Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 91: Detalles.

Capítulo 91: Detalles.

Andrés se estiró mientras abandonaba el portal.

“Gracias por acompañarme.” Dijo Clémentine con una media sonrisa, como si le faltara energía.

“Está bien, necesitaba hacer una misión de este tipo para relajarme…” Respondió Andrés con calma y creando un portal al frente suyo, pregunto. “Iré a desayunar, ¿vienes?”

Andrés se había levantado temprano y como no podía quedarse dormido, acompaño a Clémentine que estaba en un estado similar, a realizar una misión de limpieza de un nido de criaturas.

Cuando Clémentine asintió, ambos atravesaron el portal y llegaron a la sala.

Mirando por la ventana notaron que faltaba una hora para que amaneciera y ambos suspiraron y se dirigieron al comedor.

Cuando llegaron se encontraron con Nicole trayendo su desayuno.

“¿Hiciste ejercicio?” Pregunto Clémentine con curiosidad al notar la ropa que Nicole llevaba.

“Si, recién llego de correr.” Respondió Nicole sentándose con calma y mirando al dúo, pregunto. “¿Ustedes llegan de hacer una misión?”

“Limpieza de una guarida de Lycaons…” Comento Andrés y tras preguntarle a Clémentine lo que quería, se dirigió a la cocina.

Este edificio todo estaba ‘mecanizado’, así que no realizaban tanto trabajo cuando querían desayunar o comer.

Solo tenían que pedir a los drones y estos usaban los diferentes aparatos electrónicos para hacer su comida.

Esta vez Andrés preparo su desayuno por sí mismo mientras miraba como estaba por amanecer.

Luego de terminar trajo el café de Clémentine y sus tostadas, sentándose con su desayuno en la mesa.

El trío comió en silencio pensando en lo de ayer.

¡La misión ‘Asalto’ se trataba de encargarse del General Kavuri!

Encargarse de un individuo que tenía un pequeño ejército bajo su mando con milicianos de Rangos A… Sin duda nunca hubieran pensado que venir al grupo de mercenarios realizarían este tipo de misiones.

Ahora se enfrentaban a la decisión… Una decisión que ya había sido tomado en la misión ‘Arca’.

Era imposible mentirse a ellos mismos.

Eran héroes y si bien esta nueva misión había sobrepasado por mucho su capacidad, era una oportunidad para intervenir… Y cambiar las cosas.

Las fuerzas del General Kavuri en la Ciudad Nakuru actuaron como psicópatas y todos se sintieron imponentes ante sus acciones sin poder hacer nada.

Esta misión era diferente.

Por muy pequeña que sea su ayuda, cambiarían algo.

Aun así…

“Alice me asusto…” Murmuro Nicole en voz baja y cuando la miraron, dio una sonrisita tímida y explico. “Mi padre es un antiguo jugador de Terra nova, pero no despertó ninguna habilidad innata o el uso de la magia… Sabe luchar, pero no es un usuario de habilidad… Mi familia es ‘común’.”

Andrés suspiro al escuchar esas palabras.

“Soy igual… Mi familia es normal en todo sentido, no saben luchar o tienen alguna habilidad…” Comento Andrés agitando su cabeza.

Era cierto que una gran cantidad de personas a nivel mundial jugaron a ‘Terra nova’ cuando no sabían que viajaban a otro mundo con esa máquina, sin embargo, eso no significaba que todos fueran expertos marciales.

En ese momento ese ‘juego’ tenía posibilidades infinitas y las personas que entraban a veces disfrutaban siendo granjeros, comerciantes, pintores, escultores o miles de otra forma de ‘jugar’.

Matando criaturas podían subir de nivel, pero era un ‘juego’ tan realista y diverso que para los jugadores de ese momento ser un mago o un luchador no era la única forma de ‘jugar’.

Así que siempre se podían encontrar familias que eran completamente ‘normales’ a pesar de ser jugadores y otras familias que eran jugadores ‘fuertes’, pero en realidad nunca despertaron ningún poder o ‘habilidad’.

No tenían la seguridad necesaria para proteger a sus familias… Y era difícil preguntarse si ellos mismos podían protegerse.

“Por mi parte creo que hay que estar preparado para más cosas… No sé cómo es, pero… Están realizando un ritual y dependiendo de para cual entidad sea, entonces nos encontraremos con situaciones horribles.” Dijo Clémentine con un tono pesado.

