Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 82: Advertencia.

Capítulo 82: Advertencia.

Martes 21 [19:45 p.m.].

Leslie se frotó su cien agotada.

Pasar cerca del ‘Parque nacional de las Cataratas Murchison’ fue todo un desafío, ya que los cocodrilos eran demasiados frecuentes.

Si bien Akira, la Sumo Sacerdotisa Xaali y los aventureros con Vázquez apoyaron fuertemente la caravana e impidieron que los cocodrilos gigantes se acercaran, ella que tuvo que ayudar con Clémentine y fue bastante complicado.

Después de todo los cocodrilos gigantes eran débiles contra los ataques mágicos o psiónicos como Akira que controlaba la temperatura reduciéndola.

Clémentine era alguien fuerte, pero tenía problemas para replicar algunas habilidades psiónicas y no estaba capacitada en ellas.

Claro, Leslie tenia algunas balas encantadas con efectos mágicos lo que fue bastante bueno.

“Todavía nos falta mucho por delante.” Comento Leslie a su compañera mientras viajaban en el camión.

Clémentine dio un suspiro y asintió.

“Me gustaría decir que somos ‘jóvenes’, pero… Creo que será una excusa.” Declaro Clémentine con una sonrisa a medias.

Tenía solo 18 años, pero la diferencia de edad con Aurora era de dos años e incluso Akira y Aeko era solo de cuatro a cinco años.

“Supongo que debemos mejorar y seguir avanzando. Al menos eso haré.” Anuncio Leslie con un tono serio.

El viaje en caravana era demasiado agotador.

Era cierto que estaban completamente preparados para reducir el cansancio y la incomodidad del viaje, sin embargo, eso no quitaba que el viaje fuera pesado.

Viajar durante horas sentados en un camión, tener que bajarse cada cierto tiempo para derribar criaturas y luego seguir adelante otra vez.

Agregando el estrés de las batallas y la sensación de viajar dentro del bosque mágico en donde a cada lado lo único que podían ver eran un sin número de árboles, también aporto su peso a la misión.

Sin embargo, eso era cansancio físico y mental que cuando descansaban en las noches siempre desaparecía.

Lo difícil era no equivocarse la hora de enfrentarse a sus enemigos y buscar derribarlo lo más rápido posible para ponerse en marcha otra vez y que por culpa de ellas no se retrasara la caravana.

Podía parecer fácil, pero no lo era y requería que estén extremadamente atentos al combate para saber cuándo o no atacar o cuando o no disparan.

Puede que Aurora no pidiera perfección, pero en esta importante misión el grupo estaba obligada a dar lo mejor de ellos, aunque se agotaran.

Así que ahora en lo único que podían pensar eran en sus defectos, pero también como cubrir esos defectos.

Aprender estilos nuevos, agregar arma al arsenal y entrenar aún más para mejorar.

“Creo que ustedes son muy buena…” Comento una mujer miliciana con una mirada extraña y al ver que la observaban, declaro. “Bueno, si hablamos técnicamente por su experiencia y trabajo en equipo ustedes ya son verdaderos Rango B… Unos usuarios de habilidades expertos.”

Los refugiados que estaban escuchando su conversación asintieron para confirmar el comentario de la miliciana.

Para unos estudiantes que empezaron hace seis meses como Rango C o en caso de Clémentine Rango B inexpertos y sin experiencia, el desarrollo fue apresurado y excelente.

Lo que aprendieron de la Academia de Héroes se consolidó con las misiones diarias y al mismo tiempo se las empujo a un entrenamiento diario riguroso.

Ahora a pesar de que estaban en medio del bosque en un ambiente que era estresante de forma natural y que era demasiado pesado para que sea su primera misión, el grupo estaba enfrentándolo de la mejor forma.

Tanto en resistencia física o mental, así como seguir los movimientos de los expertos como eran los demás miembros de la caravana.

Llegar a convertirse en un Rango B se necesitaba entrenamiento y ellas lo habían logrado… Claro, entrar al Rango A era un poco más difícil y necesitan un poco de perspicacia o entendimiento.

Mientras pensaba eso, Clémentine frunció el ceño mirando su reloj holográfico que vibro.

A pesar de que la conexión con la red satelital tenía sus defectos dentro del bosque mágico por la densidad de energía mágica, gracias al centro de mando era posible conectarse a la red.

Lo que hizo posible enviar y recibir mensajes a la vez que usar internet.

