pero al ver la escena afuera uno no podía creer que esto fue una ciudad.

Un ilimitado verde llenos de árboles dejando solo un espacio para el camino de tierra.

Árbol tras árbol tras árbol…

Gracias a las cámaras que tenía visión nocturna Andrés podía observar los verdes árboles.

Este lugar ya era parte del Bosque Mágico que se había extendido cubriendo decenas de antiguos países de áfrica.

El Bosque Mágico que cubría una gran área dejaba ver la fuerza de la naturaleza y el poder, que logro civilización desapareciera en estas regiones.

“Tan natural… Tan hermoso… Es por eso que lo llaman el ‘Edén’, solo que sin Adán o Eva.” Se burló Liam con una sonrisa.

El paraíso sin humanos… Era la forma básica de llamarlo.

Andrés agito la cabeza ante ese pensamiento.

******

[03:37 a.m.]

“Aburrido, ¿no te parece?” Pregunto Liam suspirando con aburrimiento.

Solo había pasado más de una hora del viaje, y solo se habían encontrado con algunas bestias mágicas que huían al escuchar los motores de los vehículos.

Dirigiendo el camino se encontraban el vehículo de ingenieros que como los militares ya habían viajado hasta Yuba encargándose de los pormenores no tenía trabajo que hacer.

Era aburrido, Andrés no podía negarlo.

“Si lo es, pero…” Dijo Andrés y miro a la pantalla que apuntaba al bosque mágico sin terminar sus palabras.

El camino era de tierra y a ambos lados estaba el bosque mágico, a pesar de que los vehículos iluminaban los alrededores, el denso bosque daba una sensación peligrosa.

“No te preocupes, los radares están activos analizando los alrededores. Cualquier fluctuación de la energía mágica será sentida, al igual que detectará a cualquier criatura ya sea bestia mágica o monstruo por aire, por tierra o bajo de ella…” Declaro Liam desplegando las diferentes pantallas.

Los radares recaban información a gran velocidad y como tenían una gran potencia detectaban a criaturas a su alrededor.

Si los enemigos fueran humanos podrían ocultarse completamente, pero si se trataban de monstruos o bestias mágicas entonces ese era otro tema.

Muy pocas bestias mágicas eran capaces de ocultarse y evitar los sensores.

“Si, lo sé.” Respondió Andrés con un suspiro.

Viajaban bastante rápido, así que cuando se encontraban monstruos débiles rápidamente los sobrepasaban y los dejaban atrás.

En caso de que fueran criaturas salvajes, entonces simplemente huían debido al convoy.

“Lo bueno es que todavía no nos hemos detenido y si seguimos así, llegaremos a las 11 de la mañana a Yuba.” Murmuro Liam estirándose en su asiento mientras el vehículo se seguía moviendo.

Andrés asintió ante esas palabras, pero después de dudar un largo tiempo, pregunto. “¿De verdad eres un Rango S?”

Había aguantado su curiosidad desde que Aurora revelo en la reunión que Liam era un Rango S al igual que Akira o la Cardenal Brousseau.

Eso era sin duda sorprendente y repentino, ya que había estado al lado de Liam, pero nunca pensó que era un Rango S.

“Si, pero es un secreto a voces.” Comento Liam con una risa entretenida y al ver a Andrés curioso, explico. “Oficialmente soy un Rango A desde hace años, un simple miembro de un grupo de mercenarios desconocidos. Ya sabes cuál es mi trabajo, y en ese tipo de trabajos donde la información se manejaba, es importante mantenerse oculto.”

Andrés asintió.

Le había ayudado a usar la red de información para identificar a algunas personas que eran buscadas en Zerzura para ganar algo de dinero extra, así que entendía que ocultarse era lo mejor.

Después de todo la red de información no solo vendía información pública y legal…

“Es por eso que no he registrado mi ascenso de rango y no he realizado la prueba.” Agrego Liam y en voz baja murmuro. “Además, cuando era más joven era ligeramente problemático pirateando y adentrándome a lugares donde no debería entrar…”

La expresión de Andrés tembló por un momento.