Había bastantes dioses para realizar rituales, pero muy poco de ellos respondían.

Aun así, cada uno de esas entidades eran aterradores y sumamente peligrosas.

Los rituales eran diferentes con respecto a los dioses que estaban dirigidas, pero si usaban humanos entonces significaba que sería muy atroz.

¿Cómo podrían prepararse para esa situación?

“Las situaciones siempre son difíciles.” Dijo una voz y cuando miraron, Shao Ya entro y al ver al grupo, agrego. “Perdón escuche su conversación.”

Era una acogedora sonrisa de disculpa, pero el grupo podía ver que no se disculpaba sinceramente.

Había una razón para ello y era…

“En el futuro serán héroes y ustedes se encontrarán situaciones aún más complicadas… Tal vez en un momento estén en una situación que tengan que priorizar la misión en vez de vidas inocentes o pueden encontrarse en situaciones con jefes que sacrifican subordinados por un ‘bien mayor’.” Comento Shao Ya con un tono pesado, pero a la vez buscando ayudarlos.

¿Esas situaciones que parecían casi inhumanas sucedían?

La respuesta era más simple de lo que uno podría pensar.

Esas situaciones sucedieron antes del ‘Gran Cataclismo’ y después de este… Esa era la realidad, una que no cambio no importa en qué situaciones se encontraban.

A veces esas acciones crueles salvaron a las personas de un final aún peor y otras veces solo fueron errores estrepitosos cuya consecuencia fueron vidas.

“No lo han vivido, es por eso que tal vez no lo entiendan.” Agrego Shao Ya con una sonrisa a media.

Escucharlo de alguien más era muy diferente a vivirlo en carne propia.

Ahora podían hablar de que harían en tal situación, pero en ese momento cuando todo se decida, será el momento en que sus verdaderos pensamientos saldrán a la luz.

Aun así…

“Aurora siempre prioriza las vidas inocentes.” Declaro Shao Ya con un tono simple pero animado.

Ese era el punto vital.

Era cierto que ahora no conocían en donde estaban los rehenes y era difícil averiguarlo, pero si se ponían en la balanza la vida de inocentes y terminar la misión, Aurora siempre priorizaba la primera.

“Es cierto que podrían ocurrir cosas inesperadas y Alice trata de que acepten esas posibilidades y se preparen para ella, pero es inútil preocuparse sobre ello. Ya sea si aceptan o no, estarán seguros y la misión se realizará.” Agrego Shao Ya antes de irse a la cocina.

Ellos no eran necesarios… Era una verdad sincera que parecía cruel pero no lo era.

La misión se realizaría de todas formas, los preparativos fueron hechos para realizar esa misión con éxito y prepararse para la peor de las posibilidades.

Que Akira y su grupo estuviera presente demostraba lo serio que estaban actuando.

Para algunos llevar a unos ‘novatos’ como los estudiantes podrían ser contraproducente, pero Aurora también se había preparado para esas situaciones y había asumido los peligros que conllevaba.

Las posibilidades siempre existen, ellos debían asumir los riesgos y decidir lo que harían.

******

Aurora observo la proyección de los estudiantes escuchando toda la información clasificada de la misión ‘Asalto’ y los preparativos para su seguridad.

Una misión secreta en el que estaban presentes los altos mandos de toda Zerzura.

Desde el ejército, la iglesia y la misma Empresa Apicius.

La misión ‘Asalto’ era más grande que su pequeño grupo y ellos realizaban una pequeña parte de esa misión.

Ellos solo asaltaban la mansión y detenían al General Kavuri, pero quienes se encargaban del ‘Terror Somalí’ era el mismísimo General McLean, un famoso Rango SS de Zerzura.

Claro, acompañado se encontraba el Coronel Makeba y otros Coroneles de Rango S que protegen Zerzura.

Había señores de la guerra presentes en la actualidad.

El Rey de Madagascar Ronald Einhorn, era un antiguo señor de la guerra.

En Sudáfrica algunos antiguos Señores de la Guerra se unieron para mantener ese estado.

Al oeste de Zerzura en el África Occidental se encontraba la República de África Occidental que, a pesar de tener un sistema democrático, los gremios de aventureros, mercenarios y señores de la guerra tienen el poder.

En Somalia se encontraba el ‘Pirata Somalí’ un lunático que le gustaba salir al mar en barcos mágicos para cazar bestias mágicas manteniendo el Océano Indico limpio y bajo su control.

