<- Actualmente solo registrados A- A A+

TG – Capítulo 80: Un breve descanso.

Capítulo 80: Un breve descanso.

“…”

Todos quedaron en silencio al ver como el Zhar-Ptitsa volaba a lo lejos dejando una estela de fuego a su vuelo.

Aurora relajo su expresión y guardo la espada que había sacado en secreto sin que nadie la notara.

“¿Quién fue el que dijo que nuestro grupo estaba preparado para ‘asediar’ a una criatura de Rango SS?” Pregunto Vázquez con un tono entretenido, pero su sudor dejaba ver lo temeroso que estaba ante ese impactante encuentro.

“Mi culpa. Yo invito las cervezas cuando lleguemos a Zerzura.” Respondió el aventurero que había hablado el día que partieron y todos se conocieron.

“Más te vale y nada de arrepentirse. ¡Los soldados de Zerzura son buenos bebedores!” Exclamo un soldado con un tono animado.

Los comentarios empezaron a rondar con risas intentando relajarse por lo que se habían encontrado.

Aurora relajo su expresión mientras observaba como los paladines terminaban con las criaturas que estaban dentro de la barrera.

Mirando al fuego que todavía ardía quemando los cuerpos, Aurora suspiro.

“Quizás el Zhar-Ptitsa creo esta ‘horda’ para barrerla y estabilizar su dominio…” Murmuro Aurora analizando la situación con calma.

La horda llego desde bastante lejos y si no hubiera alguien presionando para que llegara temerosa a este lugar se hubiera dividido hace bastante tiempo debido al caos que ocurriría.

—Tal vez no quería arriesgarse a quemar los bosques y por eso los estaba atrayendo a un área como esta.

Su sistema dio su propia hipótesis y Aurora asintió estando de acuerdo.

Después de todo, ahora mismo estaba mirando el bosque al otro lado de los cincuenta metros que estaba completamente ileso.

Sí eso era así entonces significaba que el Zhar-Ptitsa había estado esperando que ellos se retiraran para actuar…

“Agradezco que nos haya ayudado y seamos aliados, pero… ¿Por qué no fue más considerado?” Pregunto Liam mirando a los cadáveres quemados.

Cientos de cuerpos fueron carbonizados completamente, arruinado materiales y núcleos mágicos.

“Tch… Solo cállate, ¡fue demasiado considerado!” Interrumpió Akira mientras descendía y revela que la muralla del fuerte estaba indemne.

Aurora asintió ante la aclaración de Akira.

El Zhar-Ptitsa había controlado su fuego no solo para que no se extendiera al bosque, sino que también para que no dañara su muralla y no los hiriera a ellos.

“Acabamos de perder algunos cientos de miles de dólares, tal vez millones… Con ese dinero podría comprarme algunos drones nuevos.” Murmuro Liam con un suspiro mientras agitaba su cabeza.

Aurora lo miro de forma extraña.

Era cierto que el dinero era útil ya que se había gastado bastante con las minas, pergaminos y el artefacto psiónico, pero todo eso era parte del presupuesto de la misión.

Además, Liam tenía otro trabajo en donde ganaba bastante dinero.

Agregando que su presupuesto como miembro del grupo mercenarios era bastante alto, solo lo hizo parecer como un avaricioso.

“Todavía tenemos los cadáveres en el bosque, si no estás cansado lleva un grupo y trae los cuerpos.” Dijo Aurora con un suspiro y mirando a los soldados, aventureros y a sus estudiantes que se habían tirado al suelo descansando, declaro. “Saldremos mañana otra vez así que pueden descansar.”

Se escucharon unos suspiros aliviados y exclamaciones agotadas, pero Aurora sonrió malvadamente.

“Claro, tenemos que limpiar la zona antes de que anochezca.” Agrego Aurora e ignoro las miradas cansadas de los miembros de la caravana.

Aurora no era alguien que desperdiciaría los materiales por muy mal estado que se encuentren.

Todo serviría y estaba seguro de que cuando se calculará toda la riqueza los miembros de la caravana podrían llevarse unas decenas de miles cada uno.

Después de todo, una bestia de Rango A, podría valer hasta un millón de dólares y aquí, aunque dañados se encontraban unos pares de ellos.