¿Por qué sonaba como si hizo algo ilegal y peligroso?

Andrés suprimió su curiosidad.

Le gusto trabajar en la red de información, pero todavía no se sentía tan hábil para inmiscuirse en cosas que podían enviarlo a prisión… Al menos que tuviera las seguridades garantizadas.

******

[05:21 a.m.]

Nicole comió las galletitas que Shao Ya le dio.

“¿No puedes dormir?” Pregunto Shao Ya en voz baja.

Nicole asintió en confirmación y miro al grupo que estaba en el camión.

Su grupo estaba con el grupo de Akira y algunos miembros de la iglesia en la que se encontraba Vanessa.

Podía ver que Clémentine, Érica y Leslie tenían cerrados sus ojos, era difícil decir si estaban durmiendo o simplemente descansando su vista.

Akira y Aeko eran parecidas solo que ellas estaban durmiendo con tranquilidad.

Si no fuera por Shao Ya, Santiago y Vanessa que estaban despiertos hubiera sido bastante solitario.

Le habían comentado que descansaran ya que mañana también tenían un viaje largo, pero Nicole tuvo problemas para dormir como los demás.

“¿Nerviosa?” Pregunto Shao Ya a Nicole y Vanessa.

“Si, es mi primera vez saliendo a un lugar como este.” Respondió Vanessa en voz bajaba, pero con una sonrisa, agrego. “Pero no tengo miedo.”

Nicole estuvo de acuerdo con Vanessa.

Estaba nerviosa debido a que esta era su primera misión importante y de gran responsabilidad que tenía, pero no tenía miedo a pesar de que estaba viajando por el bosque mágico.

“Jefa hay un rinoceronte acorazado mutado interponiéndose en nuestro camino. La fuerza de su energía mágica lo marco como Rango A. Es muy posible que choquemos con él.”

La voz de Liam resonó desde la cabina del conductor y Nicole noto como Akira abría sus ojos y se despertaba en un instante.

“Liam avisa que nos detendremos, lo eliminaremos y partiremos.” Dijo Aurora y luego se asomó por la ventana entre compartimientos y ordeno. “Akira vamos a terminar esto rápido.”

“Bien…” Respondió Akira y el convoy se detuvo.

Leslie que de verdad se había dormido despertó, y Shao Ya rápidamente explico la situación.

Por su parte Nicole miro por la venta delantera, pero solo noto a Alice comiendo sus papitas.

Aurora había estado conduciendo el camión, así que no se sorprendió al ver Alice, el problema era que debido al vehículo de ingenieros no podía observar lo que sucedía al frente.

“Puedes conectarte a la red local del centro de mando con tu reloj holográfico y ver las cámaras de los drones de Liam que ya deben haber desplegado.” Menciono Alice con tranquilidad.

Al escuchar esas palabras todos encendieron a sus relojes holográficos y se conectaron a la red seleccionando la cámara delantera del carro de ingenieros.

“Es un monstruo… Y ha sido corrompido lo suficiente para haber mutado.” Murmuro Aeko con una expresión seria.

Todos pudieron ver al rinoceronte acorazado, pero este rinoceronte era muy diferente a cualquier otro.

Había mutado de forma ilógica.

El rinoceronte tenía dos cabezas y tenía colmillos afilados en sus fauces.

‘Caos’.

Fuente de todo mal para algunos y una energía primordial que podía corromper todo lo que tocaba para otros.

Ese rinoceronte fue afectado por el ‘Caos’ y se había convertido en un monstruo corrompido que ya había mutado.

A esa criatura se estaba enfrentando Aurora y Akira.

Akira se puso al frente del vehículo de ingenieros para que fuera vista por el rinoceronte, entonces cuando el rinoceronte empezó a cargar, Aurora que se había ocultado a los lados golpeo al rinoceronte logrando que fuera enviado a un lado de la calle.

Una gran lanza de hielo fue creada arriba de Akira y esta solo la envió en contra del monstruo a una gran velocidad, apenas el rinoceronte cayó al suelo.

La diferencia de Rango A y S fue demostrada en un solo instante, cuando la lanza atravesó el estómago del rinoceronte que había caído al suelo.