Cada uno de ellos eran Rangos SS y los únicos de ese rango que quedaron en áfrica tras la llegada de Zerzura.

Esta no era la primera misión de ‘Asalto’ de Aurora… Y tampoco de toda Zerzura.

La Ciudad Zerzura actuaba como potencia regional para mantener el orden, interviniendo en situaciones que creyera conveniente.

Esta clase de situación lo era…

El General Kavuri realizaba rituales a entidades desconocidas y el ‘Terror Somalí’ lo apoyaba mientras creaba una guerra innecesaria, trayendo caos a la zona.

A nivel económico los gremios y otras empresas en Kenia tienen perdidas cada día, incluyendo a la misma Empresa Apicius.

A nivel político ayudar al Señor de Mombasa para estabilizar la zona en su control, sería considerado como un movimiento astuto que traería beneficios a Zerzura.

En cuestion de moralidad, la Iglesia del Tiempo y el Espacio a pesar de su neutralidad, no se puede quedar quieta mientras se realizan rituales crueles e inhumanos.

Era cierto que en otras regiones más alejadas pequeños señores de la guerra luchaban entre sí, pero nadie actuaba a esta escala.

El conflicto había empezado unas semanas después de que Aurora entrara a la academia de vacaciones, la guerra que estaba por acercarse fue la razón por la que su madre y Alice la llevaron a la Ciudad Atlántida casi de forma obligatoria.

Alejarla de un conflicto innecesario que podrían llevar su estado mental para peor…

Pero eso era antes, Aurora estaba preparada para encargarse de su tarea de ayudar y de seguir adelante.

No importa si fue hace cinco años o cuando era una jovencita que se encargaba de eliminar criaturas por su cuenta, Aurora cargaría con su misión y su objetivo.

Nadie la obligaba a ayudar, pero aquí estaba.

Aurora miro a los estudiantes.

Eso era lo que busco en la academia para distraerse.

Tal vez no podría contratarlos, ya que cada uno tenía sus propios objetivos y deberes, pero para Aurora era suficiente que uno de ellos creara unos valores parecidos a los de ella.

Hacerlo por dinero, fama o por gratitud… No importaba, lo importante era que ellos ayudaran y usaron sus habilidades con ese objetivo en mente.

Tal como hacia Akira en áfrica y seguramente como lo hacen los pocos estudiantes que estuvieron bajo su cuidado.

Golpeando su escritorio de forma pensante, Aurora miro a su glotona amiga.

“Liam está investigando, pero es imposible encontrar a los rehenes que se usaran para el sacrificio por culpa de las acciones de la fuerza del General Kavuri…” Murmuro Aurora con un suspiro agotado.

Descubrir cuáles eran los rehenes raptados por el General Kavuri o por sus tropas era una tarea imposible para ella.

Sucedían demasiado cosas al mismo tiempo y Aurora hace mucho tiempo dejo de sentirse mal por situaciones que sucedían lejos de ella y las cuales no podía intervenir.

Ahora tenía su trabajo y necesitaba concentrarse en esa tarea.

“Los estudiantes ya han estado entrenando con el grupo de Akira, pero hoy a la tarde los enviare al ejército para que entrenen con el ejército.” Dijo Aurora tras pensarlo detenidamente.

Cada vez que tenían tiempo el grupo de Akira entrenaba con los estudiantes, ayudándolo a mejorar sus habilidades de combate contra humanos.

Aun así, un entrenamiento diferente los ayudaría.

Tal vez no van a mejorar muy rápido, pero si aprenderían algunas que otras pequeñas cosas que tal vez podría serle de ayuda cuando realicen la misión.

“Me encargare de enseñarle a no dudar.” Dijo Alice con una tenue sonrisa.

Era bastante encantadora su sonrisa, sin embargo, Aurora entendía a lo que se refería.

Los métodos de Alice, eran demasiado excesivos y exagerados.

Hizo que Akira pasara por un infierno… Y ahora termino teniendo una rivalidad con ella, que era muy posible que viniera del miedo profundo.

Aun así, era muy eficaz.

“Le pediré a la Cardenal Brousseau que te preste el área de entrenamiento de la iglesia…” Dijo Aurora pensándolo con calma.

Había bastante trabajo para hacer y todos estarían ocupados.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.