Pensando sobre eso Aurora noto la mirada de Alice que ya había abierto su bolsa de papitas con bastante hambre tal vez por el olor a carne tostada.

“¿Quieres elegir lo que vamos a cenar?” Pregunto Aurora con una sonrisa señalando todo el campo quemado y más allá.

Como alguien que tenía una amiga glotona y que la utilizaba sobornándola con comida, Aurora era alguien buena cocinando y podía preparar varios platos distintos.

Si buscaban bien tal vez podrían encontrar su cena entre esa multitud de cadáveres.

“Espero que no te arrepientas…” Respondió Alice comiendo sus papitas con tranquilidad.

Aurora solo sonrió.

Se había esforzado bastante, así que estaba bien si disfrutaban una gran cena.

******

“No sé ustedes, ¡pero el jabalí es mi preferido!” Dijo un aventurero mientras asaba completamente un jabalí junto a los refugiados.

A lo largo del campamento y de las decenas de carpas de campaña auto instalable, se encontraban los aventureros, soldados, mercenarios y paladines preparando junto a los refugiados distintos platos de comida.

La carne de las criaturas mágicas era diferente de un animal común ya que la energía mágica le daba distinto sabor.

Un jabalí con afinidad al atributo fuego tenía un sabor diferente al de un jabalí de atributo agua.

Tal vez los presentes no eran gastronómicos expertos, pero algunos de ellos entraron a Terra nova y se aventuraron por zonas inhóspitas comiendo todo tipo de criaturas.

Sin embargo, para Nicole y Andrés que miraban la escena era extraño.

Estaba bien comer un jabalí, pero…

“Me gusta la carne de lobo es más dura, pero deliciosa.” Comento un aventurero ligeramente mayor.

“Tienes gustos extraños… Agradezco que encontraran un ciervo, eso es algo normal.” Señalo otro aventurero joven.

“¿Gustos extraños? ¡Los tipos de allá están comiendo carne de elefante, un hipopótamo y carne de serpiente!” Respondió el aventurero mayor y…

“¡Una vez que hayan probado carne de goblins se darán cuenta de que todo lo demás tiene un buen sabor!” Declaro el aventurero del otro grupo que fue apuntado.

Nicole y Andrés se miraron sin contener su extrañeza y antes de que lo invitaran a probar esas comidas, se dirigieron a la tienda de campaña principal.

En este mundo no había razas como goblins u otras criaturas de ese tipo, pero ellos no estaban dispuestos a probar esas comidas ‘exóticas’ solo para conocer sus sabores.

Los drones sobrevolaban la zona patrullando el área mientras todos sentían el ambiente ligeramente animado.

“Se siente como estar en un campamento de verano… Es increíble que en realidad nos encontremos en el bosque mágico.” Comento Andrés con un suspiro.

Nicole asintió de acuerdo.

El ambiente era animado, si bien no había cerveza y ninguna bebida alcohólica, se estaba preparando todo tipo de comidas con la carne de las bestias mágicas que recolectaron.

“Bueno, creo que todos quieren este tipo de ambientes y más cuando nos hemos enfrentado a esa gran horda.” Dijo Nicole y sin contener su sonrisa, murmuro. “Además, es muy seguro que ganemos algunas decenas de miles a pesar de que los Rango S hicieron gran parte del trabajo.”

Esta gran cena era una recompensa por haber derrotado a la horda y todos estaban contentos de aceptarlas ya que lucharon duramente para lograrlo.

Era cierto que Akira y Liam hicieron bastante derrotando a las criaturas de Rango A más fuertes, pero todos se esforzaron.

Y fue una aceptación tácita de dividir la porción del dinero en partes iguales sin molestarse quien hizo un mayor trabajo o cual fue mejor.

Eso no solo incluía a los que permanecieron defendiendo en el fuerte, sino que a los mercenarios y milicianos que protegieron a los refugiados mientras la fuerza principal se enfrentaba a la horda.

“Lo veo como una buena táctica… Aurora ahora ha unido a toda la caravana y a pesar de que estamos en un área como esta, en realidad todos se sienten más animados y motivados para llegar a Zerzura.” Señalo Andrés detenidamente.

