Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 139: Turno.

Capítulo 139: Turno.

“Bendiciones de dioses… Como ustedes pueden haber escuchado hay algunas personas que son ‘bendecidas’ por dioses, dependiendo de la ‘autoridad’ de ese dios, dicha persona tiene una mejora en un área determinada.” Comento la Profesora Santulli y dando una sonrisa, explico. “Por ejemplo, el Dios del Tiempo y el Espacio seguramente si da su bendición lograría que dicha persona tenga un mayor control sobre el ‘espacio’ o ‘tiempo’. Un dios de la espada puede mejorar la capacidad de una persona en el manejo de su espada.”

“Claro, algunas veces la bendición no tiene que ver con algún elemento. Por ejemplo, el mismo Dios del Tiempo y el Espacio a pesar de que no tiene tantos ‘títulos’ y ‘autoridades’ puede darle una bendición relacionada con el tiempo. No se ha visto, pero los teólogos dicen que es posible que pudiera permitir ver el futuro como algunos psiónicos o simplemente ver el pasado o como ‘Dios del Destino’ tener buena suerte.” Explico la Profesora Santulli y al ver que los pocos estudiantes estaban interesados, señalo. “Pero ser ‘bendecido’ significa tener una conexión con ese dios y por lo general llevar su mandato o aceptar su influencia.”

“Un ejemplo sería la Diosa del Orden que tal vez influya en el ‘bendito’ para que lleve a cabo tareas relacionado con el ‘Orden’.” Agrego la Profesora Santulli.

Un dios del fuego podía darle afinidad al fuego, pero también podía relacionar con cosas más allá del ‘fuego’, la bendición no solo puede ser simplemente darle ‘afinidad’ al fuego, sino que también se puede demostrar con otras cosas.

En ese sentido una bendición que empuje a una persona a encender las ‘llamas’ de su vitalidad y obtener un ‘subidón’ de fuerza también era posible.

Era al igual que otros dioses, la Diosa de la Luna del Imperio Lunar de Terra nova tenía la capacidad de aumentar la fuerza durante la noche, cierta capacidad sobre las criaturas ‘nocturnas’ y ‘purificación’ relacionado con la ‘luz de la luna’.

También como posee el título de ‘Diosa de la Noche’ tiene cierta capacidad sobre el ‘descanso’ y la ‘oscuridad’.

En Terra nova estudiar a los dioses, sus títulos y sus capacidades era importante y estaba permitido.

La teología era una disciplina muy importante en un mundo donde esos dioses existían, incluso para los no creyentes.

Estudiar a las existencias de gran poder como ellos, le permitiría entender la capacidad sobre las personas.

“Tiene que tener en cuenta de que hay una diferencia de aquellos que fueron ‘bendecidos’ con aquellos que son ‘Santos’… Los primeros reciben un aumento en su fuerza según cada dios, mientras que los segundos están conectados a dicho dios, siendo posible que suceda la ‘Posesión’ o el ‘Descenso’.” Agrego Alice sin poder resistirse.

¿Si existen dioses ellos pueden descender a este mundo terrenal?

Era una pregunta frecuente entre los teólogos y la historia lo ha demostrado que sí, es posible.

En Terra nova se conocen historias sobre descensos de dioses, es más muchos antiguos jugadores de gran importancia conocieron a poderosos dioses, en su momento.

Claro, era conocido que algunos dioses tenían ‘reglas’ a la hora de interferir con los ‘mortales’, es por eso que estaban los ‘Santos’.

Que eran los individuos que podían trasmitir los designios de sus dioses, ser el cuerpo para que un dios ‘descienda’ o simplemente ‘posea’ por un momento.

“Exacto, pero no te me adelantes en las próximas clases llegaremos a ese punto.” Señalo la Profesora Santulli y con una sonrisa, agrego. “La tierra todavía no tiene ningún ‘Santo’ o al menos si los hay, están ocultos por las iglesias o ellos mismo lo ocultan. De todas formas, en la tierra no ha ocurrido ningún ‘descenso’ o ‘posesión’ y espero que siga de esa forma.”

