<- Actualmente solo registrados A- A A+

TG – Capítulo 7: Instinto.

La ‘resistencia’ gracias a la forma de comunicación se empezó a hacer más sistemática y eficaz, permitiéndole a los líderes atacar a los grupos de enemigos menos desorganizado, mientras que ayudaban a sus compañeros cuando se encontraban en una situación difícil.

La situación avanzaba más rápido de lo que Aurora había esperado y quizás porque los profesores estaban siendo amables con los estudiantes, la resistencia empezó a centrarse a tomar la sala de actos.

Según el hacker que se había hecho con el control de las cámaras, en la sala de actos se encontraban algunos líderes importantes y un gran grupo de enemigos, pero también se encontraban muchos estudiantes detenidos.

Organizados a través de la red de telepatía varios líderes se juntaron en unos de los salones de entrenamiento junto a sus grupos.

Aurora estaba allí con Clémentine, aunque sabía que ella no había hecho mucho durante gran parte de esta prueba.

“La sala de actos será difícil de tomar, necesitamos llevar a los mejores de nosotros y atacar lo más rápido posible sin intentar ocultarnos.” Dijo el estudiante que había tomado el control de las cámaras de seguridad.

Su nombre era Andrés Silva, Aurora lo conocía por que todos los líderes se habían presentado antes.

“¿Hay alguien que puede detectarnos?” Pregunto Clémentine entendiendo parte de la intención de Andrés.

“Si. Por lo que he podido ver hay un psiónico que detecta a los estudiantes cuando se acercan a la sala de actos y hacen que sus subordinados los capturen.” Explico Andrés cuidadosamente.

“En los armarios de esta sala de entrenamiento se encuentran algunas armas de práctica, si equipamos a nuestros miembros más fuertes y organizamos para que tomemos la delantera reduciremos el peligro para los demás miembros.” Dijo Leslie Haillet limpiando un arma de fuego de práctica sin mirar al grupo.

Su velocidad y rapidez al desarmar y armar el arma, dejaba en claro su experiencia en esa área.

Las armas de fuego serian ineficaces contra individuos de Rango C que naturalmente tenían fuertes defensas, no importa si eran magos o psiónicos que normalmente eran considerados como los más ‘débiles’.

Todo eso se debía a que los usuarios de habilidades en ese rango generaban una barrera natural alrededor de su cuerpo sea de energía mágica o energía psiónica.

Ni hablar de los luchadores y espadachines, ambos tenían un cuerpo fuerte.

Sin embargo, estas armas eran de última tecnología y mayor aun Leslie era alguien que pertenecía a la rara profesión llamada ‘Mecánico’ que le permitía darles ‘realce’ a las armas con algunas de sus habilidades.

Una profesión igual que los magos, pero cuyos miembros en vez de tener talentos o afinidades relacionados con la magia o energía mágica, estaba centrado en las armas de fuego y todo lo relacionado con lo ‘mecánico’.

Tras darle realce y verificar el arma de fuego, Leslie la entrego a Eva la compañera de Aurora que usaba armas de fuego.

Eva no era la única que había obtenido su arma, sino también la arquera Wendy que junto a muchos otros estaban buscando sus armas preferidas entre las armas de prácticas que se encontraban aquí.

La mayoría de los estudiantes que entraban en la Academia no solo tenían habilidades sino también tenían cierto conocimiento sobre armas y sus poderes… Eso se debía que la mayoría de los padres enseñan a sus hijos a defenderse y las escuelas a usar sus poderes de forma correcta.

“Además, esto es una prueba.” Declaro Cristian tocando su espada en su funda.

Cuando los demás líderes lo miraron, Cristian se encogió de hombros y comento. “Ya les he informado a todos los miembros de mi grupo. Esto no se trata de confirmarlo, cuando ya tenemos confirmación sino también de decirles que tienen que dar lo mejor de sí sabiendo que no saldrán gravemente heridos.”

Aurora pudo entender esa lógica.

Muchos de los estudiantes estaban nerviosos y tenían miedo de morir o salir gravemente herido.

No importa que hayan entrado a la Academia de Héroes y supieran que deben actuar como tales, cuando la posibilidad de morir o salir herido está presente muy pocos eran capaces de dar ese paso final para salvar a un extraño.

Aurora podía comprender que por medio de la red de telepatía los lideres habían compartido información y habían confirmado que esto era una prueba.

Entendiendo que sería difícil liderar a los demás estudiantes a la ‘batalla final’, los líderes se miraron y asintieron.

“Hemos llegado a la conclusión de que este ‘evento’ es una prueba realizada por la Academia. Las razones son…”

Clémentine empezó a enumerar las razones.

Desde la desaparición de los cuerpos de los enemigos, de la señal de que ninguno de ellos salió herido, de la baja seguridad de la academia, del director de la academia hasta la falta de armas de los asaltantes y su ‘patrullas’ robóticas.