Tal vez nadie se molestaría si solo los contribuyentes principales se llevaran la mayor parte de la ganancia, pero el que se beneficiara a aquellos que ayudaron de otra forma fue una recompensa extra y única.

Logrando que los milicianos se unieran y estuvieran más predispuestos a enfrentarse juntos al peligro que representaba el bosque mágico.

A la vez que dando esperanza a los refugiados sobre Zerzura y sobre aquellos que los protegían.

“Bueno, también hay que agregar que toda la fuerza principal son voluntarios… Estoy seguro de que no están aquí por solo dinero.” Comento Nicole y al ver que Andrés lo miraba curioso, murmuro. “En la caravana se encuentran personas importantes. La Cardenal Brousseau que literalmente representa a la Iglesia del Tiempo y el Espacio en Zerzura y es un peso pesado, la Capitana Sadiya que representa al ejército y Vázquez… Que parece normal, pero todos los aventureros los respetan y supongo que representa los ‘Orisha oko’.”

“Ese es un análisis perfecto…”

Una voz resonó a la espalda del dúo y cuando ambos se sorprendieron, la Cardenal Brousseau agito suavemente y su mano y comento. “Analizar el ambiente y los poderes que influyen, es una cualidad para un buen héroe… Al menos que deseen ser usados por influencias ajenas.”

Tanto Nicole y Andrés no dudaron en asentir ante esas palabras.

Eran jóvenes, pero no ingenuos…

“Vamos, Aurora debe estar esperándonos.” Dijo la Cardenal Brousseau mientras a su espalda se encontraba Vanessa que tenía una sonrisa.

El grupo avanzo hacia la tienda de campaña de gran tamaño que se encontraba instalada cerca del puente.

Cuando se acercaron pudieron oler un suave aroma que hizo que el apetito de todos se despertara y luego notaron como Aurora estaba asando algunos trozos de carne en las brasas junto a Santiago.

Todo tipo de cortes de carne estaban asándose a las brasas mientras el aroma se extendía a los alrededores.

“¡Bienvenidas!” Exclamo Aurora al ver al grupo y con una sonrisa apunto a la tienda de campaña y comento. “Si saben cocinar, necesitare su ayuda…”

El grupo se miraron y los cuatro decidieron ayudar.

Cuando entraron a la tienda de campaña que era muy diferente a la tienda de campaña principal encargada de planear, se dieron cuenta de lo impresionante que era.

“Encantada con magia espacial, aumenta su tamaño interior y nos permite tener una vida más cómoda. Cocina, comedor y baño todo equipado.” Explico Aurora al ver al grupo que estaba sorprendido.

La tienda de campaña parecía el interior de una casa solo que con paredes de madera y también podía verse que era bastante grande como un departamento promedio para dos personas.

Las tiendas y carpas de los refugiados y aventureros eran bastante aceptables permitiendo que un pequeño grupo descansen, sin embargo, no estaba encantada como magia espacial.

El desarrollo mágico había llegado hasta este nivel, pero era algo normal cuando en Terra nova se encontraban enormes castillos reducidos a una pequeña choza… Claro, la diferencia era que esos lugares pertenecían a poderosos dragones que manipulaban el espacio a voluntad.

Sin embargo, la tierra tenía sus expertos y los medios para aplicar esa maravillosa ingeniería mágica a la vida diaria.

Nicole miro la mesa en donde se encontraba Akira y Alice comiendo algunos aperitivos.

“Akira no es una buena cocinera y Alice no sabe cocinar…” Explico Aeko mientras invitaba a Vanessa, Nicole y Andrés a la cocina.

La cocina era pequeña, pero en ella solo se encontraba Shao Ya y Aurora preparando algunos platos secundarios y platos vegetarianos.

Aurora con gran habilidad sacaba todo tipo de ingredientes de su anillo espacial y preparaba los platos revisando los demás.

El trío empezó a ayudar en la cocina, en las áreas en la que estaban especializados.

Por un momento el trío de estudiantes sintió como si no estuvieran en medio del peligroso bosque mágico, pero eso cambio cuando Clémentine, Érica y Liam regresaron usando el teletransporte tras encargarse de un grupo de criaturas que llegaban al campamento.

Ellos pasaron sus brazaletes a Akira y Alice mientras se sentaban a descansar.

Los labios de Vanessa que observo la escena temblaron.