Aurora pudo entender las últimas palabras de la Profesora Santulli.

Una situación que requiera que un dios descienda o ‘posea’ a una persona, no sería para nada agradable.

Agregando que todos los dioses podían realizar esas acciones, no sería para nada agradable pensar en lo problemático que sería si algún dios malvado lo intentaba.

“Ya es hora, esto es todo por hoy. Sé que ya está por terminar la semana y algunos de ustedes tienen batallas. También entiendo que la semana siguiente tienen los combates para retar por un puesto para el torneo internacional, pero si tienen tiempo no se olviden asistir a la clase.” Declaro la Profesora Santulli y con una risa entretenida, comento. “Puede que lo que aprendan aquí nunca suceda en toda su vida, pero tener ese conocimiento es importante.”

Alice asintió seguido ante el comentario de la profesora.

Se notaba que disfrutaba la clase de teología, era impresionante, ya que en otras clases no era tan participativa.

Apenas la profesora se fue, los estudiantes se acercaron bastante animados.

“¿Alice esta lista para el combate?” Pregunto un estudiante con una mirada emocionada.

Ayer había terminado su combate contra Gregorio, pero desde que finalizo y se dejó ver a quien se enfrentaba, todos se emocionaron.

Su oponente era Oliver para la semifinal y él estaba preparándose con un gran entusiasmo.

Su entrenamiento siempre fue abierto y Oliver demostró una ferocidad como si quisiera sobrepasar sus límites.

Aurora también lo había visto y estaba impresionado por el entusiasmo que estaba tomando Oliver para su enfrentamiento con Alice.

No parecía querer solo ganar el torneo, sino que deseaba demostrar todo su potencial para tratar de lograr que su oponente tuviera un momento difícil.

“Si.” Respondió Alice con su típico tono indiferente y solo saco una bolsa de papitas.

Los labios de Aurora temblaron ante ese tono que muchos verían como frio, pero no pudo decir demasiado.

Los estudiantes no se enojaron o sintieron mal por esa simple respuesta, sino que la alabaron y luego se dirigieron a rodear a Clémentine que estuvo por acercarse.

Cuando todos se fueron, Nicole se acercó con una sonrisa.

“Alice siempre es muy conocida…” Murmuro Nicole con una sonrisa tímida al mirar a Alice.

Alice devolvió la mirada y señalo. “Creo que tú también empiezas a ser muy conocida…”

A donde estaba señalando eran a unos estudiantes que estaban mirando el combate de Nicole de ayer.

Su combate fue tan feroz pero tan lleno de entusiasmo que despertó el espíritu de muchos estudiantes.

Fue hasta tal grado que muchos estudiantes terminaron heridos y no pudieron participar en el siguiente combate.

“Solo me dejé llevar…” Murmuro Nicole bastante avergonzada.

Aurora no pudo evitar reírse al verla actuar de esa forma.

Tenía que admitir que su combate sin duda hizo que ella entrenara con más fuerza contra su maestra y los demás estudiantes hicieron lo mismo.

Nicole había dado pie a una iniciativa que se extendió por todos los estudiantes, pero a vez aumento la ferocidad de los combates e hizo que empezaran a aparecer heridos.

“Por cierto, ¿estás bien para tu próximo combate?” Pregunto Aurora con curiosidad y preocupación.

Era cierto que la barrera se encontraba activa e impedía heridas graves o fatales, sin embargo, la ferocidad de una batalla podía ocasionar daños que solo serían recuperados a corto plazo.

Fue igual para Nicole y Marc que terminaron no solo recibiendo heridas exteriores, sino que tuvieron algunas heridas internas.

Nicole ayer se le había roto una costilla y solo cuando Cithrel intervino se dio cuenta debido a la adrenalina de su combate.