Leslie ya lo había usado para informarle a sus padres de la situación y que estaba bien, tal como ellos habían pedido.

“¿Recuerdas cuando mi padre me envió una misión y termino siendo un desastre?” Pregunto Clémentine con un tono medio extraño.

“Si, lo recuerdo… Pensé que Aurora se enfadaría contigo. ¿Qué paso?” Pregunto Leslie con curiosidad.

“Al parecer el tipo que ‘rescatamos’ quiere amenazar a Aurora para que reduzca su pena y se desestime el caso.” Respondió Clémentine con una expresión temblorosa y luego murmuro. “Mi padre me envió esa información como disculpa por enviar una misión sin revisar la situación.”

La expresión de Leslie cambio de forma extraña.

Usar la fuerza para que se desestime el caso era algo que los ricos generalmente hacían y a veces funcionaba.

Después de todo, ellos actuaron como testigos y pedirle que den otro testimonio asegurando que en vez de ‘robar’ el huevo, lo ‘rescato’ era posible.

Solo que había un gran y enorme problema.

La única que dio un testimonio fue Aurora y nadie pidió más información para asegurar su declaración.

No importa cuánto Aurora en los sistemas de información apareciera como una joven estudiante de la academia, miembro de un grupo de mercenarios desconocido, ella no lo era.

Era alguien con poder en Zerzura y peor aún, alguien que se ocultaba pero que tenía contactos en los altos mandos de Zerzura tal como la Cardenal Brousseau.

Para Leslie ese hombre solo…

“Está cavando su propia tumba…” Murmuro Leslie y Clémentine no dudo en asentir varias veces.

“En quince minutos llegamos a ‘Gulu’, pronto instalaremos el campamento y dejaremos de viajar por hoy.”

El aviso de Andrés por el sistema de comunicación del camión resonó y los refugiados suspiraron aliviados al escuchar esas noticias.

******

Aurora observo como se estaban instalando las carpas en una pequeña área recientemente desforestada.

En ‘gulu’ solo quedaron dos o tres edificios en ruinas, pero eso era todo.

Y como era una carretera secundaria estaba todo cubierto por árboles y maleza, es por eso que Alice se encargó de los árboles mientras los camiones de ingenieros los movieron liberando una pequeña zona para instalar el campamento.

Ahora las carpas se estaban instalando una al lado de otras mientras que en un área aparte se instalaron los baños.

Algunos sacerdotes empezaron a sacar los artefactos que tenían el hechizo de limpieza para aquellos que lo querían usar.

Era imposible darse un baño en este lugar, pero con los artefactos de limpieza reducía la incomodidad del viaje.

Tanto para los refugiados como para ellos.

Esas pequeñas comodidades a la larga reducían el estrés del viaje en grandes proporciones.

Mirando como algunos curanderos revisaban a los refugiados que tenían algún malestar, Aurora se dirigió al vehículo de centro de mando.

“¿Jefa desplegamos los portales?” Pregunto Liam mientras se estiraba tras bajar el centro de mando.

“No, no ha habido heridos de gravedad o situaciones graves, así que es mejor no usarlos.” Respondió Aurora con un tono simple.

Podían usar el centro de teletransporte de emergencia para mover a algunas personas a Zerzura tal como lo hicieron en Nakuru, pero no era necesario.

Como la líder siempre le llegaban informes de los curanderos y sacerdotes que revisaban la situación junto a los milicianos.

A pesar de que algunos ancianos estaban cansados, no había demasiada preocupación.

Los jóvenes y niños se adaptaron rápido a detenerse cada cierto tiempo para las necesidades mientras que los demás estaban animados por estar cada vez más cerca de Zerzura.

Usar el teletransporte ahora para reducir un poco los números podría ser contraproducente en la unidad de la caravana y en la confianza que los refugiados tenia de ellos.

Era ligeramente cansador tener que controlar esas pequeñas circunstancias que podrían llevar a algo más grande, pero Aurora se había acostumbrado.

“Por cierto, lee lo que envié.” Ordeno Aurora enviando el documento que había recibido de Clémentine.

La mirada de Liam no cambio demasiado mientras lo leía.

“He estado encargándome de mantener la vigilancia para la misión ‘Asalto’, no le preste atención a esto.” Dijo Liam con un medio suspiro y mirando a Aurora, declaro. “Recopilare información y la enviare a las autoridades correspondientes. Estos casos son fáciles.”