Por su parte Aurora hundió esa lanza más profundamente para terminar el trabajo y Akira por su parte guardo al cadáver en su anillo espacial.

Los rinocerontes acorazados tenían una alta defensa, pero su estómago era en donde su defensa era menor… Claro, la fuerza de un Rango S, convirtió esa poca defensa en nada.

“Esa es la fuerza de un Rango S…” Murmuro Vanessa con un tono impresionado.

Cada individuo era diferente entre sí, mostrando su fuerza en diferentes áreas incluso entre los Rango S.

Pero esa fuerza para derrotar a una criatura de Rango A, sin duda era impresionante y era en la que todos pensaban cuando se hablaba de un Rango S.

“Es solo trabajo en equipo.” Murmuro Aeko y luego comento. “En lo personal, estoy impresionado de la fuerza de Aurora para enviar a un rinoceronte de más de tres toneladas a volar.”

Se aprovecharon de la tendencia de los rinocerontes de cargar, y luego lo usaron para que dejara su lado más débil ha descubierto… Lo que hizo que Akira sin demasiado problema lo asesinara.

“Aurora si quieres puedo conducir.” Comento Santiago antes de que Aurora entrara al vehículo.

“Bien.” Respondió Aurora y usando su reloj holográfico, comunico. “Aquellos que deseen cambien de conductor y acompañante.”

Los conductores no solo necesitaban ser buenos para conducir, sino que necesitaban tener los reflejos necesarios para evitar cualquier situación peligrosa y mientras que el acompañante era el vigía que se encargaba de vigilar tanto al conductor como el exterior a la vez que era el individuo de respuesta rápida.

Las afirmaciones llegaron al canal de comunicación, y Santiago junto a Oscar cambiaron de asiento con Aurora y Alice.

Momentos después el convoy volvió a moverse.

******

[08:01 a.m.]

Nicole abrió sus ojos cuando sintió que todo se había detenido.

Estaba somnolienta, pero cuando se dio cuenta de que estaba en una misión rápidamente se intentó despertar para ver si algo malo sucedía.

“Tranquila solo nos detuvimos.” Informo Clémentine en voz baja, mirando cuidadosamente a Aurora que estaba usando su reloj holográfico.

“¿Que sucede?” Pregunto Nicole en voz baja.

Algunos de los presentes estaban dormidos, pero gran parte de ellos miraba a Aurora detenidamente.

“Bastante problemático parece…” Murmuro Aurora mirando algunas imágenes en su reloj holográfico.

“¿Que vamos a hacer jefa?” Pregunto Liam a través de los drones trasmisores.

“Los satélites solo nos revelan leones alados que están luchando contra otro tipo de criaturas, pero no sabemos si son aliados o enemigos. Sin embargo, no podemos detenernos a esperar, debemos seguir.” Respondió Aurora explicando de paso a los que la estaban mirando, cerro su reloj holográfico y declaro. “Todavía falta tres o cuatro horas para llegar a Yuba, y si siguen en ese lugar entonces veremos en el momento.”

“Entiendo jefa.” Respondió Liam y la comunicación se cortó, luego todos los vehículos tuvieron luz verde para moverse.

Nicole recordó la información de los leones alados.

Esta especie de bestia mágica de alta inteligencia tenía un número muy menor comparado con otras bestias mágicas y siempre se movían de un lugar a otro cazando a otras criaturas.

Eran muy agresivas eliminando a monstruos, criaturas u otras bestias mágicas, pero los leones entraban en el tratado de amistad y estaban en paz con los humanos.

Claro, solo eran para una determinada tribu y parte de otras tribus de los leones alados que no buscaban pelear y no para toda su especie en general… Tal como los humanos.

En los cuales algunos tenían conflictos con las bestias mágicas y otros estaban aliados con ellas.

“No tienen que alarmarse, si son quienes creo que son, entonces… No habrá demasiados problemas.” Comento Aurora con una sonrisa tranquilizadora.

Al escuchar esas palabras los presentes asintieron sintiendo la confianza de su líder.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.