“Los que saben cocinar ayudan, pero los demás tienen que realizar el trabajo de guardias…” Murmuro Vanessa tras darse cuenta del reparto de roles.

“Bueno, es normal que ayuden en lo que puedan.” Comento Shao Ya mientras traía algunas bebidas para el grupo.

Habían terminado de limpiar a las criaturas y recolectar los cadáveres, bastante temprano lo que hizo que pudieran hacer la comida con tranquilidad.

Además, como los cambios de guardias no eran tan frecuentes mayormente todos estaban presentes.

Risas y conversaciones de toda clase se escucharon desde la tienda de campaña.

Era extraño este ambiente en esta área, pero los estudiantes se acostumbraron al ver a los demás tranquilos.

Podrían decir que se relajaban demasiado, pero ellos no eran los únicos que estaban en guardia y tanto los drones como los radares de vigilancia estaban siempre activos.

Tras poner la mesa, se reunieron a comer tranquilamente mientras conversaban con calma.

A veces un par de personas abandonaba la mesa para encargarse de su guardia, pero luego volvían y empezaban a comer otra vez.

La conversación se centró en la primera vez de los estudiantes enfrentándose a una gran horda.

Su impresión y la dificultad de su lucha junto a los comentarios sobre su aptitud y capacidad para actuar.

Gran parte de la fuerza principal eran voluntarios que habían realizado este tipo de misiones antes o tenían una gran experiencia en combate.

Sin embargo, la actuación de los estudiantes fue comparable a las de ellos.

Tal vez por su talento y su capacidad para adaptarse y aprender rápidamente.

Claro, solo el quinteto de estudiantes sabía que su experiencia en sus misiones diarias fue lo que le permitió adaptarse con mayor rapidez.

“Bueno, me gustaría felicitarlos, pero esto recién está comenzando y el viaje es bastante largo.” Dijo Aurora con un tono serio y mirando al grupo, comento. “Sin embargo, hasta ahora han trabajado muy bien, espero que sigan igual.”

“¡Nos esforzaremos!” Respondieron los estudiantes al unísono lo que hizo a todos reír.

Tenían un largo viaje por delante y todavía faltaba recorrer gran parte del bosque mágico.

Estaba bien relajarse momentáneamente ahora, pero no lo estaba bajar la guardia… Al menos no, hasta que terminara toda la misión y se encontraran en Wau.

******

En medio del bosque un gran portal temblaba mientras cientos de criaturas felinas empezaban a salir unas tras otra.

El desbordamiento causado por la mazmorra temporal hizo que las criaturas entraran en un estado de frenesí buscando escapar mientras sus instintos estaban tan agudos como siempre.

Una mazmorra temporal solo atrapaba a las criaturas dentro, pero eso era todo.

Si la energía mágica densa daba nacimiento a una criatura salvaje que se guiaba por su instinto, entonces la mazmorra temporal reunía a todas esas criaturas manteniéndolas cautivas.

Una vez que salieran tendrían todos sus instintos latentes y estarían en un frenesí, pero esta situación fue diferente.

Los cientos de criaturas salieron dando libertad a su estado de frenesí, pero al instante siguiente sintieron una gran presión.

Como un adulto encontrándose con un niño… Solo que ese adulto era un despiadado asesino que daba la sensación de que podría crear una masacre.

Las criaturas recién salidas de su cautiverio se encontraron con esa situación y todo a causa de la bestia mágica que estaba al frente del portal.

Un gran felino de tres metros de alto y cuatro metros de longitud con un cuerpo fuerte, llenos de músculos.

Los colmillos que sobresalían tenían una tonalidad oscura mientras sus alrededores se contorsionaban como si fuera un pequeño abismo.

A su lado estaban distintas bestias mágicas en sumisión como si ese gran felino fuera el rey.

Las criaturas que salieron también empezaban a actuar en sumisión ante ese tirano… Ante el Smilodon Fatalis.

Y mientras las criaturas empezaban a bajar la cabeza ante ese feroz tirano, el Smilodon Fatalis revelo sus dientes como una sonrisa mientras miraba el ejercito de bestia que tenía bajo su mando.

“Vengare a mi hijo…”

Su voz humana llevaba un rencor muy profundo…

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.