“Si, no te preocupes. Solo te estaba informando para que no sea demasiado problemático después.” Respondió Aurora con un tono simple.

Era solo eso ‘problemático’.

Otras veces había sucedido que personas importantes en algunos países entraron al bosque mágico para obtener algunas bestias mágicas que estaban protegidas sin importarles las reglas de Zerzura y como ella siempre actuaba como el único testimonio, siempre había algunos que pensaban en hacer algo ilegal.

Había recibido sobornos y amenazas, pero siempre terminaban mal… Para los demás.

En primer lugar, que ella fuera el único testimonio no solo era para proteger a los estudiantes, sino que, porque las personas que buscaban hacer uso de medios ilegales en ella se daban cuenta de que solo, ella era la única que podía ser ‘intimidada’.

Claro, eso sucedía por que la información pública que podía ser encontrada y aquella información superficial no tenía importancia y era menor.

Agregando que Liam como encargado de su propia red de información en Zerzura se encargaba de ocultar todas sus acciones y ella no le gustaba hacer apariciones públicas dejando que solo el ‘título’ fuera conocido, termino como alguien insignificante.

Al final esta era una gran trampa para atraer idiotas.

“Bueno, esta es una buena disculpa. Tengo que admitirlo.” Comento Liam con un suspiro y mirando a Aurora, pregunto. “¿Crees que descubrió el trasfondo del grupo?”

Un grupo mercenarios que, a pesar de ser Rango B, realizaba misiones importantes y estaba conectada tanto al ejército como a la iglesia a nivel personal y laboral.

Si alguien descubría ese trasfondo y era lo suficiente inteligente se daría cuenta de que no era un simple grupo de mercenarios sin nombre y con eso como base podría descubrir aún más material importante si buscaba bien.

Después de todo la información se ocultaba en la superficie y si alguien era bueno podría encontrar información si buscaba profundamente.

Sin embargo…

“No, creo que esa fue una disculpa sincera para que no haya problemas con Clémentine… Después de todo estábamos en medio del bosque mágico.” Respondió Aurora con calma.

Había recordado a los estudiantes que informaran a sus padres o tutores sobre la misión que estaban por realizar.

Eran adultos era cierto, pero era bueno informarle sobre la situación.

Claro, no se preocuparon ya que en la misión se encontraba la Cardenal Brousseau y Akira dos Rangos S oficiales que seguramente las protegerían.

Para Aurora esa disculpa era una forma de demostrar su aprecio por cuidar a su hija y encargarse de ella durante esta peligrosa misión.

Ese informe contenía detalles para acusar e impedir que ese hombre que buscaba amenazarla saliera fácilmente… Tal vez esa información detallada fue por la que llego ahora.

“Bueno, eso no importa. Solo encárgate de entregar todo, no tengo ánimos para enfrentarme un ataque y más en estos días que vamos a estar ocupados.” Declaro Aurora con un tono serio y cansado.

Faltaban cerca de diez días para que los estudiantes terminaran las practicas, pero Aurora antes de volver a la academia necesitaba terminar con todo su trabajo y no necesitaba molestias menores.

Liam asintió sin darle demasiado problema y Aurora se retiró.

Revisando quienes iban a tomar la guardia esta noche y cuáles eran los horarios de cambios, Aurora asintió al ver los nombres.

A diferencia de ‘Jinja’ que habían terminado de eliminar a una horda y que el Zhar-Ptitsa había pasado logrando que muchas criaturas huyeran, aquí era posible que monstruos o criaturas se acercaran en la noche.

Era por eso que tenían que tener cuidado en la noche en donde gran cantidad de depredadores nocturnos se movían.

******

Miércoles 22 [05:24 a.m.].

“Dos monstruos de Rango C, perdidos al norte.” Informo Liam por el sistema de comunicación.

Érica y Nicole se miraron por un momento y luego…

“Por fin.” Murmuro Nicole bebiendo un brebaje que le permitía obtener temporalmente visión nocturna.

Érica sonrió ante el comentario de Nicole, pero estuvo de acuerdo con ella en secreto mientras también bebía ese brebaje.

La visión nocturna era bastante útil cuando estaban en el bosque mágico en el que la luz de la luna no atravesaba las copas de los árboles.

Como el dúo era un pequeño grupo de patrulla se movieron en solitario mientras lo acompañaba dos drones exploradores de Liam.

Ambas activaron sus barreras en caso de emergencia y con Nicole a la cabeza atravesaron el bosque mágico.

