Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 142: Nuevo proyecto.

Capítulo 142: Nuevo proyecto.

Cuando Aurora entro a la sala de su hogar en Zerzura, lo primero que noto fue a Cithrel mirando su reloj holográfico.

Estaba muy cómoda en este lugar y se había adaptado completamente.

“¿Cansada?” Pregunto Cithrel y levantándose con una sonrisa la trajo al sofá y mientras lanzaba unos hechizos.

Aurora sintió su cuerpo relajado y fresco lo que fue agradable, ya que Zerzura siempre era calurosa.

“Gracias…” Murmuro Aurora, pero sus labios temblaron cuando vio que Cithrel iba a la cocina para traerla una bebida.

Parecía una adorable esposa que complacía a su marido y aliviaba el cansancio de su duro trabajo con cariño y a atención… Ese sentimiento era fuerte lo que la hizo poner nerviosa.

Ya que sentía que la otra parte era el ‘esposo’…

“¿Y los demás?” Pregunto Aurora dándose cuenta de que no había nadie presente.

Había invitado a los estudiantes para que vinieran a descansar y disfrutaran este fin de semana en unas agradables vacaciones.

No tenían que pagar un hotel porque podían quedarse en el edificio y podían entrenar o relajarse en este lugar, disfrutando visitar Zerzura.

Lamentablemente…

“Se fueron a hacer algunas misiones ‘diarias’ como ellos lo llamaron. Venali y Alice lo acompañaron.” Informo Cithrel con una sonrisa entretenida.

Seguían teniendo prioridad a la hora de las misiones así que, si algo sucedía, ellos podían aceptar la misión antes de que se la dieran a otro.

Lo que llevo a que hubiera muchas misiones para hacer y muy variadas entre ellas.

Lo problemático era que ellos en vez de disfrutar este fin de semana tratando de relajarse por la tan cansadora semana anterior se fueron a hacer misiones.

Aurora solo pudo suspirar sin saber qué hacer.

Le gustaba su entusiasmo y tenía que admitir que era agradable verlos de esta forma, pero…

“Creo que se deben relajar un poco.” Murmuro Aurora con un suspiro.

La expresión de Cithrel tembló y señalo. “Cariño, tú no eres la indicada para decir eso.”

“Desde que has llegado casi siempre has estado fuera y cuando llegas también realizas este tipo de misiones, descansando lo mínimo o casi no descansando.”

Su ‘cariño’ tan meloso hizo que Aurora temblara, pero ella no supo cómo responder a sus palabras posteriores.

No podía negarlo, ya que había estado trabajando aquí en Zerzura.

Desde revisar los protocolos de seguridad, informándose de lo que ocurría en Kenia con el Señor de Mombasa o simplemente comunicándose con el ejército para no quedarse al margen de la situación cuando ocurriera algo.

No tenía un papel importante o decisivo sobre muchas decisiones, pero de vez en cuando le pedían su opinión.

Así que, en vez de responder, Aurora solo se dejó caer en el sofá.

La academia era agradable, ya que era relajante, y si bien sabía que tenía que cuidar a Cithrel no podía negar que miraba la situación como una ‘vacaciones’.

Claro, seguía entrenando con sus maestros, pero más allá de eso no es como si tuviera mucho trabajo.

Cithrel solo se sentó a su lado y proyecto los puestos del torneo para comentarlo con Aurora.

Alice, Clémentine, Gregorio, Rachael y un estudiante de tercer año que quedo en el torneo ocupaban los puestos para el Rango A.

Oliver como había ascendido de rango no pudo ocupar un puesto.

Todos aquellos que esperaban obtener un puesto para el torneo internacional miraban a ese joven estudiante que se había hecho con un puesto.

Aurora no conocía su nombre, pero había visto que se había enfrentado a Clémentine y había perdido.

En los puestos de Rango B, dejaron a todos aquellos estudiantes que ocuparon los primeros diez puestos.