“Si, estoy bien… Cithrel me ha estado cuidando mucho y me he podido recuperar hoy.” Dijo Nicole con una sonrisa animada.

Cithrel como una curadora de Rango S, ayudo a los estudiantes a recuperarse, pero priorizo a Nicole debido a su amistad.

Era cierto que un curador era poderoso y más uno como Cithrel que hizo que una recuperación de varios días se llevara a cabo en solo un día, pero eso no significaba que los otros tuvieron la misma suerte.

“Eso es grandioso. Escuche que muchos estudiantes se retiraron.” Comento Aurora agitando su cabeza.

No importa cuánto los curadores se esforzarán los estudiantes comunes tenían que tener un tiempo de descanso, algo que debido al número de estudiantes y el poco tiempo era imposible.

Ayer había 25 estudiantes participando en la sección de Rango B y hoy solo quedaban 8.

Fue una ‘masacre’ para los estudiantes de esa sección, ya que si su oponente daba todo para enfrentarlo uno mismo tenía que dar todo para contenerlo.

Y como eran del mismo rango, incluso aquellos con más experiencia tenían un momento difícil para ganar su combate a veces terminando herido en el proceso.

Eso significaba que el ganador y el perdedor terminaban heridos y si el ganador no podía luchar en la próxima ronda terminaba siendo descalificado.

Como no se podía retrasar los combates y se necesitaba que en la semana próxima se estén compitiendo por los puestos, terminaron descalificando a muchos estudiantes.

Ese fue un gran problema de la falta de organización del torneo académico de este año, pero para excusa de Edward que era quien lo organizaba, no espero que el combate de Nicole despertara el entusiasmo de todos.

“Al menos, me quedaré… Hasta que ya no pueda más.” Declaro Nicole con sus ojos brillando fuertemente.

Aurora solo dio una oración en su mente por aquellos que se convertirían en su oponente.

Al ver que Clémentine se acercaba, Aurora esta vez la miro curiosa y pregunto. “¿Cómo están los preparativos?”

Para el combate individual de Rango A quedaban cinco estudiantes.

Como solo cuatro podían enfrentarse para ir a la final, Edward pensaba seleccionar a uno que pasara la ronda final y luego cuando obtuviera los dos ganadores de los otros combates, la final se jugaría con tres estudiantes al mismo tiempo.

Había planeado hacer un combate de ‘todos contra todos’ para que solo uno quedara en pie, pero uno del grupo decidió retirarse dejando solo cuatro participantes.

El problema fue que los participantes de Rango A estaban demostrando demasiado entusiasmo al igual que los demás estudiantes.

Eso significaba que, desde Oliver, Clémentine, Alice o el oponente de Clémentine… Cada uno de ellos demostraba una ferocidad única a su manera.

No iban a salir con heridas ligeras y seguramente darían todo de sí para enfrentar a su oponente, lo que lo hizo abandonar, ya que como muchos Rangos A tenía trabajo luego del torneo y salir herido significaba perder días descansando.

“Si, me he preparado lo mejor posible… Pero también lo ha hecho mi oponente.” Respondió Clémentine y mientras sus ojos se volvían purpura por su energía psiónica, declaro. “No me importa ganar, voy a demostrar todo de lo que soy capaz.”

Si antes ellas luchaban con una muy alta seriedad, tras la batalla de Nicole su entusiasmo se multiplicó varias veces.

Aurora mirando a esas dos jóvenes extremadamente entusiastas, respiro aliviada por no participar en los combates.

******

Jordán respiro frío mirando la proyección.

Clémentine se estaba enfrentando a un mago como oponente.

Como un estudiante de año superior, Jordán conocía a ese individuo que estaba luchando.

Rachael Lawson, una estudiante de tercer año y una poderosa mago de fuego de Rango A.

Su talento en términos de mago era segundo, seguido de Edward que era un Rango S.

Ahora se enfrentaba a un estudiante de primer año que estaba demostrando una ferocidad impresionante.

