Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 81: Parque nacional de las Cataratas Murchison.

Capítulo 81: Parque nacional de las Cataratas Murchison.

Martes 21 [8:48 a.m.].

Nicole esquivo el escupitajo de veneno de una ‘Quelonia Gigante’, una mariposa del tamaño de un adulto promedio con la capacidad de escupir veneno.

Como una luchadora de Rango B, Nicole carecía de capacidades para realizar ataques a distancia ya que sus puños todavía no tenían la capacidad para lanzar golpes explosivos.

Sin embargo, sus guantes que estaban encantados con magia de relámpagos podían ser usados para crear un efecto similar a un ataque de rayos para cubrir su debilidad de larga distancia.

Y Nicole hizo uso de eso, lanzando un puñetazo que libero un relámpago que golpeo a la mariposa.

“¡Cuidado!” Advirtió Érica y envió dos lanzas de hielo a la mariposa.

A pesar de su tamaño la mariposa era bastante ágil logrando esquivar una de ellas mientras que la otra golpeo sus alas.

“¡Se está retirando!” Advirtió Nicole lanzando otro puñetazo relámpago que la mariposa logro esquivar.

“No, no se está retirando está por lanzar su nube toxica.” Respondió Érica mientras activaba sus barreras de su traje de combate.

Nicole inmediatamente se retiró al ver la nube morada que empezaba a extenderse hacia ella.

Sin embargo, antes de que pudiera extenderse demasiado una onda psiónica se creó a su alrededor forzando a la mariposa a estar inmóvil a la vez que la nube toxica se mantenía encerrado en una barrera psiónica.

*BANG*

Antes de que la mariposa pudiera romper la barrera psiónica un disparo atravesó su pecho creando una profunda herida.

Luego la barrera a su alrededor la presiono como si deseara aplastarla con su propio cuerpo, lo que hizo que la herida se agravara y muriera lentamente.

“Gracias… Soy un mal contrincante para ese tipo de enemigos.” Dijo Nicole con un suspiro a Clémentine y Leslie que vinieron a apoyarla.

Una cosa era enfrentarse a un jabalí que podía golpear directamente y otra enfrentarse a esta criatura que no solo podía volar, sino que también liberar veneno.

Y peor aún la ‘Quelonia Gigante’ tenía una baja defensa, pero su veneno era bastante peligroso incluso para una luchadora que reforzaba su cuerpo con energía mágica o mantenía barreras, así que no importa cuando deseara crear plataformas para golpearla era demasiado peligroso.

Esta Quelonia Gigante solo era un Rango B, pero igual fue un gran rival para Nicole y en cuanto a Érica…

“Yo tampoco fui de gran ayuda… Me falta estudiar hechizos de control de área…” Murmuro Érica agitando su cabeza con decepción.

Un mago tenía que aprender, estudiar y practicar los diferentes hechizos lentamente.

Aunque tenía talento, Érica se centró en hechizos ofensivos como su ‘Lanza de Hielo’ y había aprendido hechizos de lanzamiento más rápido como ‘Flechas de hielo’, pero frente a este enemigo volador le falto un hechizo de control y apoyo.

Si hubiera aprendido ‘Área Invernal’ que permitía congelar una pequeña área para disminuir la velocidad de los enemigos y que era útil para congelar el aire reduciendo el peligro de los ataques de venenos por ese medio, entonces la batalla podría tener un resultado diferente.

Lamentablemente como un mago hasta que no alcanzara el Rango S que le permitía manipular el elemento hielo a voluntad, debía estudiar y aprender diferentes hechizos.

“Entre más nos adentremos al bosque mágico más criaturas y bestias mágicas extrañas salen… Creo que ellos nos demostraran nuestras deficiencias.” Comento Clémentine dejando ver a su espalda dos escarabajos.

Específicamente ‘Escarabajos Gladiadores’ era una especie de criatura sin alta inteligencia ligeramente agresiva.

A diferencia de la bestia mágica ‘Goliathus’ que eran escarabajos con una alta inteligencia y podían ser considerados como una especie de bestia mágica de alta inteligencia como los ‘Gorilas Atronadores’, los escarabajos gladiadores solo eran criaturas mágicas agresivas.

Si bien su defensa no era tan alta como los ‘Goliathus’, Clémentine tuvo dificultades para derrotarla ya que estaba bien protegida por su caparazón.

Si no fuera por que hizo lo posible para darlo vuelta y permitirle a Leslie dispararle en su estómago, tal vez se hubiera demorado más en terminarlo.

“Ya no hay enemigos en nuestra área es mejor volver.” Dijo Leslie tras revisar su escáner observando sus alrededores.