Siendo Jordán, Nicole, Frank, Alexey, Cristian los cinco primeros.

Entre ellos estaba Dalia que logro llegar a los diez primeros y otros estudiantes que Aurora no reconocía.

Por lo que había escuchado muchos estaban afilando sus garras para hacerse un puesto entre esos individuos.

Sería un desastre, ya que no había equilibrio y cualquiera retaba a cualquiera, seguramente los demás buscarían el objetivo más ‘débil’.

Claro, era dudoso si entre ellos había alguien ‘débil’ porque había logrado obtener su puesto entre cientos de estudiantes, pero ese pensamiento sería normal.

“¿Participarás? Puedes robarte un puesto de Rango A si deseas.” Señalo Cithrel y con una sonrisa enigmática, agrego. “O tal vez más.”

Estaba señalando que tal vez podía ser como su glotona amiga que era más fuerte de lo que parecía.

Aurora la miro y dio una sonrisa misteriosa, pero la verdad no tenía intenciones de competir.

“Me quedaré para protegerte.” Respondió Aurora, pero Cithrel sonrió de inmediato.

“En ese caso tendríamos que ir a Sudamérica, ya que quiero ver el torneo directamente. Me he inscripto como el equipo de apoyo para curadores mientras que Venali ha entrado como entrenador.” Informo Cithrel con una tenue sonrisa.

Aurora se sorprendió debido a que no le había informado de eso.

“No lo dije antes porque tenía que encargarme de tus jefes.” Preciso Cithrel al darse cuenta de su sorpresa y con una sonrisa, explico. “Ya he hablado con Urfin para que no diera problemas. Este no es un viaje diplomático, sino que uno estudiantil, así que creo que no habrá problemas con las autoridades sudamericanas.”

No es como si tuviera que pedir permiso, pero se había encargado de informar a Urfin debido a que sería problemático si ella se iba de repente a otro lugar.

Es más, por lo general Aurora informaba cuando venía a Zerzura o cuando se iba a otro país.

Era parte de su trabajo así que se lo tomaba con seriedad.

Aurora asintió cómodamente.

“¿Viene bien para ti?” Pregunto Cithrel y con una expresión extraña, comento. “Pensé que irías por Alice, pero si deseas podemos cambiar las cosas.”

Estaba siendo amable al ver su falta de entusiasmo por esa decisión, pero se estaba equivocando en un punto importante.

“Estoy en la academia por ti, así que no tengo problemas con tus decisiones. Mi trabajo es protegerte o al menos cuidarte.” Respondió Aurora y dándole una sonrisa agradable, agrego. “Ya es demasiado amable que me dejes hacer mi trabajo y venir a Zerzura conmigo.”

Cithrel era su objetivo para proteger, pero si se lo miraba de otra manera también era su jefa.

A pesar de que fue Urfin quien la contrato, al final Cithrel que era la jefa del jefe de Urfin tenía la decisión final.

Cuando uno pensaba en eso, que la dejara tomarse un tiempo para venir a Zerzura y que la dejara realizar su trabajo ya era excesivo.

La línea de trabajo y amistad se difuminaron hasta un nivel que era difícil saber si en realidad al estar a su lado era para protegerla o solo divertirse.

Eso sucedía mucho cuando salían a hacer turismo de vez en cuando.

Es por esa razón que Aurora sabía que Cithrel ya estaba siendo muy amable al dejarla que pudiera dedicarse a otra cosa, que la acompañara hoy aquí solo era una pequeña muestra de ello.

Cithrel dio una honesta y agradable sonrisa, pero Aurora noto como sus orejas largas se agitaban y sus ojos empezaran a brillar muy animada.

¿El galante caballero estaba despertando?

Esa pregunta vino a la mente de Aurora y cuando noto que Liam entro a la sala, lo detuvo antes de que huyera.

“¿Necesitas algo?” Pregunto Aurora con una expresión de una seria trabajadora.

Por romper el ambiente Liam recibió una mirada peligrosa de Cithrel.