Los arboles eran ligeramente altos, pero eran muchos y la maleza crecía en su base, lo que hizo difícil caminar directamente.

Es por eso que Nicole creo plataformas mientras Érica flotaba.

Tras caminar unas decenas de metros hacia el norte siguiendo las instrucciones de Liam, se encontraron con dos monstruos de tipo canino.

Esas criaturas no habían llegado hasta el punto de haber mutado, solo fueron afectados por el Caos.

“GRRr…”

Aun así, perdieron la razón y apenas notaron el dúo gruñeron para atacar.

Nicole reforzó su cuerpo con energía mágica y golpeo a unos de los caninos quebrando su mandíbula por su fuerza tras el golpe, en cuanto al otro una flecha de hielo golpeo su abdomen y no le permitió atacar.

Sin embargo, estas criaturas afectadas por el Caos no cedieron de forma tan simple y se levantaron a pesar de que uno tenía toda su mandíbula quebrada y el otro se estaba desangrando.

“Esto es todo…” Murmuro Érica lanzando dos flechas de hielo a cada criatura atravesando su cabeza y derribándolas de inmediato.

El bosque volvió a quedar en silencio cuando las criaturas murieron.

“Esto fue demasiado fácil. Es una lástima.” Comento Nicole decepcionada.

Sabía que era malo si las criaturas se acercaban al campamento, pero ella quería luchar para tratar de mejorar sus técnicas de combate y sus posibilidades en la guardia de noche eran escasas debido a que no eran los únicos en guardia.

A diferencia de los psiónicos o magos que podían meditar y entrenar para aumentar su energía mágica o psiónica, una luchadora como ella necesitaba practica de combate.

Érica estaba por bromear sobre que el ‘deseo’ de combate de Nicole estaba despertando, cuando pisadas rápidas que provenían del norte fueron escuchadas.

“¿Escuchas eso?” Pregunto Érica y al momento siguiente la voz de Liam sonó en sus oídos.

“Se identificó diez criaturas de alta energía mágica llegando desde el norte. Posibles Rangos A. No tengo más información.” Informo Liam por el canal de seguridad.

“Comprendido…”

“Comprendido…”

“Comprendido…”

“Comprendido…”

Ante la rápida aceptación el espacio se distorsionó y Liam apareció desplegando cinco drones que empezaron a rodearlo.

A su espalda llegaron usando el brazalete los cuatro miembros que estaban de guardia hoy a la noche.

La capitana Sadiya, Oscar, Santiago y Shao Ya como la curandera del grupo.

“Ya he enviado el mensaje de advertencia a los demás para prepararse.” Dijo Liam mientras que un dron empezaba a cambiar en una forma de escudo creando una gran barrera que cubrió al grupo.

Otros dos drones empezaron a cambiar a modo de combate cuerpo a cuerpo dejando ver afiladas cuchillas.

Todo eso mientras observaba los puntos de alta densidad mágica en la proyección de su reloj holográfico.

Algunos otros drones exploradores se movieron a alta velocidad para verificar la identidad de esas criaturas, pero la expresión de Liam cambio cuando lo noto.

“¿Eso son Leones Alados?” Pregunto la Capitana Sadiya con un fruncir de ceño.

Los leones alados se movieron aún más rápido cuando notaron los drones, pero su dirección fue su posición.

No estaban volando, sino que habían apegado sus alas a su cuerpo y estaban corriendo por el bosque, pero reduciendo su presencia con algunos artefactos.

En menos de medio minuto, los ‘Guardias de la Reina’ aparecieran al frente de ellos.

“Vengo a advertir a la ‘Protectora de Zerzura’.” Declaro el león alado de mayor tamaño que llevaba un casco.

Hubo un momento de silencio y antes de que Liam pudiera, responder Aurora descendió del cielo llevando su traje de combate.

No tenía un brazalete para teletransportarse, pero había usado la capacidad de movimiento de su traje de combate.

La expresión del León Alado se relajó al reconocer a Aurora y sin dudarlo, declaro. “Su grupo se dirige a una emboscada de un poderoso enemigo.”

Los estudiantes quedaron completamente aturdidos, pero la mirada de Aurora se hizo más profunda de inmediato.

 

***Nota del autor:

Ayer se me corto el internet, asi que aqui esta el capitulo de ayer. A la noche como siempre subire el otro. !No se olviden dejar sus comentarios!

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.