Estaban en Kampala… O al menos en sus ruinas.

Algunos edificios todavía se encontraban, pero ya estaban cubiertos por la naturaleza o semi destruidos.

“Espero no volver a encontrar criaturas escondidas en las ruinas…” Murmuro Leslie mientras sus pequeños drones volvían a su espalda tras explorar sus alrededores.

La mariposa y el escarabajo aparecieron de repente desde las ruinas, y fueron criaturas que escaparon de la horda escondiéndose.

Cuando volvieron al punto de reunión, se encontraron como los camiones estaban llegando.

“Haremos una parada de quince minutos y luego partiremos. En unas horas descarnemos para el almuerzo, pero me gustaría llegar a la antigua ciudad ‘Gulu’ antes de que anochezca.” Dijo Aurora con un tono serio.

“¿Quieres evitar lo más posible el ‘Parque nacional de las Cataratas Murchison’?” Pregunto Akira que estaba presente.

“Si, la carretera está al límite y a pesar de que pasamos por al lado, es frecuente los ataques de las criaturas salvajes de esa área… Bueno, ese lugar es el habitad perfecto para todo tipo de criaturas. Especialmente cocodrilos y lagartos, que son demasiados agresivos.” Respondió Aurora y mientras miraba como aquellas personas que necesitaban hacer sus necesidades bajaban, miro al cuarteto de estudiantes y comento. “Andrés tomara el turno de guardia de día para dejar que Liam se quede de noche, ustedes seleccionen como dividirán su guardia en la noche.”

Liam haría guardia no solo como aquel encargado de vigilar el área, sino que también como el Rango S que se haría cargo de la tarea de protección nocturna.

A pesar de que los milicianos también hacían guardias, era importante que un grupo de la fuerza principal estuviera presente para encargarse de los ataques de criaturas más fuertes.

Dividirse la guardia también haría que en el día no hicieran tanto trabajo permitiendo que guarden energía para la noche.

******

Martes 21 [13:48 p.m.].

Andrés trajo un pequeño bol con un arroz, verduras y carne para Liam que estaba revisando los drones que estaban recargando.

“Aquí tienes. Partimos en quince minutos.” Informo Andrés pasando el pequeño bol de arroz.

Liam lo recibió y mientras comía desplegó el panel para verificar la integridad de los drones mientras recibía el análisis de su IA.

“Tch… Algunos drones exploradores están dañados, pero no lo suficiente para ser inutilizables… Es mejor cambiarlos.” Murmuro Liam a la vez que empezaba a guardar sus drones en su anillo espacial.

Andrés sabía que ese anillo espacial no era uno de venta común, sino que un anillo militar especializado por mecánicos para guardar drones.

Este tipo de anillo no fueron creados por un encantamiento mágico, sino que fue a través de un procedimiento tecnológico de extensión de espacio, lo que permitía guardar una gran cantidad de drones.

La diferencia más grande era que estos anillos militares no tenían un efecto de conservación como los anillos espaciales que podían guardar diferentes comidas calientes y siempre se mantendrían de esa forma.

Claro, el beneficio de este anillo militar era que en el espacio interior contenía una pequeña red de reparación y mantenimiento de drones.

¿Cómo era posible?

Liam no tenía respuesta, pero como era un anillo creado por la Empresa Cosmos cuyo desarrollo tecnológico era muy superior a otras empresas y a países, era bastante normal encontrarse con estos objetos.

“¿Te gusta? Tal vez la próxima vez te presentare algunos contactos de la Empresa Cosmos para que obtengas uno de estos.” Comento Liam con una sonrisa entretenida.

Andrés agito su cabeza.

No sabía qué clase de trabajo había realizado Liam para recibir un anillo militar especialmente diseñado con una tecnología avanzada que no estaba a la venta, pero de lo que estaba seguro era…

“Si tomo esa clase de misión, seguramente fallare estrepitosamente.” Respondió Andrés sin dudarlo demasiado.

Andrés estaba seguro de que la misión no era algo que alguien de su rango podía tomar tan fácilmente.

“Es una buena decisión.” Comento Liam con una risa entretenida y tras comer, pregunto. “¿Has realizado mantenimiento a tus drones? Puede que te quedes en el centro de mando, pero seguramente utilizaras los drones que has dispuesto por los alrededores.”

Al igual que Liam, Andrés había dejado algunos drones de ataque y apoyo en algunos camiones permitiéndole desplegarlo desde el centro de mando para apoyar, pero como no han tenido ataques frecuentes no los utilizo.

Así que asintió cómodamente.

“El ‘Parque nacional de las Cataratas Murchison’, es un área bastante especial. Ya se enviará un documento sobre eso para que lo revisen.” Comento Liam con una pequeña sonrisa que dejaba claro que se sorprenderían.