“Si, necesito hablar un momento con usted jefa.” Respondió Liam con un tono serio como la de un trabajador profesional y dedicado.

Aurora le dio un pulgar en alto y huyo rápidamente de Cithrel.

Esa princesa no era de mostrar su lado galante delante de otros, la razón no era vergüenza o timidez, sino que era considerada con la misma Aurora que se avergonzaba con facilidad en público.

Cuando llegaron a la sala de reuniones, Aurora miro a Liam.

“He estado llevando un proyecto.” Dijo Liam de entrada y paso un informe por su reloj holográfico.

Era un resumen bastante corto de lo que estaba haciendo Liam estos días.

En estos tiempos en donde los portales abismales se acercaban y ya había rastros de ellos como en Japón, la unión era vital.

Liam había reunido a un grupo de personas que dirigían sus propias redes de información en toda áfrica, el grupo era pequeño por ahora, pero se buscaba que creciera.

Su objetivo es mantener una alianza para obtener toda la información posible de todas partes de este continente.

“Ya he tenido contacto con ellos antes y son personas confiables. Son de esos tipos que no venden información nuestra y nos avisan cuando alguien busca de nosotros.” Informo Liam y mirando a Aurora, explico. “Con ellos a nuestro lado, tendremos mayores posibilidades para descubrir lo que ocurre en otras partes de áfrica y no estaremos a ciega.”

Aurora asintió.

En el negocio de la información siempre había individuos que trabajaban por dinero y no tenían códigos entre ellos.

Liam era alguien que tenía códigos y le gustaba relacionarse con esa clase de personas, así que era normal que conociera a otros individuos en diferentes partes del mundo.

Siendo áfrica donde tenía sus mayores socios.

Sin embargo, Aurora dudo un momento y pregunto. “¿Y Zerzura?”

Estaban conectados a la red de Zerzura, eso significaba que todo lo que descubriera Zerzura, el ejército, la Empresa Apicius o la iglesia les llegaría a ellos.

“Seguiremos con ellos, pero somos diferentes. La iglesia usa sus creyentes, el ejército sus contactos con milicianos y la empresa Apicius su dinero para obtener información, pero todavía queda algo sin descubrir.” Dijo Liam y con una sonrisa, señalo. “El bajo mundo.”

El lado de la sociedad donde pandilleros, mafias y criminales actuaban en secreto.

Ese lado era difícil de descubrir por si solo y era problemático, ya que ellos se enfrentaban en la ‘oscuridad’ a sus enemigos.

A diferencia de los demonios, sectas y cultos demoniacos esas organizaciones eran la norma antes del ‘Gran Cataclismo’ y a pesar de que con el tiempo su influencia disminuyo seguían activas.

Algunos pensaban que para descubrir ese lado tenían que estar en ese lado… Algo que la iglesia o Zerzura en general no podía lograr.

“Mi objetivo es formar una gran red de información que abarque toda áfrica.” Anuncio Liam con una sonrisa animada.

“Bastante ambicioso…” Murmuro Aurora y sin darle importancia, pregunto. “¿Necesitas que aumente tu presupuesto? No estamos haciendo misiones, pero puedo dirigir algo de dinero a tu nuevo proyecto.”

Era cierto que la mayoría de las misiones que realizaban no obtenían ganancias, pero también era cierto que misiones como la que hizo en Japón, obtenía buena ganancia.

Agregando los ingresos de los terrenos inmobiliarios esparcidos por Zerzura su ingreso siempre era alto… Y ni hablar de sus otras fuentes de ingreso.

En primer lugar, obtener dinero para ella no era muy difícil, siempre que deseara podía dirigirse al bosque mágico y traer ingredientes raros para aumentar su riqueza o solo cazar enemigos.

Invertir en una red de información seria pesado y gastaría una gran cantidad de dinero, pero valdría la pena.