“Además… Leslie Haillet reconoció a unos de los ‘maleantes’.” Dijo Clémentine y miro a Leslie.

Ella se levantó y sin rastros de duda, explico. “Nuestro grupo atrapo a unos de esos tipos, y cuando le sacamos la máscara note que era unos de los estudiantes de nivel superior que había conocido en una fiesta de mis padres.”

“¿Estás segura?” Pregunto un estudiante al azar.

“La misma mirada de idiota, una actitud estúpida y guiñándome el ojo diciéndome que luego me vería. Si reconozco a ese estúpido cuando lo veo.” Declaro Leslie sin tapujos.

—Esa descripción es demasiado especifica.

Aurora estuvo de acuerdo con su sistema.

Clémentine tosió para acallar a algunas jovencitas que se reían y miro a Andrés.

Aurora pudo sentir como usaba la red de telepatía entrelazada entre ellos para hablar.

Cuando arreglaron todo, Clémentine miro a los estudiantes que estaban presentes y explico. “Entendería si no quieran participar sabiendo la verdad, ya que es normal que tengan duda de nuestro análisis, pero le aviso que esta es nuestra única oportunidad…”

Una mirada ligeramente extraña apareció en Clémentine, pero luego declaro. “Una estudiante ha llamado la atención de la mayoría de los maleantes mientras se dirige a la entrada de la academia para romper la barrera.”

“No sabemos si lo lograra o no…” Dijo Andrés, deteniéndose un momento como si recordara algo bastante sorprende y declaro. “Pero ha llamado la atención de un gran grupo de enemigos…”

Aurora parpadeo teniendo una mala premonición sobre la persona que se refería.

“¿No puede ser ella, ¿cierto?” Se preguntó Aurora, pero…

—…

Su sistema solo se quedó en silencio.

Aurora rezo para que su querida y glotona amiga no hiciera algo demasiado excesivo, pero cuando recordó la voz enfadada pidiendo por sus papitas, supo que podía ser demasiado tarde.

No les tomo mucho tiempo para que los demás estudiantes aceptaran.

Que esto fuera un ‘prueba’ les dio confianza para atacar con todo, demostrar su valía y a la vez su destreza sin temor a morir.

Los estudiantes se sintieron más animado, perdiendo el miedo a morir y sintiendo la presión de esta primera prueba de la academia.

El nerviosismo al enfrentarse a un enemigo se transformó en los nervios de si habían aprobado o no hasta ahora… Lo que los llevo a querer demostrar nuevamente su capacidad.

El equipo de Clémentine y Leslie fueron seleccionados para atacar la puerta trasera mientras que el equipo de Andrés y Cristian atacaría la puerta delantera con los demás equipos pequeños.

Había alrededor de treinta estudiantes en su equipo cada uno siendo bastante hábiles en diferentes tipos de destrezas y a la vez teniendo estudiantes dedicados a la curación y apoyo.

Aurora no era la única que no había hecho mucho desde el principio y no todos tenían confianza en sus habilidades, pero todos ellos estaban preparados para mostrar lo que podían… Claro menos Aurora que estaba calificando a los estudiantes.

—Creo que deberías demostrar parte de tus habilidades.

Mientras caminaban cautelosamente por los pasillos acercándose a la puerta trasera del salón de actos, su sistema dio ese comentario.

Aurora asintió.

No le preocupaba que la expulsaran o algo por el estilo, pero no quería seguir siendo una ‘inútil’ en el grupo y más cuando Clémentine lo había tratado bastante bien desde que empezó la academia.

Mientras pensaba eso, el gran grupo dio la vuelta a la esquina, pero inmediatamente se congelaron al ver a un hombre de mediana edad.

“¿Quien eres tú?” Pregunto Clémentine al instante apuntando con su mano a ese hombre lista para enviar una onda de energía psiónica que lo empujaría hacia atrás.

Leslie inmediatamente tomo su pistola mientras un brillo la envolvía, su dedo estaba cerca del gatillo preparada para disparar.

“¿Niña así tratas a un profesor?” Dijo el hombre de mediana edad con una expresión seria.

“Es el Profesor Miller.” Dijo un niño desde el fondo, se acercó y comento. “Es el Profesor encargado de entrenar a los Espadachines y profesor de combate, se encargó de registrar mi grupo.”

Escuchando la información Clémentine disolvió su ataque y Leslie bajo su arma, pero ambas estaban medias sorprendidas y a la vez atentas.

Aurora también estaba sorprendida al igual que muchos otros estudiantes.

El Profesor Miller noto eso y con una expresión seria, dijo. “Ustedes parecen dirigirse a la sala de actos… Le recomiendo que no lo hagan.”

La cautela del grupo subió un poco, pero el Profesor Miller continuo. “Al menos hasta que llame la atención de esos criminales.”