******

El ‘Parque nacional de las Cataratas Murchison’ había mantenido su nombre desde que Uganda fue cubierta por el bosque mágico, pero eso era todo lo que había mantenido.

Al lado derecho de una carretera de tierra se encontraban los frondosos árboles del bosque mágico exterior y a la izquierda se encontraba el ‘Parque nacional de las Cataratas Murchison’ que estaba cubiertos con enormes arboles de copa alta.

Los arboles estaban separados el uno con el otro, pero eran extremadamente altos y gruesos con una copa llena de frondosas hojas que ocultaban gran parte de la iluminación del sol.

En el suelo estaba libre y llano permitiendo observar a lo lejos todas las criaturas que se movían por esa área, era un lugar parecido a donde se encontraban los ‘Gorilas Atronadores’.

Sin embargo, había enormes diferencias.

“¡GRAAAA!”

Un enorme grupo de tres cocodrilos gigantes se acercaron a la caravana siendo observados por todos a simple vista.

Esos cocodrilos gigantes tenían una longitud de diez metros y eran dos metros de altos.

Sus patas eran gordas y su cuerpo eran grandes, siendo su enorme boca una feroz arma que parecía capaz de tragar a un niño limpiamente.

A pesar de su tamaño en fuerza general solo eran Rango B con excepciones de Rango A, eso se debía a que su aumento exagerado de tamaño era causado por una planta mágica que se encontraba en el ‘Parque nacional de las Cataratas Murchison’ que los hacía mutar cambiando su tamaño a costa de su desarrollo futuro.

Aun así, los ‘Crocodylus niloticus’ también conocidos coloquialmente como ‘Cocodrilos Gigantes’, eran enemigos molestos que tenían un alto número.

“Otra vez…” Murmuro Akira que apareció al frente de ellos usando el brazalete de teletransporte.

Sin dudarlo agito su mano y condenso hielo alrededor de las criaturas reduciendo su velocidad y congelando sus piernas hasta que debido a su peso se rompieron.

Estos ‘Cocodrilos Gigantes’ tenían resistencia física decente, pero eso era todo.

No eran resistentes a los cambios bruscos de temperatura y para alguien como Akira que podía congelar inmediatamente sus alrededores, estos cocodrilos solo eran una pequeña molestia.

Akira rápidamente termino con el cocodrilo y luego se dio la vuelta para mirar a la caravana que seguía la marcha.

Más allá adelante estaba Clémentine y Leslie estacionados con un grupo de paladines encargándose de un cocodrilo y más profundo en el bosque se encontraba la Sumo Sacerdotisa Xaali dando muerte a un grupo de cocodrilos con sus cortes espaciales.

Akira en vez de usar su brazalete para moverse por la caravana empezó a volar por medio de los árboles buscando encontrarse con cualquier cocodrilo gigante que deseara atacar a la fila de la caravana.

Era fácil para ella o cualquier mago igualar la velocidad de la caravana ya sea levitando con sus propias habilidades o usando algún artefacto.

Es por eso que no tuvo problemas para volar y sobrepasar la velocidad de la caravana para ver si alguien necesitaba ayuda en la zona delantera.

La caravana no se movía rápido ya que esta área el camino estaba en bastante mal estado y el vehículo de ingenieros estaba ordenando los baches y arreglando el camino a la vez que apartaba algunas criaturas muertas.

Cuando llego a la fila delantera se encontró con Vázquez volando con un grupo de magos encargándose de los cocodrilos que deseaban acercarse.

Como los camiones eran muchos y realizaban un ruido sonoro, los cocodrilos que eran agresivos se acercaban a la caravana.

Como ella era la encargada de la defensa en el día y podría descansar en la noche a Akira no le importo revisar las zonas por su propia voluntad.

El camino que limitaba con el ‘Parque nacional de las Cataratas Murchison’ eran alrededor de cien kilómetros, lo que permitía un viaje volando sin cansarse para un Rango S como ella.

Como las criaturas de esta área en agresivas, pero no tan peligrosas y difíciles de terminar Akira estaba dispuesta a encargarse de proteger la caravana volando.

Claro, ella no era la única que tenía esa idea ya que tanto Vázquez que volaba con algunos magos como la Sumo Sacerdotisa Xaali que podía teletransportarse estaban pensando lo mismo.

Solo tenían que alejar esos cocodrilos gigantes de la caravana.

Liberando la energía psiónica de un Rango S que sirvió como presión para alejar a las criaturas salvajes, Akira siguió su viaje como escolta profesional atravesando los grandes árboles mientras volaba.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.