“El dinero no importa, ya he hablado con la Empresa Apicius que le interesa estar informado de esta situación y su inversión fue jugosa…” Dijo Liam con ojos brillantes y tosiendo al darse cuenta de su cambio expresión, preciso. “Lo que deseo de usted jefa. Es su palabra.”

Aurora lo miro detenidamente, ya que había cambiado a la forma que se refería a ella.

Sabía que la empresa Apicius invertiría debido a que ellos podían hacer uso de esa red a nivel empresarial, pero que buscara su palabra significaba bastante para Aurora.

“La Empresa Apicius solo parece una empresa que busca beneficio. Se la ha visto cuando atrae a otros gremios a su lado con dinero, pero lo que ellos quieren es seguridad.” Dijo Liam y con una expresión seria, declaro. “La seguridad que solo la ‘Protectora de Zerzura’ puede brindar.”

Sin detenerse ante su fruncir de ceño, Liam continuo rápidamente.

“Su apoyo les permitirá que ellos se sientan seguro cuando les suceda algo. Eso desean, que la ‘Protectora de Zerzura’ sea su apoyo y pilar permitiéndole su ayuda cuando ellos estén en problemas.” Explico Liam con calma.

Él mismo era un Rango S, pero el título de ‘Protectora de Zerzura’ significaba más de lo que parecía.

No solo era porque atrás de la ‘Protectora de Zerzura’ se encontraba la misma Zerzura, sino que debido a sus contactos en otras áreas.

Desde el bosque mágico o al frente de señores de la guerra, su título tenía poder y autoridad.

Eso ocurría cuando alguien era capaz de adentrarse al bosque mágico sin miedo o en ‘secreto’ eliminaba señores de la guerra que creaban problemas.

El hecho de que salga a proteger refugiados era una fuente de confianza de que iría por ellos si necesitaban ayuda.

“Bien, lo haré. Pero sabes nuestros ideales, no quiero ir a ayudar a alguien para terminar encontrándome con una situación desagradable.” Respondió Aurora con un tono simple.

Su aceptación fue rápida y su comentario solo fue un recordatorio casual.

Si alguien de la red de información estaba en problemas, pero esos problemas fueron causados por vender información de bestias mágicas aliadas, a Aurora no le importaría informar a dichas bestias.

Es más, seguramente sería la primera que estaría a su lado.

Eso limitaría el área con el que trabajarían esas redes de información, pero al mismo tiempo abría puertas para que otros individuos trabajaran con ellos.

Desde Zerzura, la Empresa Apicius, la Iglesia, el ejército, los aventureros o mercenarios… El número de personas que confianza en las ‘Protectoras de Zerzura’ era demasiado grande.

Eso significaba que sería un gran negocio.

“Perfecto, mañana realizaré una reunión. No hay nada mejor que verla a usted para que confíen en sus palabras.” Respondió Liam con un tono de un trabajador profesional y respetuoso.

Aurora solo agito su cabeza y se alejó.

Ignoro que con este proyecto Liam estaba afianzando su poder en secreto y extendiendo sus garras a otros lados para aumentar la fuerza de su red de información.

Para Aurora ese era un tema insignificante.

Al obtener aliados en otras áreas donde los ojos de Zerzura no llegaban, les permitiría afianzar la seguridad cuando los portales abismales aparecieran.

Incluso si algunos gremios corruptos intentaran hacerse con el control de un portal abismal, con esos nuevos ojos ella lo descubriría y luego intervendría si eso pone en peligro a vidas inocentes.

Era cierto que no tenía la posibilidad de realizar esa misión en otros continentes, pero en áfrica al igual que los lunáticos, ella tenía la capacidad de moverse como deseara.

—Si Liam afianza su posición, tú estás extendiendo tu influencia.

Señalo el sistema que por lo general era silencioso.

Aurora no pudo decir nada ante ese texto en su mente.

Después de todo, los preparativos para lidiar con los portales abismales no solo incluían a Zerzura, sino que a toda áfrica.

Y ella era un punto importante en ese gran proyecto.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.