Con esas palabras rápidamente sonrió y explico. “Me estoy dirigiendo a la sala de dirección, para encargarme de líder que está allí. Soy el único profesor que ha quedado dentro de la barrera y necesito abrirla para que los demás entren.”

“Mis acciones llamaran la atención de los demás criminales y seguramente ellos enviaran sus líderes para que vengan tras de mí. Es en ese momento en el que ustedes atacaran la sala de actos-” Dijo el Profesor Miller y mirando al grupo de estudiante cuyos ojos empezaban a cambiar, declaro. “Haré lo posible para llamar la atención y romper la barrera, pero si no lo logro estaré conforme con que ustedes salven a algunos estudiantes.”

“Ya no hay más tiempo para esperar. Confió en ustedes.” Agrego el Profesor Miller y rápidamente abandono el grupo con una expresión seria.

“…” Todo el grupo vio la figura desaparecer en una esquina.

Fue tan rápido e inesperado que nadie pudo decir nada en respuesta.

“¿Esto es una prueba?” Pregunto Érica sin poder comprender.

Clémentine no respondió de inmediato sino se concentró como si estuviera usando la red de telepatía.

“¿Que crees?” Pregunto Aurora al sistema.

—Esto no puede ser una prueba. Hasta ahora la prueba ha dejado que los estudiantes piensen, actúen y lideren por sí mismo sin la intervención de ningún profesor. Que un profesor aparezca en este momento y diera un plan, haría que los estudiantes sigan ese plan y destruiría el liderazgo que los estudiantes han logrado.

Clémentine abrió sus ojos y se miraron con Leslie.

“Este profesor apareció delante de nosotros y nadie apareció al frente del otro grupo. No sé cuál es la intención de los profesores, puede que lo hayan enviado para que desconfiemos de nuestro liderazgo. De todas formas, prefiero seguir con nuestro plan.” Dijo Clémentine al ver que el joven y otro grupo de estudiantes parecían dudoso de sus palabras, Clémentine declaro. “Sea que esto fuera una prueba o no, tomar la iniciativa nos dará muchos puntos a los ojos de los profesores.”

Los ojos de todos los estudiantes brillaron, menos Aurora.

El grupo continuo, pero Aurora miro a su espalda y tras dudar un momento suspiro.

¡Ese profesor era demasiado extraño!

Sin esperar respuesta vino y se fue demasiado rápido dejando una excusa como si quisiera no llamar la atención de los alumnos.

Peor aún, este era el único profesor que había aparecido hasta ahora y parecía muy metido en su actuación como si de verdad creyera que esto un ‘asalto’ de ‘criminales’.

Sin necesidad de preguntar a su sistema, Aurora siguió sus instintos y dijo. “Me tengo que ir.”

El grupo se detuvo de forma inmediata al escuchar esas palabras.

Todo el grupo se giró para mirar a Aurora y Clémentine frunció ligeramente el ceño.

No parecía molesta o disgustada, solo se preguntaba por qué dijo eso.

“Esto está por terminar y allí a dentro necesitaremos toda la ayuda posible…” Dijo Clémentine con un tono tranquilo.

Aurora noto que le estaba diciendo que se quedara y terminara todo esto para que su nota no se viera tan mal.

Después de todo, ella no había ‘ayudado’ desde que se unió al grupo…

“Lo siento, tengo que irme.” Dijo Aurora con una sonrisa de disculpa.

“Si te preocupas por Alice… Después de que terminemos esto te ayudare a buscarla.” Dijo Clémentine al instante deteniéndola, pero su mirada se hizo extraña al notar la decisión en los ojos de Aurora.

“Es solo una prueba, no necesitas estar nerviosa.” Dijo Nicole con una sonrisa tímida.

“Incluso si no fuera una prueba, somos héroes debemos actuar como tales.” Declaro Érica con orgullo.

Mientras la primera intentaba ‘consolarla’ para que siguiera, la segunda parecía un poco menospreciante y arrogante.

Aurora no se molestó por las palabras de Érica, ya que literalmente no había hecho nada desde que se unió al grupo y se merecía esas palabras.

Incluso Nicole que fallaba sus ataques debido a su nerviosismo lucho antes de que supiera que todo era una prueba.

Literalmente lo que estaba haciendo era un acto de co bardía.

Lamentablemente…

“Lo siento, tengo cosas que hacer.” Declaro Aurora con una sonrisa de disculpa a pesar de que podía notar desprecio en algunos estudiantes.

Sin mirar atrás Aurora se dirigió al lugar donde se había ido el profesor.

Le gustaba seguir sus instintos y en este momento sus instintos le decían que había algo ‘mal’ con ese profesor.

Eran esos mismos instintos que le gritaban que no se acercara a Alice, cuando ella se había comido el budín que tenía su nombre en la heladera.

Ese instinto le había salvado la vida y se había ganado su confianza tanto para la vida en general como para robar budines.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.