Bolas de fuego volaban y explotaban alrededor de Clémentine, mientras ella usaba su energía psiónica para crear barreras a la vez que con su telequinesis disparaba escombros hacia Rachael.

El fuego ya se había extendido a gran parte de la arena y la barrera para proteger al público se había activado, pero igual ambos estaban enfrentándose como una ferocidad terrible.

*BOOM*

*BOOM*

*¡BOOM!*

Murmurando hechizos a gran velocidad Rachael usando su varita disparo bolas de fuego hacia Clémentine que estaba usando su telequinesis para mover su cuerpo con una agilidad que impresionaba a cualquier luchador.

A la vez que disparaba dagas de energía psiónica y agitaba su mano para enviar todos los escombros posibles para presionar a Rachael cuya barrera estaba llegando a su límite.

“¿Oliver no quieres mirar?” Pregunto Jordán y mirando el combate en la proyección de su reloj holográfico, comento. “Rachael ya está por lanzar su hechizo más fuerte.”

Al ver que no hubo respuesta miro a Oliver que estaba golpeando a una bolsa de boxeo, estaba tan concentrado que solo lo ignoro mientras que sus músculos se tensaban.

Jordán solo agito su cabeza impresionado.

Lo que inicio Nicole fue demasiado aterrador y a pesar de que Oliver antes ya quería ir a por todas, ahora solo ese deseo se hizo más fuerte.

Volviendo su mirada a la proyección, vio como Rachael preparaba un gran hechizo.

Las llamas de la arena se levantaron al agitar su varita y se elevaron al cielo mientras que Rachael seguía murmurando un hechizo.

Estaba usando pequeños hechizos para manipular el fuego como un Archimago de Rango S, pero esos pequeños hechizos formaban un hechizo mayor.

El fuego se elevó al cielo y empezó a rodear a Rachael.

“[Llamarada]” Murmuro Rachael y agito su varita hacia donde estaba Clémentine.

Una enorme llamarada fue disparada a Clémentine, que se detuvo al mirar el fuego que cubría su visión.

Sin embargo, ella creó una poderosa barrera psiónica para protegerse.

La llamarada quemo sus alrededores mientras ella empezaba a retroceder por la fuerza tan poderosa del fuego.

El sudor empezó a caer por el rostro de Clémentine, tal vez por el calor desbordante en el que se encontraba.

“¡Es suficiente!”

Antes de que su barrera psiónica se rompiera, un grito vino de Clémentine.

Una onda se extendió por los alrededores y cuando llego a los oídos de Rachael, sus ojos se volvieron blanco completamente aturdida.

Tomando ese momento, Clémentine abrió sus brazos y mirando al fuego que se extendía a los alrededores unió sus manos.

El fuego que se había vuelto salvaje empezó a reunirse en un punto ante el control de una psiónica y se formó una gran bola de fuego.

Cuando Rachael estaba despertando vio una esfera de su propio fuego, solo que esta vez no tenía control sobre ella y por supuesto ahora le causaría daño.

Si antes era su propio fuego y no la dañaría ahora parecía ser el fuego de otro mago de fuego.

Antes de que Rachael pudiera crear una barrera, Clémentine cuya nariz estaba sangrando la envió a volar contra su anterior dueña.

*BOOM*

La bola de fuego tenía tanto poder que hizo que la barrera para proteger a Rachael se activara mientras ella golpeaba el suelo debido a la fuerza expansiva.

No recibió heridas graves, pero que la barrera se activara significaba que ese ataque estaba afuera del límite que podía resistir.

Eso significaba que era su perdida.

“Clémentine gano…” Murmuro Jordán con una expresión bastante impresionada.

*Boom*

Oliver tenso sus músculos y golpeo la bolsa de boxeo destrozándola en partes.

Estiro su cuerpo y cerro sus puños con una gran fuerza mientras las venas aparecían en sus brazos.

“Entonces, es mi turno.”

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.